You are on page 1of 3

¿LA ERA DEL ETANOL?

Brasil le mostró al mundo que los biocombustibles pueden reducir la dependencia del petróleo. Pero ¿le se!uir"
el e#emplo el resto de Am$rica Latina?
%&i Brasil es capa' de (acerlo tambi$n podemos (acerlo en Estados )nidos*.
Estas palabras +sobre el uso de etanol por parte de Brasil para lo!rar independencia ener!$tica+ ,ueron
pronunciadas por -ar.a /ant0ell miembro del &enado de Estados )nidos por el estado de 1as(in!ton 2
aparecieron en las portadas de 3arios periódicos el pasado ma2o. /on su declaración /ant0ell se (ac.a eco de
un sin n4mero de pol.ticos empresarios 2 analistas en todo el mundo que promue3en el uso de biocombustibles
como parte de la solución de los problemas ori!inados por el al'a de los precios del petróleo.
En e,ecto la declaración de /ant0ell ,ue muestra de que las e5pectati3as en torno a los biocombustibles (an
crecido tanto que 2a no est"n conectadas con la realidad. El consumo de !asolina de Estados )nidos es
apro5imadamente 67 3eces el de Brasil se!4n el American Petroleum 8nstitute. &ustituir un 9: por ciento de este
consumo con etanol +como (i'o Brasil+ ser" ,.sicamente imposible en el ,uturo cercano.
&in embar!o /ant0ell no es la 4nica ,i!ura pol.tica en Estados )nidos que (a se;alado a Brasil +2 a Am$rica
Latina en !eneral+ como l.der potencial en la carrera por desarrollar m"s 2 me#ores alternati3as al petróleo.
Durante una con3ersación con el presidente del B8D Luis Alberto -oreno en una con,erencia celebrada en la
sede del banco el pasado #unio el e5 presidente Bill /linton ar!umentó que Am$rica Latina tiene las condiciones
para ser el modelo mundial en la e5plotación de biocombustibles. /linton tambi$n insistió que el desarrollar esta
industria tendr.a la 3irtud de !enerar empleo a!rario me#orar las condiciones ambientales 2 darle una 3enta#a
competiti3a en a la re!ión.
¿/omparten los pol.ticos latinoamericanos la 3isión de /linton? ¿Estar"n dispuestas las di3ersas industrias de
producción 2 distribución de combustibles de Am$rica Latina a apro3ec(ar la oportunidad de los biocombustibles?

ETANOL DER8<ADO DE LA /A=A DE A>?/AR E& EL B8O/O-B)&T8BLE -@& /O&TOAEB8/A> D8&PON8BLE.
/laras 3enta#as. El ar!umento optimista es ampliamente conocido. Aunque muc(os posibles biocombustibles a4n
no (an sido comprobados el etanol Cderi3ado de ca;a de a'4car ma.' u otros culti3osD tiene un lar!o (istorial
como suplemento o sustituto de biocombustibles. El etanol deri3ado de la ca;a tiene la me#or relación de costoA
e,icacia Cmuc(o me#or que el de ma.'D 2 pocos lu!ares del mundo !o'an de una combinación de suelo clima
tierra disponible 2 ba#os costos laborales para el culti3o de la ca;a comparable a la de Am$rica Latina 2 el /aribe.
La tecnolo!.a para destilar el etanol de ca;a 2 me'clarlo con !asolina es comparati3amente barata 2 de ,"cil
obtención. Pr"cticamente todos los automó3iles nue3os 2 la ma2or parte de los 3ie#os pueden ,uncionar con
!asolina que conten!a (asta un E: por ciento de etanol 2 millones de 3e(.culos %,le5A,uel * Cpropulsados por
cualquiera de estos combustibles o su combinaciónD est"n 2a en circulación. /(ina 8ndia 2 la ma2or.a de los
pa.ses industriali'ados (an adoptado o contemplan adoptar metas para a!re!ar etanol a la !asolina lo cual
podr.a !enerar un mercado ,uturo de enormes proporciones para el etanol. La creación de industrias dom$sticas
de etanol !enerar.a tambi$n empleo en las 'onas rurales disminuir.a la dependencia de combustibles importados
2 reducir.a las emisiones de carbono. Binalmente al iniciar pro!ramas de etanol a partir de cero los pa.ses
podr"n adquirir las 4ltimas tecnolo!.as para destilar 2 re,inar el #u!o de ca;a las cuales son capaces de !enerar
electricidad con la quema de ba!a'o Cel material seco 2 ,ibroso que queda una 3e' se (a e5tra.do el #u!oD.
A pesar de estas 3enta#as Am$rica Latina a e5cepción de Brasil (a (ec(o poco para e5plotar su potencial en
etanol. Esto es cierto incluso en pa.ses que !astan !randes cantidades de dinero en la importación de
combustible una clasi,icación que inclu2e a toda /entroam$rica 2 el /aribe a e5cepción de Trinidad 2 Toba!o. En
-$5ico !ran e5portador de petróleo e5isten estudios que (an demostrado que adoptar una me'cla de un E: por
ciento de etanol para la !asolina de consumo dom$stico a(orrar.a cerca de 6.::: millones de dólares al a;o
cantidad que (o2 se !asta para importar !asolina 2 aditi3os. A pesar de ello la producción de etanol en -$5ico
es toda3.a insi!ni,icante.
¿Por qu$ otros pa.ses de Am$rica Latina no (an se!uido el e#emplo de Brasil? Fasta (ace poco la ra'ón
inmediata era el ba#o precio del petróleo. /on el barril por deba#o de G: dólares los culti3adores de ca;a de la
ma2or.a de los pa.ses podr.an obtener ma2ores bene,icios del a'4car de ca;a que del etanol. 8ncluso en Brasil
los a!ricultores (an alternado la producción de etanol 2 a'4car se!4n las ,luctuaciones en el precio de ambas.
Pero la ra'ón ,undamental es que un pro!rama de etanol como el de Brasil requiere un compromiso o,icial
durante 3arios !obiernos sucesi3os acompa;ado de un sistema inte!ral de obli!aciones subsidios e incenti3os 2
!randes in3ersiones en in3esti!ación e in,raestructura.
El reto. &i intentaran lan'ar un pro!rama similar (o2 otros pa.ses de Am$rica Latina en,rentar.an 3arios
obst"culos. En pa.ses con industrias de e5tracción de petróleo los productores de combustible m"s importantes
tienden a considerar el etanol como un competidor que a,ectar.a su porcenta#e de participación en el mercado.
Esta resistencia es especialmente rele3ante cuando las compa;.as petroleras controlan tambi$n las redes de
!asoductos 2 estaciones de ser3icio cu2os tanques de almacenamiento deben ser limpiados e impermeabili'ados
antes de recibir !asolina me'clada con etanol.
La industria automo3il.stica puede tambi$n resistirse a la introducción del etanol. A pesar de que ,abricantes de
automó3iles multinacionales como <olHs0a!en Ieneral -otors 2 Bord apo2an abiertamente la !asolina con
etanol sus concesionarios en pa.ses latinoamericanos se en,rentan a los pre#uicios que la !ente tiene sobre ese
combustible. -uc(os creen erróneamente que (asta m.nimas cantidades de etanol pueden per#udicar el motor de
sus 3e(.culos por e#emplo. De no disponer de sólidos incenti3os para (acerlo es poco probable que los
concesionarios de automó3iles acepten el traba#o de educar a su clientela sobre los bene,icios del etanol.
8rónicamente los culti3adores de ca;a de a'4car pueden estar entre los m"s ,irmes oponentes de la producción
de etanol. En muc(os pa.ses latinoamericanos el sector de la ca;a de a'4car tiene una complicada (istoria de
relaciones laborales con,licti3as disputas sobre precios 2 uso de la tierra 2 ,recuentes inter3enciones o,iciales.
Los !obiernos se (an inclinado a prote!er a los productores de ca;a con subsidios 2 normati3as que in,lan de
,orma arti,icial el precio del a'4car. Desmantelar estas protecciones para ,omentar el cambio al etanol encierra
ries!os pol.ticos que muc(os !obiernos no est"n dispuestos a correr.
Binalmente en pa.ses con e5tensiones limitadas de tierra culti3able el culti3o a !ran escala de la ca;a de a'4car
podr.a competir con los culti3os de alimentos e5istentes o incluso ,omentar la tala de bosques nati3os. Es
probable pues que al!unos intereses a!r.colas 2 ambientalistas tambi$n se opon!an a la e5pansión de los
culti3os de ca;a.
Primeros pasos. A pesar de estos ries!os la ma2or.a de los !obiernos latinoamericanos se est"n encaminando
(acia la creación de pro!ramas de etanol combustible. &e!4n Iarten Rot(Hop, una consultor.a de 1as(in!ton
D./. que est" preparando un estudio sobre mercados de etanol para el B8D Ar!entina /osta Rica /olombia El
&al3ador Jamaica -$5ico Nicara!ua Para!ua2 Per4 2 <ene'uela (an adoptado o est"n planeando pro!ramas
de biocombustible de al!4n tipo. -uc(os de los l.deres de la re!ión se (an pronunciado sobre la necesidad de
adoptar biocombustibles 2 al!unos le (an pedido a2uda al !obierno de Brasil.
A comien'os de 6::K la compa;.a petrolera nacional de /osta Rica RE/OPE ,irmó un acuerdo de cooperación
t$cnica con su contrapartida brasile;a Petrobras para estudiar la posibilidad de me'clar etanol con la !asolina
costarricense. Este acuerdo ,ormaba parte de una estrate!ia m"s amplia para e5tender r"pidamente el uso de
biocombustibles 2 ,uentes alternati3as de ener!.a en /osta Rica para el a;o 6:6:. En ,ebrero de este a;o /osta
Rica lan'ó un pro2ecto piloto de seis meses de duración para comprobar la posibilidad de introducir una me'cla
de !asolina con entre 7 2 E: por ciento de etanol en K9 !asolineras de la Re!ión /entral del pa.s.
1illiam )late Pad!et Ierente de /omercio 8nternacional 2 Desarrollo de RE/OPE o,reció un in,orme preliminar
del pro2ecto piloto durante un taller celebrado el 67 de a!osto en &an Jos$ por el Irupo -esoamericano de
Biocombustibles el cual ,ue ,ormado este a;o por los pa.ses de /entroam$rica con la participación de -$5ico
/olombia 2 Rep4blica Dominicana 2 con el apo2o del B8D. La presentación de )late o,reció una 3isión
aleccionadora de lo di,.cil que puede ser desple!ar un pro!rama de etanol a !ran escala.
Aunque RE/OPE lle3ó a cabo una campa;a de in,ormación para el pro2ecto piloto que inclu2ó radio tele3isión 2
prensa escrita 2 reuniones con todos los actores m"s rele3antes la reacción por parte de los consumidores ,ue
cautelosa. Las 3entas de !asolina re!ular la cual ,ue combinada con etanol disminu2eron en las estaciones
participantes mientras las 3entas de !asolina %super* Cla cual no ,ue combinadaD aumentaron e3identemente a
causa de las preocupaciones de los consumidores sobre la posibilidad de que la !asolina me'clada da;ara los
motores 2 a,ectara su desempe;o. La cobertura medi"tica del pro2ecto piloto ,ue !eneralmente ne!ati3a con
reporta#es que citaban declaraciones de mec"nicos mal in,ormados en contra del uso de la !asolina me'clada.
RE/OPE (a concluido que ser" necesaria una campa;a muc(o m"s e5tensa de comunicación 2 educación para
alcan'ar el ob#eti3o de /osta Rica de sustituir un L por ciento del consumo de !asolina con etanol para el a;o
6::M.
/ar3al(oN %Puede tomar a;os lo!rar que todas las pie'as se acoplen*.
Para Arnaldo <ieira de /ar3al(o especialista del B8D en ener!.a sostenible que estu3o in3olucrado en el
pro!rama de etanol brasile;o desde sus comien'os esto no es una sorpresa. %Tu3imos problemas similares en
Brasil durante las primeras etapas del pro!rama* di#o <ieira. %Puede tomar a;os lo!rar que todas las pie'as se
acoplen. Por esto es tan importante tener una estrate!ia sostenida 2 bien coordinada en la que participen todos
los interesados que apo2e in3esti!ación e in3ersiones 2 que !enere con,ian'a entre los consumidores*.
¿)n mercado !lobal? 8ncluso Brasil que tiene moti3os para enor!ullecerse de su pro!rama de etanol en,renta
un ,uturo con nue3os retos. A pesar de sus impresionantes resultados por e#emplo los productores de ca;a
nacionales est"n mu2 ,ra!mentados 2 en al!unos aspectos son bastante ine,icientes. &i un buque de transporte
de combustible de !ran capacidad lle!ara a un puerto brasile;o con la intención de car!ar etanol para
e5portación por e#emplo al!unos e5pertos calculan que se necesitar.an m"s de E:: pro3eedores di,erentes para
llenarlo. /ada pro3eedor tendr.a que transportar el etanol en camiones por separado dado que Brasil a4n no
cuenta con una red de tuber.as para etanol.
En otras palabras antes de que se pueda comerciali'ar el etanol como un %producto* Ccommodit2 D en el mercado
internacional incluso la 3eterana industria de etanol brasile;a necesitar" consolidarse 2 reali'ar ,uertes
in3ersiones en in,raestructura de transporte 2 lo!.stica. Tanto las entidades p4blicas como las pri3adas del pa.s
parecen estar dispuestas a en,rentar este reto. La asociación de productores de etanol brasile;a (a anunciado
planes para aumentar su producción con el ob#eti3o de duplicar las e5portaciones para el a;o 6:E: lle!ando a
7.::: millones de litros al a;o. &e!4n la consultor.a Iarten Rot(Hop, unas MO nue3as destiler.as en est"n en
3.as de construcción en Brasil 2 la capacidad de producción nacional de etanol crece a un ritmo de M por ciento
anual.
Petrobras que a;os atr"s se opuso a la iniciati3a del !obierno sobre etanol (o2 3e a los biocombustibles como
parte 3ital de su plan estrat$!ico. El pasado a;o Petrobras ,irmó un acuerdo con Japón para la importación 2
distribución de etanol brasile;o en ese pa.s 2 la empresa estudia la posibilidad de construir un ducto a un costo
estimado de 667 millones de dólares para el transporte de etanol desde las "reas de producción de ca;a de
a'4car de Brasil a una terminal de e5portación en el estado de &Po Paulo para 6::M.
Los productores de etanol tambi$n est"n buscando incrementar sus e5portaciones a Estados )nidos a pesar de
un arancel de 67 por ciento se!4n 3alor m"s :79 de dólar por !alón que ese pa.s impone a las importaciones
directas del combustible. Para eludir este arancel los productores brasile;os (an adquirido plantas procesadoras
de etanol en El &al3ador 2 Jamaica pa.ses que tienen acceso libre de impuestos a los mercados
estadounidenses a tra3$s de la 8niciati3a de la /uenca del /aribe. Tambi$n (a2 noticias de que in3ersores en
Iuatemala Panam" 2 Rep4blica Dominicana est"n traba#ando con socios brasile;os en planes para instalar
nue3as destiler.as de etanol.
El problema de ,ondo es que al menos por a(ora el comercio internacional de etanol es mu2 peque;o Cal!unos
e5pertos calculan que apenas E: por ciento de toda la producción mundial se e5portaD. Las autoridades
brasile;as (an repetido con ,recuencia que quieren que otros pa.ses inicien la producción de etanol porque sólo
una industria de car"cter multinacional ser" capa' de atender la enorme demanda de un mercado !lobal. /on
este ,in el B8D est" dialo!ando con el !obierno de Brasil para desarrollar un pro!rama piloto que promue3a la
creación de mercados re!ionales de etanol 2 de biocombustibles. El B8D ,inancia tambi$n estudios sobre la
posible producción de biocombustibles en 3arios pa.ses centroamericanos 2 apo2a al !obierno de -$5ico en la
preparación de una pol.tica inte!ral al respecto.