DOMINGO 20 de julio de 2014 / Núm.

173
Editor: Rael Salvador • Diseño: Alejandro Ramos • palabra@elvigia.net •
Hartwig
Lugo
Rohde:
LA MORAL DE UN ARTISTA
Por Ricardo Zentella Gómez
Página 4 y 5
S
m
i
l
e

(
S
o
n
r
i
s
a
)
,

H
a
r
t
w
i
g

L
u
g
o

R
o
h
d
e
,

2
0
1
3
.
2
DOMINGO 20 de julio de 2014
SoN:n Gc1:vnnvz
(San Marcos, California)*
El gallo no es gallo;
es un hombre pequeño,
marcando la tierra
con sus taloncillos.
El pájaro no es pájaro;
es el sonsonete de los árboles,
saludando con sus orquestas
multitudinarias el amanecer.
El humano no es humano;
es un animal inhumano,
matando la tierra
con su total voluntad.
*Es promotora de la justicia social y la
dignidad humana. Imparte clases de
composición inglesa y pensamiento crítico en
Palomar College. Sus poemas han aparecido
en La Jornada Semanal, The San Diego
Poetry Annual y Contratiempo: pensamiento
y arte latinoamericano en USA. Sus poemas
bilingües, La maza y cantera de una poeta / A
Poet’s Mallet and Quarry y Herencia / Legacy
se escogieron como “Mejores 10 del 2011” y
“Mejores del 2012”, respectivamente, por La
Bloga. Su poemario bilingüe, Spider Woman
/ La mujer araña (Olmeca Press, 2013) es
su primer libro. Sus cuentos han aparecido
en AlternCtive PublicaCtions, Frontera-
Esquina, Hinchas de Poesía, y este otoño
de 2014 en Huizache. Su novela, Kissing
Dreams from a Distance, busca editorial.
Lccín OnooNvz Bnnvo
(Hermosillo, Sonora)*
Yo no quiero tener
ni quiero hacer
sólo quiero ser.
Scv N:vnz: McDvv:11
(San Diego-Bajamar)*
Midnight Media noche
late October fines de octubre
yellow moon luna amarilla
half bowl media taza
half full media llena
naciendo tarde
over mountain detrás de la colina
left side al lado izquierda
out my en frente de
front door mi casa
Have I ever ¿La veía
seen you en ese lugar
here before? antes?
How puzzling… Qué extraño...
What a surprise Qué sorpresa
Yellow moon. Luna amarilla.
EccvN:n Et:zoNoo
(
(Tijuana, B.C.)*
IV
cóncava la cumbre del pecho
oscura cúspide
del tibio pezón
convexo el cuenco de la palma
perfecta sincronía
mis senos
y tus manos.
*Nació en Monterrey, N.L. Actualmente radica en Tijuana.
Es licenciada en Comunicación por la Universidad
Regiomontana, Monterrey. Tiene publicaciones en revistas,
blogs de poesía y antologías a nivel nacional e internacional.
Participó en la antología San Diego Poetry Annual, 2013-2014.
Poemarios: Tierra de sal, de El Mensú Ediciones; Palabras
callejeras, de Honda Nómada Ediciones y San Jorge bendito,
de Onomatopeya Producchons. Fundadora del Colectivo
“Mañana lloverá”, que organizó el Festival Internacional de
Poesía “3er Grito de MUJER” en Tijuana y el “3er Encuentro
de escritores por Ciudad Juárez”, en Tijuana. Desde enero
de 2013 es miembro del Movimiento Mujeres Poetas
Internacional (MPI).
L:z DcnnNo Gov1:n
(Ensenada, B.C)*
Voy como niña tocando las campanas.
Ahí te encuentro, en el lugar de siempre,
con el color de entonces y de ahora.
Porque tengo memoria,
porque el azul amanecido de tus ojos
me trajo el agua que mi sed buscó...
Porque con la distancia no se aparta nada,
porque callar la voz no significa olvido,
voy como niña tocando mis campanas.
Ni gallo, ni pájaro,
ni humano
Toque de campanas
Luna amarilla (October 24, 2013)
*Acuarelista y poeta, con maestría universitaria
en Terapia con Artes expresivas.
La abuela materna de Sue la encaminó desde
muy niña hacia las acuarelas, y desde entonces
ella quedó enamorada de este medio de pintura.
Hace 22 años, Sue comenzó los estudios
formales en Artes expresivas y en el 2006
consiguió la maestría de ésta en la facultad de
postgrado European Graduate School, después
de 7 años de estudios en el instituto Expressive
Arts Institute de San Diego y en Saas Fee, Suiza.
Los aprendizajes de la maestría enfocaron en
estudios interdisciplinarios: artes plásticas,
poesía, movimiento, música y teatro. En enero
de 2006 se jubiló y se mudó a Ensenada para
en numerosas exposiciones en las zonas de
San Diego y Ensenada. Recientemente, Sue fue
invitado a enseñar artes plásticas y poesía como
voluntaria en la preparatoria CECYTE BC. Su
amor para la poesía está creciendo gracias a la
inspiración de Liz Durand y sus amigas poetas.
No. 173/ 20 de julio / 2014
Suplemento
Cultural de
Dirección General
Jorge Camargo
Director Editorial
Ariel Montoya
Coordinador Editorial
Manuel Quintero
Editor
Rael Salvador
Editor de Fotografía
Jorge Calderón
Críticos / Colaboradores
