You are on page 1of 6

LA ESTRUCTURA DE LOS MITOS

(Eliade Mircea)

La importancia del “mito vivo”
A mediados del siglo XX se empieza a considerar al mito de una manera diferente: en vez de tratarlo
como una fábula, como una ficción, se comprende de tal como lo hacían las sociedades arcaicas; es decir
como una historia verdadera, con gran valor, ya que es sagrada (de origen divino), ejemplar
(proporciona modelos de conducta) y significativa (le da sentido a la vida de aquellas sociedades).
Fueron los griegos quienes empezaron a criticar a Homero y a Hesíodo, vaciando el mito de valor
religioso y convirtiéndolo en “todo lo que no puede existir en la realidad.
En aquellas sociedades arcaicas el mito tiene “vida”, es decir que proporciona modelos de conducta y le
da valor y sentido a la existencia humana. Se trata de entender al mito de esta manera.

El interés de las mitologías primitivas
Las grandes mitologías que acabaron por escribirse o aquellas primitivas que fueron transmitidas de
manera oral, a lo largo del tiempo se han transformado debido a la influencia de otras culturas o la
creación de algún individuo.
Sin embargo es preferible empezar el estudio del mito en las sociedades arcaicas y tradicionales, ya que
allí, a pesar de sus modificaciones, los mitos aún están vivos y justifican todo comportamiento y
actividad de los hombres.

Ensayo de una definición del Mito
El mito cuenta una historia sagrada, cuenta un acontecimiento que tuvo lugar en el tiempo fabuloso de
los comienzos. Dicho de otra manera: cuenta como, gracias a la hazaña de seres sobrenaturales, una
realidad ha venido a la existencia, ya sea el todo (cosmos) o un fragmento (una isla, un comportamiento,
etc.). Siempre es el relato de una creación, siempre cuenta como algo se ha producido, ha comenzado a
ser. Los personajes son seres sobrenaturales y se los conoce por lo que han hecho en el tiempo de los
comienzos. Describen las diversas irrupciones de lo sagrado o sobrenatural en el mundo y es esta
irrupción la que fundamenta el mundo y lo hace tal como es. Es más. El hombre es lo que es, sexuado,
mortal y cultural gracias a las intervenciones sobrenaturales.
El mito es una historia sagrada, y por lo tanto verdadera, ya que se refiere siempre a realidades. El
hecho de que relate lo que hicieron los seres sobrenaturales se convierte en el modelo ejemplar de
todas las actividades humanas significativas., y las actividades profanas del hombre encuentran sus
modelos en los actos de los seres sobrenaturales. Por lo tanto la función principal del mito es revelar los
modelos ejemplares de todos los ritos y actividades humanas significativas.

Historia verdadera- Historia falsa
En las sociedades que aun viven en mito se distinguen historias verdaderas de falsas.
Las historias verdaderas son aquellas en las que nos encontramos frente a lo sagrado y lo sobrenatural,
hablan sobre los orígenes y creaciones y sus personajes son seres sobrenaturales. Las historias falsas por
el contrario son aquellas de contenido profano y cuentan historias o aventuras edificantes de animales
por ejemplo.
Al ser los mitos de carácter sagrado y considerados como verdaderos, no se pueden contar de manera
indiferente. En muchas tribus no son contados a mujeres o niños no iniciados. Generalmente, los mitos
son contados mediante un ritual de iniciación en un periodo de aislamiento.
La historias falsa si pueden contarse en cualquier momento y sitio no como los mitos que deben ser
contados más que durante un lapso de tiempo sagrado.

Lo que revelan los mitos
En ambos casos las dos narraciones presentan historias que han ocurrido en un pasado lejano y
fabuloso. Los personajes de los mitos son dioses y seres sobrenaturales y los de los cuentos héroes o
animales maravillosos pero en ambos casos, no pertenecen al mundo cotidiano.
Distinguen estas historias por que lo que narran los mitos les concierne directamente en cambio los
cuentos no han modificado su condición humana.
Los mitos entonces no relatan solo orígenes sino todos los acontecimientos a partir de los cuales el
hombre a llegado a ser lo que es hoy: mortal, sexuado, organizado en sociedad, obligado a trabajar para
vivir y que trabaja bajo reglas. El hombre es lo que es como resultado de los acontecimientos míticos.
El mito es de mayor importancia que la fábula, ya que enseña las historias primordiales que le han
constituido esencialmente.
El hombre moderno diría “soy lo que soy por que una serie de acontecimientos a ocurrido que abrieron
el paso a descubrimientos científicos, por que tuvo lugar la revolución industrial, etc.
Un primitivo diría que es lo que es por q una serie de acontecimientos ocurrieron antes de él, pero
ocurrieron en tiempos míticos y son historias sagradas. El hombre moderno no esta obligado a conocer
la historia humana en su totalidad, en cambio el hombre arcaico no solo está obligado a rememorar la
historia mítica de su tribu sino que la reactualiza constantemente.
Lo que ocurrió debe repetirse a través de los ritos. Es esencial para el conocer los mitos, ya que le
ofrecen una explicación del mundo y de su modo de existir, y también al reactualizarlos puede repetir lo
que los dioses, antepasados o héroes hicieron, aprenden a a encontrar las cosas y a hacerlas reaparecer.

