COLONIALISMO E IMPERIALISMO

En este punto deberán leer los capítulos correspondientes a la colonización de Asia y África.


1. Definan el concepto de Colonialismo e Imperialismo, teniendo en cuenta las principales
características. Para ello pueden consultar los capítulos del libro o enciclopedias temáticas.
No olvidar las fechas de su origen, desarrollo y consolidación. Diferencias entre los
conceptos.
2. ¿Cuáles son las causas que llevaron al desarrollo de estos procesos?
3. Países colonialistas y países imperialistas.
4. Imperialismo formal ó directo e Imperialismo informal ó indirecto
5. Los países imperialistas debían justificar este proceso frente a sus propias poblaciones,
frente a los demás países imperialistas y frente a los pueblos que conquistaban, y lo
hicieron de múltiples maneras:
a. Averigüen y comenten qué enuncia la teoría de Darwin.
b. Esta teoría sirvió de base al Darwinismo social o Spencerianismo (enunciada por Herbert
Spencer), ¿Qué propone?
c. Lean los textos “Justificaciones del Imperialismo” y observen las imágenes. Expliquen, en
cada caso, su relación con el punto b.
6. ¿Cuándo comienza Estados Unidos su política imperialista?
7. El presidente estadounidense James Monroe dijo en el Congreso de su país en 1823 la
siguiente frase "América para los americanos..., Europa para los europeos..." ¿Qué creés
que quiso significar? ¿cómo podés relacionar esta frase con la expansión imperialista de
este país?
8. "Nacionalismo e Imperialismo van de la mano..." Fundamentá esta afirmación (¿Qué
importancia adquieren los Estados nacionales en el desarrollo del Imperialismo?)
9. A partir de la segunda mitad del siglo XIX, describan el proceso de colonización de los
continentes asiático y africano.
10. ¿Qué diferencias en cuanto a su organización política existían?
11. ¿De qué manera organizan política, social, económica y culturalmente los Imperios sus
espacios coloniales?
12. ¿Cuáles fueron las diferencias en la organización de los espacios coloniales de cada
Imperio y por qué?
13. ¿Cuáles fueron los resultados de esa distribución espacial en los aspectos mencionados en
el punto 7?
14. ¿Cuáles fueron las consecuencias sociales, políticas, económicas y culturales al interior de
las diferentes colonias?
15. ¿Qué sintieron los colonizados? Leé los textos que se adjuntan.
16. ¿Cuáles fueron las consecuencias de la colonización al interior de las metrópolis
imperiales?
17. En la Conferencia de Berlín, las potencias europeas dividieron colonialmente África, ¿cómo
y entre quiénes lo establecieron? ¿Qué consecuencias traerá aparejado?
18. ¿Cuáles fueron las consecuencias del proceso imperialista en las relaciones entre las
metrópolis?




[…] No se puede hacer tortilla
sin romper huevos; no se pueden destruir
las prácticas de barbarie, de esclavitud,
de superstición, que por siglos han
desolado el interior de Africa, sin el uso
de la fuerza, pero si honestamente se
compara lo que se gana para la
humanidad con el precio que estamos
obligados a pagar, pienso que bien
podemos alegrarnos por el resultado de
tales expediciones como las que han sido
dirigidas recientemente con éxito
significativo, […].
[…] Queremos promover una
más íntima y firme unión entre todos los
miembros de la gran raza británica, […].
Joseph Chamberlain, ministro de
Colonias inglés en 1899

Con una nación bárbara la paz es condición
excepcional. En los confines entre la civilización y la
barbarie, la guerra es generalmente normal. […] A la larga
el hombre civilizado encuentra que no puede conservar la
paz más que subyugando a su vecino bárbaro, pues el
bárbaro no cederá más que a la fuerza, salvo casos tan
excepcionales que puedan quedar olvidados.
Toda expansión de civilización trabaja para la paz.
En otros términos, toda expansión de una potencia civilizada
significa una victoria para la ley, el orden y la justicia. En
todos los casos la expansión ha sido un provecho, no tanto
para la potencia que se beneficia nominalmente, como para
el mundo entero.
Hasta el día en que las grandes potencias civilizadas
hicieron su entrada, no había ninguna probabilidad para otra
cosa, más que para esta violencia sangrienta.
Lo mismo ha sucedido en la historia de nuestro
propio país. Naturalmente, toda nuestra historia nacional ha
sido una historia de expansión.
Es solamente la potencia guerrera de un pueblo
civilizado quien puede dar la paz al mundo.
[…] es debido únicamente a las potentes razas
civilizadas que no han perdido el instinto combativo y que
por su expansión hacen reinar gradualmente la paz en los
rojos desiertos donde los pueblos bárbaros del mundo
detentaban el Imperio. Theodore Roosevelt en 1899. Fue
presidente de los Estados Unidos entre 1901 y 1905 y entre
1905 y 1909. Fue Premio Nobel de la Paz en 1906.


