Pre dimensionamiento de estribos

:

En todo tablero apoyado, con dos bordes libres, el esfuerzo predominante baj
o la actuación del peso propio, la carga muerta y la sobrecarga, es la fl
exión longitudinal. Esa flexión puede ser resistida de dos maneras. Distrib
uyendo uniformemente la rigidez longitudinal a lo ancho del tablero, lo que nos
proporciona el tablero losa, o concentrándola en determinadas líneas paralelas
, con lo que tenemos el puente de vigas.
En general y desde el punto de vista de la cantidad de materiales empleados,
concentrar la rigidez en una serie de líneas longitudinales es un criterio de econ
omía, ya que la flexión se resiste más fácilmente cuanto mayor sea el canto. L
a losa superior que materializa el tablero tiene una doble misión:

Estribos
Para la realización del estribo surgen dos posibilidades: estribos cerrados
o estribos abiertos. Estribos cerrados Es el más clásico de los estribos utilizado
s. Consta de un muro frontal, el estribo propiamente dicho, aletas, con o sin m
urete lateral, el murete de guarda y la losa de
Transición. El muro frontal recibe la carga del dintel a través de los apoyos, que
permiten movimientos relativos entre ambos elementos. El diseño de la parte s
uperior del estribo viene gobernado por el tipo, carga y movimientos del dintel.
La parte inferior, por las acciones del dintel y el empuje de tierras, siendo este
efecto predominante cuando el estribo es alto. En el caso de puentes de fe
rrocarril, como es nuestro caso, el empuje en la parte superior debido al frenad
o es muy grande, por lo que la parte inferior del estribo, (variación o no de sus
espesores, tamaño del cimiento, también viene determinada por este efecto.

Empuje del suelo:
Empuje lateral del suelo: se asumirá q la carga del suelo lateral resultante
debido al peso del relleno actúa a una altura a H/3

Coeficiente de empuje lateral en reposo:
Muy brevemente. El coeficiente de empuje al reposo Ko, es decir, con
desplazamiento nulo, se puede calcular bajo una hipótesis muy simple, que
sólo existan deformaciones verticales (lo que se viene llamando deformación
plana, vamos).
Vale, pues cogemos la ecuación de Hooke, imponemos una deformación lateral
nula, de forma que sólo haya deformación vertical, y despejamos:
Coeficiente de empuje lateral en activo:
Para definir el empuje de los suelos sobre las estructuras de retención,
podemos decir en forma general, que en ellos se involucran todos los
problemas que se le presentan al ingeniero para determinar las tensiones en la
masa del suelo que actúan sobre una estructura.
En este apunte daremos las nociones básicas para poder calcular los empujes
laterales de los suelos contra las estructuras. Como primera medida debemos
decir que el tipo de empuje depende, tanto de la naturaleza del suelo como del
tipo de estructura, ya que se trata de un



CARGAS VIVAS (L)
Son aquellas debidas al uso u ocupación de la construcción y que la identifican.
Incluyen personas, objetos móviles o divisiones que puedan cambiar de sitio.
Generalmente actúan durante períodos cortos de la vida de la estructura.
También incluyen el impacto. Su símbolo corresponde a la inicial de Live (vivo).
También se denominan cargas de “ocupación”. Debido a la dificultad de
evaluarlas, se especifican por los Códigos de Construcción, en kN/m2 en el SI
o en kgf/m2 en el MKS. Usualmente se considera que ocupan toda el área del
piso como cargas uniformes, aunque en algunos casos puedan estar
concentradas en un área específica. Para la NSR-98 algunos valores típicos
son:

Cargas de diseño:
las cargas de diseño son la sumatoria de cargas vivas más las cargas muertas
más las cargas de sismo más las cargas del viento más las cargas del viento
Condiciones para la estabilidad
Para hallar las condiciones de estabilidad que debe cumplir la energía interna,
simplemente hay que transcribir con cuidado el desarrollo anterior, utilizando el
principio de energía mínima en lugar del principio de entropía máxima. De esta
manera arribamos a conclusiones similares, pero donde aparece la condición
de concavidad para la representación entropía, en la representación energía
esto debe traducirse como convexidad; es decir
Vuelco- estados límites de resistencia y evento extremo
Consideraciones sísmicas
La construcción de una presa introduce importantes modificaciones en el medio
ambiente, por cuanto se obstruye el cauce de un río para formar un embalse, el
cual cubre una gran extensión de terreno hacia área aguas arriba, con la
consecuente saturación de los terrenos que sirven de vaso de almacenamiento.
Los cauces de los ríos, sobre los cuales se construyen las presas, por lo
general, han sido formados por fallas geológicas, las que han facilitado la
generación de los mismos. El desplazamiento brusco de dicha falla,
ocasionado por un movimiento sísmico, o el desplazamiento paulatino de ésta,
si es activa, pueden ocasionar graves daños a la presa, inclusive su colapso.
Por otra parte, al ocurrir un movimiento sísmico, se producen una serie de
efectos como serían: vibraciones fuertes, tanto en el cuerpo de la presa, como
en las fundaciones que la soportan; formación de olas que pueden sobrepasar
la cresta de la presa; deslizamiento de las laderas saturadas del embalse,
provocando su descenso y caída brusca dentro del embalse, con el
consiguiente desplazamiento de agua embalsada y su rebose sobre la cresta
de la presa, así como también otros efectos en las estructuras
complementarias.

Estados limites aplicables y combinaciones de cargas
De acuerdo con lo anterior, los estados límites pueden clasificarse en do
grandes grupos: – Estados límite últimos. Son los correspondientes a la
capacidad de l estructura para resistir las cargas prevista - Estados límite de
utilización. Son los correspondientes a la utilización normal de la estructura y a
su durabilidad. Estados límites último Puede alcanzarse un estado límite último,
en los casos siguientes: 1. Pérdida del equilibrio estático de una parte o el
conjunto de la estructura considerada como un cuerpo rígido. 2.
Transformación de la estructura en un mecanismo. Estados límite últimos de
resistencia o de deformación excesiva del materia en una sección:
Conductividad y dilatación térmica
El redondo de GFRP tiene excelentes propiedades aislantes del campo
eléctrico y permeable del campo magnético, por lo que se puede utilizar en
aplicaciones de ingeniería u obra civil donde se requiera de cierto nivel de
aislamiento eléctrico o transparencia magnética. Su coeficiente de dilatación
térmica es muy similar al coeficiente del acero, siendo su comportamiento en
estructuras de hormigón parecido al de las estructuras de hormigón armado
convencional.
El coeficiente de expansión térmica longitudinal depende de las propiedades de
la fibra, mientras que el transversal está dominado por las de la resina. Los
valores típicos de dicho coeficiente en las direcciones longitudinal y transversal,
respectivamente, de las barras de FRP, con un contenido de fibras entre el
50% y 70%, se presentan en la Tabla 4 (CNR-DT 203-2006)