You are on page 1of 6
COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA o EXTRACCION DE LA VESICULA BILIAR POR CIRUGIA MINIMAMENTE INVASIVA Preguntas Frecuentes La extirpación

COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA o EXTRACCION DE LA VESICULA BILIAR POR CIRUGIA MINIMAMENTE INVASIVA

Preguntas Frecuentes

La extirpación laparoscópica de la vesícula biliar es una de las cirugías más frecuentes y es aceptada mundialmente como el estándar para tratamiento quirúrgico óptimo de las enfermedades vesiculares. La Cirugía Laparoscópica es una moderna técnica de cirugía mínimamente invasiva que reporta múltiples ventajas para los pacientes en comparación a la Cirugía Tradicional (con corte): heridas muy pequeñas, menor tiempo operatorio, mínimo dolor post operatorio, menor tasa de complicaciones de la herida operatoria. Además de recuperación más rápida del paciente, posibilitando un alta precoz y su pronta reincorporación laboral.

A continuación le respondemos a las preguntas más frecuentes que nos hacen nuestros pacientes:

¿Qué es la vesícula biliar y para qué sirve?

COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA o EXTRACCION DE LA VESICULA BILIAR POR CIRUGIA MINIMAMENTE INVASIVA Preguntas Frecuentes La extirpación

La Vesícula Biliar es un pequeño órgano en forma de pera localizado en la parte superior derecha del abdomen, por debajo del hígado y al costado del estómago. Su función es de reservorio y concentración de BILIS que es producido en forma continua por el hígado. Esta bilis almacenada es liberada por la contracción de la vesícula después de comer grasas, ayudando a su digestión. La bilis eyectada viaja a través de los conductos biliares (colédoco) hacia la parte inicial del intestino delgado (duodeno). En la casi totalidad de los pacientes la extracción de la vesícula biliar no se asociada a ningún daño de la digestión ya que el organismo rápidamente se adapta a su ausencia.

¿Qué enfermedades se producen en la vesícula biliar?

COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA o EXTRACCION DE LA VESICULA BILIAR POR CIRUGIA MINIMAMENTE INVASIVA Preguntas Frecuentes La extirpación

En orden de frecuencia se presenta: Cálculos,

barro

biliar,

pólipos,

disminución de la motilidad (discinesia) calcificación y cáncer.

COLECISTECTOMIA LAPAROSCOPICA o EXTRACCION DE LA VESICULA BILIAR POR CIRUGIA MINIMAMENTE INVASIVA Preguntas Frecuentes La extirpación

¿Por qué se producen los cálculos vesiculares?

Los cálculos son piedras compuestas principalmente de partículas de colesterol y sales biliares que se forman en la vesícula por sobresaturación de esos componentes en la bilis fomentando su precipitación como barro y que posteriormente se compacta formando un cálculo que va creciendo progresivamente. Es una enfermedad que tiene predisposición familiar. Se

observa mayormente en mujeres mayores de 30 o 40 años, con sobrepeso, y con varios embarazos.

observa mayormente en mujeres mayores de 30 o 40 años, con sobrepeso, y con varios embarazos.

¿Cuál es el tratamiento para los cálculos vesiculares?

No se conoce ningún medicamento científicamente probado para prevenir los cálculos y tampoco para eliminarlos. La cirugía es la única que los elimina eficazmente al retirarlos en conjunto a su reservorio (vesícula). Son muchos los tratamientos que se han propuesto para evitar la operación disolución química con fármacos, o por uso de medicina natural o alternativa (hierbas y brebajes), o por fragmentación por litotripsia extracorpórea. Sin embargo NINGUNO de estos tratamientos costosos han demostrado ser útiles y al contrario muchas veces se tornan peligrosos, no solamente por retrasar el tratamiento adecuado, sino por causar complicaciones por sus efectos colaterales y directos.

¿Que sucede si tengo cálculos en la vesícula y no me opero?

observa mayormente en mujeres mayores de 30 o 40 años, con sobrepeso, y con varios embarazos.