Es necesario que el negro sepa
que la nación que se ha
instalado como dueña en medio
de sus sabanas y sus bosques es
más fuerte, más poderosa, más
gloriosa que sus antiguos amos.
Nada podría edificarle más que
esta dura serie de combates que
se han desarrollado en su
propio país. Louis Sonolet en
1912

Ayer estuve en el East End londinense (barrio obrero) y asistí a
una asamblea de desocupados. Al oír allí discursos exaltados,
cuya nota dominante era ¡Pan! ¡Pan! Y al reflexionar de vuelta a
casa sobre lo que había oído, me convencí más que nunca de la
importancia del imperialismo. La idea que yo acaricio
representa la solución del problema social para salvar a los 40
millones de personas del Reino Unido de una mortífera guerra
civil. Nosotros, los políticos coloniales, debemos posesionarnos
de nuevos territorios; a ellos enviaremos el exceso de población
y en ellos encontraremos nuevos mercados para los productos
de nuestras fábricas y de nuestras minas. El imperialismo, lo he
dicho siempre, es una cuestión de estómagos. Cecil Rhodes,
político inglés.

Conclusiones científicas: "1º Que hay tan buenas razones para clasificar al negro como una especie distinta
de la europea; y si tenemos en cuenta la inteligencia, hay más grande diferencia entre el negro y el
anglosajón que entre el gorila y el chimpancé. 2º Que las similitudes son más numerosas entre el negro y los
monos que entre el europeo y los monos. 3º Que el negro es inferior, intelectualmente, al europeo. 4ºQue el
negro es más humano en su natural subordinación al europeo. 5ºQue el negro sólo puede ser humanizado y
civilizado por los europeos. 6º Que la civilización europea no es adecuada a las necesidades y el carácter del
negro." Sesión de la Sociedad Antropológica de Londres el 17 de noviembre de 1863.

Tarzán, rey de los monos
En 1912, un escritor
estadounidense, Edgard Rice
Burroughs, publicó su libro
"Tarzán de los monos", al que
siguieron otras aventuras del
mismo héroe. Esta historia
transcurre en Africa, a principios
del siglo XX. El barco en el que
viajaban los padres del futuro
Tarzán, Lord y Lady Greystoke,
sufre un amotinamiento de la
tripulación y estos viajeros son
dejados en la costa. Ahí nace un
niño. Sus padres mueren. Tarzán
es adoptado por un gorila que lo
cría. Más tarde se convierte en
rey de la selva.



























Respuesta del rey Machemba de los yao (Tanzania) al
comandante alemán en 1890
He escuchado sus palabras pero no hallo razón alguna para
obedecerle. Antes preferiría morir... Si lo que Ud. busca
es la amistad, estoy listo para ello, ahora y siempre; pero
ser su súbdito, no, yo no puedo serlo... Si lo que quiere es
la guerra, sepa que estoy preparado, pero jamás seré
súbdito suyo... Yo no acepto caer a sus pies, porque Ud.
es una criatura de Dios igual que yo. Yo soy el sultán aquí
en mi país. Usted es sultán en el suyo. Pero, escuche, no
voy a pedirle que me obedezca, porque sé que Ud. es un
hombre libre... En cuanto a mí, no me entregaré, de modo
que si cree que es tan poderoso, venga a buscarme.
Carta de Damel de Cayor (Senegal) al
gobierno francés en 1883
Mientras yo viva, tenga la seguridad que
me opondré a la construcción de su
ferrocarril. Por eso cada vez que recibo
una carta de ustedes en relación con el
ferrocarril, les respondo invariablemente
no, no. Y nunca tendré otra respuesta.
El rey de los mosi responde a un capitán francés
Yo sé que los blancos quieren matarme para
apoderarse de mi país, y a pesar de eso usted dice
que me van a ayudar a organizarlo. Pero a mí me
parece que mi país está bien como está. No
necesito la ayuda de los blancos. Yo sé lo que
necesito y sé también lo que quiero. Yo tengo mis
propios mercaderes. Considérese afortunado de
que no haya ordenado que le corten la cabeza.
Ahora váyase y, sobre todo, no vuelva nunca más.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful