You are on page 1of 4

Evaluación I

Abraham Solis Candia Página 1




Nombre del alumno.
Abraham Solis Candia.
Asesor.
Karla Gonzáles Anzúres.
Cuatrimestre.
7º cuatrimestre.
Nombre de la materia.
Psicopatología en adultos no psicótica.
Nombre del tema.
Evaluación I.




Evaluación I

Abraham Solis Candia Página 2

Psicología clínica.
Características de la Psicología Clínica y los Psicólogos Clínicos.
1) Que la Psicología Clínica es una especialidad dentro de la psicología. Ello implica que los
psicólogos clínicos están interesados en la conducta: pero a diferencia de otros psicólogos,
los clínicos estudian casi exclusivamente la conducta humana.
2) Los psicólogos clínicos investigan la conducta humana e intentan aplicar en la práctica esos
conocimientos.
3) Los psicólogos clínicos evalúan o miden las capacidades y características de los seres
humanos.
4) Los psicólogos clínicos ayudan (aplican un tratamiento) a las personas que tienen
problemas psicológicos.
5) Una característica fundamental de la Psicología Clínica es lo que se ha denominado la
actitud clínica o el enfoque clínico. Esto es que los psicólogos clínicos combinan el
conocimiento generado por la investigación clínica y de otro tipo con los propios esfuerzos
a la hora de evaluar a una persona particular para poder entenderla y ayudarla.
6) En estrecha relación con la característica anterior, los psicólogos clínicos aprecian y, a
veces. Participan en estudios nomotéticos, pero su interés fundamental se centra en el nivel
idiográfico. Les preocupa entender cómo se plasman los principios y leyes generales en la
vida y en los problemas de una persona concreta.
Tras analizar las distintas definiciones, observando los conceptos en que coinciden, se podría
resumir del siguiente modo: La Psicología Clínica es una disciplina de la psicología, que
investiga y aplica los principios de ésta a la situación única y exclusiva del paciente con
problemas (sea de adaptación o de otro tipo y tenga la edad que tenga), para intervenir en la
prevención, evaluación y/o diagnóstico y tratamiento, rehabilitación y asesoramiento respecto a
sus alteraciones, trastornos o problemas psicológicos, derivados por tanto de la interacción entre
una situación y un individuo en función de sus peculiares rasgos de constitución o
temperamento, su personalidad, sus experiencias o aprendizajes previos, o sus pretensiones,
expectativas o motivos. Todo ello bajo una actitud clínica, que la diferencia del resto de las
profesiones de asistencia a quienes tienen problemas psicológicos.
Así pues, se podría adelantar que la Psicología Clínica se refiere a problemas psicopatológicos
relativos a la adaptación del individuo al mundo.
Psicopatología.
No encontró en la psicología recursos descriptivos ni explicativos suficientes del
comportamiento anormal, así que los buscó en otras fuentes. Volvió su mirada hacia la filosofía
e, incluso, la retórica y la literatura, intentando encontrar un lenguaje que la psicología no
proporcionaba.
En el caso de la psicopatología, la descripción incluye dar cuenta de las manifestaciones
clínicas de los trastornos mentales y la explicación se refiere a proponer los mecanismos que lo
determinan. Como en las demás disciplinas científicas, se utilizan modelos con diferentes
Evaluación I

Abraham Solis Candia Página 3

niveles de abstracción, desde modelos animales hasta modelos matemáticos. Ello hace que los
sujetos utilizados en la investigación puedan ser personas, animales o unidades abstractas de
simulación.
La psicopatología guarda relación con la psicología, pero también con la medicina, en particular
con la psiquiatría, si bien ésta tiene una vertiente de aplicación fundamentalmente práctica,
mientras que aquélla se ocupa del establecimiento de los principios y las leyes generales que
regulan el comportamiento anormal.
Una diferencia semejante existe entre psicopatología y psicología clínica, por cuanto ésta se
ocupa también de la intervención práctica, como la psiquiatría, aunque desde una perspectiva
psicológica.
El término psicología patológica da a entender que se ocupa de la influencia de los estados o
condiciones patológicas (sea cual fuere su origen) sobre los procesos psíquicos. Psicopatología,
en cambio, sugiere el estudio de la influencia de las variables psicológicas sobre la enfermedad.
En cualquier caso se suelen utilizar como sinónimos. Englobando tanto los estudios sobre la
influencia de variables psicológicas sobre la enfermedad como los que se ocupan de la
influencia de las condiciones patológicas sobre los procesos psíquicos.
Bajo la influencia de los sistemas clasificatorios más extendidos, tienden a aceptarse
generalmente la idea de que el objeto de estudio de la psicopatología son los trastornos
mentales. Pero denominar trastornos mentales al objeto de estudio de la psicopatología no
resuelve todo los problemas, puesto que se corre el peligro de dar a entender que se admite,
implícitamente al menos, alguna clase de dualismo mente-cuerpo, estableciendo una separación
más aparente que real entre la patología mental y la patología somática. El problema más grave
de cualquier denominación que se emplee para referirse al objeto de estudio de la
psicopatología es que no existe una definición conceptual única que se aplique de manera
general a todos los trastornos.
Conclusión.
La psicopatología, es una disciplina más científica, su objeto de estudio son los trastornos
mentales, y la psicología clínica investiga y aplica sus principios única y exclusivamente a un
sujeto. La psicopatología es más científica y la psicología clínica es más práctica.






Evaluación I

Abraham Solis Candia Página 4

Clasificación y nomenclatura de la psicopatología.













DSM-IV.
Clasificación
multiaxial.
Eje I Trastornos clínicos.
Delirium, demencia, trastornos
amnésicos. Esquizofrenia y otros
trastornos psicóticos. Trastornos de
estado de ánimo. Trastorno de
ansiedad. Trastornos sexuales y de la
identidad sexual. Trastornos de la
conducta alimentaria. Trastornos del
sueño. Trastornos de control de los
impulsos. Trastornos adaptativos.
Eje II Trastornos de la
personalidad, retraso mental.
Trastorno de la personalidad:
paranoide, esquizoide, esquizotípico,
antisocial. Limite, histriónico,
narcisista, trastorno de personalidad
por dependencia. Trastorno de la
personalidad no especificado. Retraso
mental.

Eje III Enfermedades médicas.
Algunas enfermedades infecciosas y
parasitarias, enfermedades endocrinas,
nutricionales y metabólicas.
Enfermedades de la sangre y de los
órganos hematopoyéticos y algunas
enfermedades inmunitarias.
Enfermedades del sistema nervioso.
Enfermedades de la piel y el tejido
celular subcutáneo. Enfermedades del
sistema musculo esquelético y del tejido
conectivo.
Eje IV Problemas
psicosociales y ambientales.
Problemas relativos al ambiente social.
Problemas relativos grupo primario de
apoyo. Problemas relativos de la
enseñanza. Problemas laborales.
Problemas de vivienda. Problemas
económicos. Problemas de acceso a
los servicios de asistencia sanitaria.
Problemas relativos a la interacción
con el sistema legal o con el crimen.
Eje V Evaluación de la
actividad global.
Incluye la opinión del clínico acerca
del nivel general de actividad del
sujeto. Esta información es útil para
planear el tratamiento y medir su
impacto, así como para predecir la
evolución.