Universidad Nacional de Misiones

Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales
Licenciatura en Comunicación Social
Cátedra : Teoría Social Docente : Miguel amos
!lumna : Lara Sc"#ieters
Tra$a%o &ráctico so$re !l'red Sc"ut(
Desarrollo
1. Existen “diferencias entre la visión del mundo social en que
vivimos ingenuamente y el mundo social que es objeto del estudio
científico”
1
. Así puntualia Alfred !c"ut su crítica sobre la teoría de la
acción racional elaborada por #arsons$ quien$ en un intento de
desarrollar un enfoque integrado de la teoría sociológica$ concibe un
actor que es conocedor de los "ec"os y de las condiciones necesarias y
los medios disponibles para llevar a cabo su vida.
%esde una aproximación fenomenológica !c"ut sostiene que no
se puede concebir una analogía entre el científico y el actor en sus
actividades pr&cticas cotidianas$ ya que en este &mbito muy pocas
veces los actores se manejan de manera racional y sí organian su vida
e interact'an con los otros a trav(s de recetas donde no interviene la
reflexión$ ya que para ello deberían conocer con precisión el fin que
persiguen$ sus consecuencias y las diferentes cadenas de medios que
son necesarios para alcanarlos.
!eg'n !c"ut$ el error de #arsons se encuentra en vincular lo
racional con lo lógico. )a justificación de este cuestionamiento se
encuentra en que para aplicar la lógica tradicional a la experiencia
cotidiana se deben realiar una serie de idealiaciones$ como las
asociadas al postulado de la claridad y distinción de los conceptos$ la
cual puede ser adecuada para una descripción del estilo del
pensamiento cotidiano$ pero no una teoría del conocimiento de la
sociedad. Asimismo$ !c"ut indica que el inter(s de los actores no se
centra en develar el car&cter verdadero o falso de su pensamiento con
el fin de lograr “una valide formal que pueda ser reconocida como tal
por otro”$ sino m&s bien$ se fija en obtener un conocimiento v&lido para
sí mismo y sus fines pr&cticos.
1
!*+,-.$ A. Estudios sobre teoría social. Editorial Amorrortu$ /s As$ 1012. *ap. 3$ p&g 41
)a propuesta del principal teórico de la sociología fenomenológica
5
consiste en desarrollar la disciplina como una ciencia que permita
interpretar las relaciones intersubjetivas de los actores en un mundo del
sentido com'n al que denomina mundo de la vida y en pos de esta
empresa !c"ut incorpora a la teoría de la acción social nuevos
conceptos$ que dan cuenta de la importancia del punto de vista
subjetivo.
El an&lisis de la conciencia profunda 6durée7 es el punto de partida
del pensador para desarrollar su ciencia de la intersubjetividad$ ya que
en ella se encuentra “el proceso de establecimiento de significado$ de la
comprensión$ la interpretación y la autointerpretación”
3
. #ara !c"ut era
importante distinguir entre significados y motivos$ a los cuales a su ve
divide en dos subtipos.
)os signi'icados "acen referencia al modo en que los actores
determinan que aspectos del mundo social son importantes para ellos$ y
allí distingue el contexto de significado subjetivo$ donde la
determinación se realia a trav(s de la propia construcción mental de
los actores. #ese a que es un proceso importante en la vida cotidiana
!c"ut no lo considera susceptible de estudio científico$ a diferencia del
conte)to de signi'icado o$%etivo que sí analia$ y entiende como los
conjuntos de significados que existen en la cultura y son compartidos
por toda la colectividad de actores.
