You are on page 1of 3

1.

A partir de la lectura de MONTI (2003)
Analizar cuáles son las críticas que se presenta acerca de los
nuevos paradigmas lingüísticos que ingresan en los libros de texto
y las apropiaciones escolares. Relacionar con la propia experiencia
de enseñanza.

Claudia Monti afirma que toda política editorial resulta de una
negociación que cada propuesta editorial debe resolver entre diferentes
agentes: la comunidad científica y el nuevo conocimiento que ella
produce, el mercado en el que circula y el Estado. Es a partir de estos
elementos que podemos empezar a reflexionar.
A partir de la Reforma Educativa que se realizó en 1996 se llevaron a
cabo cambios en el curriculum. En el caso del área de Lengua fueron
radicales porque se produjeron modificaciones en el objeto de estudio.
Durante muchos años aprender Lengua implicaba adquirir un cúmulo de
conocimientos lingüísticos, más allá del uso concreto que los hablantes
hicieran de la lengua en situaciones específicas de comunicación. Este
abordaje de la lengua contribuía escasamente a formar hablantes que
pudieran desempeñarse eficazmente en el manejo de la lengua como
una herramienta de inclusión social.
Estamos hablando que antes de la Reforma Educativa primaba como
enfoque de enseñanza el estructuralismo, luego se pasa a un enfoque
comunicativo; el que centra su atención en el texto y no en oraciones
desgajadas de contexto como el enfoque anterior. En este enfoque la
reflexión metalingüística se suprime.
En la actualidad, con la influencia de la Sociolingüística y de la
Etnografía, se busca no despojar a la lengua de la reflexión
metalingüística y situarla en diferentes contextos.
El enfoque de enseñanza que se tome como válido será el que luego las
editoriales transformen en libros de textos a ser trabajados en las
escuelas. Por eso es que la concepción sobre el objeto de estudio no es
un detalle menor. A partir de los datos sugeridos por los especialistas,
se produce la reconceptualización, es decir, se traduce el conocimiento
especializado en conocimiento escolar; lo que comúnmente se conoce
como transposición didáctica.
Si alguno de nosotros revisa las bibliotecas que posee y centra su
atención en los libros de texto de Lengua que guarda, podrá detenerse y
examinar cómo estaban estructurados. Los que pertenecían a un
enfoque estructuralista la ilustración es escasa, teoría sobre el concepto
y ejercitación para que el alumno llenara sobre las líneas de punto de
manera mecánica y repetitiva. Cuando se pasa al modelo comunicativo
se produce un cambio de noventa grados, la imagen empieza a ser un
elemento importante en la diagramación de los libros y el contenido está
centrado, en su mayoría, en el modelo comunicativo y en las tipologías
textuales.
Es importante analizar el rol que cumple el Estado en todo este proceso.
Después de la Reforma de 1996 se limita a aspectos muy puntuales, se
hace cargo de la regulación del dispositivo curricular, sólo a través de la
prescripción de contenidos mínimos. A pesar de ser quien define los
contenidos a ser abordados, las características que configuran el texto
oficial habilitan "lecturas editoriales" diferentes entre sí y muchas veces
distante de la propuesta central.
Frente a un listado de contenidos muy heterogéneos, las editoriales
asumen posturas diversas. Por un lado están aquellas que mantienen
un rol de aceptación, reproducen propuestas híbridas en lo que respecta
a los marcos teóricos de los contenidos. Estas editoriales no se plantean
un cuestionamiento al dispositivo curricular.
Por otro lado están las editoriales cuya postura es de oposición o de
negociación con el dispositivo oficial. Retomar contenidos curriculares,
pero no en forma idéntica, sino de acuerdo con criterios propios que les
permita elaborar productos textuales coherentes, aunque el éxito
comercial no sea reducido.
Creo que lo más importante es que el docente pueda conocer cómo
funcionan la comunidad científica, el mercado y el Estado. De esta
manera podrá desarrollar autonomía a la hora de seleccionar material
para trabajar con sus alumnos. Si no se tiene en claro, se corre el riesgo
de hacer un desastre cuando, por ejemplo, se arman los cuadernillos.
Quizás se saque copia de una editorial que trabaja de una determinada
manera, con un enfoque particular y cuando se aborde otro tema se
cambie por otra que tome un enfoque diferente.

Comentarios:
Todo este desarrollo teórico está muy bien desarrollado; ahora lo que
faltaría para responder a la consigna es el tratamiento que se lleva a
cabo en el enfoque comunicativo con respecto al texto y los formatos
textuales.
Faltó destacar:

 Propuestas con un enfoque textual que incluyen el estudio de
unidades como la oración y la palabra –más innovadoras-
 Propuestas que incluyen los dos objetos de estudio, pero como
unidades aisladas, sin ninguna vinculación –propuestas
conservadoras
 Diferentes propuestas editoriales en la relación currículum-textos
escolares: traducción ampliada por homonimia, traducción
ampliada por meronimia, traducción reducida por omisión,
traducción libre; reelaboración de acuerdo con otro marco teórico.
 Propuestas con tratamiento de las habilidades básicas de lectura
y escritura
 Propuestas innovadoras vs propuestas conservadoras
 Propuestas que citan a los autores de forma diferente: textos
mnológicos y textos polifónicos
 ¿Cómo plantean las actividades: enfoques tradicionales:
desarrollo de competencia lingüística; la teoría desplazada por el
hacer; enfoques innovadores: competencia textual en su doble
abordaje de comprensión y producción.