You are on page 1of 63

176

REGIONES NATURALES DEL
ESTADO DE VERACRUZ





































REGIONES
NATURALES


H uasteca V eracruzana
S ierra de H uayacocotla
T otonacapan
G randes M ontañas
Llanuras de S otavento
T uxtlas
Istm os


179

In t r oducción

E n las unidades anteriores estudiam os
la situación geográfica, los lím ites, la superfi-
cie, la estructura político-adm inistrativa, el
m edio físico, la población y la econom ía del
estado de V eracruz en general S ólo en algu-
nas ocasiones hicim os referencia a las regiones
naturales en que está dividido.
E l m edio geográfico de V eracruz, com o
a todos nos consta, es bastante variado. A sí,
m ientras las Llanuras de S otavento son casi
totalm ente planas, con algunos lom eríos de
poca altitud, las G randes M ontañas, com o su
nom bre lo indica, son bastante m ontañosas y
elevadas.
T am bién varían notablem ente la tem -
peratura, la cantidad anual de lluvia, la
com posición del suelo, la vegetación, la fauna
y las actividades hum anas de un lugar a otro,
lo cual nos obliga a distinguir en V eracruz
varias r egion es n at u r ales. É stas pueden
definirse com o las áreas de la superficie
terrestre cuyos elem entos geográficos tienen
cierta sem ejanza.













Las Grandes Montañas

H ace algunos años, al estudiar al
E stado, se distinguían 7 regiones naturales:
la H uasteca, C hicontepec, Papantla,
M isantla, las G randes M ontañas, las
Llanuras de S otavento y los T uxtlas; en nues-
tros días, con base en estudios geográficos
m ás avanzados, se ha hecho una nueva
división regional. Ahora tam bién se distinguen
7 regiones naturales, pero no son las m ism as:
H uasteca Veracruzana, Sierra de H uayacocotla,
T otonacapan, G randes M ontañas, Llanuras
de S otavento, T uxtlas e Istm o.
E sas 7 regiones naturales son las que
vam os a estudiar en esta unidad. E n cada
una verem os su situación geográfica, lím ites.
superficie, m edio físico, división, político-
adm inistrativa, población y econom ía. E n la
V I y últim a unidad verem os adem ás algunas
form aciones naturales típicas de cada región
(m ontañas, ríos, barrancas, lagos, lagunas,
islas, etc.).
D ividir a las regiones naturales en
m unicipios es bastante difícil, pues con fre-
cuencia las m unicipios están repartidos entre
dos o m ás regiones. A sí sucede, por ejem plo,
con C azones de H errera, atravesado por el

(S igue pag, 182)











Llanuras de Sotavento

180






















División regional anterior del estado de Veracruz











































División regional actual del estado de Veracruz

181










































División Municipal de las Regiones Naturales del estado de Veracruz.

182

C azones, río considerado com o
lim ite natural de la H uasteca
V eracruzana y el T otonacapan,
entre las cuales se distribuye el
m unicipio; con E m iliano Z apata,
que se extiende desde las cercanías
de X alapa-E nríquez (región de
las G randes M ontañas) hasta las
cercanías de Puente N acional
(región de las Llanuras de S otavento).
A pesar de ello, hem os
considerado conveniente estable-
cer, hasta donde fue posible, la
división en m unicipios de las 7
regiones naturales de V eracruz.
C om o todos sabem os, los m uni-
cipios son la división política m ás
conocida por los habitantes, así
com o la base para el levantam iento
de censos, la realización de elec-
ciones, el desarrollo de cam pañas
educativas y sanitarias, etc.
T ratándose de m unicipios repartidos
entre dos o m ás regiones naturales, los
hem os incluido en las regiones en las cuales
se localizan sus respectivas cabeceras. A sí, al
citado m unicipio de C azones de H errera, cuya
cabecera se encuentra al sur del río C azones,
en la región natural del T otonacapan, lo hem os
incluido en dicha región y no en la H uasteca
V eracruzana, a la cual tam bién pertenece.

Huast eca Ver acr uzan a

La Huast eca es una región natural
dividida políticam ente entre los estados de
T am aulipas, S an Luis Potosí, H idalgo, Puebla
y V eracruz. La parte correspondiente a esta
últim a entidad (H uasteca V eracruzana) es la
m ás poblada y desarrollada de las 5 y a ella
nos referirem os de m anera exclusiva en esta
unidad. T iene una superficie de 17,186 km
2
,
con lo cual ocupa el 2° lugar entre las 7
regiones naturales de V eracruz, sólo supera-
da por las Llanuras de S otavento.















Huasteca Veracruzana


C om parada con las otras 6 regiones
naturales del E stado, la H uasteca V eracru-
zana presenta las siguientes características:
• E s la región ubicada m ás al norte y la que
lim ita con m ás estados (T am aulipas, S an
Luis Potosí, H idalgo y Puebla).
• Posee la m ayor albufera (T am iahua).
• E s la m ás productora de ajonjolí, sorgo
y soya.
• E s la principal región ganadera y pesquera.
• Fue la prim era región donde com enzó a
extraerse gas natural y petróleo.
La Huast eca Ver acr uzana lim ita:
• A l norte con el estado de T am aulipas, del
cual está separada por los ríos T antoán,
T am esí y Pánuco.
• A l sur con el T otonacapan (se considera al
río C azones com o el lím ite natural entre
am bas regiones).
• A l este con el G olfo de M éxico.
• A l oeste con la S ierra de H uayacocotla y los
estados de S an Luis Potosí, H idalgo y
Puebla. Los lím ites con dichas entidades
federativas están señalados parcialm ente
por los ríos Pánuco, H ules, C hiflón,
Pantepec, C azones y otros m enores.

183
Números oficiales, superficies y poblaciones de los municipios de la Huasteca Veracruzana
Poblacion es (añ o 1990 ) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
013 A m atlán T uxpan (V illa N aranjos) 127.61 26,995 211.54
027 B enito Juárez 248.85 14,783 59.41
034 C erro A zul 71.73 28,138 392.28
035 C itlaltepec 210.40 10,711 50.91
055 C halm a 91.64 13,749 150.03
056 C hiconam el 89.01 6,275 70.50
058 C hicontepec (C hicontepec de T ejeda) 816.02 60,264 73.85
060 C hinam pa de G orostiza 77.79 14,189 182.40
063 C hontla 373.03 14,459 38.76
078 Ixcatepec 218.36 12,461 57.07
083 Ixhuatlán de M adero 402.00 46,535 115.76
121 O zuluam a (O zuluam a de M ascareñas) 1,865.40 25,993 13.93
123 Pánuco 3,255.43 87,708 26.94
129 Platón Sánchez 281.05 17,669 62.87
133 Pueblo V iejo (C iudad C uauhtém oc) 221.25 45,284 204.67
150 T am alín 492.50 11,429 23.21
151 T am iahua 793.77 29,600 37.29
152 T am pico A lto 818.21 14,250 17.42
153 T ancoco 161.48 6,999 43.34
154 T antim a 270.34 14,105 52.18
155 T antoyuca 995.23 85,277 85.69
157 C astillo de T eayo 340.59 18,20 54.96
160 T em apache (Á lam o) 1,570.25 102,131 65.04
161 T em poal (T em poal de Sánchez) 1,298.64 34,839 26.83
167 T epetzintla 223.85 12,805 57.20
175 T ihuatlán 583.91 77,304 132.39
189 T uxpan (T uxpan de R odríguez C ano) 930.53 118,520 127.37
205 E l H igo 356.94 21,403 59.96
T otal (28 m unicipios) 17,185.81 972,595 56.59
Fuentes: S ecretaría de D esarrollo A gropecuario, Forestal y Pesquero. Veracruz en Cifras (año 1992).
Instituto N acional de E stadística, G eografía e Inform ática (IN E G I). XI Censo General de Población y
V ivienda (año 1990).































Por lo que respecta al relieve, la
H uasteca V eracruzana es, en su m ayor parte,
una vasta llanura, sólo parcialm ente inte-
rrum pida por algunos lom eríos y sierras de
escasa altitud. D e norte a sur se divide en 3
áreas:
• A l norte, un área baja, cuyas m ayores ele-
vaciones (S ierra de T opila) no llegan a 500
m etros de altitud.
• E n el centro, un área relativam ente elevada
(sierras de C hicontepec y O tontepec), que
constituye la llam ada “H uasteca A lta”, con































una altitud m áxim a de 1,320 m etros en el
cerro C rustepec.
• A l sur, otra área casi totalm ente llana.

La cost a de la H uasteca es baja y
arenosa, lo cual dificulta la instalación de
buenos puertos (T am pico y T uxpan de
R odríguez C ano, los m ás im portantes de la
región, se encuentran a orillas de los ríos
Pánuco y T uxpan, respectivam ente). D e norte
a sur, sus accidentes m ás notables son los
siguientes:

184
División municipal de la Huasteca Veracruzana


























• B arra de T am pico (desem bocadura del río
Pánuco), en los lím ites de T am aulipas y
V eracruz.
• A lbufera de T am iahua
• Península de las C alaveras (lenguas arenosas
que separa a la albufera de T am iahua del
G olfo de M éxico).
• C abo R ojo (extrem o oriental de la citada
península).
• B arra de C orazones, m ediante la cual la
albufera de T am iahua se com unica con el
G olfo de M éxico.
• B arra de G alindo.
• A lbufera de T am pam achoco, que se com u-
nica al sur con el río T uxpan.
• B arra de T uxpan.


























• B arra de C azones
E l clima predom inante en la H uasteca
es cálido, m oderadam ente húm edo y lluvioso,
con lluvias sobre todo en verano y parte de
otoño. Los prom edios anuales de tem peratura
varían de 26ºC a 22ºC (O zuluam a de
M ascareñas: 23.7ºC , T uxpan de R odríguez
C ano: 24.2ºC ), salvo en las partes m ás
elevadas de las sierras, donde son m enores
de 22ºC . Las lluvias, que se presentan sobre
todo de junio a octubre, dism inuyen del
extrem o sureste (unos 1,300 m m anuales)
al extrem o noroeste, donde apenas superan
los 800. S on m ás abundantes en las faldas
de las sierras, donde pasan de 1,500 m m
anuales.

185























D ado su relieve casi llano y las abun-
dantes lluvias, la h idr ogr afía de la H uasteca
V eracruzana es riquísim a. La región cuenta
con num erosos arroyos, ríos, esteros, pan-
tanos, lagunas de agua dulce y albuferas. Los
ríos m ás largos y caudalosos son el Pánuco y
sus afluentes (T am esí, T em poal, C hicayán o
T opila), el T uxpan (form ado por la confluencia
de los ríos V inazco y Pantepec) y el C azones.

Esteros. Á reas localizadas a orillas de ríos, lagunas
y albuferas, que en ocasiones están cubiertas
por el agua y en otras, secas.

A dem ás de las albuferas de T am iahua
y T am pam achoco, en la H uasteca V eracru-
zana hay num erosas lagunas y pantanos,
sobre todo a orillas de los ríos T am esí y
Pánuco. Las m ayores lagunas son las de
C erro de Pez, T ortuga, T am ós o C hila,

C hairel, Pueblo V iejo y otras.

Los suelos de la H uasteca V eracruzana
son m uy variados:
• E n el noroeste predom inan suelos secos y
calizos, con gran cantidad de calcio.
• E n el sureste predom inan los llam ados
suelos de pradera, propios de regiones
m oderadam ente húm edas y lluviosas, cuya
vegetación típica es la hierba alta.
• A orillas de los ríos, en los cauces secos y
en general en las áreas llanas, abundan los
suelos aluviales, los m ás fértiles y produc-
tivos
• E n las partes m ás bajas, ocupadas por
lagunas y pantanos, hay suelos pantano-
sos, m uy húm edos y sin consistencia.

Aluviales. S e llam an así los suelos form ados por
arrastres de m ateriales realizados por las aguas
de lluvia, los arroyos y ríos, desde las m ontañas
a las partes bajas.

La veget ación n at ur al predom inante
en la H uasteca V eracruzana son los pastiza-
les, que form an una inm ensa alfom bra verde
donde pacen decenas de m iles de vacas,
caballos, ovejas, cabras, asnos, etc.
• E n las costas y a orillas de las albuferas
abundan los m anglares.
• E n las partes altas de las sierras, así com o
en algunos lugares poco poblados, predo-
m ina la selva alta y m ediana, con plantas
com o am ate o higuera de las ruinas, caoba,
cedro rojo, ceiba, chaca o palo m ulato, chi-
jol, ébano, encino, fram boyán, ojite o ram ón,
roble, diversas especies de palm eras, etc.
• E n la porción noroeste la vegetación es
escasa, con predom inio de la selva baja y
espinosa.

La apertura de nuevas tierras a la
agricultura y la ganadería, la extensión cada
vez m ayor de los centros de población, la

186

construcción de nuevos cam inos, el aum ento
de las actividades industriales y otros factores,
no sólo han reducido las superficies boscosas,
sino tam bién la faun a salvaje. C on todo, aún
se encuentran en la H uasteca V eracruzana
regulares cantidades de conejos, coyotes,
iguanas, m apaches, serpientes, tlacuaches,
num erosas especies de aves (garzas, gavila-
nes, lechuzas, loros, patos, pelícanos, pericos)
y otras especies anim ales.










Fauna Salvaje (iguana)


Por lo que respecta a la población, de
acuerdo con el X I C enso G eneral de Población
y V ivienda, en m arzo de 1990 vivían en los 28
m unicipios de la H uasteca V eracruzana
972,595 habitantes (486,267 varones y
486,328 m ujeres), ocupando la región el 3
er

lugar en el E stado, sólo superada por las
G randes M ontañas y las Llanuras de
S otavento. S u población relativa era de 56.6
habitantes por kilóm etro cuadrado, superior
a la de la R epública M exicana (41.4) pero
inferior a la del estado de V eracruz (86.9).
E n la fecha citada (m arzo de 1990),
vivían en la H uasteca V eracruzana 183,534
indígenas, el 18.87% de la población total,
con predom inio de huastecos y nahuas. H ay
tam bién otom íes, tepehuas y totonacos.
E n cuanto al alfabet ismo, de las

572,214 personas m ayores de 15 años sabían
leer y escribir 461,801 (el 80.7% ) y 110,413
(el 19.3% ) eran analfabetos.
La población econ ómicamen t e
act iva estaba form ada por 262,466 personas,
distribuidas de la siguiente m anera:
• 136,730 en actividades productivas
prim arias.
• 38,964 en actividades productivas
secundarias.
• 73,324 en actividades productivas
terciarias.
• 13,448 en actividades productivas no
debidam ente especificadas.

Las act ividades pr odu ct ivas m ás
desarrolladas en la H uasteca V eracruzana
son:
• La agr icult ur a, en la cual destacan los cul-
tivos de ajonjolí, arroz, m aíz, sorgo, caña
de azúcar, plátano, fríjol, naranja, sandía,
sorgo, soya y tabaco. La caña de azúcar es
industrializada sobre todo en los ingenios
de E l H igo y Z apoapita. E s im portante
tam bién el cultivo del zapupe, del cual
se extrae una fibra usada para elaborar
cuerdas, reatas, costales, m orrales,
ham acas y otros utensilios.
• La gan ader ía o cría de vacas, caballos,
burros, cabras, ovejas y aves de corral. A l
respecto, la H uasteca V eracruzana figura
com o una de las m ás im portantes regiones
ganaderas de la R epública M exicana por
su producción de ganado en pie, carne,
leche, pieles y diversos productos deriva-
dos: carnes frías, em butidos, quesos,
cham arras, pantalones, cinturones, bolsas,
sillas de m ontar, etc.
• La pesca, tanto de agua salada com o dulce.
La prim era es practicada en el litoral del
G olfo de M éxico y las albuferas de T am ia-
hua y T am pam achoco, destacando com o
puertos pesqueros T am iahua y T uxpan de
R odríguez C ano; la segunda, en los ríos

187




















T am esí, Pánuco, T em poal, T uxpan,
C azones y otros m enores, así com o en
num erosas lagunas. S on im portantes las
capturas de cam arón, jaiba, langostino,
ostión y pulpo; cazón, lisa, m ojarra, róbalo,
sierra, tiburón y otras especies acuáticas.

Litoral. Á rea del m ar, generalm ente de poca profundi-
dad, localizada cerca de la costa.

• La pr odu cción de gas n at u r al y pet r óleo,
en la cual destacan los m unicipios de
A m atlán T uxpan, C erro A zul, C hinam pa de
G orostiza, Pánuco, T ancoco y T em apache.
Fue precisam ente la H uasteca la prim era
región productora de gas natural y petróleo
de la R epública M exicana; en ella fue
perforado el prim er pozo petrolero de
M éxico, en el m unicipio de É bano (S an
Luis Potosí), en 1901.
• Las indust r ias, que producen arroz benefi-
ciado, azúcar, panela o piloncillo, leche

pasteurizada, conservas de frutas y
m ariscos, dulces, refrescos, alcohol, jugos
de naranja y toronja, cortinas y puertas
m etálicas, partes y piezas sueltas de
m aquinaria, fertilizantes, productos
quím icos, etc.
• Para la pr oducción de en er gía eléct r ica,
se ha construido en T uxpan de R odríguez
C ano una gigantesca planta term o-eléctri-
ca, cuyo potencial (700,000 kilow atts-hora)
es superior al de la planta núcleo-eléctrica
de Laguna V erde (675,000).

E n la H uasteca V eracruzana están
m uy desarrollados los transportes terrestres,
acuáticos y aéreos.
• Los t r an spor t es t er r est r es cuentan con
varias carreteras pavim entadas y revesti-
das, así com o num erosos cam inos de
terracería. Las rutas m ás im portantes van
de T am pico (T am aulipas) hacia el sur,
pasando por B enito Juárez-C iudad
C uauhtém oc-T am pico A lto-O zuluam a de
M ascareñas-V illa N aranjos-C erro A zul-E l
A lazán-Potrero del Llano-T em apache-
T uxpan de R odríguez C ano-T ihuatlán-Poza
R ica de H idalgo (carretera federal N o. 180)
y Pánuco-T em poal de S ánchez-T antoyuca-
T epetzintla-E l A lazán, donde entronca con
la ruta anterior (carreteras federales N os.
70, 105 y 127). D e las carreteras citadas se
desprenden otras hacia E l H igo, Platón
S ánchez, C hicontepec de T ejeda, Á lam o y
otros centros de población.
S i bien la H uasteca V eracruzana tuvo
en otros tiem pos varios ferrocarriles, cons-
truidos sobre todo para el transporte de
petróleo, en nuestros días sólo cuenta con
un tram o del ferrocarril T am pico-S an Luis
Potosí (48.8 km ) y el ram al E m palm e-
M agosal (71.4 km ).
• Los t r an spor t es acuát icos se practican
en el G olfo de M éxico (navegación m aríti-
m a), las albuferas y lagunas (navegación

188

lacustre) y los ríos T am esí, Pánuco,
T uxpan y C azones (navegación fluvial).
T uxpan de R odríguez C ano es puerto de
altura; Pánuco y T am iahua, de cabotaje y
pesqueros.
• Por últim o, los t r an s por t es aér eos cuen-
tan con aeropuertos de corto alcance en
C hicontepec de T ejeda, Ixhuatlán de
M adero, V illa N aranjos, C erro A zul y
T uxpan de R odríguez C ano, así com o con
aeródrom os en otros lugares.

H agam os ahora un repaso para ver
qué tanto recuerdas de la H uasteca
V eracruzana. Para ello contesta las siguientes
preguntas.
1. O bservando el cuadro de la página 183
vem os que:
a) Los 4 m unicipios m ás extensos de la
H uasteca V eracruzana son:______________
________________________________________
________________________________________
b) Los 4 m unicipios con m ás habitantes
(población absoluta) son:________________
________________________________________
________________________________________
c) Los 4 m unicipios m ás densam ente
poblados -con m ayor población relativa-
son:____________________________________
________________________________________
________________________________________
2. La H uasteca V eracruzana lim ita:
a) A l norte con__________________________
________________________________________
b) A l sur con____________________________
c) A l este con____________________________
d) A l oeste con__________________________
3. Por lo que respecta a su relieve, en la
H uasteca V eracruzana podem os distinguir
3 partes:

a) A l norte______________________________
b) E n el centro__________________________
________________________________________
c) A l sur________________________________
________________________________________
4. ¿Q ué características presenta el clim a de
la H uasteca V eracruzana?
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
5. E n la siguiente sopa de letras, que se
refiere a la H uasteca V eracruzana, encuen-
tra los nom bres de:
a) 3 ríos.
b) 1 albufera y 2 lagunas.
c) 3 cereales.

T U X P A N R O P A
A I T A M I A H U A
M Z A N A T E R E S
O C P U R A R A D S
S H A C E I B A E O
M A R O H O T N S R
A I B O A I O L A G
I R I C M Z J O T O
Z E O Z A R R O Z S
A L S C A I R E L O

6. C on base en los datos estadísticos de
m arzo de 1990, podem os decir que la
H uasteca V eracruzana tenía:
(S I) (N O )
a) M ás de un m illón de habitan
tes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( ) ( )
b) M ás varones que m ujeres. . . . .( ) ( )
c) U na población relativa m enor que
la de V eracruz en conjunto. . . .( ) ( )
d) E scasa población indígena. . . .( ) ( )

189

e) U n índice de alfabetism o m uy
bajo, m enor del 80.0% . . . . . . . ( ) ( )
f) U na población dedicada sobre todo
a las actividades productivas
prim arias. . . . . . . . . . . . . . . . .( ) ( )
7. Por lo que respecta a las actividades pro-
ductivas, podem os decir que en la
H uasteca V eracruzana:
(S Í) (N O )
a) La principal actividad productiva
es la m inería. . . . . . . . . . . . . . .( ) ( )
b) E ntre los cultivos destacan los
de arroz, m aíz, sorgo y soya. . .( ) ( )
c) E s escasa la ganadería. . . . . . . ( ) ( )
d) S on im portantes las capturas de
cam arón, jaiba y ostión. . . . . . ( ) ( )
8. Por últim o, ¿qué clases de navegación
hay en la H uasteca V eracruzana y en
qué lugares?
a) La navegación________________________
________________________________________
b) La navegación________________________
________________________________________
c) La navegación________________________
________________________________________
________________________________________

Sier r a de Huayacocot la

H asta hace algunos años, en los libros
de G eografía de V eracruz se hablaba de la
región natural de Ch icon t epec, una faja de
tierra alargada de noreste a suroeste y form a-
da básicam ente por 2 áreas: una m ontañosa,
correspondiente a la S ierra M adre O riental;
otra de lom erios y m ontañas de m ediana alti-
tud: las sierras de C hicontepec y O tontepec
tam bién conocida com o “H uasteca A lta”.
E n nuestros días, sin em bargo,
considerando el gran parecido de la

“H uasteca A lta”con la “B aja”, se decidió inte-
grarlas en una sola región natural: la
H uasteca V eracruzana, de que antes
hablam os. D esapareció así de los libros de
G eografía de V eracruz, la región natural de
C hicontepec, que en su m ayor parte fue
integrada a la H uasteca; la parte m ontañosa
de la S ierra M adre O riental sigue siendo con-
siderada com o una región natural, con la
denom inación de Sier r a de Huayacocot la
por el nom bre de su principal centro de
población.
Por varias razones, la S ierra de
H uayacocotla es una región natural única en
el estado de V eracruz. D e las 7 regiones
naturales en que se divide la entidad, es:
• La única que no tiene costas.
• La m ás pequeña y m enos poblada, tanto
en térm inos absolutos com o relativos.
• La que, en proporción a su extensión,
cuenta con las m ayores superficies
boscosas.
• La única que nunca ha tenido ferrocarriles.
• La m ás aislada e incom unicada.
• La m enos contam inada.
• La que cuenta con los m ayores yacim ien-
tos de caolín, no sólo de V eracruz sino de
toda la R epública M exicana.

Caolín. V ariedad de arcilla blanca m uy pura, que se
em plea en la fabricación de objetos de porcelana
(platos, taza, ceniceros, m uebles de baños, ais-
ladores para líneas eléctricas.

V ista en un m apa, la S ierra de
H uayacocotla parece un dedo que penetra en
el estado de H idalgo, con el cual lim ita por el
norte, el sur y el oeste; por el este lim ita con
la H uasteca V eracruzana. Los 6 m unicipios
en que está dividida políticam ente tienen una
superficie total de 1,581 km
2
. E n m arzo de
1990 vivían en ellos 67,059 habitantes,
m enos de la m itad de los correspondientes al
m unicipio de Poza R ica de H idalgo (151,739).

190
Números oficiales, superficies y poblaciones de los municipios de la Sierra de Huayacocotla

Poblacion es (añ o 19 90) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
072 H uayacocotla 548.22 18,125 33.06
076 Ilam atlán 110.93 12,620 113.77
170 T excatepec 289.08 7,797 26.97
180 T lachichilco 258.16 10,315 39.96
198 Z acualpan 202.82 7,637 37.65
202 Z ontecom atlán (Z ontecom atlán de
López y Fuentes)

172.25

10,565

61.34
Tot al (6 m unicipios) 1,581.46 67,059 42.40
Fuentes: S ecretaría de D esarrollo A gropecuario, Forestal y Pesquero. Veracruz en Cifras (año 1992).
Instituto N acional de E stadística, G eografía e Inform ática (IN E G I). XI Censo General de Población
Vivienda (año 1990).





























División municipal de la
sierra de Huayacocotla

E n cuanto al r elieve, com o su nom bre
lo indica, la S ierra de H uayacocotla es una
región m ontañosa y elevada (la población que
le da nom bre se encuentra a 2,200 m etros de
altitud). E stá dividida en 2 partes, correspon-
dientes una a la S ierra M adre O riental y otra
a la M eseta C entral M exicana o M eseta de
A náhuac. S u m ontaña m ás elevada, La
B andera, en el m unicipio de H uayacocotla,
tiene 2,500 m s de altitud.















D ada su altitud, el clima de la S ierra
de H uayacocotla es sobre todo tem plado, con
un prom edio anual de tem peratura m enor de
18ºC en su m ayor parte. C om o en todas las
regiones m ontañosas, se presenta una
notable dism inución de la tem peratura de
acuerdo con la altitud:
• H asta unos 1,400 m etros, el clim a es sem i-
cálido, con prom edios anuales de tem pera-
tura de 22ºC a 18ºC .
• E ntre los 1,400 y 2,400 m etros de altitud,
el clim a se hace tem plado y la tem peratura
desciende hasta llegar a 12ºC en
H uayacocotla.
• A m ayores altitudes, el clim a se vuelve
sem ifrio, con prom edios anuales de tem -
peratura inferiores a 12ºC .
Por lo que respecta a las lluvias, se
presentan sobre todo en verano y parte del
otoño. S on m ás abundantes en la vertiente
oriental -que da hacia la H uasteca
V eracruzana-, que en la occidental, corres-
pondiente a la altiplanicie de Puebla: en la
prim era se registran hasta 2,800 m m anuales
de lluvia; en la segunda apenas llegan a 700,
o sea, la cuarta parte. S on frecuentes las
nubes bajas o neblinas.

191

Altiplanicie o altiplano. S uperficie plana y elevada,
localizada a m ás de 500 m etro de altitud. S e le
llam a tam bién m eseta, por su parecido con una
m esa.
Vertiente. D eclive o ladera de una m ontaña por la cual
desciende el agua.

La h idr ogr afía de la S ierra de
H uayacocotla es riquísim a, sobre todo en la
vertiente oriental, que da hacia la H uasteca
V eracruzana. N um erosos arroyos y ríos de
caudal casi constante corren por profundas
barrancas cubiertas de vegetación, y afluyen
por el norte al río C alabozo, afluente del
T em poal, y por el este al V inazco, que junto
con el Pantepec da origen al río T uxpan. E s
notable la cascada de V inazco, form ada por el
río del m ism o nom bre cerca de H uayacocotla,
que tiene unos 200 m etros de altura.

E n la S ierra de H uayacocotla predom i-
nan los suelos com plejos de m ontaña, cuyo
color, com posición y espesor varían m ucho de
un lugar a otro, pues son delgados o casi
inexistentes en laderas de fuerte pen-
diente y m ás gruesos en laderas de
escasa pendiente, las partes llanas y el
fondo de los valles.

Por lo que respecta a la veget a-
ción nat ur al, hasta unos 900 m etros de
altitud predom inan los bosques tropi-
cales; a m ayores altitudes, los bosques
de clim a tem plado y frío, que en gran
parte se conservan sin alteración (en
proporción a su superficie, la S ierra de
H uayacocotla es la región natural m ás
boscosa del E stado). E ntre los árboles
m ás abundantes figuran: am ate o
higuera de las ruinas, caoba, cedro rojo y
blanco, ceiba, chaca o palo m ulato, cha-
lahuite, ébano, encino, hule, liquidám bar,
m arangola, nogal, oyam el, pino, ojite o
ram ón, roble, som brerete o canshán, etc.




































Orquídeas


A bundan tam bién los arbustos, los bejucos o
lianas, los hongos, las plan t as parásitas y
epifitas com o las orquídeas.

192

Plantas parásitas. A quellas que viven sobre otras
plantas, de las cuales tom an sustancias nutriti-
vas y a las cuales term inan por m atar, com o la
correhuela, la cúscuta y la m atapalo.
Plantas epifitas. A quellas que viven sobre otras plan-
tas sin ser parásitas, com o el paxtle, los tenchos
y las orquídeas.

La faun a salvaje está form ada por
ardillas, arm adillos, conejos, coyotes, jabalíes,
m apaches, pum as, serpientes, tigrillos,
tlacuaches, venados de cola blanca, diversas
especies de aves (calandrias, carpinteros,
gavilanes, gorriones, loros, pericos) y peces
de río.

D e acuerdo con el X I C enso G eneral de
Población y V ivienda (m arzo de 1990), la
población de los 6 m unicipios de la Sierra de
H uayacocotla era de 67,059 habitantes
(33,326 varones y 33,733 m ujeres), ocupando
la región el últim o lugar entre las 7 en que se
divide el E stado. S u población relativa era de
42.4, notablem ente inferior a la de V eracruz
(86.9) y apenas superior a la de la R epública
M exicana (41.4).
E n la fecha citada vivían en la S ierra
de H uayacocotla 25,541 indígenas, el 38.09%
de la población total, con predom inio de
nahuas, otom íes y tepehuas.
E n cuanto al alfabet ismo, de las
36,648 personas m ayores de 15 años sabían
leer y escribir 18,907 (el 51.6% ) y 17,741 (el
48.4% ) eran analfabetos.
La población econ ómicament e
act iva estaba form ada por 16,079 personas,
dedicadas sobre todo a las actividades pro-
ductivas prim arias y secundarias.

Los principales productos agrícolas son
m aíz, café, ajonjolí, cacahuate, chile, fríjol,
papa, cebada y frutas (durazno, m anzana,
m em brillo, pera, plátano, tejocote). La activi-
dad ganadera com prende la cría de cabras,

ovejas, vacas, caballos, burros, m ulas y aves
de corral.
Los bosques de pinos y encinos son
tan im portantes que los cam pesinos han
organizado cooperativas para aprovecharlos
adecuadam ente. D e ellos extraen m adera en
tablas y tablones, para hacer m uebles y otros
objetos, adem ás de resina, leña, carbón
vegetal, etc. Los cam pesinos participan acti-
vam ente en el cuidado de los bosques sem -
brando nuevos arbolitos y no cortando los
árboles jóvenes.
C om o antes dijim os, en la S ierra de
H uayacocotla se localizan los m ayores
yacim ientos de caolín, no sólo de V eracruz,
sino de toda la R epública M exicana. Para su
explotación, los cam pesinos están organiza-
dos tam bién en cooperativas.












Sierra Huayacocotla


Por lo que respecta a los t r an spor t es,
la S ierra de H uayacocotla, com o antes diji-
m os, es la m ás aislada e incom unicada, la
única que nunca ha tenido ferrocarriles.
C uenta con algunos tram os de carretera pavi-
m entada y está en construcción un circuito
carretero que dará la vuelta a la región y la
com unicará por tierra con la H uasteca V era-
cruzana, concretam ente con C hicontepec de

193

T ejeda y Á lam o; por ahora los principales
cam inos sólo están revestidos, o sea, cubier-
tos de grava. H ay tam bién num erosos
cam inos de terracería, de tránsito difícil en
tiem pos de lluvia. Las cabeceras m unicipales
de H uayacocotla e Ilam atlán tienen buenas
com unicaciones hacia el estado de H idalgo.
Para las com unicaciones aéreas, la
región cuenta con un aeropuerto de corto
alcance en H uayacocotla y algunas pistas de
aterrizaje en otros lugares.





















E n resum en, ¿es fácil o difícil la vida en
la S ierra de H uayacocotla?
Para contestar, señalem os en prim er
lugar sus ventajas: un clim a predom inante-
m ente tem plado y húm edo, lluvias abundan-
tes, num erosos arroyos y tíos, extensas áreas
boscosas, bellísim os paisajes, ausencia casi
total de contam inación. A l lado de eso hay
num erosos inconvenientes: pendiente exce-
siva del terreno, escasez de tierras cultivables,
dificultad de las com unicaciones (a inconta-
bles centros de población sólo puede llegarse

en caballo o a pie), escasez de servicios públi-
cos (agua potable, drenaje, energía eléctrica,
educación, servicios m édicos, etc.).
H aciendo, pues, un balance, podem os
decir que en la S ierra de H uayacocotla la vida
es m ás bien difícil; de allí su escasa población
y su m arginación. M uchos habitantes de las
ciudades piensan en las m ontañas en fun-
ción de aire puro- arroyos y ríos no contam i-
nados-extensos, bosques-bellos paisajes-silen-
cio-tranquilidad-paz. . . Ignoran, o pretenden
ignorar, que con bastante frecuencia las m on-
tañas representan pobreza-frío-incom unica-
ción-ham bre-ignorancia-enferm edades-caren-
cia de servicios públicos-olvido. . .

¿Q ué tanto recuerdas de la S ierra de
H uayacocotla? Para dem ostrarlo, veam os si
puedes resolver las siguientes cuestiones,
poniendo en los paréntesis las letras que
correspondan, de acuerdo con lo asentado
en cada cuestión.
1. E ntre otras cosas, la S ierra de
H uayacocotla se caracteriza por su:
a) G ran extensión
b) C arencia de costas
c) C lim a cálido y húm edo
d) Producción de gas y petróleo
2. La S ierra de H uayacocotla lim ita con la
H uasteca V eracruzana por el:
a) N orte c) E ste
b) S ur d) O este
3. E n la S ierra de H uayacocotla predom ina
un clim a:
a) C álido húm edo
b) T em plado húm edo
c) T em plado seco
d) S em ifrío húm edo
4. Los 2 ríos m ás im portantes de la S ierra
de H uayacocotla son:
a) E l T am esí y el Pánuco
b) E l T em poal y el C hicayán
c) E l T uxpan y el C azones
d) E l C alabozo y el V inazco

194

5. E n la S ierra de H uayacocotla
Predom inan los suelos, , , , . . . . . . . . . ( )
a) C om plejos de m ontaña
b) D e pradera
c) C alizos y secos
d) A renosos
6. E n m arzo de 1990, el núm ero de
habitantes (población absoluta) de
la S ierra de H uayacocotla se encontraba
entre. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .( )
a) 55,000 y 70,000
b) 70,000 y 85,000
c) 85,000 y 100,000
d) 100,000 y 115,000
7. D os productos agrícolas bastantes
cultivados en la S ierra de H uayacocotla
son. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .( )
a) T rigo y m aíz c) C afé y cacao
b) M aíz y café d) C acao y piña
8. Por lo que respecta a los transportes,
podem os decir de la S ierra de
H uayacocotla que. . . . . . . . . . . . . . . . . ( )
a) C uenta con varios ríos navegables
b) C arece de aeropuertos y pistas de
aterrizaje
c) Por ella pasa el ferrocarril T am pico-S an
Luis Potosí
d) C uenta sólo con algunos tram os de
carretera pavim entada

Tot on acapan

V am os ahora a estudiar la región natu-
ral en la cual, desde antes de la conquista
española (año 1521), se desarrolló la cultura
totonaca, una de las culturas prehispánicas
m ás im portantes del actual territorio m exi-
cano, que nos dejó ciudades m onum entales
com o E l T ajín, en el m unicipio de Papantla;
Paxil, en el de M isantla; y Z em poala, en el de
Ú rsulo G alván (región de las Llanuras de
S otavento).
H asta hace algunos años, en los libros
de G eografía de V eracruz se hablaba de las

regiones naturales de Papan t la y Misan t la.
E n nuestros días, sin em bargo, considerando
que entre ellas hay m ás sem ejanzas que dife-
rencias, se decidió integrarlas en una sola: el
Tot on acapan o “región de los totonacos”, que
recibió ese nom bre por el pueblo indígena que
en ella se desarrolló.
C om parada con las otras 6 regiones
naturales del E stado, el T otonacapan presen-
ta las siguientes características:
• E n ella se localiza el m unicipio m ás densa-
m ente poblado del E stado: el de Poza R ica
de H idalgo, donde en m arzo de 1990 vivían
151,739 habitantes en una superficie de
apenas 32.25 km
2
, con una densidad de
población de 4,705.09 habitantes por kiló-
m etro cuadrado, cercana a la del D istrito
Federal (5,494.0).
• Posee la principal zona arqueológica del
E stado, que es la ciudad de E l T ajín.
• D e ella es originaria la vainilla, planta
arom ática conocida en nuestros días en
gran parte del m undo.
• E s la región m ás productora de frutas
cítricas (lim ón agrio, naranja, toronja) y
plátano.
E l T otonacapan lim ita:
• A l norte, con la H uasteca V eracruzana, de
la cual está separada por el río C azones.
• A l sur, con las G randes M ontañas.
• A l este, con el G olfo de M éxico.
• A l oeste, con el estado de Puebla.

Por lo que respecta al relieve, a dife-
rencia de la H uasteca V eracruzana —región
casi totalm ente llana— y la sierra de
H uayacocotla —región casi totalm ente m on-
tañosa—, en el T otonacapan predom inan los
lom eríos de baja altitud (m enor de 500
m etros), cum bres redondeadas y suaves pen-
dientes. Por el sur y el oeste el territorio se
eleva bruscam ente hacia la S ierra
C hichim eca o de C hiconquiaco y la S ierra
M adre O riental, respectivam ente.
(S igue pág. 196)

195
Números oficiales, superficies y poblaciones de los municipios del Totonacapan
Poblacion es (añ o 19 90) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
033 C azones de H errera 391.24 24,667 63.05
037 C oahuitlán (Progreso de Z aragoza) 42.70 5,563 130.28
040 C oatzintla 268.44 34,221 127.48
042 C olpa 113.33 5,695 50.25
050 C oxquihui 91.23 13,803 151.30
051 C oyut1a 286.23 18,890 66.00
064 C hum atlán 32.75 2,822 86.17
066 E spinal 355.81 23,751 66.75
067 Filom eno M ata 67.20 8,511 126.65
069 G utiérrez Z am ora 143.84 27,719 192.71
102 M artínez de la T orre 775.83 103,089 132.88
103 M ecatlán 39.40 8,422 213.76
110 M isantla 533.46 58,251 109.19
114 N autla 360.24 10,212 28.35
124 Papantla (Papantla de O larte) 1,291.06 158,003 122.38
131 Poza R ica de H idalgo 35.25 151,739 4,304.65
158 T ecolutla 608.27 25,264 41.53
192 V ega de A latorre 390.01 18,111 46.44
203 Z ozocolco de H idalgo 66.55 11,876 178.45
Tot al (19 m unicipios) 5,892.84 710,609 120.65
Fuentes: S ecretaria de D esarrollo A gropecuario, Forestal y Pesquero. Veracruz en Cifras (año 1992).
Instituto N acional de E stadística, G eografía e Inform ática (IN E G I). XI Censo General de Población y
Vivienda (año 1990).









































División municipal del Totonacapan

196

A l igual que en la H uasteca V eracru-
zana, en el T otonacapan la cost a es baja y
arenosa, lo cual dificulta la instalación de
buenos puertos. D e norte a sur, sus acci-
dentes m ás notables son:
• B arra de C azones.
• B arra de T enixtepec.
• B arra B oca de Lim a.
• E stero Lagartos.
• B arra de T ecolutla.
• B arra de N autla.
• B arra de Palm as (desem bocadura del río
M isantla).




















