GNL: la revolución del

gas natural recién comienza
FEBRERO DE 2013
BNa me r i c a s . c o m
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
2
Introducción 3
Gráfco 1 - Consumo de energía en el mundo, 1990-2035 4
Gas natural en el mundo 5
Gráfco 2 - Demanda de gas natural en el mundo 5
Cuadro 1 - Producción mundial de gas natural por región, 2007-2035 6
Cuadro 2 - Mercado del gas en cifras, 2011 7
Transporte del GNL 7
Gráfco 3 - Países importadores de GNL en el mundo 8
Mayores exportadores e importadores de GNL 9
Cuadro 3 - Exportaciones de GNL, 1999-2009 9
Estados Unidos se abre al GNL 10
¿Llega a Chile el gas de esquisto? 11
Chile: GNL v/s carbón 12
Cuadro 4 - Análisis de alternativas: costos de desarrollo 14
México vuelve al gas natural 14
Argentina en la encrucijada del gas 16
Conclusión: GNL, el combustible del futuro 17
Índice
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
3
Introducción
La demanda por gas natural está aumentando a nivel global. Cada día son más los
países que preferen este tipo de combustible para afrontar sus desafíos de crecimiento,
en primer lugar, porque es relativamente limpio en comparación con otras alternativas,
y en segundo, porque les permite solventar de mejor forma los costos de generación
de energía eléctrica que implican dichos desafíos, para los que tradicionalmente se ha
usado petróleo, que hoy se ha vuelto cada vez más caro y escaso.
El efecto medioambiental de la utilización de GNL también es un factor
importante que ha favorecido su preferencia a nivel mundial. De acuerdo a
la opinión de expertos y de la Agencia Internacional de Energía (IEA, en su
sigla en inglés), los benefcios ambientales del gas natural son evidentes: el
GNL, compuesto en un 70% por gas metano, y en menor medida por otros
hidrocarburos, emite alrededor de un 40% menos de CO2 en comparación con
el carbón, y un 30% menos de CO2 en comparación con el petróleo, por cada
unidad de energía producida.
Otra de las ventajas señaladas por los expertos son sus altos niveles de efciencia
eléctrica y una mayor abundancia de sus reservas, en comparación con las
existentes de petróleo.
La IEA también señala que entre las ventajas operacionales del gas natural
se cuenta un bajo riesgo fnanciero y técnico, debido a que la construcción
de plantas para su proceso, sean estas de licuefacción o regasifcación, puede
tardar alrededor de dos años, en comparación con las plantas de generación, por
ejemplo, de fsión nuclear, cuyo emplazamiento tarda mucho más.
Paralelamente a las exigencias ambientales cada vez más estrictas en el mundo,
otra de las razones por las cuales la producción y comercialización de gas natural
ha aumentado a nivel mundial es el gran incremento en la demanda de energía
en el mediano plazo. Es así como, de acuerdo a las proyecciones realizadas por
la frma inglesa British Petroleum (BP), las necesidades energéticas mundiales
proyectadas para el 2030 serán 45% superiores a los actuales niveles de energía
producida (véase gráfco 1).
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
4
Según estas estimaciones, hacia esa fecha no tan lejana será necesario producir
una cantidad de energía equivalente a casi el doble de los volúmenes de petróleo
que se explotan en la actualidad en los pozos ubicados en Oriente Medio.
Sin embargo, lo que está transformado y dando un vuelco a este mercado es el
hecho de que las economías estén utilizando cada vez más gas natural licuado
(GNL), gracias al envío de este combustible en barcos a distintos puntos del
planeta, lo que permite que lugares apartados o con pocas reservas de gas
natural puedan, de todas formas, contar con este recurso.
De esta forma, el consumo de gas natural como GNL se está acelerando, de la
mano de un mayor consumo de este recurso en economías emergentes de Asia,
tales como India y China; de Oriente Medio, y también de América del Sur.
800
600
400
200
0
1
9
9
0
2
0
0
0
2
0
0
8
2
0
1
5
2
0
2
0
2
0
2
5
2
0
3
0
2
0
3
5
354
406
505
573
619
671
721
770
Fuera de la OCDE OCDE
Gráfco 1
Consumo de energía en el mundo, 1990-2035
(1.000 billones de Btu)
Fuente: Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA)
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
5
Gas natural en el mundo
En el 2011, la demanda de gas natural creció en un 2,2% respecto al 2010, elevándose
a 311.828 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd). De acuerdo a los datos de la
ofcina de Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA, en
su sigla en inglés) la demanda de gas natural en el mundo creció en 57.00 mmpcd
entre el 2000 y el 2007, es decir, casi un 25%. Este organismo también proyecta
que la demanda de combustible se elevará hacia el 2015 en 40.000 mmpcd, y que se
necesitarán otros 50.000 mmpcd hacia el 2025 (véase gráfco 2).
Por su parte, las estimaciones registradas en el International Energy Outlook
2010 del Departamento de Energía de EE. UU. (DOE, en su sigla en inglés)
consideran que el consumo mundial de gas natural podría incrementarse
a una tasa de un 1,3% anual, proyectando así un crecimiento desde los
297.000 mmpcd de gas natural, que se consumieron en total en el 2007, hasta
niveles de 428.200 mmpcd, que serían necesarios hacia el 2035.
450
400
350
300
250
200
150
100
50
0
298 mmmmpcd
342 mmmmpcd
397 mmmmpcd
2
0
0
7
2
0
1
5
2
0
2
5
Gráfco 2
Demanda de gas natural en el mundo
(Billones de pies cúbicos diarios (mmmmpcd))
Fuente: EIA International Outlook 2010
África Sudamérica / Centroamérica Oriente Medio
Asia Pacífco Norteamérica Europa / Eurasia
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
6
También según el DOE, hacia el 2035 varios países de Oriente Medio, además
de África, Rusia, otras naciones de Eurasia, al igual que Catar e Irán, elevarán
su producción a más de 113.000 mmpcd de gas natural, en conjunto. Con este
incremento, el DOE pronostica que la producción de gas natural en el mundo se
elevará a alrededor de 425.800 mmpcd (véase cuadro 1).
Las proyecciones del DOE también consideran que, en el futuro, aumentará
la producción de gas natural desde depósitos de baja permeabilidad o de
arenas compactas (tight gas), gas de esquisto o capas rocosas poco fracturadas
y gas grisú o gas metano de lechos de carbón (coalbed methane) en reservorios
ubicados en Estados Unidos, Canadá y China.
Source: BNamericas
Región/País 2007 2008 2015 2020 2025 2030 2035 tmca*
OCDE
Norteamérica 75,1 77,0 73,7 75,7 80,3 84,9 88,2 0,6
Europa 27,9 29,2 26,3 24,6 23,6 22,7 21,9 -0,9
Asia 5,2 5,5 10,1 10,7 11,0 11,5 12,6 3,2
Total OCDE 108,2 111,5 110,1 110,7 114,8 119,2 122,7 0,5
Fuera de la OCDE
Europa y Eurasia 83,3 85,2 87,9 92,3 95,6 98,4 100,8 0,7
Rusia 63,3 63,9 63,0 66,4 69,3 72,6 74,8 0,6
Otros 20,0 21,3 25,2 26,0 26,3 26,0 26,3 1,0
Asia 32,9 34,4 43,3 46,7 50,4 54,2 57,3 2,0
China 6,6 7,4 7,9 8,2 9,3 12,3 15,3 3,1
India 3,0 3,0 7,4 8,2 8,8 9,0 9,0 4,0
Otros 23,3 24,0 27,9 30,3 32,3 32,9 32,9 1,2
Oriente Medio 34,5 36,9 57,3 67,2 72,9 76,2 77,8 2,9
África 18,6 19,7 31,0 34,7 37,8 38,6 38,4 2,6
Sudamérica y Centroamérica 14,2 14,5 18,1 23,8 25,8 27,4 28,8 2,5
Total no OCDE 190,4 237,8 265,0 282,2 295,1 303,0 1,8
Total mundial 292,1 301,9 347,7 375,7 396,7 414,0 425,8 1,4
*Tasa media de crecimiento anual 2007-2035
Cuadro 1
Producción mundial de gas natural por región, 2007-2035
(billones de pies cúbicos diarios)
Fuente: International Energy Outlook 2010, EIA/DOE.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
7
En cuanto a las reservas probadas de gas natural a fnes del 2011, estas
alcanzaban los 7.361 billones de pies cúbicos (mmmmpc) de acuerdo a lo
informado por la BP Statistical Review of World Energy June 2012 (Revisión
estadística de energía mundial de BP). Con estas reservas y con los actuales
niveles de producción, se espera que la demanda mundial de gas natural se
pueda satisfacer durante un período de, a lo menos, 62,8 años.
El anterior cálculo coloca a las reservas probadas de gas natural, en comparación
con otros combustibles fósiles, en el segundo lugar en importancia, después de
las de carbón, que alcanzarían para unos 119 años, y sobre las de petróleo, que
solo alcanzarían para 45,7 años más.
Transporte del GNL
El gas natural se envía en su mayor parte a través de gasoductos. Sin embargo,
de acuerdo a la IEA, cerca de un tercio de las importaciones del combustible se
realizan en forma de gas natural licuado GNL.
En el 2007, solo 17 países importaban GNL; en la actualidad, lo hacen 23,
localizados en Europa, Asia, América Central, Norteamérica, Sudamérica
y Oriente Medio, y entre los cuales se encuentran distribuidas 86 plantas
regasifcadoras. En el futuro, varios países, entre ellos Polonia, Croacia,
Bangladesh, Jamaica, Colombia, Panamá, El Salvador, Costa Rica y el Líbano,
también proyectan construir sus propios terminales de regasifcación para
importar gas natural y entrar al mercado del GNL (véase gráfco 3).
En cuanto a los países productores de GNL, actualmente el mercado cuenta
con cerca de 18, los cuales, en conjunto, operan alrededor de 30 plantas de
licuefacción dedicadas a la exportación del combustible.
