INGENIERÍA PETROLERA.- Publicación mensual de la Asociación de Ingenieros Petroleros de México A.C., Av. Melchor Ocampo 193 Torre “A“ Piso 12.

Col. Verónica
Anzures C.P. 11300, México D.F., Tels: 5260 2244 y 5260 7458. Solicitada la Autorización como Correspondencia de Segunda Clase de Administración de Correos
núm. 1 de México D.F. Distribuido por la Asociación de Ingenieros Petroleros de México, A.C. Publicación editada e impresa por 4AM FOR ADVERTISING AND
MARKETING S.A. DE C.V., Enrique J. Palacios No. 108, Col. Prado Ermita, C.P. 03590, Del. Benito Juárez, México D.F., Tels: 5601 7571 y 55 3211 6077. Edición:
1500 ejemplares. Certifcado de licitud de título en trámite núm. 8366 y Certifcado de contenido núm. 5866 ante la Comisión Certifcadora de Publicaciones y
Revistas Ilustradas. Certifcado de reserva de Derechos al Uso Exclusivo núm. 003322 ante la Dirección General del Derecho de Autor. Toda la correspondencia
debe dirigirse a la Asociación de Ingenieros Petroleros de México A.C. EL CONTENIDO DE LOS ARTÍCULOS TÉCNICOS ES RESPONSABILIDAD DEL AUTOR.
Órgano de Divulgación Técnica e Información de la
Asociación de Ingenieros Petroleros de México A.C.
Certifcado de Licitud de Título Num. 8336.
Certifcado de Licitud de Contenido Núm. 5866.
Vol. LI No. 7 JULIO 2011
Editorial
Sección técnica
Resúmenes de artículos técnicos
Artículos
Simulación dinámica del transporte de mezclas de los campos Ayatsil-Tekel
Incremento de producción en pozos con fujo inestable, por medio del uso de válvula
motora y control de tiempo
Detector de coples (CCL-REY)
Continuando con la mejora continua, coaching en auditorías efectivas
Uso de modelos de aproximación basados en superfcies de respuestas polinómicas
multivariables (MDA PEP) para la generación de pronósticos de producción probabilistas
a partir de los resultados de simulación de yacimientos
Tema de actualidad
Panorama energético hacia el 2030: gas natural a partir de fuentes no convencionales
ADAIPM
3
7
4
30
33
Contenido
47
20
61
63
2 | Ingeniería Petrolera
Di r ect or i o
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Directiva Nacional
Presidente Dr. Guillermo C. Domínguez Vargas
Vicepresidente Ing. Antonio Narváez Ramírez
Secretario MI. Ramiro Rodríguez Campos
Prosecretario Ing. Alfonso Amieva Zamora
Tesorero Ing. César R. López Cárdenas
Protesorero Ing. Jesús A. Mora Moreno
Coordinador Nacional de Ayuda Mutua Ing. Sergio Mariscal Bella
Subcoordinador Nacional de Inversiones de Ayuda Mutua Ing. José Luis Fernández Cadó
Coordinador Nacional de Fondo de Retiro Ing. Oscar Humberto Lizán Pérez
Subcoordinador Nacional de Inversiones de Fondo de Retiro Ing. Juan Manuel Flores Martínez
Director Comisión de Estudios Dr. Fernando Rodríguez de la Garza
Director Comisión Editorial MI. Raúl Peña Herrera
Subdirector Comisión Editorial MC. Pablo Arturo Gómez Durán
Director Comisión Legislativa Ing. Antonio Sandoval Silva
Director Comisión Membresía MI. Cuauhtémoc César Zapata González
Director Comisión de Apoyo Informático Ing. William Chacón Chan
Subdirector Comisión de Apoyo Informático Ing. Antonio Lugo Castro
Consejo Nacional de Honor y Justicia
Ing. Daniel Nájera Paredes
MI. Carlos Rasso Zamora
Ing. Javier Hinojosa Puebla
Ing. Javier Chávez Morales
Ing. Adán Oviedo Pérez
Delegación Ciudad del Carmen
Ing. Álvaro Herrera Acosta
Ing. Enrique Ortuño Maldonado
Presidente
Vicepresidente
Delegación Coatzacoalcos
Ing. Javier Ruben Martínez Gutiérrez
Ing. Joel Alejandro Soto Rodriguez
Presidente
Vicepresidente
Delegación Comalcalco
Ing. Ernesto Lira Rodríguez
Ing. Manuel de Jesús Coronado Zárate
Presidente
Vicepresidente
Delegación México
Ing. Gustavo Salgado Nava
Ing. Ciro Hernández Sánchez
Presidente
Vicepresidente
Delegación Monterrey
Ing. Héctor Cavazos Treviño
Ing. Roberto Lozano Montemayor
Presidente
Vicepresidente
Delegación Poza Rica
Ing. Juan Bujanos Wolf
Ing. Pedro Fernando Gómez González
Presidente
Vicepresidente
Delegación Reynosa
Ing. Ricardo Martínez Sierra
Ing. Alejandro Valle Corona
Presidente
Vicepresidente
Delegación Tampico
Ing. Dámaso Vélez Rosas
Ing. Miguel Olivella Ledesma
Presidente
Vicepresidente
Delegación Veracruz
Ing. Rubén A. Jiménez Guerrero
Ing. Miguel Ángel Hernández García
Presidente
Vicepresidente
Delegación Villahermosa
Ing. Miguel Ángel Méndez García
Ing. Héctor Agustín Mandujano Santiago
Presidente
Vicepresidente
Coordinación Editorial
Laura Hernández Rosas email: lhernandezr@aipmac.org.mx
Gerencia Nacional
Lic. Roberto Manuel Martínez Gómez email: rmmartinezg@aipmac.org.mx
Ingeniería Petrolera | 3
Edi t or i al
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
La empresa TransCanada podría verse en la necesidad de
suspender un proyecto de abastecimiento de petróleo a los
EE. UU., y, con ello, contribuir a que se incremente el precio
internacional del “oro negro”. De acuerdo con The Economist
Intelligence Unit (Expansión 4 – 17 de julio, páginas 32 y 33),
Canadá es ya la principal fuente de aprovisionamiento de
energía de Estados Unidos, al proveer la quinta parte del
total de las importaciones estadounidenses de petróleo.
Para atender la creciente demanda del mercado
estadounidense, la empresa TransCanada, que tiene su base
en Calgary, ha iniciado el proyecto para la construcción del
oleoducto Keystone XL, con el fin de estar en condiciones de
enviar hasta 700,000 barriles por día de bitumen (petróleo
extrapesado), a través de 2,700 km de tubería desde
territorio canadiense hasta los EE. UU. Con este nuevo
ducto se ampliará la capacidad del oleoducto ya existente –
denominado Keystone– también de TransCanada. El proyecto
está detenido a causa de la demora para su aprobación en los
EE. UU., pero también es cierto que el oleoducto Keystone
XL se ha transformado en tema de creciente debate político.
Los estadounidenses que defienden el concepto de seguridad
energética –y quienes están a favor del proyecto– han formando
un frente común en contra los opositores ambientalistas. Los
productos químicos que se usan para diluir el bitumen para
que fluya por el ducto son motivo especial de preocupación,
ante la posibilidad de fugas.
El ministro de Energía de la provincia canadiense de Alberta,
el Sr. Liepert, ha expresado con vehemencia su anhelo de
que el presidente de EE. UU., Barack Obama, “firme de una
vez la orden y continúe el proyecto”; sin embargo, ciertos
yerros operativos de la propia TransCanada han contribuido
a debilitar su causa: dos fugas en el oleoducto Keystone,
en mayo pasado, ocasionaron a su cierre por una semana y
sirvieron para reforzar los argumentos de sus críticos.
Las autoridades estadounidenses han ordenando a TransCanada
que someta al oleoducto Keystone a una inspección mejorada;
esta medida se aplica normalmente a ductos con antigüedad
promedio de 46 años. El oleoducto Keystone tiene apenas un
año de existencia, pero ha tenido numerosos derrames, de
ahí la orden de las autoridades estadounidenses. La Agencia
de Protección Ambiental de EE. UU., la EPA, envió en fecha
reciente una carta al Departamento de Estado, en la que
expresa su preocupación por los “impactos potenciales al
medio ambiente” del proyecto Keystone XL.
El derrame de petróleo de fines de abril en Alberta, el más
grave desde la fuga de 1975, ha ensombrecido aún más el
panorama de los oleoductos canadienses. Ahora el riesgo es
que tanta información negativa convenza a las autoridades
estadounidenses de no autorizar el ducto Keystone XL, aun
cuando en ese país han disminuido las restricciones para la
exploración y producción de petróleo, al concluir la moratoria
para la perforación en aguas profundas frente a las costas de
la porción estadounidense del golfo de México.
Nada de eso es buen augurio para los canadienses; no
obstante, hay algunas razones para que las empresas de
petróleo de Canadá conserven su entusiasmo. Una de ellas
fue la elección de un gobierno conservador en Canadá, el
pasado 2 de mayo. La administración del Primer Ministro
Stephen Harper, proclama abiertamente la condición de
“superpotencia energética emergente” de Canadá, y defiende
con vigor los intereses petroleros de la provincia de Alberta y
el incremento de la exportación de crudo a los EE. UU.
Su partido es el único que apoya la construcción del
controversial oleoducto canadiense denominado Northern
Gateway, de Alberta a British Columbia, mediante el cual
podría ocurrir que el petróleo canadiense tuviera amplio
acceso a la costa oeste de los EE. UU., y desde allí alcanzar
los –en apariencia insaciables, en términos de energéticos–
mercados asiáticos.
Las presiones que impone la realidad del contexto de la
política estadounidense también contribuirían a apoyar al
proyecto de TransCanada: el precio del hidrocarburo podría
convertirse en un tema candente en la próxima elección
presidencial de 2012 en los EE. UU. El 14 de mayo, poco
después de que la Cámara de Representantes revocara la
moratoria para las perforaciones en el golfo de México, el
presidente Obama afirmó: “sin lugar a dudas, en los últimos
meses uno de los mayores obstáculos para la recuperación
económica ha sido el precio de la gasolina”. En teoría, el
incrementar el volumen de importaciones de petróleo
canadiense de parte de los EE. UU., ayudaría en cierta
medida a contener la inestabilidad que se observa en los
precios internacionales del petróleo, la cual tiene su origen
–más evidente– en la situación socio-política de ciertos países
del cercano oriente, y en decisiones de la OPEP.
En otro orden de ideas, Brasil es el país que tiene el segundo
lugar en reservas probadas de aceite y gas de Sudamérica,
la mayor parte de las cuales están ubicadas –costa afuera–
en aguas profundas y ultraprofundas. En la actualidad el
gigante sudamericano es el líder en producción de crudo y
gas mediante buques FPSO (floating production, storage and
offloading), los cuales son unidades flotantes que se emplean
en la industria petrolera con el fin de recibir hidrocarburos
que han sido producidos en plataformas cercanas –cuando
no es viable la conexión con instalaciones en tierra a
través de ductos–; procesarlos; y almacenarlos hasta que
sean descargados a un buque tanque. Los FPSO se utilizan
en áreas frontera costa afuera, por la facilidad y rapidez –
relativas– de su instalación, ya que no requieren de ninguna
infraestructura de ductos para enviar los hidrocarburos
a donde se requieren. En el 2013, Petroleo Brasileiro S.A.
(Petrobras) añadirá cuatro FPSO adicionales en la Cuenda de
Campos, con lo cual elevará la capacidad de producción –
mediante FPSO– de dicho país.
4 | Ingeniería Petrolera
Res úmenes
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Simulación dinámica del transporte
de mezclas de los campos
Ayatsil-Tekel
Ing. Arturo Hernández Madariaga
Ing. Ramón Rivera Salvatierra
Ing. Isla Del Carmen Tovilla Peña
En este documento se presentan los resultados de
las simulaciones dinámicas efectuadas al ducto de
transporte que va desde la plataforma de perforación
Ayatsil-B hacia Ayatsil-A, durante una condición de
operación normal y ante un paro y arranque. El análisis
consideró crudo de 11 y 14 ºAPI, diámetros de 16 y 20
pulgadas y flujos de entre 5 y 50 MBPD.
La temperatura de salida de la mezcla de crudo
seleccionada fue de 60 ºC y se fijó una presión de
llegada en Ayatsil-A en 6 kg/cm²m, para llevar a cabo
el análisis del paro o cierre de la línea se consideraron
1, 3, 5, 7 y 10 días. El número de pozos proyectados
para la plataforma de perforación Ayatsil-B son 5, con
una producción estimada de 5 MBPD cada uno.
Dentro de los resultados obtenidos, se observa que
cuando se transporta crudo de 11 °API con 16“ de Ø,
la presión de salida de Ayatsil-B se estabiliza a 21 kg/
cm²m., con flujos mayores a 20 MBPD. Para un ducto
de 20” de Ø la presión de salida oscila entre 13 y 25
kg/cm² man, con una variación de flujo de 5 a 40
MBPD. No obstante, la presión se estabiliza a 17 kg/
cm²m, con flujos mayores a 50 MBPD.
Cuando se transporta crudo de 14 °API con 16“ de Ø, la
presión de salida de Ayatsil-B se estabiliza a 14.5 kg/
cm²m, con flujos mayores a 20 MBPD. Para un ducto de
20” de Ø la presión de salida oscila entre 14 y 21 kg/
cm²m, con una variación de flujo de 5 a 50 MBPD. No
obstante, la presión se estabiliza a 12 kg/cm²m, con
flujos mayores a 60 MBPD.
La presión requerida para arrancar el sistema de
transporte con 16” de Ø, durante 1, 3 y 5 días de paro
es de 28, 30 y 37 kg/cm²m., para 11 ºAPI. Para 14 ºAPI
la presión de arranque disminuye a 19, 23 y 24 kg/
cm²m., respectivamente.
Durante la operación normal de la línea, la temperatura
del ducto fluctúa entre 49 y 59 ºC con viscosidades de
1,000 a 4,000 cP para 11 ºAPI. Para 14 ºAPI fluctúa
entre 449 y 782 cP (Ø =16”).
De acuerdo a los resultados, se seleccionó el diámetro
de 16” para transportar la mezcla de Ayatsil-B hacia
Ayatsil-A, debido a que la presión de salida se estabiliza
con flujos a partir de los 20 MBPD, tanto para crudo
de 11 como 14 °API. Para el caso del diámetro de 20”
la presión de salida se estabiliza a partir de flujos
mayores a 50 MBPD. El flujo máximo esperado para
Ayatsil-B es de 25 MBPD.
Incremento de producción en pozos
con flujo inestable, por medio del
uso de válvula motora y control
de tiempo
Ing. Edgar Cruz Osornio
El objetivo de este trabajo es mostrar la implementación
y resultados de válvula motora con control de tiempo
en línea de descarga en 7 pozos de aceite semi
fluyentes para estabilizar el flujo, de lo cual se obtuvo
un incremento de producción de 201 bpd y 21,319 bls
acumulados; lo que ayudó para atenuar la declinación
de la producción del Activo Integral Cinco Presidentes.
Al inicio de su explotación, un pozo fluyente experimenta
una perturbación cuando se apertura en producción,
mientras conserve la presión del yacimiento, presión de
fondo fluyendo, Relación Gas Aceite (RGA) y presión en
cabeza del pozo en condiciones originales, mantendrá
un flujo estable casi monofásico.
Cuando cambian los parámetros anteriores y empiece
a producir agua o incremente la RGA, se modifican
los patrones de flujo, entonces la producción del pozo
será inestable, ocasionando disminución de la presión
en la cabeza del pozo y por ende, baja producción
de aceite; aunque es parte de la vida productiva del
pozo declinar, es necesario buscar mecanismos que
permitan atenuar esa declinación natural.
Entre más incremente el porcentaje de agua y/o la
RGA, más inestable se vuelve la producción del pozo
hasta dejar de fluir y muchas veces requerir algún
sistema artificial de producción para continuar su
explotación; pero si el corte de agua es muy alto,
entonces el pozo será cerrado por invasión de agua
salada (IAS), si la RGA es tal que sólo produzca gas con
poco aceite, el pozo será cerrado por alta RGA.
En general la producción de los pozos fluyentes está
compuesta por una mezcla multifásica, constituida de
Ingeniería Petrolera | 5
Res úmenes
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
la fase líquida (sólo aceite o aceite con agua) y la fase
gaseosa; dependerá de la cantidad de cualquiera de
estas fases para tener el patrón de flujo predominante.
Cuatro regímenes de flujo principales establecidos
por Beggs and Brill en 1991, Figura 1, (ver página 21)
que pueden ocurrir en tuberías verticales en pozos
fluyentes son:
Flujo burbuja: La tubería se encuentra prácticamente llena
de líquido y la fase de gas libre se presenta en pequeñas
burbujas, las cuales se mueven a diferentes velocidades,
exceptuando aquellas que por su densidad tienen pequeños
efectos en el gradiente de presión. La pared de la tubería
está siempre en contacto con la fase líquida.
Flujo slug o tapón: La fase gaseosa es más significativa.
Sin embargo, la fase líquida sigue siendo continua, las
burbujas de gas coalescen y forman tapones los cuales
ocupan prácticamente toda la sección transversal
de la tubería. El líquido que rodea la burbuja puede
moverse en forma descenderte. El gas y el líquido
tienen efectos significativos en las caídas de presión.
Flujo transición o churn: Es cuando ocurre el
cambio de fase continua a la fase de gas continua.
Las burbujas de gas pueden unirse y el líquido puede
entrar en la burbuja. Aunque los efectos del líquido
son insignificantes, dominan los da la fase gaseosa
Flujo anular: La fase gaseosa es continua y la mayor
parte del líquido se introduce en forma de gotas. La
pared de la tubería está cubierta por una película de
líquido y la fase gaseosa controla la caída de presión.
Detector de coples (CCL-REY)
Gabriel Adrián Elizondo Cantú
El objetivo era desarrollar una herramienta para
tomar registros de CCL (detección de coples en pozos
entubados), para la correlación en operaciones de
disparos de producción, que pudiera funcionar con
cualquier sistema superficial de registros, creado con
nuestra propia tecnología, a un muy bajo costo y sin
necesidad de seguir dependiendo de compañías para
obtener estas herramientas y sus refacciones.
Continuando con la mejora continua,
coaching en auditorías efectivas
Gerardo Sánchez Monroy
Delegación Ciudad del Carmen
La implantación de auditorías efectivas en la Región
Marina Noreste ha tenido tres factores claves de éxito:
Liderazgo, Capacitación y Sistemas de Información. Sin
embargo, considerando las brechas de aplicación de la
práctica entre los diferentes auditores según estadística
del índice de actos seguros, cuyo comportamiento
muestra un lento proceso de homologación que no
permite por tanto, poder establecer una línea base, se
planteó la necesidad de acelerar la homologación de
la herramienta mediante la capacitación en la tarea,
aprovechando el proceso de coaching para mejorar
la efectividad de la auditoría, en razón de que esta
capacitación guiada permite mejorar la relación y
comunicación entre los trabajadores, potencializando
el trabajo en equipo y la asesoría como fórmula
para transferir conocimientos y habilidades entre
las personas, considerando que un trabajo conjunto
y la experiencia compartida sirven para establecer,
compartir y comprometerse con objetivos comunes.
Uso de modelos de aproximación
basados en superficies de respuestas
polinómicas multivariables (MDA PEP)
para la generación de pronósticos
de producción probabilistas a partir
de los resultados de simulación de
yacimientos
Ing. Gilberto Rojo Ruiz
Ing. Luis Alcides Rojas Bejarano
Ing. Juan Quintero Contreras
El proceso general para el desarrollo de distintos
planes de explotación de los yacimientos requiere
del uso de simulación numérica para generar
modelos representativos, obtener pronósticos del
comportamiento futuro y seleccionar la estrategia
óptima de explotación. Sin embargo, es ampliamente
reconocido en la industria petrolera internacional
6 | Ingeniería Petrolera
Res úmenes
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
que el comportamiento de producción futuro de los
yacimientos no puede ser estimado de manera exacta.
Siempre habrá una incertidumbre asociada, por lo que
recientemente, se ha dedicado mucho esfuerzo a la
cuantificación de la misma.
La incertidumbre asociada al comportamiento de
producción en yacimientos impacta la toma de
decisiones, por lo que uno de los focos de atención
técnica de la industria petrolera se ha concentrado
en nuevos enfoques y metodologías dirigidas
principalmente a la coherencia técnica en la toma
de decisiones asociadas al desarrollo de campos,
tomando en consideración el análisis sistemático de
las incertidumbres. En los últimos años la aplicación
de métodos probabilistas se ha diseminado en las
diferentes disciplinas que integran la cadena de valor
de la industria petrolera, sin embargo, el problema
fundamental dentro del ambiente técnico, ha sido
incorporar las incertidumbres del subsuelo en la
predicción de comportamientos de producción futura.
No obstante, si no se le presta importancia a este efecto
(de las incertidumbres), y se considera solamente
una solución posible (pronóstico determinista), se
esperaría obtener un margen de error en la etapa
de predicción por la baja probabilidad de que esta
solución única resulte.
Bajo este enfoque determinista, un solo modelo
de simulación numérica de yacimientos no sería
necesariamente la mejor herramienta para evaluar
la incertidumbre asociada a la predicción del
comportamiento futuro, a pesar de tener el mejor
ajuste histórico. Por tales razones, es necesario
disponer de metodologías y herramientas que permitan
estimar satisfactoriamente el grado de incertidumbre
de los pronósticos de producción basadas en los
modelos de simulación numérica de yacimientos.
El objetivo del presente trabajo es presentar una
metodología desarrollada para apoyar el proceso de
diseño de los proyectos de explotación en Pemex
Exploración y Producción, para determinar pronósticos
de producción probabilistas, cuando se disponga de
modelos de simulación con un cotejo histórico aceptado
y validado. Dicha metodología se fundamenta en
modelos de aproximación (MDA) basados en superficie
de respuestas, la cual es capaz de reproducir los
resultados de los modelos de simulación numérica de
yacimientos y realizar pronósticos probabilistas, con
un esfuerzo computacional razonable.
El proceso desarrollado fue evaluado en tres
proyectos que actualmente están en su etapa de
diseño y documentación, Proyecto Integral Ek-
Balam y Ayatsil-Tekel de la Región Marina Noreste,
Proyecto Integral Chuc de la Región Marina Suroeste
y Proyecto Integral Cárdenas de la Región Sur, los
cuales disponían de modelos de simulación validados.
Los resultados obtenidos indican que los modelos
de aproximación polinómicos multivariables (de
grado dos) basados en superficies de respuestas,
representan satisfactoriamente los resultados de
los modelos de simulación evaluados, con lo cual se
recomienda utilizar esta metodología denominada
MDA PEP, para la generación de los pronósticos
de producción probabilistas, siempre y cuando se
dispongan de modelos de simulación representativos
de los yacimientos involucrados en el proyecto de
explotación que se está diseñando y documentando.
Palabras clave: MDA PEP, modelos de aproximación
por superficies de respuestas, simulación numérica de
yacimientos, pronósticos de producción probabilistas.
Ingeniería Petrolera | 7
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Simulación dinámica del transporte de mezclas de los campos Ayatsil-Tekel
Ing. Arturo Hernández Madariaga
Ing. Ramón Rivera Salvatierra
Ing. Isla del Carmen Tovilla Peña
Introducción
Uno de los principales problemas a los que se enfrenta
la industria petrolera, son los relacionados con el
transporte de hidrocarburos; especialmente cuando se
trata de crudos pesados y extrapesados con calidades
de 6 a 13 ºAPI y viscosidades superiores a 2000 cP. Para
dar solución a esta problemática, se requiere llevar a
cabo diversos estudios de aseguramiento de flujo.
Con la explotación de los campos Ayatsil y Tekel,
localizados cerca del Activo Integral Ku-Maloob-Zaap,
Figuras 1 y 2, se espera que en los próximos años la
aportación a la producción nacional de crudos pesados
y extrapesados se incremente en forma importante.
Como se sabe, las características primarias de
la formación productora, Tabla 1, como son: la
porosidad, permeabilidad y presión, determinan el
comportamiento de la producción del yacimiento,
mientras que la densidad y viscosidad del fluido
condicionan el método de producción para llevarlo a
la superficie y a las plantas de procesamiento.
Afortunadamente para los crudos de estos campos,
en el yacimiento se tiene una temperatura
relativamente alta a la cual la viscosidad es
relativamente baja, Tabla 2 y Figura 3, sin embargo, la
energía calorífica del fluido se empieza a perder hacia
los alrededores en su transporte hacia la superficie,
a través de las paredes de las tuberías de los pozos
y líneas superficiales en forma más importante,
ocasionando que la viscosidad pueda detener a
estos fluidos en su trayectoria hacia los centros de
procesamiento, sobre todo en condiciones de paros
no programados.
De acuerdo a lo anterior, es necesario contar con los
estudios térmicos e hidráulicos de los sistemas de
producción, desde la cara de la formación hasta los
puntos de entrega, apoyados en el uso y aplicación
de herramientas de simulación de flujo multifásico
en régimen transitorio, que permitan contar con un
conocimiento detallado de las propiedades de los
fluidos producidos, procesados y transportados a fin
de reducir los riesgos asociados al aseguramiento
de flujo.
Figura 1. Ubicación de los campos Ayatsil-Tekel del proyecto de crudo extrapesado.
8 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 2. Esquema de recolección y transporte de los campos Ayatsil-Tekel del proyecto
de crudo extrapesado.
Tabla 1. Propiedades de los fluidos de los campos del proyecto de crudo extrapesado, Campeche Oriente.
Ingeniería Petrolera | 9
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Tabla 2. Viscosidades reportadas de laboratorio del Campo Ayatsil.
Figura 3. Gráfica de las viscosidades del crudo extrapesado del Campo Ayatsil.
10 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Desarrollo del trabajo
La metodología empleada para la ejecución de este
trabajo, consistió en la elaboración de las simulaciones
dinámicas del transporte de la mezcla de la plataforma
de perforación Ayatsil-B hacia Ayatsil-A, Figura 4,
durante una condición de operación normal y ante un
paro y arranque no programado. El análisis consideró
crudo de 11 y 14 ºAPI, diámetros de 16 y 20 pulgadas y
flujos de entre 5 y 50 MBPD.
La temperatura de salida de la mezcla de crudo
seleccionada fue de 60 ºC y se fijó una presión de
llegada en Ayatsil-A en 6 kg/cm². Para llevar a cabo el
análisis del paro o cierre de la línea se consideraron 1,
3, 5, 7 y 10 días. El número de pozos proyectados para
la plataforma de perforación Ayatsil-B son 5, con una
producción estimada de 5 MBPD cada uno.
Figura 4. Esquema del transporte de Ayatsil-B hacia Ayatsil-A.
Resultados
Los resultados de las simulaciones dinámicas, se muestran en las siguientes láminas:
El comportamiento de la presión de salida de Ayatsil-B y su llegada hacia Ayatsil-A con crudo de 11 °API y diámetros
de tuberías de 16 y 20” se muestra en la Figura 5.
En la Figura 6, se muestran los mismos resultados pero, para un crudo de 14 °API.
Ingeniería Petrolera | 11
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 5. Comportamiento de la presión en Ayatsil-B y Ayatsil-A con 16 y 20” Ø.
Figura 6. Comportamiento de la presión en Ayatsil-B y Ayatsil-A con 16 y 20” Ø.
En la Figura 7, se indican los resultados de las presiones requeridas para arrancar el sistema de transporte con
16” de Ø durante un paro de 1, 3, 5, 7 y 10 días, con un crudo de 11 °API.
12 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 7. Comportamiento de la presión de salida de Ayatsil-B considerando
el arranque después de 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (16” Ø).
El perfil de temperatura y las viscosidades alcanzadas durante el paro mostrado en la Figura 7, se pueden
observar en la Figuras 8 y 9, respectivamente.
Figura 8. Perfil de temperatura considerando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (16” Ø).
Ingeniería Petrolera | 13
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 9. Perfil de viscosidadesconsiderando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (16” Ø).
En la Figura 10, se indican los resultados de las presiones requeridas para arrancar el sistema de transporte con
20” de Ø durante un paro de 1, 3, 5, 7 y 10 días, con un crudo de 11 °API.
Figura 10. Comportamiento de la presión de salida de Ayatsil-B considerando
el arranque después de 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (20” Ø).
14 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
El perfil de temperatura y las viscosidades alcanzadas durante el paro mostrado en la Figura 10 se pueden
observar en las Figuras 11 y 12, respectivamente.
Figura 11. Perfil de temperatura considerando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (20” Ø).
Figura 12. Perfil de viscosidades considerando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (20” Ø).
Ingeniería Petrolera | 15
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
En la Figura 13, se indican los resultados de las presiones requeridas para arrancar el sistema de transporte con
16” de Ø durante un paro de 1, 3, 5, 7 y 10 días, con un crudo de 14 °API.
Figura 13. Comportamiento de la presión de salida de Ayatsil-B considerando
el arranque después de 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (16” Ø).
El perfil de temperatura y las viscosidades alcanzadas durante el paro mostrado en la Figura 13 se pueden
observar en la Figuras 14 y 15, respectivamente.
Figura 14. Perfil de temperatura considerando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (16” Ø).
16 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 15. Perfil de viscosidadesconsiderando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (16” Ø).
En la Figura 16, se indican los resultados de las presiones requeridas para arrancar el sistema de transporte con
20” de Ø durante un paro de 1, 3, 5, 7 y 10 días, con un crudo de 14 °API.
Figura 16. Comportamiento de la presión de salida de Ayatsil-B considerando
el arranque después de 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (20” Ø).
Ingeniería Petrolera | 17
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
El perfil de temperatura y las viscosidades alcanzadas durante el paro mostrado en la Figura 16, se pueden
observar en la Figuras 17 y 18, respectivamente.
Figura 17. Perfil de temperatura considerando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (20” Ø).
Figura 18. Perfil de viscosidadesconsiderando 1, 3, 5, 7 y 10 días de paro (20” Ø).
18 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Conclusiones y recomendaciones
El flujo máximo estimado por pozo es de 5 MBPD,
considerando que se tendrán 5 pozos, el flujo total
sería de 25 MBPD. Dado lo anterior y de acuerdo a
los resultados, se seleccionó un diámetro de 16” para
transportar la mezcla de crudo de Ayatsil-B hacia
Ayatsil-A, porque tanto para un crudo de 11 o 14 °API,
se pueden procesar flujos a partir de los 20 MBPD.
Para el caso del diámetro de 20” la presión de
salida se estabiliza a partir de flujos mayores a 50
MBPD, los cuales probablemente no se tendrán en
estas instalaciones.
La presión requerida para arrancar el sistema de
transporte de Ayatsil-B hacia Ayatsil-A con un diámetro
de 16” durante 1, 3 y 5 días de paro es de 28, 30 y
37 kg/cm² man, para un crudo de 11 ºAPI. En tanto
que para un crudo de 14 ºAPI la presión de arranque
disminuye a 19, 23 y 24 kg/cm² man, respectivamente,
con el mismo diámetro.
Los paros y arranques de líneas de transporte permiten
estimar los requerimientos de energía/presión para
restablecer la producción.
Durante la operación normal de la línea, la
temperatura del ducto fluctúa entre 49 y 59 ºC con
viscosidades de 1,000 a 4,000 cP para 11 ºAPI y para
14 ºAPI fluctúa entre 449 y 782 cP. Con diámetro de
16 pulgadas (seleccionado).
De acuerdo a los análisis realizados se considera evitar
en lo posible, cerrar la línea por más de 1 día, debido
a que el requerimiento de presión es muy alto.
De acuerdo al punto anterior, se sugiere operar la
línea con crudo de 14 ºAPI, ya que como se observa
en los resultados, las viscosidades alcanzadas durante
un paro no son tan altas comparadas con las obtenidas
para un crudo de 11 ºAPI.
Se recomienda considerar un sistema alterno de
aseguramiento de flujo en caso de un paro no
programado como la inyección al ducto de diesel
caliente.
Se recomienda efectuar la dilución del crudo
extrapesado de 11 °API con crudo ligero marino
disponible en las instalaciones de PEP. La dilución
a 14 °API, permitirá reducir los problemas de
aseguramiento de flujo; ante un paro no programado
y evitar problemas de taponamiento y requerimientos
altos de presión.
Un factor crítico que hay que cuidar durante el
transporte del crudo es la temperatura, por lo anterior,
se recomienda considerar el aislamiento térmico de
los ductos, lo cual se traduciría en transportar el crudo
con menores viscosidades, teniendo como beneficio
manejar presiones de transporte menores; dado que
se reducen las pérdidas de presión por fricción.
Es importante seguir considerando actividades
relacionadas con el aseguramiento de flujo, ya que
permite evaluar diversos escenarios de riesgo de
forma dinámica.
Se recomienda analizar a futuro, los beneficios potenciales
por el efecto del aislamiento y/o calentamiento de los
pozos a nivel del tirante de agua que permitirá minimizar
la pérdida de energía calorífica del fluido, reducir su
viscosidad y mejorar el comportamiento del crudo
extrapesado en las líneas de transporte.
Se continúan analizando alternativas de transporte para
este tipo de crudo tales como;el aislamiento térmico,
calentamiento en superficie, etc. Así como probando
otros diámetros de tuberías(10, 12 o 14 pulgadas).
Agradecimientos
Los autores agradecen a la Coordinación del Proyecto
de Crudo Extrapesado y a todas las personas que de
una u otra manera colaboraron con la realización del
presente documento, por las facilidades brindadas.
Referencias bibliográficas
Proyecto de Explotación de Aceite Extra-Pesado
Campeche Oriente, Documentado bajo la Metodología
FEL, Coordinación del Proyecto de Crudo Extrapesado
(PECO), junio 2011.
Reporte Estudio PVT Ayatsil-DL1, Schlumberger, 2008.
Prueba de BEC Portátil Ayatsil-1, Schlumberger, 2007.
Estudio Reológico del aceite crudo pesado Ayatsil,
Instituto Mexicano del Petróleo, 2008.
Heavy Oil Dilution P. Gateau, I. Hénaut, L. Barré and
J.F. Argillier, Oil & Gas Science and Technology – Rev.
Ingeniería Petrolera | 19
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
IFP, Vol. 59 (2004), No. 5, pp. 503-509 Copyright ©
2004, Institut français du pétrole.
Effects of High Oil Viscosity on Oil/Gas Flow Behavior
in Horizontal Pipes B. Gokcal, SPE, Q. Wang, SPE, H.-
Q. Zhang, SPE, and C. Sarica, SPE, The U. of Tulsa.
SPE 102727.
Oil Mixture Viscosity Behavior: Use in Pipeline
DesignG. L. Degiorgis, SPE/Repsol-YPF, S. Maturano,
Cuyo University, M. Garay, SPE/ Cuyo University, G. R.
Galliano,SPE/Repsol-YPF, A. Fornes/ Cuyo University.
SPE 69420.
Pipeline Transportation of Heavy Oils,a Strategic,
Economic and Technological Challenge A. Saniere1,
I. Hénaut1 and J.F. Argillier1 Oil & Gas Science and
Technology – Rev. IFP, Vol. 59 (2004), No. 5, pp. 455-
466 Copyright © 2004, Institut français du pétrole.
Currículum vitae
Ing. Arturo Hernández Madariaga
Ingeniero Petrolero en el periodo 1982-1984 y Ingeniero Geofísico en el periodo 1974-1978 egresado de la
Facultad de Ingeniería en la UNAM. En el periodo de 1990-1991 efectuó estudios de Maestría en Ingeniería
Petrolera en la División Estudios de Postgrado de la misma Institución.
Ingresó a Petróleos Mexicanos en 1980-1981, en la Superintendencia de Exploración del Distrito Frontera
Noreste en la Cd. de Reynosa, Tams., realizando trabajos de campo en gravimetría y sismología en los
estados de Nuevo León, Chihuahua y Baja California Sur.
En el periodo 1984-1989 ingresó a la Superintendencia de Sistemas de Ingeniería de Producción en Cd.
del Carmen, perteneciente a la Zona Marina, primeramente como Ingeniero de Operación de producción
en los Centros de Proceso Marinos de Producción, posteriormente como Coordinador y Superintendente.
En el periodo 1992-1995 laboró en la Subgerencia de Ingeniería de Diseño de la Región Marina, en el
Departamento de Instalaciones de Proceso con el puesto de Especialista técnico “B”.
En el periodo 1996-2011 labora en el Activo Integral Ku-Maloob-Zaap perteneciente a la Región Marina
Noreste en la Coordinación de Diseño de Proyectos de Explotación en el área de Diseño de Instalaciones
de Explotación como especialista Técnico “A”.
Actualmente se encuentra comisionado al Proyecto de Crudo Extrapesado perteneciente a los campos de
Campeche Oriente para definir la infraestructura de desarrollo y transporte de los hidrocarburos.
Es miembro de número de la Sociedad de Exalumnos de la Facultad de Ingeniería, del Colegio de Ingenieros
Petroleros, de la Asociación de Ingenieros Petroleros de México, de la Asociación Mexicana de Geofísicos
de Exploración.
20 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Incremento de producción en pozos con flujo inestable, por medio del uso
de válvula motora y control de tiempo
Ing. Edgar Cruz Osornio
Figura 1. Patrones de flujo establecidos por Beggs and Brill, 1991.
Introducción
Los factores que influyen para producir con flujo inestable son:
• Incremento en el porcentaje de agua
• Incremento en la producción de gas
Las consecuencias de producir un pozo con flujo inestable son:
• Baja presión en la cabeza del pozo
• Baja producción de aceite
• Cerrar pozo por baja recuperación o abatimiento de presión
• Cerrar pozo por invasión de agua salada
Para determinar los factores que provocan un flujo inestable y poderlos mitigar, se requiere información como:
producción del pozo, registros de presión de fondo cerrado y fluyente, gráficas de presión en cabeza, estado
mecánico del pozo, datos de laboratorio, con esta información podemos realizar el análisis nodal para determinar
las pérdidas de presión en el sistema; el cual incluye la suma de las pérdidas de energía en forma de presión en
cada componente del sistema de producción desde el yacimiento-pozo hasta la batería de separación, Figura 2,
y dichas pérdidas son la diferencia entre la presión de partida, presión del yacimiento (Pws) y la presión final,
presión de separación y se escribe como:
Pws – Psep = DPy + DPc + DPp + DPl ……………………………………………………………………………………………………………… (1)
Ingeniería Petrolera | 21
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Donde:
Figura 2. Caídas de presión en el sistema de producción.
Considerando que la mayor pérdida de presión es en
el pozo (Ecuación 4), que puede ser hasta de un 90%;
siendo uno de los elementos más desestabilizadores
de la producción conforme aumenta el corte de agua,
el cual ocasiona colgamiento de fluido, en otras
palabras aumenta el peso de la columna hidrostática,
muchas veces sin dejar fluir el pozo, el incremento
de producción de gas origina patrones de flujo anular
viajando el gas en la parte de en medio de la TP y el
aceite con agua pegado a las paredes de la TP, esto
es por la diferencia de velocidades que existe entre
el gas y el aceite, llegando más rápido el gas que el
aceite a superficie.
Se utilizó el análisis nodal de la siguiente manera para
identificar de los factores que inestabilizan el flujo y
poderlos mitigar.
DPy = Pws – Pwfs = Caída de presión en el yacimiento, (IPR) ………………………………………………………… (2)
DPc = Pwfs - Pwf = Caída de presión por disparos, (Jones, Blount & Glaze) ………………………………… (3)
DPp = Pwf - Pwh = Caída de presión en el pozo. (FMT vertical) …………………………………………………… (4)
DPl = Pwh – Psep = Caída de presión en la línea de flujo. (FMT horizontal) ………………………………… (5)
DPp = Pwf - Pwh = DPe + DPf + DPa … Caída de presión en el pozo
DPe = Gf*PMI …………………………………………… Caída de presión por elevación
DPf = ………………………………………………………… Caída de presión por fricción
DPa = Despreciable en pozos fluyentes … Caída de presión por aceleración
22 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Con este análisis se verificó que la mayor caída de presión es en el pozo gráficamente se puede observar en
la Figura 3; además de ser una de las principales causas de la inestabilidad en el flujo, sobre todo cuando
incrementa el porcentaje de agua y gas.
Figura 3. Grafica de pérdidas de presión con respecto a la trayectoria de flujo desde
el yacimiento-pozo hasta la batería de separación.
En la caída de presión por elevación que es parte de
la caída de presión en el pozo; cuando incrementa el
porcentaje de agua, aumenta el gradiente de fluido
de valores de 0.055 a valores de 0.090 kg/cm
2
/m,
causando mayor peso en la columna hidrostática
generando la inestabilidad de flujo en el pozo.
Otro de los factores que influyen en la inestabilidad
de flujo en un pozo es el aumento de la RGA, debido
a la mayor producción de gas; la presencia abundante
de gas modifica los patrones de flujo dentro del
pozo produciendo con un patrón de flujo tipo anular,
produciendo un volumen pequeño de aceite; es
necesario cambiar el patrón de flujo.
Antecedentes
Los factores que desestabilizan el flujo como son el
incremento en el porcentaje de agua y gas se pueden
controlar con el uso de estranguladores de superficie
y estranguladores de fondo los cuales permiten
alcanzar cierto nivel de estabilidad prolongando la
vida productiva del pozo.
Una técnica excelente que mitiga los principales
problemas de inestabilidad de flujo en pozos semi-
fluyentes de aceite como son el % de agua e incremento
en la RGA es:
Operar el pozo por ciclos de apertura y cierre
por medio de la válvula motora con control de
tiempo en línea de descarga, Figura 4; con ello
el flujo se estabiliza cambiando el patrón de flujo
de tapón o transición a flujo burbuja, regresando
a las condiciones iniciales de explotación del
pozo, es como rejuvenecerlo, aumentando su vida
productiva; esto lo logramos con la válvula motora y
control de tiempo.
Ingeniería Petrolera | 23
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Los efectos estabilizadores son:
Pozo cerrado por ciclos con válvula motora
y control de tiempo
• Incrementa la Pwh re presiona pozo-yacimiento.
• Acomodo de fluidos por diferencia de densidades
en pozo-yacimiento.
• Menos gas libre dentro de la tubería de producción.
Pozo abierto por ciclos válvula motora y
control de tiempo
• Mantiene incremento de presión en la cabeza del
pozo operando.
• Produce mayor volumen de aceite con bajo %H
2
O
y menos gas libre (modifica el patrón de flujo).
• Por diferencia de velocidades produce primero el
gas luego aceite y agua.
Los ciclos de apertura y cierre se determinan en
campo de manera empírica, muestreando; en el ciclo
de apertura se produce primero gas posteriormente
aceite y las últimas muestras acusan agua, entonces
concluye el ciclo de apertura.
El ciclo de cierre o tiempo de cierre se determina
cerrando el pozo por un periodo de tiempo, hasta que
se alcance una presión en cabeza mayor que la que
hay en la línea de descarga, puede ser 1, 2, ó 3 horas
esto dependerá del tiempo de estabilización de los
fluidos y de la separación de fases.
En general, el ajuste de los ciclos de apertura y
cierre se determinan a prueba y error en campo, los
indicadores para determinar el éxito de estabilizar el
flujo del pozo son: incremento de presión en la cabeza,
disminución en el corte de agua, menor producción de
gas y mayor producción de aceite; condiciones que a
veces pueden lograrse en días, pero al final de cuentas
se conseguirá estabilizar el flujo.
Al interrumpir el flujo en los ciclos de cierre, se podría
pensar que se pierde producción, sin embargo, no
es así, cuando alcanza la estabilización el flujo del
pozo, descargará con mayor presión en cabeza, la
cual se mantendrá durante los ciclos de apertura y
considerando que el agua se queda en la parte baja
de la tubería de producción (TP) y que hay menos gas
libre dentro del pozo, cuando descargue producirá
mayor volumen de aceite.
Figura 4. Esquema de válvula motora en línea de descarga en pozos de aceite semi-fluyentes.
24 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Ventajas de operar por ciclos de apertura y cierre, los
pozos semi-fluyentes:
• Mitigan los principales parámetros que
desestabilizan el flujo de aceite (incremento en
el %H
2
O y gas libre) (disminuir cabeceo o bacheo)
• Incrementa la producción de aceite y la
producción acumulada (Np)
• Mantener vigente los intervalos.
Al fraccionar la producción con este método al final del
día, la suma del volumen parcial de aceite producido
es mucho mayor que cuando opera el pozo de manera
continua, ya que en esta condición opera con una baja
presión en la cabeza del pozo, con un porcentaje de
agua mayor y alta relación gas aceite (RGA); cuando
opera por ciclos, la producción de aceite aumenta, el %
de agua es menor, asimismo el gas libre, y tiene mayor
presión en la cabeza del pozo, lo que incrementa la
producción acumulada y su vida productiva.
Desarrollo del tema
Para implementar esta tecnología en pozos del Campo
Rabasa y pozo Blasillo-43, se utilizó la información
disponible por pozo como es: estado mecánico del
pozo, tarjeta del pozo, resultado de laboratorio,
registros de presión de fondo cerrado y fluyente,
historia de producción y explotación, historia de
presión en cabeza; con esta información se realizó
el análisis nodal, la IPR de Vogel, como se muestra a
continuación del análisis que se hizo para los pozos
Rabasa-102, Figura 5, y Blasillo-43.
Figura 5. Estado mecánico e IPR pozo Rabasa-102 TR.
Cabe señalar que el pozo Rabasa-102 produce por las 2 ramas por la tubería de producción (TP) y por la tubería
de revestimiento (TR), siendo esta última la que presentaba problemas de estabilidad de flujo, incluso estando a
punto de cerrarlo por abatimiento de presión, con la ingeniería e implementación de la válvula motora, Figura 6,
alargamos su vida productiva e incrementamos su producción de aceite como se muestra más adelante en la tabla
de resultados.
Ingeniería Petrolera | 25
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 6. Fotografías de válvula motora con control de tiempo en línea de descarga pozo Rabasa-102 TR.
Considerando el ritmo de declinación de presión en cabeza de este pozo del orden de 2 kg/cm
2
mensual, sería
cerrado en 2 semanas, cuando realizamos la implementación de válvula motora con control de tiempo y con ello
aumento la presión en cabeza y la producción como se puede ver en la Figura 7.
Figura 7. Gráficas de presión en cabeza antes y después de válvula motora con control de tiempo
en línea de descarga, pozo Rabasa-102 TR.
26 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 8. Gráficas de presión en cabeza después de válvula motora con control de tiempo en línea de
descarga pozo Blasillo-43 TP.
Cabe señalar que el pozo Blasillo 43, estaba cerrado por abatimiento de presión y con la válvula motora lo
incorporamos en producción con 44 pbd de aceite y 0.212 mmpcd de gas.
Solución del problema
Considerando que algunos de nuestros pozos producen en flujo inestable con patrones de flujo bache, transición,
incluso anular; una forma de determinar el régimen de flujo donde operan los pozos, es a través de los mapas
de patrones de flujo, los cuales por medio de la velocidad del aceite y el gas se puede ubicar el patrón de flujo
predominante en los pozos.
Por ejemplo, en el caso de los pozos del Campo Rabasa, que producen por tubería de revestimiento y que presentan
problemas de estabilidad de flujo, y que no es posible implementarles un sistema artificial de producción que
mantenga su producción, resulta una excelente opción estabilizar su producción con la válvula motora, con ello
alargamos su vida productiva y mantenemos vigentes los intervalos de explotación.
Como ejemplo de que se puede producir con flujo estable en ciclos de apertura y se hace mención el pozo Rabasa
101 y se muestra el registro de presión de fondo cerrado, Figura 9, donde podemos observar que mientras se
encuentra cerrado el pozo los fluidos contenidos en él; se acomodan por diferencia de densidades y las fases se
separan, quedando el gas libre en la parte alta de la TP, el aceite en la parte media y el agua en la parte baja de
la TP; en esta condición si abrimos el pozo por un periodo de tiempo producirá primero el gas, después aceite y
cuando empiece a producir agua lo cerramos, repitiendo el ciclo de cierre para que se acomoden los fluidos y se
separen las fases.
Ingeniería Petrolera | 27
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 9. Registro depresión de fondo cerrado, pozo Rabasa-101 (TP).
Resultados
Los resultados fueron incremento de producción de 201 bpd de aceite y 21,319 bls de producción acumulada con
la implementación de la válvula motora en 6 pozos del campo Rabasa y la incorporación en producción de pozo
Blasillo-43 como se muestra en la siguiente tabla:
Los costos del equipo válvula motora con control de tiempo, Figura 10, son aproximadamente de 50,000 pesos,
es fácil y rápida de instalar en 4 hrs queda el pozo operando con la válvula motora.
28 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 10. Fotografías del equipo válvula motora y control de tiempo en otros pozos Campo Rabasa.
Conclusiones
1. El método para estabilizar el flujo con válvula
motora y control de tiempo permite:
• Incremento de producción de aceite modificando
el patrón de flujo
• Incrementar la vida productiva del pozo y la
producción acumulada
• Mantiene vigente los intervalos de explotación
• Administrar la energía del yacimiento
2. Los resultados con la aplicación de esta técnica,
fueron 201 bpd de producción incremental y 21,309
bls de producción acumulada de aceite, en los pozos
del Campo Rabasa Nos. 101 (TP), 102 (TR), 102 (TP),
121 (TP), 122 (TP), 166 (TR) y la incorporación en
producción del pozo Blasillo-43.
3. Como se puede observar en los resultados, en
todos los casos bajó el corte de agua e incrementó la
producción de aceite.
4. Con este método podemos reactivar pozos cerrados
por alto corte de agua, igualación de presión e
incrementar la producción de pozos que operan por
tubería de revestimiento o tubería de producción
con baja presión en cabeza, que por alguna razón
no aplique sistema artificial de producción y el pozo
re-presione.
5. Instalación rápida del equipo y bajos costos; no
requiere mantenimiento.
6. El método para estabilizar flujo con válvula motora y
control de tiempo en pozos productores de aceite, no se
ha utilizado en pozos del Activo, por lo tanto, se puede
considerar como una prueba tecnológica innovadora.
Nomenclatura
VM= Válvula Motora
CT= Control de Tiempo
bpd= Barriles por día
mmpcd= millones de pies cúbicos por día
EA= Espacio Anular
Gf= Gradiente del fluido
Gg= Gradiente de Gas
J= Índice de Productividad
LDD= Línea de Descarga.
Ne= Nivel Estático
PMI= Profundidad Media del Intervalo
Pwh= Presión en la cabeza del pozo
Pwf= Presión de fondo fluyendo
Ingeniería Petrolera | 29
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Pws= Presión del yacimiento
Qf= Gasto de fluido
Qn= Gasto neto
RGA= Relación Gas-Aceite
RP= Registrador de presión
TP= Tubería de Producción
TR= Tubería de Revestimiento
DPe= Caída de Presión por elevación
DPf= Caída de Presión por Fricción
DPa= Caída de Presión por Aceleración
DPl= Caída de Presión en la línea de flujo ó descarga
Psep= Presión de separación
Rw= Radio del pozo
Referencias
• Kermit E. Brown. “Artificial Lift Methods” Volume 2a, 1980.
• “Cartera de Proyectos 2011-2024 del Activo Integral Cinco Presidentes”
Currículum vitae
Ing. Edgar Cruz Osornio
Ingeniero Petrolero egresado de la Facultad de Ingeniería de la UNAM, el 6 de diciembre de 2005.
Ingresó a Petróleos Mexicanos en febrero de 2006, en la Coordinación de Diseño de Explotación del Activo
Integral Cinco Presidentes, en el área de Diseño de Instalaciones de Explotación, en abril del mismo año
implementó el sistema de Bombeo de Cavidades Progresivas (BCP) para el pozo Sánchez Magallanes 61 y
participó en la implementación de otros tres sistemas BCP, en pozos de aceite viscoso del Campo Magallanes.
En noviembre de ese mismo año participó en la selección, diseño, implementación y puesta en operación
del sistema BCP del pozo Samaria 1001, el cual quedó productor, mismo que forma parte del proyecto
“Samaria Pesado del Terciario” y sirvió como prueba piloto para explotar con este sistema artificial de
producción, dicho campo.
Analiza y propone pozos a reparación menor con y sin equipo (camión varillero, TF, etc.) de los campos
Magallanes y Moloacán.
En 2007 implementó el sistema BCP en los pozos Sánchez Magallanes 214-T y 272-D.
En 2008 implementó el sistema BCP en los pozos Sánchez Magallanes 50-D y 273, el BCP_Híbrido en
el Sánchez Magallanes 237. Actualmente diseña los aparejos de bombeo neumático de los pozos de
terminación del Activo, es parte de la coordinación y aplicación del contrato regional de sistemas
artificiales de producción en el Activo y forma parte del proyecto FEL Magallanes-Ogarrio.
30 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Detector de coples (CCL-REY)
Gabriel Adrián Elizondo Cantú
Introducción
Debido a las necesidades del trabajo, la falta de
refacciones y lo costoso de las mismas, se optó por
emprender el desarrollo de un detector de coples con
tecnología propia.
Realizando primero un prototipo, el cual fue sometido
a más de 35 operaciones reales de calibraciones y
disparos de producción, no detectando falla alguna a
más de 135 grados centígrados, en algunos casos.
Este detector de coples está diseñado para soportar
hasta 195 grados centígrados (ya fue probado).
El detector de coples está diseñado, creado y mejorado
dentro del Área de mantenimiento electrónico de la
base operativa de servicio a pozos de Reynosa.
Actualmente se cuenta con 2 detectores de coples ya
probados y laborando.
Desarrollo
¿Qué es y cómo funciona un CCL?
El significado de CCL es derivado de su nombre en
ingles que significa: Casing Collar Locator (localizador
de coples en tubo) y es una herramienta o sensor que
sirve para localizar los coples entre tramo y tramo de
tubería en los pozos, para una mejor correlación y
disparo de producción.
¿Cómo funciona?
Se induce un voltaje en una bobina a través de un
campo magnético, que es generado por un par de
magnetos encontrados que se ubican en la parte
superior e inferior de la bobina, al pasar el detector
por una masa metálica de mayor densidad, ésta
corta ese campo magnético generando una variación
de voltaje delta V, que es detectado por el sistema
superficial de registros y así detectar ese cople.
El desarrollo se hizo en 3 etapas:
Primera etapa: Implementación de todas las
mejoras posibles.
Segunda etapa: Construcción y ensamble del detector.
Tercera etapa: En esta etapa se realizan pruebas, en
las cuales se corrigen detalles de diseño y se sometió
a trabajos reales en pozos.
Diferencias y ventajas:
• Cuenta con un doble o’ring de protección para
la herramienta, que reduce las fallas recurrentes
por inundación que presentan los detectores de
las compañías.
• La excelente colocación de los diodos en una base
de melanin (aislador resistente a la temperatura),
Ingeniería Petrolera | 31
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
evita que los diodos se aterricen e impidan
su funcionamiento.
• Los imanes son más robustos y grandes, eso hace
que el campo magnético generado sea mayor, con
una mejor eficiencia en el registro y más tiempo
de vida para esta parte crítica del equipo, pues
sufre de impactos constantes y en los detectores
convencionales se dañan muy frecuentemente.
• La bobina es de mayor tamaño y tiene unos
núcleos de hierro que hacen una mejor conexión
a tierra y así reducir fallas de bobina abierta.
• El equipo se presenta para su transporte a los
pozos, en un maletín doble, resistente a los
golpes y relleno con hule espuma e incluye un kit
de diodos, o’rings y conectores de respaldo.
• Los diodos tienen un sistema Plug In, esto facilita
que los diodos se pueden cambiar en cualquier
circunstancia o condición en el campo, sin
necesidad de retrasar las operaciones, ya que no
requiere soldadura.
• El costo de fabricación es mucho menor que el
detector de coples de las compañías, así como el
costo de las refacciones.
• Por el hecho de que los componentes son
comerciales, el tiempo de entrega de las
refacciones es 8 a 15 días, que es más corto que
los 90 días de tiempo de entrega de las compañías,
esto facilita su reparación y eficiencia en campo.
Comparativo de costos:
Comparativo de costos de mantenimiento anual para 10 detectores de coples.
Observaciones respecto a los costos del equipo y refaccionamiento
• El costo total del proyecto puede disminuir considerablemente en función a la cantidad de equipos requeridos.
• De la misma manera, en la compra de refaccionamiento por mayoreo se puede conseguir un descuento
importante.
32 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Conclusiones
• El sistema ha sido probado en los diferentes
campos del Activo Integral Burgos, obteniendo
una efectividad de 100%.
• Esta herramienta es de fácil uso, reparación y
ensamble, así como la muy rápida adquisición del
refaccionamiento.
• Esta herramienta fue desarrollada en el área de
mantenimiento electrónico de la Base operativa
de servicio a pozos de Reynosa y probada en los
diferentes campos del Activo Integral Burgos.
• El detector de coples (CCL-REY), tiene
componentes comerciales de fácil adquisición,
con un costo de hasta de un 75% más económicos
que los adquiridos por compañía.
• Se dejaría de depender de compañías para
la adquisición de sensores y compra de
refaccionamiento.
• Actualmente contamos con 2 detectores (CCL-
REY), en la base operativa de servicio a pozos
en Reynosa Tamps., con más de 95 operaciones
de disparos continuas, trabajando en pozos del
Activo Integral Burgos y probados a más de 190
°C sin presentar falla alguna.
Ingeniería Petrolera | 33
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Continuando con la mejora continua, coaching en auditorías efectivas
Gerardo Sánchez Monroy
Delegación Ciudad del Carmen
Introducción
Capacitación para homologar criterios en auditorías
efectivas
En Pemex Exploración y Producción, la práctica de
auditorías efectivas (AE), se viene consolidando en
la línea de mando como una forma de supervisar el
trabajo diario en la búsqueda del objetivo, de reducir
hasta la meta de cero todos los incidentes personales,
industriales y ambientales.
Sin embargo, podemos observar en la estadística
2009-abril de 2010 del Índice de Actos Seguros (IAS)
Gráfica 1, un comportamiento que muestra brechas
entre los diferentes auditores, producto del lento
proceso de homologación de criterios entre estos tipos
de auditores, que no permite establecer una línea
base o estado real de la práctica en el sistema.
Luego entonces, se identificó como área de
oportunidad el impulsar o acelerar la homologación en
los diferentes criterios de la buena práctica de AE.
Gráfica 1. Índice de actos seguros RMNE (2009 / abril 2010).
34 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Las auditorías efectivas se fundamentan en la supervisión del cumplimiento de los estándares establecidos por la
empresa, pero por otro lado y debido a que en esencia las AE son “Gente hablando de seguridad”, se ha identificado
y confirmado que para lograr una homologación es necesario un proceso de comunicación y trabajo en equipo entre
él o los auditores y el personal auditado. En este contexto se establecieron las siguientes consideraciones:
• El fundamento de las auditorías efectivas es
“la observación de la tarea”, siendo ésta, una
actividad realizada por un individuo o grupo
de individuos.
• Los actos inseguros y las condiciones inseguras,
consecuencia inmediata de estos, son las que se
deben de cuantificar en una auditoría efectiva.
• La efectividad de la auditoría se deriva en
hablar con el trabajador y convencerlo de no
repetir la acción y conciliar la forma segura de
hacer el trabajo.
• El proceso de observar una actividad requiere del
auditor: conocer la actividad técnica, contar con
habilidades de comunicación y además conciliar
el cambio de actitud.
• El trabajo en equipo y la asesoría como fórmula
para potenciar los conocimientos y habilidades
de las personas.
• La capacitación continua y en la práctica diaria
como forma de alcanzar de manera rápida las
capacidades y habilidades de los auditores.
• El trabajo conjunto y la experiencia compartida
sirven para establecer, compartir y comprometerse
con objetivos comunes.
Es decir, el factor de impulso para continuar con la
mejora de las AE como buena práctica en la RMNE, es
la capacitación continua de los auditores, a través de
un proceso de aprender haciendo y la consolidación
del trabajo en equipo.
El coaching
En términos generales el coaching es un método con
el cual se puede dirigir, instruir y entrenar a una
persona o equipo, con el propósito de alcanzar una
meta común y que además conlleva el desarrollo de
habilidades específicas, ya que:
• Facilita que las personas se adapten a los cambios
de manera eficiente y eficaz.
• Renueva las relaciones y mejora la comunicación
en los sistemas humanos.
• Predispone a las personas para la colaboración, el
trabajo en equipo y la creación de consenso.
• Se focalizan en conductas que pueden ser
mejoradas.
• Permite que en las conversaciones/práctica se
intercambie información.
• Tanto el coach como el entrenado tienen una
responsabilidad compartida para trabajar juntos
en la mejora continua.
• Es concreto ya que la meta de la conversación/
práctica está claramente definida y el flujo de la
conversación implica información que se focaliza
en aspectos específicos.
• El líder auditor que utiliza este modelo comunica
en todo momento su respeto por la persona que
recibe el coaching.
Ingeniería Petrolera | 35
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Antecedentes
En la industria en general está demostrado que el 96% de
los incidentes y lesiones tiene como causa raíz los actos
inseguros y condiciones inseguras; bajo esta premisa,
dentro de las 12 mejores prácticas internacionales de
seguridad, salud en el trabajo y protección ambiental
se cuenta con la metodología de auditorías efectivas,
práctica que apoya al personal de línea de mando en la
búsqueda de objetivos, tales como:
• Prevenir y evitar la repetición de actos y prácticas
inseguras(os).
• Cambiar y desarrollar a la organización hacia
una cultura de prevención en la ocurrencia de
incidentes y accidentes.
• Ayudar a la implantación y ejecución del sistema
PEMEX-SSPA.
y asesoramiento continuo en la práctica diaria para
establecer el nivel real que se tiene en el cumplimiento
de los estándares e ir estableciendo en cada centro
de proceso las acciones que permitan la mejora de
la propia práctica, pero sobre todo, contribuir en la
implantación del sistema Pemex SSPA.
Desarrollo del tema
A partir de mayo de 2010 se establece un programa
denominado de Auditorías Coaching con tres acciones
fundamentales:
1. Reforzamiento mediante programa de
entrenamiento en sistema de permisos para
trabajos con riesgo, análisis de seguridad del
trabajo, procedimientos críticos y auditorías
efectivas. Este programa se inicia con los
Ingenieros de Seguridad Industrial y Protección
El buen resultado de la práctica de auditorías efectivas,
se fundamenta en la interacción del auditor con el
personal observado, mediante el contacto proactivo
y verbal hacia la seguridad, cuando “la gente habla y
escucha a la gente” sobre la manera correcta y segura
de realizar la tarea o actividad.
Objetivo
Reducir las brechas entre los diferentes tipos de
auditores mediante un proceso de entrenamiento
Ambiental de los Centros de Proceso y se replica
a través de ellos a la línea de mando.
2. Desarrollo de programa de Auditorías coaching,
en el cual de determina la forma de integrar
los equipos de trabajo y el numero de AE con
apoyo coaching por realizar periódicamente
por categoría.
36 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
3. Desarrollo de un sistema de rendición de cuentas
de los Superintendentes, como líderes de SSPA, y
Auditores de los 12 Centros de Proceso de la RMNE.
Los elementos del coaching en auditorías
efectivas
Valores
El Coaching tiene como base fundamental la política y
principios SSPA; de no ser así, se convierte simplemente
en una serie de trucos conductuales o algunas técnicas
de comunicación.
Resultados
El Coaching es un proceso orientado a resultados y
que tiene como consecuencia la mejora continua del
desempeño, del auditor y del equipo de trabajo de
la instalación.
Disciplina
El Coaching en AE es una interacción disciplinaria,
donde el coach debe ser lo suficientemente disciplinado
como para crear las condiciones esenciales, aprender,
desarrollar y utilizar las habilidades críticas y manejar
adecuadamente una conversación.
Entrenamiento
Para emprender auditorías de Coaching reales, se
requiere de entrenamientos. No basta el conocimiento
intuitivo o la simple memorización de ideas y
conceptos, ya que esto no garantiza que se lleve a cabo
conversaciones orientadas a mejorar el desempeño.
El coaching de AE
Para nuestro caso, se entenderá como un proceso de
ganar-ganar, que se desarrolla mediante una actividad
conjunta que involucra al menos dos auditores, el
coach y el personal entrenado.
El coach de auditorías efectivas
Es un líder que se preocupa por planear el crecimiento
profesional de cada uno de los auditores del equipo
y del suyo propio, que mediante el ejemplo y el
compromiso visible y demostrado, orienta al personal
hacia el objetivo de la cultura preventiva, consolidando
la relación de gente hablando con gente sobre SSPA a
través de la sinergia de las capacidades individuales.
El personal que recibe el coaching
Cualquier trabajador de la instalación que es
asesorado en la práctica de Auditorías Efectivas, en
alguna habilidad específica necesaria para la práctica
o en la herramienta informática, como parte de su
entrenamiento como auditor. La persona que recibe
el coaching es generalmente quien cuenta con la
experiencia en el área técnica y con la información
de cómo hacer las actividades; por tanto, el coach en
vez de enseñar, es solo quien facilita al trabajador las
formas de manifestar y expresar de una mejor forma
la información y situaciones que conoce.
Definición del problema y discusión de los
resultados
Las brechas identificadas en el comportamiento
estadístico del índice de actos seguros entre los
diferentes auditores, tenía hasta marzo de 2010, como
se observa en la Gráfica 2, un comportamiento que
mostraba un lento proceso de homologación de los
criterios de AE`s entre los diferentes auditores, que
no permitía establecer una línea base y realista del
nivel del cumplimiento de los estándares, por lo que
se planteó la necesidad de acelerar la homologación
de la herramienta de AE mediante la “capacitación en
la tarea”. En este sentido se estableció la aplicación
del coaching en la práctica de auditorías efectivas.
Ingeniería Petrolera | 37
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Gráfica 2. Homologación de criterios de AE´s (2009/mar 2010).
Cuándo se debe aplicar el coaching
Se considera el coaching como una retroalimentación
y se deberá aplicar:
• En toda la instalación y entre los todos los diferentes
tipos de auditor durante la consolidación de la
práctica de auditorías efectivas.
• Cuando se han identificado áreas de oportunidad
en el personal que ejecuta AE.
• Cuando se incorpora el personal al centro
de proceso.
• Cuando el empleado solicita apoyo para mejorar
alguna habilidad dentro de su trabajo, como auditor
o en el manejo de la herramienta informática.
Planear la auditoría coach
Para un mejor enfoque, se debe establecer el área,
actividad y personal por observar, a fin de que tanto
el coach como el entrenado tengan oportunidad de
prepararse y tener la información que sirva de guía
para la observación y el establecimiento de acciones.
Observar durante la auditoría de entrenamiento
La observación de los actos inseguros, y condiciones
inseguras derivadas de estos durante la actividad
operativa, es fundamental para que durante la
auditoría efectiva el personal entrenado encuentre las
soluciones preventivas y correctivas. Al observar, se
debe tener un intercambio sobre los diferentes puntos
de vista, relacionados con los actos y condiciones que
se presentan en la actividad o trabajo auditado. De
tal manera que el personal en entrenamiento pueda
identificar y evaluar los comportamientos, actos y
condiciones que puedan ayudar a mejorar la calidad
de la auditoría.
Tomar acción
Una vez observados los actos inseguros, se debe
tener presente que existen 5 categorías en las que
pueden ser clasificados, por tanto, mientras la
observación permite la toma de conciencia acerca de
la actividad, en la toma de acciones, el entrenador
orientará al entrenado en los actos que observan y en
las potenciales consecuencias que de éstas derivan,
brindándole apoyo para elegir con mayor efectividad
y de manera fundamentada.
Actuar conjuntamente
Al ejecutar la auditoría, se debe actuar de manera
conjunta durante todo el proceso, iniciando con un
diálogo coach-entrenado sobre la actividad. El coach
acompañará al entrenado y promoverá por principio
el acercamiento al equipo de trabajo, siguiendo las
recomendaciones de contacto y apoyando al entrenado
a superar las dificultades que suelen aparecer en
la auditoría, como son la reacción del auditado, no
identificación de los peligros, falta de percepción del
riesgo, verificación del cumplimiento de la disciplina
operativa, entre otros. Parte importante es que en
38 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
esta etapa se establezcan las acciones inmediatas y
recomendaciones de forma conciliada.
Evaluar el proceso del coaching durante la auditoría
Es conveniente que durante la auditoría, el coach
vaya comprobando si el entrenado considera que están
cubriendo los objetivos del entrenamiento, es decir,
si el proceso de la auditoría está siendo claro. Esto
permitirá tomar acciones inmediatas que contribuyan
al trabajo de campo.
Evaluando la auditoría; factor de severidad
Un punto importante que debe ser comentado
y discutido es las observaciones de la actividad
operativa auditada, en la cuales se identificaron
actos inseguros, es el de establecer conforme a los
parámetros señalados en la práctica la evaluación
del factor de severidad por aplicar a todos y cada
uno de los actos observados. Es vital que el concepto
de percepción del riesgo potencial que pudiera
manifestarse derivado de la acción insegura quede
plenamente claro, ya que al hacerlo se tendrá una
base solida para calificar la severidad del acto. Como
parte del seguimiento al proceso de auditorías de
coaching se desarrolló un programa de rendición de
cuentas del auditor y del centro de trabajo como se
muestra en las Figuras 1 y 2.
Figura 1. Rendición de cuentas de auditor y
centro de proceso.
Ingeniería Petrolera | 39
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 2. Rendición de cuentas del Centro de proceso Akal-C, mayo 2011.
Resultados del proyecto
La observación de la tarea, al realizar la actividad en conjunto/equipo y acordar acciones mediante comunicación
efectiva con el trabajador, potencializó el trabajo en equipo al compartir actividad técnica, habilidades de
comunicación y conciliar el cambio de actitud. Además, la capacitación continua y en la práctica diaria como
forma de alcanzar de manera rápida las capacidades y habilidades de los auditores; mejoró la calidad de las
auditorías efectivas, reduciendo el número de auditorías e incrementando el trabajo en equipo, se observa ahora
mayor número de trabajadores.
Gráfica 3. Auditorías vs trabajadores observados.
Por otro lado, la observación por tipo de categorías por auditores es similar entre los diferentes tipo de auditores
Gerencial, Línea de Mando y Referencia.
40 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Gráfica 4. Observaciones por categorías de observación y auditor.
Mientras que por otro lado, se aumentó a 6.5 trabajadores en promedio por auditoría y el criterio de factor de
severidad se aplicó con mayor certeza entre los auditores.
Gráfica 5. Personal-auditorías vs IAI.
Rendición de cuentas
El tercer punto fundamental de este programa de coaching lo fue el Programa de rendición de cuentas, para el
periodo de junio de 2010 a abril de 2011, se han presentado todos los centros de proceso al menos una vez y se
contó con la participación de 75 auditores de todas las categorías de la línea de mando, SIPA y coordinadores de
los centros de proceso.
Ingeniería Petrolera | 41
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Programa de rendición de cuentas de AE´s 2011 y agenda tipo
Es importante citar que durante las sesiones de rendición de cuentas, al establecer comunicación por
videoconferencia entre el subequipo de AE RMNE, los 12 centros de proceso y auditores participantes, se
potencializó el proceso de coaching al participar directamente de las experiencias y acciones emprendidas por
los centros de proceso o por los auditores. Siendo la propia rendición de cuentas de cada auditor un proceso de
aprendizaje y mejora.
Conclusiones
El programa de coaching aplicado en la práctica de AE,
ha logrado mejorar la calidad de las auditorías y reducido
las brechas entre los diferentes tipos de auditores. Se
redujo el número de auditorías por tipo de auditor,
sin embargo, el programa de cada Centro de proceso
cubre todas las áreas y se realizan auditorías en toda la
instalación y a todo el personal, no sólo al personal bajo
el mando del auditor, haciendo palpable el concepto
de dueño de la instalación. Se ha incrementado el
número de personal observado por auditoría y reducido
el número de auditorías de una sola persona, Tabla
2, además de que la distribución entre las categorías
observadas y los factores de severidad entre auditorías
reflejan mayor similitud, Gráficas 6 y 7.
Tabla 2. Indicadores de auditorías efectivas,
AKAL-B mayo 2011.
42 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Gráfica 6. Índice de actos seguros por auditor, RMNE.
Gráfica 7. Índice de actos inseguros por auditor, Centro de proceso Akal-B.
Ingeniería Petrolera | 43
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Recomendaciones para el coach de AE
Para llevar a cabo el coaching, es necesario que
los ingenieros de SSPA, la línea de mando y la línea
gerencial, cuenten con competencias y habilidades
sobre la práctica y los trabajos propios del área
operativa, pero es vital se cuente con habilidades
de comunicación. De manera básica deben cubrir
el curso de SSPA-1, SSPA-2, Auditorías efectivas
(presencial o virtual), además de haber participado
consistentemente como auditor en el proceso de
implantación de auditorías efectivas.
Para lograr un buen entrenamiento; el entrenado
debe ser:
• Orientado basándose en las convicciones sobre
los aspectos de SSPA
• Sometido a un aprendizaje continuo.
• Receptivo y estar dispuesto a escuchar.
• Consistente y honesto.
Criterios de aplicación del coaching
Con el propósito de homologar la forma de llevar a la
práctica la auditoría de coaching, se establecen los
siguientes criterios para el entrenamiento:
• La asesoría en AE es una función de la
responsabilidad de los profesionales SSPA, siendo
por tanto estos auditores quienes en primera
instancia deben apoyar a la línea de mando y a la
gerencia a mejorar el entendimiento y aplicación
de los conceptos de la práctica.
• El objetivo del coach es enseñar al asesorado
a llevar a su máximo potencial sus capacidades
técnicas, mediante el desarrollo de las habilidades
de observación y comunicación que le permitan
una correcta aplicación de la práctica.
• La auditoría de coaching es un proceso de ganar-
ganar, en donde quien asesora en habilidades de
observación y comunicación, recibe además la
retroalimentación técnica de los especialistas de
línea, así como del personal operativo.
• La “capacitación en la tarea”, que se puede
establecer mediante el coaching, permite en
los diferentes niveles de la organización, generar
rápidamente un proceso de cascada que acelere
la homologación de los elementos críticos de la
práctica: personal observado, factor de severidad
(FS), acción preventiva conciliada y comprometida.
• En un sentido amplio, en concordancia con el
tercer principio de la Política Pemex SSPA, todo
personal es un auditor, por lo que la práctica
debe ser conocida y entendida por todos.
• Los programas de Auditorías efectivas
establecidos con base en los criterios del
Procedimiento de AE, sin necesidad de duplicar
o incrementar el número de auditorías, pueden
fortalecerse mediante auditorías conjuntas
realizadas entre un superior coach y un
subordinado. Los equipos naturales de trabajo
en coaching los forman por ejemplo el ingeniero
de línea y el supervisor de especialidad, el
coordinador y el ingeniero de línea, el ingeniero
de SIPA y el técnico de SIPA, sin embargo, al
interior de un centro de trabajo el proceso de
asesoramiento se debe dar entre los diferentes
niveles y áreas a fin que todos compartan
rápidamente sus capacidades y habilidades.
• Los conceptos básicos que deben homologarse
para iniciar el proceso de capacitación para
el reforzamiento de Auditorías efectivas son:
SPPTR, AST y procedimientos críticos. Por tanto,
es necesario contar con un programa que incluya
estos temas, iniciando con los ingenieros de SIPA,
para que estos a su vez lo desarrollen en toda la
línea de mando.
• Los equipos o parejas de auditores deben hacerse
acompañar, previa comunicación del programa
de auditoría, del responsable y/o supervisor del
área de trabajo que se auditara.
• El programa de auditoría debe incluir para un
periodo mensual o catorcenal todas las áreas y
frentes que se tienen en el centro de trabajo,
y deberá incluir auditorías a todas las áreas
del Centro de proceso, migrando el concepto
de auditorías a su personal, a auditorías de
la instalación, esto con el fin de fortalecer
el sentido de pertenencia y hacer visible el
concepto de dueño.
44 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Próximos pasos
• Establecer mecanismo de retroalimentación de
auditorías efectivas a los subsistemas/elementos
del Sistema PEMEX-SSPA.
• Consolidar la práctica de rendición de cuentas
en los centros de proceso, así como también
documentar las lecciones aprendidas durante la
aplicación de las auditorías efectivas de coaching.
• El proyecto se documento en una Guía de
coaching en auditorías efectivas que se turno al
Cuerpo de gobierno para su revisión y mejora,
generándose como versión de aplicación en PEP
como GG-SS-TC-0015-2011.
Guía técnica GG-SS-TC-0015-2011
Ingeniería Petrolera | 45
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Nomenclatura
Glosario de abreviaturas
12 MPI´s 12 Mejores Prácticas Internacionales de SSPA
AE Auditoría (s) Efectivas
AST Análisis de Seguridad en el Trabajo
ELSSPA Equipo de Liderazgo SSPA
FS Factor de Severidad
GSIPA Gerencia de Seguridad Industrial y Protección Ambiental
IAI Índice de actos inseguros
IAS Índice de actos seguros
PEP Pemex Exploración y Producción
RMNE Región Marina Noreste de PEP
SAE Subequipo de auditorías efectivas
SSPA Seguridad, Salud en el Trabajo y Protección Ambiental
SPPTR Sistema de Permisos para Trabajos con Riesgo
Referencias
Manual General del Sistema PEMEX SSPA, Información
General, Clave: 800/16000/DCO/MA/01/10, Revisión
1, fecha 01/01/2010.
Guía técnica de auditorías efectivas, Clave:
800/16000/DCO/GT/026/10, Revisión 1, fecha
01/01/2010.
Procedimiento Específico para realizar Auditorías
Efectivas en las instalaciones de la Región Marina
Noreste, Clave PE-SS-TC-001-2007, SRME, Versión
primera, fecha mayo/2007.
Procedimiento para realizar Auditorías Efectivas en
las áreas de Pemex Exploración y Producción, Clave
PG-SS-TC-005-2011, SCSM, Versión tercera, fecha
abril/2011.
Guía técnica para aplicación del proceso de
Coaching en la práctica de Auditorías Efectivas
en Pemex Exploración y Producción, Clave: GG-SS-
TC-0015-2011, Versión primera, fecha abril/2011.
Guía técnica para homologar los criterios en
la identificación y determinación del factor de
severidad de los actos inseguros en RMNE de acuerdo
al Reglamento de Seguridad e Higiene de Petróleos
Mexicanos y Organismos Subsidiarios, Clave GE-SS-
TC-0004-2009, Versión primera, fecha abril/2009.
Guía técnica para homologar los criterios en la
identificación objetiva de los actos inseguros y en la
determinación de los factores de severidad en Pemex
Exploración y Producción, GG-SS-TC-0005-2008,
Versión primera, fecha septiembre /2008.
Material del Programa de Capacitación Mejoramiento
Continuo, Materia Comportamiento Organizacional y
Calidad, Maestría en Calidad y Productividad, ITESM,
enero-mayo 2006.
Administración y Control de calidad, James R. Evans,
William Lindsay, Internacional Thompson Editores,
cuarta edición, 2000.
46 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Currículum vitae
Ing. Gerardo Sánchez Monroy
Ingeniero Industrial por la Universidad Autónoma Metropolitana. Maestría en Ingeniería; Instituto
Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).
Experiencia laboral
Pemex Exploración y Producción, Subdirección: Región Marina Noreste, Activo: Ku-Maloob-Zaap.
Coordinador de SIPA en los Procesos de Producción AIKMZ. Categoría: Especialista “A”; noviembre 2006
a la fecha.
Pemex Exploración y Producción, Subdirección: Región Marina Noreste, Activo: Ku-Maloob-Zaap
Coordinador de SIPA en AIKMZ. Categoría: Coordinador Especialista “B” ; junio 4 a noviembre 2006.
Pemex Exploración y Producción, Subdirección: Región Marina Noreste, Gerencia: Inspección Mantenimiento
y Logística, Superintendencia: Evaluación, Superintendente, Categoría: Especialista Técnico “A”; julio
2000 a junio 2004.
Pemex Exploración y Producción, Subdirección: Región Marina Noreste, Gerencia: Seguridad industrial y
Protección Ambiental; Analista de Riesgos Categoría: Especialista Técnico “B” agosto 1996 a junio 2000.
Petróleos Mexicanos, Dirección de Servicios Técnicos Administrativos, Gerencia: Seguridad Industrial,
Salud Ocupacional y Protección Civil, Ingeniero Especialista en Seguridad; febrero 1988 a agosto 1996.
Ingeniería Petrolera | 47
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Uso de modelos de aproximación basados en superficies de respuestas polinómicas
multivariables (MDA PEP) para la generación de pronósticos de producción
probabilistas a partir de los resultados de simulación de yacimientos
Ing. Gilberto Rojo Ruiz
Ing. Luis Alcides Rojas Bejarano
Ing. Juan Quintero Contreras
Introducción
En el proceso para determinar pronósticos de
producción de forma probabilista a partir del modelo
de simulación numérica, existen limitaciones técnicas
para obtenerlo de manera directa con los simuladores
numéricos comerciales, teniéndose que recurrir al uso
de post-procesamiento de los resultados para darle
tratamiento probabilista, lo que conlleva a realizar un
número considerable de corridas de simulación, debido
al alto número de variables involucradas y posibilidades
de combinación entre ellas, tanto de las relacionadas
a datos recurrentes (aquéllos que no afectan el cotejo
histórico), como de los datos no recurrentes (aquellas
propiedades iniciales del modelo de simulación
requeridas para lograr el cotejo histórico, tales como:
porosidades, permeabilidades, acuífero, presión inicial,
permeabilidades relativas, propiedades PVT, entre
otras). Existen aplicaciones comerciales y métodos de
post-procesamiento automáticos para resolver este
problema, no obstante, el esfuerzo computacional–
tiempo–recursos-costos requerido es significativo,
principalmente cuando estamos en presencia de
yacimientos y procesos de recuperación complejos.
El objetivo del presente trabajo, es describir una
metodología práctica y con sustento técnico, mediante
el uso de Modelos de aproximación polinómicos
multivariables (de grado dos), basados en superficies
de respuestas, que permita generar los pronósticos
de producción probabilistas a partir de los resultados
de modelos de simulación numérica de yacimientos,
con esfuerzo computacional, razonable y útil, en el
contexto del proceso de documentación del diseño de
los proyectos de explotación bajo la metodología FEL, y
que sea el soporte de la toma de decisiones económicas
para el desarrollo de los yacimientos.
Descripción del modelo de superficie
de respuesta
Un modelo de aproximación (MDA) o modelo de
superficie de respuesta (MSR) es una función
matemática capaz de reproducir los resultados de
una serie de corridas o realizaciones de simulación
numérica de yacimientos, tomando en cuenta ciertos
parámetros de entrada, que son seleccionados o
establecidos bajo ciertas premisas y con el debido
soporte o justificación técnica por parte de los
especialistas responsables del diseño del proyecto.
Estos modelos matemáticos son usados para realizar
aproximaciones de modelos de simulación de procesos
en las siguientes áreas: análisis de sensibilidad a
variables sobre las que existe incertidumbre, análisis de
riesgo, reproducción de datos históricos con simulación
(cotejo histórico), y optimización de producción.
Se tiene conocimiento en la industria petrolera de la
existencia de MSR o MDA, siendo los más comúnmente
utilizados para la simulación de yacimientos:
1. Modelos de regresión polinómica multivariable
(RPM)
2. Modelos kriging de multivariable (KM)
3. Thin-plate splines models (TPS)
4. Redes neuronales (RN)
La metodología del Modelo de aproximación (MDA),
basado en superficie de respuesta, es una alternativa
económica para propagar la incertidumbre en
simulaciones de yacimientos complejas que consideran
cotejos históricos, optimización de producción
y pronósticos de producción. Los resultados de
simulaciones estocásticas directas (en caso de existir
éste tipo de simulador) pueden ser comparados a las
soluciones obtenidas con los MDA, a fin de demostrar
las fortalezas y debilidades de cada aproximación.
El impacto sobre la respuesta del modelo de simulación
y la eficiencia de la aplicación del MDA, dependen de
los siguientes aspectos: la estructura del modelo, el
número de variables o parámetros de incertidumbre,
la calidad del método de muestreo y la complejidad
del dominio de los parámetros de incertidumbre.
El reto de construir un MDA de alta representatividad,
está relacionado a la calidad de los datos de entrada.
48 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
La simulación de yacimientos está basada en el
procesamiento de datos de entrada, con los cuales
se generan resultados o datos de salida. Esta relación
entre la entrada y la salida normalmente presentan
una relación no lineal. En consecuencia, los datos de
entrada con experimentos distribuidos uniformemente,
sobre el dominio de las variables de entrada, podrían
no ser suficientes para la construcción de un MDA
adecuado. La calidad de un MDA depende del algoritmo
y datos usados para crear el modelo.
Las mejores prácticas indican que a pesar de que
se puede usar un conjunto o grupo de datos de gran
tamaño, no se garantiza que se haya capturado toda
la incertidumbre del yacimiento. Por esta razón, se
recurre a la técnica del diseño de experimentos,
que consiste en definir un número razonable de
combinaciones de las variables de entrada, que
busque cubrir las zonas clave que permitirán poblar
la superficie de respuesta. Existen diferentes técnicas
para la aplicación del diseño de experimentos, las
cuales están en función de los objetivos del problema
a analizar, (selección de variables, optimización y
determinación de superficies de respuestas).
Modelos de regresión polinómica
multivariable (RPM)
El uso de regresión lineal para ajustar una función
polinómica multivariable y así representar superficies
de respuestas en el análisis de riesgos e incertidumbre
es ampliamente descrito en la literatura petrolera.
El modelo de superficies de respuestas, basado en
representación polinómica fue propuesto originalmente
para el análisis de problemas físicos y luego adoptado
para experimentos en el área de la computación.
Recientemente los modelos basados en funciones
polinómicas han sido ampliamente utilizados en la
industria petrolera por su facilidad de entendimiento,
aplicación, flexibilidad, y eficiencia computacional.
La representación de la superficie viene dado por la
siguiente función polinómica:
(Ec.1)
En la expresión anterior, X
i
representa las variables de
incertidumbre a incluir en el modelo; β
ij
, representa
los coeficientes de regresión que caracterizan la
función polinómica y se determinan usando la técnica
de regresión lineal.
Modelos Kriging de multivariable (KM)
Este modelo se basa en el método geoestadístico de
estimación de puntos en el espacio, el cual utiliza un
modelo de variograma para la obtención de datos,
posteriormente se calculan los pesos que se darán a
cada punto de referencia y que serán utilizados en la
evaluación. Esta técnica de interpolación se basa en la
premisa de que la variación espacial continúa con el
mismo patrón. Un problema estrechamente ligado a la
interpolación espacial es la aproximación utilizada. Si
tenemos una función cuyo cálculo toma mucho tiempo,
éste podría ser muy costoso, por tal motivo, se puede
partir de un cierto número de valores e interpolar
dichos datos y construir una función más simple.
Modelos thin-plate spline (TPS)
En el campo matemático del análisis numérico, un
spline es una curva definida en porciones mediante
polinomios. En los problemas de interpolación, se
utiliza a menudo la interpolación mediante spline,
ya que requiere solamente del uso de polinomios de
bajo grado, evitando así las oscilaciones indeseables
que se presentan en la mayoría de las aplicaciones,
al hacer la interpolación mediante polinomios de
grado elevado. La simplicidad de la representación
y la facilidad de cómputo de los splines los hacen
populares para la representación de curvas o funciones
complejas. Este tipo de interpolación basada en TPS
es denominada “interpolación multidimensional” en
un espacio arbitrario.
Redes neuronales (RN)
La aproximación basada en las redes neuronales
(RN), parte de un conjunto de datos de entrada
suficientemente significativo, cuyo objetivo es
conseguir que la red aprenda automáticamente las
propiedades deseadas. En este sentido, el diseño de
la red tiene algunos inconvenientes, tales como, la
selección del modelo de red, las variables a incorporar
y el reprocesamiento de la información que formará el
conjunto de entrenamiento. Los parámetros de la red se
adecúan a la resolución de cada problema en particular,
lo que se suele denominar entrenamiento neuronal.
Ingeniería Petrolera | 49
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Las RN son una emulación del sistema biológico
neuronal y consisten en elementos de bases
denominados Nodos, los cuales son análogos a las
neuronas del sistema biológico. Cualquier nodo del
modelo diseñado recibe información de entrada
de cualquier nodo en su vecindad, que a su vez se
convierte en información de entrada a cada nodo,
produciendo un resultado de salida, tal como se
ilustra en las Figuras 2.4.1. y 2.4.2.
Figura 2.4.1. Esquema de redes neuronales (RN), con
múltiples niveles.
Figura 2.4.2. Esquema de redes neuronales (RN),
procesamiento de información en cada nodo.
Cada nodo en los diferentes niveles recibe múltiples señales, denominadas L
k.
Desde el nodo del nivel anterior,
la señal recibida es multiplicada por su correspondiente peso W
n
. Posteriormente, la función de activación
es usada para calcular el resultado en el nodo correspondiente. Un ejemplo de una función de activación es
la siguiente:
(Ec.2)
Diseño de experimentos
El diseño de experimentos fue introducido en 1921 por
Fischer para resolver problemas en el área de agricultura.
Es una metodología estadística con la que se elabora un
esquema o estrategia de experimentación con el fin de
obtener una cierta información sobre un proceso con un
mínimo de experimentos, asegurando la calidad de los
resultados. En el presente trabajo, se aplica la técnica
de diseño de experimentos, con el objetivo de ajustar
eficientemente una función polinómica multivariable,
como la representada por la Ecuación 1.
El proceso de ajuste se efectúa a través de los resultados
de experimentos diseñados y realizados con el simulador
de yacimientos. Existen dos familias o clases de diseños
de experimentos, los cuales dependen del objetivo o
del estudio para el que se utilizará:
• Dos niveles factoriales, los cuales son clásicos
para estudios de sensibilidad.
• Diseños compuestos, los cuales son muy usados en
los estudios de análisis de riesgo e incertidumbre.
(Ec.3)
Diseños factoriales
Los diseños factoriales toman en consideración todos los posibles experimentos resultantes de todas las
posibles combinaciones de los dos niveles extremos (mínimos y máximos), de cada uno de las variables con
incertidumbres establecidas. El número de experimentos (NE) o corridas de simulación, necesarias para ajustar
un modelo de superficies basado en el diseño factorial, está definido por la siguiente expresión:
50 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Donde k representa el número de variables y 2 representa
los dos valores extremos de cada variable. Para el caso
de un estudio donde se consideren 7 variables o factores
con incertidumbre se necesitarían un total de 2
7
=128
corridas o experimentos para este tipo de diseño. El
diseño antes descrito toma en consideración todos los
posibles experimentos resultantes de la combinación de
los dos niveles extremos de cada factor.
Este tipo de diseño es relativamente costoso, en la
medida que se incrementa el número de experimentos
como resultado de un incremento de las variables a
incorporar en el análisis. En función de las limitaciones
antes señaladas se han desarrollado diseños, como
es el fraccional factorial, el cual solo incluye una
fracción de los experimentos generados por el diseño
factorial completo 2
k
, lo cual reduce el número
de corridas sin sacrificar la calidad del ajuste del
modelo o función objetivo.
El diseño de experimentos basado en fracciones de
esquema factorial, se fundamenta en el criterio de
resolución, en el cual las fracciones o número de
corridas seleccionadas dependen de la resolución que
se requiera incorporar en el análisis: . En la Tabla 1
se ilustra el número de corridas necesarias en función de
los parámetros y la resolución requerida, consideradas
para el caso de diseños compuestos:
Tabla 1. Diseño de experimentos con sistema factorial en función de la
resolución y el número total de corridas.
Este tipo de diseño es el más usado en el análisis de riesgo e incertidumbre para la generación de superficies de
respuestas. Éste se basa en tres grupos de experimentos:
• El relacionado a la parte factorial, representado por la expresión :
• La parte resultante de combinar el valor central con los extremos:
• Por último, la corrida asociada a la parte central.
(Ec.4)
Como una función o regla general para estimar el número de corridas o experimentos, se utiliza la expresión que
se presenta a continuación:
Donde:
NE: Numero de experimentos o corridas.
K: Numero de variables con incertidumbre.
P: Precisión requerida.
Ingeniería Petrolera | 51
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Desarrollo del modelo de aproximación basado en polinomios multivariables
A partir del planteamiento del diseño de experimentos, se genera la información necesaria para construir las
superficies de respuesta (MDA-PEP), que permiten ajustar los resultados obtenidos del simulador de una manera
eficiente. Estas respuestas del simulador, las podemos representar a través de las variables de salida: producción
acumulada de aceite (NP), producción acumulada de gas (GP) y producción acumulada de agua (WP); las cuales
a su vez se representan a través de una función polinómica multivariable, tal como se muestra a continuación:
(Ec.5)
Las respuestas de los experimentos son la base para la
caracterización de la función polinómica, para el caso
particular del presente trabajo, se establecerán cinco
variables en la ecuación NP(X1, X2, X3, X4, X5). Este
ajuste fue realizado mediante la aplicación de regresión
lineal múltiple, determinando los parámetros β
ij
que
minimicen el error E. Una vez caracterizado el modelo
que representa satisfactoriamente las superficies
de respuestas, se utiliza esta función ajustada para
propagar la incertidumbre asociada a cada una de las
variables de incertidumbre incluidas en el modelo,
Figura 3.2.1.
Figura 3.2.1. Caracterización de las variables con incertidumbre para el MDA-PEP.
Para el proceso de propagación de la incertidumbre, es importante caracterizar estadísticamente cada una de
las variables con incertidumbre incluidas en el modelo, lo cual debe ser realizado en función de la información o
datos históricos disponibles para cada una de las variables seleccionadas.
Descripción del proceso de aplicación metodológica MDA-PEP
En la Figura 3.3.1, se presenta el flujograma del proceso diseñado para representar la metodología MDA PEP. Este
proceso está constituido por ocho subprocesos:
• Definición de variables de entrada.
• Análisis de sensibilidad.
• Diseño de experimentos.
• Establecer modelo de aproximación (MDA).
• Ajuste del modelo de aproximación.
• Validación del modelo.
• Optimización del modelo.
• Generación de pronósticos de producción probabilistas.
52 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 3.3.1. Flujo de trabajo para la generación de los modelos de
aproximación MDA-PEP.
Definición de variables de entrada
El objetivo de esta fase, es seleccionar los
parámetros sobre los cuales existe incertidumbre y se
requiere estudiar su impacto en la función objetivo
seleccionada (NP, WP, o GP). Este subproceso consta
de las siguientes etapas:
• Seleccionar y validar el modelo de simulación
numérica con el ajuste histórico.
• Identificar y preseleccionar las variables de
incertidumbre y de decisión que más impactan.
Dado que el procedimiento desarrollado está
basado en el modelo de simulación con un cotejo
Ingeniería Petrolera | 53
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
histórico, se deberán seleccionar aquellos
parámetros a los que se les requiere evaluar
su impacto, bien sean:
• Variables técnicas de incertidumbre: ritmo
de inyección de fluidos (Qiny), gasto inicial
por pozo (Qoi), probabilidad de éxito y fracaso
de pozos, probabilidad de éxito y fracaso de
reparaciones, entre otras.
• Variables de decisión: Nº de pozos productores
e inyectores, Nº RMA, RGA límite, FW límite,
tiempo de vida útil de los pozos, reinyección
del gas producido, entre otras.
• Determinar la variación (mínimo y máximo)
de cada parámetro, que servirán para generar
los diseños de experimentos y establecer las
corridas de simulación.
• Estimar los recursos de computación para
desarrollar los experimentos (corridas de
simulación), relacionados con el número de
variables seleccionadas, complejidad del
modelo de simulación y tiempo de corridas
del mismo.
Análisis de sensibilidad
Esta etapa del proceso se refiere a la evaluación del
impacto que tienen las variables de incertidumbre o
decisión sobre la respuesta del modelo de simulación.
Tomando como base los resultados del análisis de
sensibilidades, podemos eliminar las variables que
no tienen suficiente impacto en los resultados del
modelo de simulación y por lo tanto, se reduce el
número de experimentos y el esfuerzo requerido para
resolver el problema.
Para la jerarquización y selección de variables
significativas se recomienda:
• Efectuar un estudio de sensibilidad a través de
corridas de simulación con los valores máximos y
mínimos de cada variable, para evaluar cual es la
variabilidad e impacto del resultado obtenido en
la función objetivo definida (NP, GP, o WP).
• Jerarquización de las variables de incertidumbre
y de decisión en función de su impacto en la
producción acumulada (NP), agua acumulada
(WP) y gas producido (GP) o cualquier otra
función objetivo seleccionada.
• Seleccionar el grupo de parámetros a incorporar
en la superficie de repuesta.
Diseño de experimentos
• En función del número de variables, definir el
diseño de experimentos y establecer el número
de corridas de simulación.
• Generar los archivos de simulación para cada una
de las combinaciones de las variables establecidas
en el diseño de experimentos.
• Efectuar las corridas de simulación establecidas.
• Preparar la información obtenida de las corridas
de simulación, variables de incertidumbre en
función de los resultados de la simulación (NP,
WP, y GP).
Estimación del modelo de aproximación
(MDA-PEP)
Una vez obtenidos los diferentes resultados de las
corridas de simulación, y reportados los diferentes
valores de las funciones objetivos a estudiar (NP,
GP y WP), se genera la función polinómica que
mejor se ajuste a los resultados de la simulación.
Los coeficientes del polinomio se generan a través
de la aplicación de regresión lineal multivariable,
con la finalidad de obtener aquella combinación de
coeficientes βij, que minimicen el error Ɛ, tal como
se representa en la Ecuación 6.
(Ec.6)
Validación del MDA-PEP
El objetivo de esta etapa es asegurar la precisión del modelo. Los resultados de los pronósticos con el MDA-PEP
son comparados con los resultados del pronóstico del simulador. El procedimiento es el siguiente:
54 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
• Seleccionar un par de corridas de simulación,
asegurando que los valores establecidos para
cada variable se encuentren dentro del rango
definido en el diseño de experimentos.
• Generar los archivos necesarios (data y schedule)
y se corren en el simulador, obteniéndose como
resultado, estos dos experimentos adicionales.
• Evaluar con los valores establecidos para cada
corrida de validación, para verificar si el MDA es
capaz de generar y aproximarse a los resultados
del simulador.
• En el caso en que el proceso de validación resulte
en un alto grado de error o desviación para
predecir los resultados de la simulación, será
necesario incorporar experimentos adicionales,
con el fin de optimizar el MDA.
Aceptación del MDA
Una vez caracterizado y validado el MDA, se deberá
evaluar la representatividad de esta función en
base a la magnitud del error ε. Se debe garantizar
la reproducción de los resultados de las corridas de
simulación con un error aceptable.
Generación de perfiles probabilistas de
producción
Como parte final de este procedimiento, la etapa de
generación de pronósticos de producción probabilistas
consiste en la utilización de las funciones polinómicas,
una vez validada su representatividad. Para la
aplicación de la metodología desarrollada, se generó
un procedimiento de cálculo en Excel, que facilita la
evaluación y caracterización de las funciones polinómicas
a través del uso de la opción Solver de Excel, el cual
permite determinar los coeficientes de cada una de
las funciones objetivo y a su vez hacer el tratamiento
probabilista de las variables en función de los rangos
establecidos durante el diseño de experimentos.
Tratamiento probabilista de las variables
Para el proceso de propagación de la incertidumbre
sobre el pronóstico de producción del simulador, es
de suma importancia que se efectúe el tratamiento
probabilista de cada una de las variables establecidas,
tal como se describe a continuación:
• Establecer la distribución probabilista de cada
variable (mínimo, más probable y máximo). Es
importante resaltar que para estos tres valores se
debe tener su respectivo soporte o justificación
técnica a la hora de ser establecidos.
• Dar el tratamiento correcto a las variables
discretas, tales como número de pozos
(productores/inyectores), intervenciones o
reparaciones, etc.
Propagación de la incertidumbre sobre el
pronóstico de producción del simulador
numérico de yacimientos
Una vez efectuado el tratamiento de las variables
en cuanto al tipo de distribución y escalamiento; la
propagación de la incertidumbre se efectúa, mediante
procedimiento desarrollado en Excel y Crystal Ball. La
generación del pronóstico de producción probabilista,
se realiza tanto en el acumulado como en el gasto,
bien sea de aceite, gas y/o agua.
Resultados
El proceso metodológico desarrollado fue evaluado en
cuatro proyectos que actualmente se encuentran en
la fase de Conceptualización del proceso de diseño
de proyectos en Pemex Exploración y Producción:
Proyecto Integral Ek-Balam y Proyecto Ayatsil-Tekel,
de la Región Marina Noreste; Proyecto Integral Chuc,
de la Región Marina Suroeste; y Proyecto Integral
Cárdenas de la Región Sur. Como parte del proceso de
evaluación, se presentan a continuación los resultados
obtenidos del Proyecto EK-Balam.
Características modelo Balam-JSO
El equipo de Yacimientos del Activo, suministró el
último modelo del yacimiento Balam JSO, actualizado
y validado, el cual cuenta con un ajuste histórico de 17
años. Las características más importantes del modelo
se listan a continuación:
• Inició la explotación como fluyente natural
Febrero de 1993 / Aceite de 27 ºAPI.
• Pozos productores (3) en la formación JSO (Balam
1, 43, y 73).
• Modelo de porosidad simple.
• Proyecto de recuperación secundaria (inyección
de agua).
Ingeniería Petrolera | 55
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Selección de variables
En esta parte del proceso, se realizó una sesión de
trabajo con el equipo de especialistas encargado del
diseño del proyecto, con el objetivo de determinar
las variables más importantes, que pueden tener un
impacto directo en la incertidumbre de los pronósticos
de producción en función del escenario a evaluar para
este yacimiento. Se efectuó una sesión de trabajo
que permitió determinar cuáles eran las variables
que a criterio de los especialistas tienen un impacto
importante en los pronósticos, dado el grado de
incertidumbre de las mismas, determinándose los
rangos de variabilidad con sus niveles mínimos (Xmín)
y máximo (Xmáx), tal como se muestra en la Tabla 2
a continuación:
Tabla 2. Variables de incertidumbre, modelo Balam JSO.
Diseño de experimentos
En esta parte del proceso, se seleccionó un diseño de
experimento para 5 variables, correspondiente a 27
corridas de simulación, constituidas por 16 corridas
factoriales, relacionadas a la combinación de los
extremos de las 5 variables seleccionadas, y 10 corridas
de simulación correspondiente a la combinación de los
valores centrales con sus extremos y una última corrida
correspondiente a los valores centrales, Tabla 3.
Tabla 3. Diseño de experimento establecido para el modelo Balam JSO.
56 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Con la información mostrada en la Tabla 3, se generaron
27 archivos de datos o schedule, para posteriormente
realizar las corridas de simulación. Como resultado de las
corridas de simulación, se evaluó el valor real de la función
objetivo seleccionada, tal como se ilustra en la columna
NP (?), de la Tabla 3. El proceso anteriormente descrito
se efectuó usando el modelo de simulación Eclipse 300,
disponible para este yacimiento. Para la ejecución del
modelo de simulación, se utilizó una plataforma de dos
estaciones de trabajo personales, lográndose realizar las
27 corridas en un tiempo efectivo de simulación de 40 hrs,
con un tiempo de 1,5 h por corrida.
Los resultados obtenidos indicaron que se logró cubrir de
manera uniforme el espacio de resultados previsto para
la función objetivo establecida NP, tal como se ilustra en
la Figura 4.3.1. Con esta información se procedió con
el ajuste de las funciones polinómicas para 5 variables,
bajo la misma estructura representada por la Ecuación
7, para representar la función NP. Para el ajuste de la
función antes señalada, se utilizó una plantilla Excel,
basada en la función de Excel descrita en la sección
3. Como resultado del proceso anterior, se obtuvieron
los diferentes grupos de coeficientes βij, que ajusta la
función objetivo con un error permisible ε.
Figura 4.3.1. Modelo del yacimiento Balam JSO, resultados de las 27 corridas.
Comportamiento del NP vs tiempo.
Estas funciones polinómicas fueron generadas para cada año de la predicción del 1 al 20, tal como se puede
apreciar en la Tabla 4.
(Ec.7)
Ingeniería Petrolera | 57
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Tabla 4. Coeficientes de regresión para el MDA-PEP del yacimiento Balam JSO.
Con esta información de los coeficientes, se calcularon y se reprodujeron cada uno de los resultados de la
simulación de yacimientos, evaluando así la capacidad del MDA para reproducir los mismos.
Para el proceso de validación, se realizó un análisis comparativo de los resultados del simulador y los obtenidos
por la superficie de respuesta, para las 27 corridas del experimento desarrollado. Estos resultados se ilustran en
la Figura 4.3.2, donde la relación entre ambos resultados sigue una tendencia de una línea de 45 grados, con una
pequeña desviación o error menor al 2%. Los resultados antes mencionados confirman la capacidad del MDA-PEP
en la reproducción de los resultados de simulación para las condiciones que fueron generadas las 27 corridas.
58 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Figura 4.3.2. Comparación resultados de simulación y MDA.
Generación de perfiles probabilistas de
producción
Siguiendo con el proceso descrito en la sesión 3, una
vez validado y aceptado el MDA-PEP, se realizó el
proceso de caracterización de las variables en cuanto
al tipo de distribución; para lo cual se cuenta con
la plantilla de propagación MDA-PEP desarrollada en
Excel y Crystal Ball. Para efectuar la propagación
del proceso desarrollado MDA-PEP, se utiliza
simulación Montecarlo, en donde es recomendable
que se utilicen entre 1000 y 10000 realizaciones
o iteraciones, para lograr una estabilización del
proceso de propagación de incertidumbre sobre
la función objetivo. Los resultados obtenidos se
muestran en la Figura 4.4.1., donde se ilustran los
perfiles P10, P50 y P90 para este caso en particular
del yacimiento Balam-JSO.
Figura 4.4.1. Perfiles de producción probabilistas (gasto de producción de aceite vs tiempo).
Ingeniería Petrolera | 59
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Una vez obtenidos los perfiles de producción probabilistas, se procede a evaluar la contribución a la varianza de
cada una de las variables utilizadas (X
1
, X
2
, X
3
, X
4
y X
5
), sobre la función objetivo, seleccionando Qo, como parte
del análisis de sensibilidad.
Figura 4.4.2. Contribución a la varianza de X1, X2,
X3, X4 y X5, para los años 5 y 15.
En la Figura 4.4.2., se puede observar que para el
quinto año, la variable que mayor impacto tiene sobre
la variabilidad del gasto de producción (Q
O
), es el gasto
inicial por pozo (X
2
), sin embargo, ya para el décimo
quinto año, la variable más importante desde el punto
de vista de contribución a la varianza es el número de
pozos a perforar (X
1
), seguido del ritmo de inyección
de agua (X
5
). Lo anteriormente expuesto, nos da una
guía para elaborar parte del plan de mitigación del
escenario evaluado, y en tal sentido, poder seleccionar
aquellas variables con incertidumbre evaluadas y que
mayor impacto tienen en la variabilidad del gasto,
para así poder tomar las acciones de mitigación
correspondientes.
Conclusiones y recomendaciones
En base a los resultados obtenidos se presentan las
siguientes conclusiones:
• El modelo de aproximación basado en superficies
de repuesta polinómica multivariable (MDA PEP),
es una alternativa eficiente para emular el uso
de simulación de yacimientos, permitiendo
incorporar los resultados de la simulación en el
proceso de toma de decisiones, para la selección
de la estrategia óptima de desarrollo de los
proyectos de explotación.
• Los modelos de aproximación presentan una
fuerte dependencia de la complejidad del modelo
de simulación y número de variables incluidas.
• El uso de modelos de simulación numérica
para la generación de pronósticos de
producción, debe ser técnicamente coherente
y las premisas contempladas deben ser
formalmente documentadas.
• Se deben involucrar todas las disciplinas
técnicas que afecten el resultado de los
pronósticos de producción.
• Se debe contar, con un proceso de control de
calidad, que asegure la consistencia técnica de
la metodología usada para la generación de los
pronósticos de producción.
Referencias
Design and Analysis of Experiments. Douglas C.
Montgomery, Arizona State University. JOHN WILEY &
SONS, INC. 5
th
Edition
SPE-124815: Pros and Cons of Applying Proxy-Models as
Substitute for Full Reservoir Simulations ( D.I.Zubarev,
SPT Group Inc.), (2009)
60 | Ingeniería Petrolera
Secci ón Técni ca
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
PE-129512-STU: Use of Proxy Models in the Selection
of Production Strategy and Economic Evaluation of
Petroleum Fields (Guilherme D. Avansi), (2009)
SPE-115662: Uncertainty Assessment of SAGD
Performace Using a Proxy Models on Butler´s Theory
(J. Walter Vanegas P, Clayton V. Deutsch, and Luciane
B. Cunha, University of Alberta), (2008)
CIPC-PAPER 2007-138: Risk Assessment of Oil
Fields Using Proxy Models: A Case Study. (Canadian
International Petroleum Conference; F. Risso, V. Risso,
D. Schiozer (DEP/FEM/UNICAMP) Petroleum Society
Canadian; and Institute of Mining, Metallurgy &
Petroleum. (2007)
SPE-100255: Risk Analysis with History Matching Using
Experimetnal Desgin or Artificial Neural Netwroks
(L.C.Reis, Petrobras), (2006)
Department of Petroleum Engineering of Stanford
University: Optimization of Nonconventional Well
Placement using Genetic Algorithms and Statistical
Proxy. MSc. Jérôme Onwunalu. (2006)
SPE-102135: Hidrocarbon Production Forescast and
Uncertainty Quantification: A Field Application (M.
Rotondi, Eni E&P; M. Blunt, Imperial C.; M. Christie,
Heriot-Watt U.), (2006)
IPTC-10751: Hystory Match and Associated Forecast
uncertaninty Analysis – Practical Approaches Using
Cluster Computing (J.L. Landa Chevron , R. Kalia, A.
Nakano, K. Nomura and P. Vashishta, U. of Southern
California, (2005)
SPE-89974: Top-Down Reservoir Modelling (G. Williams,
BP, M. Mansfield, BP, D. MacDonald, BP) (2004)
SPE-79679: Quantifying Production Strategy Impact
in Risk Analysis of and E&P Project Using Reservoir
Simulation (J. dos Santos,Petrobras, D. Schoizer
UNICAMP), (2003)
SPE-79677: Quantifying the Impact of Grid Size,
Upscaling, and Streamline Simulation in the Risk
Analysis Applied to Petroleum Field Development (E.
Ligero, C. Maschio, D. Schoizer, UNICAMP), (2003)
Currículum vitae
Ing. Gilberto Rojo Ruiz
Estudió Ingeniería en Sistemas Electrónicos en el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de
Monterrey, Campus Estado de México. Posteriormente cursó la Maestría en Administración en la Universidad
Juárez Autónoma de Tabasco. Actualmente se desempeña como Coordinador de Apoyo y Seguimiento de
Proyectos en la Gerencia de Proyectos de Explotación Marina Noreste de PEMEX Exploración y Producción.
Ingeniería Petrolera | 61
Tema de act ual i dad
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
Panorama energético hacia el 2030:
gas natural a partir de fuentes no convencionales
Dra. Flory Anette Dieck Assad
Miembro del Sistema Nacional de Investigadores de CONACYT
Co-autora del libro “Energy and Sustainable Development in Mexico”
Certificada en Ética
Profesora e Investigadora del ITESM – Campus Monterrey Nuevo León, México
fdieck@itesm.mx
“La transición energética (hacia energías renovables) va a llevar tiempo, y en el año 2030, si
queremos sostener el crecimiento económico necesario para mejorar la condición del mundo, se va
a necesitar todavía de fuentes como el petróleo, el carbón y el gas”.
Jaime Buitrango. Presidente de ExxonMobil Ventures Mexico
El panorama energético hacia el año 2030 se vislumbra
aún con alto dominio de energías fósiles. Se estima que la
contribución del carbón no crecerá tanto como el uso del
gas natural, que crecerá a mayor ritmo que el petróleo,
debido, en parte, a la explotación del gas de fuentes no
convencionales, como es el caso del Shale Gas o gas de
lutitas bituminosas.
El Grupo Industrial Alfa informó, en octubre del año 2010,
que había logrado reducir sus emisiones de bióxido de
carbono en 27 % en los últimos nueve años de operación.
Lo que llama la atención de las declaraciones del
Vicepresidente Senior de Energía del corporativo regio,
Juan Luis San José, es que definió la política energética del
Grupo Alfa con base en el uso del gas natural: “es que todas
sus plantas operan con gas natural, pues consideran esta
fuente como la más eficiente y limpia, además de ser la
opción más barata”; de igual manera, en la 50 Convención
Anual del Instituto Mexicano de Ingenieros Químicos afirmó
que: “el gas natural será el ‘combustible puente’ para
disminuir las emisiones de bióxido de carbono”.
La estrategia que sigue el Grupo Industrial Alfa se
fundamenta en la participación de 9% que tiene este grupo
en un desarrollo de gas de lutitas bituminosas cerca de San
Antonio. Sus socios son las empresas Reliance, de India,
con 45%, y Pioneer, de EE. UU., con 46%. Alfa le apostó al
gas de lutitas desde el año 2006, cuando los precios del
hidrocarburo superaban los 10 dólares por millón de BTU.
Es indiscutible el destacado papel que juega el gas natural
en el desarrollo sustentable de empresas mexicanas que
buscan seguir creciendo y produciendo, pero con menores
emisiones de CO
2
. La segunda década del siglo XXI parece
llevar al mundo del petróleo de una depresión financiera
(2009-2010), al optimismo fundamentado en el inicio de
un probable periodo de crecimiento, sostenible gracias
al desarrollo de métodos rentables para obtener gas de
lutitas.
1

En México no se obtenía este tipo de gas; sin embargo, en
febrero de 2010 con el pozo Emergente 1 –municipio de
Hidalgo, Coahuila–, Pemex extrajo su primera producción
de gas natural de lutitas bituminosas, con producción
inicial de 2.9 millones de pies cúbicos por día. Se cree
que en zonas geológicas de Chihuahua, Burgos, Tampico-
Misantla y Veracruz, también podría haber depósitos de
este tipo de lutitas.
Al parecer, Pemex tiene la firme decisión de aprovechar este
nuevo origen de gas natural, pues reveló que perforará diez
pozos más con el fin de evaluar la posibilidad de extraer gas
de lutitas. Es un hecho que esta fuente no convencional ha
generado una verdadera revolución en el mundo del petróleo.
El Departamento de Energía de los EE. UU., ha manifestado
que cerca de 46% del gas natural que se consumirá en ese
país en el año 2035, provendrá de esta fuente.
La Agencia Internacional de Energía, afirma que se
han presentado sucesos que revelan la gestación de
una “revolución energética”, caracterizada por el
desplazamiento de la energía de los hidrocarburos hacia
energías renovables, y que este proceso se está llevando a
cabo con mayor rapidez a la esperada debido, entre otras
razones, a:
1
Lutita: roca sedimentaria formada por partículas del tamaño de la arcilla
y del limo. En las lutitas negras, el color se debe a la presencia de materia
orgánica y, si la cantidad de ésta es elevada, se habla de “lutitas bitumino-
sas”. Es conocida por ser la roca madre o almacén de hidrocarburos por
excelencia, debido a su porosidad y permeabilidad.
62 | Ingeniería Petrolera
Tema de act ual i dad
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
1. La inversión en programas de generación de
energía eléctrica con energía eólica y energía
solar alcanzó niveles históricos en el 2008, los que
permanecieron estables en 2009, a pesar de la
recesión financiera global.
2. La inversión en investigación y desarrollo en energías
de baja en emisión de bióxido de carbono ha crecido
un tercio desde el año 2005.
3. La producción de automóviles híbridos y vehículos
eléctricos está en ascenso.
4. La inversión en el desarrollo de estrategias para
incrementar la eficiencia energética en los países de
la OCDE se ha duplicado en una década.
El surgimiento del gas de lutitas me inspira dos pensamientos:
la vida es la aventura de no saber, y los cambios inesperados
pueden hacer girar el destino final de una industria. Y esto
es lo que está ocurriendo precisamente en el mundo del
petróleo y ahora en Pemex. No sabemos lo que le espera
a esta industria y si llegará o no a morir. Lo que sí es un
hecho, es que las inversiones en investigación y desarrollo
han sido fecundas, y se han traducido en el surgimiento de
un importante concepto que podría alargar o reavivar la
vida de la industria petrolera en el mundo. El surgimiento
de estos recursos podría llegar a revertir los pronósticos
más negros acerca de la industria y, en consecuencia,
enfriar –incluso– a entusiastas de las energías renovables.
La producción de Shale Gas y la mayor disponibilidad de
gas natural licuado han inundado el mercado y deprimido
el precio del gas. La abundancia de este tipo de gas en los
EE. UU., y en Europa, es suficiente para cambiar la visión
del escenario geopolítico petrolero y del mundo. Está
surgiendo una organización informal de países productores
de gas de lutitas –a partir de esta década– con el fin de
influir en la producción y en los precios, algo así como una
“OPEG” (Organización de Países Exportadores de Gas) en el
que algunos miembros son importantes productores como
Rusia, Irán, Venezuela y Qatar; no obstante, mientras haya
productores locales de gas natural tanto en Norteamérica
como en Europa Occidental, se limitará la influencia de
dicha organización.
El crecimiento del gas de lutitas podría frenarse
por razones ambientales. Existe el temor de que el
fracturamiento hidráulico que se aplica a las rocas pudiera
dañar la ecología, al dejar escapar gas natural de manera
incontrolada. La explotación podría detenerse mediante
estrictas regulaciones e impuestos gubernamentales que
llegaran a ser aplicados por temor a la contaminación
ambiental (gastos de remediación ambiental), o al daño
ecológico resultante de la explotación de estas reservas
no convencionales.
Si los promotores de este gas impulsan el desarrollo de
tecnologías que aseguren la obtención del recurso sin
dañar el medio ambiente, es indudable que veremos un
mercado global de energía definitivamente marcado por el
surgimiento de la producción de gas no convencional.
La señal de una probable recuperación económica en una
industria se identifica a través del indicador del monto de
las fusiones y adquisiciones que se realizan dentro de ella.
La reactivación de la actividad en el sector energético ha
sido impulsada por el optimismo sobre la disponibilidad y
bajo costo del gas de lutitas, que tiene el potencial de
ajustar las reglas del juego en las finanzas de la industria
del petróleo. Veamos algunos indicadores:
• Compañías petroleras internacionales de gran
magnitud han adquirido acciones en empresas que
ya explotan gas de lutitas en EE. UU., para ser
parte de este cambio de paradigma en la oferta
de energía barata en el mundo, sino también para
adquirir el know-how, de cómo explotar estos
recursos en otros países.
• Algunas de las adquisiciones de acciones se están
llevando a cabo a través de alianzas con empresas
con un riesgo compartido.
• Este gas ha impulsado a muchas compañías a adquirir
participación en reservas de petróleo en el mundo, lo
que ha sorprendido a muchos analistas de la industria,
en un mundo que busca la energía renovable. Con la
expectativa de que el precio del gas permanecerá
muy bajo ante el hallazgo de reservas abundantes de
gas de lutitas
bituminosas, sería lógico pensar que los inversionistas
vuelvan a querer tener acciones de empresas
petroleras en sus portafolios.
Por último, resulta interesante observar que el Shale Gas
está estimulando un nuevo flujo de inversión orientada a su
explotación. Para llevar el gas al usuario final se requiere
infraestructura, maquinaria y servicios para explotarlo,
procesarlo, almacenarlo, transportarlo, comprimirlo, etc.,
lo que le está dando nuevo brío a la industria del petróleo.
El aprendizaje en la industria petrolera no termina. Es
probable que la segunda década del siglo XXI sea testigo de
un nuevo cambio y ajustes en los portafolios de inversión
dentro de la industria petrolera en el mundo.
¡Bien por Pemex!, al no quedar rezagado en este nuevo
paradigma.
Ingeniería Petrolera | 63
ADAI PM
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
A celebrarse el día 30 de noviembre del presente año en las instalaciones de AIPM, A. C.
en la ciudad de Villahermosa, Tabasco, con presencia de un interventor
de la Secretaría de Gobernación.
En la asamblea extraordinaria del 19 de noviembre 2010, las mesas directivas delegacionales ADAIPM A.C., gestión
2009-2011, aprueban por mayoría el proyecto de la Directiva Nacional gestión 2010-2012, que tiene como objetivo
iniciar éste 1er Gran Sorteo como primera instancia, para lograr el sustento propio de la Asociación y a la vez
seguir brindando seguridad, protección y servicios de primera necesidad, implementando nuevos beneficios que
hagan gozar de una tranquilidad a futuro a toda la comunidad ADAIPM, A.C.
Los nuevos beneficios aprobados en dicha asamblea son entre otros:
• FIDEICOMISO. Pretende brindar apoyo a las viudas (os) ADAIPM A.C.
• RESIDENCIA PARA ADULTOS MAYORES. Convenio de ADAIPM-CUIGER de México, que proveerá de
los servicios especializados en GERONTON-GERIÁTRICOS ofreciendo cuidado integral y profesional con
gran calidad de vida, todo dentro de un ambiente de tranquilidad, seguridad y confort, gozando con
la opción de tiempo compartido y el uso de residencias en diferentes lugares de la República Mexicana
y Sudamérica, administrando los costos bajo tres esquemas específicos: DEPENDIENTE, PARCIALMENTE
DEPENDIENTE E INDEPENDIENTE.
• SEGURO DE VIDA. Proporcionar a la comunidad ADAIPM. A. C. un Seguro de Vida, el cual se obtiene con las
ventajas de: SIN LÍMITE DE EDAD y de BAJO COSTO. Oferta tentativa de Argos Compañía Argentina de Seguros
Generales S.A. de prima asegurada por $800,000.00, con un costo individual de $8,500.00, el cálculo de este
ofrecimiento está basado en una edad promedio de 51 años, la negociación se haría en parcialidades y la
edad promedio que venimos actualizando desde el inicio de esta gestión con todas nuestras asociadas (os),
nos reportará el promedio real que nos dará seguramente un costo individual menor.
• CLÍNICA ESPECIALIZADA EN DIABETES (CED). El costo de este servicio se establecerá a través de
parcialidades, administrando esquemas de servicio que ellos ofrecen según el diagnóstico del paciente, las
socias (os) podrán obtener los servicios necesarios en cualquier etapa de diabetes.
64 | Ingeniería Petrolera
ADAI PM
VOL. LI No. 7 JULIO 2011
• HOSPITAL DE ALTA ESPECIALIDAD DE LA MUJER. Mantener la continuidad conservando el CONVENIO
CON LA SECRETARÍA DE SALUD EN EL ESTADO DE TABASCO que desde la gestión 2006-2008 se inicia y el cual se ha
venido renovando debido al buen resultado que en servicios médicos especializados (mastografía, ultrasonido,
histerectomía, desintometría ósea, perfil de lípidos, etc.) ha brindado a las socias (os) ADAIPM A.C.
Este beneficio se ofrece en la cd. de Villahermosa, Tabasco al cual tienen acceso nuestras 10 delegaciones.
• VINCULOS. Relaciones con asociaciones afines buscando adecuar nuestra labor altruista hacia una mejor
proyección de beneficio social.
• CAPACITACIÓN. Ofrecer a nuestras 10 delegaciones una permanente y oportuna capacitación en las áreas
necesarias para elevar el nivel de conocimientos, habilidades y competencias que nos permitan como socias
estar a la vanguardia.
DIRECTIVA NACIONAL ADAIPM A.C
2010-2012
“UNION, ARMONIA Y PROGRESO”