You are on page 1of 8

OEI - Si st emas Educat i vos Naci onal es - Chi l e 1

Indice del Capítulo 12
12. EDUCACIÓN DE ADULTOS ................................... 2
12.1 OBJETIVOS GENERALES................................................................................ 2
12.2 ANALFABETISMO............................................................................................. 2
12.2.1 Planes de alfabetización y post alfabetización ...................................................... 2
12.3 ORDENACIÓN DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS PRESENCIAL
PROMOVIDA POR EL MINISTERIODE DE EDUCACIÓN ................................... 3
12.4 CENTROS DE EDUCACIÓN DE ADULTOS...................................................... 3
12.4.1 Los Centros de Educación Integrada de Adultos, C.E.I.A. .................................... 3
12.5 DOCENTES DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS.............................................. 4
12.6 ORIENTACIONES METODOLÓGICAS ............................................................. 4
12.7 ALUMNADO DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS............................................. 4
12.8 MECANISMOS DE EVALUACIÓN Y PROMOCIÓN DE CURSO...................... 4
12.9 LA EDUCACIÓN DE ADULTOS A DISTANCIA PROMOVIDA POR EL
MINISTERIO DE EDUCACIÓN.............................................................................. 5
12.10 EDUCACIÓN DE ADULTOS PROMOVIDA POR MINISTERIOS DISTINTOS
AL DE EDUCACIÓN.............................................................................................. 5
12.11 EDUCACIÓN NO FORMAL DE INICIATIVA PRIVADA ................................... 6
OEI - Si st emas Educat i vos Naci onal es - Chi l e 2
12. EDUCACIÓN DE ADULTOS
12.1 OBJETIVOS GENERALES
La Educación de Adultos (EDA) no sólo cubre la transmisión de contenidos de programas de estudio
a los participantes, sino que además incluye actividades relativas al desarrollo de la comunidad,
formación profesional, capacitación en técnicas elementales, actividades extraprogramáticas o recrea-
tivas, etc. Por otro lado, atiende simultáneamente al profesional, al técnico, al empleado o funcionario,
al campesino, a la dueña de casa, al obrero, al adulto analfabeto, al adulto con escolaridad incompleta
y al adulto en general, cualquiera sea su situación socioeconómica, cultural o laboral.
Dentro de la estrategia general establecida en un Plan de Mejoramiento de la Educación de Adultos,
el objetivo general ministerial en la EDA es promover y favorecer la implementación de programas de
formación integrada de adultos, a través de acciones educativas presenciales y a distancia, que
respondan a las necesidades educacionales, de calificación laboral y profesional y de participación social
de la comunidad, en relación con las necesidades de desarrollo regional y local.
Para alcanzar los diferentes aspectos de este objetivo general, el Ministerio de Educación
encamina sus esfuerzos en varias direcciones, procurando efectiva coordinación entre ellos. Las tareas
principales en este campo son:
- Elaborar e implementar programas de alfabetización y postalfabetización (alfabetización funcio-
nal), con énfasis en los contenidos de participación cultural y laboral.
- Elaborar y validar programas de Enseñanza Básica, Media Humanista-Científica y Técnico-
Profesional de adultos y sus correspondientes materiales didácticos, para acciones educativas
presenciales y a distancia, que sean adecuados a la realidad del adulto.
- Elaborar, validar e implementar programas de educación para la comunidad, promoviendo la
participación social, tanto en sus contenidos y metodologías como en los procesos de elaboración
e implementación.
- Crear, o fortalecer, en el caso de que existan, Centros Integrados de Educación de Adultos, como
unidades educativas específicas que permitan la realización de programas de educación de adultos
en todas sus modalidades incluyendo la capacitación laboral, de acuerdo con las necesidades
regionales y locales.
- Revisar el marco jurídico vigente y proponer normas que correspondan a las necesidades actuales
de la educación de adultos, acorde con la política de mejoramiento de la calidad de la educación
con equidad.
12.2 ANALFABETISMO
Las cifras históricas de analfabetismo en Chile continúan bajando, y en 1990 representan un 5,6%
del total de la población mayor de 15 años del país. Aunque este porcentaje general es menor en las áreas
urbanas, con un 3,9%, las mujeres se encuentran por sobre el promedio nacional, tanto en las áreas
urbanas como rurales, donde la cifra general alcanza al 15,8%, con un 16,4% de mujeres
12.2.1 Planes de alfabetización y post alfabetización
Los programas de alfabetización se vienen realizando con cierta regularidad en el país, impulsados
por el Ministerio de Educación y con colaboración de distintas instancias públicas y privadas.
