You are on page 1of 24

CAPITULO 3

Protección catódica- ¿Cómo funciona?
Con los años, la protección catódica (CP) no ha dejado de ser tratado como un término un
tanto misterioso por los que no están plenamente familiarizados con este medio más útil para
el control de la corrosión. Al parecer, muchos creen que CP es un procedimiento complicado.
En la actualidad, la idea básica de CP es muy simple. Cualquier surgen complicaciones durante
la aplicación de esta idea básica. Ingenieros de corrosión de tuberías capacitados, sin embargo,
están equipados con los conocimientos necesarios para aplicar el concepto básico de la CP a
los sistemas de tuberías y alcanzar un alto nivel de control efectivo contra la corrosión. En este
capítulo, se describe una teoría simple de la CP. Factores que intervienen en la aplicación, así
como las limitaciones que deben tenerse en cuenta también se describen. Una descripción
más detallada de la teoría de la CP se proporciona en el Capítulo 16.
Teoría básica de protección catódica
Según se define en el Capítulo 1, CP es una técnica para reducir la velocidad de corrosión de
una superficie de metal por lo que es el cátodo de una celda electroquímica. Esta definición se
explica en mayor detalle aquí. Varias condiciones que causan la corrosión de tuberías se
describen en el Capítulo 1, y con mayor detalle en el capítulo 16. En cada caso, las áreas
anódicas y zonas catódicas están presentes en la superficie de la tubería. En las áreas de
ánodo, la corriente fluye desde la tubería de acero en el electrolito que rodea (suelo o agua) y
las tuberías se corroe. En las zonas catódicas, la corriente fluye desde el electrolito en la
superficie del tubo y la velocidad de corrosión se reduce. A la luz de lo anterior, se hace
evidente que la velocidad de corrosión podría reducirse si todos los bits de metal expuesto
sobre la superficie de una tubería se podría hacer para recoger actual.


Esto es exactamente lo que hace CP. La corriente directa se ve obligado a todas las superficies
de la tubería. Esta corriente directa desplaza el potencial de la tubería en la dirección activa
(negativo), resultando en una reducción en la velocidad de corrosión del metal. Cuando la
cantidad de corriente que fluye se ajusta adecuadamente, se abruman el desempeño de
corriente de corrosión de las zonas anódicas en la tubería, y habrá un flujo de corriente neto
en la superficie de la tubería en estos puntos. Toda la superficie a continuación, será un cátodo
y se reducirá la velocidad de corrosión. Este concepto se ilustra en la Figura 3.1.A Mayor
actividad de un ingeniero de CP es para determinar el nivel real de CP requerida para reducir la
velocidad de corrosión a un nivel aceptable. Monitoreo, junto con la aplicación de criterios de
CP, se utilizan para esta determinación. Los detalles de estas actividades se dan en los
capítulos 4 y 5 de este libro. Si, como se muestra en la figura 3.1, la corriente es forzado a fluir
en el tubo en áreas que previamente estaban descargando la corriente, la tensión de
accionamiento del sistema CP debe ser mayor que el voltaje de activación de las células de
corrosión que se están superados. Las áreas catódicas originales en la tubería recogen actual
de las áreas anódicas. Bajo CP, estas mismas áreas catódicas (que se corroe a una velocidad
insignificante en el primer lugar) recaudan más actual del sistema CP.
Para el sistema de CP a trabajar, la corriente debe ser dado de alta una conexión a tierra (cama
baja). El único propósito de esta cama de tierra es la corriente de descarga. En el proceso de
corriente de descarga, los ánodos en la cama de tierra son consumidos por la corrosión. Es
conveniente utilizar materiales para la cama de tierra que se consumen a un ritmo mucho
menor (libras / por amperio / por año) que son los metales habituales de tuberías. Esto
asegurará una vida razonablemente larga de los ánodos. Discusión adicional de diseño de
lecho suelo está cubierto en el Capítulo 7.
APLICACIÓN PRÁCTICA de la protección catódica
Con la teoría simple de la CP en mente, un examen preliminar de las técnicas de poniendo CP
en el uso real es la siguiente. Los detalles de cada una de estas técnicas se tratan en capítulos
posteriores.
Protección catódica con ánodos galvánicos
La célula de corrosión resultante del contacto de metales diferentes se discute en los Capítulos
1. En tal célula, un metal está activo (negativo) con respecto a la otra y se corroe. En CP con
ánodos galvánicos, este efecto es aprovechado mediante el establecimiento de una célula a
propósito distinto metal lo suficientemente fuerte como para contrarrestar las células de
corrosión que existen normalmente en las tuberías. Esto se logra mediante la conexión de un
metal muy activo a la tubería. Este metal se corroe y, al hacerlo, se corriente de descarga a la
tubería como se muestra en la Figura 3.2. En el caso de CP con ánodos galvánicos, CP no
elimina la corrosión; más bien, que desplaza la corrosión de la estructura protegida a los
ánodos galvánicos. En circunstancias normales, la corriente disponible de ánodos galvánicos es
limitado. Por esta razón, CP por ánodos galvánicos normalmente se utiliza cuando la corriente
necesaria para la protección es pequeña. Del mismo modo, la tensión de la conducción
existente entre el acero y tubería
metales ánodo galvánico es limitada. Por lo tanto, la resistencia de contacto entre los ánodos y
la tierra debe ser bajo para los ánodos para descargar una cantidad útil de corriente. Esto
significa que, para las instalaciones normales, ánodos galvánicos se usan en suelos de baja
resistividad. Una instalación normal, como aquí considerado, es una en la que se espera que la
corriente de una instalación de ánodo galvánico para proteger una longitud sustancial de la
tubería. También hay casos en los ánodos galvánicos se colocan en puntos específicos de una
tubería (puntos calientes) a menudo denominados andmaybe esperados para proteger a unos
pocos metros de tubería, en especial cuando la línea está desnudo. Se trata de una aplicación
del cierre concepto ánodo, como se discute más adelante en el capítulo. Los detalles del
diseño de las instalaciones de ánodos galvánicos se discuten en el Capítulo 9.
Protección catódica con corriente impresa
Estar libre de la tensión de conducción limitada asociada con ánodos galvánicos, corriente de
una fuente de alimentación externa puede ser impresionado en la tubería mediante el uso de
una cama de tierra y una fuente de alimentación. Figura 3.1 ilustra esta situación. La fuente de
energía más común es el rectificador. Este dispositivo convierte la corriente alterna (AC) de
energía eléctrica a la corriente directa de bajo voltaje (DC) de potencia. Rectificadores
generalmente están provistos de los medios para variar el voltaje de salida DC, en pequeños
incrementos, a través de una variedad razonablemente amplia. Aunque la tensión de salida
máxima puede ser menor que 10 V o cerca de 100 V, la mayoría de los rectificadores de
tuberías operan en el rango de entre 10 y 50 V y se pueden obtener con salidas de corriente
máxima que van desde menos de 10 A a varios cientos de amperios. Esto sirve para ilustrar la
flexibilidad en la elección de la capacidad de la fuente de energía disponible para el ingeniero
de corrosión en la planificación de un sistema de CP corriente impresa. Cualquier otra fuente
fiable de energía eléctrica de CC se puede utilizar para sistemas de CP corriente impresa.
Algunos de éstos se discuten en el Capítulo 10. Los detalles del diseño de las instalaciones de
rectificador se tratan en el capítulo 8.

