EL LENGUAJE DE LAS FLORES

Fernando Ríos: «Las flores son una cultura en sí mismas» RAQUEL AULLÓN / MURCIA

Para los que pudiéramos pensar que las flores son un regalo socorrido, válido para cualquier ocasión, nos aclara Fernando Ríos, fundador de la Escuela de Arte Floral Española, que no, que «las flores, lejos de ser un regalo socorrido, son algo muy especial. A una persona le cuesta mucho decidirse a regalar flores, y cuando lo hace no responde a un impulso, sino a un sentimiento meditado. Cuando una persona viene a comprar flores a la floristería, sabe lo que quiere». Algo que no siempre es fácil para los profanos en la materia. De ahí que los floristas, los especialistas, deban ser personas «con formación». Una formación a la que desde hace algunos años ya se puede acceder a través de la Escuela Española de Arte Floral, de la que Fernando Ríos fue uno de los fundadores. «Había un vacío muy grande en este sentido, comenta Ríos, desde el momento en el que las flores tienen su propio lenguaje y son una cultura en sí misma». Antes del siglo XX el arte floral de interiores estaba muy limitado ya que sólo se EXPERTO. El florista murciano muestra una de sus plantas. / V. VICÉNS / AGM utilizaban flores artificiales, las naturales sólo se veían en los jardines u exteriores. «Esto ocurría por dos razones –dice Ríos–. Una, porque las flores de aquella época no tenían medios para conservarse fuera de su elemento natural en un interior. Y por otra parte, porque era sacar a las flores de su entorno natural». Rosas Un concepto que cambió al llegar el siglo XX, cuando apareció la figura del floricultor, «que era el hombre que cultivaba sus propias flores para luego venderlas». Asegura Fernando Ríos que «un florista tiene que tener mucho de cultura general y tiene, sobre todo, que aprender a conocer a la gente para saber qué necesitan y qué buscan». Podemos hablar de flores y, luego, en lo más alto del pedestal floral, están las rosas. Las rosas son las flores eternas por definición, las que nunca pasan de moda, y volviendo al plano terrenal, las que más se venden El 50% del mercado floral lo constituyen estas flores. «Siempre es la rosa, pero también ella pasa por modas de color o de forma. En este momento las que más triunfan son las anaranjadas y en tonos tierras». A todos nos gustaría que nos sorprendieron un día con un ramo de rosas de esos de película, de los que cuestan, eso sí, un ojo de la cara. Pero, atención, porque aunque creamos que estas inocentes flores están exentas de significado y que todo en ellas es romanticismo, no siempre es así. Explica Fernando Ríos que «las rosas que están abiertas suelen tener un significado de agradecimiento. Si la rosa está cerrada, entonces su significado será más profundo, casi siempre relacionado con el amor». Los colores son otro punto a tener en cuenta: «El rojo es sin dudas el color de las pasiones,

cuanto más oscuro sea más pasión encierran, cuanto más claro más inocente será el amor. De ahí que las rosas blancas sean el símbolo de los sentimientos puros. El rosa simboliza la amistad. Y las amarillas son las de los celos, si alguien nos las envía significa que reclama nuestra atención, porque está celoso». La valiente Hortensia R. AULLÓN / MURCIA Una de las flores que peor fama tiene son las hortensias; dicen que las mujeres que tienen en casa estas flores discuten con sus maridos y que las que son solteras no se casan. La leyenda de esta flor cuenta que El rey Luis XIV de Francia mandó a una expedición que buscara nuevas plantas para su jardín. Cuentan que en el barco que zarpó hacía Brasil había un grumete débil y más frágil que los demás del que se burlaban. Cuando el barco llegó a las costas de Brasil los nativos secuestraron a este grumete llamado Banet. Cuando consiguieron liberarlo se dieron cuenta de que el grumete era en realidad una mujer, que había camuflado su identidad para poder ver el mundo. Al volver a Francia, el rey le concedió el honor de nombrar a una de las flores encontradas con su nombre: Hortensia.

Rosas: son un mensaje eterno de amor. Simbolizan también la valentía y el respeto.

Tulipanes: Si son amarillos simbolizan el amor desesperado, si son rojos es una declaración más sutil. Respeto y fidelidad.

Margarita: Simbolizan la inocencia y la pureza. Están relacionadas con la niñez y la amistad.

Orquídea: Son el símbolo de la belleza.

Claveles: Significan distinción y nobleza.

Girasol: Representa la opinión voluble, fácilmente influenciable.

Fuente: internet