El programa de alfabetización 1990-93 pretende atender un total de 80.000 personas. La
implementación de las actividades se realiza en el propio lugar de trabajo de los participantes, en sus
comunidades o en establecimientos educacionales, con profesores alfabetizadores preparados espe-
cialmente. El programa cuenta con material didáctico de apoyo (100.000 ejemplares de un texto base,
el cual incluye expresiones culturales propias de las comunidades, tales como refranes, leyendas,
cuentos, etc.) Además, se elaboran materiales de alfabetización regionalizados para expresar más
apropiadamente la realidad de las regiones.
La postalfabetización incluye temas que están estrechamente vinculados con las exigencias
laborales de los adultos y, al igual que la alfabetización, cuenta con material especialmente elaborado,
con monitores y supervisores preparados para esta labor.
OEI - Si st emas Educat i vos Naci onal es - Chi l e 3
12.3 ORDENACIÓN DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS PRESENCIAL
PROMOVIDA POR EL MINISTERIODE DE EDUCACIÓN
La Educación de Adultos formal se desarrolla a través de una estructura que comprende la
Educación Básica y Media, además de los programas y acciones de alfabetización y post alfabetización
ya señalados.
La Educación Básica comprende 3 niveles, correspondientes a un año lectivo cada uno. El 1er. nivel
incluye la alfabetización y la aprobación del 3er. nivel permite al alumno incorporarse a la Educación
Media Humanístico Científica o Técnico Profesional de Adultos.
La Educación Básica es además equivalente a dos opciones: la Educación Fundamental y la de
Educación Técnica Elemental.
La Educación Fundamental de Adultos busca, al mismo tiempo que dar una formación general a
los alumnos, entregarles conocimientos técnicos básicos que les permitan conocer o mejorar sus
técnicas productivas. El plan de estudios de la E.F.A. tienen tres áreas: Area Común de Formación
General; Area Técnica, de capacitación diferenciada; Area Complementaria, que incluye actividades
para el desarrollo físico, artístico y de la participación de los alumnos.
La Educación Técnica Elemental de Adultos (ETEA), se imparte, (luego de un primer nivel de
educación fundamental), en 2 años lectivos, que combinan formación general y capacitación laboral. El
plan de estudios contempla también tres áreas: Educación General, Educación Técnica y Area de
Actividades Complementarias. Se completa la ETEA con otros dos años, éstos correspondientes a
Enseñanza Media, que son equivalentes al primer ciclo de este nivel.
La Educación Media Humanístico-Científica de Adultos puede cumplirse en 2 ó 4 años de estudio.
A su vez la modalidad Técnico-Profesional de este nivel puede cumplirse en 3 ó en 4 años.
Las personas recluidas en recintos penales pueden iniciar o continuar la Educación Básica y Media,
Humanístico-Científica y Técnico-Profesional, si las circunstancias lo permiten.
12.4 CENTROS DE EDUCACIÓN DE ADULTOS
La Educación Formal de Adultos presencial, se realiza, en todos sus niveles y modalidades,
principalmente en establecimientos públicos de educación regular de niños y adolescentes y, en algunos
pocos casos, en locales de uso exclusivo para adultos.
Los establecimientos de Educación General Básica funcionan en jornada vespertina o nocturna,
que generalmente se desarrolla de 19 a 21 horas, desde marzo a diciembre de cada año.
La Educación Media de Adultos en sus modalidades Humanístico-Científica y Técnico Profesional,
se desarrolla en una jornada vespertina o nocturna desde las 19 horas hasta las 22 ó 24 horas
respectivamente. Ambas modalidades disponen de planes y programas de estudios propios.
Además de las escuelas y liceos existen otros establecimientos educacionales para adultos,
dependientes de Corporaciones, de sostenedores privados o de instituciones privadas que desarrollan
programas educativos en el área de la formación profesional, de capacitación laboral o de la formación
humanístico-científica, con planes y programas de estudio aprobados por el Ministerio de Educación.
Normalmente, estos establecimientos educacionales atienden, en jornadas diurnas y vespertinas, a los
adultos o jóvenes que aspiran ingresar al mundo del trabajo, en las áreas de actividades agropecuarias,
mecánica, servicios y técnicas, o que desean perfeccionarse para incorporarse, mantenerse o ascender
en su campo laboral, social, cultural, familiar, cívico, etc. Existen también establecimientos que entregan
formación general y capacitación técnica en servicios de hogar, con especialización en el área culinaria.
