You are on page 1of 3

Unas palabras a propósito del fallecimiento del

científico Andrés Carrasco
El docente de Economía, Cr. Luis Lafferriere, destacó el trabajo del investigador contra el modelo
extractivista y lo consideró una persona de “valores extraordinarios”. utor! Cr. Luis Lafferriere,
docente de la "CE#$%$&E' en c(tedras de Economía y coordinador del )rograma de Extensión “)or
una nueva economía, *umana y sustentable” )aran(, +, de mayo de -....
utor /rea de Comunicación 0nstitucional 1 +2 mayo, 2,+3, ++!24 am
*ttp!11portal.fcedu.uner.edu.ar1blog12,+31,51unas%palabras%a%proposito%del%fallecimiento%del%cientifico%andres%carrasco16
m7t8*m9+,:utm8source9email8mar7eting:utm8admin92;5<3:utm8medium9email:utm8campaign9'esumen8de
El docente de Economía, Cr. Luis Lafferriere, destacó el trabajo del investigador contra el modelo
extractivista lo consideró una persona de !valores extraordinarios".

Autor# Cr. Luis Lafferriere, docente de la "CE#$%$&E' en c(tedras de Economía y coordinador
del )rograma de Extensión “)or una nueva economía, *umana y sustentable”

)aran(, +, de mayo de 2,+3.

La sorpresiva muerte del =uerido ndr>s me cae como un balda?o de agua *elada y me genera un dolor
enorme. $n sentimiento =ue parece ser compartido por una infinidad de compa@eros de ruta, a la
mayoría de los cuales ni si=uiera cono?co pero cuyo dolor expresan en innumerables correos =ue
circulan masivamente por las redes sociales *oras despu>s de su fallecimiento.

)ero no es sólo dolor lo =ue genera su injusta muerte, sino tambi>n muc*a, pero muc*a bronca, y a la
ve? muc*as ganas de seguir luc*ando.

La bronca tiene =ue ver con la serie de acontecimientos =ue se suceden en mi memoria, desde =ue tomó
estado pAblico su invalorable aporte a la luc*a y resistencia de los pueblos contra el envenenamiento
masivo con agrotóxicos, cuando se informó de los resultados de su investigación, donde demostraba el
efecto *orroroso =ue provocaba el glifosato en la malformación de los embriones de anfibios By por lo
tanto, tambi>n sobre los seres *umanosC.

De trataba de un golpe demoledor de la ciencia sobre las acciones genocidas de la actividad de los
agronegocios, =ue aun=ue venían siendo denunciadas por numerosas organi?aciones sociales y
ambientales por el creciente nAmero de c(nceres y malformaciones generadas por el rociado generoso
del m(gico 'ound up, intentaban defenderse y legitimarse con el falso argumento =ue no *abía ninguna
investigación =ue demostrara el efecto nocivo del *erbicida estrella de la corporación Eonsanto. #esde
entonces, ya no podían ningunear a las denuncias contra los agrotóxicos. Carrasco era jefe del
Laboratorio de Embriología Eolecular de la "acultad de Eedicina de la $F e investigador principal
del CG&0CEH.

partir de la investigación de Carrasco y su difusión pAblica, ya nada fue como antes. I eso generó una
r(pida reacción del lobby impulsor de los transg>nicos y los agrotóxicos, =ue cayeron como fieras
*ambrientas sobre el autor de semejante tropelía. '(pidamente las empresas de agro=uímicos salieron
con los tapones de punta, los abogados de las corporaciones llegaron *asta su laboratorio de la "acultad
de Eedicina de la $F con amena?as y patoterismo, y los diarios del poder lobbysta BLa &ación y
ClarínC desataron una fero? campa@a de desprestigio contra el científico =ue les aguaba la fiesta de
ganancias fabulosas a costa de la destrucción del ambiente, de la salud *umana y de la vida.

)ero la bronca por la reacción del poder económico contra la investigación de Carrasco no es tan
grande, ya =ue no es novedad =ue los intereses me?=uinos de las corporaciones y de los medios de
comunicación a su servicio siempre van a tratar de destruir a cual=uiera =ue se oponga a sus negocios o
afecte sus sagrados y egoístas intereses. ctAan en el marco de un sistema social =ue legitima la
bAs=ueda incesante de ganancias como el principal objetivo del accionar de cual=uier agente
económico. Entonces, de las corporaciones piratas y genocidas no se puede esperar otra cosa.

En cambio, la bronca mayor =ue sentimos =uienes reconocemos en ndr>s Carrasco un ejemplo de
científico comprometido con la sociedad Bejemplos =ue son bastante escasos AltimamenteC es con los
funcionarios del gobierno nacional, =uienes ante el descubrimiento =ue ponía al desnudo las nocivas
consecuencias del glifosato y ante el ata=ue =ue sufría el investigador, en lugar de salir en su defensa se
sumaron al coro de miserables y pat>ticos serviles del poder para potenciar las críticas y poner en dudas
los resultados anunciados.

la cabe?a del servilismo m(s repudiable se puso el ministro de Ciencia, Hecnología e 0nnovación Lino
Fara@ao, para desacreditar la investigación de Carrasco. Hambi>n la conducción del Conicet se lavó las
manos con los retorcidos argumentos de la falta de publicación en una revista científica internacional,
como re=uisito ineludible para ser considerado “serio” por el establisment científico, =uien para
defender el poder se pone muy riguroso, pero para justificar lo injustificable Bexpansión irresponsable
de la aplicación masiva de transg>nicos y agrotóxicos sin ningAn aval científico ni evaluación de
impacto ambientalC guardaba un silencio cómplice y acomodaticio.

Han repudiable como ellos fueron muc*os investigadores argentinos =ue permanecieron en silencio ante
los ata=ues sufridos por ndr>s, priori?ando la cómoda posición en =ue se encontraban antes =ue correr
riesgos por la bAs=ueda de la verdad y la defensa de los intereses de =uienes con su esfuer?o y sus
aportes sostenían y sostienen la estructura del sistema. Han repudiable fueron tambi>n los =ue el a@o
pasado armaron un jurado para evaluar su pedido de ascenso en la carrera del investigador Bde )rincipal
a DuperiorC, ascenso =ue rec*a?aron sin fundamentos serios, pero fundamentalmente sin tener autoridad
para reali?ar tal evaluación. $no de los jurados era especialista en filosofía budista, otro era un
científico ligado a los agronegocios, y un tercero un licenciado en ?oología =ue fue secretario
acad>mico de la facultad de Ciencias Exactas durante la dictadura militar en la =ue *ubo J5
desaparecidos.

Esa conducta vergon?osa de =uienes deberían defender los intereses de la sociedad argentina, los
valores de un ambiente sano, de la salud de la población y de la vida en general, y el prestigio y
compromiso de un investigador al servicio del pueblo, y =ue en lugar de eso atacaban al =ue lo *acía,
provoca una bronca gigante ante la prematura muerte de este gran luc*ador =ue fue ndr>s Carrasco.

pesar de todos los ata=ues de las corporaciones y los medios =ue defienden sus intereses, de los
serviles funcionarios nacionales =ue traicionan a =uienes deben representar, y de la indiferencia
cómplice de muc*os de sus colegas =ue miraban para otro lado, ndr>s siguió firme con sus
convicciones y sus investigaciones, pero adem(s con su presencia solidaria en cuanto lugar del territorio
fuera convocado para explicar los resultados de su investigación y ponerse al servicio de =uienes
resistían desde el llano el avance de los transg>nicos y de su compa@ía inseparable de los agrotóxicos.

&o sólo continuó investigando, sino =ue aceptaba toda invitación a reflexionar sobre el colonialismo del
sistema científico%tecnológico del país y su puesta al servicio de las corporaciones. Hambi>n para asistir
a encuentros, seminarios, talleres y conferencias donde era invitado a participar, constituyendo un
aporte de enormes dimensiones en la desigual confrontación de los sectores populares víctimas de un
proceso masivo de envenenamiento silencioso contra un poder transnacional =ue contaba y cuenta con
el apoyo del estado nacional y el sistema partidocr(tico.

)or eso adem(s de dolor y bronca, la muerte del =uerido ndr>s tambi>n nos da m(s fuer?as y m(s
(nimo para seguir en la luc*a contra el modelo extractivista depredador, luc*a en la =ue >l se constituyó
en un puntal y referente ineludible, en un investigador de *onor y comprometido con su pueblo, en una
persona de valores extraordinarios. Deguro =ue vamos a sentir su ausencia, seguro =ue vamos a extra@ar
sus aportes. )ero seguro tambi>n =ue continuaremos firmes en el camino de la resistencia y del cambio
de este proyecto genocida, en su *onor y en *omenaje a las víctimas por las cuales el luc*ó *asta su
muerte.

Como dice #arío randa, “ndr>s Carrasco, científico y militante! KraciasL”