Criterios para la protección catódica
Aunque la teoría básica de la CP es simple (impresionando DC en una estructura para reducir la
velocidad de corrosión), la pregunta obvia que surge es: ¿Cómo sabemos cuando hemos
alcanzado una protección adecuada en una estructura enterrada? La respuesta a esta pregunta
es que se han desarrollado varios criterios con los años que permiten una determinación de si
se está logrando una protección adecuada. Estos criterios de uso más común implican medir el
potencial entre la tubería y la tierra. La medición permite una determinación rápida y fiable del
grado de protección alcanzado. Básicamente, se utilizan criterios posibles para evaluar los
cambios en la estructura de potencial con respecto al medio ambiente que son causadas por la
corriente que fluye CP a la estructura del suelo circundante o agua. Los criterios de medición
posibles, así como otros criterios, se discuten en detalle en el capítulo 4.
El potencial de una tubería en un lugar determinado se refiere comúnmente como el tubo y el
suelo potencial. El potencial-tubo y el suelo se puede medir mediante la medición de la tensión
entre la tubería y un electrodo de referencia colocado en el suelo directamente sobre la
tubería. El electrodo de referencia más común usado para este propósito es un electrodo de
referencia de sulfato de cobre-cobre, que se da comúnmente el CSE acrónimo. El potencial se
refiere como un potencial en si la medición se realiza con el sistema CP energizado. El apagado
o apagado instantáneo estimaciones posibles del potencial polarizado cuando la medición se
realiza dentro de un segundo después de interrumpir simultáneamente la salida de corriente
de todas las fuentes actuales de CP y cualquier otra fuente de actualidad que afectan la parte
de la tubería. Vea los capítulos 4 y 5 para más detalles sobre las medidas de potencial.
Selección del tipo, tamaño y espaciado de un sistema de protección catódica
Algunas de las cuestiones por resolver en la planificación de un sistema de tubería de CP son
las siguientes:
1. Deberá utilizarse ánodos galvánicos o sería un sistema de corriente impresa ser una mejor
opción?
2. ¿Cuánta corriente total se necesitarán para alcanzar CP adecuada?
3. ¿Cuál debe ser la separación entre las instalaciones, y cuál será la salida de corriente
requerida de cada instalación?
4. ¿Qué disposiciones deben hacerse para permitir pruebas de la instalación terminada?
5. ¿Existen condiciones especiales en ciertos lugares que requerirán modificaciones en el plan
general de CP?
Estas preguntas no pueden ser respondidas utilizando sólo material cubierto hasta este punto.
La información necesaria que influirá en la decisión incluye elementos tales como:
² La corrosividad del medio ambiente;
² La estructura del suelo y la resistividad;
² Si la tubería está desnuda o recubierta;
² Si está recubierta, la calidad y la fuerza eléctrica del recubrimiento y la presencia de
condiciones ambientales que pueden causar que el revestimiento se deteriora;
² El metal o aleación utilizada en la tubería;
² El tamaño de la tubería y su capacidad para conducir la corriente CP;
² La presencia de corrientes parásitas de fuentes artificiales o naturales.
Como esta lista hace aparente, una apreciable cantidad de información y datos debe ser
acumulada con respecto a la tubería para el que está previsto CP. Una vez fiable información
se obtiene con el suficiente detalle, las respuestas a las preguntas planteadas anteriormente
en esta sección pueden ser desarrolladas y un diseño de ingeniería de sonido se puede
preparar. Los capítulos 5 a 12 se ocupan de obtener los datos necesarios y su uso en el diseño
del PP.
Efecto del recubrimiento en la protección catódica
En la discusión de los revestimientos en el capítulo 2, se indicó que más del 99% de la
superficie de una tubería del pozo revestido-sería completamente libre de corrosión. Además,
se afirmó que CP sería relativamente fácil de aplicar, ya que sólo áreas pequeñas de acero
expuesto requerirían protección. Echemos un vistazo a estas declaraciones de nuevo y tener
una idea de su importancia en términos de la cantidad de corriente que se debe proporcionar
para CP. La figura 3.1 ilustra el patrón de flujo de corriente que se espera para la protección de
una sección de tubería desnuda. El panorama es muy diferente, con una barrera de
recubrimiento de alta resistencia entre la tubería y el medio ambiente, como se ilustra en la
Figura 3.3. En la figura 3.3, la corriente de la cama del suelo CP se muestra fluye a todas las
áreas donde se encuentra expuesta la tubería de metal. De este modo, se reduce la corriente
de descarga corrosivo original a partir de defectos en las zonas anódicas. Además de la
corriente de muestra que fluye a los defectos, la corriente también fluye a través del material
de revestimiento en sí. Ningún material de revestimiento es un aislante perfecto (incluso
cuando es absolutamente libre de cualquier defecto de ningún tipo) y llevará a cabo parte de
la corriente. La cantidad dependerá de la resistividad eléctrica del material (expresada en
ohmios-cm) y su espesor. Cuando se utiliza un recubrimiento de alta resistividad, la corriente
que pasa directamente a través del recubrimiento será insignificante en comparación con la
que fluye a defectos de recubrimiento a menos que el número y tamaño de los defectos son
inusualmente pequeña. Tabla 3.1 da una idea de la gama actual de CP que se pueden
encontrar. La corriente necesaria para proteger un tramo de 10 millas de 36-en la tubería de
diámetro se compara para una amplia gama de resistencias de revestimiento, de tubería al
descubierto a un recubrimiento de vacaciones gratis 3/32 de espesor con una resistividad de 1
£ 1013 ohm-cm . La sección de la tubería se supone que es en el suelo que tiene una
resistividad media de 1 £ 103 ohm-cm. La corriente requerida es la necesaria para causar una
caída de 0,3 V a través de la resistencia efectiva entre la tubería y la tierra a distancia (efectos
de polarización se descuidan).
Las resistencias de recubrimiento efectivo indicados en la Tabla 3.1 todos se pudieron obtener
con el mismo revestimiento para el que se da la cifra actual de recubrimiento perfecto, pero
con un número variable de defectos de recubrimiento. Para los ejemplos usados en la tabla, las
resistencias efectivas de £ 1 104 a 2:05 £ 104 ohmios para un pie cuadrado de revestimiento
refleja ni la mala manipulación e instalación de la tubería revestida o degradación del
recubrimiento después de la instalación. Para tuberías de 1 £ 103 ohm-cm del suelo, las
resistencias medias de £ 1 105-5 £ 106 ohmios para un pie cuadrado de revestimiento dan bien
a los trabajos de construcción superior y poca o ninguna degradación del recubrimiento con el
tiempo.
La tabla muestra que una tubería al descubierto puede aceptar miles de veces más actuales de
la misma línea con una capa superior. Una de dos células dibujo ordinaria bombilla de una
linterna »0:5 A pueden tomar casi 17 veces más corriente que la necesaria para proteger
catódicamente 10 millas de 36 en tubería de diámetro con una capa superior de (5 £ 106
ohmios para el pie cuadrado). Por el contrario, la corriente necesaria para proteger una línea
con un recubrimiento mal aplicada (02:05 £ 104 ohmios para un pie cuadrado) podría ser por
lo menos 200 veces más que la corriente necesaria si se aplicara el mismo recubrimiento y se
maneja de una manera superior . Los ejemplos que se pretende hacer hincapié en un punto
muy importante. Debido a la amplia variación posible, el ingeniero de corrosión de tuberías
debe conocer la condición actual de la capa en la tubería antes de determinar la cantidad de
corriente que se necesitará de un sistema CP propuesto. El ingeniero también debe ser capaz
de estimar la tasa de degradación del revestimiento de modo que el sistema CP puede ser
diseñado para proteger la tubería como los de recubrimiento se degrada.
Muy grandes longitudes de tubería pueden ser protegidos con un solo sistema CP. Por
ejemplo, con frecuencia es posible proteger más de 50 millas de tubería de esquí de fondo de
un lugar, si la tubería tiene un diámetro grande y está bien recubierto. Por extraño que
parezca, es más fácil de proteger a grandes longitudes de tubería de gran diámetro que la
tubería de diámetro pequeño de una sola instalación de CP. En una instalación CP tal como el
mostrado en la Figura 3.1, el flujo de corriente en cualquier ubicación en la tubería es
inversamente proporcional a la resistencia total del sistema en ese lugar, sobre la base de la
ley de Ohm. Una vez que la corriente entra en la masa de la Tierra desde una cama de tierra,
es en un conductor de resistencia muy baja y, teóricamente, viajará grandes distancias si hay
un conductor de retorno adecuado. En el trabajo de la tubería, la tubería en sí es el conductor
de retorno. Para un espesor de pared dado, tubería de gran diámetro tiene una resistencia
inferior a la tubería de diámetro pequeño debido a que el primero tiene un área de sección
transversal más grande y la resistencia de un conductor es inversamente proporcional al área
de la sección transversal. Por lo tanto, un tubo de mayor diámetro se permitir la extensión de
CP eficaz para sustancialmente mayores distancias. También se deduce, entonces, que la
mejora de los revestimientos causan menos acumulación rápida de la corriente en el tubo y se
extienden la distancia de protección efectiva de una sola instalación de CP


El exceso de protección de líneas de revestidos
Bajo ciertas condiciones, una cantidad excesiva de corriente CP a una tubería revestida pueden
dañar el revestimiento. Este proceso se llama desprendimiento catódico. El flujo de corriente
promueve la migración de agua y de iones a través del recubrimiento y un aumento en el pH
del electrolito en la superficie de la tubería. Si el potencial polarizado es suficientemente
negativo, el hidrógeno también puede evolucionar en forma de burbujas de gas sobre la
superficie de la tubería. Todos estos procesos son perjudiciales para revestimientos y
promover la degradación y desprendimiento. El potencial de polarización a la que se produce
un daño significativo a un recubrimiento es una función de muchos factores, incluyendo la
resistencia inherente del recubrimiento a la degradación, la calidad de la aplicación del
recubrimiento, las condiciones del suelo, y la temperatura de tubería. Como regla general,
fuera de los potenciales que son más negativas que ¡01:01 V (CSE) se debe evitar para reducir
al mínimo la degradación del recubrimiento. A este respecto, debe tenerse en cuenta que las
condiciones perjudiciales se pueden crear fácilmente por un sistema CP corriente impresa mal
ajustado, y, a veces pueden resultar cuando se utiliza ánodos galvánicos de alto potencial,
tales como magnesio, pero rara vez o nunca se desarrollará cuando se utiliza bajo potencial
ánodos galvánicos como el zinc.
Lejano vs cercanos camas de ánodos
Flujo de corriente desde una fuente externa a una tubería (como es cierto cuando la tubería
está protegido catódicamente) estará acompañado por una diferencia de potencial entre la
tierra y el y el gasoducto, la tierra siendo positivo (C) y el negativo de tuberías (¡). La diferencia
de potencial se utiliza en ciertos criterios para la determinación del grado de CP, como se trata
en el capítulo 4 Desarrollo de la diferencia de potencial deseada puede llevarse a cabo en
cualquiera de dos maneras.:
² Al hacer la tubería negativo con respecto a tierra a distancia, o
² Al hacer que la tierra positivo con respecto a la tubería en las zonas locales.
El primer método utiliza camas terrestres remotas, a partir del cual longitudes sustanciales de
la tubería pueden ser protegidos. El segundo método utiliza estrechos lechos de tierra o
ánodos, que ofrecen protección sólo en sus inmediaciones.
Lejano camas de ánodos
El trazo de la figura 3.1 se puede utilizar una vez más para ilustrar el tipo de cama de masa
remoto de la instalación. Descarga actual, desde un ánodo o grupo de ánodos que forman el
lecho de tierra, hará que las caídas de tensión en la tierra entre los puntos a lo largo de las
líneas que irradian desde el lecho de tierra. Cerca de la cama del suelo, la caída de tensión por
unidad de distancia es relativamente alta. Como uno se aleja de la cama de tierra, esta caída
de tensión por unidad de distancia se hace menos y menos hasta que se alcanza un punto más
allá del cual ninguna otra caída de tensión significativa se observa. Este punto se puede
considerar como tierra remota y establece el radio de lo que se denomina el área de influencia
alrededor de la cama del suelo.
Exactamente como se describe anteriormente, la corriente que fluye a la tubería protegida
también causará una caída de tensión en el suelo adyacente a la línea, y no habrá un área de
influencia que rodea la tubería. La cama de tierra que aparecen en la figura 3.1 puede decirse
que es remoto de la tubería si es lo suficientemente lejos de manera que no hay solapamiento
significativo entre el área de influencia alrededor de la cama de tierra y el área de influencia
que rodea la tubería. Bajo tales condiciones, la corriente fluye desde el lecho de tierra en la
masa general de la tierra, que puede ser considerado una resistencia-menos, o infinito,
conductor. Actual fluirá entonces desde este conductor infinita a la tubería para ser protegida
y causar una caída de tensión en la resistencia entre la tubería y este conductor infinito. El
circuito equivalente simple que se muestra en la Figura 3.4 ilustra este concepto. En estas
condiciones, la tubería se hará negativo con respecto a tierra a distancia y, si se hace
suficientemente negativo, resultará CP eficaz. Con la corriente que fluye en un conductor
infinito como se ilustra, la resistencia de la propia tubería puede limitar la longitud de la
tubería que se puede proteger fromone cama suelo. Como se describió anteriormente, las
tuberías tienen resistencias longitudinales inferiores incrementales (líneas de gran diámetro)
pueden tener secciones más largas protegidos fromone cama de tierra, en igualdad de
condiciones. Una limitación en el punto más alejado de la cama del suelo es el potencial
mínimo requerido para CP adecuada. Una limitación cerca de la cama del suelo es la necesidad
de mantener el potencial-PIPE-al suelo polarizado a valores que son menos negativa que
aproximadamente 1,1 V (CSE) para evitar daños de revestimiento y los efectos de hidrógeno
en aceros susceptibles.