El mercado del gas natural creció 4%
Los embarques de GNL en el mundo crecieron un 10,1%
El GNL proveniente de Catar creció 34,8%, lo que representó el 87,7% del crecimiento de 10,1%
La participación del GNL en el mercado del gas natural fue un 32,3%
Los envíos de gas natural a través de gasoductos crecieron un 1,3%
A fnes de 2011 las reservas probadas de gas eran de 7.361 billones de pies cúbicos
Cuadro 2
Mercado del gas en cifras, 2011
Fuente: BP Statistical Review of World Energy, 2012
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
8
Gráfco 3
Países importadores de GNL en el mundo
Fuente: BG Group
La capacidad actual de licuefacción de gas natural, de esta forma, asciende a 271
millones de toneladas anuales. Sin embargo, existen planes para sumar otros 150
millones de toneladas anuales al 2020, lo que representa un 83% del total de la
capacidad instalada en el año 2009.
En cuanto a los volúmenes de intercambio de gas a nivel mundial, según
las cifras del informe “Prospectiva del mercado de gas natural 2010-2025”
del Gobierno de México, en el 2009 se intercambió un volumen total de
84.807 mmpcd de gas en todo el mundo, lo que representó un 8% más respecto
de los envíos de GNL del año anterior. Del total comercializado en ese período,
un 72,3% (61.319 mmpcd) correspondió a despachos a través de gasoductos,
mientras que un 27,7% (23.488 mmpcd) correspondió a envíos comercializados
en forma de GNL.
Plantas existentes (22)
Plantas en construcción (3)
Plantas en evaluación
o en desarrollo (+25)
Alemania
Holanda
Dinamarca
Polonia
Reino Unido
Lituania
Irlanda
Bélgica Croacia
Hungría
Rumania
Ucrania
Turquía
El Líbano
Israel
Francia
Portugal
Is. Canarias (España)
Italia
España
Albania
Grecia
Marruecos
Chipre
Bahréin
Kuwait
Dubái
Pakistán
La India
Sri Lanka
Kenia
Corea del Sur
Hong Kong
China
Taiwán
Japón
Vietnam
Singapur
Filipinas
Java (Indonesia)
Nueva Zelandia
Sudáfrica
Brasil
Uruguay
Argentina
Chile
Canadá
EE. UU.
Jamaica
P. Rico
Rep. Dom.
El Salvador
México
Hawái (EE. UU.)
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
9
Mayores exportadores e importadores de GNL
Los principales productores de GNL en Oriente Medio son Catar y Emiratos Árabes
Unidos; en la zona del Atlántico, los mayores productores son Nigeria y Argelia; y en el
área del Pacífco, los principales productores son Indonesia, Malasia, Australia y Rusia.
Catar encabeza la lista de los mayores países exportadores de GNL, tras haber
exportado 4.784 mmpcd en el 2009, un 24,9% más que en el 2008. En segundo
lugar se ubica Malasia, que durante el mismo período logró exportar 2.857 mmpcd.
Otro exportador de importancia en el mundo es Australia, que en el 2009 alcanzó a
transar 2.345 mmpcd en los mercados de GNL (véase cuadro 2).
1999 2000 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009
Total 12.017 13.215 13.831 14.512 16.336 17.170 18.268 20.423 21.906 21.855 23.488
1. Catar 787 1.355 1.600 1.799 1.857 2.322 2.622 3.008 3.723 3.829 4.784
2. Malasia 1.988 2.029 2.023 1.985 2.263 2.671 2.759 2.713 2.882 2.837 2.857
3. Indonesia 3.755 3.445 3.077 3.322 3.450 3.231 3.044 2.861 2.684 2.590 2.516
4. Australia 974 975 987 970 1.018 1.174 1.437 1.744 1.958 1.953 2.345
5. Argelia 2.492 2.540 2.471 2.601 2.709 2.485 2.485 2.388 2.387 2.110 2.022
6. Trinidad y Tobago 198 339 353 515 1.152 1.350 1.356 1.572 1.756 1.675 1.910
7. Nigeria 72 541 758 759 1.141 1.215 1.165 1.701 2.047 1.982 1.547
8. Egipto - - - - - - 670 1.448 1.317 1.357 1.240
9. Omán - 238 719 770 891 871 892 1.117 1.177 1.052 1.117
10. Brunéi 814 848 871 884 936 917 885 949 905 888 853
11. Emiratos Árabes 684 669 685 663 688 712 691 685 730 728 678
12. Rusia - - - - - - - - - - 639
13. Guinea Ecuatorial - - - - - - - - 137 500 457
14. Noruega - - - - - - - - 14 211 307
15. Estados Unidos 160 159 173 164 159 162 178 166 114 94 84
16. Libia 93 77 74 61 73 61 84 70 74 51 70
17. Yemen - - - - - - - - - - 40
18. Bélgica - - - - - - - - - - 23
19. Taiwán - - 40 - - - - - - - -
20. Japón - - - 15 - - - - - - -
21. Corea del Sur - - - 5 - - - - - - -
Cuadro 3
Exportaciones de GNL, 1999-2009
(millones de pies cúbicos diarios)
Fuente: BP Statistical Review of World Energy, varios años.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
10
El principal importador de GNL del mundo es Japón, que en el 2009 importó
8.311 mmpcd, lo que representa un 35,4% del total de GNL importado a nivel
mundial. Los países que le siguen son Corea del Sur, con una importación de
3.322 mmpcd, seguido de España, con 2.613 mmpcd. Estos tres países importaron,
en conjunto, un 60,6% del total del GNL comercializado durante dicho período.
