You are on page 1of 36

l sflGfl Dt tfl fiüIfl 11fl0fl ufl|nflIl|]l

|
l4arch on Ultinotun Sago (enero de 2009)
B¿s¿do en h¡stori as de: Eri an Mi thael Bendi s, Mark Mi l l ar, Je¡h
[oeb, Mike
(are¡
Wanen Ellis, Brian K.Vaughan, 0rJon S_qott
(ard,
Greg Rurka, Robert Kirkman y Aron
(oleit9.
AÍfodé:¡4áÍk
Bagley,
Greg l-and, Stuart lmmonen, Brandon Pglepoñ,Jte've Deillon,
D¿vid tinch, Scott Kolins, Eutch D¿vid tinch, Scott Kolins, Eutch 6uige;p¡ra¡jitchfídy Kubert,
Adam Kubert, Pasqu alFeny,Salyadgrlafrra,lel y Ray
[ai,Trevor Hairsine, Steve MrNivgn;
ja¡[ee"lWark
Brooks, Tom
'
'/'
¡i.r/
WIIffiffi
l"
;.,
19 ffPllllt0 t,tg¿{news¡//
,;
ó5
0l
il6
(ubi erta:
Davi d fi nch,
t4J
(flplTul0
5. tfl
Joe Madureira y
Ra ne¡ Mkhael Tutner, HarveJ
(hristian
lichtner. /
' Nord,'
(hristian
lichtner.
6uión: Jeph loeb Dibujo: David
Entintado: Danny Miki
[olor: Peter Steigerwald
Wmmm r
Llll,l¡utu l/lD[) $rrLr// / ,1
Ultinatum #l
tJSf'ftnero de.20091¡
/ /
6uién: leph Loeb Dibujo: peÍid
Int¡ntado: Danny
(ubierta:
David
/ / 1
Miki,
UltinatumfrltJS{(ener{dg20lg\
t/ l'
i
i
6u ión : Jepf foeb nibu¡í/Dlvíd tin1f
// i'
Entintadó: Danny{iff
(olor
SrtlyÉtr¡thov¡'
!
/
(ubierta:
David tÉh, tannt,ff ,
fíon
fttn
/
rflplrl|r0l. 11fltgo flt ttrIttRRff
uttinatun#3úsn (rnryqá. zolgl
i / i
Gui ón: Jephl oebDi bui d: Davi f Fi ncl ¡/
i , ' I
Ent¡ntado:Dannyiliki
/ ,/ /1 I
(0lor:
PeterSte¡ge/i^rald

Aspen conf/eve
filho
(ubierta:
David Fihch, Dy'nny Miki, St/yé rircfigtrt
,, /
' //
//t I
tflPlTt|t0 4. t|f ilffiP0/pflRf;lll0,R
Uttimatumfl4rs|lítayodezog9j
/ /l' I
(pen
y G¡iu eF/
Miki,Stéve Firchow
RÉNtDNO
Guión: Jeph loeb tinó
(ubierfa:
David tinrh. Danny Miki, Steve Firrhow
Cubl ert ¿s ¿hern¿t i v¿r {Págt : 17' l -175): Ed Múu¡nRéi J, M¿rk f armeryJason l (ei l h
Prólogo y epílogo de lulián M. Clemente
fr¿dü((¡ón: 9antiago Gar(ía
Sotul¿c¡ón
y re¿¡iz¿(ión té(n¡(¿: Ertud¡o 0in&M¡ta
AIARV€T G¡APIIIC I¡OVT'5, ULTI¡IATU[t
PUBilCAoút¡ ESPI0AL- t¡0vtEHBnE 2m9
ljn¡ púhl¡rd(ión dr P¡n¡ni trp¡ñ¡, 5,4 R€d¿(¡ón y ¡dminilr(ióni ú V¡lltil¡. 20. 17257'Torftll¿ de lJonlgri (Giron¡).
ldl.:971751 ll l.a¿\:912151 7 1 l. ww.prniniconi6.et. lm!¡úión: 6ráilo! 50ki Impn$ en tJp¡ri¡. D¡fibu!¡ón
t
reporirión: Log¡íd. F llqoro Indulrül Polú.¡m,
(¿lle
del ¡dq0, 1 9 tdlfrio 2. 18914'kgandr (¡l¡dridl. lelf: tl{ 619 800-
IilnVÉL UlllttÁltX Lltl¡, Ullll,lATt tAlt¡A5Il( F0Ufi, UtllfrtAltSPlDtniül¡, Tt|t ULIiW$ ¡nd¡ll ral¡ledchúrilaE
dn d the dhlind¡v€ l¡kener6 iher€of ¿re lñdEn¡fu of,'l¡N€l fnte d¿inm¡nl. Inc ¡nd ib qblidi¿dlt ¡nd ¡re ufd N¡lh
1009 Ll¡ftel [ilen¡¡nmst, lü. ¡¡d ilr rubridh.¡ar. li(enred by ¡irrvd (h¿r¿@i1
8.V *ws.oil!cl.(oil. Alt iqhB r$crvcd. lodDt lo! dcrcdor olcf¿dor Qucd¡ spr.s¿il.¡lc pr0hiúidd l¡ Eproduatidn
tulopilftlrhlst rlo!e¡lulEdorsrInduldotÉ¡oftn¡milo.Drpólto189il:G[62{-M.ll8llt78.M-98¡'.¡568
{SiltTlq}l }, fBdü(ióni S¡nii¡qo 6atda. Reaiiz¡.ióni tsudio 0if,Eil¡l¡,
0iFs0¡ de publiGcionsi: ,Ost tUlS C080084. 0iredtr edilori¡l de .onic!: ÁLu^floRo ÑÁRlf¡lt¿ VIIUR¡IA.
