You are on page 1of 2

“LA PRINCESITA SOFIA Y SU AMIGA MARAVILLOSITA”

Había una vez, una princesita llamada Sofía, que vivía en un gran palacio muy hermoso, rodeado
de muchísimas flores y plantas de muchas especies.
A la princesita Sofía, le encantaban las rosas por su agradable aroma y belleza natural.
La princesa Sofía tenía una amiga llamada maravillosita, era una encantadora mariposa y era su
mejor amiguita, Maravillosita tenía unas alas maravillosas brillaban como la luz del sol cuando su
amiga Sofía las tocaba, juntas visitaban el jardín y cuidaban mucho las flores.
Sofía y Maravillosita diariamente recorrían el hermoso palacio y jugaban por todos los lugares y
eran felices disfrutando de la belleza de la naturaleza que rodeaba el palacio.
La belleza de Sofía era singular y maravillosita siempre adornaba su palacio con mucho brillo y
eran amigas inseparables y juntas tenían sueños grandiosos y soñaban realizarlos juntas.
Nudo.
Un día la princesita Sofía y Maravillosita fueron donde su padre el Rey a pedirle que les ayudara a
realizar un sueño, juntas querían irse de viaje por el Océano y su padre les dio una respuesta
positiva.
Juntas emprendieron un viaje por el océano en un gran barco que casi parecía un palacio con
todas las comodidades y era tan grande la felicidad de ir juntas realizando ese sueño.
La Princesita Sofía siempre portaba su corona, su corona eran tan hermosa como las alas de
maravillosita. Cierto día se asomaron a ver las olas del mar mientras el barco navegaba, y sobre el
mar apareció un gran y malvado pulpo quien lanzando su tentáculo arrojo a la princesa Sofía hacia
el mar y su amiga maravillosita muy angustiada sin saber que hacer lloro tristemente.

Desenlace
Maravillosita estaba muy angustiada por la pérdida de su amiga, miro hacia el suelo y miró la
corona de la princesa Sofía, fue a recogerla y en ese instante se convirtió en un Ada y en sus
manos tenía una varita mágica, enfrento al pulpo y rescato a su amiga la princesita Sofía y
subieron nuevamente al barco, y juntas continuaron el viaje conociendo ciudades y lugares
maravillosos.
Regresaron al palacio y contaron, todo lo que habían vivido en el maravilloso viaje.

María de los Ángeles Melo Moran