You are on page 1of 11

M

ORIGEN Y COMO SE DESCUBRIO
El selenio fue descubierto en1817 por Jhon Jacob Berzelius. Al visitar la fábrica de ácido sulfúrico de Gripsholm observó
un líquido pardo rojizo que calentado al soplete desprendía un olor fétido que se consideraba entonces característico y
exclusivo del telurio —de hecho su nombre deriva de su relación con este elemento ya que telurio proviene del latín
Tellus, la Tierra— resultando de sus investigaciones el descubrimiento del selenio. Más tarde, el perfeccionamiento de
las técnicas de análisis permitió detectar su presencia en distintos minerales pero siempre en cantidades
extraordinariamente pequeñas.
Propiedades físicas:
Estado de la materia sólido (__)
Punto de fusión 494 K (430 °F)
Punto de ebullición 957.8 K (1265 °F)
Volumen molar 16.42 ×10-6 m3/mol
Entalpía de vaporización 26.3 kJ/mol
Entalpía de fusión 6.694 kJ/mol
Presión de vapor 0.695 Pa a 494 K

Propiedades químicas:
Elemento químico, símbolo Se, número atómico 34 y peso atómico 78.96. Sus propiedades son semejantes a las del
telurio.

La abundancia de este elemento, ampliamente distribuido en la corteza terrestre, se estima aproximadamente en 7 x 10-
5% por peso, encontrándose en forma de seleniuros de elementos pesados y, en menor cantidad, como elemento libre
en asociación con azufre elemental. Sus minerales no se encuentran en suficiente cantidad para tener utilidad, como
fuente comercial del elemento, y por ello los minerales de sulfuro de cobre seleníferos son los que representan la fuente
primaria.
APLICACIONES
Los empleos más importantes del selenio son el proceso de fotocopiado xerográfico, la decoloración de vidrios teñidos
por compuestos de hierro, y también se usa como pigmento en plásticos, pinturas, barnices, vidrio y cerámica y tintas. Su
utilización en rectificadores ha disminuido por el mayor empleo del silicio y el germanio en esta aplicación. El selenio se
emplea también en exposímetros fotográficos y como aditivo metalúrgico que mejora la capacidad de ciertos aceros para
ser maquinados.

El selenio arde en el aire con una flama azul para dar dióxido de selenio, SeO2. El elemento también reacciona
directamente con diversos metales y no metales, entre ellos el hidrógeno y los halógenos. Los ácidos no oxidantes, no
reaccionan con el selenio; pero el ácido nítrico, el ácido sulfúrico concentrado y los hidróxidos alcalinos fuertes lo
disuelven.

El único compuesto importante del selenio con hidrógeno es el seleniuro de hidrógeno, H2Se, gas venenoso incoloro e
inflamable con un olor desagradable, gran toxicidad y estabilidad térmica menor que la del sulfuro de hidrógeno. Disuelto
en agua, el seleniuro de hidrógeno puede precipitar muchos iones de metales pesados como seleniuros muy poco
solubles. Los compuestos orgánicos con enlaces C-Se son muchos e incluyen desde simples selenoles, RSeH; ácido
selenénico, RseOH; haluros organil selénicos, RSeX; seleniuros diorganílicos y diseleniuros, R2Se y R2Se2, hasta
moléculas que exhiben actividad biológica, como los selenoaminoácidos y los selenopéptidos.