• B arra N ueva (desem bocadura del río
C olipa).
• B arra D om ingal (desem bocadura del río
M iraflores).
• B arra del río Juchique.
• B arra R ancho N uevo (desem bocadura del
río La Florida).
• B arra S an A gustín.

E l tram o costero de T ecolutla a N autla
(39 km ) ha recibido el nom bre de Cost a
Esmer alda por el intenso color verde de las
aguas m arinas.

E l clima del T otonacapan es parecido
al de la H uasteca V eracruzana, del cual
difiere sobre todo por su m ayor cantidad
anual de lluvia. C om o en la H uasteca V era-
cruzana, en el T otonacapan predom ina un
clim a cálido húm edo, con lluvias sobre todo
en verano y parte de otoño. Los prom edios
anuales de tem peratura varían de 26ºC a
22ºC (Papantla: 24.0ºC , M isantla: 22.7ºC ),
salvo en la vertiente de la S ierra C hichim eca,
donde son m enores de 22ºC . Las lluvias se
presentan sobre todo de m ayo a octubre y
son superiores, en prom edio, a las que regis-
tra la H uasteca V eracruzana (varían de 1,000
a m ás de 2,500 m m anuales), siendo particu-
larm ente abundantes en las faldas de la
S ierra C hichim eca.

Por sus abundantes lluvias, la h idr o-
gr afía del T otonacapan es riquísim a, con
num erosos arroyos, ríos, esteros, pantanos,
lagunas y albuferas. Los ríos m ás largos y
caudalosos son el C azones, que lim ita a la
región por el norte; el T ecolutla, que por su
caudal (superior al del río B ravo) ocupa el 7º
lugar en el país; el N autla, el M isantla, el
C olipa y el Juchique. E n las costas se en-
cuentran las lagunas E stero Lagartos, de los
D om ingos (G rande y C hica) y otras m enores.

Por lo que respecta a los suelos, en el
T otonacapan predom inan los suelos de
pradera en las partes llanas, y los suelos de
bosques en las faldas de la S ierra M adre
O riental y la S ierra C hichim eca. T am bién hay
suelos aluviales y pantanosos, sobre todo a
orillas de los ríos y lagunas costeras.
E n cuanto a la veget ación n at u r al, el
T otonacapan, región poblada desde hace

197

m ucho tiem po, ha visto dism inuir notable-
m ente sus áreas boscosas ante la apertura de
nuevas tierras a la agricultura y la ganadería;
la extensión cada vez m ayor de los centros de
población (en 1950, poco antes de ser elevada
a la categoría de m unicipio libre, Poza R ica de
H idalgo sólo tenía 48,966 habitantes, y en
m arzo de 1990 tenía 151,739); la construc-
ción de nuevos cam inos; el aum ento de las
actividades industriales y otros factores. Las
áreas boscosas, cada vez m ás reducidas y
fraccionadas, se encuentran sobre todo en las
faldas de la S ierra M adre O riental y la S ierra
C hichim eca.
Al igual que en la H uasteca V eracruzana,
en el T otonacapan predom inan los pastizales,
que alternan con reducidas superficies
boscosas y arbustivas,
áreas cultivadas y cen-
tros de población. E n las
superficies boscosas hay
num erosas especies de
árboles: am ate o higuera
de las ruinas, caoba,
cedro rojo, ceiba, chaca
o palo m ulato, ébano,
encino, fram boyán,
jinicuil, nanche, ojite o
ram ón, roble, zapote
m am ey, etc. T am bién
hay arbustos, bejucos o
lianas, hongos, plantas
parásitas y epifitas,
orquídeas, etc. E n las orillas de
las albuferas abundan los m angles.
Por lo que respecta a la faun a salvaje,
hay ardillas, arm adillos, conejos, coyotes,
iguanas, jabalíes, m apaches, serpientes, tejo-
nes o coatíes, tlacuaches, diversas especies
de aves (calandrias, carpinteros, garzas, gavi-
lanes, gaviotas, gorriones, loros, palom as,
patos, pericos). E ntre las aves figuran los rui-
dosos papares, llam ados en otros lugares
“pepes”(por su grito característico), que han

dado nom bre a la ciudad de Papantla de
O larte, “tierra de papanes”.
Por lo que respecta a la población, de
acuerdo con el X I C enso G eneral de Población
y V ivienda, en m arzo de 1990 vivían en los 19
m unicipios del T otonacapan 710,609 habi-
tantes (348,853 varones y 361,756 m ujeres).
S u población relativa era de 120.7, cifra noto-
riam ente superior a las correspondientes a la
R epública M exicana en general (41.4), las
regiones de la H uasteca V eracruzana (56.6) y
la S ierra de H uayacocotla (42.4) e incluso el
estado de V eracruz (86.9).
D e los 19 m unicipios del T otonacapan,
11 tenían poblaciones relativas superiores a
100 habitantes por kilóm etro cuadrado, o
sea, m ás de un habitante por hectárea (recor-
dem os que un
kilóm etro cuadrado
tiene 100 hectáreas).
Los centros
de población m ás
im portantes son
Poza R ica de H idal-
go, Papantla de
O larte, M artínez de
la T orre y M isantla.
E l m unicipio de Poza
R ica de H idalgo, con
una superficie de
apenas 32.25 km
2
,
tenía en m arzo de
1990 una población
de 151,739
habitantes
y una densidad de 4,705.09, la m ayor entre
los m unicipios de V eracruz.
E n el T otonacapan hay una abundante
población indígena: 105,900 personas, el
14.9% de la población total. H ay totonacas,
nahuas y tepehuas.
E n cuanto al alfabet ismo, de las
434,760 personas m ayores de 15 años sabían
leer y escribir 357,360 (el 82.2% ) y 77,400 (el
17.8% ) eran analfabetos.
Fauna salvaje (garza)

198

La población econ ómicament e
act iva estaba form ada por 199,705 personas,
distribuidas de la siguiente m anera:
• 82,746 en actividades productivas
prim arias.
• 38,296 en actividades productivas
secundarias.
• 70,092 en actividades productivas
terciarias.
• 784 en actividades productivas no
especificadas debidam ente.

Las actividades productivas m ás desa-
rrolladas en el T otonacapan son la agricul-
tura, la ganadería, la pesca, la extracción de
gas natural y petróleo y las industrias de
transform ación.
• E n agr icult ur a destacan los cultivos de
m aíz, café, caña de azúcar, plátano,
m ango, fríjol, calabaza, chile verde, pim ien-
ta, frutas cítricas (lim ón agrio, m andarina,
naranja y toronja), tabaco y vainilla. La
caña de azúcar es industrializada sobre
todo en el ingenio Independencia, ubicado
en el m unicipio de M artínez de la T orre. E n
la producción de frutas cítricas, la región
ocupa el prim er lugar en el E stado. U n
producto originario del T otonacapan,
concretam ente del m unicipio de Papantla,
es la vainilla, planta arom ática utilizada en
la elaboración de dulces, perfum es y
m edicinas.
• La gan ader ía es practicada en extensos
pastizales, en los cuales se crían decenas
de m iles de cabezas de ganado vacuno
para la obtención de carne, leche, pieles y
otros productos. T am bién es im portante la
cría de cerdos, cabras, ovejas, caballos,
burros, m ulas, aves de corral (para la pro-
ducción de huevo y carne) y abejas (para la
obtención de m iel y cera).
• La pesca se practica tanto en el m ar (pesca
m arítim a) com o en las lagunas costeras
(pesca lacustre) y los arroyos y ríos (pesca

fluvial). C azones de H errera, G utiérrez
Z am ora, T ecolutla, N autla y V ega de
A latorre son puertos pesqueros que cuen-
tan con cooperativas. S on im portantes las
capturas de acam aya, cam arón, jaiba y
langostino; bagre, bobo, cazón, m ojarra,
róbalo, sierra y trucha. Por desgracia,
varias de esas especies, com o la acam aya y
el bobo, están en peligro de extinción com o
consecuencia de la contam inación acuática
y la conducta irresponsable de m uchos
pescadores, que no respetan el tiem po de
veda y usan explosivos y venenos para
capturar a los peces.





















A continuación se presentan algu-
nas plantas cultivadas y anim ales
dom ésticos del T otonacapan. V alién-
dote de líneas, únelos con los produc-
tos que se obtienen de ellos.

199



















• Las in dust r ias m ás desarrolladas son las
relacionadas con el aprovecham iento de los
productos agrícolas y ganaderos, así com o
la extracción de gas natural y petróleo. La
industrialización de los productos agrícolas
perm ite la obtención de azúcar, panela o
piloncillo, conservas de frutas, extractos y
preparados de vainilla, alcohol, jugos de
naranja y toronja, refrescos, etc. T am bién
se bordan blusas, se hacen flautas de
carrizo, tam borcitos, figuras y objetos de
vainilla.
• Los cam pos petrolíferos del T otonacapan
se encuentran principalm ente en los m uni-
cipios de C oatzintla, Papantla y Poza R ica
de H idalgo. Fue precisam ente la extracción
de gas natural y petróleo la que provocó el
acelerado crecim iento de la población
durante el siglo actual, pues la perforación
de pozos petrolíferos, la conducción y refi-
nación del gas natural y el petróleo (hasta
1991 funcionó una refinería en Poza R ica
de H idalgo) y otras actividades relaciona-



















das, atrajeron a m iles de inm igrantes que
buscaban em pleo en la región.
La extracción de gas natural y petróleo
ha dado lugar tam bién a una floreciente
in dust r ia pet r oquímica, que perm ite la
obtención de gas dom éstico, gasolina, aceites
y grasas m inerales, kerosén, parafina, asfalto,
plásticos y otros derivados.
• Para la pr oducción de en er gía eléct r ica
se ha construido en Poza R ica de H idalgo
una gigantesca planta term o-eléctrica, con
una capacidad de 117,000 kilow atts-hora,
que funciona con el gas producido en los
cercanos cam pos petrolíferos.

A l igual que en la H uasteca
V eracruzana, en el T otonacapan están m uy
desarrollados los transportes terrestres,
acuáticos y aéreos.
• Los t r an spor t es t er r est r es cuentan con
varias carreteras pavim entadas y revesti-
das, así com o num erosos cam inos de
terracería. La principal ruta es el tram o del

200

C ircuito C ostero del G olfo (carretera federal
N o. 180), Poza R ica de H idalgo-Papantla de
O larte-G utiérrez Z am ora-T ecolutla-N autla-
V ega de A latorre. O tras carreteras pavi-
m entadas im portantes son: Poza R ica de
H idalgo-C azones de H errera-B arra de
C azones; Poza R ica de H idalgo-C oatzintla-
E l C hote-Puente E l R em olino-M aría de la
T orre, paralela a la carretera federal N o.
180; E l Faro-S an R afael-M aría de la T orre-
M artínez de la T orre-T lapacoyan-A tzalan
(carretera federal N o. 131); M artínez de la
T orre-M isantla-C hiconquiaco y otras.
• Los t r an sp or t es acuát icos se practican en
el G olfo de M éxico y los ríos C azones,
T ecolutla y N autla. C azones de H errera,
























G utiérrez Z am ora, T ecolutla y N autla son
puertos de cabotaje.
• Los t r an spor t es aér eos cuentan con un
aeropuerto nacional de m ediano alcance, el
de T ajín, en Poza R ica de H idalgo, así com o
aeródrom os de corto alcance en C azones
de H errera, G utiérrez Z am ora, T ecolutla,
M artínez de la T orre, T lapacoyan, M isantla
y otros lugares.

H em os term inado nuestro
recorrido por el T otonacapan.
H agam os ahora un repaso. Para ello,
escribe en los espacios en blanco las
palabras o frases de la izquierda,
según corresponda.

























H uasteca V eracruzana
Lom as de baja altitud
26ºC a 22ºC
B aja y arenosa
C edro rojo y caoba
T ecolutla y N autla
G randes M ontañas
E stero Lagartos y B arra
N ueva
M anglares
T otonacapan
E stado de Puebla
G olfo de M éxico
S uelos de pradera
C álido húm edo
A luviales y pantanosos

La región natural del_______________________recibió ese
nom bre por el pueblo indígena que se desarrolló en ella.
Lim ita al norte con la________________________________, al sur
con las ___________________________________, al este con el___
______________________ y al oeste con el_____________________.
Por lo que respecta al relieve, predom inan en el
T otonacapan___________________________________. La costa es
________________________; entre sus accidentes m ás notables
figuran_________________________________________. E l clim a
predom inante es____________________________; sus prom edios
anuales de tem peratura varían de__________________. D os de
sus principales ríos son____________________________________.
E n el T otonacapan predom inan los____________________
____________. T am bién hay suelos___________________________
___________________, sobre todo a orillas de los ríos y lagunas.
Las áreas boscosas del T otonacapan han sido notable-
m ente reducidas; en las costas hay____________________. E ntre
los árboles de la región figuran_____________________________.



201

Gr an des Mon t añ as

V am os ahora a conocer las caracterís-
ticas de una región natural particularm ente
interesante: las Gr an des Mont añas, una de
las m ás variadas e im portantes no sólo de
V eracruz, sino en general de la R epública
M exicana.
La denom inación G randes M ontañas
se debe al hecho de ser la región com parati-
vam ente m ás elevada del E stado, y a que en
ella se encuentran las 2 m ontañas m ás altas
de la entidad: el Pico de O rizaba o C itlaltépetl
(5,747 m etros), la m ontaña m ás elevada del
país; y el C ofre de Perote o N ahucam patépetl
(4,282 m etros), que ocupa el 7º lugar entre
las altas m ontañas de M éxico, superado por
el Pico de O rizaba, el Popocatépetl (5,452
m etros), el Iztaccíhuatl (5,286), el N evado de
T oluca o Z inantécatl (4,558), la M alinche o
M atlalcueye (4,461) y el N evado de C olim a
(4,330).
A dem ás del Pico de O rizaba y el C ofre
de Perote, en las G randes M ontañas hay
decenas de m ontañas de considerable altitud,
algunas de las cuales aparecen en el m apa de
la pág. 54 y el cuadro de la pág. 55. Fuera de
esta región, la m ontaña veracruzana m ás
elevada es La B andera, de 2,500 m etros de
altitud, que se encuentra en el m unicipio de
H uayacocotla (S ierra de H uayacocotla); en la
H uasteca V eracruzana y los T uxtlas tam bién
hay num erosas m ontañas, pero ninguna
alcanza los 2,000 m etros de altitud.
M ás aún que la S ierra de H uayaco-
cotla, las G randes M ontañas son una región
natural única en el estado de V eracruz. S in
considerarla com o la región natural represen-
tativa del E stado, pues en su m ayor parte
(casi el 73% ) la entidad veracruzana es baja,
llana y calurosa (características que no tienen
las G randes M ontañas), sí podem os decir que
es una región m uy especial, la cual com parada
con las otras 6 regiones naturales del E stado,

presenta las siguientes características:
• E s la región de lím ites m ás im precisos,
pues la S ierra C hichim eca y el E je
N eovolcánico, que la cubren casi en su
totalidad, no descienden suavem ente hacia
las llanuras costeras, sino a través de
declives pronunciados, lom as y cañadas.
D e allí la dificultad de señalar con pre-
cisión sus lím ites, sobre todo hacia el
norte
(región del T otonacapan) y el este (región
de las Llanuras de S otavento).
• E s la región m ás elevada y de relieve m ás
com plejo, pues se extiende desde unos 500
m etros de altitud hasta la cim a del Pico de
O rizaba y cuenta con num erosas m onta-
ñas de m ás de 2,000 e incluso m ás de
3,000 m etros de altitud.
• E n ella se localiza el m ayor núm ero de sie-
rras, altiplanos, m ontañas, valles, barran-
cas, cascadas y cuevas de la entidad.
• E s la que presenta m ayor variedad por lo
que respecta al clim a, la com posición de
los suelos, la vegetación natural, la fauna
salvaje y las actividades hum anas.
• S u flora silvestre y fauna salvaje son las
m ás variadas del E stado, pues cuenta
con plantas y anim ales de clim a caliente,
tem plado y frío.
• Por lo que respecta a la población, es la
región natural m ás poblada, tanto en tér-
m inos absolutos (1,882,084 habitantes)
com o relativos (173.6 habitantes por
kilóm etro cuadrado), y la que cuenta con el
m ayor núm ero de centros de población
(ciudades, villas, pueblos).
• D esde el punto de vista económ ico, es la
región natural con las producciones agríco-
la, ganadera, forestal y m inera m ás varia-
das del E stado. E n los renglones agrícola,
ganadero y forestal, la región cuenta, com o
antes dijim os, con una flora y fauna varia-
dísim as; en el m inero, si bien su produc-
ción no tiene relevancia, es la única de
(S igue pág 205)

202
Números oficiales, superficies y poblaciones de los municipios de las Grandes Montañas
Poblacion es (año 1 99 0 ) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
001 A cajete 63.96 6,173 96.51
002 A catlán 31.28 2,580 82.48
006 A cultzingo 175.55 14,030 79.92
008 A lpatláhuac 62.57 8,155 130.33
009 A lto Lucero de G utiérrez B arrios 714.79 26,925 37.67
010 A ltotonga 349.39 46,670 133.58
014 A m atlán de los R eyes 127.61 33,669 263.84
018 A quila 32.94 1,464 44.44
019 A stacinga 46.03 4,094 88.94
020 A tlahuilco 59.69 5,865 98.26
021 A toyac 165.28 22,173 134.15
022 A tzacan 54.85 13,695 249.68
023 A tzalan 488.27 45,848 93.90
024 T laltetela 316.06 10,490 33.19
025 A yahualulco 82.76 18,363 221.88
026 B anderilla 12.06 22,110 1,833.33
029 C alcahualco 175.49 9,045 51.54
030 C am erino Z . M endoza (C iudad M endoza) 11.53 35,084 3,042.84
036 C oacoatzintla 32.29 5,407 167.45
038 C oatepec 177.19 61,793 348.74
041 C oetzala 30.15 1,635 54.23
043 C om apa 217.12 14,939 68.81
044 C órdoba 145.73 150,454 1,032.42
046 C osautlán de C arvajal 72.17 13,626 188.80
047 C oscom atepec (C oscom atepec de B ravo) 135.59 33,750 248.91
052 C uichapa 49.36 10,385 210.39
057 C hiconquiaco 55.10 11,617 210.83
062 C hocam án 31.46 12,607 400.73
065 E m iliano Z apata (D os R íos) 467.69 36,370 77.77
068 Fortín (Fortín de las Flores) 104.72 36,882 352.20
071 H uatusco (H uatusco de C hicuéllar) 180.87 38,302 211.77
074 H uiloapan de C uauhtém oc 26.12 4,760 182.24
079 Ixhuacán de los R eyes 118.53 8,524 71.91
080 Ixhuatlán del C afé 127.80 17,208 134.65
081 lxhuatlancillo 49.98 6,553 131.11
085 Ixtaczoquitlán 116.21 43,771 376.65
086 Jalacingo 227.30 25,431 111.88
087 Jalapa (X alapa-E nríquez) 152.18 288,454 1,895.48
088 Jalcom ulco 104.35 4,111 39.40
092 Jico (X ico) 223.51 24,162 108.10
093 Jilotepec 53.62 11,540 215.22






203
Poblacion es (añ o 19 90) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2

Absolut as Relat ivas
095 Juchique de Ferrer 163.74 18,993 115.99
096 Landero y C oss 28.72 1,692 59.91
098 M agdalena 19.28 1,788 92.74
099 M altrata 138.31 12,576 90.93
101 M ariano E scobedo 17.08 18,758 1,098.24
106 M iahuatlán 17.74 3,349 188.78
107 M inas, Las 36.87 2,574 69.81
110 M ixtla de A ltam irano 65.42 7,109 108.67
112 N aolinco (N aolinco de V ictoria) 79.30 15,596 196.67
113 N aranjal 23.16 3,297 142.36
115 N ogales 102.05 27,524 269.71
117 O m ealca 282.08 21,532 76.33
118 O rizaba 40.06 114,216 2,851.12
127 Perla, La 164.68 13,103 79.57
128 Perote 697.14 44,236 63.45
132 V igas de R am írez, Las 124.94 11,453 91.67
135 R afael D elgado 34.97 11,110 317.70
136 R afael Lucio 17.77 4,309 242.49
137 R eyes, Los 31.89 3,299 103.45
138 R ío B lanco (T enango de R ío B lanco) 15.57 37,686 2,420.42
140 S an A ndrés T enejapan 29.92 1,798 60.09
146 S ochiapa 12.12 2,586 213.37
147 S oledad A tzom pa 98.89 12,515 126,55
156 T atatila 130.28 4,788 36.75
159 T ehuipango 175.76 12,520 71.23
162 T enam pa 23.58 5,057 214.46
163 T enochtitlán 124.12 5,662 45.62
164 T eocelo 77.01 13,050 169.46
165 T epatlaxco 70.48 6,838 97.02
166 T epetlán 124.28 7,610 61.23
168 T equila 82.85 9,682 116.86
171 T exhuacan 30.70 3,904 127.17
173 T ezonapa 470.65 52,356 111.24
177 T lacolulan 112.80 7,565 67.07
179 T lacotepec de M ejía 85.95 3,167 36.85
182 T lalnehuayocan 69.15 6,963 100.69
183 T lapacoyan 172.94 45,513 263.17
184 T laquilpan 54.41 4,965 91.25
185 T lilapan 13.06 3,118 238.74
186 T om atlán 19.75 5,557 281.37
187 T onayán 63.67 4,115 64.63
188 T otutla 103.02 13,253 128.64
















204
Poblacion es (año 1 99 0 ) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
194 V illa A ldam a 55.85 6,532 116.96
195 X oxocotla 49.79 3,779 75.90
196 Yanga 107.93 16,701 154.74
197 Yecuatla 104.41 13,473 129.04
200 Z entla (M anuel G onzález) 155.01 11,785 76.03
201 Z ongolica 231.82 34,318 148.04
T o t a l (89 m unicipios) 10,820.12 1,882,084 173.94

División municipal de las Grandes Montañas.




































