Derivadas

En matemáticas, la derivada de una función es una medida de la rapidez con la que cambia el
valor de dicha función según cambie el valor de su variable independiente. La derivada de una
función es un concepto local, es decir, se calcula como el límite de la rapidez de cambio media de
la función en un cierto intervalo, cuando el intervalo considerado para la variable independiente se
toma cada vez más pequeño. Por ello se habla del valor de la derivada de una cierta función en un
punto dado.
Un ejemplo habitual aparece al estudiar el movimiento: si una función representa la posición de un
objeto con respecto al tiempo, su derivada es la velocidad de dicho objeto. Un avión que realice un
vuelo transatlántico de 4500 km en entre las 12:00 y las 18:00, viaja a una velocidad media de 750
km/h. Sin embargo, puede estar viajando a velocidades mayores o menores en distintos tramos de
la ruta. En particular, si entre las 15:00 y las 15:30 recorre 400 km, su velocidad media en ese
tramo es de 800 km/h. Para conocer su velocidad instantánea a las 15:20, por ejemplo, es
necesario calcular la velocidad media en intervalos de tiempo cada vez menores alrededor de esta
hora: entre las 15:15 y las 15:25, entre las 15:19 y las 15:21, etc.
El valor de la derivada de una función en un punto puede interpretase geométricamente, ya que se
corresponde con pendiente de la recta tangente a la gráfica de la función en dicho punto. La recta
tangente es a su vez la gráfica de la mejor aproximación lineal de la función alrededor de dicho
punto. La noción de derivada puede generalizarse para el caso de funciones de más de una
variable con la derivada parcial y el diferencial.
La derivada de una función f en un punto x se denota como f′(x). La función cuyo valor en cada
punto x es esta derivada es la llamada función derivada de f, denotada por f′. El proceso de
encontrar la derivada de una función se denomina diferenciación, y es una de las herramientas
principales en el área de las matemáticas conocida como cálculo.


La derivada de la función en el punto marcado equivale a la pendiente de la recta tangente (la gráfica de la función
está dibujada en negro; la tangente a la curva está dibujada en rojo).




Conceptos y aplicaciones
El concepto de derivada es uno de los dos conceptos centrales del cálculo infinitesimal. El otro
concepto es la «antiderivada» o integral; ambos están relacionados por el teorema fundamental del
cálculo. A su vez, los dos conceptos centrales del cálculo están basados en el concepto de límite,
el cual separa las matemáticas previas, como el Álgebra, la Trigonometría o la Geometría Analítica,
del Cálculo. Quizá la derivada es el concepto más importante del Cálculo Infinitesimal.
La derivada es un concepto que tiene variadas aplicaciones. Se aplica en aquellos casos donde es
necesario medir la rapidez con que se produce el cambio de una magnitud o situación. Es una
herramienta de cálculo fundamental en los estudios de Física, Química y Biología, o en ciencias
sociales como la Economía y la Sociología. Por ejemplo, cuando se refiere a la gráfica de dos
dimensiones de , se considera la derivada como la pendiente de la recta tangente del gráfico en
el punto . Se puede aproximar la pendiente de esta tangente como el límite cuando la distancia
entre los dos puntos que determinan una recta secante tiende a cero, es decir, se transforma la
recta secante en una recta tangente. Con esta interpretación, pueden determinarse muchas
propiedades geométricas de los gráficos de funciones, tales como concavidad o convexidad.
Algunas funciones no tienen derivada en todos o en alguno de sus puntos. Por ejemplo, una
función no tiene derivada en los puntos en que se tiene una tangente vertical, una discontinuidad o
un punto anguloso. Afortunadamente, gran cantidad de las funciones que se consideran en las
aplicaciones son continuas y su gráfica es una curva suave, por lo que es susceptible de
derivación.
Las funciones que son diferenciables (derivables si se habla en una sola variable),
son aproximables linealmente.
Condiciones de continuidad de una función
Una función continua es aquella cuya regla de correspondencia asigna incrementos pequeños en
la variable dependiente a pequeños incrementos de los elementos del dominio de dicha función, es
decir, , y usando la expresión ,
queda donde en este caso, . Ello quiere decir
que , y si este último límite existe significa en consecuencia por un teorema de
límites (un límite existe si y sólo si los dos límites laterales existen y son iguales) que toda función
que cumpla con
es continua en el punto .





Condición no recíproca

La relación no funciona a la inversa: el que una función sea continua no garantiza su derivabilidad.
Es posible que los límites laterales sean equivalentes pero las derivadas laterales no; en este caso
la función presenta un punto anguloso en dicho punto.
Un ejemplo puede ser la función valor absoluto (también llamada módulo) en el punto .
Dicha función se expresa:

Para valores infinitamente cercanos a 0, por ambas ramas, el resultado tiende a 0. Y el
resultado en el punto 0 es también 0, por lo tanto es continua. Sin embargo, las derivadas
resultan:

Cuando vale 0, las derivadas laterales dan resultados diferentes. Por lo tanto, no existe
derivada en el punto, a pesar de que sea continuo.
De manera informal, si el gráfico de la función tiene puntas agudas, se interrumpe o tiene
saltos, no es derivable.
Definición analítica de derivada como un límite


Esquema que muestra los incrementos de la función en x y en y.
En terminología clásica, la diferenciación manifiesta el coeficiente en que una cantidad cambia
a consecuencia de un cambio en otra cantidad .
En matemáticas, coeficiente es un factor multiplicativo que pertenece a cierto objeto como una
variable, un vector unitario, una función base, etc.
En física, coeficiente es una expresión numérica que mediante alguna fórmula determina las
características o propiedades de un cuerpo.
En nuestro caso, observando la gráfica de la derecha, el coeficiente del que hablamos vendría
representado en el punto de la función por el resultado de la división representada por la
relación , que como puede comprobarse en la gráfica, es un valor que se mantiene constante a
lo largo de la línea recta azul que representa la tangente en el punto de la función. Esto es fácil
de entender puesto que el tríangulo rectángulo formado en la gráfica con vértice en el punto ,
por mucho que lo dibujemos más grande, al ser una figura proporcional el resultado de es
siempre el mismo.
Esta noción constituye la aproximación más veloz a la derivada, puesto que el acercamiento a la
pendiente de la recta tangente es tanto por la derecha como por la izquierda de manera
simultánea.
Considerando la función f definida en el intervalo abierto I y un punto a fijo en I, se tiene que
la derivada de la función f en el punto se define como sigue:

,
si este límite existe, de lo contrario, , la derivada, no está definida. Esta última expresión
coincide con la velocidad instantánea del movimiento continuo uniforme acelerado en
cinemática.
Aunque podrían calcularse todas las derivadas empleando la definición de derivada como un
límite, existen reglas bien establecidas, conocidas como teoremas para el cálculo de
derivadas, las cuales permiten calcular la derivada de muchas funciones de acuerdo a su
forma sin tener que calcular forzosamente el límite. Tales reglas son consecuencia directa de
la definición de derivada y de reglas previas, como puede apreciarse en todo buen texto de
cálculo infinitesimal.
También puede definirse alternativamente la derivada de una función en cualquier punto de su
dominio de la siguiente manera:
,
La cual representa un acercamiento de la pendiente de la secante a la pendiente de la
tangente ya sea por la derecha o por la izquierda según el signo de . El aspecto de este
límite está relacionado más con la velocidad instantánea del movimiento uniformemente
acelerado que con la pendiente de la recta tangente a una curva.
No obstante su aparente diferencia, el cálculo de la derivada por definición con cualquiera
de los límites anteriormente expresados, proporciona siempre el mismo resultado.
Notación
Existen diversas formas para nombrar a la derivada. Si f es una función, se escribe la derivada de
la función respecto al valor en varios modos:
 {Notación de Lagrange}
se lee «efe prima de equis»
 o {Notaciones de Cauchy y Jacobi, respectivamente}
se lee « sub de », y los símbolos D y d deben entenderse como operadores.
 { Notación de Newton}
se lee «punto » o « punto». Actualmente está en desuso en Matemáticas puras, sin embargo
se sigue usando en áreas de la física como la mecánica, donde otras notaciones de la derivada se
pueden confundir con la notación de velocidad relativa. Se usa para definir la derivada temporal de
una variable.
 , ó {Notación de Leibniz}
se lee «derivada de ( ó de ) con respecto a ». Esta notación tiene la ventaja de sugerir a
la derivada de una función con respecto a otra como un cociente de diferenciales.
La notación más simple para diferenciación, en uso actual, es debida a Lagrange. Para identificar
las derivadas de en el punto , se escribe:
para la primera derivada,
para la segunda derivada,
para la tercera derivada,
para la enésima derivada ( ). (También se pueden usar números
romanos).
Para la función derivada de en , se escribe . De modo parecido, para la
segunda derivada de en , se escribe , y así sucesivamente.
La otra notación común para la diferenciación es debida a Leibniz. Para la función
derivada de , se escribe:

Con esta notación, se puede escribir la derivada de en el punto de dos
modos diferentes:

Si , se puede escribir la derivada como

Las derivadas sucesivas se expresan como
o
para la enésima derivada de o de respectivamente.
Históricamente, esto viene del hecho que, por ejemplo, la
tercera derivada es

la cual se puede escribir como

La notación de Leibniz es muy útil, por cuanto permite
especificar la variable de diferenciación (en el
denominador); lo cual es pertinente en caso
de diferenciación parcial. También facilita recordar
la regla de la cadena, porque los términos «d» parecen
cancelarse simbólicamente:

En la formulación popular del cálculo mediante
límites, los términos «d» no pueden cancelarse
literalmente, porque por sí mismos son indefinidos;
son definidos solamente cuando se usan juntos
para expresar una derivada. En análisis no-
estándar, no obstante, se puede ver como
números infinitesimales que se cancelan.
La notación de Newton para la diferenciación
respecto al tiempo, era poner un punto arriba del
nombre de la función:


y así sucesivamente.
Esta notación de Newton se usa
principalmente en mecánica, normalmente
para derivadas de tiempo tales
comos velocidad y aceleración, y en teoría
de ecuaciones diferenciales ordinarias.
Usualmente solo se usa para las primeras
y segundas derivadas.
Diferenciabilidad
Una función con dominio en un subconjunto de los reales es diferenciable en un punto si su
derivada existe en ese punto; una función es diferenciable en un intervalo si es diferenciable en
todos los puntos del intervalo.
Si una función es diferenciable en un punto , la función es continua en ese punto. Sin embargo,
una función continua en , puede no ser diferenciable en dicho punto. En otras palabras,
diferenciabilidad implica continuidad, pero no su recíproco.
La derivada de una función diferenciable puede ser, a su vez, diferenciable. La derivada de una
primera derivada se llama derivada segunda. De un modo parecido, la derivada de una derivada
segunda es la derivada tercera, y así sucesivamente. Esto también recibe el nombre de derivación
sucesiva o derivadas de orden superior.












Ejemplo #1
Sea la función , definida sobre el conjunto de los
números reales (denotado por ). Para conocer sus variaciones se observa su derivada:

Para encontrar el signo de , se tiene que factorizar:

lo anterior que se hace resolviendo una ecuación de segundo grado.
También se observa su segunda derivada:

Dado que y entonces tiene un máximo local en -1 y
su valor es .
Dado que y entonces tiene un mínimo local en 4 y su
valor es .
Nótese que la derivada es diferenciable en todo su dominio y hay exactamente 2
valores de tales que , los cuales son y , tomando en
cuenta el teorema del valor medio y que entonces la derivada es
negativa en el intervalo por lo tanto la función es decreciente en el
intervalo .
Al ser una función basada en un polinomio cúbico no está acotada ni por arriba ni por
abajo y como su derivada es una función cuadrática entonces no tiene más de 2
puntos con derivada igual a cero, por tanto la función es creciente en el
intervalo y en el intervalo .
Ejemplo #2
Utilizando la definición de derivada de una función, determinar la derivada de la
función.



Sustituir datos:

Desarrollar:



Entonces, la derivada de la
función es:

Ejemplo #3
Encuentra la derivada de:


Racionalizando:




Calculamos el límite:





Sign up to vote on this title
UsefulNot useful