Produd m¡n¡gpr: Pott( (lrtlllYA.
tdilo.,¡¡ru|; lutlÁ! lil. flttrlEHlf. nerponeble d( prodfi(¡ó¡: JonU úUlfiARt
oir{tü 6lieEli lLüfS fonflfH, D¡redor d! n¡ úeting: .l0Áll lloRIAL, 0¡R(or
(oil{(hlr
Ali0nE0 SUISOL Dir*lor
d( qr¡nd¡t tuperfid0li lsll)fit 6Á8Rl6A Prlidrnte del (únrejo de Ádn¡n¡sk¡(idn: {tDo ll. 5Al"t!5TR0 Dnedor de
p{bli!fiirg .uropeo: ilA8(o ,il. tllPol
(oordin¿(¡tu
ldilori¡l: Lt0il¡n00 [ÁvtcÍl SulrMsidn: At¡ft0 nlofitPtlls^
0lfttor ¡dirli(o: l,{r¡n0 foRll(tttl PrinDrerión; Á[fl5AilonÁ 60211.
Rp0(flilpsls
Dtfl|l[uo
Por Julián M. Clemente
El Univeno ultimate nació con el nuevo siglo para demottrar qu€ nada era imposible'
Marvel quería quitara suspersonajes mássignificativos l¿ losade déc¿dasdetontinuidad
que les hacía poco atractivos de cata a la taptación de nuevos lectores, peto también, y
quizás sea el aspecto en el que más consiguió sus propósitos' attualizar a esos héroes,
demostrar que seguían est¿ndo tan ftescol tomo si hubieran nacido en esos pretisos
moment05; presentarlos de una maner¿ nueva y emo(ion¿nte, aunque
part¡end0 de
ronceptos
que habian sido puestos en marcha décadas antes. 0ue Spiderman o [a
patrulla-x
aparerieran frescot ¿uténticos, revolurionarios ante quien se acercala a ellos,
como lo estaban h¡ciendoante lot espedadores
quedescubrían un tosmos por explorar
en las respectivas adapta(i0nes
(inemat0gráfi(al.
Para conseguirtodo eso, la compañía mntaba con la que entonces era la sangre nueva del
cómir amerkano, Brian Michael Bendisy Ma* Millar qug desde editoiales indepen-
dientes, habíantonseguido renovarel lenguaieylalheramientasdel medio' Aliadoscon
un dibujante eficazy tumplidor
(Ma* Bagley) ycon dos increiblesartistas de grafismo
epatante
(Adam y Andy Kube*), estos dos guionistas lograron enUltinoteX'lleny
UltinateSpider-Mon
que un proye(to por el que muy potol apolaban se posicionara
como la mejor idea del año 2000. l-a empresa ¡e culminaría, un año más tarde, ton la
llegada de Ifeülfrmales, el tómit que mejorejemplificaría el espiitu que alumbraba a
la l-Ínea Definitiva de Marvel,y
ptobablemente el meiorlanzado porlafactoría a lo largo
de la que ya venia demostrándose
(0m0 una de sus déradas más inlpiradas.
Despué1 en lugarde expandir hafa la extenua(ién este pequeño reducto de historietas,
l¿ editorial o0to, con buen crit€r¡0,
por m¿0tener reduridoel númerodetÍtulol Apenasse
agregó, ya en 2004, {//timote tontostkfour,alaquehabría
que sumardiversas minisedes'
como la trilogfa de 6oá Lo* ius, o proyedos de corto reconidq tom o Utirnlte liatvel
Ieom-üp, pero los lettores nunG se en(ontfariln má5 de tres 0
(ualf0 laniam¡entos
en un m6m0 mes.
