You are on page 1of 21

EL GRUPO COMO

SISTEMA

Docente: Ps. Claudia Muñoz Ríos
Taller de Manejo de Grupos, 2013
TEORÍA DE SISTEMAS Y GRUPOS
PEQUEÑOS
! El abordaje de la terapia grupal podía clasificarse grosso modo entre en
tres tipos:
! centrados en el paciente
! centrado en el líder
! centrado en el grupo.
El individuo es la unidad básica del
grupo. El cambio terapéutico tiene
lugar conforme el paciente va
haciendo Insight acerca de su
dinámica intra e interpersonal
La unidad básica del grupo es el rol que la persona juega en relación
consigo misma y con el grupo. El cambio terapéutico se produce cuando
cada sujeto comprende que los roles sociales están gobernados por
fuerzas inconscientes primitivas, que determinan tanto la conducta
individual como grupal.
HISTORIA: KURT LEWIN
! Uno de los primeros científicos sociales que abordó el planteamiento
de una metateoría de la conducta humana fue Kurt Lewin (1935),
terapeuta de Gestalt.
! procesos de grupo
Campos estructurados constituidos
por elementos relacionados entre
sí.
Lewin concibió el grupo social como una totalidad
dinámica, distinta de la suma de sus partes. “El conjunto y
sus partes tienen igual relevancia y la totalidad posee
características propias definidas”
WILFRED BION
! Bion observó que cuando la energía de un grupo se encauza por vías
que parecen antitéticas con el trabajo, la conducta no resulta casual sino
que parece estar organizada hacia determinados propósitos.
! Conducta
La conducta es una defensa coherente frente a
los conflictos del grupo en forma de respuestas
de dependencia, emparejamiento y ataque-fuga.
BION
! Bion se da cuenta que el tan famoso método Tavistock, al interpretar de
manera global al grupo como un todo, producía sentimientos en los
pacientes de deshumanización y minusvalía.
Sin embargo, la introducción de una pequeña modificación,
consistente en dar apoyo individual a la vez que se centran
las interpretaciones en el grupo como totalidad, ha
cambiado los logros de los pacientes; el resultado supuso
una nueva y pujante dimensión en la práctica de la terapia
de grupo.
LUDWIG VON BERTALANAFFY
! La única persona que formuló el pensamiento sistémico dentro de una
teoría coherente, potencialmente aplicable a la terapia de grupo fue
Ludwig von Bertalanaffy (1968).

! Desarrolló una teoría de interacción dinámica entre los sistemas vivos a
la cual denominó teoría general de sistemas, que se ha hecho extensiva
a todas las ciencias sociales.

! Desde el más simple nivel de la célula hasta los niveles más complejos de la
sociedad, todos los sistemas tienen iguales estructuras y funciones con
idénticos principios y procesos organizativos. Este concepto, conocido
como isomorfismo, es el núcleo de la teoría general de sistemas.
Sistema
Ordenación particular de elementos conectados
entre sí
Se organizan en niveles jerarquizados, que se
caracterizan por su creciente complejidad y por ser
dinámicos, no estáticos.
“Todo sistema vivo es un sistema abierto que se mantiene a sí mismo en un
permanente flujo de entrada y salida” (von Bertalanaffy, 1968).
Un sistema es
cerrado cuando no
entra ni sale nada
de él.
Es abierto cuando
hay un continuo
intercambio de
materia y energía.
JAMES GRIER MILLER
! James Grier Miller tendió un puente entre las ciencias físicas y sociales
con su análisis multidisciplinar de la naturaleza de todos los sistemas
biológicos y sociales.

Los sistemas vivos tienen existencia espacial y están
constituidos por materia y energía organizada a partir
de información.
Tanto la información como la energía circulan entre
los sistemas abiertos.
NORBERT WIENER
! Norbert Wiener (1954) acuñó el término “cibernética” para su
descubrimiento de que la comunicación y la autorregulación son las
características principales de cualquier sistema.

! Autorregulación:
Es el proceso por el que la información
sobre los resultados previos
retroalimenta al sistema, dando lugar a
cambios en la conducta futura.
! Dado que los sistemas abren y cierran selectivamente sus fronteras, la
energía y la información puede que entren o que sean bloqueadas.

! Posteriormente se observó que los sistemas abren y cierran sus
fronteras para importar información, integrar diferencias y lograr la
transformación de los sistemas.
GREGORY BATESON
! El antropólogo Gregory Bateson (1956) fue el primero en captar la
relación entre el pensamiento cibernético y la conducta de las personas
en su interacción con otros miembros de la familia. Las primeras
investigaciones de Bateson descubrieron dos tipos de conducta:

! Disruptiva
! Estabilizadora

Ambas fuerzas mantienen un
equilibrio entre ellas. Bateson explicó
el proceso de equilibrio dinámico
mediante la idea de autorregulación
o feedback
BATESON
! Bateson continúa su estudio bajo el supuesto de que la terapia tiene
lugar cuando el sistema de comunicación cambia. Este autor se sirvió de
los conceptos de la teoría cibernética y de sistemas para describir la
conducta.
Las pautas de feedback positivo son generadas por los patrones
de comunicación que inducen al sistema a cambiar.
Los patrones de conducta que inducen al sistema a volver a su estado
original, disminuyendo así su potencial para el cambio, constituyen el
feedback negativo.
APLICACIONES A LA TERAPIA DE GRUPO
! Tanto el abordaje centrado en el grupo como el centrado en el sistema
suponen una comprensión intuitiva del isomorfismo.

! Los terapeutas que trabajan con el grupo como un todo comparten la
convicción de que las interpretaciones grupales influyen sobre cada
individuo y que las interpretaciones dirigidas al individuo influyen sobre
el grupo.

! Igualmente, coinciden en que el rol desempeñado por un individuo en el
grupo cumple una función para éste como totalidad, asimismo como
para la persona.
LA VISIÓN DE GRUPO DESDE LA MIRADA DE
UNA TERAPEUTA GESTÁLTICA (VARAS, M. 2011)
! Los grupos o taller terapéuticos son grupos organizados por un
psicoterapeuta o facilitador, en el cual se realiza un seguimiento terapéutico
a cada uno de sus miembros con el objetivo de facilitar el darse cuenta,
ampliar la conciencia, adquirir responsabilidad y facilitar la relación
interpersonal del paciente con su entorno; que éste pueda relacionarse de
un modo más auténtico, con mayor aceptación de sí mismo y con mayor
autoapoyo.
! En la terapia de grupo o taller terapéutico, tanto la interacción paciente-
paciente, como la paciente-terapeuta se utilizan para efectuar cambios en la
conducta de los participantes. Así, el grupo se convierte en un escenario
que sirve como instrumento de cambio.
! Es posible observar la rapidez con que las personas tienen la
posibilidad de darse cuenta, tanto de sus conflictos básicos, como
de la estructura de carácter que mantienen sus síntomas.
! Esto sucede así debido a la presencia de otros participantes que,
quiéranlo o no, enfrentan conflictos y situaciones que en algún punto
tocan algo de lo personal, que visto y sentido, sin estar involucrados
personalmente, nos abre una ventana por la que empezamos a darnos
cuenta de pequeñas obviedades, que tardaríamos mucho en rescatar en
sesiones individuales.
! En las sesiones de grupo o taller, aun cuando una persona no hable
o participe activamente, el proceso continua y, en cada sesión, se
va reforzando la confianza y el sentimiento de no estar solos para
enfrentar lo que nos toque.
! Se sabe que los grupos movilizan y energetizan. El grupo tiene un
ritmo propio y tiende a movilizar a sus participantes, ya que a éste se le
hace difícil mantenerse al margen cuando todos se comprometen y se
esfuerzan.
! Los grupos reflejan la realidad y la reproducen en pequeña escala,
a medida que avanza el proceso; cada persona del grupo comienza a
interactuar con otros miembros de la misma forma que lo hace fuera del
grupo, reproduciéndose el comportamiento social de cada individuo,
creándose en el interior del grupo el mismo mundo interpersonal que hay
en el exterior.
! Aparecen la arrogancia, la impaciencia, la timidez, la desconfianza, etc.
Características que salen a la superficie y que facilitan la labor terapéutica a
diferencia de lo que ocurre en terapias individuales, en las que pueden
permanecer ocultas durante mucho tiempo. Así como aparecen las
características ya mencionadas, emergen también todo tipo de rasgos de
personalidad y es la gran diversidad lo que favorece la proyección.
! Existe un efecto sanador del grupo en sí, que ocurre sólo con
escuchar, ya que el sujeto cuando se concentra en el relato o situación
de otro, baja sus defensas y puede solucionar situaciones inconclusas o
abrirse a nuevas sensaciones, que le permite elaborar mejor su
problema.
No sólo la persona se compromete con su
proceso, también se compromete con el
proceso de los demás.

! Por otra parte, en el grupo las máscaras que usamos en los roles
sociales más habituales quedan rápidamente en evidencia, ya
que el grupo premia las respuestas afectivas más sanas y no las
neuróticas.
! El grupo obliga a ser más espontáneo, pues la persona no puede
preparar el cómo comportarse pues no sabe qué le espera, es una
sorpresa para ella lo que sucederá en el grupo y no se sabe qué giro
tomará la dinámica grupal pues no depende sólo de ella, lo que lo obliga
a responder de forma más espontánea y natural.
! El grupo tiende a premiar las conductas más sanas y reforzar en los
participantes lo positivo, castigando abiertamente las conductas
inapropiadas o neuróticas de los participantes.
El grupo es algo que se construye entre todos y no
depende exclusivamente del terapeuta ni menos de
un participante cualquiera.