You are on page 1of 2

Esta jerarquización implícita a la par que otorga hegemonía al castellano

,
relega a un segundo plano al quechua y al aimara, y silencia a los idiomas
selváticos. Sostiene Cerrón Palomino que las medidas tendientes a buscar
una coigualdad idiomática en favor de las lenguas serranas respecto del
castellano, como por ejemplo la oficialización del quechua en 1975, sólo
quedó en el terreno de las buenas intenciones. Sin cambiar realmente el
régimen establecido, puesto que la “situación multiglósica responde al
carácter de la sociedad peruana, cuyos estratos dominantes, de habla
eminentemente castellana, monopolizan el control político y económico
del país en desmedro de los segmentos dominados, en cuya base se
encuentran, completamente desposeídas, las comunidades indígenas tanto
serranas como selváticas”. Del los casi 22 millones de habitantes del Perú
(censo de 1981), se calcula que 72,62 % son castellano-hablantes y un
27,38 % hablantes de vernáculo. De estos, el 16,31 % son monolingües y
el 11,30% bilingües de lengua indígena y castellano. De esta misma
población el 88% son quechua-hablantes, el 7% aimara hablantes y el 5%
se distribuyen entre los distintos hablantes de lenguas de la Amazonía.
ACTIVIDADES DE EXTENSIÓN:
1- Realice un análisis del texto "¿Por qué el Perú es un país
multilingüe y multicultural" y elabore un esquema conceptual sobre
los principales postulados del especialista Alberto Escobar.
2- ¿Según el especialista Cerrón Palomino, por qué razones el
castellano continúa siendo la lengua dominante, a pesar que en
nuestra Constitución política se consideran lenguas oficiales aquellas
habladas por las diversas etnias y poblaciones sin distinción alguna?
Explique dos razones.

MUNICIPALIDAD PROVINCIAL DE JUNIN
CICLO VACACIONAL 2014









ÁREA : COMUNICACIÓN
GRADO : 1º DE EDUCACIÓN SECUNDARIA
DOCENTE : CHAVEZ AQUICE, Gerson Raúl
ESTUDIANTE :………………………….………………………….


SITUACIÓN LINGÜÍSTICA DEL PERÚ ¿Por qué el Perú es un país
multilingüe y multicultural?

El Perú es un país en el que coexisten diversas culturas y muchas lenguas.
Cerrón Palomino, lingüista peruano, se refiere a nuestro país como
“plurilingüe y multicultural en el que coexisten trece grupos idiomáticos de
origen nativo” manifestación de las diferentes etnias y cultural. (Cfr.
Cerrón Palomino: 1992, Congr. De Sevilla)
El fenómeno del multilingüismo en el Perú – según Alberto Escobar-
presenta las siguientes características:
1.- Existencia de una evidente barrera idiomática, que imposibilita la
comunicación entre los pobladores porque el sector mayoritario habla el
castellano; otro solo la lengua nativa; y un tercero, con diferente grado de
dominio de la segunda, ambas lenguas (por ejemplo los pobladores de
Puno y zonas de la región andina – que hablan aymara o quechua- que
emigran, por razones de trabajo a la capital o a ciudades de la costa).
2.- Profunda y acusada pluralidad cultural, porque el Perú no solo es un
país donde se hablan muchas lenguas, sino que está poblada por diversas
culturas y comunidades cuyas creaciones y realizaciones difieren
sustancialmente unas de otras, carácter que profundiza por el sentimiento
geográfico regional, étnico o racial, por la oposición entre costeños y
serranos, ciudad y campo; norte, centro y sur, blancos o indios,
indiferencia o ignorancia de la presencia de la selva, etc.
3.- Jerarquización y diferencia valorativa de las lenguas. El multilingüismo
en el país no solo se caracteriza por el hecho de que las lenguas son
diferentes entre sí – lo cual es obvio- , sino porque las mismas están
dotadas de diferentes grados de prestigio derivado de su amplitud
comunicativa y de las funciones que se les reconoce. (Cfr. Lozano
Alvarado, Los senderos del lenguaje, 1994 p.100)
Cerrón Palomino explica el porqué de esa característica: “Si se toma en
cuenta la distinción tradicional del territorio peruano en costa, sierra y
selva, la distribución geográfica de tal conglomerado lingüístico es
desigual, pues la gran mayoría de los grupos idiomáticos se localiza en la
Amazonía. En efecto, once de ellos son exclusivamente selváticos; y los
dos restantes, el quechua y el aru, son eminentemente serranos, si bien el
primero ha logrado expandirse también a la selva”.
Por otro lado, El castellano se habla no sólo en toda la costa, donde ya no
se registran lenguas indígenas (la última de ellas se extinguió hacia la
primera mitad de este siglo), sino que dada su condición de lengua
dominante, se le encuentra bastante generalizado, especialmente en las
ciudades del interior tanto andino como selvático. Esta “relativa
homogeneidad lingüística que presentan actualmente la costa y la sierra
peruanas, en contraposición al mosaico idiomático de la selva- según
Cerrón Palomino- es el resultado de diversos procesos de nivelamiento
idiomático-cultural ocurridos en los dos últimos milenios, y en los cuales el
quechua y el aru primeramente, y el castellano después, jugaron un rol
decisivo, con avances, retraimientos y extinciones que distan lejos de haber
concluido aun en la actualidad”.
En el plano institucional –sostiene el mismo autor- que la sociedad peruana
se caracteriza por ser marcadamente multiglósica. “De hecho, la
constitución política del estado legitima la condición heteroglósica del
país, al otorgarles el estatuto de lengua oficial al castellano, de lenguas de
uso oficial al quechua y al aimara, y el de simples patrimonios culturales a
las numerosas lenguas de la selva”.