UNA APROXIMACIÓN AL ANÁLISIS DE DATOS CUALITATIVOS TEXTUALES

Joan Calventus S.*

“En lengua guaraní, ñe'~e significa "palabra" y también significa "alma". Creen los indios guaraníes que quienes mienten la palabra, o la dilapidan, son traidores del alma." (Eduardo Galeano, Las palabras andantes, 1993).

Introducción. Una de las principales dificultades en el desarrollo de investigaciones o estudios con enfoques cualitativos surge al momento de realizar el análisis de los datos (textuales) que hayamos obtenido. Aunque en los diseños de investigación de carácter cualitativo, la producción y el análisis de los datos van de la mano, no es extraño que en determinado momento nos hallemos ante un cierto corpus textual (documentos escritos o transcripción de observaciones o entrevistas) y debamos realizar específicamente un análisis del mismo. El análisis de los datos cualitativos textuales (ADCT) es quizás uno de los momentos más complejos de este tipo de investigaciones, caracterizadas por su subjetividad, flexibilidad, heurística, informalidad, incerteza, incertidumbre... Este ensayo pretende ser una aproximación introductoria a la tarea específica de afrontar un ADCT, aportándose para ello una taxonomía (ordenadora) de las distintas propuestas existentes, que pueda servir como mapa de ruta para estudios con datos cualitativos textuales. Se tratará, en definitiva, de aportar algunos lineamientos que sirvan para orientarse en un específico proceso técnico de la práctica investigativa con datos textuales, considerándose no obstante que este momento técnico está condicionado muy significativamente por anteriores momentos epistemológicos y metodológicos (Calventus, 2000).

*

Documento de trabajo, 2008. Profesor de la Carrera de Socioeconomía (Universidad de Valparaíso).

2

En el origen, la problem atización. La diferenciación tecnológica o instrumental que muestran las distintas alternativas de ADCT responde (al igual que ocurre en general con el proceso de investigación) a la heterogeneidad epistemológica existente. Así, dependiendo de la perspectiva epistemológica (y ontológica) que se asuma en el planteamiento de la problematización inicial, se corresponderá uno u otro tipo de ADCT. En este sentido, el análisis de datos textuales no tiene porqué asociarse irrestrictamente con métodos cualitativos, pudiendo realizarse, como se comprobará, a través de técnicas estadísticas (cuantitativas). En el origen del ADCT, por tanto, está la problematización. Es decir, lo que condicionará y finalmente definirá el tipo de análisis que ocuparemos para nuestros datos textuales será la intencionalidad, los objetivos y en definitiva, la pregunta que guíe nuestro estudio o investigación. Este primer momento ontológico-epistemológico (ideológico), en/por el cual definimos qué queremos conocer y para qué lo queremos conocer, será el que nos orientará coherentemente hacia uno u otro tipo de ADCT. En este sentido, sobre un mismo texto podríamos hacernos infinitas preguntas de investigación, para tratar de conocer otros infinitos aspectos del mismo. Algunas de ellas podrían apuntar a sus características más formales, externas o superficiales del texto, como el uso (aparición o no) de determinadas palabras, expresiones o signos (Andréu, 2000; Díaz, 2000; Gil, 1994); otras preguntas podrían tratar de conocer el significado de cierto concepto construido en/por el texto (Pla, 2004; Strauss y Corbin, 2002; Piña, 1988); otras preguntas podrían orientarse al sentido o la intencionalidad de un texto, entendido éste como actualización del discurso de cierto sujeto, como dominio simbólico o como 'repertorio interpretativo' (Villegas, 1993; González Rey, 2000; Iñíguez, 1993; Parker, 1996; Van Dijk, 2005) . Para cada uno de estos casos, como puede suponerse, se aplicarán métodos analíticos muy distintos.

Una propuesta de taxonomía (topografía) para los distintos ADCT. No existe una taxonomía universalmente aceptada que incluya las múltiples propuestas de ADCT. Algunos autores (Armony 1997; Valles, 1999; Amezcua-Gálvez, 2002) han recogido algunas de las principales taxonomías existentes y han dado cuenta de su gran diversidad. La taxonomía (o topografía) que aquí presentamos ha considerado esta diversidad de análisis y trata de ordenar, de manera simple y práctica las principales propuestas de ADCT, siendo lo más exhaustivos posibles. Para estructurar esta propuesta topográfica nos hemos basado, especialmente, en el texto de Ortí (1999) acerca de la confrontación de modelos y niveles epistemológicos en la investigación en ciencias sociales. Consideramos que los planteamientos que expone este autor respecto del proceso investigativo, pueden aplicarse de igual manera al ADCT. En ningún caso debe entenderse que la taxonomía de ACDT que pasamos a describir esté constituida por categorías en forma de compartimentos estancos cerrados sino que, muy al contrario, debe entenderse como una serie de propuestas de ADCT (situadas en un continuo) que, borrosamente, podrían agruparse (exclusivamente con fines analíticos y pedagógicos) en determinados conjuntos que pasamos a describir.

3

Consideramos que estas categorías (taxonómicas o topográficas) podrían reducirse a tres: A. Los análisis estadísticos de datos textuales o análisis de contenido. Este tipo de ADCT se corresponde con preguntas de investigación referidas específica y concretamente al nivel sígnico (sintáctico) del texto, como hecho o acontecimiento (nivel fáctico.) Se trata de preguntas que problematizan acerca de “lo dicho”. El análisis se correspondería con el nivel locutivo (locucionario) de Austin (Austin, 1955). “Lo dicho”, como producto fáctico, es formalizable, cuantificable, objetivable. Desde esta concepción del texto, se procesa lo escrito como un conjunto de unidades mínimas de sentido (palabras, frases, tópicos,...) cuyas propiedades pueden ser inferidas mediante algoritmos matemáticos (estadísticos) a partir, fundamentalmente, de cálculos sobre distribuciones de frecuencias. Por ejemplo, un estudio con dueñas de casa pertenecientes a niveles socio-económicos y etarios diferentes se pregunta acerca de posibles diferencias respecto a la terminología que ocupan para referirse al “espacio público” y la “seguridad/inseguridad ciudadana”. Para ello se aplicará un análisis estadístico de datos textuales que, a través de la comparación estadística entre las distribuciones de frecuencia de los términos ocupados por cada uno de los distintos grupos de mujeres, permita inferir conclusiones al respecto. Esta primera categoría de ADCT prioriza la posibilidad de realizar observaciones (“objetivas”) reproducibles y acumulables. Como bien señala Armony: “en este caso se confunde la formalización de las tareas de investigación con una supuesta objetividad científica” (Armony, 1997:online). Este tipo de ADCT se realiza utilizando programas computacionales. Entre los más conocidos están: SPAD-T, TAPOR, Atlas-ti, SQR, EZ-Text, Yoshikoder, Concord. Algunos ejemplos de ADCT correspondientes a esta primera tipología pueden consultarse en: Díaz, 2000; Gil, 1994, Satriano y Moscoloni, 2000, Alvarez, 2003.

B. Los análisis interpretativos de contenido o análisis estructurales. Este tipo de ADCT se corresponde con preguntas de investigación referidas específica y concretamente al nivel significativo (semántico) del texto. Se trata de preguntas que problematizan acerca de “lo que se dice”. El análisis se correspondería con el nivel ilocutivo (ilocucionario) de Austin (Austin, 1955). “Lo que se dice” acostumbra a ser significado a través de su segmentación (citas), agrupación (reducción) y categorización (códigos) en un primer momento más descriptivo, para luego analizar interpretativamente la relación (tendencias, oposiciones, interacciones, uniones, etc.) entre las categorías para arribar a cierta comprensión de dicho significado.

4

En el estudio mencionado anteriormente con los grupos de dueñas de casa, la pregunta acerca de cuál es el significado que la inseguridad ciudadana tiene para ciertos grupos de dueñas de casa debería responderse a través de estas propuestas de ADCT. En este caso, la construcción del significado se interpretará y comprenderá por parte del (la) investigador/a como un complejo proceso (diacrónico) de intersubjetividades (entre y con las dueñas de casa). En el tipo de ADCT estadístico anterior, el texto se analizaba como un producto (sincrónico). Los análisis interpretativos de contenido también pueden facilitarse, muy significativamente, con el uso de programas computacionales. Entre los más conocidos y utilizados están: Atlas-ti, QSR Nvivo, NUDIST, Weft-qda. Un enfoque teórico-metodológico que claramente propone este tipo de ADCT es la teoría fundamentada (Strauss y Corbin, 2002; Román, s/f; Iñíguez y Muñoz, 2004); aunque hay otros (Gil 1994; Piña, 1988). Algunos ejemplos al respecto pueden consultarse en: Krause, 2004; Jones et al., 2002; Gil 1994.

C. Los análisis del discurso. Este tipo de ADCT se corresponde con preguntas de investigación referidas específica y concretamente al nivel pragmático (motivacional) del texto; la problematización se orienta hacia las intenciones, los deseos, lo simbólico, el sentido (contextual) del texto. Se trata de preguntas acerca del “para qué o por qué se dice lo dicho”. El análisis se correspondería con el nivel perlocutivo (perlocucionario) de Austin (Austin, 1955). “El discurso en un conjunto de prácticas lingüísticas que mantienen y promueven ciertas relaciones sociales. El Análisis del Discurso (AD) consiste en estudiar cómo esas prácticas actúan manteniendo y promoviendo esas relaciones: es poner en evidencia el poder del lenguaje como una práctica constituyente y regulativa” (Iñíguez y Vítores, 2004). En general, un AD identifica los ejes temáticos presentes en el corpus textual analizado; identifica la estructura argumentativa (explícita o implícita) dentro de cadauno de estos eje y analiza los efectos discursivos de esta estructura argumentativa para las relaciones sociales. En el caso de la investigación con las dueñas de casa, una pregunta de investigación que correspondiera responder con AD podría plantearse acerca de las relaciones sociales que se construyen (producen/reproducen) a través del discurso sobre la seguridad/inseguridad ciudadana por parte de las mujeres entrevistadas; o bien, preguntarse por el sentido y la construcción personal y social de estas dueñas de casa a través de su discurso acerca del espacio público: ¿cómo se construyen como ciudadanas en su relación con otros/as ciudadanos/as en este espacio público? Existe una amplia variedad de escuelas y propuestas para el análisis del discurso (consúltese al respecto Haidar, 1998), dependiendo -una vez más- de las perspectivas epistemológicas sostenidas por

5

cada uno de los distintos autores. Entre otras muchas, mencionaremos: constructivista dialéctica (González Rey, 2000), socioconstruccionista (Iñíguez, 2004), sociolingüística interaccional, psicolingüística (Cantero y De Arriba, 1997), análisis conversacional, análisis crítico del discurso (Van Dijk, 2005), análisis del discurso narrativo-biográfico (Piña, 1988), hermenéutica (Tezanos, 2002). La mayoría de los autores que utilizan este tipo de ADCT se oponen al uso de programas computacionales en sus tareas hermenéuticas. Algunos ejemplos de AD pueden consultarse en: Parker, 1996; Cantero y de Arriba, 1997, Calventus, 2006.

A modo de síntesis. El siguiente gráfico, elaborado a partir de un esquema de A. Ortí referido a los niveles de la realidad social, la interacción personal y los enfoques metodológicos para el análisis social (Ortí, 1999:93), permite sintetizar la taxonomía que acabamos de presentar.

FÁCTICO
Signos (Sintáctica)

Lo manifiesto “Lo dicho”

TEXTO

A. ESTADÍST. TEXTUAL (ANÁLISIS DE CONTENIDO) Descripción y explicación de signos

SIGNIFICATIVO
Significados (Semántica)

Lo latente “ Lo qué dice”
A. INTERPRET. CONTENIDO (ANÁLISIS ESTRUCTURAL) Interpretación de significados

MOTIVACIONAL
Sentidos (Pragmática)

Lo oculto “Cómo se dice” (para qué/quién) DISCURSO
A. DE DISCURSO Comprensión de sentidos

ANÁLISIS DE DATOS CUALITATIVOS TEXTUALES. UNA PROPUESTA TOPOGRÁFICA.. A PARTIR DE ORTÍ (1999)

Texto y discurso forman parte de una misma práctica social, en la cual el primero es la parte visible, manifiesto, objetivable, fáctica, expresada sintácticamente (a través de los signos que son las palabras, las frases, las oraciones), “lo dicho”; mientras que el discurso es la práctica social oculta, más o menos latente, intersubjetiva, semántica (significativa), motivacional, simbólica, pragmática. Cuando problematizamos acerca del texto, las preguntas de investigación están orientadas a la descripción y explicación sintáctica (cuantificación de apariciones sígnicas), mientras que al problematizar acerca del discurso orientamos nuestras preguntas hacia la interpretación y comprensión (hermenéutica) de significados y sentidos. Los tres tipos de ADCT que describimos taxonómicamente se integran en el continuo borroso que caracteriza esta práctica psico-social textual-discursiva.