Cercanas camas de ánodos
El uso de ánodos de cierre, o una serie de ánodos, es bastante diferente del tipo a distancia de
la instalación que acaba de describirse. Su uso exitoso depende de la zona de influencia en
torno a cada ánodo cama de tierra como se ha discutido en términos generales. Para una
mejor comprensión de cómo se utilizan ánodos de cierre, la trayectoria conductora entre un
ánodo de cama de tierra y la tierra remota se examina en mayor detalle.
La unidad por actual de área de sección transversal de la tierra (densidad de corriente) que
fluye de distancia desde un ánodo de cama planta es más alta cerca del ánodo y disminuye con
la distancia. Cuando la densidad de corriente es más alto, los más grandes de punto a punto de
caídas de potencial se pueden observar en la tierra. El resultado neto de este efecto es que la
mayor parte de la caída de potencial a tierra a distancia de un solo ánodo normalmente se
encontró dentro de los primeros pocos pies. Esto se ilustra en la Figura 3.5, que muestra el
porcentaje de la resistencia total o caída de potencial (con respecto a tierra remota) como una
función de la distancia a partir de un ánodo que está dando de alta corriente.
Las curvas en la Figura 3.5 se basan en un 3-de diámetro £ 60-en largo ánodo corriente de
descarga 2Aof en 1 £ 103 ohm-cm de resistividad del suelo. Otros tamaños de ánodo se
traducirá en algo diferentes curvas en forma de, pero el que se ilustra es típico. Condiciones no
uniformes del suelo también cambiar la forma de la curva. La curva se basa en la siguiente
fórmula a partir de Rudenberg (1945):




Tenga en cuenta que la misma curva se puede utilizar para indicar el porcentaje de caída de
tensión total, así como la resistencia. Esto es debido a que ambas propiedades están
directamente relacionadas a través de la ley de Ohm, que dice que la caída de tensión en una
resistencia es igual al valor de la resistencia multiplicada por la corriente que fluye a través de
él (D voltios amperios £ ohmios; VD IR). Por lo tanto, si la corriente fluye desde un ánodo de
tierra a un punto que es lo suficientemente lejos para incluir 50% de la resistencia total del
ánodo a la tierra a distancia, entonces la caída de tensión entre el ánodo y el punto que será
50% de la tensión total soltar entre el ánodo y la tierra remota. Además, es importante señalar
que la tierra dentro de la zona de influencia que rodea a un ánodo de corriente de descarga se
positiva con respecto a tierra remota y la tierra más positivo serán más cercano al ánodo.
Vamos a ver cómo este gradiente de potencial positivo se puede utilizar a la ventaja.
En la parte superior de la figura 3.6, se puede ver que una tubería pasará a través de la zona de
influencia que rodea un ánodo de cama de tierra situado cerca de la tubería. Esto significa que
va a pasar a través de tierra que está a un potencial positivo con respecto a tierra remota.
Como se muestra en el gráfico de potencial en la mitad inferior de la figura 3.6, habrá un área
limitada a lo largo de la tubería opuesta a la del ánodo en el que la diferencia de potencial neta
entre el tubo y el suelo adyacente, debido a este efecto, ser suficiente para alcanzar CP . Esto
está de acuerdo con el criterio de protección de acero (potencial de al menos ¡0,85 V [CSE]-
PIPE-al suelo). Para el análisis se muestra en la Figura 3.6, se supone que el error de caída de
tensión IR en la medición del potencial-tubo y el suelo es insignificante. Donde esta hipótesis
no se sostiene, el área de la protección integral será menor. Un análisis más detallado de los
criterios y su aplicación se da en el capítulo 4.

Figura 3.6 indica que aproximadamente 35 pies de la tubería mexicanas correspondientes
protegido bajo las condiciones dadas al 5 Vare impresionó en el ánodo anode.Agalvanic
funcionarán de manera similar, pero debido a que su salida de tensión es menor (véase el
capítulo 9), la longitud de la tubería protegida igualmente lo haría ser menos. Típicamente, con
ánodos espaciados 1 pie de la tubería, la protección se podría esperar de 4 a 5 pies si se utiliza
ánodos de zinc y de 8 a 10 pies si el uso de ánodos de magnesio.
Cuando sólo un par de ánodos son cerca de un gran tubería (en particular si no recubierto), no
suficiente corriente será descargado de ellos para cambiar el potencial de la tubería a la tierra
remota a cualquier grado apreciable. Sin embargo, si se utilizan muchos de estos ánodos cerca,
lo suficiente corriente puede fluir a todas las partes de la línea para hacer la línea más negativo
con respecto a la tierra remota. Esto acerca a los resultados discutidos anteriormente en
camas terrestres remotas.
La región de un tubo protegido por un solo ánodo es análogo a una luz de la linterna que se
brilla en una pared. A medida que la linterna se mueve más cerca de la pared, la zona
disminuye sino que aumenta la intensidad de la luz (la luz se hace más brillante) iluminado. En
esta analogía, el brillo de la luz es equivalente al flujo de corriente a la tubería. El objetivo de la
optimización de un diseño del PP es seleccionar el tipo y la ubicación de las camas de ánodos
de tierra para ofrecer el nivel óptimo de protección que cubra la mayor superficie de la
estructura.
Eléctrica Blindaje y protección catódica
Un blindaje eléctrico puede ser definido como cualquier barrera que impida o desviar de una
tubería, al que se destina la protección, el flujo de corriente CP de suelo o el agua. Este
blindaje eléctrico puede ser de dos tipos. Uno puede ser el resultado de una barrera no
metálica aislante que impide el flujo de corriente. El otro implica la desviación de la corriente a
otras estructuras metálicas circundantes y en contacto eléctrico con una tubería a ser
protegido. Se discutirá Cada tipo.
Blindaje por una barrera aislante
La figura 3.7 ilustra una condición en la cual parte de una tubería revestida está rodeado por
una barrera aislante suelto. El espacio entre esta barrera y la tubería puede llenarse con tierra
o agua. En ausencia de CP, el acero expuesto estará sujeto a la corrosión si hay defectos en el
revestimiento de la cañería. Si la tubería está bajo CP, la corriente de protección no puede
alcanzar el acero expuesto en el recubrimiento de defectos bajo esta barrera.
Se podría argumentar que la corriente CP podría fluir a los defectos de recubrimiento blindado
a través del suelo o el agua entre la barrera aislante y la tubería. De hecho, se puede, pero a
menudo no en cantidades suficientes para la protección. La cantidad de corriente de metal
desnudo de llegar a un defecto de recubrimiento será una función de la resistencia longitudinal
de la capa de suelo o el agua entre el escudo y el tubo a través del cual la corriente debe fluir.
Cuanto más cerca de la separación entre el escudo y la tubería, mayor es la resistencia
longitudinal por unidad del electrolito (suelo o el agua) debido a un área de sección transversal
reducida que lleva el corriente de protección. Esto significa que la capacidad de la corriente
eléctrica para penetrar en estos espacios no es grande. Como una cuestión práctica, uno
normalmente no debe esperar a la fuerza actual en el espacio de una distancia mayor de
aproximadamente 3 a 10 veces el espesor de la capa entre el escudo y la tubería. Esta cifra no
es rigurosa, sino que sirve como una guía para las relaciones aproximadas involucradas.
La discusión anterior se aplica a una barrera completamente aislante. No es necesario rodear
completamente el tubo, como se muestra en la Figura 3.7, pero puede proteger parcialmente
un área, la forma en que un gran poder de rock. Si la barrera es un material aislante, pero es
suficientemente porosa para absorber la humedad y convertido en conductor, suficiente
corriente puede pasar para proteger parcial o totalmente la tubería a defectos de
recubrimiento. Tal barrera no sería, entonces, actuar como un escudo completo.

Blindaje por cortocircuito Entubado de paso
La figura 3.8 ilustra una situación común en el que un blindaje metálico que desvía la corriente
CP de su trayectoria prevista. Esta condición se produce en los cruces de ductos entubados
donde la carcasa está en contacto metálico con el gasoducto. En el ejemplo, el agua se ha
acumulado entre la carcasa y la tubería pero el contacto metálico impide CP de la tubería
dentro de la carcasa.
Con el corto circuito en su lugar, la corriente de CP se acumula en la parte exterior de la
carcasa y fluye a lo largo de la carcasa hasta el punto de contacto entre el tubo y la carcasa. En
el punto de contacto, la corriente CP fluye a la tubería de portador a través del contacto
metálico y luego a lo largo del tubo de transporte de vuelta a la instalación CP. En estas
condiciones, esencialmente no hay corriente CP fluirá a través de la pared de la carcasa a la
superficie de la tubería, dejando tubería dentro de la carcasa libre a corroerse a pesar de que
el resto de la línea está totalmente protegido.

Si el tubo de revestimiento está libre de un contacto metálico con el tubo de soporte (es decir,
aislamiento adecuado), el material de la cubierta metálica simplemente sirve como parte del
entorno de conducción. Corriente de protección catódica a continuación, es capaz de fluir
directamente a través de las paredes de la carcasa a aquellas porciones de la tubería en
contacto con cualquier electrolito dentro de la carcasa. Se debe reconocer que la descarga de
corriente desde la superficie interior de la pared de la carcasa sería corroer el interior de la
carcasa. Además, el nivel de protección de un tubo de soporte entubado será menor que la
que ofrece un tubo de soporte revestido, incluso en ausencia de un corto, debido a la caídas
de voltaje en las interfaces de metal y electrolitos en el ID y la superficie de diámetro exterior
de la carcasa . Por estas razones, es importante mantener el número y tamaño de los defectos
de recubrimiento a un mínimo en el tubo de soporte dentro de una carcasa. La figura 3.8
muestra una tubería en medio-sección, así como una carcasa instalada con sellos de extremo y
los separadores aislantes. Los espaciadores y sellos están diseñados para mantener la carcasa
completamente libre de contacto metálico con el gasoducto. Esto no siempre se logra. Los
contactos pueden desarrollarse a partir de las condiciones tales como las siguientes:
 Sellos de extremo mal instalada
 No hay suficientes, o fallidos, espaciadores
 Torcido o fuera de la ronda carcasa
 Tubo de soporte curvo
 Carámbanos de soldadura en el interior de la carcasa
 Cableado punto de prueba (véase el capítulo 12) en contacto con el extremo de una
caja o tubo de ventilación
 Los objetos metálicos o chatarra inadvertidamente en la carcasa durante la
construcción
Cualquiera que sea la causa, la condición puede ser representado por un enlace de conexión
como se muestra en la Figura 3.8. Si la tubería dentro de la carcasa está recubierta
perfectamente o si el espacio entre el tubo y la carcasa está seco, no habría ningún problema
de corrosión que no sea la corrosión atmosférica del acero expuesto. Estas condiciones no son
propensos a estar presente. Revestimientos de tuberías son propensos a sufrir daños cuando
la tubería recubierta está siendo empujado en una carcasa, y el más largo de la carcasa, mayor
es la probabilidad de damage.Water a veces entra en la carcasa a través de sellos de extremo
defectuosos, o se pueden condensar a partir de aire que entra a través de los orificios de
ventilación . La figura 3.8 muestra de agua en el espacio entre el tubo y la carcasa, como se
encuentra en un sorprendente gran porcentaje de los cruces de entubados. Si el suministro de
oxígeno al agua acumulada en el interior de una carcasa está restringido suficientemente, esto
tenderá a disminuir la velocidad de corrosión. Pero los fracasos ocurren y cuando lo hacen, la
reparación es mucho más complicado y costoso que en los lugares donde la tubería está
enterrado directamente en la tierra a lo largo del derecho de paso-. La naturaleza crítica de los
cruces entubados fromthe punto de vista de los riesgos de seguridad y reparar dificultad
justifica teniendo los medios para garantizar que la tubería dentro de las cubiertas están
debidamente protegidos.
Para la nueva construcción, los cruces entubados deben evitarse siempre que los análisis
estructurales indican que no son necesarios y códigos / regulaciones permiten cruces uncased.
Cuando el uso de las cubiertas no se puede evitar, se debe tener cuidado en la selección de los
materiales y el diseño adecuados para los separadores de la carcasa y los sellos de los
extremos.
Prácticas recientes han incorporado bombeo de mortero / hormigón en el espacio anular entre
el tubo de soporte y la carcasa. Esta es una práctica cuestionable, ya que las tensiones pueden
provocar la fisuración del hormigón, que puede causar daños del revestimiento. En los cruces
de carretera, cloruros de sales de deshielo pueden migrar a las áreas de daño de
recubrimiento, y causar daños por corrosión en el tubo portador.
En algunos sistemas de tuberías, tuberías de revestimiento desnudo o con poca revestido se
utiliza en tuberías revestidas bien. Si tales envolturas están en cortocircuito a la línea, no es
una desventaja, además de la pérdida de la protección en el tubo interior de la carcasa. Esto se
debe a un solo paso de entubado al descubierto en contacto con el tubo recubierto puede
absorber la mayor cantidad de corriente CP como varios kilómetros de tubería. Por lo tanto,
Marcos de cortocircuito imponen una carga innecesaria en las instalaciones del CP. Capítulo 13
incluye los procedimientos propuestos para la limpieza de los circuitos cortos en los cruces
entubados. Además, si el cortocircuito no se puede borrar porque la inaccesibilidad, se ofrecen
sugerencias para anticorrosión de la tubería dentro de la carcasa por métodos distintos de CP.
Blindaje de refuerzo de alambre en peso del revestimiento
Una acción de protección, similar al que se encuentra en un cruce de entubado en corto,
puede ocurrir si el refuerzo de alambre en el recubrimiento de hormigón de peso es
accidentalmente en contacto eléctrico con la tubería. La condición se ilustra en la Figura 3.9.
Aunque la malla de alambre de refuerzo o alambre enrollado en espiral no forma un escudo
sólido como con un cruce entubado en cortocircuito, los alambres espaciados estrechamente
puede interceptar la mayor parte de la corriente CP si los cables están en eléctrica en contacto
con la tubería. Sólo un punto de contacto en un tramo de tubo recubierto de peso puede
proteger a toda la longitud.
Refuerzo de alambre aplicado en una fábrica de pintura no debe ponerse en contacto con el
acero de la tubería. Por otra parte, en particular se debe tener cuidado en las juntas de campo
si el alambre de refuerzo se aplica a ellos después de la soldadura y recubrimiento. La
inspección cuidadosa es necesaria para asegurar que el alambre se aplica de tal manera que el
contacto no se produce. Esto es muy importante debido a que tales contactos se reducir o
completamente anular los efectos beneficiosos de la CP en su vecindad. Además, en
instalaciones bajo el agua, el tubo recubierto de peso será, para todos los propósitos prácticos,
ser inaccesibles para la eliminación de los contactos. Para asegurarse de que no existen
contactos, es una buena práctica para hacer mediciones de resistencia entre la malla de acero
de tubo y alambre. Instrumentación y técnicas para este tipo de medidas se analizan en el
capítulo 6. Este problema se puede evitar por completo mediante el uso de alambres de
refuerzo no metálico en la capa de hormigón de peso.
Blindaje en las zonas congestionadas
Las tuberías en las zonas congestionadas, como las estaciones de bombeo y los patios de
tanques, puede encontrar una forma de una cubierta que sea el resultado de la estrecha
proximidad de las estructuras metálicas subterráneas. En la figura 3.10, una condición en la
que se representa una red de tuberías en una zona restringida está protegido por una cama de
tierra de tipo remoto. La cama de masa remoto y el rectificador de tamaño adecuado pueden
cambiar el potencial de toda la estructura lo suficiente como para dar una indicación de la
protección completa cuando se mide con respecto a un electrodo de referencia remoto, tales
como el ¡1,5 V indica en la Figura 3.10. Pero, si se hace una medición entre la tierra a distancia
y de la tierra, en medio de la zona congestionada, el potencial de toda la masa de la tierra en la
zona puede haber sido changedas indicatedby el ¡0.8Vreading. Cuando esto ocurre, puede
haber potenciales relativamente bajos entre la tubería y la tierra adyacente. Esto está indicado
por el ¡0.7 V lectura en la figura 3.10, que es menos de la plena protección mediante el ¡0,85 V
(CSE) criterio (véase el Capítulo 4). El efecto de blindaje tenderá a ser mayor cerca del centro
de la zona congestionada.
Condiciones en cada una de esas áreas congestionadas determinarán si o no el efecto descrito
en el párrafo anterior será grave. El efecto puede no ser importante si toda la tubería esté bien
cubierto y si no hay otras estructuras metálicas subterráneas (particularmente los no
recubiertos) en contacto eléctrico con la tubería a ser protegido. En esta situación, el tubo
protegido puede polarizar fácilmente y la cantidad de corriente que fluye en la tierra dentro de
la zona congestionada no puede ser suficiente para cambiar el potencial de la masa de tierra
misma en grado sustancial. En un área como una estación de bombeo, sin embargo, puede
haber contactos con cosas tales como el sistema de puesta a tierra de la estación, las
fundaciones de hormigón armado, el sistema eléctrico, tanques y tuberías de agua. El flujo de
corriente total de la zona, entonces puede ser suficiente para causar gradientes de potencial
en la tierra, lo que creará el efecto protector descrito. Si se utiliza toda la tubería desnudo (en
lugar de la tubería revestida), el efecto podría ser muy grave.
Dónde área congestionada blindaje es un problema, es posible que no sea práctico contar con
un tipo de remoto del sistema CP. La protección catódica todavía se puede lograr mediante el
uso de las estrechas ánodos discutidos anteriormente en este capítulo. Tales ánodos (ya sea
galvánica o corriente impresa) deben entonces ser distribuidos en toda la zona congestionada
de una manera tal que las áreas de influencia alrededor de los ánodos se solapan lo suficiente
para permitir el desarrollo de los potenciales de protección en toda la estructura
interconectada. Consulte el Capítulo 7 para continuar el debate. El Capítulo 9 también
menciona el uso de ánodos galvánicos para la conexión a tierra para ayudar a aliviar la zona
congestionada blindaje efectos en las estaciones de bombeo y áreas similares.

EFICACIA de la protección catódica
Detener el Desarrollo de fugas en las tuberías
Eso CP, bien diseñado y mantenido, puede controlar la corrosión de tuberías de manera
efectiva en los sistemas de acero se ha demostrado en innumerables ocasiones. El capítulo 4
describe los criterios para determinar si el control de la corrosión adecuada se ha logrado. El
Capítulo 5 describe las técnicas de campo de vigilancia necesarios para la evaluación de estos
criterios.
La prueba de la eficacia de CP es más evidente que la protección ha sido aplicado a los
sistemas de tuberías viejas que habían sido desarrollando fugas a una velocidad cada vez
mayor. Los sistemas de protección adecuados pueden detener el desarrollo de nuevas fugas en
forma dramática. Woody (Colección de documentos sobre la corrosión de tuberías
subterráneas, vol. IX) es un ejemplo de este tipo de resultados en un tramo de la red de gas
natural de Houston, Texas, que había estado bajo la protección de más de 20 años. Reducción
en el número de fugas fue impresionante, como se muestra en la Figura 3.11. La curva muestra
que el desarrollo ulterior fuga se detuvo una vez CP se aplicó a la tubería. Este estudio se
realizó en la red en el suelo corrosivo, donde las fugas fueron convirtiendo en tan numerosos
que el abandono fue seriamente considerado antes de la decisión de aplicar la CP. Stetler
(1980) informó una reducción impresionante similar en la frecuencia de fugas en una tubería
de hierro fundido después de la aplicación de la CP.

Presencia de corrientes parasita
Donde la corrosión corrientes parásitas es un factor, por sí solo CP no puede ser el mejor
método de control de la corrosión. Las corrientes de fuga pueden ser hechas por el hombre o
corrientes continuas naturales procedentes de fuentes distintas de las células de corrosión
galvánica en la propia tubería. La aplicabilidad de CP depende en gran medida de la gravedad y
el grado de variación de las corrientes parásitas recogidos y descargados por la tubería. En
estado de equilibrio corriente de bajo nivel (estática) o corrientes que varían dentro de los
estrechos límites razonables pueden ser controlados con sistemas de PC. Corrientes parásitas
general, en particular los que muestran una amplia variación y retrocesos en la dirección del
flujo (corrientes parásitas dinámicas), por lo general requieren un análisis especial y de las
medidas correctivas, como se discutió en el Capítulo 11.
Tuberia de aluminio
La protección catódica de la tubería de aluminio es un problema especial, ya que el aluminio es
sensible a los entornos (pH alto) alcalinos. Como se discutió previamente, las reacciones
catódicas en circuito aCP generan alcalino a la superficie del cátodo. Si se aplica demasiada CP,
la alcalinidad en la superficie de un tubo de aluminio puede llegar a ser suficiente para romper
las películas pasivas en aluminio, lo que resulta en importantes tasas de ataque, incluso en
presencia de CP. Este proceso, a veces se denomina corrosión catódica, no se produce en las
tuberías de hierro o acero. El peligro es que una tubería de aluminio enterrada bajo una fuerte
CP realidad puede corroer más rápido de lo que sería si no hubiera sido catódicamente
protegido en absoluto. No se han establecido limitaciones precisas para CP de tubo de
aluminio. La experiencia indica que, bajo nivel de PC puede ser beneficioso. Como guía, los
potenciales de protección en tubo de aluminio deben mantenerse en un valor menos negativo
que sobre ¡a ¡1.00 1.10V (CSE). Debido a esta limitación, el diseño del PP para una tubería de
aluminio generalmente requiere mayor cuidado y precisión de uno para una tubería de acero.
Criterios para la CP eficaz de tuberías de aluminio se discuten en mayor detalle en el capítulo
4.
EFECTO DE PROTECCIÓN CATÓDICA EN OTRAS ESTRUCTURAS
Es muy posible diseñar un sistema de PC para un oleoducto que protegerá la línea, pero, a
través de efectos de las corrientes parásitas, pueden promover la corrosión de estructuras
metálicas subterráneas vecinos. Es importante que el ingeniero de corrosión esté plenamente
informado acerca de las condiciones que pueden resultar en efectos adversos tales a estas
estructuras extranjeras. Los diseños pueden entonces minimizar esta posibilidad, y el ingeniero
sabrán dónde buscar otras estructuras que puedan ser objeto de daños.
El daño por corrosión a una estructura subterránea causada por un sistema CP en otra
estructura que comúnmente se denomina interferencia. Esto es en realidad el resultado de
una forma de corrosión de corrientes parásitas. Medidas correctoras de este tipo de
problemas se tratan en el capítulo 11. Esta forma de daño corrientes parásitas es más
comúnmente asociado con los sistemas de PC corriente impresa. Sistemas de ánodos
galvánicos, debido a su baja tensión, no son tan propensos a causar problemas, pero no son
completamente libres de la posibilidad.
Una forma de pensar en los efectos de interferencia es considerar la tierra entre una cama de
tierra y un gasoducto bajo CP como un camino de resistencia para el flujo de corriente. Una
tubería exterior u otra estructura metálica forma un segundo trayecto de resistencia, donde la
corriente puede ir de entrada y fuera de la estructura para completar el circuito. De acuerdo
con la ley de Ohm, la cantidad relativa de la corriente en los dos caminos es inversamente
proporcional a las resistencias relativas de esos caminos.
Otra forma de considerar el problema de los efectos de interferencia es considerar los
gradientes de tensión asociados con el flujo de corriente en la tierra. Como se ha descrito
anteriormente en este capítulo, las gotas de resistencia y tensión están directamente
relacionadas. Un análisis más detallado del problema, con esto en mente, a continuación.
Tuberías Exteriores Cerca protección catódica ground bed
Una cama de tierra CP instalado demasiado cerca de una tubería exterior puede ser
perjudicial. Se discuten dos condiciones generales.
Caso 1
En la figura 3.12, una tubería exterior se muestra pasando a través de la zona de potenciales
de tierra positivos (área de influencia) que rodean una cama de tierra de corriente impresa y
después de cruzar la tubería protegida en un lugar más remoto. Los potenciales de tierra
positivos forzarán la tubería exterior para recoger la corriente en los puntos dentro de la zona
de influencia. Esta corriente a continuación, debe completar el circuito eléctrico y volver a la
terminal negativa de la fuente de potencia del rectificador. Figura 3.12 ilustra esto mostrando
la mayor parte de la corriente recogido fluye a lo largo de la línea exterior hacia el punto
donde las dos líneas se cruzan y luego de salir de la línea exterior en la proximidad del cruce.
Esta corriente es entonces recogido por la tubería protegida y regresó al rectificador. Cuando
la corriente sale de la línea exterior en la proximidad del cruce, la corrosión acelerada de la
tubería exterior se produce.
Por lo general, una pequeña cantidad de la corriente fluirá a lo largo de la tubería exterior en la
dirección opuesta a la de la zona de la cama suelo. Esto se indica como corriente
longitudinalmente en la figura. Esta corriente se irá la tubería exterior en ubicaciones remotas,
por lo general en áreas de relativamente baja resistividad del terreno. La gravedad del efecto
es en gran parte una función de la tensión aplicada en la cama de tierra y la proximidad de la
tubería exterior a la cama suelo. Cuando la tensión aplicada es alta y la tubería exterior es
cerca de ella, la corriente forzada en la tubería exterior tiende a ser alta y puede causar daño.
En tales casos, la tubería exterior puede fallar en poco tiempo si no se toman medidas
correctivas. Aluminio y estructuras de plomo pueden sufrir daños por corrosión, tanto a
recoger y dejar puntos por el mecanismo descrito en el apartado de las tuberías de aluminio.

En los casos en que la intensidad ajustada por la tubería exterior no es demasiado grande, un
enlace metálico se puede instalar entre las dos líneas como se comenta en el Capítulo 11. Sin
embargo, los casos graves pueden requerir el abandono de la cama suelo cuando una unión
adecuada entre los dos sistemas circula gran parte de la corriente del rectificador a través de la
tubería exterior que poco queda para el CP de la tubería por la que se instaló el sistema CP.
Esto pone de relieve la necesidad de atención en la selección de los sitios de instalación CP
para que las condiciones de este tipo pueden ser evitados.
Caso 2
La figura 3.13 ilustra una condición en la que una tubería exterior (u otra estructura metálica
enterrada) se acerca mucho a una cama de tierra CP pero no atraviesa la tubería protegida. En
este caso, como en el caso anterior, la tubería exterior se ve obligado a recoger actual en el
área de potenciales de tierra positivos que rodean el lecho del suelo. La corriente fluirá
longitudinalmente a lo largo de la tubería exterior en ambas direcciones de la cama suelo. Esta
corriente de fuga debe entonces dejar la tubería exterior en las zonas más remotas (por
ejemplo, en zonas de baja resistividad del suelo) a fluir a la tubería protegida y luego de vuelta
al rectificador para completar el circuito. Esto significa que puede haber muchas áreas de
descarga y daños a la tubería exterior en lugar de una sola área de descarga como en el caso
anterior actual. Las acciones correctivas pueden incluir el uso de cables de los bonos de la
tubería externa al terminal negativo del rectificador o la instalación de sistemas de CP en la
tubería exterior para invertir el flujo de la corriente de canto, todos los cuales se discuten en el
Capítulo 11. Al igual que en el caso anterior, de captación de corriente por el oleoducto
extranjero puede ser tan intensa que corrección de la condición puede no ser práctico si la
cama de tierra está demasiado cerca de la tubería exterior. La cama de tierra entonces puede
tener que ser abandonada.
En la selección de sitios de descanso en tierra para los sistemas de corriente impresa, la
presencia de las tuberías exteriores, que podrían verse afectadas negativamente, debe ser
cuidadosamente explorada. En zonas de alta resistividad del suelo, donde se pueden usar
rectificadores relativamente alta tensión, el área de influencia que rodea una cama de tierra
puede extenderse por varios cientos de pies. Unidades pequeñas en el suelo lowresistivity no
crearán tan extenso un problema. En cualquier caso, las pruebas deben ser realizadas por el
ingeniero de corrosión para asegurar que las tuberías adyacentes no se dañen o, si hay alguna
influencia, que la posibilidad de daño puede ser corregida económicamente. En muchas de las
principales áreas metropolitanas, los comités de coordinación de control de la corrosión se
reúnen regularmente para gestionar los sistemas de interferencia. El ingeniero de la corrosión
tiene una responsabilidad ética de informar y cooperar con los representantes de las
instalaciones vecinas en el diseño y la instalación de una fuente potencialmente interfiriendo
de corrientes parásitas. Comités de coordinación se discuten al final de este capítulo.
En los apartados anteriores, se utilizaron sistemas CP corriente impresa para ilustrar la
corrosión corrientes parásitas en las tuberías exteriores, ya que estos sistemas son más
propensos a promover esta forma de corrosión. Las mismas condiciones se pueden establecer
con ánodos galvánicos pero los ánodos tendrían que estar muy cerca de la tubería exterior de
la línea para recoger cualquier parte apreciable de su producción. Esto es debido a que el área
de influencia que rodea ánodos galvánicos es relativamente pequeña. Sin embargo, el
ingeniero de corrosión debe asegurarse de no establecer condiciones que lleven a la corrosión
de corrientes parásitas, sin importar el tipo de sistema de CP utilizado. Al igual que con los
sistemas de corriente impresa, se debe tener cuidado en la selección de los sitios de
instalación de ánodos galvánicos; Sin embargo, el espacio mucho más cerca de las tuberías
exteriores está permitido en la mayoría de los casos. Por lo general, una distancia de 15 pies
sería suficiente, aunque el ingeniero de corrosión debe comprobar si hay captación de
corriente en estructuras extranjeras así de cerca. Incluso más cerca separación podría ser
tolerada en los casos en que las pruebas muestran que el área de influencia que rodea a los
ánodos galvánicos es suficientemente limitado.


