VARIACION DEL TIPO DE CAMBIO DE LOS AÑOS

2009-2013

14
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSÉ
FAUSTINO SÁNCHEZ CARRIÓN
FINANZAS INTERNACIONALES

UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

1 FINANZAS INTERNACIONALES
























NEGOCIOS INTERNACIONALES
INTENGRANTES:
CICLO: VII

UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

2 FINANZAS INTERNACIONALES

















































DEDICATORIA
ESTE PRESENTE TRABAJO SE LO DEDICAMOS A DIOS Y
A NUESTROS PADRES POR AYUDARNOS EN EL LARGO
CAMINO DE SER MEJORES CADA DÍA.
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

3 FINANZAS INTERNACIONALES













INTRODUCCIÓN

La caída del tipo de cambio es uno de los mayores obstáculos que enfrenta actualmente la economía
Peruana. El objetivo de este trabajo es revisar algunos de los temas relevantes que ratifican este
diagnóstico y señalar la necesidad de enfrentarlo con decisión. En la sección se analiza la evolución del
tipo de cambio en los últimos cinco años. Debido a factores externos, nuestro tipo de cambio ha sufrido
diferentes alzas y bajas, por lo que el BCRP tuvo que intervenir en el mercado cambiario inyectando o
comprando dólares y soles. El recorte de estímulo por la FED provoco especulación e incertidumbre
por parte de los inversionistas, quienes buscan una cobertura de riesgo, ante la volatilidad del tipo de
cambio.















UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

4 FINANZAS INTERNACIONALES

1. TIPO DE CAMBIO 2009
La moneda nacional se mantuvo relativamente estable durante 2009 pese a la alta volatilidad en los
mercados financieros internacionales, aunque menor en comparación a la de 2008. Así, el Nuevo Sol se
apreció en 7,6 por ciento en términos nominales, mientras que en términos reales se depreció en 0,9
por ciento a diciembre de 2009, llevando el índice de tipo de cambio real a un valor cercano a su
promedio histórico de 100. La evolución del tipo de cambio reflejó también el efecto de las
intervenciones del Banco Central y la colocación de CDR BCRP (Certificados de Depósito Reajustables al
tipo de cambio) durante periodos de alta volatilidad en el mercado cambiario, que se concentraron
entre enero y marzo de 2009.
A lo largo del año la evolución del tipo de cambio nominal no fue homogénea. Entre enero y febrero el
tipo de cambio nominal continuó depreciándose como consecuencia de la mayor aversión al riesgo
generada por la alta incertidumbre asociada a la crisis financiera internacional y sus eventuales efectos
reales sobre la economía mundial y el comercio internacional13. En este período, la mayor aversión al
riesgo se siguió reflejando en salidas de capitales de corto plazo, principalmente especulativos, y en una
mayor preferencia por dólares por parte de inversionistas residentes y bancos.
Ante esta situación, el BCRP continuó interviniendo en el mercado cambiario a través de la venta de
US$ 1 148,5 millones y la colocación en neto de US$ 1 562,4 millones en CDR BCRP, buscando reducir la
excesiva volatilidad del tipo de cambio. De esta manera, entre setiembre de 2008 y marzo de 2009, el
BCRP acumuló ventas por US$ 6 843 millones y un saldo de US$ 3 412 millones de CDR BCRP.
Asimismo, el BCRP prosiguió retirando las medidas de encaje que había implementado el año anterior
para desalentar la entrada de capitales de corto plazo.
13 Después de la quiebra de Lehman Brothers se acrecentó la aversión al riesgo de parte de los
inversionistas en los mercados emergentes, y ello se reflejó, en muchos casos, en una salida masiva de
capitales de corto plazo y una elevada presión depreciatoria sobre el tipo de cambio, que continuó
durante inicios de 2009.

UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

5 FINANZAS INTERNACIONALES

A partir de marzo, las mejores expectativas de los agentes respecto a la crisis y las medidas de política
monetaria adoptadas por varios bancos centrales para afrontar la crisis financiera y disminuir sus
efectos redujeron la aversión al riesgo en los mercados emergentes. Ello revirtió las expectativas de
depreciación sobre el tipo de cambio a perspectivas de apreciación.

Las presiones en el mercado cambiario en este período la generaron tanto las AFP e inversionistas no
residentes en el mercado forward, como el resto de agentes en el mercado spot. Por su parte, la banca
validó las expectativas de apreciación reduciendo su posición de cambio. En ese contexto, el BCRP
participó activamente en el mercado cambiario mediante el vencimiento del saldo CDR BCRP,
principalmente entre marzo y setiembre, y a través de compras de moneda extranjera en la Mesa de
Negociación por US$ 1 256 millones, fundamentalmente entre setiembre y octubre. Así, entre marzo y
octubre, el BCRP continuó interviniendo en el mercado cambiario con la finalidad de reducir la excesiva
volatilidad del tipo de cambio.
Como resultado de estas operaciones, el BCRP acumuló reservas internacionales por US$ 1 939
millones durante 2009, elevando el saldo de ellas de US$ 31 196 millones en diciembre de 2008 a US$
33 135 millones a fines de 2009.

2. TIPO CAMBIO 2010
El Nuevo Sol se apreció 2,8 por ciento en términos nominales en 2010, pasando de S/. 2,887 a S/. 2,807
por dólar, mientras que en términos reales lo hizo en 2,1 por ciento. La evolución del tipo de cambio
estuvo influenciada por la alta volatilidad en los mercados financieros internacionales tras los
problemas de deuda en las economías de la periferia de la zona euro y por el ingreso de capitales a las
economías emergentes. En este contexto, las intervenciones del Banco Central en el mercado cambiario
estuvieron orientadas a reducir la excesiva volatilidad del tipo de cambio.
Durante 2010, el mercado cambiario doméstico enfrentó mayores presiones apreciatorias por una
mayor oferta de dólares, tanto en el mercado spot como en el forward. Esta mayor oferta de dólares
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

6 FINANZAS INTERNACIONALES

provino de las AFP e inversionistas no residentes, quienes pasaron de una posición demandante de US$
746 millones en 2009 a una posición ofertante neta de US$ 1 975 millones en 2010.
Asimismo, los agentes económicos privados locales incrementaron su oferta de dólares de US$ 3 116
millones en 2009 a US$ 7 841 millones en 2010. La banca, por su parte, siguió perdiendo posición de
cambio generando una oferta adicional, aunque no muy distinta a la que tuvo el año anterior.
Para reducir los efectos de la mayor oferta de dólares en la volatilidad del tipo de cambio, el Banco
Central intervino en el mercado cambiario comprando US$ 8 963 millones y colocando certificados
CDLD BCRP por US$ 160 millones

Como resultado de estas operaciones, el Banco Central acumuló reservas internacionales por US$ 10
970 millones durante 2010, un máximo histórico en el flujo de RIN, de forma que elevó su saldo de US$
33 135 millones en diciembre de 2009 a US$ 44 105 millones a fines de 2010.

UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

7 FINANZAS INTERNACIONALES

REAJUSTE EN VALUACIÓN: ARTÍCULO 89 DE LA LEY ORGÁNICA DEL BCRP
Los estados financieros pueden ser herramientas útiles para el análisis cuando reflejan la gestión de la
administración. Un registro inadecuado puede distorsionar la evaluación de la marcha de una entidad y
del cumplimiento de sus objetivos.
El objetivo fundamental de la política monetaria del Banco Central de Reserva del Perú es mantener la
estabilidad de precios. Para ello, utiliza la tasa de interés de referencia como principal instrumento,
complementada cuando es necesario por un conjunto amplio de instrumentos, como la compra y venta
de moneda extranjera, la colocación de CD-BCRPs y la subasta de depósitos. Asimismo, el Banco Central
administra las reservas internacionales con criterios de seguridad, liquidez y rentabilidad.
Dados esos objetivos macroeconómicos, el criterio de incorporar las fluctuaciones en el valor de los
activos del Banco Central en el estado de resultados podría distorsionar la correcta lectura de la gestión
del mismo. Por ello, la contabilidad del Banco Central aísla el eventual impacto de las fluctuaciones
transitorias en el valor de las monedas en sus principales estados financieros.
El artículo 89 de la Ley Orgánica del Banco Central (L.O.Art.89) establece que el Banco debe acreditar
en una cuenta especial los reajustes en el valor en moneda nacional tanto de los activos como de los
pasivos, y de ningún modo, considerar dichos reajustes como ganancias o pérdidas. Siguiendo las
recomendaciones de principios contables que se aplican a nivel internacional el Banco Central registra
estos reajustes de valuación en una cuenta especial del patrimonio desde diciembre de 2010.
El siguiente ejemplo sencillo, ilustra el registro contable de la fluctuación en el valor de las monedas de
reserva, utilizando la cuenta L.O. Art. 89. Supongamos que el Banco Central tiene activos y pasivos en
soles y dólares, y que el tipo de cambio al que es valuado el balance es de S/. 1,0. Adicionalmente,
asumamos que el Banco tiene activos por US$ 100, pasivos por S/. 80 y un patrimonio por S/. 20
(capital de S/. 10 y utilidades por S/. 10).

Si el tipo de cambio se elevara a S/. 1,5 por US dólar, el activo expresado en Nuevos Soles aumentaría su
valor en S/. 50, ceteris paribus, a pesar de que su valor en la moneda original no se ha modificado, pues
sigue siendo US$ 100. De acuerdo con la norma en cuestión, esta diferencia en el valor de los activos del
Banco se debe registrar en una cuenta especial en el patrimonio, puesto que de este modo el aumento
en el activo es contrarrestado con un aumento por el mismo monto en el patrimonio. Las utilidades del
Banco Central no se incrementan por el aumento en el valor de los activos.
Si se hace el mismo ejercicio con un tipo de cambio que se reduce a S/. 0,5 por US dólar, ceteris paribus,
la diferencia en el valor de los activos es ahora negativa en S/. 50, con lo cual la cuenta especial se torna
negativa. En este caso, las utilidades no son afectadas por la reducción en el tipo de cambio.
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

8 FINANZAS INTERNACIONALES

A pesar de lo simple del ejemplo anterior, ilustra muy bien dos puntos: a) la lógica del registro de la
cuenta L.O. Art. 89, de aislar el estado de resultados de fluctuaciones transitorias en el valor de las
monedas de activo de reserva y b) lo volátil que puede ser dicha cuenta, pues pasa de un saldo positivo
de S/. 50 a uno negativo de S/. 50, cuando el tipo de cambio fluctúa entre S/. 0,5 y S/. 1,5,
respectivamente.
Si bien es cierto que el efecto de la fluctuación en el valor de las monedas no afecta la cuenta de
resultados del Banco Central, las ganancias o pérdidas de estos valores de reservas derivadas de ventas
definitivas de los mismos sí se registran en la cuenta de resultados y, por lo tanto, afectan el estado de
ganancias y pérdidas del Banco.
En suma, la cuenta L.O. Art. 89, permite aislar las fluctuaciones transitorias en el valor de las monedas
del estado de ganancias y pérdidas del Banco, haciendo compatible esta modalidad de registro con los
objetivos de la gestión de la política monetaria.

3. TIPO DE CAMBIO 2011
El Nuevo Sol se apreció 3,9 por ciento en términos nominales en 2011, pasando de S/. 2,807 a S/. 2,697
por dólar, mientras que en términos reales lo hizo en 5,2 por ciento. A lo largo del año, el tipo de cambio
mostró un comportamiento diferenciado, con periodos de depreciación concentrados en abril, junio y
setiembre, asociados al proceso electoral local y a las dificultades para dar solución al problema de
deuda de Grecia; y periodos de apreciación, principalmente a finales del año, relacionados con la
aprobación de los planes de rescate financiero en la Eurozona y los mejores indicadores de actividad de
la economía estadounidense. Durante este periodo, inversionistas no residentes y agentes domésticos
elevaron su demanda por dólares, en tanto que los agentes privados no financieros incrementaron su
oferta de dólares.
La incertidumbre generada por el periodo electoral presionó el tipo de cambio al alza, el que llegó a
depreciarse hasta en 2,3 por ciento entre el 14 de marzo y el 27 de abril, pasando de S/. 2,767 a S/.
2,831. Similar evolución se observó en setiembre, cuando la inminente moratoria de pagos y la posible
salida de la economía griega de la Eurozona, incrementaron la aversión al riesgo entre los
inversionistas, situación que se reflejó en una depreciación generalizada de las monedas de las
economías emergentes, entre ellas el Nuevo Sol, que se depreció en 1,9 por ciento, pasando de S/. 2,725
a S/. 2,778, entre el 8 setiembre y el 4 de octubre. Disipada esta incertidumbre, los mercados
financieros internacionales registraron una menor volatilidad y aversión al riesgo, con lo cual las
presiones depreciatorias se redujeron.
La oferta en el mercado cambiario provino principalmente de agentes económicos privados locales que
ofertaron US$ 9 227 millones, US$ 1 188 millones por encima de lo ofertado en 2010. Adicionalmente,
inversionistas no residentes ofrecieron US$ 317 millones, por debajo de lo ofrecido en 2010 (US$ 1 601
millones).
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

9 FINANZAS INTERNACIONALES


La demanda por dólares provino principalmente del mercado forward, donde inversionistas no
residentes demandaron US$ 1 732 millones, monto superior al demandado en 2010 (US$ 1 497
millones). Esta mayor demanda reflejó las necesidades de estos agentes por cobertura de sus
posiciones en activos locales, principalmente bonos del gobierno.
Los fondos de pensiones también incrementaron su demanda por moneda extranjera en US$ 2 885
millones, principalmente en el mercado spot. La banca, por su parte, aumentó su posición de cambio,
generando una demanda adicional de US$ 385 millones, lo mismo que el Banco de la Nación y las
empresas financieras que demandaron adicionalmente US$ 637 millones.
En este contexto, las intervenciones del BCRP en el mercado cambiario estuvieron orientadas a reducir
la excesiva volatilidad del tipo de cambio. El BCRP intervino en el mercado cambiario comprando US$ 3
537 millones, compensando parcialmente dicha compra con el vencimiento no renovado de certificados
de depósito liquidables en dólares (CDLD BCRP) por US$ 162 millones.
La demanda por dólares provino principalmente del mercado forward, donde inversionistas no
residentes demandaron US$ 1 732 millones, monto superior al demandado en 2010 (US$ 1 497
millones). Esta mayor demanda reflejó las necesidades de estos agentes por cobertura de sus
posiciones en activos locales, principalmente bonos del gobierno.
Los fondos de pensiones también incrementaron su demanda por moneda extranjera en US$ 2 885
millones, principalmente en el mercado spot. La banca, por su parte, aumentó su posición de cambio,
generando una demanda adicional de US$ 385 millones, lo mismo que el Banco de la Nación y las
empresas financieras que demandaron adicionalmente US$ 637 millones.
En este contexto, las intervenciones del BCRP en el mercado cambiario estuvieron orientadas a reducir
la excesiva volatilidad del tipo de cambio. El BCRP intervino en el mercado cambiario comprando US$ 3
537 millones, compensando parcialmente dicha compra con el vencimiento no renovado de certificados
de depósito liquidables en dólares (CDLD BCRP) por US$ 162 millones.
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

10 FINANZAS INTERNACIONALES


Como resultado de estas operaciones, el BCRP acumuló reservas internacionales por US$ 4 711
millones durante 2011, de forma que elevó su saldo de US$ 44 105 millones en diciembre de 2010 a
US$ 48 816 millones a fines de 2011.

4. TIPO DE CAMBIO 2012
El nuevo sol se apreció 5,4 por ciento en términos nominales en 2012, pasando de S/. 2,697 a S/. 2,552
por dólar estadounidense. A lo largo del año, el tipo de cambio mostró un comportamiento
diferenciado, con periodos de depreciación concentrados en mayo, junio y octubre, asociados al
aumento del riesgo global inducido por los problemas que enfrentó Grecia para mantenerse en la
Eurozona y los posibles efectos sobre el resto de países del bloque; y periodos de apreciación, debido al
mayor ritmo de desdolarización de los depósitos en la banca local.
A partir de setiembre, el BCRP modificó su estrategia de intervención cambiaria, interviniendo en el
mercado aún en los periodos de depreciación del nuevo sol, aunque con montos diarios menores. Esta
estrategia busca incrementar la incertidumbre sobre el tipo de cambio, de tal manera que se observe
una mayor volatilidad cambiaria.
La incertidumbre generada por los problemas en la Eurozona presionó el tipo de cambio al alza, el cual
llegó a depreciarse hasta en 2,7 por ciento entre el 27 de abril y el 31 de mayo, pasando de S/. 2,639 a
S/. 2,710. Similar evolución se observó en octubre, cuando la nueva estrategia de compras del BCRP y la
incertidumbre con respecto al problema de la deuda pública en la Eurozona incrementaron la aversión
al riesgo entre los inversionistas, situación que se reflejó en una depreciación del nuevo sol en 1,4 por
ciento, que pasó de S/. 2,578 a S/. 2,613, entre el 18 de octubre y el 9 de noviembre. Disipada esta
incertidumbre, los mercados financieros internacionales registraron una menor volatilidad y aversión
al riesgo, con lo cual las presiones depreciatorias se redujeron.
La oferta en el mercado cambiario provino principalmente de agentes privados locales, que ofertaron
US$ 14 471 millones. Este monto fue mayor al observado en 2011, debido al mayor ritmo de
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

11 FINANZAS INTERNACIONALES

desdolarización de los depósitos. Por su parte, los fondos de pensiones generaron una demanda neta
por US$ 210 millones, que refleja US$ 2 915 millones de demanda en el mercado spot y US$ 2 705
millones de oferta en el mercado forward. Estos flujos son consistentes con un volumen creciente de
inversiones en el exterior de parte de las AFP, que genera la necesidad de comprar dólares para estas
instituciones. Sin embargo, en la medida en que las AFP cubren sus posiciones en el exterior del riesgo
cambiario vendiendo dólares a futuro, también generan oferta en el mercado forward. La situación
inversa se observa en el caso de los inversionistas no residentes, quienes ofertaron en el mercado spot
US$ 1 465 millones, principalmente para incrementar sus posiciones en BTP, y a su vez demandaron en
el mercado forward US$ 1 875 millones, lo que refleja en parte sus operaciones de cobertura.

El Banco de la Nación y las empresas financieras demandaron US$ 1 017 millones, monto que
representó un incremento de US$ 392 millones con respecto al año anterior.
En este contexto, el BCRP intervino en el mercado cambiario comprando US$ 13 179 millones con el
objetivo de reducir la excesiva volatilidad del tipo de cambio. Como resultado de estas operaciones, el
BCRP acumuló reservas internacionales por US$ 15 176 millones, de forma que elevó su saldo de
US$ 48 816 millones en diciembre de 2011 a US$ 63 991 millones a fines de 2012.

UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

12 FINANZAS INTERNACIONALES

En términos reales, el índice del tipo de cambio real multilateral se apreció 5,0 por ciento, pasando de
un nivel de 93,8 en diciembre de 2011 a 89,1 en diciembre de 2012. La apreciación real corresponde a
una apreciación nominal multilateral de 4,7 por ciento, una inflación externa de 2,4 por ciento y una
inflación interna de 2,6 por ciento

5. TIPO DE CAMBIO 2013
Al igual que el mercado de bonos de largo plazo, el nuevo sol mostró una elevada volatilidad durante
este año, marcada fuertemente por los cambios en el entorno internacional asociados tanto al inicio del
recorte del programa de compra de activos de la Fed, como a la evolución de la economía china y a la
recuperación de la actividad económica mundial. Así, el nuevo sol se depreció 9,6 por ciento en
términos nominales en 2013, pasando de S/. 2,55 a S/. 2,80 por dólar. A lo largo del año, el tipo de
cambio mostró un comportamiento diferenciado, con un periodo de menor volatilidad entre enero y
abril, en el que la moneda se depreció 3,7 por ciento, principalmente influenciado por las acciones de
política monetaria. Así, el BCRP elevó la tasa de encaje media en dólares hasta en 250 puntos básicos, y
flexibilizó el límite de inversiones de las AFP en el exterior. También, el gobierno anunció la compra de
moneda extranjera hasta por US$ 4 mil millones para realizar entre otras operaciones un prepago de la
deuda externa durante el segundo trimestre del año.
En mayo, la depreciación del nuevo sol superó el 3 por ciento, influenciada por la mayor demanda de
dólares tanto de agentes residentes como no residentes ante el incremento de las expectativas de
depreciación del nuevo sol como resultado del anuncio de la intención de la Fed de reducir el monto de
sus compras de activos, lo que incrementó la aversión al riesgo e indujo a los inversionistas a modificar
sus portafolios hacia una mayor participación de activos de economías desarrolladas como Estados
Unidos.
Cabe señalar que la magnitud de la depreciación de la moneda local observada durante el año ha sido
similar a la de otras economías de la región como Colombia, Chile y México. Además, en el caso del Perú,
la turbulencia en el mercado internacional no ha generado salidas de capital importantes, generando
principalmente una recomposición en el portafolio de los agentes.
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

13 FINANZAS INTERNACIONALES


Intervención del BCRP en el mercado cambiario ha estado orientada a reducir la volatilidad del tipo de
cambio, permitiendo que el tipo de cambio real retorne a niveles de equilibrio hacia finales de año. Es
así que en los primeros cuatro meses del año, el BCRP compró dólares en el mercado cambiario por US$
5 200 millones en un contexto de apreciación cambiaria en la región como consecuencia de las políticas
de estímulo monetario en el mundo. En la segunda mitad del año, el BCRP vendió dólares en el mercado
cambiario por un monto similar.
La oferta en el mercado cambiario provino principalmente de agentes privados locales y no residentes,
quienes ofertaron US$ 3 340 millones y US$ 1 534 millones, respectivamente. Por su parte, los fondos
de pensiones generaron una demanda neta de US$ 4 254 millones, que refleja principalmente la
demanda en el mercado spot por US$ 3 565 millones. Asimismo, el Banco de la Nación y las empresas
financieras registraron una demanda de US$ 878 millones, junto con la demanda de la banca local por
US$ 850 millones por un aumento de su posición de cambio. En este contexto, el BCRP ofertó en el
mercado cambiario US$ 1 108 millones, principalmente mediante la colocación neta de certificados de
depósito reajustables al tipo de cambio (CDR-BCRP), la cual ascendió a US$ 1 112 millones.

UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

14 FINANZAS INTERNACIONALES

En 2013, el BCRP acumuló reservas internacionales por US$ 1 672 millones, con lo cual el saldo se
incrementó de US$ 63 991 millones en diciembre de 2012 a US$ 65 663 millones a fines de 2013. Este
nivel de reservas internacionales es equivalente a 32 por ciento del PBI y a 8 veces el total de pasivos
externos de corto plazo, lo que hace que la economía peruana sea una de las economías menos
vulnerables a salidas repentinas de capitales.
En términos reales, el índice del tipo de cambio real multilateral se depreció 6,0 por ciento, pasando de
un nivel de 89,5 en diciembre de 2012 a 94,9 en diciembre de 2013. La depreciación real fue menor a la
depreciación nominal como resultado de una inflación local mayor a la inflación externa.

ACTUALIZACIÓN DE LAS PONDERACIONES DEL TIPO DE CAMBIO REAL MULTILATERAL
Para calcular el índice de tipo de cambio real multilateral (TCRM), se construye un índice de precios
externo compuesto por los índices de precios de los principales socios comerciales del Perú. La nueva
serie de TCRM incluye una actualización de las ponderaciones, hasta la Memoria anterior se utilizó
como ponderaciones las participaciones en el comercio (exportaciones más importaciones) de los 20
principales socios comerciales del Perú en 2010. A partir de la presente Memoria se actualizan las
ponderaciones con la estructura de comercio correspondiente a 2013. El TCRM actual incluye los
siguientes países: Estados Unidos, China, Brasil, Japón, Canadá. Suiza. Corea del Sur, Chile, Ecuador,
Alemania, México, España, Colombia, Italia, India, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, Tailandia y
Taiwán.
La nueva serie considera el uso de la estructura actualizada de ponderaciones para todo el periodo y
con la finalidad de ser consistente con el Índice de Precios al Consumidor, se mantiene fijado 2009
como año base.

UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

15 FINANZAS INTERNACIONALES



6. EL CONTEXTO
El tipo de cambio se ha vuelto la variable más difícil de pronosticar. No siempre ha sido así. Salvo el
periodo de la crisis del 2008-2009, uno podría apostar a una apreciación del sol de entre 2% y 3% cada
año con cierto grado de certeza.
La apreciación de 5.4% en 2012 fue la primera anormalidad, reflejo de distorsiones producidas por
flujos de capitales. En el 2013, los flujos cambiaron de dirección. Entre el 14 de enero y el 30 de julio, el
tipo de cambio (cierre) se depreció 9.7%.
Considerando que la fortaleza de la moneda de un país refleja la fortaleza relativa de la economía
misma, el sol debería retornar a una situación de apreciación. Sin embargo, el timing y ritmo son
difíciles de determinar, si bien es probable que el ritmo sea mucho más lento que en el pasado, y con un
mayor grado de volatilidad. En general, la evolución futura del mercado cambiario va a depender de los
siguientes factores:
● La evolución de los precios de los metales. Existe incertidumbre sobre su rumbo en el futuro. Si
bien el cambio en la dinámica de los metales es real, es incierto hasta qué punto la caída en los
precios de los metales preciosos es reflejo de fundamentos, y hasta qué punto refleja
posiciones cortas excesivas y flujos de capital que podrían revertirse.
● La continuidad e intensidad de fondeo corporativo y bancario en el exterior.
● La percepción de la política de EE.UU., el diferencial de tasas, y lo que implica para los flujos de
capitales de portafolio.
● La preferencia institucional interna por activos en dólares (AFPs), y la preferencia corporativa
por posiciones en dólares versus soles.
● La intensidad del proceso de desdolarización interno.
● El comportamiento del BCR.

En general, los fundamentos de la moneda se han debilitado, pero no tanto como para generar una
depreciación del sol sostenible en el tiempo. La Balanza Comercial se ha reducido, incluso podría llegar
a ser negativa este año, pero haría falta una reversión muy improbable en la Cuenta Financiera para
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

16 FINANZAS INTERNACIONALES

que la Balanza de Pagos se vuelva negativa. La depreciación podría frenar en algo la desdolarización,
pero no revertirla. El ahorro discrecional podría migrar a dólares, pero el ahorro que más está
creciendo es el cautivo (CTS, AFPs) y cuentas planilla, que están predominantemente en soles.
Eventualmente, el incremento en la producción de cobre compensará un debilitamiento en los precios
de los metales, con tal que este debilitamiento no sea excesivo.
Con todo, los fundamentos cambiarios no son tan sólidos como en el pasado. Por tanto, salvo una fuerte
reversión de los precios de los metales o un descalabro del dólar, el ritmo de apreciación debería
atenuarse a 0% - 2% anual, versus un promedio anual entre 2003 y 2010 de 2.7%. Nuestra proyección
es un tipo de cambio de fin de año en 2.69. De ser así, en el año 2013 la depreciación sería 5.5%, la
mayor depreciación cambiaria desde la crisis internacional del 2008.
En el 2014 esperamos una apreciación lenta, de 1.5%, para terminar el año con un tipo de cambio de
S/.2.65. El riesgo de error es alto. Lo que viene ocurriendo en el mercado cambiario peruano en
términos de movimientos bruscos, flujos cambiantes e incertidumbre es común a otros mercados de la
región y del mundo. Esta volatilidad es propia de un mundo de sobreabundancia de liquidez que fluye y
cambia de dirección siguiendo señales técnicas, frecuentemente sin ninguna razón fundamental
significativa.
TIPO DE CAMBIO (soles por dólar)
Año 2012 USD-PEN
Año 2012
Var %
Fin de periodo
Promedio
2.55
2.63
-5.4
-4.3
Año 2013

Fin de periodo
Promedio
2.69
2.70
5.5
2.5
Año 2014

Fin de periodo
Promedio
2.65
2.67
-1.5
-1.1


7. CAUSAS.
En el pasado reciente, la Reserva Federal de los EEUU ha inyectado cifras cuantiosas de liquidez en los
mercados con el objeto de consolidar el crecimiento económico y lograr un descenso de la tasa de
desempleo abierto de ese país. Simultáneamente, miles de millones de Euro salían de las economías del
Sur de Europa afectadas por serios desajustes económicos y financieros. Se generó así una gran masa
de liquidez que mientras estuvo presente el temor a una caída de la Eurozona o un derrape de la
economía de EEUU por el enfrentamiento político en el Congreso en torno a el techo del endeudamiento
público, permaneció en las economías del Norte que ofrecían más seguridad. Pero a medida que los
riesgos de lo expuesto se fueron disipando, se generó una fuerte corriente de capitales financieros hacia
los países emergentes.

Esto refleja el menor temor al riesgo de una caída de Europa o derrape de EEUU y por lo tanto, una
mayor confianza en compras de activos en países emergentes. A esto se le agregan los flujos de ingresos
UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

17 FINANZAS INTERNACIONALES

de dólares provenientes de las exportaciones ilegales de drogas o insumos para drogas, que ha
alcanzado una proporción elevada y afecta al comportamiento del mercado cambiario peruano.


8. MEDIDAS ADOPTABLES.
8.1 UN MARCO ANALÍTICO PARA SUJETAR EL TIPO DE CAMBIO.
Ubiquémonos en la situación en que el Banco Central acepta la necesidad de perseguir dos metas:
una meta de inflación y una meta de TCR, lo que le obliga a ser mucho más cuidadoso con el manejo
cambiario. En condiciones de un exceso en el mercado de divisas (saldo positivo del Balance de
Pagos), el Banco Central puede determinar el tipo de cambio aplicando un conjunto de medidas,
entre ellas, comprando el excedente de divisas y esterilizando el efecto monetario de esa compra.
Todas las medidas que en el contexto previo apunten a reducir el exceso de divisas en el mercado
cambiario incluyendo el control de capitales disminuyen el monto que el Banco Central debe
adquirir para sostener un cierto tipo de cambio, facilitando así su incidencia sobre ese instrumento.

8.2 LEGITIMIDAD DE ASUMIR COMO OBJETIVO LA REVERSIÓN DE LA TENDENCIA AL
DESCENSO DEL TCR.

Conviene comenzar despejando un error: el aceptar invariable la regla principal de manejo del TC
nominal del BCRP. La idea de que el BCRP y la Superintendencia de Bancos no deben alterar la
tendencia del TC nominal y concentrarse sólo en suavizar su volatilidad, se basa en suponer que los
mercados monetarios y cambiarios mundiales están operando en forma eficiente y normal.

Pero en períodos como el actual, de fuertes desequilibrios en los mercados monetarios y financieros del
mundo, en que tanto en EEUU, Japón y Europa se verifican eventos que implican inyectar cifras
enormes de liquidez en dichos mercados, una parte de las cuales se orienta hacia economías
emergentes como la peruana, ese supuesto deja de ser cierto por el gran desajuste financiero externo
que se enfrenta. Por consiguiente, en este nuevo contexto la regla antes citada pierde relevancia y la
misma acentúa la tendencia al descenso del TCR.

Lo que en realidad sucede es un fuerte desequilibrio en la liquidez mundial, alimentado por las
expansiones de la Reserva Federal y la huida de capitales de los países del Sur de Europa. Este
gigantesco desequilibrio, al volcar parte de sus tenencias de liquidez sobre los países emergentes más
atractivos – como Perú – provoca en el país receptor desajustes significativos en una gama de variables
críticas que hacen peligrar el funcionamiento y ritmo de desarrollo del país.
En este nuevo contexto, es perfectamente legítimo que los países emergentes defiendan sus economías
de los desajustes inducidos por los excesos de liquidez del Norte que buscan destinos rentables en el
Sur. Esto implica definir políticas para contener y revertir la tendencia a la baja del TCR y no sólo
suavizar la volatilidad.









UNIVERSIDAD NACIONAL JOSE FAUSTINO SANCHEZ CARRION

18 FINANZAS INTERNACIONALES

BIBLIOGRAFIA
 Banco central de reserva del Perú
 Superintendencia de Banca y Seguros
 Scotiabank