Fuentes: S ecretaría de D esarrollo A gropecuario, Forestal y Pesquero. Veracruz en Cifras (año 1992).
Instituto N acional de E stadística, G eografía e Inform ática (IN E G I). XI Censo General de Población y
Vivienda (año 1990).

205

las 7 regiones del E stado que cuenta con
num erosos yacim ientos de m etales y
m inerales.
• D esde el punto de vista político, es la
región m ás im portante de todas, pues
cuenta con 89 m unicipios, casi la m itad de
los existentes en el E stado (210), y en uno
de ellos, el de X alapa, se localiza la ciudad
capital del E stado (X alapa-E nríquez).












Xalapa-Enríquez


La región de las G randes M ontañas
lim ita:
• A l norte, con el T otonacapan.
• A l sur, con los estados de Puebla y O axaca.
• A l este, con el G olfo de M éxico y las
Llanuras de S otavento.
• A l oeste, con el estado de Puebla.

C om o su nom bre lo indica, el r elieve
de esta región es m uy m ontañoso, pues se
extiende desde unos 500 m etros de altitud
hasta los 5,747 del Pico de O rizaba.
D e norte a sur, la región está recorrida
por el E je N eovolcánico o S istem a T arasco-
N ahua, que la separa de la altiplanicie
poblana y cuya línea de crestas se m antiene
constantem ente por arriba de 2,200 m etros

de altitud. A l norte se desprende del E je
N eovolcánico la S ierra C hichim eca o de
C hiconquiaco, que llega hasta el G olfo de
M éxico y divide a las llanuras costeras en 2
secciones: la Llanura C ostera del G olfo
N orte (regiones naturales de la H uasteca
V eracruzana y el T otonacapan, ya vistas) y
la Llanura C ostera del G olfo S ur (regiones
naturales de las Llanuras de S otavento y el
Istm o). H acia el oeste, en las áreas
de Perote y Z ongolica, se localizan 2
pequeños altiplanos que form an
parte de la altiplanicie poblana.
Por lo anterior, el relieve de las
G randes M ontañas es bastante que-
brado, con escarpadas sierras, altas
m ontañas, profundas barrancas y
escasas superficies llanas.

Escarpadas. M ontañas, sierras, cordillera,
etc. con declives m uy pronunciados, lo
cual hace bastante difícil subirlas y
bajarlas.
Quebrado. T errenos, superficies, etc. con
porciones elevadas y deprim idas.

E n un corto tram o (unos 35 km , perte-
necientes al m unicipio de A lto Lucero de
G utiérrez B arrios), las G randes M ontañas
colindan con el G olfo de M éxico, en el área
donde la S ierra C hichim eca o de
C hiconquiaco llega al m ar. S i bien reducido,
dicho tram o costero es bastante accidentado,
con varias puntas, albuferas y barras. D e
norte a sur, sus accidentes m ás notables son:

• B arra S anta A na.
• Punta D elgada.
• Punta del M orro.
• B arra Platanar.
• Punta Lom a.
• B arra de Palm a S ola.
• A lbufera de Laguna V erde (a un lado de la
cual se ha construido la planta núcleo-

206

eléctrica del m ism o nom bre, la única
existente hasta ahora en el país).
• B arra de Paso Lim ón.











Planta Núcleo-eléctrica de Laguna Verde


E l clima de las G randes M ontañas es
bastante variado. D e acuerdo con la altitud,
predom inan los siguientes tipos clim áticos:
• A bajo de los 600 m etros, un clim a cálido,
con prom edios anuales de tem peratura de
24ºC a 22ºC (C olipa, Jalcom ulco, O m ealca,
T ezonapa).
• E ntre los 600 y 1,400 m etros, un clim a
sem icálido, con prom edios anuales de
tem peratura de 22ºC a 18ºC (C órdoba,
Fortín de las Flores, H uatusco de
C hicuéllar, O rizaba).
• E ntre los 1,400 y 2,400 m etros, un clim a
tem plado, en el cual la tem peratura
desciende hasta llegar a 12ºC (A cajete,
X alapa-E nríquez, N aolinco de V ictoria,
Perote).
• E ntre los 2,400 y 3,200 m etros, un clim a
sem ifrío, con prom edios anuales de tem -
peratura de 12ºC a 8ºC (A yahualulco,
T ehuipango, faldas del C ofre de Perote y el
Pico de O rizaba).
• A rriba de los 3,200 m etros, un clim a frío
de altura, que alcanza sus tem peraturas

m ás bajas en las cim as del C ofre de Perote
y el Pico de O rizaba. E n este segundo el
prom edio anual de tem peratura es de -6ºC ,
el m ás bajo de la R epública M exicana.
• U n tipo clim ático especial lo tiene el valle
de Perote, donde predom ina un clim a
sem ifrío y sem iseco, que contrasta
notablem ente con las características
clim áticas del resto de la región.
Las G randes M ontañas tienen en
conjunto un alto grado de hum edad. Las
lluvias, que se presentan sobre todo de
m ayo a noviem bre, superan los 1,200 m m
anuales y en algunos lugares, incluso los
2,500. S e exceptúa el valle de Perote, donde
escasam ente pasan de 500 m m .

A l igual que en las regiones naturales
vistas hasta el m om ento, en las G randes
M ontañas la h idr ogr afía es riquísim a.
Incontables arroyos de caudal casi constante
corren por profundas barrancas, cubiertas de
vegetación, y uniéndose entre sí dan origen a
varios ríos que, después de atravesar las lla-
nuras costeras, desem bocan en el G olfo de
M éxico. Lo quebrado del terreno hace que sus
cauces presenten fuertes pendientes y form en
num erosos rápidos y cascadas; aprovecha-
bles para la producción de energía eléctrica.
D e norte a sur, se originan en la región
de las G randes M ontañas o reciben afluentes
provenientes de ella los ríos N autla, M isantla,
C olipa, Juchique, A ctopan, D e la A ntigua,
Jam apa, C otaxtla, B lanco, T onto (afluente del
Papaloapan) y otros m enores.
D e acuerdo con datos de la S ecretaría
de A gricultura, G anadería y D esarrollo R ural
(S A G A R ), en la R epública M exicana hay 1,155
cascadas, la m ayoría de ellas en los estados
de M ichoacán (167), M éxico (159), V eracruz
(136) y Puebla (122). D e las cascadas vera-
cruzanas, m ás de 100 se localizan en la
región de las G randes M ontañas.

207






















A l igual que el relieve, en las G randes
M ontañas la compos ición del su elo es
bastante variada. H ay suelos arenosos (el
nom bre de la ciudad capital significa “en el
agua del arenal”o “m anantial en la arena”),
arcillosos, calizos, de pradera, negros y
pardos de bosques, com plejos de m ontaña,
aluviales y pantanosos. É stos 2 últim os se
encuentran sobre todo en cañadas y a orillas
de ríos, lagunas y pantanos.

La flor a silvest r e presenta en las
G randes M ontañas una riqueza y variedad
que en pocos lugares de la R epública M exica-
na puede verse, debido sobre todo al clim a
húm edo, las abundantes lluvias, los num e-
rosos cursos de agua y la fertilidad general de
los suelos. La región está cubierta, en gran
parte, por una riquísim a vegetación com pues-
ta por especies de clim a caliente, tem plado y

frío. B osques de álam os, cedros rojos, ceibas,
encinos, fresnos, higueras, hules, liquidám -
bares, nogales, oyam eles, pinos, robles,
sauces, etc., alternan con cam pos de cultivo y
pastizales, en los cuales prosperan extraordi-
nariam ente los m ás variados cultivos y se
crían diversas especies ganaderas.

E ntre las especies de la faun a salvaje
figuran ardillas, arm adillos, conejos, coyotes,
jabalíes, m apaches, puerco-espines, serpien-
tes, tejones o coatíes, tem azates, tlacuaches,
zorras, zorrillos, diversas especies de aves
(búhos, codornices, colibríes, chachalacas,
gavilanes, palom as, patos, pericos, prim ave-
ras, zopilotes) y peces de río. S in em bargo, la
incontenible destrucción de los bosques, el
aum ento de las superficies cultivadas, la
expansión de los centros de población, la con-
tam inación acuática y la im placable cacería
de que han sido objeto, han puesto al borde
de la extinción a num erosas especies silves-
tres antes abundantes.
A hora sabem os —quizás ya tarde—
que búhos, coyotes, gavilanes, serpientes y
otros anim ales, antes considerados dañinos,
se alim entan sobre todo de roedores e insec-
tos que perjudican a las siem bras.

Por lo que respecta a la población, las
G randes M ontañas es la m ás poblada, en tér-
m inos absolutos y relativos, de las 7 regiones
naturales en que se divide el E stado. D e
acuerdo con el X I C enso G eneral de
Población y V ivienda, los 89 m unicipios que
la form an tenían, en m arzo de 1990, una
población absoluta de 1,882,084 habitantes
(923,239 varones y 958,845 m ujeres),
equivalentes al 30.22% de la población total
del E stado. La población relativa era de 173.6
habitantes por kilóm etro cuadrado, el doble
de la que tenía entonces el E stado (86.9) y
m ás de 4 veces la de la R epública
M exicana (41.4).

208

D e los 89 m unicipios que com ponen la
región, 47 tenían de 100 a 1,000 habitantes
por kilóm etro cuadrado y 7 pasaban de 1,000
(B anderilla, C am erino Z . M endoza, C órdoba,
X alapa, M ariano E scobedo, O rizaba y R ío
B lanco).
E n la región vive una num erosa
población indígena form ada por 122,419
personas (el 6.50% de la población total),
localizada sobre todo en el área de Z ongolica,
donde se habla bastante el idiom a náhuatl.
E n cuanto al alfabet ismo, de
1,145,849 personas m ayores de 15 años,
sabían leer y escribir 919,046 (el 80.2% ) y
226,803 (el 19.8% ) eran analfabetos.
E n m arzo de 1990, la población
econ ómicamen t e act iva de las G randes
M ontañas com prendía 556,432 personas,
distribuidas de la siguiente m anera:
• 216,487 en actividades productivas
prim arias.
• 110,450 en actividades productivas
secundarias.
• 206,040 en actividades productivas
terciarias.
• 23,455 en actividades productivas no
debidam ente especificadas.

Por lo que respecta a las act ividades
pr oduct ivas, de las 7 regiones naturales en
que se divide la entidad, las G randes M onta-
ñas cuentan con las producciones agrícola,
ganadera, forestal y m inera m ás variadas del
E stado.
• E n agr icult ur a son im portantes los
cultivos de:
- C ereales: avena forrajera, cebada, m aíz,
trigo.
- Frutas tropicales: aguacate, coco, lim ón
agrio, m andarina, m ango, naranja,
papaya, piña, plátano, diversas especies
de zapote.
- Frutas de clim a tem plado y frío: ciruela,
durazno, m anzana, m em brillo, nuez,
pera, perón.

- Legum bres: chícharo, fríjol, haba.
- C ultivos industriales: cacao, café, caña
de azúcar, hule de hevea, tabaco.
- Plantas forrajeras: alfalfa, diversas espe-
cies de zacate.
- O tros cultivos: chayote (planta originaria
de la región), chile verde, incontables
especies de flores, jitom ate, papa.




















C om o puedes ver, son pocos los pro-
ductos agrícolas que no pueden cultivarse
en las G randes M ontañas, una de las
regiones m ás fértiles y productivas de la
R epública M exicana, que ocupa el prim er
lugar estatal en la producción de aguacate,
avena forrajera, café, caña de azúcar, ciruela,
chayote, durazno, flores, haba, jitom ate,
m anzana, m em brillo, papa, pera y trigo.
Figura, adem ás, entre las regiones naturales
m ás productoras de chile verde, fríjol, lim ón
agrio, m aíz, m ango, naranja, plátano, tabaco
y otros productos.

209

• La gan ader ía tiene tam bién un am plio
desarrollo en las G randes M ontañas,
favorecida —al igual que la agricultura—
por el clim a húm edo, las abundantes llu-
vias, los num erosos cursos de agua, la fer-
tilidad general de los suelos y los extensos
pastizales. S e cría sobre todo ganado
vacuno para la producción de leche, carne,
pieles y otros derivados (en los alrededores
de X alapa, C órdoba y O rizaba existen
im portantes cuencas lecheras). T am bién
tiene im portancia la cría de ovejas, cabras,
cerdos, caballos, burros y m ulas.
• Por lo que respecta a la avicult ur a o “cría
de aves”de corral, las G randes M ontañas
son la región natural m ás productora de
gallinas ponedoras y pollos de engorda,
con num erosas granjas avícolas localizadas
principalm ente en los alrededores de X alapa,
C oatepec, O rizaba y C órdoba. T am bién
tiene im portancia la apicultura o “cría de
abejas”, que proporciona cera y m iel.
• La pesca a pequeña escala es practicada
en los num erosos arroyos, ríos y lagunas
de la región, así com o en el tram o costero
del G olfo de M éxico. A l igual que en el
T otonacapan, son im portantes las captu-
ras de acam aya, cam arón, jaiba y langosta-
no; bagre, bobo, m ojarra, róbalo, trucha y
otras especies. T am bién tiene cierta im por-
tancia la piscicult ur a o “cría de peces”en
estanques y arroyos preparados al efecto.
• La pr oducción for est al, particularm ente
en las faldas del C ofre de Perote y el Pico
de O rizaba, proporciona m aderas finas y
corrientes (álam o, cedro rojo, encino, fres-
no, liquidám bar u ocozote, nogal, oyam el,
pino, roble, sauce), así com o resinas, rizo-
m as -com o el barbasco-, carbón vegetal,
leña y otros productos.
E n las G randes M ontañas, com o en
otros m uchos lugares del país, los bosques
representan una gran riqueza natural,
que lam entablem ente está en peligro. Los

aserraderos continúan con el corte desm e-
dido de árboles, lo cual ha ocasionado
erosión, pues la capa de suelo fértil es
arrastrada por el agua y el viento. La defo-
restación afecta ya extensas zonas bosco-
sas de la S ierra C hichim eca, el C ofre de
Perote, el Pico de O rizaba y la S ierra de
Z ongolica.
• La m inería explotó durante m uchos años,
en los m unicipios de Las M inas, T atatila y
T lacolulan, algunos yacim ientos de carbón
m ineral, cobre, hierro, oro y plata, hoy
prácticam ente agotados. M ucho m ás
im portantes, en casi toda la región, son los
yacim ientos de arena, arcilla, rocas calizas
y volcánicas, m árm ol, alabastro y algunas
piedras sem ipreciosas.
• T am bién las indust r ias de t r ansfor mación
son bastante variadas en las G randes
M ontañas. S u desarrollo ha sido favorecido
por la abundancia de m ateria prim a y
energía eléctrica, una población num erosa
y trabajadora, abundantes m edios de
com unicación y transporte, la cercanía de
un puerto im portante (V eracruz), por el
cual pueden exportarse los productos
fabricados, y del principal centro consum i-
dor del país, representado por el valle de
M éxico.
C on todos esos factores a su favor, la
industrialización de las G randes M ontañas
ha alcanzado elevados niveles, particular-
m ente en la faja C iudad M endoza-H uiloa-
pan de C uauhtém oc-N ogales-T enango de
R ío B lanco-O rizaba-Ixtaczoquitlán-Fortín
de las Flores-C órdoba, donde se localiza el
m ayor núm ero de em presas industriales,
seguida de la zona X alapa-C oatepec. E ntre
los productos industrializados que se
obtienen en las G randes M ontañas figuran:
- A lim entos y bebidas: arroz beneficiado,
café seco y tostado, azúcar, panela o
piloncillo, leche pasteurizada y en polvo,
aceites com estibles, conservas de frutas

210

y chiles, galletas y pastas alim enticias,
dulces, jugos de frutas, refrescos,
cerveza, alcohol, vinos y licores, alim en-
tos para el ganado y otros.
- Productos textiles: hilados, tejidos y
telas de algodón, lana y fibras sintéticas,
sarapes de lana.
- Productos m etalúrgicos: cortinas y puer-
tas m etálicas, partes y piezas sueltas de
m aquinaria, carrocerías y rem olques de
vehículos, aparatos eléctricos, etc.
- M ateriales para construcción: cal, ce-
m ento, varilla, alam bre recocido, alam -
brón, tubos de cem ento, ladrillos,
m osaicos, pinturas, m uebles para baño.
- O tros productos: capado, jabón, deter-
gentes, llantas, papel, productos farm a-
céuticos, plásticos, cigarros.
• A dem ás de las industrias de transform a-
ción, en las G randes M ontañas está desa-
rrollada una variada artesanía, que pro-
duce dulces típicos, prendas de vestir teji-
das y bordadas, sarapes, figuras de m ade-
ra y cerám ica decoradas, juguetes, adornos
y otros objetos.
• A lgunos ríos de las G randes M ontañas han
sido aprovechados para la pr odu cción de
en er gía eléct r ica. Para ello se han cons-
truido en la región 5 plantas hidro-eléctri-
cas: E l E ncanto, Las M inas, T exolo,
T uxpango e Ixtaczoquitlán.

Las G randes M ontañas figuran, al lado
de las Llanuras de S otavento, entre las regio-
nes naturales m ejor com unicadas del E stado.
• Por lo que respecta a los t r an spor t es
t er r est r es, cuenta con 3 ferrocarriles y
varias carreteras pavim entadas. Los ferro-
carriles son: el Interoceánico, de M éxico a
V eracruz por X alapa; el M exicano, de
M éxico a V eracruz por O rizaba y C órdoba;
y el de C órdoba a T ierra B lanca.
Las carreteras pavim entadas m ás
im portantes son: la federal N o. 131, de

Perote a la costa del G olfo de M éxico; la
federal N o. 140, de M éxico a V eracruz por
X alapa; la federal N o. 150, de M éxico a
V eracruz por O rizaba y C órdoba; la auto-
pista M éxico-Puebla-O rizaba-C órdoba-
V eracruz; la carretera estatal de X alapa a
M isantla; la estatal de X alapa a Fortín de
las Flores; la de V eracruz a C órdoba, por
Paso del M acho, etc. A dem ás, num erosas
carreteras revestidas, cam inos vecinales y
brechas.
• Los t r an sp or t es acuát icos carecen de
im portancia en la región, que sólo cuenta
con unos 35 km de costa y no tiene ríos
navegables. C om o contrapartida, la región
es la m ás im portante del país para la prác-
tica del rafting o descenso de ríos.
• Por lo que respecta a los t r an spor t es
aér eos, la región cuenta con un aeródrom o
de corto alcance en E l Lencero (m unicipio
de E m iliano Z apata, cerca de X alapa-
E nríquez) y aeropistas en varios lugares
(T lapacoyan, Plan de A rroyos, C olipa,
Juchique de Ferrer, Plan de las H ayas, A lto
Lucero de G utiérrez B arrios).

Para term inar, si com param os a las
G randes M ontañas con la S ierra de H uaya-
cocotla, verem os que el m edio geográfico
natural es casi el m ism o: relieve m uy quebra-
do, clim a bastante variado (de cálido a sem i-
frío), lluvias abundantes, alto grado de hum e-
dad, abundancia de arroyos y ríos, gran
variedad de suelos, extensas áreas boscosas.
S in em bargo, hay grandes diferencias entre
una región y otra por lo que respecta al
núm ero de habitantes, su densidad (habi-
tantes por kilóm etro cuadrado), el índice de
alfabetism o, el desarrollo de las actividades
productivas y los m edios de com unicación y
transporte, de m odo que m ientras las
G randes M ontañas son una región natural
bastante poblada, con una econom ía m uy
desarrollada y abundantes m edios de

211

com unicación y transporte, la S ierra de
H uayacocotla es una región m arginada. ¿A
qué crees que se deban esas diferencias entre
una y otra?
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________
__________________________________________

H em os term inado el estudio de las
G randes M ontañas, a la cual podem os
señalar otra característica m ás: la de ser la
región m ás difícil de estudiar y conocer.
H agam os ahora un breve repaso de la m ism a.
Para ello, contesta las siguientes cuestiones.
1. C om parada con las otras 6 regiones natu-
rales del E stado, las G randes M ontañas se
caracteriza por:
(S Í) (N O )
a) S er la región de lím ites m ás
im precisos. . . . . . . . . . . . . . . . ( ) ( )
b) S er la m ás extensa. . . . . . . . . .( ) ( )
c) T ener un relieve relativam ente
bajo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .( )( )
d) T ener el m ayor núm ero de
sierras y m ontañas. . . . . . . . . .( ) ( )
e) T ener una reducida longitud
costera. . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( ) ( )
f) T ener un clim a uniform e y
poco variado. . . . . . . . . . . . . . .( ) ( )
g) S er la m ás poblada. . . . . . . . . .( ) ( )
2. La región de las G randes M ontañas lim ita:
a) A l norte con__________________________
b) A l sur con____________________________
________________________________________
c) A l este con___________________________
________________________________________

d) A l oeste con__________________________

3. D e acuerdo con la altitud, en la región de
las G randes M ontañas predom inan los
siguientes tipos clim áticos:

a) H asta los 600 m etros_________________
________________________________________
b) D e 600 a 1,400 m etros________________
________________________________________
c) D e 1,400 a 2,400 m etros______________
________________________________________
d) D e 2,400 a 3,200 m etros______________

4. E n la siguiente sopa de letras, que se refie-
re a la región de las G randes M ontañas,
encuentra los nom bres de:

a) 3 árboles característicos.
b) 3 anim ales salvajes característicos.
c) 3 m unicipios cuya población relativa, en
m arzo de 1990, pasaba de 1,000 habi-
tantes por kilóm etro cuadrado.

C O R D O B A S P O
O R G A S M O S O L
N I Ñ O R O B L E O
E Z P J U E Z A M R
X A L A P A S C A C
O B A B B A B O S O
C A L A M O A Y I Y
O S O L F R E S N O
S E R I C A S T D T
O T E C A C H E O E

5. C on base en el m apa, escribe en los pa-
réntesis de abajo el núm ero que corres-
ponda. (U no de los ríos puestos en el m apa
no aparece en la lista.)

212













Llan ur as de Sot aven t o

E n nuestro recorrido por V eracruz
hem os viajado de la llanura (H uasteca V era-
cruzana) a la m ontaña (S ierra de H uayaco-
cotla); después nuevam ente a la llanura
(T otonacapan) y la m ontaña (G randes M onta-
ñas). R egresam os ahora a la llanura, a la
región natural típica y representativa de un
E stado que en su m ayor parte es bajo, llano y
caluroso: las Llan ur as de Sot aven t o.
La palabra sot aven t o significa “bajo el
viento”, “a protección del viento”. E n G eogra-
fía se usa para referirse a la vertiente de las
m ontañas localizada al lado opuesto de los
vientos dom inantes. Lo contrario es
bar loven t o, “donde sopla el viento”, palabra
usada en G eografía para referirse a la vertien-
te de las m ontañas expuesta directam ente a
los vientos dom inantes.
La costum bre de llam ar sotavento a las
áreas centrales y llanas de V eracruz se origi-
nó durante la época colonial (años 1521-
1821). Los m arinos españoles que venían a
nuestro país se veían obligados a luchar con-
tra los huracanes, los nortes y otros vientos
que azotan periódicam ente al G olfo de M éxico
y sus regiones costeras. S entían, por lo tanto,

a) A ctopan. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )

b) B lanco. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )

c) D e La A ntigua. . . . . . . . . . . . . . . . . .( )

d) Jam apa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )

e) N autla. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .( )

f) T onto. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .( )

un gran alivio cuando llegaban al puerto de
V eracruz: allá, en el golfo, los vientos golpea-
ban duro y ponían en peligro a las em barca-
ciones; acá, en el puerto, estaban “bajo el
viento”, “a protección del viento”, y se sentían
a salvo.
C om parada con las otras 6 regiones
naturales del E stado, las Llanuras de S ota-
vento presentan las siguientes características:
• Fue la prim era región del E stado (y del
país) en ser colonizada por los españoles.
E n ella fue fundada, en 1519, la V illa R ica
de la V era C ruz, prim era población europea
de M éxico.
• C on sus 18,686 km
2
, es la región m ás
extensa. Por su población (1,413,744
habitantes) ocupa el 2º lugar, sólo supe-
rada por la región de las G randes
M ontañas (1,882,084 habitantes).
• E n ella se localiza el m unicipio con m ayor
población absoluta: el de V eracruz, con
328,607 habitantes.
• E n ella se localiza la m ayor área conurba-
da: la de V eracruz-B oca del R ío, con m ás
de 400,000 habitantes.
• E stá atravesada por el Papaloapan, el río
m ás caudaloso del E stado.

(S igue Pág. 215)

213
Poblacion es (añ o 19 90) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
004 A ctopan 823.09 40,541 49.25
005 A cula 233.78 4,934 21.11
007 C am arón de T ejeda (V illa A dalberto T ejeda) 115.91 5,195 44.82
011 A lvarado 803.63 49,040 61.02
012 A m atitlán 153.23 7,287 47.56
015 Á ngel R . C abada 434.75 33,731 77.59
016 A ntigua, La (José C ardel) 134.43 21,555 160.34
017 A pazapan 48.17 3,651 75.79
028 B oca del R ío 68.13 144,549 2,121.66
031 C arrillo Puerto (E l T am arindo) 400.19 12,035 30.07
045 C osam aloapan (C osam aloapan de C arpio) 604.81 76,755 126.91
049 C otaxtla 609.92 16,624 27.26
053 C uitláhuac 147.64 21,897 148.31
054 C hacaltianguis 257.45 12,029 46.72
073 H ueyapan de O cam po 776.56 38,272 49.28
075 Ignacio de la Llave 320.07 19,654 61.41
077 Isla 952.01 31.298 32.88
084 Ixm atlahuacan 435.74 6,158 14.13
090 Jam apa 122.49 9,177 74.92
094 Juan R odríguez C lara 1,209.10 33,378 27.61
097 Lerdo de T ejada 100.14 20,512 204.83
100 M anlio Fabio A ltam irano 274.01 19,345 70.60
105 M edellín (M edellín de B ravo) 214.81 29,298 136.39
119 O tatitlán 60.83 5,415 89.02
125 Paso del M acho 304.46 23,104 75.89
126 Paso de O vejas 397.98 28,646 71.98
130 Playa V icente 1,567.05 49,579 31.64
134 Puente N acional 420.77 17,741 42.16
139 S altabarranca 133.16 6,192 46.50
142 S an Juan E vangelista 1,054.13 33,117 31.42
148 S oledad de D oblado 421.46 26,612 63.14
169 José A zueta (V illa A zueta) 792.75 23,823 30.05
174 T ierra B lanca 1,698.65 85,352 50.25
176 T lacojalpan 126.07 4,573 36.27
178 T lacotalpan 602.49 15,896 26.38
181 T lalixcoyan 1,074.59 35,850 33.36
190 T uxtilla 50.67 2,235 44.11
191 Ú rsulo G alván 129.52 27,489 212.24
193 V eracruz 232.30 328,607 1,414.58

Números oficiales, superficies y poblaciones de los municipios de las Llanuras de Sotavento















214
Poblacion es (añ o 19 90) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
207 T res V alles 378.60 42,598 112.51
208 C arlos A . C arrillo D atos incluidos en C osam aloapan*
T o t a l (41 m unicipios) 18,685.54 1 1,413,744 I 75.66

Fuentes: S ecretaría de D esarrollo A gropecuario, Forestal y Pesquero. Veracruz en Cifras (1992).
Instituto N acional de E stadística, G eografía e Inform ática (IN E G I). XI Censo General de Población y
Vivienda (1990).

* E ste m unicipio fue creado el día 29 de noviem bre de 1996, con base en el decreto N o. 26, expedido por la H . L V II
Legislatura del E stado Libre y S oberano de V eracruz-Llave. S u territorio fue segregado del m unicipio de
C osam aloapan.









































División municipal de las Llanuras de Sotavento

215

• Posee el m ayor sistem a lagunero (cuenca
baja del Papaloapan).
• Posee el m ayor sistem a de arrecifes de
coral del E stado, localizado frente al área
conurbada V eracruz-B oca del R ío.
• C uenta con la m ayor superficie de tierras
irrigadas (distritos de riego de los ríos
A ctopan, D e la A ntigua y B lanco).
• E s la región m ás productora de arroz, coco,
fríjol, m ango, papaya, piña, sandía y
tam arindo.
• A dem ás de ser la ciudad m ás poblada,
V eracruz es el principal centro ferroviario,
carretero, industrial y com ercial del E stado
y el puerto m arítim o m ás activo de M éxico.
• C uenta con el único aeropuerto interna-
cional de largo alcance del E stado: el
Heriberto J ara Corona o D e las B ajadas, en
el m unicipio de V eracruz.

Conurbada. Población que, al ir creciendo, term inó
por juntarse con otra. Así sucedió, por ejem plo,
con V eracruz-B oca del R ío, Poza R ica de
H idalgo-C oatzintla, X alapa- B anderilla, C iudad
M endoza-H uiloapan de C uauhtém oc-N ogales-
T enango de R ío B lanco-O rizaba-Ixtaczoquitlán.
I rrigadas. S e dice de las tierras que se cultivan
con riego, el cual aum enta notablem ente su
producción

Las Llanuras de S otavento ocupan
gran parte del centro y sur del E stado. S us
lim ites son:
• A l norte el G olfo de M éxico.
• A l sur el estado de O axaca.
• A l este las regiones de los T uxtlas y el
Istm o.
• A l oeste la región de las G randes
M ontañas.
D esde el punto de vista geográfico, las
Llanuras de S otavento pueden dividirse en 2
secciones:
• La del norte (V eracruz), que com prende las
llanuras costeras del G olfo de M éxico, con

centro en la ciudad y puerto de V eracruz.
• La del sur (C osam aloapan), que com prende
la cuenca baja del río Papaloapan, con
centro en la ciudad de C osam aloapan.

Por lo que respecta al r elieve, las
Llanuras de S otavento, al igual que la H uas-
teca V eracruzana, son una vasta llanura, sólo
parcialm ente interrum pida por algunos lom e-
ríos de baja altitud. E so se ve sobre todo en la
cuenca baja del Papaloapan, río que en su
entrada a territorio veracruzano, procedente
del estado de O axaca, se encuentra a sólo 11
m etros de altitud, por lo cual su curso es
sum am ente lento y form a num erosos mean-
dros, lagunas y pantanos.

Meandros. C urvas m uy pronunciadas que form an
los ríos, sobre todo en lugares, llanos, con
escasos relieve.

A l avanzar de las Llanuras de S ota-
vento a las regiones colindantes (T uxtlas,
G randes M ontañas), el terreno se eleva a
través de cañadas, lom as y declives pronun-
ciados.

A l igual que en la H uasteca V eracru-
zana y el T otonacapan, la cost a de las
Llanuras de S otavento es baja y arenosa, lo
cual dificulta la instalación de buenos puertos
(V eracruz es un puerto artificial, para cuyo
acondicionam iento se han gastado enorm es
sum as de dinero). D e norte a sur, sus acci-
dentes m ás notables son:
• B arra de Paso Lim ón.
• Punta V illa R ica.
• Laguna E l Llano.
• Laguna Farallón.
• Punta de la M ancha.
• Laguna de la M ancha.
• B arra de Juan Á ngel (desem bocadura
del río Pajaritos).
• Punta Z em poala.

216





















• B arra de C hachalacas (desem bocadura del
río A ctopan).
• B arra de La A ntigua
• Punta C hivería.
• Punta M ocam bo.
• B arra de B oca del R ío (desem -
bocadura del río Jam apa).
• Lagunas de M andinga (G rande
y C hica).
• B arra de A lvarado (desem bo-
cadura de los ríos B lanco,
Lim ón, A cula y Papaloapan).
• Punta Puntillas.
Frente al área conurbada
V eracruz-B oca del R ío se en-
cuentran varios ar r ecifes de
coral e islas pequeñas. S an Juan
de U lúa, que antes era una isla,
fue unido a tierra m ediante un
dique, con lo cual se convirtió en
península. O tro grupo de arreci-
fes de coral se encuentra frente a
la punta de A ntón Lizardo.

Península. Porción de tierra unida al continente m e-
diante una estrecha faja de tierra llam ada
istm o.

E l clima predom inante en las Llanuras
de Sotavento es cálido, con lluvias sobre todo
en verano y parte de otoño. Los prom edios
anuales de tem peratura varían de 27ºC a
22ºC , siendo en esta región donde se dan los
prom edios anuales de tem peratura m ás ele-
vados del E stado: M anlio Fabio A ltam irano
(26.9ºC ), T lacotalpan (26.9ºC ), T lalixcoyan
(26.6ºC ), T ierra B lanca (26.5ºC ), C uatotolapan
(26.5ºC ), Soledad de D oblado (26.4ºC ), etc. D e
acuerdo con los lugares, las lluvias varían de
800 a m ás de 2,500 m m anuales.
La presencia de las sierras de
C hiconquiaco, al norte, y los T uxtlas, al este,
que detienen los vientos húm edos proce-
dentes del G olfo de M éxico, da lugar a 2
zonas sem iáridas, escasam ente lluviosas: una
dentro del triángulo form ado por las ciudades
de X alapa-E nríquez, C órdoba y V eracruz;



















Castillo de San J uan de Ulúa

217

otra al sur del río Papaloapan. E n ellas las
lluvias, si bien superan los 700 m m anuales
(m ás que en la ciudad de M éxico), resultan
notoriam ente inferiores a las que se registran
en el resto de la región y sobre todo en las
regiones vecinas. E s precisam ente ahí donde
se registran los prom edios anuales de tem -
peratura m ás elevados del E stado.

A l igual que en las regiones naturales
estudiadas hasta el m om ento, la h idr ogr afía
de las Llanuras de S otavento es riquísim a,
con incontables arroyos, ríos, esteros, pan-
tanos, lagunas y albuferas. Los ríos m ás lar-
gos y caudalosos son: A ctopan, D e la
A ntigua, Jam apa, C otaxtla, B lanco, Lim ón,
A cula y sobre todo el Papaloapan —el “río de
las m ariposas”— y sus num erosos afluentes
(T onto, E l O bispo, T esechoacán, S an Juan
E vangelista y otros m enores). D ichos ríos
nacen en la región de las G randes M ontañas,
las sierras de O axaca o la región de los
T uxtlas; desem bocan en el G olfo de M éxico.
















Tlacotalpan

E n el área com prendida entre los ríos
B lanco y Papaloapan se localiza el m ayor sis-
tem a lagunero del E stado. A llí se encuentran,
entre otras m uchas, las lagunas La M iel,
M aría Lizam ba, C halpa, E l Lodo, C orralillo,
S an M arcos, Popuyeca, La Flota, Pajarillos,
C am aronera y sobre todo la albufera de
A lvarado, a la cual afluyen los ríos B lanco,
Lim ón (desagüe de num erosas lagunas),
A cula y Papaloapan. Fuera de esa área se
encuentran las albuferas de E l Llano,
Farallón, La M ancha y M andinga (G rande y
C hica) y las lagunas de S an Julián, E l
M arqués, La T ortuga y otras m uchas.

Los suelos de las Llanuras de S ota-
vento son bastante variados. H ay suelos rojos
y am arillos de bosques, arenosos (sobre todo
a orillas del m ar, donde abundan las dunas y
m édanos costeros), de pradera, calizos (par-
ticularm ente en las áreas sem iáridas antes
citadas), aluviales y pantanosos. E stos 2 últi-
m os se localizan sobre todo
en las áreas laguneras y a
orillas del río Papaloapan y
sus afluentes.

D ado que las
Llanuras de S otavento, al
igual que el T otonacapan
y las G randes M ontañas,
son una región natural
poblada desde hace
m ucho tiem po, sus áreas
boscosas han desapareci-
do casi por com pleto,
siendo sustituidas por
cam pos de cultivo,
potreros, centros de
población, establecim ien-
tos industriales, etc.

218

La veget ación silvest r e está form ada por
palm eras (sobretodo cocoteras y reales), que
en m uchos lugares form an m asas casi con-
tinuas, y num erosas especies de árboles: alm en-
dro, am ate o higuera de las ruinas, caoba,
cedro rojo, ceiba, cocuite, chaca o palo m ula-
to, encino, huizache, hule, palo blanco, palo
loco, pino m arítim o, roble, sangregado, etc.
A orillas del G olfo de M éxico y las
albuferas abundan los m angles. E n las dunas
y m édanos costeros, así com o en las áreas
m enos lluviosas, proliferan los arbustos espi-
nosos, las plantas cactáceas (cardón, nopal,
órgano) y otras plantas xerófilas. Por lo con-
trario, en las lagunas y pantanos de agua
dulce se desarrolla el popal o vegetación acuá-
tica, que abunda en las Llanuras de S ocaven-
to m ás que en cualquier otra región del país.

La faun a salvaje cuenta con regulares
cantidades de ardillas, arm adillos, conejos,
coyotes, iguanas, liebres, querreques o pasa-
rnos, serpientes, tlacuaches, tortugas, zorras,
zorrillos y num erosas especies de aves (cen-
zontles, colibríes, garzas, gavilanes, gaviotas,
loros, palom as, pelícanos, pericos, prim ave-
ras, zopilotes). Las aguas del G olfo de M éxico,
las albuferas, lagunas y ríos son ricas en
crustáceos (alm eja, cam arón, cangrejo, jaiba,
langostino, ostión), m oluscos (caracol, pulpo)
y peces (bagre, bobo, cazón, cherna, guachi-
nango, lebrancha, lisa, m ojarra, pargo, pám -
pano, róbalo, sierra, trucha),
E n la laguna de A lvarado aún hay
m anatíes, m am íferos acuáticos en peligro de
desaparecer debido a la caza irresponsable y
la contam inación de ríos y lagunas.

E n conclusión, m ás que la región de
las G randes M ontañas, que sólo representa
poco m ás de 1/7 del E stado y cuyas carac-
terísticas geográficas difieren notablem ente
del resto de la entidad, son las Llanur as de
Sot aven t o, la t ípica t ier r a ver acr u zan a,

la “tierra jarocha”por excelencia, cuyas par-
ticularidades naturales y hum anas han dado
fam a al E stado en el resto de la R epública
M exicana e incluso en el extranjero.
A l respecto, podem os decir de las
Llanuras de S otavento que:
• S us características de relieve y clim áticas
(suelo llano, clim a cálido y húm edo) son las
predom inantes en la entidad.
• S u hidrografía —incluyendo al Papaloapan,
el “río veracruzano”por excelencia— figura
entre las m ás ricas y variadas, no sólo de
V eracruz sino de toda la R epública
M exicana.
• Poseen casi todos los tipos de suelos que
pueden distinguirse en el territorio vera-
cruzano.
• S u flora silvestre y fauna salvaje incluyen
la m ayor parte de las especies vegetales y
anim ales del E stado.
• S us paisajes naturales y hum anos son los
m ás representativos del E stado.
• E n el aspecto geográfico hum ano, figuran
entre las regiones naturales m ás pobladas
y desarrolladas de la R epública M exicana,
pues cuentan con num erosas ciudades y
villas, abundantes m edios de com uni-
cación y transporte y una producción agrí-
cola, ganadera, pesquera e industrial de
las m ás abundantes y variadas de la
R epública M exicana.

D e acuerdo con el X I C enso G eneral de
Población y V ivienda, en m arzo de 1990 las
Llanuras de S otavento tenían una población
de 1,413,744 habitantes (696,083 varones y
717,661 m ujeres), con lo cual ocupaban el 2º
lugar en la entidad, sólo superadas por las
G randes M ontañas (los habitantes de am bas
regiones representaban m ás de la m itad de la
población veracruzana, concretam ente el
52.9% ). Por lo contrario, por lo que respecta a
la población relativa, había una notoria difer-
encia entre am bas regiones: 173.6 habitantes

219

por kilóm etro cuadrado en las G randes
M ontañas y sólo 75.6, m enos de la m itad, en
las Llanuras de S otavento.
A diferencia del Totonacapan y las G randes
M ontañas, cuyas respectivas poblaciones
están regularm ente distribuidas, en las
Llanuras de S otavento la población está dis-
tribuida de una m anera bastante irregular.
E n 7 m unicipios de la faja costera (A lvarado,
La A ntigua, B oca del R ío, Lerdo de T ejada,
M edellín, Ú rsulo G alván y sobre todo Veracruz)
se concentraba, en m arzo de 1990, una po-
blación de 621,050 habitantes, casi la m itad
de la población regional (la décim a parte de
la población veracruzana); tam bién estaban
m uy poblados los m unicipios de Á ngel R .
C abada, C osam aloapan, C uitláhuac, O tatitlán,
T res V alles y algunos otros.
Por lo contrario, las 2 zonas sem iáridas
y el sistem a lagunero de la cuenca del Papa-
loapan, de que antes hablam os, tenían una
población relativa bastante baja (en el m uni-
cipio de Ixm atlahuacan sólo había 14.1 habitan-
tes por kilóm etro cuadrado y en el de Acula 21.1).
E n la fecha citada vivía en las Llanuras
de Sotavento una población indígena de 38,672
personas (el 2.74% de la población total), for-
m ada sobre todo por chinantecos (m unicipios
de T ierra B lanca, T res V alles y Juan R odríguez
C lara), m azatecos (Playa V icente) y popolucas
(H ueyapan de O cam po).
Por lo que respecta al alfabet ismo, de
las 911,016 personas m ayores de 15 años
sabían leer y escribir 777,157 (el 85.31% ) y
133,859 (el 14.69% ) eran analfabetos. C on
esos índices, las Llanuras de S otavento ocu-
paban el 2º lugar entre las 7 regiones en que
se divide el E stado, sólo superadas por la
región del Istm o.
La población econ ómicament e act iva
estaba form ada por 429,487 personas. S u
distribución por actividades era la siguiente:
• 142,755 en actividades productivas
prim arias.
• 87,809 en actividades productivas

secundarias.
• 175,350 en actividades productivas
terciarias.
• 23,571 en actividades productivas no
especificadas debidam ente.

Las act ividades pr odu ct ivas m ás
desarrolladas en las Llanuras de S otavento
son la agricultura, la ganadería, la pesca, las
industrias de transform ación, la producción
de energía eléctrica y las actividades turísti-
cas.
• E n agr icult ur a, com o antes dijim os, la
región cuenta con la m ayor superficie de
tierras irrigadas (distritos de riego de los
ríos A ctopan, D e la A ntigua y B lanco) y es
la m ás productora de arroz, coco, fríjol,
m ango, papaya, piña, sandía y tam arindo.
O cupa tam bién un lugar relevante en la



















producción de aguacate, caña de azúcar,
chayote, frutas cítricas (lim ón agrio, naran-
ja, toronja), hule de hevea, m aíz, pepino,

220

plátano, diversas especies de zapote y otros
productos.
• La gan ader ía cuenta con decenas de m iles
de cabezas de ganado vacuno —particular-
m ente de raza cebú—, productor de carne,
leche, pieles y otros derivados. T am bién
tiene im portancia la cría de cerdos, caba-
llos, burros, m ulas, ovejas, cabras, aves de
corral (gallinas, patos, gansos, pavos o
guajolotes) y abejas.
• La pesca se ve favorecida por la abundan-
cia de peces en el G olfo de M éxico y los
num erosos arroyos, ríos, lagunas y
albuferas de la región. M ás aún que en el
T otonacapan y las G randes M ontañas, en
las Llanuras de S otavento son im portantes
las capturas de alm eja, cam arón, cangrejo,
caracol, jaiba, langostino, ostión, pulpo;
bagre, bobo, carpa, cazón, cherna, chucu-
m ite, huachinango, lebrancha, lisa, m oja-
rra, pargo, pám pano, róbalo, sierra, tiburón
y otras especies. Para procesar y envasar
los productos pesqueros, se ha creado el
Puerto Pesquero de A lvarado (PPA ), a orillas
de la laguna del m ism o nom bre.
• Las Llanuras de S otavento son la región
natural con m ayor núm ero de in du st r ias
de t r an sfor mación . A l igual que en las
G randes M ontañas, su desarrollo indus-
trial ha sido favorecido por la abundancia
de m ateria prim a y energía eléctrica, una
población num erosa y trabajadora, abun-
dantes m edios de com unicación y trans-
porte, la existencia del puerto com ercial de
altura m ás activo de la R epública M exicana
(V eracruz), por el cual pueden exportarse
los productos fabricados, y la cercanía del
principal centro consum idor del país,
representado por el valle de M éxico.
E l principal centro industrial y com er-
cial de la región es la ciudad de V eracruz, en
la cual se concentra m ás de la m itad de las
instalaciones fabriles de las Llanuras de
S otavento.

E ntre los productos industrializados
que se obtienen en las Llanuras de S otavento,
y particularm ente en la ciudad y puerto de
V eracruz, figuran:
- A lim entos y bebidas: arroz beneficiado,
café seco y tostado, azúcar, panela o
piloncillo, leche pasteurizada, aceites
com estibles, conservas de frutas y chiles,
enlatados de m ariscos y peces, carnes
preparadas, galletas y pastas alim enti-
cias, dulces, refrescos, alcohol, vinos y
licores, alim entos para el ganado y otros.
- Productos textiles: hilados, tejidos y
telas de algodón, lana y fibras sintéticas,
ham acas.
- Productos m etalúrgicos: cortinas y puer-
tas m etálicas, partes y piezas sueltas de
m aquinaria, carrocerías y rem olques de
vehículos, objetos de lám ina y hojalata,
tubos de acero, alum inio en lingotes, en-
sam bles de equipo ferroviario, em barca-
ciones de tam año m ediano y chico,
barcos de gran tonelaje, aparatos eléc-
tricos, etc.
- M ateriales para construcción: cal, cem ento,
varilla, alam bre recocido, alam brón, tubos
de cem ento, ladrillos, m osaicos, pin-
turas, m uebles para baño.
- O tros productos: puertas y ventanas de
m adera, calzado, jabón, detergentes,
fibras sintéticas, papel, sustancias quí-
m icas para uso industrial y dom éstico,
productos farm acéuticos, plásticos, etc.
C om o puedes ver, las Llanuras de
S otavento y las G randes M ontañas producen
casi lo m ism o tratándose de alim entos, bebi-
das, productos textiles, m ateriales para cons-
trucción y otros productos. E n cam bio,
tratándose de productos m etalúrgicos, o sea,
los obtenidos con el trabajo de los m etales,
hay una notoria diferencia: m ientras en las
G randes M ontañas sólo se elaboran algunos
productos (cortinas y puertas m etálicas,
partes y piezas sueltas de m aquinaria, carro-
cerías y rem olques de vehículos, etc.),

221

en las Llanuras de S otavento se fabrican tam -
bién tubos de acero, alum inio en lingotes,
equipo ferroviario y em barcaciones de diver-
sos tam años.











Fabrica de Tubos de Acero


• A dem ás de las industrias de transform ación,
en las Llanuras de S otavento está desarro-
llada una variada ar t esanía, que produce
dulces típicos; adornos de caracol, cangrejo,
concha y otros anim ales m arinos; ham acas,
instrum entos m usicales (arpas, jaranas,
requintos), etc. T am bién se realizan her-
m osos bordados, deshilados y tejidos en
prendas de vestir. Son fam osos los trajes de
jarocha que se hacen en Tlacotalpan, así com o
las m ecedoras y las butacas de m adera y
cuero.
• E n la pr oducción de en er gía eléct r ica,
las Llanuras de S otavento cuentan con
una planta term o-eléctrica en D os B ocas
(m unicipio de M edellín), cuyo potencial es
de 400,000 kilow atts-hora. Por últim o, con
respecto al t u r ismo, la región es la m ás
desarrollada del E stado, con una actividad
com parable a la de otros lugares fam osos
de la R epública M exicana com o A capulco
(G uerrero), C ancún (Q uintana R oo) y
Puerto V allarta (Jalisco).

Las Llanuras de S otavento figuran, al
lado de las G randes M ontañas, entre las
regiones naturales m ejor com unicadas del
E stado. S in em bargo, a diferencia de las
G randes M ontañas, en las cuales
los ferrocarriles y carreteras van
sobre todo de este a oeste y de
norte a sur, form ando una especie
de reja o cuadrícula, en las Lla-
nuras de S otavento tienen una
disposición radial, con centro en
la ciudad de V eracruz, el m ás
im portante nudo ferroviario,
carretero, m arítim o y aéreo no
sólo de las Llanuras de Sotavento
sino de todo el E stado.

Radial. S e dice de las líneas, ferroca-
rriles, carreteras, etc. que, a
partir de un centro com ún, se
distribuyen en todas direc-
ciones, com o los rayos de la
rueda de una bicicleta.

• Por lo que respecta a los t r an spor t es t e-
r r est r es, la ciudad de V eracruz es la term i-
nal (o el punto de partida si se prefiere) de
3 de los m ás im portantes ferrocarriles del
E stado: el Interoceánico, de M éxico a V era-
cruz por X alapa; el M exicano, de M éxico a
V eracruz por O rizaba y C órdoba; y el de
V eracruz-M edellín de B ravo-Piedras N egras-
T ierra B lanca. H ay, adem ás, otros 3 ferro-
carriles: C órdoba-A catlán (O axaca)-T ierra
B lanca, T res V alles-Lom a B onita (O axaca)-
V illa A zueta-Isla-Juan R odríguez C lara-
M edias A guas, donde entronca con el
Ferrocarril T ransístm ico; y los ram ales T res
V alles-C osam aloapan de C arpio-C arlos A .
C arrillo-S an C ristóbal y Juan R odríguez
C lara-C uatotolapan-S an A ndrés T uxtla.
E ntre las num erosas carreteras pavi-
m entadas de las Llanuras de S otavento figu-
ran: el C ircuito C ostero del G olfo (carretera
federal N o. 180) que, com o su nom bre lo
indica, corre paralelo a la costa, pasando

222

por José C ardel-Veracruz-B oca del R ío-Paso
del T oro-Alvarado-Lerdo de T ejada-Ángel R .
C abada-(región de los T uxtlas)-Juan D íaz
C ovarrubias-A cayucan; la carretera fede-
ral N o. 140, de M éxico a V eracruz por
X alapa; la carretera federal N o. 150, de
M éxico a V eracruz por O rizaba y C órdoba;
la autopista M éxico-Puebla-O rizaba-C órdo-
ba-V eracruz; la carretera federal N o. 145,
de La T inaja (donde entronca con la N o.
150) a S ayula de A lem án; la autopista de
La T inaja al Istm o, pasando por C osam aloa-
pan de C arpio; la carretera federal N o. 147,
de T uxtepec a Palom ares (O axaca), que en
unos 45 kilóm etros pasa por el m unicipio
de Playa V icente; la carretera federal N o.
175, del Puente C aracol al entronque con
el C ircuito C ostero del G olfo, que corre
paralela al río Papaloapan, y otras m uchas.
H ay, adem ás, num erosas carreteras
revestidas, cam inos vecinales y brechas.
• Los t r an sp or t es acuát icos cuentan,
adem ás del G olfo de M éxico, donde se
practica intensam ente la navegación m arí-
tim a, con num erosos ríos navegables,
albuferas y lagos. Los ríos A ctopan, D e la
A ntigua, Jam apa, C otaxtla, B lanco, Lim ón,
A cula y sobre todo el Papaloapan y varios
de sus afluentes (T esechoacán, S an Juan
E vangelista) son parcialm ente navegables
por lanchas, lanchones y barcos m edianos
y chicos. T am bién son navegables varias
albuferas y lagunas: M andinga (G rande y
C hica), C am aronera y sobre todo la de
A lvarado.
V eracruz es el prim er puerto com ercial
de altura del país. V illa R ica, La A ntigua,
B oca del R ío, D os B ocas, Alvarado, T lacotalpan,
C arlos A. C arrillo y C osam aloapan de C arpio,
puertos de cabotaje y pesqueros.
• Los t r an spor t es aér eos cuentan con el
único aeropuerto internacional de largo
alcance del E stado (el Heriberto J ara Corona
o de Las B ajadas, localizado en el m unici-

pio de V eracruz), algunos aeródrom os de
corto alcance y varias aeropistas.

C on eso dam os por term inado el estu-
dio de las Llanuras de S otavento. V eam os
ahora qué tanto recuerdas de ellas, contes-
tando las siguientes preguntas.

1. C om parada con las otras 6 regiones natu-
rales del E stado, la región de las Llanuras
de S otavento se caracteriza por:
(S Í) (N O )
a) H aber sido las prim era región
del E stado en ser colonizada
por los españoles. . . . . . . . . . . . ( ) ( )
b) S er la de lim ites m ás im precisos( ) ( )
c) S er la m ás extensa. . . . . . . . . . . ( ) ( )
d) T ener un relieve bajo, sólo
parcialm ente interrum pido
por algunos lom eríos. . . . . . . . . ( ) ( )
e) T ener una reducida longitud
costera. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( ) ( )
f) T ener un clim a variado, general-
m ente tem plado y húm edo. . . . .( ) ( )
g) C ontar con la m ayor superficie
de tierras irrigadas. . . . . . . . . . .( ) ( )

2. La región de las Llanuras de S otavento
lim ita:
a) A l norte con__________________________
b) A l sur con____________________________
c) A l este con____________________________
________________________________________
d) A l oeste con__________________________
________________________________________

3. ¿Q ué tipos de suelos hay en las Llanuras
de S otavento?
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________

223

4. E n la siguiente sopa de letras, que se
refiere a las Llanuras de S otavento,
encuentra los nom bres de:

a) 3 lagunas.
b) 3 anim ales acuáticos característicos.
c) 3 productos industriales.

C H A L P A P A P A
A R M A D U R A S M
M A M A C I T A M P
L M B A R C O S P O
N A Z A R I O P A P
T N B E G O Ñ A N U
O T O P O R N T O Y
D E B E S L E E R E
E S O A Z U C A R C
C E M E N T O R I A

5. C on base en el m apa de la derecha, es-
cribe en los paréntesis el núm ero que
corresponda. (U no de los ríos puestos en el
m apa no aparece en la lista.)

a) A ctopan. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )
b) B lanco. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )
c) C otaxtla. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )
d) Jam apa. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )
e) Papaloapan. . . . . . . . . . . . . . . . . . . .( )
f) S an Juan E vangelista. . . . . . . . . . . . ( )
g) T esechoacán. . . . . . . . . . . . . . . . . . .( )

Los Tuxt las

D espués de haber visto 2 regiones
extensas, m uy pobladas y con incontables
elem entos geográficos, vam os ahora a estu-
diar una región natural pequeña, m ediana-
m ente poblada y poco com plicada: la región
de los T uxtlas.























C om parada con las otras 6 regiones natu-
rales del E stado, los T uxtlas (así llam ada por
S an A ndrés T uxtla y S antiago T uxtla, sus
m unicipios m ás poblados e im portantes) pre-
senta las siguientes características:

• E s una de las regiones m ás pequeñas y
m enos pobladas (sólo supera en superficie
y población a la S ierra de H uayacocotla).
• S us costas son las m ás altas y acantiladas
del G olfo de M éxico.
• E s la m ás húm eda y lluviosa.
• Posee el único cuerpo de agua que, en
rigor, puede ser considerado com o lago en
el E stado (C atem aco), así com o la cascada
m ás ancha y caudalosa (E yipantla).
Los 6 m unicipios en que están dividi-
dos políticam ente los T uxtlas tiene una
superficie de apenas 3,251 km
2
, inferior a la

224
Números oficiales, superficies y poblaciones de los municipios de los Tuxtlas
Poblacion es (añ o 19 90) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
032 C atem aco 454.35 40,585 89.33
104 M ecayapan 369.82 18,357 49.64
141 S an A ndrés T uxtla 999.53 124,634 124.69
143 S antiago T uxtla 604.94 51,476 85.09
149 S oteapan 822.60 23,181 28.18
210 T atahuicapan D atos incluidos en M ecayapan*
T o t a l (6 m unicipios) 3,251.24 258,233 79.43
Fuentes: S ecretaría de D esarrollo A gropecuario, Forestal y Pesquero. Veracruz en Cifras (año 1992).
Instituto N acional de E stadística, G eografía e Inform ática (IN E G I). XI Censo General de Población y Vivienda
año 1990).

*E ste m unicipio fue creado el día 18 de m arzo de 1997, con base en el decreto N o. 58 expedido por la H . L V II
Legislatura del E stado Libre y S oberano de V eracruz-Llave. S u territorio fue segregado del m unicipio de
M ecayapan.































División municipal de los Tuxtlas

del m unicipio de Pánuco; sin em bargo, por su
población y desarrollo económ ico, la región es
notoriam ente superior a la S ierra de
H uayacocotla, otra de las regiones m ás
pequeñas del E stado. Por la belleza de sus
paisajes, sus num erosas m ontañas, el
espléndido lago de C atem aco, varias lagunas
pequeñas e incontables m anantiales, arroyos
y ríos, la región es considerada com o la
“S uiza V eracruzana”.


















Los T uxtlas lim itan:
• A l norte con el G olfo de M éxico.
• A l este y sureste con la región del Istm o.
• A l oeste y suroeste con las Llanuras de
S otavento.
La form a de la región recuerda vaga-
m ente a un 8, con centro en el lago de
C atem aco.
Por lo que respecta a su r elieve, los
T uxtlas son una región m ontañosa, aunque
no cuentan con grandes alturas (ninguna de
sus m ontañas llega a 1,750 m etros de alti-
tud). A diferencia de la S ierra de
H uayacocotla y las G randes M ontañas, no
están unidas directam ente a otras sierras o
cordilleras, sino que form an un m acizo m on-
tañoso aislado entre el G olfo de M éxico y la
Llanura C ostera del G olfo S ur. V ienen a ser
una “isla volcánica”, pues adem ás de estar
aislados, sus m ontañas m ás elevadas y la
m ayor parte de sus suelos son precisam ente
de origen volcánico.
Las m ontañas tuxtlecas presentan
cim as redondeadas y suaves pendientes.

225















Salto de Eyipantla



Las m ás elevadas son los volcanes de
S anta M artha (1,700 m etros de altitud), S an
M artín T uxtla (1,650), S an M artín Pajapan
(1,250) y E l V igía de S antiago (850). S on
num erosas las colinas y lom eríos, entre los
cuales discurren incontables arroyos y ríos.

M ás aún que en el tram o costero de las
G randes M ontañas, en los T uxtlas predom i-
nan las cos t as bravas o acantiladas, con
algunas playas arenosas o cubiertas de grava.
D e norte a sur, sus principales accidentes
son:
• Punta R oca Partida.
• Punta E l Lagarto.
• Punta E l B arco.
• Punta E scondida.
• B arra y laguna de S ontecom apan.
• Punta Z apotitlán.
• B oca M ezcalapa.
• Punta S ochiapa.
• B oca Pilapa.
• B oca Peñasco.

E l clima predom inante en los T uxtlas
es cálido m uy húm edo, con lluvias casi todo

el año. Los prom edios anuales
de tem peratura varían de 26ºC
a 22ºC en la m ayor parte de la
región (S an A ndrés T uxtla:
24.5ºC , C atem aco: 24.1 ºC ) y
sólo en las partes m ás elevadas,
arriba de 600 m etros, son infe-
riores a 22ºC .
Las lluvias son m ás
abundantes en la vertiente que
da hacia el G olfo de M éxico
(barlovento) que en la opuesta,
correspondiente a las Llanuras
de S otavento: en la prim era
pasan de 2,500 m m anuales,
m ientras que en la segunda
varían de 2,500 a 1,600. Lo
anterior es debido a que las m ontañas tuxtle-
cas hacen las veces de una pantalla que
detiene los vientos húm edos procedentes del
G olfo de M éxico, los cuales descargan la
m ayor parte de su hum edad en la vertiente
exterior (barlovento) y llegan a la










226

interior (sotavento) ya dism inuidos en su
grado de hum edad.
E se fenóm eno, sin em bargo, no es tan
notorio en los T uxtlas com o en la S ierra de
H uayacocotla y las G randes M ontañas; en las
cuales las cadenas m ontañosas, que superan
los 2,200 m etros de altitud, son barreras difí-
cilm ente superables para los vientos húm e-
dos procedentes del G olfo de M éxico. E n los
T uxtlas, las m ontañas están relativam ente
aisladas, no superan los 1,750 m etros de alti-
tud y no constituyen una barrera infranquea-
ble para los vientos húm edos, por lo cual
incluso la vertiente de las Llanuras de
S otavento es relativam ente húm eda y lluviosa.
E n conjunto, los T uxtlas son la región
natural m ás húm eda y lluviosa de la entidad.
N ingún punto de la región recibe m enos de
1,600 m m anuales de lluvia; la población de
C oyam e, localizada a orillas del lago de C ate-
m aco, recibe 4,419.8; la S ierra de S anta
M artha, el área m ás lluviosa de V eracruz,
m ás de 4,500 (3 veces la cantidad de lluvia
que recibe X alapa-E nríquez, capital del E stado).
D ado su clim a húm edo y lluvioso, la
región de los T uxtlas cuenta con una riquísim a
hidrografía, form ada por incontables arroyos,
ríos y lagunas. La reducida superficie de la
región no perm ite la .form ación de ríos largos,
pero sí con un caudal considerable casi todo
el año. Los m ás im portantes son el T uxtla o
T epango, G rande de C atem aco o C om oapan,
H ueyapan y H uazuntlán.
U na característica de los ríos tuxtlecos
es su disposición radial: la m ayoría nacen en
las m ontañas m ás elevadas y corren en todas
direcciones, fenóm eno que en la entidad sólo
se repite en la sierra de O tontepec o T antita
(H uasteca V eracruzana). Por lo quebrado del
terreno form an num erosos rápidos y cascadas,
aprovechables para la producción de energía
eléctrica. E s m uy conocida la cascada de

E yipantla, de 50 m etros de altura, form ada
por el río G rande de C atem aco o C om oapan,
la m ás ancha y caudalosa del E stado (aguas
abajo de ella se ha construido la planta hidro-
eléctrica de C hilapan). T am bién son m uy
conocidas las cascadas de H uazuntlán y
T eoteapan.
D estacan por su belleza e im portancia
el único cuerpo de agua del E stado que puede
ser considerado lago (C atem aco), la albufera
de S ontecom apan y las lagunas E ncantada y
E scondida.
D ado el origen volcánico de la región,
en los T uxtlas predom inan los suelos volcáni-
cos. S in em bargo, tam bién hay suelos arcillo-
sos, negros de bosques y aluviales.
A pesar del irracional aprovecham ien-
to, la flor a silvest r e de los T uxtlas es todavía
riquísim a. E n la región aún se conservan,
sobre todo en la S ierra de Santa M artha, áreas
de selva ecuatorial —las localizadas m ás al
norte del C ontinente A m ericano— form adas
por árboles gigantescos, arbustos, palm eras,
bam búes, bejucos o lianas, hongos, plantas
parásitas y epífitas, etc. A l igual que en la
S ierra de H uayacocotla, entre los árboles m ás
abundantes figuran: am ate o higuera de las
ruinas, caoba, cedro rojo, ceiba, chaca o palo
m ulato, chalahuite, chote, ébano, encino,
hule, liquidám bar, m acaya, m arangola, ojite o
ram ón, palo de agua, palo de rosa (roble),
som brerete o canshán, etc.
T am bién la fauna salvaje es m uy va-
riada, pues hay num erosas especies de m a-
m íferos, aves, reptiles, peces e insectos. E ntre
los m am íferos figuran ardillas, arm adillos,
conejos, liebres, m apaches, tlacuaches y
otras especies. T odavía es posible encontrar
gatos m onteses, jabalíes, m onos (araña y
aullador), ocelotes, osos horm igueros, peca-
ríes, tigrillos y venados de cola blanca, ani-
m ales en peligro de desaparecer por la
destrucción de las selvas y la cacería irra-
cional de que han sido objeto. H ay tam bién

227
















Fauna Silvestre (Tucán)


gran cantidad de aves com o calandrias,
carpinteros, colibríes, gallaretas, garzas, gavi-
lanes, gorriones, guacam ayas, lechuzas,
loros, patos, pericos, tucanes. E n los arroyos,
ríos, lagunas y albuferas hay cam arón, can-
grejo, jaiba, langostino; bagre, cazón,
m ojarra, tegogolo, topote, trucha y otras
especies acuáticas.
Para conservar la selva ecuatorial que
todavía existe en la región, hay 2 centros de
investigación: la E stación B iológica de la
U niversidad N acional A utónom a de M éxico
(U N A M ) y el Parque de la Flora y Fauna S ilves-
tre de C atem aco, de la U niversidad Veracruzana.
E sta segunda institución tiene a su cuidado
la fam osa Isla de los C hangos, del lago de
C atem aco, en la cual se estudia la vida en
libertad de una colonia de Macacco rhesus,
cuya sangre es la m ás parecida a la hum ana
(de allí la expresión Rh para referirse a un
factor de la sangre hum ana). Los anim ales,
de los cuales se trajeron 13 ejem plares de
T hailandia, un país de A sia, se adaptaron tan
bien al lugar que en m enos de 10 años su
núm ero pasaba de 100 (a la fecha hay unos

157), convirtiéndose en uno de
los principales atractivos turísti-
cos de C atem aco.

D e acuerdo con el X I
C enso G eneral de Población y
V ivienda, en m arzo de 1990 los
T uxtlas tenían una p oblación de
258,233 habitantes (128,963
varones, 129,270 m ujeres). S u
densidad de población era de
79.4 habitantes por kilóm etro
cuadrado, con lo cual la región
ocupaba el 3
er
lugar en la enti-
dad, después de las G randes
M ontañas y el T otonacapan. E n
los T uxtlas vivía una población
indígena de 27,399 individuos (el 10.61% ),
sobre todo de popolucas (m unicipios de
M ecayapan y S oteapan).
Por lo que respecta al alfabet ismo, de
148,681 personas m ayores de 15 años,
sabían leer y escribir 101,308 (el 68.14% ) y
eran analfabetos 47,373 (el 31.86% ).
E n m arzo de 1990, la población eco-
n ómicamen t e act iva estaba form ada por
66,289 personas, distribuidas de la siguiente
m anera:
• 37,673 en actividades productivas
prim arias.
• 7,736 en actividades productivas
secundarias.
• 16,126 en actividades productivas
terciarias.
• 4,754 en actividades productivas no
debidam ente especificadas.

Los habitantes de los T uxtlas se dedi-
can sobre todo a la agricultura, la ganadería,
la pesca, la producción forestal, las pequeñas
industrias y la prestación de servicios turísti-
cos.
• E n agricult ura, la región ocupa el 1
er
lugar
estatal en la producción de chile verde,
tabaco y tom ate verde. D estaca tam bién en

228

la producción de arroz, m aíz, cacao, café,
caña de azúcar, coco, chayote, m ango, plá-
tano, frutas cítricas (lim ón agrio, naranja y
toronja), fríjol y sandía.
E l tabaco, considerado com o el de
m ejor calidad de la R epública M exicana, es
cultivado sobre todo en las vegas existentes
entre S an A ndrés T uxtla y C atem aco; en
parte es exportado y en parte usado para la
fabricación de puros y cigarrillos, que se
venden tanto en la nación com o en otros
países, sobre todo E stados U nidos de













Fabricación de puros


A m érica. Por lo que respecta a la caña de
azúcar, ha sido cultivada desde la llegada de
los españoles (fue precisam ente en S antiago
T uxtla donde se construyó el prim er trapiche
de M éxico), si bien en nuestros días la m ayor
parte de la producción cañera de los T uxtlas
es industrializada en los ingenios de los
m unicipios de Lerdo de T ejada y H ueyapan
de O cam po, localizados en las Llanuras de
S otavento.
• A l igual que la agricultura, la gan ader ía se
ve favorecida por el clim a cálido húm edo,
las abundantes lluvias, los num erosos
arroyos y ríos, la fertilidad general de los

suelos y los extensos pastizales. S e cría
principalm ente ganado vacuno de raza
cebú, que se adapta bien al clim a y produ-
ce carne, leche, pieles y otros derivados.
T am bién se crían cerdos, ovejas, cabras,
caballos y aves de corral.
• La pesca se practica en el G olfo de M éxico,
la albufera de S ontecom apan, el lago de
C atem aco, algunas lagunas y num erosos
ríos. La m ayoría de los pescadores están
organizados en cooperativas.
• Para el apr ovechamient o for est al de los
bosques existen 2 aserraderos.
• La región cuenta con algunas in du st r ias
pequeñas que sum inistran agua m ineral
em botellada, café seco y tostado, panela o
piloncillo, crem a, m antequilla, queso,
puros, cigarrillos y otros productos.
• M ás que las industrias de transform ación,
es el t u r ismo una de las principales
fuentes de ingresos de la región, que ofrece
a los visitantes la belleza y esplendidez de
sus paisajes: el lago de C atem aco; la
albufera de S ontecom apan; las cascadas
de E yipantla, H uazuntlán y T eoteapan; los
bosques todavía espesos; y el encanto de
ciudades com o S antiago T uxtla, S an
A ndrés T uxtla y C atem aco.
Por lo que respecta a los medios de
t r an spor t e, la región cuenta con el ram al
ferroviario Juan R odríguez C lara-C uatoto-
lapan-S an A ndrés T uxtla; el tram o del
C ircuito C arretero del G olfo (carretera fede-
ral N o. 180) de Á ngel R . C abada-S antiago
T uxtla-S an A ndrés T uxtla-C atem aco-Juan
D íaz C ovarrubias; la carretera estatal de
S antiago T uxtla a Isla, que entronca con la
carretera federal N o. 145, y algunos otros
tram os pavim entados, revestidos y de te-
rracería. E stá en construcción, con fines
sobre todo turísticos, el circuito carretero
C atem aco-S ontecom apan-B alzapote-
M ontepío-La N ueva V ictoria-E l T rópico
(donde entroncará con la citada carretera

229

















federal N o. 180 o C ircuito C ostero del
G olfo), que dará vuelta por la costa al vol-
cán S an M artín T uxtla y abrirá a la
explotación turística una de las áreas
costeras m ás herm osas del E stado.
Para term inar, conviene aclarar que en
el G olfo de M éxico, desde la desem bocadura
del río B ravo (T am aulipas) hasta el cabo
C atoche (Q uintana R oo), la R epública
M exicana tiene 2,070 kilóm etros de costas,
en su m ayor parte bajas, arenosas y
pantanosas. S ólo en 2 secciones son bravas o
acantiladas: el área donde la S ierra
C hichim eca llega al m ar (unos 50 km ) y sobre
todo en la región de los T uxtlas (m ás de
110 km ).

¿Q ué tanto recuerdas de lo visto hasta
el m om ento? V eam os si puedes contestar
las siguientes preguntas.

1. E num era 3 características de la región de
los T uxtlas.
a)______________________________________
_______________________________________

b)______________________________________
________________________________________
c)______________________________________
________________________________________

2. ¿C uáles son los lím ites de la región de los
T uxtlas?
a) A l norte
________________________________________
b) A l este y sureste______________________
________________________________________
c) A l oeste y suroeste____________________
________________________________________
________________________________________

3. ¿C óm o es el relieve de la región de los
T uxtlas?
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________

4. ¿C uál es el clim a predom inante en la
región de los T uxtlas?
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________

5. ¿Q ué características presenta la hidro-
grafía tuxtleca?
________________________________________
________________________________________
________________________________________

230

________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________

6. ¿Q ué características presentan la flora
silvestre y la fauna salvaje de los T uxtlas?
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________


Ist mo

Llegam os por fin al extrem o sur de la
entidad veracruzana; a la región natural
ubicada en la porción m ás estrecha de la
R epública M exicana, el Istm o de T ehuan-
tepec, que com parten los estados de V eracruz
y O axaca.
A ntes de seguir adelante, recordem os
brevem ente nuestro recorrido a lo largo y
ancho de la entidad veracruzana: de una
gran llanura (H uasteca V eracruzana)
pasam os a una región m ontañosa y quebrada
(S ierra de H uayacocotla); bajam os después a
otra región llana (T otonacapan) y de allí

ascendim os a la región m ás elevada y m on-
tañosa del E stado (G randes M ontañas); luego
nos dirigim os nuevam ente a la llanura, a la
región típica y representativa de la
entidad (Llanuras de S otavento), y a conti-
nuación escalam os otras m ontañas m enos
elevadas (los T uxtlas).
A hora, para term inar esta unidad,
volvem os a la llanura, a una llanura aluvial
casi totalm ente plana, recorrida por el río
C oatzacoalcos y sus afluentes: el Istm o.
C om parada con las otras 6 regiones
naturales del E stado, el Istm o presenta las
siguientes características:
• E s la región ubicada m ás al sur y m ás al
este del E stado.
• Por su superficie (14,981 km
2
) ocupa el 2º
lugar en el E stado, sólo superada por las
Llanuras de S otavento.
• O cupa el 2º lugar en el E stado por su
grado de hum edad y cantidad de lluvia,
sólo superada por los T uxtlas.
• C uenta con las m ayores áreas de selvas
ecuatoriales casi deshabitadas.
• E s la m ás productora de m aíz, gas natural,
petróleo y productos petroquím icos (cuenta
con la única refinería de petróleo del
E stado y los m ayores yacim ientos de
azufre).
La región del Istm o tiene los siguientes
lím ites:
• A l norte el G olfo de M éxico.
• A l sur los estados de O axaca y C hiapas.
• A l este el estado de T abasco.
• A l oeste las regiones de los T uxtlas y las
Llanuras de S otavento.
E n cuanto a su r elieve, el Istm o es
una vasta llanura aluvial casi totalm ente
plana, que sólo en su extrem o sur y sureste,
en los lím ites con los estados de O axaca y
C hiapas, se eleva gradualm ente hasta alcan-
zar una altitud m áxim a de 1,450 m etros;
hacia el noroeste el terreno se eleva gradual-
m ente hacia la región de los T uxtlas.

231
Números oficiales, superficies y poblaciones de los municipios del Istmo
Poblacion es (añ o 19 90) Númer os
oficiales
Nombr es
(cabecer as)
Super ficies
en km
2
Absolut as Relat ivas
003 A cayucan 665.22 70,059 105.32
039 C oatzacoalcos 407.23 233,115 572.44
048 C osoleacaque 153.95 46,726 303.51
059 C hinam eca 136.28 13,067 95.88
061 C hoapas, Las 4,230.33 76,864 18.17
070 H idalgotitlán 1,737.57 24,004 13.81
082 Ixhuatlán del S ureste 72.79 11,987 164.68
089 Jáltipan (Jáltipan de M orelos) 334.54 38,678 115.62
091 Jesús C arranza 1,417.10 28,023 19.77
108 M inatitlán 3,092.64 195,523 63.22
111 M oloacán 535.07 18,033 33.70
116 O luta 84.54 11,552 136.65
120 O teapan 21.44 10,688 498.51
122 Pajapan 370.48 11,432 30.86
144 S ayula de A lem án 692.50 25,501 36.82
145 S oconusco 110.81 9,712 87.65
172 T existepec 571.91 18,269 31.94
199 Z aragoza 23.10 6,725 291.13
204 A gua D ulce 259.25 47,234 182.19
206 N anchital de Lázaro C árdenas 63.99 26,723 417.61
209 U xpanapa ----------------------------------*
T o t a l (21 m unicipios) 14,980.74 923,915 61.67

Fuentes: S ecretaría de D esarrollo A gropecuario, Forestal y Pesquero. Veracruz en Cifras (año 1992).
Instituto N acional de E stadística, G eografía e Inform ática (IN E G I). XI Censo General de Población y Vivienda
(año 1990).

*M ediante el decreto N o. 47, del 28 de enero de 1997, expedido por la H . Legislatura del E stado Libre y S oberano de
V eracruz Llave, fue creado el m unicipio de U xpanapa con territorios pertenecientes anteriorm ente a Jesús
C arranza, H idalgotitlán, M inatitlán y Las C hoapas. Si bien, al m om ento de redactar esta obra (diciem bre de 1996),
se carecía de datos precisos sobre su superficie y población, puede asegurarse que es el m ás extenso del E stado,
aunque su población es bastante reducida.




































La cost a del Istm o, com o la de casi
todo el E stado, es baja y arenosa y en gran
parte pantanosa. D e norte a sur, sus princi-
pales accidentes son:

• B oca Peñasco
• Punta E l C am panario
• Punta S an Juan


































• Laguna O stión
• B arra de C oatzacoalcos
• B arra de T onalá

A l igual que en los T uxtlas, el clima
predom inante en la región del Istm o es cálido
m uy húm edo, con lluvias casi todo el año.
Los prom edios anuales de tem peratura

232
División Municipal del Istmo




















varían de 27ºC a 22ºC en casi toda la región,
y sólo en las áreas m ás elevadas del sur y el
sureste son inferiores a 22ºC . Las lluvias
varían de 1,600 a 3,000 m m anuales en la
m ayor parte de la región (C oatzacoalcos:
2,726.2, M inatitlán: 2,570.3) y pasan de
3,000 en los relieves m ás elevados del sur y el
sureste.
Por su alto grado de hum edad y la can-
tidad anual de lluvia que recibe, la región
ocupa el 2° lugar en el E stado, sólo superada
por la región de los T uxtlas. E n conjunto,
tiene un clim a ecuatorial, m uy cálido y
húm edo, con lluvias casi todo el año y sin
estación seca propiam ente dicha.
T eniendo en cuenta lo anterior, se
com prende fácilm ente que la h idr ogr afía del
Istm o es riquísim a, con incontables arroyos,
ríos, esteros, pantanos, lagunas y albuferas.
E l río m ás caudaloso e im portante -el “río del
Istm o”- es el C oatzacoalcos, al cual afluyen la































233

m ayoría de los ríos de la región (Jaltepec y
C alzadas por la izquierda; C halchijapan,
C uachapa y U xpanapa por la derecha) y que
por su caudal (4 veces m ayor que el del río
B ravo) ocupa el 3
er
lugar en la R epública
M exicana, sólo superado por el U sum acinta y
el Papaloapan.
A l entrar a territorio veracruzano,
procedente del estado de O axaca, el río se
encuentra a sólo 120 m etros sobre el nivel del
m ar. D esde allí recorre por m ás de 200 km a
la región, con un curso sum am ente lento, for-
m ando num erosos m eandros, pantanos y
lagunas.
E n los lím ites con T abasco se encuen-
tra el río T onalá o Pedregal, el cual, a pesar de
su corta longitud (sólo 139 km -m enos que el
Jam apa-), lleva un caudal superior al del río
B ravo, que tiene 3,034 km de longitud.
E n la región del Istm o se localiza uno
de los m ayores sistem as laguneros de la enti-
dad (los otros 2 se encuentran en la H uasteca
V eracruzana y las Llanuras de S otavento).
E ntre sus lagunas m ás im portantes figuran
las de E l C olorado, E l M anatí, M ezcalapa, R ío
V iejo y T ortuguero. E n la costa, entre Punta
S an Juan y B arra de C oatzacoalcos, se
encuentra la albufera de O stión, donde se
planeó construir un gran puerto, si bien el
proyecto nunca se llevó a cabo.
E l terreno casi plano, las abundantes
lluvias y la existencia de ríos largos y cau-
dalosos favorecen, al igual que en la H uasteca
V eracruzana y las Llanuras de S otavento, la
form ación de num erosos esteros y pantanos.

Los suelos predom inantes en la región
del Istm o son los arcillosos, de reducida ferti-
lidad, adem ás de los rojos y negros de los
bosques. T am bién hay suelos aluviales y pan-
tanosos, sobre todo en las áreas laguneras y
a orillas del río C oatzacoalcos y sus afluentes.

La veget ación silvest r e com prende

básicam ente 4 variedades de flora: la selva
ecuatorial, la sabana herbácea, el popal y el
m anglar.
• Las selvas ecuatoriales, las m ás extensas y
tupidas del E stado, se localizan sobre todo
en el sur y sureste de la región. E stán for-
m adas —al igual que en la región de los
T uxtlas— por árboles gigantescos, arbus-
tos, palm eras, bam búes, bejucos o lianas,
hongos, plantas parásitas y epífitas, etc.
E ntre los árboles m ás abundantes figuran:
achiote, am ate o higueras de las ruinas,
caoba, cedro rojo, ceiba, chaca o palo
m ulato, chalahuite, chote, ébano, encino,
guayacán, liquidám bar u ocozote, m acaya,
m arangola, ojite o ram ón, palo de agua,
som brerete o canshán, etc.
¿S abes cuántos m etros llegan a m edir
los árboles de las selvas ecuatoriales? ¡M ás de
60! Y pensar que el hom bre los derriba en
unos cuantos m inutos.
• D onde las selvas ecuatoriales han sido ta-
ladas, sobre todo en el centro de la región,
se han form ado las sabanas herbáceas,
áreas casi llanas donde predom inan los
pastizales, con algunos bosquecitos y
árboles aislados de coastecom ate, jícaro,
nanche, tachichón y otras especies. E s el
área ganadera por excelencia.
• E l popal o vegetación acuática se desarrolla
en pantanos y lagunas de agua dulce.
A bunda en el Istm o, que sólo es superado
en dicha variedad de vegetación por las
Llanuras de S otavento.
• Por últim o, a orillas del G olfo de M éxico y
las albuferas, abundan los m angles.

La faun a salvaje cuenta con regulares
cantidades de ardillas, arm adillos, boas,
caim anes, coralillos, iguanas, liebres, nauya-
cas, lagartos, serpientes de cascabel, tortu-
gas, tlacuaches y otras especies anim ales.
T odavía es posible encontrar gatos m onteses,
jabalíes, jaguares, m onos (araña y aullador),

234
















Fauna Salvaje (J aguar)


nutrias o perros de agua, ocelotes, osos
horm igueros, pecaríes, tapires, tigrillos y
venados de cola blanca; todos en peligro de
desaparecer.
H ay tam bién gran cantidad de aves:
calandrias, carpinteros, colibríes, faisanes,
gallaretas, garzas, gavilanes, gorriones, gua-
cam ayas, lechuzas, loros, patos, pelícanos,
pericos y tucanes. E n las aguas de los ríos y
lagunas hay bagre, chucum ite, langostino,
lisa, m ojarra y trucha; en el G olfo de M éxico,
cam arón, caracol, cazón, cherna, guachinan-
go, pulpo, róbalo, sierra y tiburón; en las
albuferas, com o la de O stión, alm eja, jaiba y
ostión.
M ás que en las Llanuras de S otavento,
en la región del Istm o hay todavía m anatíes,
m am íferos acuáticos en constante dism inu-
ción debido a la caza irresponsable y la conta-
m inación de ríos y lagunas.

D e acuerdo con el X I C enso G eneral de
Población y V ivienda, en m arzo de 1990 la
región del Istm o tenía una p oblación de
923,915 habitantes (460,696 varones,

463,219 m ujeres). La población
relativa era de 61.7 habitantes por
kilóm etro cuadrado; debiendo
aclararse que, a diferencia de las
otras 6 regiones naturales del
E stado, en la del Istm o la distribu-
ción de la población hum ana es
bastante irregular.
Los habitantes del Istm o
se concentran en una faja locali-
zada al norte y oeste de la región,
que va del río T onalá (lím ite con
T abasco) al Jaltepec (lím ite con
O axaca). E n dicha área, de unos
150 kilóm etros de largo por 20 de
ancho (unos 3,000 km
2
de super-
ficie), vive aproxim adam ente el 90% de la
población istm eña, con una densidad de 275
habitantes por kilóm etro cuadrado. E n ella
se concentran las m ayores ciudades (A cayu-
can, A gua D ulce, C oatzacoalcos, C osolea-
caque, Jáltipan de M orelos, M inatitlán,
N anchital de Lázaro C árdenas y otras varias);
las principales áreas agrícolas, las m ayores
industrias y los principales m edios de com u-
nicación y transporte. E l centro, sur y este de
la región form an el área m ás despoblada del
E stado, con una densidad de población infe-
rior a 10 habitantes por kilóm etro cuadrado.
E n m arzo de 1990, vivía en el Istm o
una población indígena de 53,030 individuos
(el 5.74% ), form ada por chinantecos (m unici-
pios de H idalgotitlán, Jesús C arranza y M ina-
titlán), nahuas (C osoleacaque, C hinam eca,
O teapan y Pajapan), popolucas (A cayucan y
S ayula de A lem án), zapotecos (A gua D ulce) y
zoques (Las C hoapas).
Por lo que respecta al alfabet ismo, de
551,807 personas m ayores de 15 años,
sabían leer y escribir 471,295 (el 85.41% ) y
eran analfabetos 80,512 (el 14.59% ). C on ello
el Istm o ocupaba el l
er
lugar entre las 7
regiones naturales de V eracruz, superando
incluso a las Llanuras de S otavento (85.31% ).

235

E n m arzo de 1990, la población
econ ómicamen t e act iva estaba form ada
por 261,814 personas, distribuidas de la
siguiente m anera:
• 57,495 en actividades productivas
prim arias.
• 84,578 en actividades productivas
secundarias.
• 99,121 en actividades productivas
terciarias.
• 20,620 en actividades productivas no
debidam ente especificadas.

Los habitantes del Istm o se dedican
sobre todo a la agricultura, la ganadería, la
pesca, la producción forestal, las industrias
de transform ación y el com ercio.
• E n agricultura, la región ocupa el 1
er
lugar
en la producción de m aíz y el 2º en la de
arroz, coco, lim ón agrio y papaya. Produce
tam bién aguacate, cacao, café, caña de
azúcar, chile verde, fríjol, m ango, naranja,
piña, plátano, sorgo y otros productos. E s
im portante el cultivo de las heveas o
árboles del caucho, originarios de B rasil,
de los cuales se extrae hule natural, m ate-
ria prim a para elaborar forros, guantes,
llantas, m angueras y otras m uchas cosas;
así com o la producción de barbasco,
rizom a usado para la fabricación de
productos m edicinales.
La producción agrícola, al igual que la
población, se concentra en una faja locali-
zada al norte y oeste de la región.
• E n gan ader ía, se cría sobre todo ganado
vacuno para la producción de carne, que
en su m ayor parte es enviado en pie a la
ciudad de M éxico. T am bién se crían cer-
dos, ovejas, cabras, caballos y aves de
corral.
• La pesca, al igual que en otras regiones
naturales del E stado, se practica en el
G olfo de M éxico, las albuferas, ríos y lagu-
nas de la región. S on im portantes las






















capturas de cam arón, cangrejo, caracol,
jaiba, langostino, ostión y pulpo; bagre,
cazón, cherna, chucum ite, guachinango,
lebrancha, lisa, m ojarra, pargo, pám pano y
róbalo.
• T am bién tiene im portancia la pr odu cción
for est al, que proporciona m aderas tropi-
cales finas y corrientes (caoba, cedro rojo,
ébano, guayacán, som brerete o canshán y
otras especies), hule natural, resinas,
rizom as com o el barbasco, carbón vegetal y
otros productos.
• M ás im portante que la pesca y la produc-
ción forestal, sin em bargo, es la ext r acción
de gas n at ur al y pet r óleo, que —al igual
que en la H uasteca V eracruzana y el T oto-
nacapan— ha sido el factor determ inante
del crecim iento poblacional de varios m u-
nicipios com o A gua D ulce, C oatzacoalcos,
Las C hoapas, Ixhuatlán del S ureste, M ina-
titlán, M oloacán y N anchital de Lázaro

236

C árdenas del R ío. G as natural y petróleo,
com o todos sabem os, han generado una
im portante actividad económ ica para el
E stado y el país, pero tam bién han provo-
cado graves problem as de vivienda, dota-
ción de agua potable, drenaje, transportes
y contam inación am biental.












Refinería de Minatitlán


E n el Istm o existen grandes depósitos
de azufre, que hasta 1993 fueron explotados
por la C om pañía A zufrera Panam ericana. Los
m ayores yacim ientos se localizan en Jáltipan
de M orelos, T existepec y S an C ristóbal.
Las producciones agrícola, ganadera,
pesquera y forestal y, sobre todo, la extracción
de gas natural, petróleo y azufre, han favore-
cido notablem ente el desar r ollo in dust r ial
istm eño, el cual —al igual que la población y
la producción agrícola— se concentra en una
faja localizada al norte y oeste de la región.
E n la ciudad de M inatitlán funciona la única
refinería de petróleo del E stado (hasta 1991
funcionó otra en Poza R ica de H idalgo). E n la
m ism a ciudad y otras varias (C oatzacoalcos,
C osoleacaque, N anchital de Lázaro C árdenas)
funcionan num erosas instalaciones fabriles
que hacen de la región el área petroquím ica

m ás im portante no sólo del estado de V era-
cruz, sino de la R epública M exicana e incluso
de A m érica Latina, pues sólo en E stados
U nidos de A m érica y C anadá funcionan com -
plejos petroquim icos m ayores que los del
Istm o.
Las in du st r ias pet r oqu ímicas
aprovechan com o m aterias prim as el
gas natural, el petróleo y el azufre para
la obtención de incontables productos:
gas dom éstico, gasolina, kerosén,
aceites y grasas lubricantes, parafina,
asfalto, arom atizantes, desinfectantes,
fertilizantes, fibras sintéticas, gom as,
hule sintético, plásticos y otros m uchos.
E ntre los com plejos petroquím i-
cos m ás im portantes del Istm o figuran
los de Pajaritos (m unicipio de C oatza-
coalcos), La C angrejera (Ixhuatlán del
S ureste), M inatitlán, C osoleacaque y
M orelos (m unicipio de Jáltipan), que
han generado una im portante actividad
económ ica para el sur del E stado y el
país en general.
Pero en el Istm o no se han desarrollado
únicam ente las industrias petroquím icas.
T am bién se obtienen:
- A lim entos y bebidas: arroz beneficiado,
harina de m aíz, café seco y tostado,
panela o piloncillo, leche pasteurizada,
dulces, jugos de fruta, refrescos, alcohol,
vinos y licores, sal envasada, alim entos
para el ganado y otros.
- Productos m etalúrgicos: cortinas y puer-
tas m etálicas, estructuras m etálicas,
partes y piezas sueltas de m aquinaria,
aparatos eléctricos, etc.
- Productos quím icos (adem ás de los
citados antes): ácidos, celulosa, gases
industriales, productos farm acéuticos
y otros.
- M ateriales para construcción: cem ento,
tubos de cem ento y plástico, ladrillos,
m osaicos, pinturas.

237

- O tros productos: puertas y ven-
tanas de m adera, calzado, velas y
veladoras, etc.
La favorable situación geográfica
del Istm o, localizado en m edio de los
océanos A tlántico y Pacífico; el hecho
de ser lugar de paso entre el sureste
(Q uintana R oo, Yucatán, C am peche,
T abasco, parte de C hiapas) y el resto
del país; la existencia de un río largo y
caudaloso, com o el C oatzacoalcos, que
puede ser navegado y en cuyas orillas
se han instalado puertos seguros y
profundos (C oatzacoalcos, M inatitlán);
la construcción de num erosos m edios
de com unicación y transporte (ferro-
carriles, carreteras, vías fluviales, puertos,
aeropuertos y pistas de aterrizaje) y la abun-
dante producción agrícola, ganadera, pes-
quera, forestal, extractiva e industrial han
favorecido notablem ente el desar r ollo
com ercial istm eño, tanto con el resto del país
(com ercio interior) com o con otros países
(com ercio exterior).
Lo anterior ha llegado a tanto que, a
diferencia de las otras regiones naturales de
V eracruz, donde la m ayor parte de la pobla-
ción económ icam ente activa se dedica a las
actividades productivas prim arias y secun-
darias, en el Istm o y las Llanuras de S otaven-
to (que tienen características naturales y
hum anas sem ejantes) el m ayor porcentaje de
la población económ icam ente activa se dedica
a las actividades productivas terciarias, den-
tro de las cuales está incluido el com ercio.
E l Istm o envía al resto del país o al
extranjero abundantes productos agrícolas
(aguacate, arroz, fríjol, lim ón agrio, m aíz,
m ango, papaya, piña, plátano) y ganaderos
(sobre todo ganado en pie), m ariscos y peces,
m aderas finas y corrientes, hule natural,















Productos agrícolas del Istmo


barbasco, gas natural, petróleo crudo, azufre
y sobre todo incontables productos petroquí-
m icos, lo que hace de la región istm eña una
de las m ás activas desde el punto de vista
industrial y com ercial.
Por lo que respecta a los t r an spor t es
t er r est r es, el Istm o cuenta con varios ferro-
carriles y carreteras pavim entadas que, al igual
que la población, las ciudades y las produc-
ciones agrícola e industrial, se concentran en
la faja localizada al norte y oeste de la región.
• Los ferrocarriles son: el T ransístm ico, de
C oatzacoalcos a S alina C ruz (O axaca),
pasando por O teapan-Jáltipan de M orelos-
T existepec-M edias A guas (donde entronca
con el ferrocarril de C órdoba al Istm o)-
Jesús C arranza, con un ram al a M inatitlán;
y el del Sureste, de C oatzacoalcos a M érida
(Yucatán), que pasa a unos kilóm etros de
Las C hoapas.
• Las principales carreteras pavim entadas
son: el C ircuito C ostero del G olfo (carretera
federal N o. 180), de Juan D íaz C ovarrubias
(Llanuras de S otavento) al río T onalá, pa-
sando por A cayucan-Jáltipan de M orelos-

238

C osoleacaque-M inatitlán-C oatzacoalcos; la
carretera federal N o. 185, de A cayucan a
S alina C ruz (O axaca); la carretera federal
N o. 145, de La T inaja (Llanuras de S ota-
vento) a S ayula de A lem án; la autopista
M inatitlán-Ixhuatlán del S ureste-entron-
que con la carretera federal N o. 180 y otras
varias. H ay, adem ás, num erosas carreteras
revestidas, cam inos vecinales y brechas.
Los t r an sp or t es acuát icos se practi-
can en el G olfo de M éxico y varios ríos nave-
gables, particularm ente el C oatzacoalcos y el
U xpanapa. C oatzacoalcos y M inatitlán son
puertos com erciales de altura; T onalá,
N anchital de Lázaro C árdenas, H idalgotitlán
y Jesús C arranza, puertos de cabotaje y
pesqueros.
Los t r an spor t es aér eos cuentan con
uno de los 2 aeropuertos nacionales de
m ediano alcance existentes en el E stado: el
de C anticas, localizado en la ciudad de M ina-
titlán. H ay, adem ás, aeropistas en A gua
D ulce, Las C hoapas, C uichapa (m unicipio de
M oloacán) y otros lugares.

H em os term inado el estudio de las 7
regiones naturales en que se divide V eracruz.
S ólo nos resta hacer un repaso de la región
del Istm o. Para ello contesta las siguientes
preguntas.

1. O bservando el cuadro de la pág. 224
vem os que:2. E l Istm o lim ita:
a) Los 4 m unicipios m ás extensos del
Istm o son:____________________________
________________________________________
________________________________________
b) Los 4 m unicipios con m ás habitantes
son: _________________________________
________________________________________
________________________________________

c) Los 4 m unicipios m ás densam ente
poblados son:__________________________
________________________________________
________________________________________

2. E l Istm o lim ita:
a) A l norte con__________________________
b) A l sur con____________________________
________________________________________
c) A l este con____________________________
________________________________________
d) A l oeste con__________________________
________________________________________

3. Por lo que respecta a su relieve, el Istm o es
una vasta_______________________________
____________________________, que sólo en
los lim ites con los estados_______________
__________________ se eleva gradualm ente.

4. ¿Q ué características presenta el clim a del
Istm o?
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________
________________________________________

5. E n la siguiente sopa de letras, que se
refiere a la región del Istm o, encuentra los
nom bres de:
a) 3 ríos.
b) 3 árboles característicos.
c) 3 anim ales acuáticos.

239

J A L T E P E C O A
A N T O R C H A L R
M U R R E O A L L G
A S A P T I O Z U O
O C H E R N A A O N
S M B R O N Y D A N
T I U X P A N A P A
I O S E C A R S E R
O S M A C A Y A P I
N A N E M O R I O Z

6. C on base en los datos estadísticos de
m arzo de 1990, podem os decir que la
región del Istm o tenía:



(S Í) (N O )
a) M enos de un m illón de habi-
tantes. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .( ) ( )
b) M ás m ujeres que varones. . . . . .( ) ( )

c) U na población relativa m ayor que la de
V eracruz en conjunto. . . . . . . . . ( ) ( )
d) A bundante población indígena. .( ) ( )
e) U n índice de alfabetism o bastante
alto, m ayor de 85.0% . . . . . . . . . ( ) ( )
f) U na población dedicada sobre
todo a las actividades productivas
prim arias. . . . . . . . . . . . . . . . . . ( )( )

7. Por lo que respecta a las actividades pro-
ductivas, podem os decir que en el Istm o:
(S Í) (N O )
a) Las m ás im portantes son la
pesca y la producción forestal. . ( ) ( )
b) E ntre los cultivos destacan
los de arroz, m aíz y coco. . . . . . ( ) ( )
c) E n su m ayor parte el ganado
vacuno es industrializado en
la región. . . . . . . . . . . . . . . . . . .( ) ( )
d) S on im portantes las capturas
de bagre, cazón y cherna. . . . . . ( ) ( )