Estos cálculos pueden obstruir la salida de la bilis de la vesícula, causando COLECISTITIS AGUDA que es la inflamación e infección de ésta, produciendo dolor abdominal agudo, vómitos, indigestión, fiebre y que requiere cirugía de emergencia. También puede producir COLEDOCOLITIASIS cuando el cálculo se sale de la vesícula obstruyendo el colédoco (conducto biliar principal) produciendo a su vez PANCREATITIS AGUDA que es una enfermedad muy dolorosa con estancia hospitalaria prolongada asociada a múltiples complicaciones y mortalidad. También puede producir coloración amarillenta de la piel y ojos (ICTERICIA) por estancamiento de la bilis asociándose a infección con fiebre escalofríos y dolor (COLANGITIS). Además podría presentarse abscesos hepáticos, fístulas y el cáncer entre otras.

observa mayormente en mujeres mayores de 30 o 40 años, con sobrepeso, y con varios embarazos.

¿En qué consiste la colecistectomía laparoscópica?

Es la extracción de la vesícula biliar a través de tres o cuatro incisiones muy pequeñas. El paciente se encuentra anestesiado (dormido y sin sentir nada).

El cirujano hace un pequeño corte de 1 cm

en el ombligo por donde

introduce el gas (dióxido de carbono) en el abdomen para expandirlo y crear un campo de trabajo (neumoperitoneo). A través de éste corte se introduce la óptica conectada a una cámara de video que visualizar con gran precisión

los órganos del abdomen

en una pantalla

de alta definición. Luego se

realizan dos

o

tres

cortes

(de

5

mm.) por donde se introducen los

instrumentos de trabajo (pinzas).

De esta forma la vesícula biliar u otro

órgano enfermo pueden ser operados como en cirugía abierta, pero con un

mínimo

trauma

y

dolor

para

el

paciente.

Cuando termina la operación, se extraen los instrumentos y el gas, y las pequeñas heridas se cierran con puntos de sutura

reabsorbibles.

¿Qué tipo de Anestesia se utiliza y si es peligrosa?

La anestesia que se utiliza con más frecuencia

son

las

del tipo General

Endovenosa, General Inhalatoria y ocasionalmente Epidural. La clave es el uso

de modernos anestésicos que tiene una mejor tolerancia por el paciente con menores efectos secundarios y con un despertar

adecuado

en

comparación

a

otros

convencionales.

Los riesgos son iguales a cualquier otro procedimiento anestésico, pero éstos riesgos se minimizan cuándo el paciente es sometido a un adecuado estudio preoperatorio con controles de hemograma, hemoglobina, exámenes de coagulación, determinación del grupo sanguíneo, glucosa, pruebas de función hepática, renal, radiografía de tórax que son fundamentales. Además de las evaluaciones por Cardiología para la determinación del riesgo quirúrgico, y en algunos casos controles por Neumología y

Endocrinología

son

cruciales.

El paciente con enfermedades crónicas controladas (Hipertensión , Asma, Diabetes, etc) y con exámenes de control dentro de la normalidad tiene el riesgo significativamente reducido.

¿Es segura ésta intervención?

Sí es tan segura como la cirugía convencional (con corte). Numerosos estudios muestran que las complicaciones de la cirugía laparoscópica de la vesícula es comparable a la tasa de complicaciones con la de la cirugía tradicional cuando se realiza por un cirujano adecuadamente entrenado pero con las ventajas de la laparoscopía (ver adelante).

¿Existen riesgos en la operación?

Los riesgos son mínimos y existen como en cualquier operación. La gran mayoría de los pacientes que son sometidos a colecistectomía laparoscópica no presentan ninguna complicación, y rápidamente retornan a sus actividades normales. Los riesgos de la colecistectomía laparoscópica son menores que los riesgos de dejar esta enfermedad sin tratamiento y aumentan si la

enfermedad vesicular

por

cálculos

está

complicada.

Estos riesgos están en relación primero al paciente: edad avanzada, enfermedades asociadas y complicaciones del cuadro biliar.

Segundo al lugar donde será realizada la intervención: si cuenta con todo el equipamiento tecnológico y humano adecuado para la

operación. Y,

en

tercer lugar al cirujano:

si cuenta

con la adecuada

experiencia, entrenamiento, y acreditación en éstas

intervenciones.

Las complicaciones infrecuentes (menos del 1%) descritas de la colecistectomía laparoscópica pueden incluir sangrado, fugas biliares, infección y neumonía. Una fuga biliar de un conducto aberrante o una lesión inadvertida de una estructura vecina como la vía biliar o el duodeno puede ocurrir y puede requerir otro procedimiento para repararla.

Menos del 2% de las operaciones laparoscópicas pueden “convertirse” y realizar el corte tradicional durante el mismo acto

operatorio. Ésto se debe frecuentemente a la imposibilidad de observar las estructuras del pedículo vesicular por lo avanzado del cuadro o por exceso de adherencias intraabdominales.

¿Cuánto tiempo dura la intervención?

En una intervención promedio y en un caso no complicado la cirugía suele tardar aproximadamente de 40 a 60 minutos.

¿Qué ventajas tiene la cirugía laparoscópica sobre la cirugía convencional (con corte) ?

Herida operatoria muy pequeña

Menor tiempo operatorio

Dolor post operatorio significativamente menor

Corta estancia hospitalaria y alta precoz

Rápida reincorporación laboral y a las actividades cotidianas

Regreso a las actividades deportivas en menor tiempo

Excelente resultado estético

Reducido riesgo de infecciones, hernias incisionales y de complicaciones generales.

¿Cuánto tiempo permaneceré hospitalizado(a)? La mayoría de los pacientes regresan a su hogar al día siguiente

¿Cuánto tiempo permaneceré hospitalizado(a)?

La mayoría de los pacientes regresan a su hogar al día siguiente de la operación (Colecistectomía Laparoscópica). Algunos pacientes incluso pueden regresar el mismo día de la cirugía. En resumen se considera una estancia de 24 horas en promedio.

¿En qué tiempo regresaré a trabajar?

La mayoría de los pacientes pueden regresar a trabajar a los siete días después del procedimiento laparoscópico. Por supuesto, esto depende de la naturaleza de su trabajo. Pacientes con trabajos administrativos o de escritorio usualmente vuelven en pocos días (promedio 4 a 5 días), mientras los que tienen trabajos manuales (10 días) o que tienen que levantar objetos pesados pueden tardar un poco más (14 días). Los pacientes con cirugía convencional (con corte) retornan a sus actividades normales a las cuatro a seis semanas (mes a mes y medio).

¿Cuánto tiempo realizaré mi vida normal y haré ejercicios o deporte?

Usualmente después del alta el paciente debe descansar una semana en casa donde la actividad física depende de cómo el paciente se sienta. Inicialmente con actividades mínimas como caminar sobre todo luego de comer y descansar sentado en un sillón cómodo donde puede leer, ver televisión o trabajar con la computadora. No se recomienda el reposo prolongado en cama. Los pacientes pueden bañarse al día siguiente de la cirugía sin mojar las heridas operatorias (baño de esponja). A partir de cuarto hasta el séptimo día los pacientes probablemente serán capaces de realizar sus actividades normales como subir escaleras, levantar objetos livianos y trabajar. En general, la recuperación es progresiva y al término de la primera semana el paciente puede retornar a sus actividades laborales o estudiantiles en forma habitual inclusive conducir. El deporte, el ejercicio físico, cargar peso y mover muebles debe retomarse a partir de la tercera o cuarta semana de la intervención.

¿Cuánto tiempo tengo que hacer dieta?

La dieta es obligatoria en todo paciente colecistectomizado y se debe evitar las grasas por 2 o 3 semanas. Los dos primeros días la dieta es estricta a predominio de líquidos y semisólidos hasta que el paciente los tolere completamente. Posteriormente se consume una dieta blanda con alimentos sancochados y de fácil digestión con poco condimentos nada de grasas, guisos o frituras. Están prohibidos los lácteos, menestras y gaseosas. Esta dieta debe durar en promedio días. Posteriormente el paciente reiniciará su alimentación habitual de manera progresiva. (ver artículo "dieta del colecistectomizado").

¿Cuáles son los signos de alarma que debo tener en cuenta durante mi evolución?

No son usuales, pero la presencia de fiebre, coloración amarillenta de los ojos o la piel, empeoramiento del dolor, distensión abdominal, nauseas y vómitos persistente, la coloración oscura de la orina o drenaje por alguna de las heridas son indicaciones de que alguna complicación puede haber ocurrido. Usted debe contactar a su cirujano en estas circunstancias para un evaluación precoz. Sin embargo en todo paciente debe realizarse una visita de control de rutina al término de la primera y segunda semanas de la operación, aunque su postoperatorio haya cursado sin problemas.

¿Quedaré bien o tendré problemas digestivos de por vida?

La vesícula biliar no es un órgano vital. Luego de su extirpación, la cantidad y calidad de bilis que se almacena y circula hacia el intestino llega a ser suficiente para la digestión de una dieta normal. Ésto es debido a que nuestro organismo compensa progresivamente la pérdida del reservorio biliar ensanchado ligeramente el conducto biliar principal, supliendo la capacidad

ausente

y

garantizando

una

digestión

adecuada

 

de

las

grasas.

ausente y garantizando una digestión adecuada de las grasas. Dr. Alberto Gómez Meléndez - FACS Cirugíadrgomez@medicosdelperu.com.pe Mayor información comunicarse directamente al 997574087 - 998094440 " id="pdf-obj-4-30" src="pdf-obj-4-30.jpg">
 

Dr.

Alberto

Gómez

Meléndez

-

FACS

Cirugía

General

y

Laparoscópica

CMP:36952

RNE:16320

Clínica

de

Especialidades

 

Médicas

Alt.

Cdra

34

Av

Aviación

San

Borja

,

Lima,

Perú

Telfs.

225-5477-

997574087

 

Mayor información

comunicarse

directamente

al

997574087

 

-

998094440

También puede ver su disponibilidad en este enlace.

Síntomas de la vesícula biliar inflamada

La vesícula biliar podrá ser un órgano pequeño, pero es capaz de causar un gran malestar cuando no funciona correctamente. La causa más común de la incomodidad en la vesícula son los cálculos, los cuales pueden impedir el flujo de la bilis a través del conducto cístico. Cuando ésto ocurre, la vesícula se inflama causando colecistitis, una condición que a menudo lleva a un ataque doloroso a la vesícula. Conoce los tipos más comunes de inflamaciones y los síntomas asociados.

Otras personas están leyendo

ausente y garantizando una digestión adecuada de las grasas. Dr. Alberto Gómez Meléndez - FACS Cirugíadrgomez@medicosdelperu.com.pe Mayor información comunicarse directamente al 997574087 - 998094440 o visitar su we b www.medicosdelperu.com.pe/drgomez También puede ver su disponibilidad en este enlace . Síntomas de la vesícula biliar inflamada La vesícula biliar podrá ser un órgano pequeño, pero es capaz de causar un gran malestar cuando no funciona correctamente. La causa más común de la incomodidad en la vesícula son los cálculos, los cuales pueden impedir el flujo de la bilis a través del conducto cístico. Cuando ésto ocurre, la vesícula se inflama causando colecistitis, una condición que a menudo lleva a un ataque doloroso a la vesícula. Conoce los tipos más comunes de inflamaciones y los síntomas asociados.   Otras personas están leyendo Cambio repentino en los hábitos intestinales y dolor del lado derecho del abdomen El reflujo ácido y el dolor de espalda superior Colecistitis aguda La aparición repentina del dolor de la vesícula se llama colecistitis aguda. Los cálculos biliares se presentan en el 95% de los casos. Los enfermos típicamente experimentan dolor insoportable en la cuadrante superior abdominal y la incomodidad no disminuye, lo que es otra pista de que es problema de la vesícula. En algunos casos es seguido de una infección, ya que los fluidos llenan el órgano y causan el engrosamiento de sus paredes. Ocasionalmente, la colecistitis aguda ocurre en personas que no tienen cálculos. Este es un tipo más serio de problema de la vesícula y se observa después de un trauma físico mayor causado por una cirugía, enfermedad seria, alimentación prolongada por intravenosa y ayuno extendido. Las personas con el sistema inmunológico débil igualmente pueden ser víctimas de esta condición. Colecistitis crónica La colecistitis crónica se caracteriza por una inflamación en marcha de la vesícula, causada por los cálculos o "lodo" (partículas minúsculas de cálculos). Las personas con esta condición experimentarán episodios regulares de dolor de la vesícula, llamados cólicos biliares. Si no se trata, la vesícula puede eventualmente desarrollar tejido cicatrizado y reducir su tamaño, lo que causará que se llene repetidamente con bilis, bloqueando y engrosando así las paredes del órgano. Ataque a la vesícula y dolor El dolor es el síntoma más común y único de un ataque a la vesícula, sin importar si tu colecistitis es aguda o crónica. Una característica definitoria es el dolor de vesícula que dura por horas y crece con severidad a medida que el tiempo " id="pdf-obj-4-164" src="pdf-obj-4-164.jpg">