Héctor García M., Marcela
Danemann, Ruth Gámez, Arnulfo
Estrada, Federico Campbell (†),
Olga Aragón, Javier Cruz, Jorge
L. Osiris Fernández, Gerardo
Sánchez, Montserrat Buendía,
Sergio Gómez Montero, Elia
Cárdenas, Jesús López Gorosave,
Patrick Liotta, Paúl Nazar, Renata
Sández Oseguera, Lauro Acevedo,
Benjamín Pacheco, Heberto J.
Peterson L., Iliana Hernández
P., María Eugenia Bonifaz de
Novelo, Daniel Pacheco C., Josué
Cordero C., Max Zamarripa S.,
Kepa Murua, Dr. David Rodríguez
de la Peña, Ana M. Mora,
Herandy Rojas, Manuel Guillén,
Alina I. Gallardo, Ramiro Padilla,
Daniel Salinas, óscar ángeles
Reyes, Gerardo Ortega, Lorena
Mancilla, David Salazar, Fabiola
del Castillo, J. Ernesto García H.,
Aldo Calderoni Etcheverri, Ileana
Búrquez, Elba Jordán S., Gabriel
Ríos C., Mayra G. Huerta S., Diana
Venegas, Fernando Macillas T.,
Jaime E. Delfín V., Liz Durand
Goytia, Octavio Antonio Gutiérrez
Ramírez, Ricardo Zentella Gómez.
Corresponsal en Francia
Cony Singüenza
Corresponsal en Italia
Ferdinando Scianna
Corresponsal en Chile
Ramón Ángel Acevedo, “Rakar”
Fotografía
Enrique Botello
Correo electrónico
raelart@hotmail.com
palabra@elvigia.net
Teléfonos para publicidad
120.55.55, ext. 1023
Ensenada, B.C. México.
Sexo sentido
todos mis deseos desembocan
en tu cuerpo…
*Nació en Orizaba, Veracrúz, en 1955.
Poeta y artista plástica, promotora cultural
independiente. Ha publicado Caja de Colores,
Cincelar el tiempo, Alrededores del perdón,
Poemas en un cuaderno y la compilación
de relatos Mujeres que Cuentan. Ha sido
antologada en varias publicaciones en México,
Cuba, Uruguay, Costa Rica y Berlín. Ha formado
parte del Comité Organizador del Encuentro
Internacional de Mujeres Poetas en el País
de las Nubes y es organizadora del Festival
Internacional Palabra en el Mundo en Ensenada,
B.C., donde reside. Además imparte talleres de
escritura creativa.
Sábado 26 de julio, 2014
19:00 hrs.
La Tarima Cofee & music
Calle 8, # 1663, Parque de la Obrera
Ensenada, B.C.
Música: Alex escalante
Información: liz.durand.goytia@gmail.com | www.lizdurand.blogspot.com
3
ALEATORIEDADES
VIDAS IMAGINARIAS
Por Daniel Salinas Basave
¿QUIÉN ESCRIBIRÁ LA HISTORIA
de lo que pudo haber sido? Marcel
Schwob levanta la mano y acto segui-
do toma la pluma. La pétrea historia
de lo que fue se desvanece ante los in-
fnitos senderos de la que pudo suce-
der o acaso sucedió.
A la sombra de las
biografías de los hom-
bres célebres sobre los
que creemos tener cer-
tezas absolutas y da-
tos concretos, surgen
los que nunca fueron
o acaso estuvieron a
punto de ser o simple-
mente vivieron a lado
del camino, “fumando
el humo mientras todo
pasa”.
El verdadero arte
del biógrafo, dice
Marcel Schwob, con-
siste en valorar por
igual la vida de un po-
bre actor y la vida de
Shakespeare. “Narrar
con igual preocupación
las existencias únicas
de los hombres, tanto
si fueron divinos, me-
diocres o criminales”.
Eche usted un vistazo a
su librero.
Doble contra senci-
llo, podemos apostar a
que hay por lo menos
un diccionario biográ-
fco o alguna colección
con las vidas de perso-
najes históricos.
En afán de romper la
monotonía y jugar un
poco con las infnitas
posibilidades de lo que
no sucedió, a lado de ese dicciona-
rio biográfco, o de esa enciclopedia,
podríamos hacerle un lugar a Vidas
imaginarias.
En lo que se refere a estilo, Marcel
Schwob se tomó muy en serio su pa-
pel de biógrafo. También en lo que
concierne al entorno histórico y mi-
tológico de sus biografados. El deta-
lle, precisamente el que hace apeteci-
ble el libro, es que las vidas de estos
personajes y en ocasiones los perso-
najes mismos no son reales o al me-
nos no en un sentido historiográf-
co. Algunos, como el flósofo preso-
crático Empédocles o el incendiario
Eróstrato, son seres casi mitológicos,
aunque sobre el prime-
ro se tiene algún in-
dicio de su existencia.
Otros, como la prince-
sa Pocahontas, el pin-
tor Paolo Uccelo, el
Capitán Kid o el poe-
ta Cecco Angiolieri,
existieron aunque al
fnal su vida real fue
superada por la lite-
ratura de fcción que
en algunos casos ins-
piraron.
Schwob no preten-
de entrar al juego de
revelar verdades ocul-
tas o dar a conocer do-
cumentos perdidos que
ofrezcan lugar a revela-
ciones escandalosas. Lo
suyo es puro y simple
juego literario disfrazado
de biografía, historias po-
sibles pero absolutamen-
te fantásticas.
Hoy en día, miles
apuestan por la bio-
grafía novelada y na-
die los cuestiona, pese