A los ya descritos, se agregan los establecimientos que entregan educación Humanístico-Científica
en 2 años lectivos, utilizando material de autoaprendizaje, con apoyo de educadores.
12.4.1 Los Centros de Educación Integrada de Adultos, C.E.I.A.
Dentro del programa ministerial de Mejoramiento de la Educación de Adultos, se ha impulsado la
creación y el desarrollo de Centros de Educación Integrada de Adultos. Se trata de unidades educativas
exclusivas para adultos, que procuran ofrecer simultáneamente los programas de educación general,
técnico-profesional, y educación para el desarrollo y la participación social, contenidos en las diferentes
modalidades de la Educación de Adultos. Actualmente hay implementados 37 CEIA en las regiones del
país.
OEI - Si st emas Educat i vos Naci onal es - Chi l e 4
En 1991, se desarrollaron programas bajo el objetivo denominado “Educación para la Comunidad”.
La existencia de convenios establecidos con organizaciones no-gubernamentales, ONG, ha permitido
que éstas se responsabilicen de elaborar y contribuir a validar materiales didácticos para los diferentes
programas, a saber:
- Educación familiar
- Educación para la formación y organización de Centros de Padres
- Educación para la mujer
- Educación para la juventud
- Educación para el medio ambiente.
12.5 DOCENTES DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS
El personal docente que cumple funciones en educación de adultos proviene regularmente de los
contingentes de profesores que enseñan a niños y adolescentes y que participan en programas de
capacitación o perfeccionamiento en Andragogía reconocidos oficialmente.
12.6 ORIENTACIONES METODOLÓGICAS
El método directo es el más utilizado en la enseñanza aprendizaje de los educandos adultos, es
decir, el profesor que informa, explica, interroga, califica en relación a los contenidos y objetivos previstos
en los correspondientes programas de estudios. La mayor parte de estos educadores trabaja con cursos
de niños en el día y con adultos en la noche.
El Decreto Nº 77 de 1982, que aprueba planes y programas de Educación Presencial de Adultos
Básica y Media Humanístico-Científica, establece las asignaturas, cantidad de horas de clases
semanales y totales anuales, para cada nivel en Educación Básica y en cada curso de Educación Media.
Las asignaturas son: Castellano, Matemática, Ciencias Sociales y Ciencias Naturales en Educación
Básica, y Castellano, Filosofía, Ciencias Sociales, idiomas Francés e Inglés, Matemática, Biología,
Física y Química, en Educación Media.
Desde el punto de vista operativo, la educación de adultos se desarrolla principalmente por el
impulso estatal y mediante la formación profesional, la experiencia, esfuerzo y compromiso de los
docentes que realizan la acción educativa con adultos. Estos docentes cuentan con el apoyo de los
Supervisores de Educación de Adultos dependientes de las Direcciones Provinciales de Educación.
12.7 ALUMNADO DE LA EDUCACIÓN DE ADULTOS
Los requisitos de ingreso a la Educación Básica de Adultos son tener 15 años de edad como mínimo
y el certificado de promoción del curso anterior al que postula, o la condición de analfabeto para acceder
al primer nivel de escolaridad.
Para la Educación Media de Adultos, los requisitos de ingreso son 18 años de edad como mínimo
y el certificado de promoción al curso que la persona desea postular.
12.8 MECANISMOS DE EVALUACIÓN Y PROMOCIÓN DE CURSO
Los mecanismos de evaluación y promoción de cursos para la Educación Básica y Media están
establecidos en el Decreto Nº 146 de 1988: evaluación trimestral o semestral, según decisión del
establecimiento, y nota mínima de aprobación de 4.0. Sin embargo, la Educación Fundamental de
Adultos (EFA) y la Educación Técnica Elemental de Adultos (ETEA), se rigen por las normas establecidas
en el Decreto Nº 348 de 1988, en consideración a sus características y objetivos, destinados a personas
interesadas en adquirir, además de la formación general básica y media, una capacitación ocupacional.
En la EFA, la evaluación se realiza utilizando los conceptos “Promovido” para el alumno que cumple
los objetivos del curso, y “En Proceso”, para quien no los haya aún alcanzado. al final del curso. Se exige
en la EFA un 70% de asistencia mínima a los cursos.
En la ETEA, los alumnos son calificados en una escala de notas de 1 a 7, estructurada también en
conceptos: 1a 3, Insuficiente; 4, Suficiente; 5, Bueno; 6, Muy Bueno; 7, Excelente. La nota mínima de
aprobación y promoción es 4.0 en cada una de las áreas, no obstante haber reprobado una asignatura
en el área de Formación General. Se exige un mínimo de 80% de asistencia a los cursos.
OEI - Si st emas Educat i vos Naci onal es - Chi l e 5
En la EFA también el Plan de Estudio de Educación de Adultos Vespertino y Nocturna en dos años
lectivos, equivalente a la Educación Media Humanísto-Científica de adultos, combina la enseñanza
presencial y el autoaprendizaje.
12.9 LA EDUCACIÓN DE ADULTOS A DISTANCIA PROMOVIDA POR EL
MINISTERIO DE EDUCACIÓN
El Ministerio de Educación, por Decreto Nº 115 de 1987, aprobó Planes y Programas Experimen-
tales de Estudio de Educación Media Humanístico-Científica para la Educación Abierta de Adultos. En
su considerando 2º establece que “la Educación de Adultos debe propender a la autoeducación como
una forma natural de su proceso educativo, poniendo en práctica instancias educativas abiertas, con
características propias, adecuadas a los requerimientos nacionales, regionales y locales, con un marco
curricular funcional, a fin de responder a los intereses, necesidades y características de la población a
atender”.
La Educación de Adultos a Distancia, ha sido desarrollada mayoritariamente por el Ministerio de
Educación, elaborando y ejecutando programas que, posteriormente, han ido entregándose a estable-
cimientos municipalizados y privados, pues las experiencias conocidas han demostrado que la
Educación a Distancia o su combinación con la educación formal es una respuesta concreta factible
mejoramiento de la calidad de la Educación de Adultos.
La Educación a Distancia, fomenta metodologías de autoaprendizaje, ya que el adulto, por sus
variadas responsabilidades y falta de tiempo, puede estudiar en sus momentos libres en cualquier lugar
y a cualquiera hora.
En cuanto a los contenidos, son los mismos que entregan la educación formal, por lo que los
objetivos no varían, sólo cambio la forma de internalizarlos. Respecto a los participantes, ellos provienen
del campo laboral. Son personas que, generalmente, no pueden participar en los programas formales
por falta de tiempo suficiente.
Los requisitos de ingreso a la Educación a Distancia son los mismos de la Educación presencial:
15 años de edad y ser trabajadores, cumplir con los períodos de evaluación, control y ejercitación.
Los períodos lectivos pueden ser más cortos o no haberlos, puesto que los educandos pueden y
lograr en menor tiempo, dependiendo del esfuerzo personal.
Aunque en esta modalidad educativa la responsabilidad es del educando, se constituyen cursos
o grupos de alumnos, para efectos de encuentros e intercambios de experiencias y promover la
participación. Los profesores adscritos a esta modalidad cumplen la función de evaluadores y tutores.
12.10 EDUCACIÓN DE ADULTOS PROMOVIDA POR MINISTERIOS DISTINTOS
AL DE EDUCACIÓN
La Educación de Adultos es realizada esencialmente a través del sistema educacional formal y a
través de los programas que, impulsados por el Ministerio de Educación se ejecutan en establecimientos
educacionales principalmente municipales.
Sin embargo, hay acciones educativas cuya población objetivo es adulta, y que tienen como fin
esencial la capacitación y el desarrollo de competencias para el desempeño laboral de los participantes.
En este ámbito, el Ministerio del Trabajo cumple un importante papel, a través del Servicio Nacional de
Capacitación y Empleo, SENCE.
El SENCE es un organismo técnico del Estado, funcionalmente descentralizado y con personalidad
jurídica de derecho público que se relaciona con el Gobierno a través del Ministerio del Trabajo y
Previsión Social. Está encargado de fomentar y promover las acciones de capacitación ocupacional,
para lo cual cuenta con sedes en todas las regiones del país.
Sus funciones principales están definidas en el Decreto con Fuerza de Ley Nº 1 de 1989, a saber:
proporcionar orientación ocupacional a los trabajadores; fomentar, aprobar y supervisar las acciones de
capacitación ocupacional realizadas por las empresas y autorizar a los organismos que las imparten; y
administrar un programa de becas de capacitación para personas de escasos recursos.
La capacitación ocupacional, en la legislación señalada aparece como “el proceso destinado a
promover, facilitar, fomentar y desarrollar las aptitudes, habilidades o grados de conocimientos de los
trabajadores, con el fin de permitirles mejores oportunidades y condiciones de vida y de trabajo y de
OEI - Si st emas Educat i vos Naci onal es - Chi l e 6
incrementar la productividad nacional, procurando la necesaria adaptación de los trabajadores a los
procesos tecnológicos y a las modificaciones estructurales de la economía.”
