As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center

,
nor of its sponsors or supporting entities.
EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a
conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making
their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON
TEL: 943250104 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520
E-MAIL: info@ekaicenter.eu
facebook.com/EKAICenter scribd.com/EKAICenter




Working Paper
1 de agosto de 2014




Kutxabank
EL CASO PUJOL
Y EL CASO KUTXABANK









As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center,
nor of its sponsors or supporting entities.
EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a
conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making
their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON
TEL: 943250104 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520
E-MAIL: info@ekaicenter.eu
facebook.com/EKAICenter scribd.com/EKAICenter

Kutxabank
EL CASO PUJOL
Y EL CASO KUTXABANK
1. Se nos ha formulado una pregunta sobre hasta qué
punto pueden ser comparables las repercusiones
del caso Pujol en Catalunya y del caso Kutxabank en
Euskadi.

2. Evidentemente, no vamos a analizar este tema
desde la perspectiva de las responsabilidades
penales. No porque pensemos que no existan en el
caso Kutxabank sino porque la acreditación de estas
responsabilidades penales exigirían una prueba con
valor judicial de que personas concretas han
adoptado decisiones concretas en base a intereses
particulares concretos. Y esto es ciertamente
complicado.

3. Nuestro análisis afecta a las consecuencias que
determinadas actuaciones y posicionamientos
éticos y estratégicos de su respectiva clase política
pueden tener para el futuro de Catalunya o Euskadi
y, por otro lado, a las responsabilidades políticas
derivadas de dichas actuaciones.

4. El caso Pujol y el caso Kutxabank coinciden en el
calendario y ambos pueden representar un
verdadero proceso de inflexión con respecto al
papel que, en Catalunya y Euskadi, ha
representado y va a representar su respectiva
clase política y con respecto a su relación con la
sociedad civil.

5. Sin embargo, bien podría decirse que esta
coincidencia temporal se produce en sentido
inverso.

6. En Catalunya, es muy posible que el estallido del
caso Pujol sea “el comienzo del fin”. Es decir, el
comienzo del fin de una época en la que –al
parecer- una buena parte de la clase política
catalana ha vivido muy cómodamente asentada
en un régimen autonómico y en unas posiciones
moderadas que –muy probablemente- eran
precisamente las que aseguraban la complicidad
de los poderes fácticos con un régimen de
corrupción extendido al máximo nivel entre los
responsables políticos de la autonomía.

7. Desgraciadamente, es habitual en algunas
democracias occidentales que la corrupción no
sea sólo un “fallo” del sistema sino, al contrario,
una situación expresamente buscada para
asegurar complicidades y sumisiones políticas de
quien –como consecuencia de dicha corrupción-
se encuentra en una situación de riesgo y, por lo
tanto, acaba en manos de quien dispone de la
información necesaria para hacerle el suficiente
daño judicial o de imagen o de quien dispone del
poder necesario para evitar que ese daño se
produzca.

8. Tengamos en cuenta que, en ocasiones, es
precisamente el hecho de que una determinada
persona –o grupo político- sea susceptible de
extorsión lo que lleva a designarla para un
determinado puesto, a encumbrarla o a
mantenerla en un puesto en el que –
precisamente como consecuencia de ser
susceptible de extorsión- se sitúa en una posición
de mayor o menor nivel de sumisión. En
ocasiones, esto lleva a la perversa situación de
que cuanto mayor sea el delito o la conducta
reprochable a una determinada persona, de
mayor interés resulta para ser ubicada en
responsabilidades de primer nivel por parte de
quienes, de forma directa o indirecta, la
controlan.

9. En este sentido, el estallido del caso Pujol puede
ser un desastre para su partido político pero
quizás una auténtica “liberación” para Catalunya.
Es muy posible que el partido CDC se sitúe ahora
ante una difícil coyuntura. Por un lado, la
evidente amenaza de que, en caso de continuar
adelante con el proceso soberanista, el estallido
de nuevos escándalos llegue a hacerse
intolerable. Por otro lado, al contrario, la posible
necesidad de apostar aún con más entusiasmo





As a Working Paper, it does not reflect any institutional position or opinion neither of EKAI Center,
nor of its sponsors or supporting entities.
EKAI Center seeks to do business with companies or governments covered in its reports. Readers should be aware that we may have a
conflict of interest that could affect the objectivity of this report. Investors should consider this report as only a single factor in making
their investment decision.
GARAIA INNOVATION CENTER, GOIRU 1,A2 MONDRAGON
TEL: 943250104 LEKEITIO 675701785 DURANGO 688819520
E-MAIL: info@ekaicenter.eu
facebook.com/EKAICenter scribd.com/EKAICenter

Kutxabank
EL CASO PUJOL
Y EL CASO KUTXABANK
por dicho proceso soberanista como única forma
de distanciarse radicalmente de la etapa pujolista
y justificar su propia función social ante afiliados
y votantes, en base a un proyecto claramente
diferenciado del que protagonizó Jordi Pujol. Lo
veremos durante los próximos meses.

10. De cualquier forma, todo parece indicar que las
tres décadas de pujolismo van a ser finalmente
calificadas como una verdadera traición del
nacionalismo moderado catalán a su propio país,
ya sea como consecuencia de la aparente
generalización de la corrupción o de las
consecuencias políticas de la misma.

11. El caso Kutxabank viene a coincidir en el tiempo
pero en un proceso inverso. Lo cierto es que la
clase política vasca no ha generado en nuestro
caso escándalos de corrupción generalizada como
se han registrado en el PSOE, en el PP o –en este
momento- en la clase política catalana. El caso
Kutxabank es, en este sentido, un verdadero salto
cualitativo hacia atrás, mediante el cual los
líderes políticos de los partidos tradicionales
vascos deciden conscientemente apropiarse de
nuestro sistema financiero dejando nuestras
cajas de ahorros en manos de su círculo de
confianza, blindado frente a cualquier tipo de
control.

12. Si hay que interpretar comparativamente ambos
casos, el estallido del caso Pujol y el caso
Kutxabank, probablemente hay que
interpretarlos a la inversa. El estallido del caso
Pujol es para la clase política catalana una
evidente oportunidad de regeneración, tras
décadas de estar inmersa en un sistema de
corrupción –y, probablemente, de sumisión-
generalizada-. Al contrario, el caso Kutxabank
puede representar un salto cualitativo en sentido
inverso, por el que la clase política vasca pone fin
a décadas de aparente eficiencia y de apuesta por
la economía real y se transforma por decisión
propia en oligarquía financiera, con una voluntad
expresa de mantener sometida a nuestra
economía y a nuestro país no ya a través de las
elecciones sino haciéndose con los resortes de un
ilegítimo poder fáctico.

13. Si el estallido del caso Pujol puede representar el
comienzo de la regeneración de la clase política
catalana, el caso Kutxabank –al contrario- puede
representar el fin de la clase política vasca. O, al
menos, de la clase política vasca que hemos
conocido hasta ahora. Con todo lo que esto
significa.


Colección de documentos sobre Kutxabank elaborada por EKAI Center:

http://www.scribd.com/collections/3352719

Para recibir nuestro boletín, solicitarlo a: info@ekaicenter.eu