Estados Unidos se abre al GNL
En el 2005, Estados Unidos comenzó a explotar intensivamente gas natural no
convencional, conocido como gas de esquisto. Hasta esa fecha, la explotación de
ese tipo de gas era técnica y económicamente inviable. Sin embargo, el avance
tecnológico en la perforación horizontal y el fracturamiento hidráulico de rocas
permitió explotar y comenzar a colocar este gas en el mercado interno. De
acuerdo a Gerardo Bazán C., ingeniero del Instituto Tecnológico de Monterrey,
México, “la explotación de gas de esquisto ha contribuido de manera importante
a incrementar la oferta energética de ese país”.
Bazán señala, además, que en el año 2000 “la producción de gas de esquisto
en Estados Unidos aportó 0,39 mmmmpc, mientras que en el 2010, este valor
se multiplicó por 12, alcanzando los 4,87 mmmmpc. Esta producción –dice–
ubica a Estados Unidos como el principal productor de gas natural en el mundo,
con aproximadamente 13% de la producción mundial, superando a Rusia por
primera vez en la historia”.
Asimismo, y de acuerdo a otras estimaciones, se espera que para el 2035 la
producción estadounidense de gas de esquisto alcance un 46% del total de la
producción de gas natural de ese país. De hecho, y según las proyecciones de la
EIA, en el 2011 la producción de gas de esquisto ya representaba un 20% del
total de gas producido en Estados Unidos.
De igual forma, BP, en su Energy Outlook 2030, predice que el desarrollo creciente
de nuevos prospectos de gas de esquisto en Estados Unidos llevará a este país a
tener una capacidad exportadora de 5.000 mmpcd de GNL hacia el 2030.
Este fuerte incremento de la producción de gas de esquisto ha hecho que
desde fnes del 2008 y comienzos del 2009, el Henry Hub (HH), el punto
de referencia de precios para el gas natural de Estados Unidos, se desacople
del precio del petróleo Brent, bajo el cual se establecen los precios de venta
del gas natural para Europa y Asia. En esa fecha, el índice HH registró
un precio de entre US$4,7 MMbtu y US$6,5 MMbtu, y ha llegado a
caer hasta a US$2 MMbtu, como ocurrió en abril del 2012. Durante este
mismo período, el precio del gas natural en Japón y Europa se situó entre
US$13 MMbtu y US$16 MMbtu.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
11
Este bajo costo de la producción permite a Estados Unidos abrirse al mercado
del GNL, con proyecciones de exportación a otros países del Pacífco, tales
como México y Chile. Dicha apertura también se ve favorecida por la
proyectada ampliación del Canal de Panamá, que debería estar terminada en el
2015, y que permitirá que un 80% de los barcos metaneros pueda pasar por sus
esclusas, lo que se refejará en una reducción del costo del transporte del GNL.
No obstante el reducido valor del gas de esquisto estadounidense, el precio
de ingreso a un país como Chile sería bastante mayor, si bien se estima que
no alcanzaría los niveles de precios del gas en Eurasia. De todas formas, el
gas de esquisto para Chile incluiría US$1,8 a US$2,8 MMbtu por costo de
licuefacción, más un 15% y 16% por costo de gas, entre US$1 y US$1,1 MMbtu
por costos de trasporte, y US$1 MMbtu por costos operacionales en el terminal
local, lo que signifca que el costo fnal del GNL puesto en Chile totalizaría
entre US$9 y US$12 MMbtu.
¿Llega a Chile el gas de esquisto?
La nueva capacidad de Estados Unidos de explotación y exportación de gas de
esquisto y un relativo bajo precio del HH, en comparación con el gas natural
indexado al petróleo de Japón y Europa, ha puesto rápidamente en marcha
proyectos de licuefacción de gas natural en ese país para su siguiente fase
exportadora de GNL.
Este es el caso de Cheniere Energy Inc., una empresa con sede en Houston,
dedicada al negocio de almacenamiento y venta de gas natural en Estados
Unidos y en los mercados internacionales. La empresa proyecta levantar dos
nuevos terminales de licuefacción, para lo cual, actualmente está armando el
paquete fnanciero y ya tiene los permisos del DOE para la exportación de GNL
y la construcción de un nuevo terminal de regasifcación, que estará ubicado en
sus actuales instalaciones de Sabine Pass, en el estado sureño de Luisiana, en
el Golfo de México. Las nuevas instalaciones de Sabine Pass están destinadas a
convertirse en el primer terminal de licuefacción de gas operado por Cheniere en
ese país, y su costo fuctuará entre US$4.000 y US$5.000 millones.
Cheniere opera desde el 2009 el terminal de regasifcación de Sabine Pass, con
capacidad de 4.000 mmpcd, donde se pueden almacenar hasta 16.900 mmpcd. Las
futuras plantas de licuefacción de Sabine Pass se comenzaron a construir en septiembre
del 2012 bajo un contrato EPC a cargo de Bechtel Oil, Gas and Chemicals Inc., la que
tiene plazo para fnalizar las obras hasta fnes del 2015 y principios del 2016.