6

Bibliografía. Alvarez, R. (2003) Las preguntas de respuesta abierta y cerrada en los cuestionarios. Análisis estadístico de la información. En Metodología de Encuestas Vol 5, Núm 1, Universidad de León, 45-54 Amezcua, M. y Gálvez, A. (2002). Los modos de análisis en investigación cualitativa en salud; perspectiva crítica y reflexiones en voz alta. Revista española de salud pública. 76(5), (pp. 423436). Andréu, J. (2000). Las técnicas de análisis de contenido; una revisión actualizada. Extraído el 18 de julio, http://public.centrodeestudiosandaluces.es/pdfs/S200103.pdf Armony, V. (1997). El análisis de datos cualitativos en ciencias sociales; nuevos enfoques y herramientas. Revista de Investigaciones Folklóricas, 12, 9-16. Austin, J. (1955). Como hacer cosas con palabras. Edición electrónica de www.philosophia.cl / Escuela de Filosofía Universidad ARCIS. Santiago de Chile. Calventus, J. (2000). Acerca de a relación entre el fundamento epistemológico y el enfoque metodológico de la investigación social: la controversia “cualitativo vs. cuantitativo”. Revista de Ciencias Sociales, 1(2), 7-16. Calventus, J. (2006). L a pa rt i cip a ció n de l a fa mi li a e n l a co mun id ad ed uca t i va como e je di scur si vo de la r e fo r ma e du ca t i va e n Chi l e : El di scu r so co mo acció n p ol í t i ca . Do cumen t o d e t r ab a jo . Cantero, F.J. y de Arriba, J. (1997): Psicolingüística del discurso. Barcelona: Octaedro. Díaz, C. (2000) El análisis sociosemántico en la psicología social; una propuesta teórica y una técnica para su aplicación. Psicothema, 3(12), pp. 451-457. Galeano, E. (1993) Las palabras andantes. México: Siglo Veintiuno Editores. Gil, J. (1994). Análisis de datos cualitativos. PPU: Barcelona. González Rey, F.L. (2000). El trabajo de campo en la investigación psicológica y el proceso de construcción de la información en la investigación cualitativa. En Investigación cualitativa en psicología. Rumbos y desafíos. México: International Thomson. Haidar, M. (1998) Análisis del discurso. En J. Galindo (ed.) Técnicas de investigación en sociedad, cultura y comunicación. México: Alhambra mexicana. Iñíguez, L. (1993) De discursos, estructuras y análisis: ¿qué prácticas? ¿en qué contextos?. SMALL GROUP MEETING: CRITICAL SOCIAL PSYCHOLOGY Barcelona: Universitat Autònoma. . Iñíguez, L. y A. Vítores (2004) Análisis de la información. Documento de trabajo. Barcelona. Universitat Autònoma. Iñíguez, L. y J. Muñoz (2004) Introducción a la Grounded Theory. Documento de trabajo. Barcelona. Universitat Autònoma. Jones, Manzelli y Pecheny (2002) Grounded Theory. Una aplicación de la teoría fundamentada a la salud. En Revista Cinta de Moebio, num. 19. Ortí, A. (1999) La confrontación de modelos y niveles epistemológicos en la génesis e historia de la investigación social. En J.M. Delgado y J. Gutierrez (eds.). Métodos y técnicas de investigación en ciencias sociales (pp. 85-95). Madrid: Síntesis. Parker, I. (1996) Discurso, cultura y poder en la vida cotidiana. En A. J. Gordo López y J. Linaza Iglesias (Eds.) Psicologías, Discursos y Poder (PDP). Madrid: Visor.

7

Piña, C. (1988). La construcción del sí mismo en el relato autobiográfico. Documento de trabajo FLACSO. Pla, M. (2004). Introducción a la Grounded Theory. Documento de trabajo. Facultad de Psicología. Universitat Autónoma de Barcelona. Prado, M.I. y M. Krause (2004). Representaciones Sociales de los Chilenos Acerca del 11 de Septiembre de 1973 y su Relación con la Convivencia Cotidiana y con la Identidad Chilena. En Revista PSYKHE, Vol. 13, Nº 2, 57-72. Román, J.A. (s/f). Grounded theory. Apuntes de clase. Material de Trabajo Taller de Investigación Cualitativa. Escuela de Psicología Universidad Alberto Hurtado. Satriano, C.R. y Moscoloni, N. (2000) Importancia del análisis textual como estrategia para el análisis del discurso. Aplicación en una investigación acerca de los abandonos del tratamiento en pacientes drogodependientes. Cinta de Moebio, noviembre, num. 9. Santiago de Chile. Universidad de Chile. Strauss, A. y J. Corbin (2002) Bases de la investigación cualitativa. Técnicas y procedimientos para desarrollar la teoría fundamentada. Bogotá. Colombia. (2a. ed.).CONTUS-Editorial. Universidad de Antioquía. Villegas, M. (1993). Las disciplinas del discurso; hermenéutica, semiótica y análisis textual. Anuario de Psicología, 59. (19-60). [fragmentos] Tezanos, A. (2002) La tarea descriptiva e interpretar. En Una etnografía de la etnografía. Bogotá: Antropos. (145-190) Valles, M.S. (1999) Técnicas cualitativas de investigación cualitativa. Reflexión metodológica y práctica profesional. Madrid: Síntesis. Van Dijk, T.A. (2005) Ideología y análisis del discurso. En Utopía y Praxis Latinoamericana Nº 29. Pp. 9-36

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful