REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD YACAMBÚ
NÚCLEO ARAURE – PORTUGUESA














EL IMPACTO DE LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÒN Y LA
COMUNICACIÒN EN LOS ROLES DOCENTES UNIVERSITARIOS
















Araure, Julio 2014

Integrante:

Yusmary Guedez
C.I. 12.246.846



Se considera que la tecnología es una herramienta clave para el desarrollo del
proceso de enseñanza aprendizaje, por lo que las decisiones que se deban tomar
atenderán a los objetivos y metodologías en el desempeño de los roles del profesor y
los estudiantes, pues para llegar a integrar la tecnología es necesario un conocimiento
profundo de los requerimientos, leyes que fundamentan el proceso pedagógico y el
modelo definido en función de ello. Su desconocimiento implicaría utilizarla sólo
como un elemento moderno de moda en nuestros tiempos.
Al asumir el problema pedagógico como premisa, no se puede dejar de
reconocer la posibilidad de lograr innovaciones educativas con la integración de las
tecnologías. Nuevos escenarios para la formación, materiales, medios, formas de
aprendizaje y de comunicación. Para integrar la tecnología al proceso de enseñanza
aprendizaje es imprescindible la capacitación pedagógica del profesorado, no solo de
saberla utilizar y aplicar. Esto depende de la poca experiencia de éstos en el dominio
de la metodología de la enseñanza y además porque la tecnología no será responsable
de una buena o mala práctica pedagógica, de hecho una mala práctica pedagógica se
puede acelerar en su sentido negativo.
El impacto de la tecnología de la información y comunicación se ha convertido
en uno de los pilares básicos que exige la sociedad donde se hace necesario
proporcionar a la ciudadanía una educación que refleje esta realidad. Los medios
educativos que ofrece las TIC´s deben ser observados desde dos puntos de vista: su
comprensión y utilidad. De acuerdo a su comprensión se ve íntimamente ligado al
tipo de cultura presente en la sociedad actual, donde la comprensión del mundo de
hoy no sería posible sin el uso de la cultura informática. Por tal motivo se hace
necesario comprender como se genera y su manejo a la información en múltiples
manifestaciones, participando así en la generación de esa cultura.
Es fundamental para introducir la informática en la escuela, la sensibilización e
iniciación de los profesores universitario a la informática, sobre todo cuando se quiere
introducir por áreas (como contenido curricular y como medio didáctico). El reto de
los profesores ante las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, es de
qué manera hará uso de estas ya que pueden desarrollarse en tres aspectos, ya sea
como apoyo al proceso de enseñanza aprendizaje, como medio para aprender y como
objeto de aprendizaje. La incorporación de las tecnologías de comunicación e
información al desarrollo profesional de los docentes es un exigente, ya no se reduce
solo a que los docentes conozcan y manejen equipos tecnológicos. El actual desafío
está, sobre todo, en hacer que los profesores y futuros profesores mediadores que
reflexionen, investiguen y comprendan cómo los estudiantes de hoy están
aprendiendo a partir de la presencia cotidiana de la tecnología; cuáles son los actuales
estilos y ritmos de aprendizaje de la niñez y juventud, configurados desde el uso
intensivo de las TIC`s.
De esta manera, el profesor no solo debe estar al día de los descubrimientos en
su campo de estudio, debe atender al mismo tiempo a las posibles innovaciones en los
procesos de enseñanza-aprendizaje y en las posibilidades de las tecnologías de la
información y la comunicación (TIC´s). Deben formarse para un nuevo rol de
profesor como guía y facilitador de recursos que orienten a alumnos activos que
participan en su propio proceso de aprendizaje; la gestión de un amplio rango de
herramientas de información y comunicación actualmente disponibles, que pueden
aumentar en el futuro las interacciones profesionales con otros profesores y
especialistas de contenido dentro de su comunidad pero también foráneos.
Las modalidades de formación apoyadas en las TIC´s llevan a nuevas
concepciones del proceso de enseñanza-aprendizaje que acentúan la implicación
activa del alumno en el proceso de aprendizaje; la atención a las destrezas
emocionales e intelectuales a distintos niveles; la preparación de los jóvenes para
asumir responsabilidades en un mundo en rápido y constante cambio, y la flexibilidad
de los alumnos para entrar en un mundo laboral que demandará formación a lo largo
de toda la vida. El apoyo y la orientación que recibirá en cada situación, así como la
diferente disponibilidad tecnológica son elementos cruciales en la explotación de las
TIC para actividades de formación en estos nuevos escenarios.
Las herramientas cognitivas que permiten extender y ampliar estos procesos
mentales superiores de los alumnos como las computadoras, el software, los medios
de comunicación y las nuevas tecnologías pueden ayudarlas a resolver problemas
complejos al brindarles información y oportunidades de colaborar investigar y crear
dispositivos. Los nuevos alumnos - usuarios se caracterizan por una nueva relación
con las prácticas de ilustraciones adaptadas a situaciones educativas en permanente
cambio, poniendo en práctica sus destrezas/habilidades en el conocimiento y
experiencias en la resolución de problemas de un amplio rango de los recursos del
aprendizaje.
La eficacia del cambio metodológico que produce la utilización de las
Tecnologías de la Información y la Comunicación en los centros universitarios, se ha
de apoyar en planes institucionales y no exclusivamente en voluntades individuales.
El profesor, con apoyo de las nuevas tecnologías, puede trabajar más fácilmente de
modo individual en pequeños grupos con sus alumnos en tareas de razonamiento,
pues que el alumno debe construir nuevos significados basados en sus conocimientos
previos.
Muchos de los nuevos recursos informáticos pueden ofrecer al profesor medios
para la mejora de la comprensión, donde otros métodos han fallado. No se trata de
hacer más de lo mismo con nuevas herramientas y metodologías tradicionales, sino
proponer la utilización de mediaciones tecnológicas en forma reflexiva, contextuada y
estratégica con un enfoque que pone énfasis en las funciones superiores de
pensamiento y fortifican los métodos participativos, interactivos y de confrontación,
adaptados a las necesidades específicas de los alumnos. Los estudiantes pueden
adquirir un conocimiento integrado y aplicable cuando elaboran múltiples
representaciones de las ideas y llevan a la práctica las actividades dentro y fuera de la
escuela.
Por otro lado entendemos el desempeño del rol docente en la universidad como
una práctica educativa que supone múltiples articulaciones, y por ello constituye una
estructura compleja en sus roles como evaluador, investigador y motivador.