)os motivos$ en tanto$ se refieren a las raones que explican la
acción de los actores. )os motivos *+or,ue- referidos a una raón
ubicada en el pasado 6antecedentes personales$ entorno$ psiquis$ etc.7
est&n agrupados en sistemas de personalidad social
2
son los 'nicos que
pueden ser comprendidos tanto por el actor como por el investigador$ a
diferencia de los motivos *+ara- 8integrados a sistemas subjetivos de
planificación9 que no ofrecen una visión retrospectiva y solo podrían
analiarse una ve que la acción "a terminado y se "a alcanado el
objetivo. :o obstante esta diferenciación el pensador sostiene que
ambos motivos est&n interrelacionados; “el prototipo de toda relación
social es una conexión intersubjetiva de motivos. 6<7 anticipo que los
2
*on estas palabras lo define =eorge >iter en cap. 1 de Teoría Sociológica Clásica$ ?(xico$
?c=ra@9+ill$ 1003.p&g. 514.
3
>A-.E>$ =eorge$ Teoría Sociológica Clásica$ ?(xico$ ?c=ra@9+ill$ 1003p&g. 5BC.
4
!c"ut aclara que la definición esta clasificación es seg'n autores norteamericanos como
?ead$ Dames$ #arsons.
motivos “para” de mi propia actuación se convertir&n en motivos
“porque”” de la reacción del otro y viceversa
E
.
!c"ut propone una teoría de los motivos como 'nico medio
plausible para profundiar el an&lisis del acto y lograr comprenderlo 6la
comprensión solo es posible al reducir el "ec"o la actividad "umana que
la "a creado y a los motivos que le dieron origen$ lo que implica la
cooperación de otros "umanos7 y para esto debe considerarlo como
integrante de un sistema de actos racionales 6no como un acto aislado7.
5. !iguiendo el desarrollo del concepto de racionalidad !c"ut
indica que esta no se puede reconocer en la concepción cotidiana del
mundo sino en el &mbito de la observación científica$ y define así
diferentes niveles de observación del mundo social. En el nivel de la
cotidianeidad$ cada actor se ubica a sí mismo en el centro del mundo
socialF en tanto que en el nivel de la observación científica el
investigador coloca en el centro de este mundo a la persona observada$
no a sí mismo.
A la ve que investigador$ !c"ut se reconoce como un actor de la
vida cotidiana$ &mbito en que se funda su actividad científica$ y que$
m&s all& de ser un fenómeno social requiere de una actitud específica
que se diferencia de la vida cotidiana “por constituir un arquetipo de la
interpretación racional y la acción racional”
1
.
“*omo consecuencia primera y fundamental de la modificación en
el punto de vista$ el investigador reemplaa a los seres "umanos que
observa como actores en el escenario social$ por títeres que el mismo "a
creado”
4
$ explica !c"ut$ aclarando que la expresión que llama títeres
corresponde a la expresión “tipos ideales” definidos por Geber$ de
quien abreva los basamentos de su teoría.
%esde esta perspectiva define el procedimiento del observador
que primero observa ciertos sucesos que son causados por la actividad
"umana y establece tipos ideales para luego coordinar estos actos
típicos con actores típicos. Hinalmente construye tipos ideales
personales a los que imagina dotados de una conciencia ficticia$ que se
5
!*+,-.$ A. Estudios sobre teoría social. /s As$ Editorial Amorrortu$ 1012. *ap. 1$ p&g. 51.
6
op. cit. p&g 4E.
7
op. cit. *ap 3$ p&g. BE.
asemeja a la que podría tener una persona de carne y "ueso
B
$ que son
modelos de una mente conciente sin espontaneidad ni voluntad propia
que ubicar& en un escenario$ en un modelo del mundo social.
El punto de vista del observador define el “marco de la
perspectiva general en que el sector elegido del mundo social se
presenta al observador científico tanto como a la conciencia ficticia del
muIeco”
0
. A este punto de vista se lo denomina +ro$lema cientí'ico
en e)amen$ cuyas funciones son determinar los límites dentro de los
cuales ciertas proposiciones posibles se "acen significativas para la
investigaciónF y crear un esquema de referencia para la construcción de
todos los tipos ideales que pueden ser utiliados como significativos.
)as construcciones que "acen los científicos son “construcciones
de las construcciones "ec"as por los actores de la sociedad misma$
actores cuya conducta el investigador observa y procura explicar<”
1C
.
Esto que !c"ut denomina principio de signi'icatividad$ es de gran
importancia a la "ora de encarar un an&lisis del mundo social ya que la
definición del problema científico es la que define el esquema de
referencia que determinar& los tipos ideales que se adecuar&n m&s a la
investigación$ por lo que un cambio en el problema significar&
inevitablemente una modificación de la significatividad$ es decir$ de
todos los conceptos y todos los tipos que maneja.
3. !"ut dedica gran parte de la apertura de Estudios sobre la
teoría social a cuestionar las posiciones objetivistas de an&lisis social$
entre las que se destaca el conductismo$ las cuales "an “cumplido una
verdadera labor científica sin abordar los problemas de la
subjetividad”
11
.
El conductismo$ que nace con el propósito de explicar mediante
m(todos científicamente correctos lo que sucede en el mundo social "a
caído en la falacia de “sustituir la realidad social por un mundo ficticio$
promulgando para las ciencias sociales principios metodológicos que si
bien "an dado resultados exactos en otros campos$ "an demostrado ser
8
#ero sin los contenidos relacionados con la existencia de la persona 6temores$
conciencia de la muerte$ esperanas$ ansiedad$ etc7.
9
Op. Cit, pág 86.
10
!*+,-.$ Alfred. El problema de la realidad social. Editorial Amorrortu$ /s As$ 1042. *ap 1$
p&g 34.
11
!*+,-.$ A. Estudios sobre teoría social. Editorial Amorrortu$ /s As$ 1012. *ap. 1$ p&g 10.
un fracaso en el dominio de la intersubjetividad”
15
. Esta radical
objetividad conductista se funda$ seg'n !c"ut$ en la aceptación del
postulado; “la mente del otro es inaccesible y "asta es imposible
verificar su inteligencia”
13
.
Jtra postura objetivista es la de aceptar ingenuamente el mundo
social con todos sus alteregos e instituciones 6nación$ gobierno$
mercado$ precios$ religión$ are y ciencia$ etc.7 como un universo provisto
de sentido para el observador$ por lo que para describirlos y explicarlos
no es necesario recurrir a las actividades subjetivas en la mente de los
actores.
%ejando atr&s estas dos corrientes que dejan de lado al actor$
!c"ut vuelve a reafirmar que la “referencia al punto de vista subjetivo
siempre puede y debe ser efectuada”
12
para comprender el mundo
social$ que en definitiva es un mundo de actividades "umanas movido
por sentimientos y estados de &nimo. %esde esta perspectiva !c"ut
determina que para que el observador pueda preguntarse por el sentido
del mundo social$ primero debe preguntarse por el significado que el
actor observado le da al mundo y a las acciones que en (l realia
1E
$ con
lo cual la aceptación ingenua del mundo como dado queda fuera$
dejando lugar al estudio del proceso de idealiación y formaliación de
los fenómenos sociales.
#ara iniciar un an&lisis social !c"ut no deja de destacar como
postulado b&sico metodológico la elección del esquema de referencia
adecuado al problema que interesa examinar$ ya que una de las falacias
m&s graves en ciencias sociales se encuentra en la fusión de las
perspectivas subjetiva y objetiva en las diferentes instancias de la
investigación. K subraya que entre estas perspectivas siempre debe
prioriarse la primera en tanto se trate de una teoría de la acción social$
ya que como actor “los objetos de este mundo me interesan 6<7 en la
medida en que determinan mi propia orientación$ en que promueven o
traban la realiación de mis propios planes$ 6<7 en que son la fuente de
mi felicidad o mi intranquilidadF en pocas palabras$ en la medida en que
12
Jp. cit. p&g. 1B
13
Jp. cit. p&g 10.
14
Jp. cit. p&g. 5C.
15
“En tal caso$ responder a la pregunta “Lqu( significa este mundo social para mí$ el
observadorM” exige responder previamente a estas otras$ muy diferentes; “Lqu( significa
este mundo social para el actor observado dentro de este mundo$ y qu( sentido le asigna a
su actuar dentro de (lM. Jp. cit. p&g. 5C.
tienen sentido para mí”
11
. K justamente por el sentido que el actor
encuentra en las cosas es que no le basta con saber que existen sino
que desea es de comprenderlos$ es decir$ “interpretarlos como posibles
elementos significativos respecto de actos o reacciones posibles que
pueda efectuar dentro del &mbito de mis planes vitales”
14
. K dado que la
experiencia del mundo se realia mediante la experiencia compartida
con otros$ en un mundo que tiene sentido no solo para un actor sino
para todos$ la manera viable de comprender los objetos es a trav(s de
la cooperación de otros seres "umanos.
2. “-oda distinción entre lo real y lo irreal 6<7 se basa 9siempre
seg'n Gilliam Dames9 en dos "ec"os mentales; primero que nos es
posible pensar de manera diferente un mismo objetoF y segundo$ que$
una ve "ec"o esto$ podemos elegir qu( modo de pensamiento adoptar
y cu&l desec"ar. %e tal modo$ el origen y fuente de toda realidad 6<7 es
subjetivo$ somos nosotros mismos”
1B
. !iguiendo los presupuestos de
Dames 9como bien se encarga de aclarar9$ !c"ut desarrolla un ensayo
sobre el la novela %on Nuijote de la ?anc"a para abordar el problema
de la realidad social. En el texto aparecen realidades m'ltiples$
m'ltiples órdenes de realidad llamados subuniversos que refieren al
problema de cómo experimentamos la realidad.
Entre los subuniversos !c"ut encuentra el mundo de la locura de
%on Nuijote$ el mundo de la caballería$ cuya realidad es incompatible
con la de la vida cotidiana ya que las categorías b&sicas de pensamiento
espacio$ tiempo y causalidad est&n modificadas$ y a ellas el caballero
acude para dar explicación a los "ec"os que protagonia en sus tres
expediciones 6los documentos y libros sustentan la existencia de "(roes
que solo el conoce y los encantadores malos y buenos son causantes y
la explicación de los fenómenos que desde su subuniverso %on Nuijote
no logra comprender7.
Al viajar solo en su primera expedición el caballero andante es
amo absoluto de su reino interior y desarrolla sus acciones dentro de la
vida cotidiana pero que son causadas por motivos fant&sticos. En el
segundo viaje se aventura junto a su escudero !anc"o #ana$ quien
16
Jp. cit. p&g. 55.
17
Jp. cit. p&g. 55.
18
!*+,-.$ A. Estudios sobre teoría social. Editorial Amorrortu$ /s As$ 1012. *ap. 4$ p&g 133.
representa el pensamiento cotidiano$ por lo que “los sucesos que ambos
experimentes son interpretados seg'n esquemas de interpretación
diferentes”$ y “si se desploma esta creencia en la identidad sustancial
de la experiencia intersubjetiva del mundo$ queda anulada la posibilidad
misma de establecer la comunicación con nuestros semejantes”
10
. Ante
esta crisis son los mismos encantadores los responsables de que entre
el noble caballero$ !anc"o #ana y otros personajes no puedan ponerse
de acuerdo en qu( son en realidad los objetos que ven$ esquema
interpretativo que con el tiempo el escudero acepta$ con lo que entre
ambos personajes se llega a establecer un subuniverso com'n de
discurso.
Antes de iniciar su tercera expedición$ las aventuras de %on
Nuijote "an sido publicadas en un libro$ con lo que los cientos de
lectores anónimos "an podido conocerlas y formarse un tipo ideal de la
personalidad del caballero. Esto permite que “con el fin de complacerlo
y establecer con (l un universo de discurso$ construyen dentro de la
realidad del mundo de la vida cotidiana un mundo de juego$ de broma$
de ficción y “"acer de cuenta” que$ seg'n esperan$ %on Nuijote
aceptar& como la realidad en t(rminos de su subuniverso privado”
5C
.
!olo de esta manera sería posible el episodio del caballo de madera en
que el %uque y la %uquesa invitan al d'o a cabalgar para surcar los
aires y llegar a un reino distante donde deber&n defender a una dama
en apuros$ que en opinión de !c"ut constituye el punto culminante de
la saga de *ervantes. El viaje no ser& tal$ ya que el caballo no est&
preparado para el vuelo ni existe tal reino lejano$ no obstante$ los
!anc"o y %on Nuijote montar&n con los ojos vendados y recibir&n
diferentes estímulos como viento y calor$ que originar&n los relatos de
ambos acerca de la cabalgata$ que finalia con la explosión del caballo.
)os relatos no coinciden$ claro est&$ y %on Nuijote cree entender
que !anc"o "a soIado la aventura que describió$ por que no guarda
relación con la explicación científica que el caballero esgrime para
demostrarle que est& equivocado. K aquí se encuentra justamente la
respuesta a la pregunta con que !c"ut inicia el ensayo
51
$ ya que en el
19
Jp. cit. p&g 130.
20
Jp. cit. p&g 125.
21
L*ómo es posible que el mundo privado de %on Nuijote no sea un mundo solipsista$
que dentro de esta realidad "alle aquel otras mentes$ no como meros objetos de su
experiencia$ sino compartiendo con (l$ al menos en cierta medida$ la creencia en la
realidad efectiva o potencial de ese mundoM Jp. cit. p&g. 132.
viaje simulado queda expresado el problema de la ilusión$ la percepción
y la intersubjetividad como elemento constitutivo de la realidad$ porque
el "ec"o de compartir una situación implica fe en la veracidad del otro$
en que “a pesar de todas las variaciones individuales$ nuestros
semejantes experimenten los mismos objetos de una manera
sustancialmente similar a nosotros”
55
. K como esto no ocurre en este
caso$ %on Nuijote pierde su poder m&gico de autoencantamiento y
comiena su tragedia$ porque descubre que es posible que su
subuniverso privado sea un sueIo$ lo cual le trae un conflicto
psicológico y moral$ que desemboca en la destrucción de su subuniverso
y un gran proceso de desilusión.
A modo de cierre$ !c"ut indica que “el mundo de la vida
cotidiana 6<7 nos es simplemente impuesto$ que podemos comprenderlo
y dominarlo solo en una medida muy limitada$ 6<7 y que nuestra 'nica
esperana y guía es la creencia de que podemos asimilar este mundo
para todos los fines buenos y pr&cticos si nos comportamos como los
dem&s$ si presuponemos lo que los dem&s creen fuera de toda duda”
53
.
Este an&lisis podría aplicarse en contextos investigativos en
instituciones de encierro$ como las c&rceles$ donde para sus "abitantes
6ya sean presos$ guardia c&rceles y administrativos7 rigen determinados
códigos de conducta$ l(xico$ r(gimen de penas y castigos$ "orarios$ etc.
Asimismo podría aplicarse$ a mi entender$ en contextos como las
colonias del interior de la provincia de ?isiones donde las relaciones
tienen las particularidades bien diferentes de las de las onas m&s
urbaniadas 6relación de vecindad$ sentido de comunidad$ valores de
cooperación y solidaridad$ etc7.
22
Jp. cit. p&g. 130.
23
Jp. cit. p&g. 1E5
.i$liogra'ía
/T012 =eorge$ Teoría Sociológica Clásica$ ?(xico$ ?c=ra@9+ill$ 1003.
SCHUT0$ Alfred. El problema de la realidad social. Editorial Amorrortu$ /s
As$ 1042
SCHUT0$ Alfred. Estudios sobre teoría social. /s As$ Editorial Amorrortu$
1012.