You are on page 1of 2

 Manganeso

El manganeso (Mn) es un micromineral esencial, con unas necesidades de consumo no muy
elevadas. Está distribuido de forma amplia en alimentos de origen vegetal y sus funciones más
conocidas se encaminan a la regulación de reacciones celulares, se absorbe en todo el intestino
delgado y se transporta unido a una macroglobina, a transferrina y a transmanganina. La excreción
del manganeso se produce principalmente por las heces después de su secreción hasta el intestino
por la bilis.
 Funciones
El cuerpo humano adulto contiene entre 10 a 20 mg de manganeso y están concentrados
predominantemente en tejidos ricos en mitocondrias, el manganeso participa como:
 Los 10 a 20 mg de manganeso que contiene el cuerpo humano adulto tienden a estar
concentrados predominantemente en tejidos ricos en mitocondrias. El manganeso es un
constituyente de sistemas enzimáticos esenciales y abunda en las mitocondrias de las
células hepáticas. El manganeso es un componente de muchas enzimas, como la
glutamina sintetasa, la piruvato descarboxilasa y la superoxido dismutasa mitocondrial. El
manganeso activa a muchas otras enzimas, la mayor parte de las cuales también se
pueden activar por el magnesio. El manganeso se asocia a la formación de los tejidos
conectivo y esquelético, al crecimiento y a la reproducción, y al metabolismo de los
carbohidratos y los lípidos. El manganeso es necesario para la biosíntesis de
mucopolisacáridos en la formación de la matriz del hueso, y además actúa como cofactor
en las reacciones generadoras de energía.
 Participa en la síntesis de los ácidos grasos.
 Interviene en la síntesis de hormonas sexuales.
 Es básico para poder asimilar la vitamina E.
 Esencial en la producción de cartílago.
 Refuerza la memoria.
 Disminuye la irritabilidad y el cansancio.
 Junto con el cobre, el calcio y el cinc puede ser de utilidad en la prevención de la
osteoporosis.

 Ingesta dietética de referencia
Varones (mg/día) Mujeres (mg/día)
Adultos 2,3 1,8
Niños mayores de 9 años 1,9 a 2,2 1,6
Niños (dependiendo la edad) 1,2 a 1,5

Absorción, transporte, almacenamiento y excreción.
El manganeso se absorbe en todo el intestino delgado. El hierro y el cobalto compiten por sitios de
unión comunes para su absorción. Los varones absorben menos manganeso que las mujeres, y
esta diferencia se puede relacionar con el estado del hierro. Las dietas con elevado contenido en
hierro no hemínico se asocian a menor concentración sérica de manganeso, mayor pérdida
urinaria de manganeso y una actividad menor de la enzima superóxido dismutasa que depende del
manganeso. El manganeso se transporta unido a una macroglobina, a transferrina y a
transmanganina. La excreción del manganeso se produce principalmente por las heces después de
su secreción hasta el intestino por la bilis.
Localización biológica
La mayor concentración de manganeso está en los huesos, aunque también hay concentraciones
de manganeso relativamente elevadas en la hipófisis, hígado, páncreas y tejido digestivo.

 Fuentes alimenticias
Las fuentes más ricas son granos enteros, legumbres, hojas verdes de remolacha, arándanos,
frutos secos, té, café, nueces y cereales principalmente.
 Deficiencia
Los síntomas de deficiencia son pérdida de peso, dermatitis transitoria y ocasionalmente náuseas
y vómitos, cambio de color del cabello y retraso del crecimiento del cabello. La deficiencia de
manganeso en animales también afecta a la capacidad reproductora, a la función pancreática y a
varios aspectos del metabolismo de los carbohidratos.
 Toxicidad
El exceso de manganeso por alimentación no ha demostrado tener efectos adversos, sin embargo
se ha producido toxicidad como consecuencia de la absorción de manganeso a través del aparato
respiratorio, el exceso, que se acumula en el hígado y en el sistema nervioso central, produce
síntomas parkinsonianos. También se ha descrito toxicidad en pacientes que reciben nutrición
parenteral total que incluyen manganeso. Los síntomas incluyen cefalea, mareo y resultados
anormales de la resonancia magnética y disfunción hepática. Además el manganeso puede afectar
a la eficacia de algunos antibióticos.