Colecistitis aguda

La aparición repentina del dolor de la vesícula se llama colecistitis aguda. Los cálculos biliares se presentan en el 95% de los casos. Los enfermos típicamente experimentan dolor insoportable en la cuadrante superior abdominal y la incomodidad no disminuye, lo que es otra pista de que es problema de la vesícula. En algunos casos es seguido de una infección, ya que los fluidos llenan el órgano y causan el engrosamiento de sus paredes. Ocasionalmente, la colecistitis aguda ocurre en personas que no tienen cálculos. Este es un tipo más serio de problema de la vesícula y se observa después de un trauma físico mayor causado por una cirugía, enfermedad seria, alimentación prolongada por intravenosa

y ayuno extendido. Las personas con el sistema inmunológico débil igualmente pueden ser víctimas de esta condición.

Colecistitis crónica

La colecistitis crónica se caracteriza por una inflamación en marcha de la vesícula, causada por los cálculos o "lodo" (partículas minúsculas de cálculos). Las personas con esta condición experimentarán episodios regulares de dolor de la vesícula, llamados cólicos biliares. Si no se trata, la vesícula puede eventualmente desarrollar tejido cicatrizado y reducir su tamaño, lo que causará que se llene repetidamente con bilis, bloqueando y engrosando así las paredes del órgano.

Ataque a la vesícula y dolor

El dolor es el síntoma más común y único de un ataque a la vesícula, sin importar si tu colecistitis es aguda o crónica.

Una característica definitoria es el dolor de vesícula que dura por horas y crece con severidad a medida que el tiempo

pasa. Los ataques pueden durar hasta 12 horas, con el dolor alcanzando su máximo aproximadamente a 1 hora de haber iniciado. El dolor se siente en el cuadrante superior abdominal, el cual es algo blando si lo tocas. La respiración profunda empeora el dolor.

Otros síntomas de ataques a la vesícula

La rigidez del músculo puede desarrollarse en el área afectada. También puede presentarse la fiebre acompañada de escalofríos, particularmente en aquellos que experimentan inflamación aguda de la vesícula. Las personas mayores a veces experimentan un ataque diferente, con síntomas que son más bien vagos. Éstos varían desde malestar general a náusea, vómito, pérdida del apetito y fatiga.

Cuándo buscar atención médica

El dolor por la inflamación de la vesícula es usualmente suficiente para convencer a la mayoría de las personas de llamar a sus médicos. Si los síntomas duran más de un día y sospechas problemas en la vesícula, debes de hacer una cita con tu médico. Busca atención médica de emergencia si el dolor es repentino y severo, ya que podría indicar una ruptura potencial de la vesícula. Si se presenta una fiebre muy alta, llama a tu médico de inmediato, ya que podría ser igualmente una señal de complicaciones peligrosas. Cualquier señal de ictericia - como ojos y piel amarillenta - también debe de investigarse de inmediato.

Tratamiento

La hospitalización combinada con la restricción dietética, antibióticos y medicamento para el dolor son algunos de los tratamientos que tu médico puede recetar si tu vesícula está inflamada. También pueden darte fluidos por intravenosa y succionar tu estómago para mantenerlo libre de exceso de acumulación de fluido. En casos agudos, el médico puede recomendar remover la vesícula (colecistectomía). Esta se logra por vía laparoscópica requiriendo mínimas incisiones y un tiempo de recuperación de varios días. El sistema digestivo todavía podrá seguir funcionando con normalidad aún sin la vesícula.