Líneas de Tuberías Exteriores Crossing Bare protección catódica
Anteriormente en este capítulo, se mencionó un gradiente de potencial en la tierra que rodea
una tubería catódicamente protegido. Este gradiente es causada por la corriente que fluye en
la tubería de la tierra remota y es la inversa de la pendiente o el área de influencia que rodea
una cama de tierra que está descargando actual potencial. Como resultado de este gradiente,
la tierra en la proximidad inmediata de la tubería es negativo con respecto a tierra remota.
Esto se ilustra en la Figura 3.14.
El tamaño de la zona (zona) de influencia alrededor de una tubería protegida es una función de
la cantidad de corriente que fluye a la línea por unidad de área de superficie de la tubería
(densidad de corriente). Cuanto mayor sea la densidad de corriente, mayor será la zona de
influencia. Para tuberías así recubiertas con, la corriente es tan pequeña que los posibles
gradientes en la tierra alrededor de la línea son insignificantes. A cathodically protegida línea
desnuda, sin embargo (o grandes fiestas en las líneas recubiertas), pueden recolectar tanta
corriente que importantes bajas de tensión se pueden medir en la tierra alrededor de la línea.
Una tubería exterior u otra estructura metálica enterrada cruzar la línea desnuda protegida se
pasan a través de la región del gradiente de potencial y están sujetos a posibles daños por
corrosión. Esto se ilustra en la Figura 3.15. Dentro de la región gradiente de potencial, la
tubería exterior tiende a ser positiva con respecto al suelo adyacente. Esto es más pronunciado
en el punto de cruce. La diferencia de voltaje entre el tubo y la tierra puede forzar la tubería
exterior para recoger actual CP en secciones eléctricamente aisladas y descargarla a la línea de
protección en la zona de cruce. El oleoducto extranjera será dañado por tal de descarga a
tierra, con el punto de mayor daño probable estar directamente en el punto de cruce con la
línea desnuda protegida.


Una tubería extranjero puede desarrollar fugas en poco tiempo en casos extremos. Si la
tubería exterior resulta ser también demasiado cerca de un lecho de tierra de corriente
impresa en la línea protegida, como se mencionó anteriormente, los dos efectos son aditivos y
la velocidad de corrosión en el punto de cruce con la línea protegida aumentará. El daño a la
tubería externa puede ocurrir incluso si no tiene un sistema CP propia. Esto ocurre si los
gradientes de potencial que rodean la línea desnuda protección catódica son lo
suficientemente fuertes para contrarrestar el potencial de protección en la tubería exterior y
obligarlo a la corriente de descarga (y acelerar la corrosión) en el punto de cruce.
Si la tubería exterior tenía un recubrimiento perfecto, no podía haber corriente de descarga y
ninguna corrosión a pesar de la existencia de gradientes de potencial en el que pasa a través
de la zona de influencia alrededor de la línea desnuda protección catódica. Esto, sin embargo,
es poco probable para los revestimientos de tuberías típicas y las condiciones de campo.
Incluso un solo defecto en el recubrimiento de gradiente puede causar una fuga. La tasa de
penetración tendería a aumentar con el aumento de la calidad del recubrimiento debido a la
descarga de corriente se concentra en los descansos más pequeños en el revestimiento. La
existencia de un posible efecto perjudicial en una tubería exterior en un punto de cruce se
puede determinar fácilmente. Esto se logra mediante la medición de potenciales entre el tubo
exterior y de una estrecha electrodo situado directamente sobre la línea exterior. Las
mediciones se obtienen a intervalos cortos ya que la tasa de cambio de potencial, de punto a
punto, puede ser bastante rápida. Por lo tanto, estas medidas sólo comprenden una encuesta
intervalo de cierre de la línea exterior en la zona cercana al cruce de las dos tuberías. Por lo
general, el resultado trazado se verá como la figura 3.16. Esta figura ilustra el efecto de una
tubería exterior catódicamente protegido y muestra una caída potencial severa en el punto de
cruce.

El daño a la tubería exterior se espera a menos que su revestimiento es perfecto. Dicha parcela
se identifica claramente la longitud de la tubería externa afectada. La longitud de la tubería
externa sujeta a potenciales deprimidas puede variar desde unos pocos pies de los casos leves
a cientos de pies cuando los gradientes de potencial son graves y el ángulo entre las dos líneas
que se cruzan es pequeña. Otros factores son iguales, la cantidad de tubería extranjera
sometida a potenciales depresivos es menos para un cruce en ángulo recto. Si hay alguna duda
de que la caída potencial es causada por el sistema de CP en la tubería al descubierto, las
fuentes actuales de PC pueden estar apagados y las posibles medidas a lo largo de la tubería
exterior repiten. Si la inmersión desaparece, o casi, esto es prueba suficiente de que el sistema
de CP en la línea desnuda es la causa del problema. Las medidas correctivas se discuten en el
Capítulo 11. Los enlaces metálicos son adecuados en algunos casos. En otros casos, la tubería
desnudo, protección catódica puede estar recubierto en la proximidad del cruce para reducir la
intensidad de los gradientes de potencial al reducir localmente la cantidad de flujo de
corriente a la tubería por unidad de área. Ánodos galvánicos se pueden utilizar con ventaja
cuando las condiciones son favorables, tal como se describe en el capítulo 11 en el apartado de
la utilización de ánodos galvánicos.
Fuentes de información sobre Interferencia
Es deseable, y por lo general ahorra un tiempo considerable, a buscar la ayuda de un comité de
coordinación de la corrosión cuando una tubería se va a instalar en un área en la que existe un
comité. Comités de coordinación de la corrosión se componen de representantes de muchos
de los principales propietarios de estructuras metálicas subterráneas en un área
(generalmente un distrito metropolitano donde muchas tuberías se cruzan) que funcionan en
conjunto para resolver sus problemas de corrosión. Muchos de estos comités han existido por
décadas y han acumulado datos útiles, mapas y otra información que le ayudará a evitar los
efectos destructivos asociados a interferir los sistemas de CP. Estos comités pueden ayudar a
localizar las estructuras subterráneas en la zona, determinar el alcance y la naturaleza de los
sistemas de PC existentes, y hacer encuestas de cooperación o contratos de cooperación para
la protección.