You are on page 1of 2

Nicolás Maquiavelo basaba su visión en una política realista en la que debe

resaltar lo que se hace y no lo que se debería hacer, criticando el idealismo de
Platón. Esta visión se centra en que la realidad política que se sustenta en que la
sociedad está en un nivel inalcanzable para la sociedad real o moral. Se apoya en
el pesimismo antropológico, considerando a los hombres no buenos ni malos, pero
siempre tendiendo a obrar en base a la maldad y a sus propios fines. Es por esto
que Maquiavelo considera que un estado fuerte es un Estado Gobernado por un
“Príncipe Malvado” un hombre astuto y sin escrúpulos que sea capaz de reprimir
todo acto que vaya en contra del buen funcionamiento de su gobierno mediante el
poder, representado por su alta capacidad militar y económica.
Basándonos en esta breve explicación del pensamiento político de Maquiavelo
sobre el Hombre y los gobiernos, podemos argumentar que actualmente a pesar
de que muchos de los puntos expuestos por este gran personaje del renacimiento
en su libro “El Príncipe”, son muy útiles y sabios, de la misma forma son
totalmente contrarios a los derechos Humanos y a los Derechos Constitucionales
actualmente vigentes. En primer lugar vulnera de gran manera los Derechos
Humanos al reprimir la libertad de pensamiento, de opinión y de expresarse como
uno quiera ya que el autor de nos menciona que hay que reprimir toda forma de
disconformidad de una u otra forma para mantenerse en el gobierno; con esto
mismo vulnera también uno de los principios del Derecho Liberal que es la
presunción de Inocencia, proclamados también en la Declaración de los Derechos
del Hombre y del Ciudadano y en la Declaración Universal de los Derechos
Humanos cuando el autor menciona que al mínimo avistamiento de traición o al
sentir desconfianza de algún funcionario o persona cualquiera que pueda llegar a
ser un problema para el Príncipe debe ser ejecutado o reprimido a como dé lugar,
sustentándose en el realismo político y como menciona en su libro que toda
acción, molestia o disconformidad debe ser resuelta inmediatamente para evitar
futuros problemas. Con esto también vulnera uno de los principales Derechos que
es el derecho a la libertad ya que bajo el mando de un “Príncipe” con las
características que Maquiavelo propone todos llegarían a ser siervos del mismo.
En cuanto a los valores humanos, podemos decir que Maquiavelo tenía una doble
Moral que se refleja claramente en su libro anteriormente mencionado haciendo
notar que a pesar de ser un gran pensador, ser una persona muy culta y de un alto
nivel académico, Maquiavelo era una persona siniestra para la cual lo más
importante era legar al fin, que era el poder y mantenerse en el poder tanto tiempo
como sea posible sin importar los medios que se tuviera que usar para llegar a
dicho fin, dejando de lado la moral y todo principio ético. Maquiavelo creía que
todos los hombres eran iguales, no eran ni buenos ni malos pero siempre
actuaban con maldad y egoísmo para llegar a sus objetivos, por lo cual el autor
consideraba que el Hombre sin las leyes llegaría a ser la peor de las bestias.