Lo que quiere decir conocer los mitos
Las historias narradas por los mitos son de un orden esotérico ya que son secretas, se transmiten
durante una iniciación y este conocimiento va acompañado de un poder mágico y religioso. Conocer los
orígenes de las cosas equivale a adquirir sobre ellos poder mágico por el cual se logra multiplicar o
manejar dichos objetos.
En general no basta con conocer el mito del origen, hay que recitarlo y mostrar su conocimiento. Al
recitarlo se deja uno impregnar en la atmósfera sagrada de dichos acontecimientos. Al recitar los mitos
se reintegra a a ese tiempo fabuloso y uno se hace contemporáneo de los acontecimientos evocados. Al
vivir los mitos, se sale del tiempo profano y se desemboca en un tiempo sagrado, primordial y
recuperable. No es una conmemoración a los acontecimientos míticos sino su reiteración.



LOS ORIGENES DEL PENSAMIENTO GRIEGO
(Jean Pierre Vernant)

Capítulo III: La crisis de la soberanía
En el siglo XII a.C. los Dorios avanzan y se imponen sobre la civilización micénica. Se dieron una serie de
cambios culturales. Se pasa de la edad de bronce a la edad de hierro.
Uno de los grandes cambios es que se dispone una distancia infranqueable entre los hombres y los
dioses, desapareciendo la personalidad del Rey divino. Caerá el sistema palatino y se intentará
encontrar un equilibrio entre los diferentes conflictos que se presentan, así nacen la reflexión moral y
especulaciones políticas que definirán una primera forma de sabiduría (Sophia) que no tendrá como
objeto la physis sino al mundo de los hombres.
Durante este período la monarquía cae en Grecia, dejan de existir el “anax” que se imponía a través del
palacio sobre las personas y actividades. Se separa la función militar de la del soberano. El gobierno es
delegado en virtud de una decisión humana que supone enfrentamiento y discusión. La imagen del rey
se remplaza por la idea de funciones sociales especializadas.
La política también adquirió un nuevo tinte. En la plaza ´pública se enfrentan con palabras y discursos y
son en esta nueva sociedad un grupo de iguales que debaten sobre las formas de la sociedad. Las
construcciones urbanas ya no giran alrededor del palacio, sino alrededor del “ágora” o la plaza pública
en donde se debaten los problemas de interés general en una asamblea donde participan hombres
mayores, nativos y libres. A partir de este momento en que las ciudad se centra en la plaza publica se
habla de polis.

Capítulo IV: El universo espiritual de la polis
La aparición de la polis significa, dentro del pensamiento griego, un cambio en los planos intelectual y de
las instituciones que solo al final llegará a sus máximas consecuencias.
El sistema de la polis implica una primacía de la palabra sobre otros instrumentos de poder. La palabra
se convierte en herramienta política por excelencia.
Este poder de la palabra (Peitho: fuerza de persuasión) ya no es como la Themis, (justicia divina) que
pronunciaba el rey con expresiones y rituales religiosos. Sino que es un debate contradictorio, una
discusión, una argumentación, que se da en una asamblea. Supone un público al cual se la dirige como
juez que decide en última instancia entre la tesis y la antítesis presentadas, y es esta elección humana la
que mide la fuerza de persuasión de los discursos.
Todas las cuestiones que antes el soberano reglamentaba, y que definen el campo de la arkhe
(gobierno) son ahora sometidas al arte oratorio deberán ser sometidas a un debate.
Hay, entonces una estrecha relación entre política y logos. El arte político es un ejercicio del lenguaje y
el logos adquiere conciencia de si mismo, de sus reglas etc., a través de la función política. Son la
retórica y la sofística las áreas que estudian las formas de discurso como instrumento de victoria en la
asamblea. Asi van surgiendo los profesionales del lenguaje, expertos en retórica, quienes dan lecciones y
cobran por las mismas, sin importar a quien se le enseña.
Otro rasgo de la polis, es el carácter de plena publicidad en las manifestaciones de la vida social. Has
dos aspectos de esta publicidad:
-Se manifiestan los intereses con sentido común, se parte de la idea de que un bien tiene que ser
favorable a todos y se opone a un interés privado o egoísta.
-todas las acciones públicas que se resuelven en la polis, deben ser a la vista de todos, en la asamblea en
plena luz del día en contraposición con los procedimientos secretos.