El SENCE no es un organismo de ejecución de capacitación para el trabajo, sino un promotor y
supervisor de las acciones públicas y privadas en ese ámbito. La supervisión y la aprobación que el
SENCE practica sobre las acciones de capacitación están guiadas por tres criterios fundamentales:
- el desarrollo de competencias para insertarse dignamente, productivamente y con seguridad, en
procesos de orden tecnológico o administrativo;
- el desarrollo de competencias para componer equipos de trabajo e interrelacionarse eficazmente
en el ámbito laboral;
- el desarrollo de competencias para distinguir y aplicar tecnologías y modos de trabajo que
preserven el medio ambiente y la seguridad personal.
Durante 1990, el SENCE aprobó y supervisó un total de 55.530 cursos programados por empresas
adscritas, en los cuales participó un total de 249.505 trabajadores.
12.11 EDUCACIÓN NO FORMAL DE INICIATIVA PRIVADA
En el campo de la educación no formal de adultos impulsada por iniciativa de instituciones o
agencias privadas, las acciones más significativas han sido desarrolladas bajo la denominación
“Educación Popular”. Las instituciones principales en este ámbito en Chile han sido Organizaciones No
Gubernamentales y otras de las iglesias o vinculadas a ellas. Las circunstancias que vivió el país durante
más de una década y media a partir de Septiembre de 1973, determinaron que la acción educativa
realizada por estas instituciones tuviera diferenciaciones prácticas según el tipo de participantes y el tipo
de problemas abordados. En general, los proyectos y programas implementados están definidos como
de "educación para la acción", "educación popular", "acción social"
Aunque la sistematización de la información sobre estas acciones es aún parcial, a raíz de que la
información -sobre todo cuantitativa-, es incompleta, propondremos una descripción basada en un
estudio realizado en 1989, aunque con datos anteriores
1
.
Dependencia de las instituciones. El estudio considera a 61 instituciones, casi un tercio de las
estimadas existentes en el país. Están distribuidas principalmente en Santiago, la capital, y en el sur del
país. Sin embargo, el trabajo de las instituciones tiene carácter urbano en el 27.9% de ellas, rural en el
39.2% y urbano/rural en el 32.8%.
Respecto de su vinculación o dependencia, 26 de ellas (42.6%) son laicas autónomas; 7 son laicas
con convenio con la Iglesia Católica; 13 dependen de la Iglesia Católica; 10 son organismos de la Iglesia
Católica; y 5 dependen de otra Iglesia. Aunque son datos de una muestra de instituciones, se observa
que la presencia eclesial en la educación popular es en alrededor de la mitad de las instituciones
analizadas.
Población con la que trabajan. Aunque no se trata exclusivamente de población adulta, la mayoría
de los proyectos están además enfocados a personas definidas por su condición social o laboral. A
continuación se indican los tipos de población con las cuales las instituciones han trabajado. El resultado
es mayor que el número de instituciones, pues algunas trabajan en más de un área.
Tabla 12.4
Tipos de Población Nº de Instituciones
Pobladores organizados 9
Pobladores en general 16
Campesinos 31
Trabajadores organizados 14
Jóvenes estrato popular urbano 8
Jóvenes en general 9
Mujeres 6
Mujeres y niños 10
Pobladores y campesinos 9
1. Fuente: García-Huidobro, Juan Eduardo: Las instituciones y la Educación Popular”, en García-Huidobro J.E., S. Martinic e I. Ortiz:
Educación Popular en Chile. Trayectoria, experiencias y perspectivas, Santiago de Chile, CIDE, 1989.
OEI - Si st emas Educat i vos Naci onal es - Chi l e 7
Areas de trabajo de las instituciones. Dadas las características de la población participante, por un
lado, y las del contexto social y económico en que las acciones de las instituciones privadas se realizan,
las áreas de trabajo están determinadas por necesidades de tipo socio-político y también de capacitación
para la subsistencia, salud, e integración familiar. De 99 proyectos realizados, se extrae la presencia de
las siguientes áreas:
Tabla 12.5
Areas de Acción Nº de Instituciones
Capacitación técnico-productiva 19
Asistencia técnica 16
Formación de monitores, líderes 15
Familia/niño 11
Religión/Pastoral 11
Organización popular 10
Salud y salud mental 10
Sindical 19
Ganadería/agricultura 8
Cultura/arte 6
Comunicaciones 6
Derechos Humanos 4
Vivienda 2
Fuente: Idem tabla anterior
Regresar a Índice Chile