a que pretenden con-
vencernos de los sueños
eróticos de Alejandro
Magno o las pesadillas
de Napoleón. Schwob,
en cambio, transformó a
personajes en teoría rea-
les, en seres de mitología.
No pretende convencer-
nos de nada, sino únicamente regalar-
nos imágenes de lo más ricas, cargadas
algunas de erotismo y dilemas metafísi-
cos. Después de leer Vidas imaginarias,
queda muy claro de dónde amamantó
Jorge Luis Borges a la hora de su escri-
bir sus Inquisiciones o su Aleph.
danibasave@hotmail.com
NOCTI-VAGAS
EFRAÍN HUERTA: ARTE Y
MILITANCIA (III y última)
Por Sergio Gómez Montero
En memoria de Fernando Gout
RESISTIRSE AL EMBRUJO: una
nueva militancia
En la medida en que se registraban
los estertores revolucionarios a fnes
de los cuarenta, a los artistas de los
cincuenta, a buena parte de ellos, les
toca alinearse con el Estado omnímo-
do y adoptan de una manera semicríti-
ca dicha asunción: el liberalismo esta-
dounidense, defensor del welfare sta-
te, se convierte junto con el lombardis-
mo en una salida honrosa para todos
aquellos que se negaban a ver el cre-
ciente involucramiento del Estado he-
redero de la revolución con el capita-
lismo. La generación de los cincuenta
en literatura (relevo de la novela de la
revolución de Azuela, Muñoz, Urquijo,
Campobello, Mancisidor, Guzmán),
en mucho encabezada por Fuentes, es
afín a esas ideas. Justifcando su libe-
ralismo como rechazo al totalitarismo
fascista y estalinista, los artistas, a par-
tir de entonces, se niegan a militar y
asumen como propias las nuevas ten-
dencias del mercado. Pocos se resisten
a ello: Enrique González Rojo Arthur,
Eduardo Lizalde, Abigael Bohórquez y
Oscar Oliva, entre otros que siempre
han mantenido su espíritu de lucha.
El muralismo es arrumbado y las ga-
lerías toman auge; la música y la dan-
za olvidan el nacionalismo y por eso
pierden, con mucho, trascendencia. El
cine, hasta hace muy poco, era basu-
ra en gran medida. Las becas, los pre-
mios, los contratos editoriales le dan
categoría de artistas a quienes ejercen
la creatividad. La política queda def-
nitivamente olvidada.
Pero, lo que se mantiene vigente, y
no se olvida, son los años en los que
–Huerta con sus poemas– enseñaron
que la creación artística no se podía
separar de lo social y, por ende, de lo
político y que llevaron a muchos crea-
dores a militar y, paralelamente, a ela-
borar una obra sólida y trascendente,
como el clásico poema de Huerta de
1944 “Los hombres del alba”, en don-
de escribe: “Pero los hombres del alba
se repiten/ en forma clamorosa,/ y
ríen y mueren como guitarras piso-
teadas,/ con la cabeza limpia/ y el co-
razón blindado”.
Versos que se debaten entre la es-
peranza y el desasosiego, pues el fu-
turo ya desde entonces no anuncia-
ba nada bueno; pero sí se pregunta-
ba cómo frente a ese futuro habría
que militar tanto política como ar-
tísticamente. Un dilema que se man-
tiene hasta hoy.
Es decir, ¿para el artista no tiene
caso ahora militar políticamente, dado
que ello contamina su quehacer artís-
tico? Bajo ese criterio escapista, des-
de años atrás se ha justifcado el fn
de la militancia política por parte de
los artistas, ¿pero en realidad lo artís-
tico ya no se debe mezclar con lo po-
lítico? El otro criterio involucrado en
estas cuestiones es el de la libertad,
ya que, supuestamente, militar políti-
camente limita la capacidad creativa
del artista. ¿Qué tanto son ciertas esas
premisas? La historia desmiente am-
bas y los ejemplos concretos aún más:
¿quién le puede hoy negar a Huerta, a
Revueltas, a Rivera, a Siqueiros, a tan-
tos y tantos artistas del siglo pasado,
creatividad artística y plena militancia
política? De ahí entonces que militar
no es el problema y que si hoy existe
algún problema con la política es que
militar en ella pierde sentido si se hace
partidariamente, pues los partidos po-
líticos están igual o más corrompidos
que los artistas sumisos al sistema so-
cial, al Estado omnímodo priista.
¿Cuestión de conciencia? Puede
ser, pero también de compromiso,
porque si algo está claro, al igual
que en la época de don Efraín, es
que el nuestro es un país cada vez
más injusto y carente de libertad.
¿Militar? Todos tenemos hoy la ne-
cesidad de hacerlo.
gomeboka@gmail.com
“Schwob no
pretende entrar al
juego de revelar
verdades ocultas
o dar a conocer
documentos
perdidos que
ofrezcan lugar
a revelaciones
escandalosas”
DOMINGO 20 de julio de 2014
P
i
n
t
u
r
a
:

D
a
v
i
d

A
l
f
a
r
o

S
i
q
u
e
i
r
o
s
F
o
t
o
:

C
o
r
t
e
s
í
a
4 5
For the Love
of God (Por
el amor
de Dios),
Damien
Hirst, 2007.
INVERSIONES: PUESTO, POSE, POSICIÓN, POSTURA
El artista alternativo expone en la
Sala Internacional del Centro Estatal
de las Artes de Ensenada
Pon R:cnnoo ZvN1vttn Gomvz
O
bservar cómo la gente se fascina
por los milagros de la imagen,
provoca.
Esa es la curiosidad del artista, llámese
visual o plástico, abstracto, fgurativo o
conceptual. Presenciar hechos del alma
y comentar sus vicisitudes en términos
sensibles. Ver el milagro más allá de la
imagen y a través de ella.
Se trata de presenciar.
Presenciar un hecho irreductible
desde la vida en sí, otorga al fuero de
cada quien, valores acerca de lo vivido
ante tal o cuál objeto.
El diálogo que establece Hartwig
Lugo Rohde con el pasado tiene más
que ver con el alma que con observar
una determinada historia. Dialoga con
los residuos para buscarle sentido y
posibilidades al porvenir.
Contacto entre uno y el prójimo.
Operación simple, aparentemente,
pero imposible sin un complejísimo
tejido de conceptos que a veces lla-
mamos identidad.
El reto: Ser transparente ante algunos
de los demás (los más posibles) y comu-
nicarse entre almas.
La técnica: Ir de lo sensible a lo ma-
terial. De la vida al código provisional,
para lograr un guiño, una provocación
o una caricia.
La presencia de estas condiciones
se rebela contra el refnamiento de la
buena pintura, al tiempo que inocula
la duda acerca de si la pintura logra su
EXPOSICIÓN: Inversiones: Puesto,
Pose, Posición, Postura, del
artista Hartwig Lugo Rohde.
INAUGURACIÓN: Jueves 24 de ju-
lio de 2014, a las 19:30 horas.
LUGAR: Sala Internacional del
Centro Estatal de las Artes de
Ensenada (Cearte).
Permanece hasta el 3 de
octubre, con rol de visitas de
lunes a sábado, de 8:00 a
20:00 horas, y domingos de
12:00 a 18:00.
ADMISIÓN LIBRE.
DOMINGO 20 de julio de 2014
Smile
(Sonrisa),
Hartwig
Lugo Rohde,
2013.
Foto: Héctor Trenado
4 5
HARTWIG LUGO ROHDE
Nace en 1970, en la Ciudad de México / Born
in 1970, in México City.
Exposiciones Individuales / Solo Shows:
2009
Pintura fgurativa, Festival Santiago de
Querétaro, Galería Municipal Rosario
Sánchez de Lozada.
2008
Museumof Art, S. M., Monterrey Nuevo
León, septiembre.
Naxica Galería, México, D.F. Realismos, 28
de noviembre.
Centro de Arte Bernardo Quintana
Arrioja, Colección del Patrimonio Artístico
Universitario, 27 de octubre, Querétaro, Qro.
2004
El fujo contenido, Galería Oscar Román,
México, D.F.
1995
Realismo, Torre Nortel, México, D.F.
Erotismo, Academia de San Carlos, ENAP,
UNAM, México, D.F.
Exposiciones Colectivas / Group exhibitions.
2012
Inclusión de diversos retratos en
colecciones de recintos ofciales de la
Federación Mexicana.
2006
Exvotos Contemporáneos, Galería Óscar
Román, México, D.F.
2005
Exvotos contemporáneos, Jamaica, Cuba,
Rumania, México, Instituto México, 22 de
septiembre.
Presencia en MACO 2005, Feria
Internacional de Arte Contemporáneo.
2004
MACO 2004, Feria Internacional de Arte
Contemporáneo.
2000
Muestra lésbico-gay, Museo Universitario
del Chopo, México, D.F.
1999
Realismo, Museo de la Ciudad, Querétaro, Qro.
1998
Interior y fguray. La pintura como medio de
expresión, Academia de San Carlos, ENAP,
UNAM. México, D.F.
1997
Colectiva joven. Academia de San Carlos,
ENAP, UNAM, México, D.F.
Estudios / Studies
1998-2003
Escuela Nacional de Pintura Escultura y
Grabado La Esmeralda, INBA, México. D.F.
1999-2001
Facultad de Bellas Artes. Universidad
Autónoma de Querétaro, Querétaro, Qro.
1994-1998
Escuela Nacional de Artes Plásticas, Academia
de San Carlos, UNAM, México, D.F.
Contacto/ E-mail: hartwiglr@gmail.com,
and cell phone contact: 04455 1576 2781.
En las últimas dos décadas, la comodidad
adquirida por Hartwig en cualquier técnica
de expresión visual y conceptual, lo ha con-
ducido a numerosos intentos por descifrar
la lógica de los hechos sociales y protocolos
del arte actual.
Recientemente utiliza la inversión como
operación lógica aplicada a gestos en los
distintos planos que toca el arte: ¿Qué su-
cede si uno hace justo lo contrario de lo su-
puestamente coherente? ¿Resulta lo inverso
o, de hecho, lo mismo?
El trabajo consiste en explorar estos ejes.
Lugo Rohde detecta lo atractivo en lo re-
pulsivo, lo aspiracional en lo pedestre, en lo
humillado, en lo escatológico.
Tal vez viviendo bajo el signo de la contra-
dicción, este mexicano nos sitúe frente a más
verdades nuestras; más comúnmente de lo
que creíamos, somos y hacemos lo inverso
de aquello que estábamos pensando.
Hoy se entiende como arte
el que estos valores permeen
prescindiendo de un lenguaje
codifcado y reductor a términos
generales. Las experiencias son
los términos.
Un cráneo, la materia que so-
mos, que alguien fue, en con-
junto con las implicaciones de la
intervención, ponen el acento de
manera distinta cuando nos en-
frentamos a su presencia.
Surgen cientos de preguntas
acerca del destino de quien por-
tó esos huesos en la cabeza en
un principio. Luego, ante la in-
tervención, se desvanecen.
Gabriel Orozco lo hace como la
huella y el orden de su
personalidad.
Damien Hirst, por su lado, afr-
ma con cinismo la cantidad de
recursos económicos a los que
sólo tuvo acceso esa cabeza tras
su destino como material para un
descomunal constructo social.
En la lógica de vivir la presencia
de las cosas desnudas de sus có-
digos reductores, el quehacer de
Hartwig convoca a revivir esta
apercepción de lo que somos.
El artista ubica lo más precia-
do junto a lo más despreciado y
marginado.
Con o sin higiene, nos es la vida.
Imprescindibles, tanto cabeza
como materia a digerir para vivir.
Esa presencia, ese atrevimiento
a fugarse de los códigos, nos re-
vela conocimiento.
ricardo@pamelalima.com.mx
Hartwig Lugo Rohde, na-
ció en la Ciudad de México
en 1970. Inició su trayecto-
ria artística en Tijuana, B.C.,
pintando láminas de autos y
autobuses en los años 90.
Al comenzar a fortalecer sus
conocimientos técnicos con
estudios formales en pintura
tradicional, a partir de 1998,
despierta a las posibilidades
y necesidades de observar el
mundo desde la trinchera de
las artes plásticas y el arte
conceptual.
Pronto nota las contradic-
ciones de los sistemas de
legitimación que privan en
México e intenta subvertir-
los con la plena conciencia
de que, para modifcar algo,
hay que dominarlo.
Realismo contemporáneo,
exvotos, retratos ofciales,
erotismo e hiperrealismo fue-
ron una de las dos pistas por
las que transitó, mientras que
por otro lado la experimen-
tación visual y conceptual, y
la búsqueda de controversia
en su propio corpus de obra,
privaron en su estudio.
Hoy vive y trabaja en la Ciu-
dad de México y en Tijuana,
B.C., y continúa su experimen-
tación en temas cuya constan-
te son las contradicciones de la
cultura mexicana, en especial
aquellas que muestran sínto-
mas en el ambiente de la cir-
culación social del arte a nivel
local y mundial.
Semblanza
Carlos
Slim Helú.
importancia como arte a nivel técnico y
sensible o de manera simbólica.
Su estatus lo consiguen habilidades es-
téticas, simbólicas o ambas.
La técnica consiste en utilizar dicha téc-
nica con una presencia siempre cuestio-
nadora desde el espacio moral.
Lugo Rohde no se permite abusar de su
poder estético.
En su carrera, este artista plástico renun-
cia al estilo en pos de lo signifcativo.
Un estilo es de cierto modo un molde, de
manera que prefere ser que repetir. De
hecho, considera que el estilo o “la línea”
son un neutralizador de cualquier grado de
inspiración al guiarse por expectativas.
No se trata de un sentido de burla o
vanidad. Tampoco de desafar al sistema
de valores en el que vivimos. Es salirse
de las normas para, desde este cambio
de perspectiva, averiguar en lo profundo
si seguirlas se trata de corrección o dig-
nidad, de obediencia o de coherencia, de
disfrute o ambición por estatus, de algo
individual o algo gremial.
Por supuesto, siempre es una mezcla.
El ejercicio intenta seccionar las partes
de nuestro interés.
Las piezas de arte son evaluadas y ad-
quiridas en un sistema de valores incom-
pleto siempre. Nuestra recepción como
mexicanos del siglo XXI no ha cambiado
mucho desde hace 100 años. El arraigo a
los modos de lectura de una obra de arte,
a partir de un código tradicional, ha para-
lizado casi el servicio que puede brindar
la creación y circulación de la obra.
La mayoría de los espectadores supo-
nen que hay un “cómo” y es ahí donde
Hartwig Lugo Rohde coloca su carga
explosiva.
Sin pensarlo, dejamos pasar nuestra
identidad.
Buscamos códigos dictados y ser inclui-
dos en un plan que no existe porque no
lo creamos.
En sí, en este caso, el artista busca
completar el ciclo con el espectador para
crearse una identidad con él.
Atreverse a inventar motivos, celebrar si
encontramos terreno común, preguntarse
si es posible la cercanía con los extraños,
otorgar valor a lo que nos afecta y es irre-
ductible, como individuos, como sociedad
y como familia de aquí.
Esa es la técnica que Lugo Rohde está
refnando.
Papalotes negros,
Gabriel Orozco, 1997.
DOMINGO 20 de julio de 2014
6
DOMINGO 20 de julio de 2014
La Foto de la Semana es un reconocimiento que se otorga por el mayor número de
votos, avalando el dominio del tema, en el sitio de Facebook Fotografía Diaria.
SERGIO
TRINIDAD
RAMOS
CHÁVEZ
FOTO DE LA SEMANA: TEMA LIBRE
F
o
t
o
:

S
e
r
g
i
o

T
r
i
n
i
d
a
d

R
a
m
o
s

C
h
á
v
e
z
CUENTO
LA FAMILIA NALGA
Es licenciado en Informática
Administrativa. Nació en Xilitla, San
Luis Potosí, México.
Comentario: Soy funcionario
del Ayuntamiento de mi municipio
(Xilitla). Mi cargo es Auxiliar General
del Departamento de Desarrollo
Social. Aparte, tengo mi negocio, un
estudio fotográfico, donde edito video,
audio e imagen, diseño invitaciones y
todo tipo de propaganda.
Hvnvn1o J. Pv1vnsoN LvcnnNo
L
legó el fin de semana, y el viernes
por la tarde Carlos y Elvia acudie-
ron a rentar seis películas para
reunirse con sus hijos: Humberto, Rosa
y Ernesto, para pasar hora
tras hora frente a la pantalla
del televisor saturándose de
películas mientras ingerían
unas tortas, sodas, cervezas,
papas, cacahuates y otros
etcéteras que contribuían a
su salud...
Cómodos sillones, enor-
mes cojines en el suelo, unas mesas bien
surtidas de comida “chatarra”, cortinas
corridas, reja de entrada exterior con
candado para que nadie perturbara
su no dialogante convivencia familiar,
componía su adorable entorno que las
nalgas soportarían por largas e intermi-
nables horas...
Desde luego, no faltaba la compañía
insustituible de “Duque”
y “Firulaís”, los mejores
amigos del hombre
que tenían junto a ellos
su propio plato, agua
y el permiso de comer
también de las delicio-
sas fritangas.
El cambio de una pe-
lícula a otra era la opor-
tunidad del intermedio
que permitía acudir al
excusado o a la cocina
por más “alimentos” y
para que las nalgas se aflojaran, se relaja-
ran y se dispusieran a seguir soportando
los no exquisitos volúmenes de aquellos
cuerpos bien surtidos, debidamente ali-
mentados.
Una inoportuna llamada telefónica
era contestada con monosílabos para
no perder la secuencia de la trama de
la película, la ilación de los diálogos de
los actores y actrices, la apreciación de
los escenarios… todos, absolutamente
todos, tenían capturada su atención por
las películas mientras las sufrientes nalgas
se acomodaban de un lado y de otro.
Ernesto acariciaba a “Firulaís”, éste le
chupaba las manos y tranquilamente se-
guía comiendo su torta o metía su mano
a la bolsa para agarrar más papas.
Desde la mañana, pasando por la tar-
de, para llegar a la tarde noche, y hasta
altas horas de la noche seguía reunida la
familia del dialogo ausente en esa convi-
vencia muda, pero eso sí, con un espíritu
solidario que los mantenía juntos pero in-
comunicados, juntos pero en la soledad
de su silencio.
Llegaba el lunes y todo mundo a su
quehacer, pero... el lunes, martes, miér-
coles, jueves y viernes, a partir de las
19:00 horas, todos nuevamente reuni-
dos exprimiendo el
netflit o viendo otras
películas rentadas
hasta las 23:00 horas,
desalojando el refri-
gerador y la alacena
surtidas de “antojitos”,
nuevamente a los si-
llones y cojines para
pasar conviviendo
otras horas nalgas en
un diálogo de sordos
y atenciones ausentes,
capturadas sólo por la
caja idiota que contribuye mucho a la
solidez familiar, la salud y carnes fláci-
das y voluminosas.
La familia nalga era feliz y sufría cuan-
do, durante sus reuniones, llegaba alguna
visita inoportuna a romper con su agen-
da familiar.
Durante la ausencia de todos, Elvia
se sacrificaba con las novelas para no
sentirse sola y vivir ese mundo de fan-
tasía que éstas le ofrecían: sufría junto
con las víctimas, lloraba en las escenas
funerarias, disfrutaba un amor logrado
y se solidarizaba en la frustración de un
amor fracasado...
Hoy en día, si se hicieran unas estadís-
ticas, nos sorprenderíamos de cómo se
han incrementado las horas nalga, y de
ello dan fe los médicos, las computado-
ras, las tablets, etc.
¿Qué haré este fin de semana?... Lo voy
a pensar muy seriamente.
petersonheberto@live.com
“Con un espíritu
solidario que
los mantenía
juntos pero
incomunicados,
juntos pero en
la soledad de su
silencio”
Foto: Cortesía
7
GATUPERIO
MEN WALK ON THE MOON*
Por Gerardo Sánchez García
HOY, 20 DE JULIO, se cumplen
45 años de la llegada del hombre
a la Luna.
Men walk on the moon, fue
el encabezado del New York
Times, The frst footster, tituló
el Evening Standard, El hom-
bre caminó en la Luna, cabeceó
El Mercurio.
“Un pequeño paso para el hom-
bre, un gran salto para la humani-
dad”, dijo Neil Armstrong, al pisar
la superfcie lunar.
Aunque en realidad no tuvo
que dar no un paso sino un bre-
ve brinco, debido a que los amor-
tiguadores del módulo “Eagle” –
vehículo que se desprendió de la
nave Apolo 11– no funcionaron
como se planeaba y quedaron
atorados.
Ello ocasionó que la escalerilla
de descenso no estuviera a la altu-
ra esperada, relatan los cronistas
acuciosos del primer alunizaje.
De ser cierto ese detalle,
Armstrong hubiera
tenido que cambiar
y adaptar su histó-
rica frase, tal vez
de la siguiente ma-
nera: “Un peque-
ño brinquito para
este hombre, un
gran salto para la
humanidad”.
A dos años de la
muerte (agosto de
2012) del primer
terrícola que caminó –¿brin-
có?– en campos selenitas, se
ha revelado por familiares del
viajero espacial que, presunta-
mente, estuvo pensando y ensa-
yando la famosa frase por mu-
cho tiempo.
Tal versión contradice lo dicho
por el astronauta, de que le sur-
gió de manera espontánea al es-
tar a punto de poner el primer
pie en nuestro satélite natural.
¿Y que carajos tendría de malo
que Neil hubiera querido expre-
sar de la mejor manera posible
un hecho inegablemente tras-
cendental para él, en lo parti-
cular, y en lo general para el ser
humano?
Con envidia pienso en
Armstrong –y en los otros once
norteamericanos de los que se
sabe ofcialmente recorrieron los
caminos selenitas–, mientras ob-
servó una luna llena fulgurante
y, en estos días, en-
gañosamente más
grande, aunque sí
más cercana.
Explican los astró-
nomos que se trata
del Perigeo, etapa
de la órbita sateli-
tal en la que el cuer-
po lunar se encuen-
tra más cerca de la
tierra, debido a que
no tiene un recorri-
do circular sino elíptico. Este
tipo de observación se repeti-
rá los primeros días de agosto y
septiembre.
Hace 45 años, el primer alunizaje
–hazaña del conocimiento humano
y de la gozosa aventura por viajar a
lugares inexplorados– generaba la
fantasía de colonizarla, junto con
otros lugares del universo.
Sin embargo, la Luna sigue so-
litaria y deshabitada, provocando
nostalgias y enigmas para científ-
cos, deprimidos, enamorados, lu-
náticos y licántropos.
elsopordelbuitre@hotmail.com
* El hombre camina en la Luna.
POÉTICA ENCENDIDA
therionzs@hotmail.com
“Un breve
brinco, debido
a que los
amortiguadores
del módulo
(...) quedaron
atorados”
Pon Oc1nv:o AN1oN:o Gc1:vnnvz Rnmínvz
I
Frase incompleta...
El amor es una frase incompleta,
Hasta que dos intentan abarcarla,
Y acaba donde el punto final la silencia.
Después de todo,
Nadie a muerto pronunciándola,
Y tampoco reprimiéndola en sus labios.
Pero,
¡Pobres los insensatos!
Que no se cansan de repetirla;
En orgasmos que te comen y nadie escucha,
O en jadeos que se vienen como gritos.
Entonces,
¿Cómo pronunciar una frase
/tan inconsecuente?
Con sangre.
Y les explotará en la lengua,
Antes de que puedan consumirla.
II
Besos que no conozco
Tengo la certeza de haber sido para ti...
En un instante, en una frase.
¡Lo dice la voz de mi intuición!
Tengo también, fuertes deseos de
descubrirte,
Que habrían de prolongarse en sueños...
¡Intención con mucho en contra!
Mis posesiones, como puedes ver, son muy
/sencillas.
Y, al igual que estas confesiones, todas
/mis palabras quieren encontrarte;
Las que hablan de posibles, De ilusiones
locas.
III
Poesía encendida
El deseo habría de prolongarse en un beso.
En esa caricia,
Que en sus labios imprimió la llama inicial,
Creciendo en ambos, cuánto más les
/inspiraba múltiples sensaciones,
Y se les antojaba morder.
Quemándose en las sabanas,
En la piel,
Y en las palabras,
Habría de manifestarse en sus vientres
/un fuego abrazador,
Que se erguía hasta el techo,
y se dispersaría en el cielo.
Eran ellos desprendiéndose de todo,
Y coincidiendo,
En sus cuerpos una poesía encendida.
F
o
t
o
:

C
o
r
t
e
s
í
a

N
A
S
A
I
l
u
s
t
r
a
c
i
ó
n
:

C
o
r
t
e
s
í
a
DOMINGO 20 de julio de 2014
8
DETRÁS DE
LA COSAS
RESACA
Por Óscar Ángeles Reyes
SE ACABÓ EL MUNDIAL de
Futbol y me siento agotado; un
tipo de la televisión posteó a
manera de chiste: “Faltan 1400
días para el mundial...”, y des-
pués de 44 años voy aprendien-
do de esas mareas periódicas de
publicidad. Ahora nos queda-
mos en el silencio, en la desnu-
da liga nacional, entre las balas,
entre los agravios de los legisla-
dores, entre la corrupción, en-
tre la falta de educación, entre
la basura y el ruido de los que
dicen que no
pasa nada.
¿Qué nos
van a vender
ahora?
El balan-
ce es incier-
to de acuer-
do a los pa-
r á me t r o s
que se mi-
dan, pero aún
los mejores juegos se me olvi-
dan, los pases, las jugadas...
Se me olvida el escándalo de
los mexicanos, el colorido de
los afcionados, de los fanáti-
cos. Se quedan frases que ma-
chacan y que van de boca en
boca y de meme en meme:
“No era penal”, en un trage-
dia nacional que se convirtió
en guasa, como casi todo aquí.
¿Cuánto va a durar el chiste,
la gracia, la ocurrencia? Lo
dijo Peña Nieto también, y es
que, ¿cómo no se iba a sumar
a la broma de los mexicanos
este hombre tan ocurrente y
carismático?
El polvo se va aplacando,
después de que la multitud
pasara gritando “puto”, y en-
tonces vamos mirando aque-
llos otros dramas que parecen
nuevos, pero que han estado
ahí por mucho tiempo: el de
la niñez migrante, por ejem-
plo. Un amigo resumía el pro-
blema: “Estados Unidos pro-
vocó la guerra y los obliga a
exiliarse. Saqueó sus países,
derrocó a sus gobiernos e im-
puso dictaduras y patrocinó
contraguerilleros. Capacitó en
tortura y armó ejércitos que
ahora son del narco”.
No me parece descabellada la
descripción, y aunque las cau-
sas son múltiples, hemos vivido
a la sombra de los intereses del
país del norte (aquel a donde va-
mos a gastar los aguinaldos, el
de Disney, el de calles limpias,
el de los indigentes que siempre
piensa uno que son ex marines),
y no pode-
mos visua-
lizar lo que
sería el de-
sarrollo (el
del país, el
de los países
de América),
sin la in-
fuencia im-
perialista.
¿Cuántos
de esos niños son mexicanos?
De nuestras flas también hay
desertores. Yo también lo in-
tentaría.
Ese es un problema ma-
yor, una catástrofe humanita-
ria, algo que tendría que lla-
mar nuestra atención hasta los
huesos. Entiendo que la Franja
de Gaza esté distante y brumo-
sa, pero hay quien se queja en
México por esa violencia israelí
(bien), y quien esté atento a el
conficto ruso-ucraniano, y a la
visita de Putin a Cuba y Brasil
(interesante la propuesta de re-
legar el dolar como moneda co-
mercial), pero el dolor, el sufri-
miento está a unos pocos kiló-
metros de la frontera (muy cer-
ca de Macy’s y de JCPenney), el
drama más allá de las telenove-
las, del amor perdido y de la de-
rrota en la cancha.
Algo más: para mí, sí fue
penal.
todoestodo@gmail.com
GABRIEL RÍOS CORTÉS
S
i Spinoza expresa en su
Teoría del modo infni-
to que lo que nace de un
deseo es el odio que se con-
catena con otros y colman
nuestro poder de ser afecta-
dos, de manera tal que nues-
tra potencia de activar dismi-
nuye más y tiende hacia un
nivel más bajo, Lyotard pien-
sa en el fragmento, en las
memorias, miradas retros-
pectivas y estados del alma:
aquello que nos permite uti-
lizar el tiempo en pasado y
crear una especie de justif-
cación literaria.
En ese plano se sitúan Los
escritos autobiográfcos de
Walter Benjamin, “lo que su-
cede al suicidio”, escribe en
1938 en El París del Segundo
Imperio en Baudelaire.
Walter Benjamin (15 de ju-
lio de 1892-26 de septiembre
de 1940) asoció el misticis-
mo lingüístico con la teoría
de la experiencia por medio
de la tradición propia de la
Torá. Si el concepto religio-
so de existencia, lenguaje y
experiencia han sido impreg-
nados de carácter metafísi-
co y permite el acercamien-
to a la realidad, a la línea
“Beatitud de la Escritura”
de Lyotard, lo notable es la
esencia que depende de Dios
en “Directions to servants”.
Es un elogio para el ser hu-
mano contar con dos años de
edad, menciona Benjamin.
La escritura de su diario es
un saneamiento mental: al
escribirlo resurge el viaje.
A los 19 años la escritu-
ra se vuelve teoría curativa
para Benjamin. Lee con in-
tensidad Anna Karenina; se
acerca más a las Escrituras
Judías y tiene una mirada re-
trospectiva, casi natural.
Pasados los 35 le parece que
el conocido tormento de la so-
ledad que uno sobrevive espe-
cialmente en los viajes adop-
ta por primera vez los rasgos
de la vejez. “A menudo me he
preguntado si este potencial
carácter pacífco mío no está
relacionado con el espíritu de
la contemplación en el que
uno se inicia en el mundo de
las drogas”.
Su asunto preferido es el
habitar la experiencia bási-
ca de su existencia. Es posi-
ble que sólo así sea asimila-
ble la vida, pues “únicamente
en los pliegues reside lo au-
téntico”.
La angustiosa previsión no
es otra cosa que el entendi-
do de perderse en una ciu-
dad, anidar en los vórtices y
no saber qué hacer; una lec-
tura más adentro nos sugie-
re el enlace, que no es otra
cosa que dedicarle un espa-
cio a la mente sinuosa que
se deja llevar todavía por el
resentimiento y el anarquis-
mo: el umbral que conduce
a la nada.
Dice Lyotard que las re-
presentaciones llamadas
realistas sólo pueden evo-
car el modo de nostalgia
o burla, como una ocasión
para el sufrimiento más
que para la satisfacción.
“Ese es el poder del capi-
talismo: despojar a los ob-
jetos habituales sus pape-
les en la vida social y las
instituciones”.
En Crónica de Berlín,
Walter Benjamin recuer-
da ese sentimiento de abu-
so de confianza y humilla-
ción que sobrevivió duran-
te su vida. “Trozos sueltos
arrancados del interior que,
sin embargo, contienen el
mundo, mientras que eso
que aparece ahí fuera ante
mi ha perdido su individua-
lidad sin dejar rastro”.
gabrielrioscortes@hotmail.com
ÚNICAMENTE EN LOS PLIEGUES
RESIDE LO AUTÉNTICO
RECETALIA
Kim de la
India a la
Rudyard
Kipling:
Según el autor, hay tres
cosas en las que el pequeño
Kim es un maestro: insultar,
mendigar y cocinar. El
muchacho es un avispado
huérfano, hijo de un
sargento británico y una
mujer india, que sobrevive
haciendo de espía para
un traficante afgano de
caballos. Paralelamente,
Kim se convierte en el guía
de un anciano lama que va
en busca de un río sagrado.
Kim se ocupa de alimentar
a su venerable amo,
preparándole un exquisito
curry de verduras. Reunir los
ingredientes para la comida
no supone ningún problema
para él. Los que no consigue
gracias a la caridad de los
campesinos, sencillamente
los roba. Así es Kim: un
auténtico demonio.
CURRY DE VERDURAS
CON PATATA Y
BERENJENAS
350 gramos de patatas.
250 gramos de berenjena.
1 cucharada de aceite.
375 mililitros de leche de
coco.
250 mililitros de agua.
1 cebolla mediana,
picada,
1 ó 2 cucharadas de curry
verde.
6 hojas de lima cafre.
2 cucharadas de
ralladura de lima.
2 cucharadas de caldo
de pescado.
2 cucharadas de zumo
de lima.
2 cucharaditas de azúcar
morena.