Esta doble publicidad pone a la vista de todos, las conductas, los conocimientos que antes pertenecían al
basileus o a la gene que gobernaba.
Este movimiento de democratización y divulgación traerá consecuencias en el plano intelectual.
Al convertirse en elementos de una cultura común, los conocimientos, valores, etc., son llevados a la
plaza pública y sometidos a crítica y debate. Ya no se los mantiene como garantía de poder en
determinadas familias. Contraria al poder absoluto del monarca, la ley de la polis implica que todas las
posturas sean sometidas a debate, Ya no se imponen por la fuerza del carácter religioso.
La escritura suministrará el medio de una cultura común y permitirá una divulgación completa de
aquellos conocimientos que antes eran reservados. La escritura ya no será reservaba a unos pocos
escribas, sino una técnica de amplio uso, libremente difundida en público.
Las leyes, al ser escritas, lo que se hace es asegurar su permanencia, se las sustrae de la propiedad
privada del basileus (que las decía oralmente) y se transforman en bien común, que puede ser aplicado
a todos por igual. La dike (justicia humana) deja de depender de los reyes y aparecerá como regla común
a todos, racional sometida a discusión y modificable.
Al hacerse público un saber a través de la escritura, lo que se quiere es hacer de él un bien común a la
sociedad. Una vez divulgada la sabiduría adquiere consistencia y objetividad, se constituye como verdad.
Deja de ser un objeto religioso reservado a unos pocos.
No sin resistencia la sociedad paso a la plena publicidad
En el terreno de la religión se desarrollan al margen de la ciudad asociaciones basadas en el secreto.
Estas sectas y cofradías son grupos cerrados y jerarquizados y eligen a sus miembros a través de una
serie de pruebas que deberán pasar. Estos elegidos no tienen incidencia en lo político y son
considerados puros y santos. Esta iniciación se ofrece sin restricción de nacimiento, pero el
conocimiento no se coloca en perspectiva de publicidad. Se aspira a transformar al individuo con
independencia del orden social, llevarlo a un orden de vida distinto.
Las enseñanzas de la Sabiduría también buscan cambiar al hombre desde adentro y elevarlo a una
condición superior. Si la ciudad se dirige al sabio es por q se encuentra en desorden y este se presenta
como un ser excepcional. Cuando el sabio se dirige a la ciudad lo hace para transmitirle una verdad que
es ajena a la vida ordinaria. Entonces las primeras sabidurías es una contradicción: se entrega al publico
un saber que a la vez es inaccesible a la mayoría. Aunque expresa el secreto lo hace con palabras que
muchos no comprenden. Lleva el misterio a la plaza pública, lo expone a debate pero no deja de ser un
misterio. Los ritos de iniciación de la sophia son distintos, son remplazados: una regla de vida, un camino
de ascenso técnicas de argumentación o matemáticas., pero también mantiene las antiguas practicas
de concentración, de separación de alma del cuerpo.
La filosofía la nacer esta en una posición ambigua: esta emparentada a la vez con las iniciaciones del
misterio y con las controversias del angora; está entre el espíritu del secreto propios de las sectas y la
publicidad del debate propio de la plaza pública.
Un ejemplo de sectas, son los pitagóricos que eran un grupo cerrado que se negaba a entregar su
escritura para q sea esotérica. Los sofistas en cambio se entregan plenamente a la vida publica,
preparan para el ejercicio del poder a los ciudadanos a cambio de dinero. El filosofo oscilara entre estas
dos actitudes. A veces convencido de que es el único que puede dirigir el estado pretenderá en nombre
de su saber reordenar la ciudad. Otras veces se retirara del mundo con sus discípulos en busca de una
sabiduría privada, renunciando a la vida pública.
Otra característica de la polis es que los que componen la ciudad por distintos que sean en función de su
origen, su función, aparecen en ciertos modos similares. Esta similitud funda la unidad en la polis. Ya no
hay relaciones de jerarquización y dominación. Todo el que participe del estado será considerado
semejante. (isocratia)Hay una democracia directa.
Aparece el hoplita, pesadamente armado, que combate en fila, en formación cerrada siguiendo el
principio de la falange en contraposición de lo hippeis (los q lideran la batalla a caballo) Este ultimo es el
héroe homérico, para el cual lo que contaba era la para el cual lo que contaba era la proeza individual.
Pero el hoplita rechaza el combate singular, la proeza individual. Se lo entrena para marchar en fila, para
para lanzarse al mismo tiempo que los demás al enemigo. La falange hace del hoplita una unidad
intercambiable un elemento similar a todos los otros, la cohesión del grupo, el efecto de masa son los
nuevos instrumentos de la victoria.