El terminal de licuefacción de gas de Cheniere tendrá, en una primera etapa, de
dos trenes de licuefacción, con capacidad para procesar, en total, un promedio
de 1.200 mmpcd de gas, pero se prevé ampliarlo con otros dos trenes.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
12
Paralelamente, Cheniere también desarrolla un segundo terminal de
licuefacción de gas natural, que pretende construir en sus actuales instalaciones
de regasifcación que opera cerca de la Bahía de Corpus Christi, en el mismo
Golfo de México, al sur de sus instalaciones de Sabine Pass. Sin embargo, para
este proyecto, Cheniere aún no consigue los permisos de exportación necesarios.
Los planes generales de Cheniere son mucho más ambiciosos y, justamente,
apuntan al mercado de GNL en Chile. Esta compañía, junto la estadounidense
Australis Power y las empresas chilenas Andes Mining Energy y Gasoducto
Innergy, anunciaron en septiembre pasado el desarrollo del proyecto Octopus,
que incluye la construcción de una central a gas de ciclo combinado de
700 MW que estará ubicada cerca de la bahía de Concepción, para alimentar el
Sistema Interconectado Central (SIC) de Chile, que provee de energía eléctrica
al país desde Taltal por el norte hasta la isla de Chiloé, por el sur.
El proyecto considera una inversión total de US$1.300 millones, y su primera
unidad generadora entraría en operaciones en el 2017. La iniciativa incluye la
operación de un barco de almacenamiento y regasifcación (FSRU, en su sigla en
inglés) con GNL exportado desde Estados Unidos por Cheniere.
Chile: GNL v/s carbón
En el 2007, la crisis económica Argentina llevó a este país a cortar su suministro
de gas natural a Chile. Esto obligó a convertir las centrales de ciclo combinado,
que se habían instalado en el país para procesar el gas argentino, en centrales
a diésel y, al mismo tiempo, llevó al Gobierno y al sector privado chilenos a
impulsar el desarrollo de terminales de recepción y regasifcación de GNL. A la
fecha, Chile cuenta con dos terminales de este tipo.
El primero de ellos, GNL Quintero S.A. (GNLQ), inició operaciones en el 2009
en la bahía de Quintero en la V Región del país, y abastece con gas natural la zona
central de Chile. El terminal tuvo un costo de US$1.066 millones, y sus socios son
Enagás, BG Group, ENAP, Endesa Chile y Metrogas. GNLQ cuenta actualmente
con capacidad para producir hasta 10 millones de metros cúbicos diarios
(mmmcd) de gas natural, y se le está realizando una ampliación que le permitirá
alcanzar una capacidad de 15 mmmcd, con un costo de US$30 millones, que
debería entrar en operaciones en el primer semestre del 2014.
La segunda planta regasifcadora de Chile entró en operaciones en el 2010.
Pertenece a la frma GNL Mejillones S.A. (GNLM), y en ella participan la
empresa franco-belga GDF Suez Energy (63%) y la estatal Codelco (37%).
GNLM invirtió US$550 millones en el desarrollo del terminal y de una planta
cuya capacidad de regasifcación alcanza los 5,5 mmmcd de gas natural, y que
cuenta con capacidad para generar 1.100 MW.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
13
Gracias a esta reciente nueva ola de importación de GNL, la industria chilena
ha podido volver a convertir en centrales a gas natural de ciclo combinado las
centrales que había tenido que convertir a diésel a raíz de la crisis de gas argentino.
El uso del GNL está permitiendo, además, que el país pueda diversifcar su matriz
energética basada principalmente en centrales hidroeléctricas y carbón, en respuesta
a la creciente oposición ambiental a la instalación de nuevas centrales de este tipo.
Al respecto, María Isabel González, gerente general de la consultora Energética
S.A., dice que “los obstáculos ambientales y sociales que están teniendo las
centrales de carbón para su desarrollo, así como la apertura de los terminales
exportadores de GNL en Estados Unidos, están promoviendo que los nuevos
proyectos de generación en Chile sean en base a ciclos combinados usando GNL”.
La consultora agrega que, “debido a los problemas para ejecutar los proyectos
de generación a carbón, las centrales de GNL están surgiendo como la única
alternativa para instalar centrales de una capacidad acorde con el crecimiento del
país”. Sin embargo, también señala que “en el mediano plazo, el gas seguirá detrás
de las centrales de carbón e hidroeléctricas, debido a que, desde el punto de vista
de capacidad instalada, ambos tipos de centrales registran el 55% del total, y desde
el punto de vista de energía generada, el 80% del total”.
En este sentido, Chile necesitaría una gran capacidad instalada y disponibilidad
de GNL para que las centrales a gas desplacen al actual parque de centrales
de carbón e hidroeléctricas. Por este motivo, explica María Isabel González,
“los proyectos de generación en base a GNL tienen que estar asociados a la
ampliación de los actuales terminales de recepción de barcos y regasifcación de
GNL, o al desarrollo de nuevas instalaciones de regasifcación”.
Paralelamente, y de acuerdo a Hugh Rudnick, director de la consultora
Systep y profesor del Departamento de Ingeniería Eléctrica de la Pontifcia
Universidad Católica de Chile, otra razón para que se continúe utilizando
carbón mayormente en la matriz energética en Chile es “una no tan confable
disponibilidad de reservas de gas de esquisto de Estados Unidos, asociada a un
mayor costo de desarrollo del GNL en comparación con el carbón”.
De acuerdo al consultor, “hay que tener cautela respecto de lo que la IEA ha
indicado como las zonas con potenciales recursos y los volúmenes estimados de estos
recursos en ese país”. Al respecto, Rudnik señala que, hace poco, un representante
del Departamento de Estado de Estados Unidos en visita a Chile “expresó su cautela
acerca de los recientes descubrimientos de gas de esquisto en Estados Unidos.
Dichos descubrimientos se sometieron a estudios más detallados, los cuales habrían
comprobado que estos recursos, al igual que los hallados en Polonia y Uruguay, son
menores en comparación con las estimaciones preliminares realizadas por la IEA”.
Según Rudnik todas estas razones hacen que “salvo que no se construyeran nuevas
centrales térmicas por razones de impacto ambiental en sus emplazamientos, no hay
señales de que se vaya a abandonar al carbón como combustible en Chile”.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
14
Rudnik explica que “el carbón se sigue utilizando en forma masiva en el
mundo, y en China hay cada vez más desarrollo de centrales en base a carbón.
En Alemania, por ejemplo, se acaba de inaugurar recientemente en la zona de
Colonia una nueva central a carbón de 2.200 MW. Este país, debido a un tema
económico, y después de haber desechado la construcción de nuevas centrales
nucleares, tiene planifcado desarrollar 23 nuevas centrales a carbón en el
futuro”. Esto se debe, dice el consultor, a que “utilizar carbón sigue siendo más
económico para la generación eléctrica en comparación con el gas”.
Para grafcar lo anterior, Hugh Rudnik explica que las estimaciones realizadas
por la consultora Systep llegan a la conclusión de que “cambiar la actual matriz
del carbón al gas natural implica un aumento de US$20 por MW/h, debido
al mayor costo de desarrollo del gas, considerando valores de US$11 MMbtu,
que aún se podía considerar un precio atractivo para la importación de gas de
esquisto desde Estados Unidos” (véase cuadro 4).
Escenario de expansión a carbón Escenario de expansión del GNL CC
Inversión unitaria 2.400-2.800 US$ /kW 1.000 - 1.200 US$ / kW
Factor de planta 85% 80%
Precio de combustible 100-130 US$ / Ton 11,0 - 13,0 US$ / MMBtu
Costo variable total 37,0 - 47,5 US$ / MWh 78,2 - 91,8 US$ / MWh
Estructura deuda-patrimonio 70%/30% 70%/30%
Tasa WACC 7,67% 7,67%
Costo de desarrollo de la energía 73,8 - 91,1 US$ / MWh 91,5 - 108,4 US$ / MWh
Cuadro 4
Análisis de alternativas: costos de desarrollo
Fuente: Systep
México vuelve al gas natural
México es uno de los países con mayor cantidad de reservas de hidrocarburos
a nivel mundial. Sin embargo, debido al rápido declive en sus principales
yacimientos petroleros, tanto la producción de crudo como la de gas natural se ha
visto afectada en los últimos años, lo cual, sumado al crecimiento sostenido en la
demanda, especialmente de gas natural, ha hecho que el país se vea en la necesidad
de complementar su producción local con importaciones de este combustible.
Gerardo Bazán C., ingeniero del Instituto Tecnológico de Monterrey, México,
indica que dada la cercanía de este país a Estados Unidos, “gran parte de las
importaciones de gas natural en México se hacen a través de una veintena de
ductos que operan en la parte norte del país. Esto, unido a que en los últimos
años el precio de este combustible ha disminuido dramáticamente en la región
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
15

de Norteamérica, ha traído importantes benefcios a México”. Sin embargo, con
el fn de complementar la oferta y brindar mayor fexibilidad operativa, desde
hace unos años México también ha recurrido a las importaciones de GNL.
Actualmente, México cuenta con tres terminales de regasifcación de GNL.
Se trata de Ensenada y Manzanillo, ubicados en el Pacífco, y el de Altamira,
ubicado en el Golfo de México. Entre los tres cuentan con una capacidad total
de regasifcación de 2.000 mmpcd.
En el 2009, y cuando aún no entraba en operaciones el terminal de Manzanillo,
México recibió 41 cargamentos de GNL, de los cuales, 74,5% provenían de Nigeria,
12,5% de Egipto, y el resto de Catar, Yemen, Noruega, Trinidad y Tobago e Indonesia.
En paralelo, México, dice Bazán, “cuenta con importantes reservas de gas
convencional, las cuales ascienden a 61 mmmmpc”. El profesional agrega que
también “se han estimado volúmenes de recursos de gas no convencional, del
tipo gas de esquisto, los cuales representan una oportunidad de desarrollo
económico sin precedentes para este país”.
En el 2011, el DOE de Estados Unidos estimó, en una muestra de 32 países,
recursos recuperables de gas natural no convencional por 6.622 mmmmpc, una
cifra muy similar a las reservas probadas de gas natural en el mundo, y que en
ese mismo año alcanzaban los 7.361 mmmmpc.
De acuerdo a las estimaciones del informe del DOE, un 29% del potencial
de gas de esquisto se concentra en América del Norte, mientras que México
concentra alrededor de 10% del potencial mundial de este recurso, es decir,
681 mmmmpc, ocupando el cuarto lugar a nivel mundial. Al respecto, México
también está realizando esfuerzos para comenzar a explorar y explotar sus
recursos de gas de esquisto, y con ello benefciar a toda la cadena productiva
atada a esta industria. Estos nuevos desarrollos permitirían a este país potenciar
el desarrollo de su sector petroquímico e industrial.
En relación al GNL, Gerardo Bazán estima que “este combustible no es el más
barato en comparación con el gas natural, debido a los altos costos involucrados
en procesos de licuefacción, transporte y regasifcación”. Por esto, explica Bazán,
“se espera que en el futuro México más bien afance su grado de interconexión
con el mercado estadounidense, con el objetivo de importar gas natural a través
de ductos con ese país, dado que representa una alternativa más competitiva que
la importación de GNL”.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
16
Argentina en la encrucijada del gas
La situación del mercado del gas natural en Argentina es bastante compleja. Debido
a que el Gobierno de ese país decidió en el pasado reciente no invertir en el desarrollo
de nuevos yacimientos de gas natural, fuera de los ya existentes en operaciones, los
cuales ya están “maduros”, el país se ha visto en la obligación de importar volúmenes
cada vez mayores de GNL para satisfacer sus necesidades energéticas internas.
Hasta hace poco, Argentina se abastecía, en parte, con entregas de GNL de
YPF, cuyo 51% pertenecía a la española Repsol. Sin embargo, tras el proceso de
nacionalización de ese porcentaje en mayo pasado, la española Repsol decidió
suspender sus envíos de GNL. Debido a lo anterior, Energía Argentina Sociedad
Anónima, Enarsa, el ente regulador estatal del gas en ese país, accedió a frmar
un contrato adicional de abastecimiento de 2,67 mmmcd de gas natural a
través de la red de gasoductos con la empresa boliviana Yacimientos Petrolíferos
Fiscales Bolivianos, YPFB, que se suman a los 13 mmmcd ya contratados
anteriormente con esa frma boliviana. De acuerdo a lo informado por YPFB,
las entregas de gas natural a Argentina durante el mes de agosto alcanzaron un
máximo de 16 mmmcd.
Gerardo Rabinovic, segundo vicepresidente del Instituto Argentino de la Energía
“General Mosconi”, comentó en su presentación en la conferencia Río Oil & Gas
– Brasil, efectuada en septiembre pasado, que “Argentina debe más que doblar sus
importaciones de gas natural al 2016”. Para esto, explicó, el país debería aumentar
hacia esa fecha sus importaciones en 5.000 mmmc desde campos gasíferos
bolivianos y sumar otros 5.000 mmmc provenientes de embarques de GNL.
Rabinovic explicó que las opciones que Argentina maneja para alcanzar dicha
meta consideran construir un nuevo terminal de regasifcación o expandir
sus actuales instalaciones de Bahía Blanca y Escobar, con capacidad de
regasifcación de 10 mmmcd y 14 mmmcd de gas, respectivamente. Rabinovic
también dijo que el país debe evaluar si seguir haciendo compras al contado
o tomar contratos de largo plazo, o si instalar tecnología de FSRU o en tierra.
Finalmente Rabinovic comentó sobre la factibilidad de desarrollar estudios
para conocer el verdadero nivel de reservas y la factibilidad de explotar gas
de esquisto de este país, cuyas reservas ocuparían el tercer lugar en el mundo,
después de Estados Unidos y China.
www.BNamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
17
Conclusión: GNL, el combustible del futuro
El gas natural se está haciendo fundamental para satisfacer los requerimientos
energéticos actuales, y lo seguirá haciendo con seguridad, a lo menos, durante la
primera mitad del siglo XXI. Así lo refeja la producción de gas natural, que ha
venido incrementándose de manera acelerada.
En poco tiempo, el combustible está provocando grandes cambios en el mercado
de la energía global. El primero de ellos corresponde al rápido ingreso al
mercado del gas natural licuado, GNL, cuyo transporte en buques metaneros
está permitiendo cubrir grandes distancias, salvando así las limitaciones
geográfcas propias de los gasoductos, y permitiendo que regiones apartadas del
planeta ahora puedan conectarse con este suministro energético. En segundo
lugar, el fenómeno denominado por algunos como “la revolución del gas”
contempla el desarrollo de gas no convencional, tal como el gas de esquisto o
gas de enquisto, lo que también ha hecho que muchos otros países, tales como
México, comiencen a mirar con interés estos abundantes recursos energéticos.
Algunos países de América Latina, tales como Chile y México, ubicados sobre
la cuenca del Pacífco, también están observando el gas de esquisto de Estados
Unidos como una alternativa de menor costo, quizá, para satisfacer la demanda
energética que la industria y las economías de estos países requieren para
alcanzar el crecimiento deseado.
Sin embargo, el GNL tampoco ha demostrado ser la panacea. Sus costos de
desarrollo son muchas veces más altos que el carbón, un combustible que
incluso sigue en boga en la matriz de economías “verdes” tales como Alemania.
Otros países, como México, debido a su cercanía con Estados Unidos, ven con
buenos ojos el desarrollo del gas de esquisto que efectivamente podría llegar a
través de sus gasoductos a un menor precio.
En defnitiva, cada país en América Latina y el mundo deberá analizar, por
razones económicas, estratégicas y ambientales, cuánto consumo de GNL
integrar a sus respectivas matrices de generación de energía eléctrica.
2013
• Nuevas oportunidades de negocios
• Amplia red de contactos
• Más de 250 líderes del sector en cada evento
Eventos 2013
3rd Andean Infrastructure Summit
13 y 14 de marzo - Hotel Intercontinental - Bogotá, Colombia
www.andeaninfrastructuresummit.com
3rd Latam Power - Hydro & Renewables Summit
7 y 8 Agosto - Hotel Intercontinental - Santiago, Chile
ww.latampowersummit.com
LatAm Oil & Gas Summit
11 y 12 de septiembre - Westin Galeria - Houston, Texas, EEUU
www.latamoilandgassummit.com
2nd Mexico Telecom Summit
27 y 28 de noviembre - Ciudad de México, México
www.mexicotelecomsummit.com
4th Southern Cone Infrastructure Summit
16 y 17 Octubre - Hotel Intercontinental - Santiago, Chile
www.infrastructuresummit.com
10th Southern Cone Energy Summit
6 y 7 de noviembre - Swissôtel - Lima, Perú
www.scenergysummit.com
7th Andean Energy Summit
5 y 6 de junio - Hotel Las Americas - Cartagena, Colombia
www.andeanenergysummit.com
2nd Mining Exploration Summit
17 y 18 de julio - Hotel Intercontinental - Medellín, Colombia
www.miningexplorationsummit.com
BNamericasevents.com
Más información de registro y
auspicios, contáctenos a
events@bnamericas.com
sponsors@bnamericas.com
(+56 2) 2941 0450
Mexico Energy Summit
6 y 7 de marzo - Hotel W - Ciudad de México, México
www.mexicoenergysummit.com
Mexico Mining Summit
22 y 23 de mayo - Camino real Polanco - Ciudad de México, México
www.mexicominingsummit.com
Contáctenos y reciba una
prueba gratis de dos semanas
+56 (2) 2941-0300
info@BNamericas.com
www.BNamericas.com
Energy DAILY
Entendemos la importancia que tiene la
información para el desarrollo de sus negocios en
Energía Eléctrica y Petróleo y Gas
Su negocio necesita diariamente información precisa y oportuna; la misión de
BNamericas es entregar estos servicios imprescindibles de inteligencia empresarial
que ayudan a quienes toman decisiones clave, como usted y sus colegas, a
mantenerse informados.
Las exigencias y regulaciones en constante cambio para los recursos de energía
eléctrica y de petróleo y gas en toda la región afectan la forma en que operan las
empresas en América Latina. Los boletines de noticias diarias de Energía Eléctrica
y Petróleo y Gas de BNamericas ofrecen cobertura noticiosa acerca de las
actividades de esta industria que repercuten en su empresa. En esta área cubrimos
la exploración y producción y la refnación y distribución de petróleo y gas, además
de la generación, transmisión y distribución de electricidad.
Por
Enrique Cereceda
Business Intelligence
Director
Raúl Ferro
Editora
Phaedra Troy
Analistas
Infraestructura: Eduardo Coronado
Telecom: Phil Anderson
Correctores
Robin Brundell
Eduardo Valenzuela

Diseñado por
Magdalena Torres
Para contactar a la editora:
ptroy@bnamericas.com
Oil & Gas
Intelligence Series
Ofcinas centrales:
Los Militares 6191, Piso 6, Las Condes, Santiago, Chile
Teléfono: +56 (2) 2941-0300 / Fax: +56 (2) 232-9376
Fono/Fax en EE. UU.: (800) 535-2137 USA
Copyright Todos los derechos reservados. Esta publicación no puede ser reproducida o transmitida, total ni parcialmente, de ninguna forma
ni por ningún medio, electrónico o mecánico. Cualquier uso no autorizado, compartido, reproducción o distribución quedan expresamente
prohibidos. Este informe NO INCLUYE ningún derecho de reventa. Aviso Legal Si bien se ha intentado verifcar la información proporcionada
en esta publicación, ni el autor ni la casa editorial asumen responsabilidad alguna por los errores, omisiones o información contradictoria que
pudiese contener el documento. El presente documento no debe interpretarse como un asesoramiento legal, ni de inversión o contabilidad. El
comprador o lector de este documento asume toda la responsabilidad por el uso de este material e información. Business News Americas no
asume responsabilidad u obligación legal alguna en nombre de ningún comprador o lector de estos materiales.
© 2013 Business News Americas.
BNamericas es un servicio bilingüe de información que cubre las noticias y eventos más importantes ocurridos en 12 sectores de negocios
de América Latina y el Caribe. Business News Americas tiene sus ofcinas centrales en Santiago de Chile y presencia en la región a través de
corresponsales en São Paulo, Buenos Aires, Caracas, Bogotá y Ciudad de México.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful