You are on page 1of 5

Mindy Brandenburg

María: la amistad entre la familia de Efraín y los esclavos
María es una novela escrito del colombiano Jorge Isaacs. La novela fue publicada en
1869 en la ciudad de Bogotá, Colombia. Es muy famosa y hoy en día es una de las novelas más
leídas y estudiadas en Hispanoamericana. ¿Por qué es esta novela tan importante? Pues, María es
una novela romántica y costumbrista. Tiene unas temas que todo el mundo puede relacionarse
con: el amor, la muerte, la educación, la religión, la esperanza, y la desesperación. Una de las
temas muy importante de la novela es la relación entre la familia y los esclavos. Normalmente,
los esclavos fueron tratados mal pero la familia en María es muy simpática y los trató con
respeto y tiene una amistad con los esclavos.
Es importante notar los antecedentes de la familia antes de discutir sobre el tema de la
amistad entre ellos y sus esclavos. La protagonista es Efraín, un estudiante que se cae enamorado
de María. Su padre adoptó a María cuando era una niña joven porque su madre murió y era una
buena amiga con la familia. Ellos tenían un negocio exitoso, una hacienda muy grande, y varios
esclavos. Por esta razón, la familia era de una clase social alta.
En capitulo cinco de María, hay una descripción de los esclavos. “Los esclavos, bien
vestidos y contentos, hasta donde es posible estarlo en la servidumbre, eran sumisos y afectuosos
para con su amo (Isaacs p.60).” Esta descripción nos permite conocer que los esclavos eran
tratados bien. Habrían estado vestidos con harapos si la familia no se preocupó de ellos.
También, es obvio que los esclavos eran obediente al padre de Efraín y eran contentos. Efraín
supo que su padre era un amo justo, un rasgo que respetó. “Pude notar que mi padre, sin dejar de
ser amo, daba un trato cariñoso a sus esclavos, se mostraba celoso por la buena conducta de sus
esposas y acariciaba a los niños (Isaacs p.61).”
Luego en capitulo cinco, hay una matrimonio entre dos esclavos, Bruno y Remigia.
Efraín y su padre visitaron la hacienda para visitarlos. Cuando el padre está hablando a Bruno
sobre la boda, demuestra un interés genuino. Él preguntó si todo era listo para la boda que
ocurriría el próximo día y quiso saber quiénes son los padrinos. Los dos hablaron como buenos
amigos en vez de maestro y criado. El padre le preguntó “¿Compraste todo lo que necesitabas
para ella y para ti con el dinero que mandé darte (Isaacs p.62)?” El hecho de que el padre le dio
dinero a Bruno demuestra que se preocupa por los esclavos y demuestra que son más que sólo
trabajadores, son amigos.
El padre organizó un baile para Bruno y Remigia después de la ceremonia. El ambiente
de la danza era alegre y divertido. La ropa se describe como colores vivos y bonitos, muy raro
para los esclavos. “Bailaban en ese momento Remigia y Bruno: ella con follao de boleros azules,
tumbadillo de flores rojas, camisa blanca bordada de negro y gargantilla y zarcillos de cristal
color de rubí, danzaba con toda la gentileza y donaire que eran de esperarse de su talle cimbrador
(Isaacs p.62).” Al fin del baile, el padre bailó con Remigia, quien fue muy tímida porque no es
común por un maestro bailar con sus esclavos. A lo largo de la escena, es obvio que el padre
quiere que los esclavos son felices y que los trata como amigos porque son importantes a él.
Luego en la novela, una de los esclavos, Feliciana, está enferma y muriendo. Efraín visita
ella en su casa con su hijo, Juan Ángel, donde reflexiona sobre su historia. Antes de Colombia,
ella vivió en África donde un misionero la bautizó y se casó con el amor de su vida. Su marido
era de otra tribu, una tribu que estaba en guerra contra suya. Cuando los enemigos llegaron a
África para tomar a la gente como rehén para venderlos como esclavos, Feliciana y su esposo
fueron separados porque eran de tribus diferentes. En el camino a Latinoamericana, Feliciana se
da cuenta que está embarazada. Ella se preocupa por el futuro de su hijo porque ella no quiere
que su hijo sea un esclavo.
Cuando era tiempo de adoptar a María, el padre de Efraín vio Feliciana y su hijo.
Técnicamente Feliciana y su hijo eran libres porque las leyes del país prohibían desde 1821 la
importación de esclavos. La esclavitud era legal hasta 1852, pero la importación de los esclavos
era ilegal en ese momento (realhistories.org). El padre sabía esto y decidió ayudarlos y comprar
su libertad del capitán. Feliciana recibió una carta de libertad que dijo “Guarda bien esto. Eres
libre para quedarte o ir a habitar con mi esposa y mis hijos en el bello país en que viven (Isaacs
p.235).” Y así ella decidió vivir con ellos y ser una enfermera de la familia.
El amor que Efraín y su padre demuestra a Feliciana y su hijo, Juan Ángel, es inequívoco.
La familia tiene un corazón bondadoso. Cuando Feliciana murió, Efraín consoló a Juan. Juan era
como un hermano pequeño de Efraín y María. Ellos pasaron mucho tiempo con él. Un día, Efraín
visitó a sus amigos con Juan. Decidieron cazar un tigre que había estado matando corderos en la
región. Los amigos de Efraín pensaron que sería divertido para molestar y asustar a Juan. Le
dijeron que era peligroso para andar solo en la tarde. Durante la caza, uno de los amigos vio a
Juan y pensó que sería divertido para decirle que el tigre había matado a Braulio. Juan,
paralizado de miedo, se escondió entre unas moreras hasta que Efraín le encontró al día siguiente
en el camino de regreso a su casa. Aunque les permitió a sus amigos burlar al chico, Efraín
admitió que está encariñado con el muchacho. “Tenía yo un cariño especial al negrito: él contaba
a la sazón doce años; era simpático y casi pudiera decirse que bello (Isaacs p. 123).”
Efraín y Juan compartieron un momento íntimo cuando María estaba triste y dejaba de
lado el niño. Juan se quejaba de que María no le amó porque no le contaría el cuento de la
Caperuza. Efraín respondió diciéndole a Juan a preguntarle a María por un beso. Juan no le gustó
esa sugerencia. “No –dijo, poniéndose en pie y como entusiasmo por una buena idea- : voy a
traértela para que la regañes (Isaacs p.171).” Juan Ángel encontró a María y la llevó al cuarto.
Efraín, María, y Juan Ángel charlaron y María convenció a Juan que ella lo amó mucho. El amor
entre los tres amigos es muy precioso, especialmente cuando Juan dijo a María “Te quiero como
a los ojitos, te quiero como al corazón. Ya yo no estoy bravo ni tonto (Isaacs p.172).” En esta
escena, es evidente que Juan es considerado familia más de un sirviente. Efraín haría cualquier
cosa para alegrarle.
También es obvio que se consideró Juan como un hermano cuando Efraín estaba diciendo
adiós antes de que partió para regresar a la escuela en Londres. “No llores –le dije, dando
trabajosamente seguridad a mi voz-: cuando yo regrese, ya serás hombre, y no te volverás a
separar de mí (Isaacs p.285).” Estas son palabras que alguien le diría a un querido amigo.
A través de la novela María, hay una amistad entre la familia y los esclavos. Efraín y su
padre organizaron un baile para dos esclavos después de su ceremonia. Fue un evento muy
especial y fue más allá de lo que un amo haría normalmente para sus esclavos. El padre también
se preocupó por los derechos de los esclavos. Él sabía que Feliciana y su hijo deberían ser libres
así los compró del capitán para darles formalmente su libertad. Nunca abusó de su poder y los
esclavos fueron tan felices como se podrían estar en su situación. La amistad entre Juan y Efraín
es otro ejemplo de cómo la familia trató a sus esclavos como algo más que solamente esclavos y
trabajadores. Fueron amigos.
La amistad es importante porque muchas veces durante el siglo XIX, los amos abusaron y
desatendieron a sus esclavos. Pero la familia en la novela es diferente. Estaba interesada en los
asuntos diarios de los esclavos y quiso ayudarles cuando era posible. Normalmente los esclavos
fueron tratados malos pero la familia los trató con respeto y amor.
Bibliografía
Isaacs, Jorge. Maria. Trans. Donald McGrady. 12th ed. Madrid: Catedra, 2009. Print.
"Slavery in Latin America." The Real Histories Directory. Runnymede Trust, n.d. Web. 01 Dec.
2013. <http://www.realhistories.org.uk/articles/archive/slavery-in-latin-america.html>.