5in embargq algosícambiarh en l¿ l"inea Ult¡mateal llegar¡ 5u punto de madurez'Y es
que, coincidiendo con la marcha de la editolial de Bill lemas -el hombre que más había
apostado
por el contept0-5u5
presupuefos de vanguardia, modemidad. realismo y
especta(ularidad
pasaron a aplkarse al Universo |\,laruel dásko.Iodo lo que habÍan efado
haciendo Bendis y Millar lo trasladaron ¿ los personajes ya implantadot
(0n
un éxito y
un acierto mayor aún si t¿be, a través de ¡eries como lor lVuevos Venqldltesy euenlls
tono}inastío deMy0rill,Íar, que cambiarían la can del Universo Maruely, al mismo
tiempo dejaron en un papel un tanto redundanteal Universo Uhimate'
Llegadosa este puntq ycercano a cumplirsesu
primera década deexistencia, en la
(asa
de las ldeas conduyen que lo que era nuevo no lo puede seguirsiendo eternamentg
que
es nete¡ario renov¿t¡e o morir... Y es aquí donde entra en
juego leph Loeb, un tipo
inteligenre como pocol que ha participado en talidad de conseiero en mud¿s de las
de(is¡ones argümentalestomadas
por Marvel en los úllimos añosy que es plen¿mente
conxiente de que, si qu¡ere5 h¿(er una t0rlilla, tienes que romper unostuantos huevos'
Ultrmotum es un event0
que M¿rvel ha
(0cinado
a fuego lento durante el último año
y medio de tebeos. los orígenes de los acontecimientos narr¿dos en estas páginas se
en(uenfan disemina dos por llltinote Power,el crute de los héroes delinilivos mn el
Escuadrón 5upremo, que conduyó ton el exilio de ilick Furia a un mundo alternativo;
llftinoteüigins,lasagaen la que Eendis despeiaba incógnitas sobre el n¿timiento de este
universo deficrión al tiempo que presentaba a unos monolitos de piedra tonoddos como
[0slligilantety{il¡i,nate¡J, en laque loebjuntoa un Joe Madureita que llegaba largo
tiempo sin sujet¿r un lápiz, dejó caer la gota que colmó el vaso: el asesinato de Wanda
Maximoff,
que junto ¿ la aparente muerte de Mercurio tendrí¿ tomo consecuenri¿ la
decisión de Magneto, el padre de ambos, de lanzar su más terrible ataque
(0ntr¿ la
ra¡a humana, sin saber que todo habia sido una gran conspiración orquestada pot el
Dodor Muerte.
Es aquí, en la qa propiamente dicha, donde Loeb vuelve sobre los planteamientos
originales del tlniverso Ultimate, según los cuales el tampoestá abierto a decisionesy a
form¿s de mirara los penonajes que no tendrian obida en la Tierra-6i6, aunque
para
ello impregne el contepto con su grandilocuent€ y (¡nematográfica manera de mirar
las cosas. L¡s ra¿ones de Magneto hay que busc¿rlas en sutesos en los que estuvieron
implicados, fundamentalmente, los mutantes de [a Patrulla')( y los hdroes de lol
Ultimates,
pero ierán todos los héroesquienes paguen las tonsecuendas, a travé5 de una
ratáfrofe global Ín pretedentes de la que serán pattilipes de una u otra manera
"
Y €n
la que muchos encontrarán lu final. No en v¿nq Maruel anunció queUftimotumsesíala
gnn explosiÓn que lo destrozaría todo, lo que se tradute en dosfattores: el primero; la
histor'raque hasde eontardebe sergrande, ex(ep(i0nalmente
grande, m0nstruosamente
grande. toeb, un tipo que en lugarde piel está recubierto de un melal magnético que
atrae inesistiblemente a dibujante5 de Gparidades portentosas, se ha hecho pata la
ocasiónton losserviciosde David tinth, quien ya tuviera su experienria en la franqukia
a través de su
paso po r ult¡nateX-Men,y
que también desplegan sus habilidades para
las aventuras de gran angulat en su tolaboración con Brian Michael Bendis tanto en
Vengaüres}amidoscomo en ld puesta en funcionamiento de los NuevosVengadores'
5uperviviente de la escuela Jim lee que ha llegado a desanollar un efilo propio y que
se ha sabido adaptara un05 tiempos en 105 que son los guioniltas quienes llevan l¿ voz
rantanfe, finth aporta eteambientedesuperprducdón
veraniega que requiere la obra'
üftrmotum tiene algo de pelkulas como fionlornus,Eldío delruñanoy tlseñor de
lor¿nfl/os, en cuanto a la utilizacién de un lenguaje más-grande-que-la-vida, el retrato
de gigantestos desistres que n0 en(uentr¡n equipandón posible y el protagonhmo
coral diseminado oortodo un com de votes que van apagándose página a página..
'
Pero f//t mf,tün también tiene algq o qui¿ás mutho, de flomoneca de los nue¡tos
o de 28 dios después. Hay sangre, muerte, mutiladÓn y hasta canibalismo, t¿mbién
en cantidades excesivas. Ha¡ en definitiva, elementos que no se pueden permitit esos
estrenos dever¿no f¿blkados para llenarsalas con familias entelas, sin0 que se reservan
para otn clase de filmes,
tl segundo factor a dertacar surge del primero, y se resume en que nada es imposible
y que nadie está a salvo. tl planteamiento de Loeb no puede set más sencillo y a la pat
efi(¡ente: si los superhéroes existieran en el mundo re¡1, su tasa de mortalidad sería
mutho más alta de la quedemuefr¿n en los rómiq donde la necesidad deproporcionat
nuevas dosis mensuales de aventura obliga a mantener a salvo ¿ sus pmtagonistasr d
ronsetvar intocables, c0m0 moscas en ámbar, a sus máximos baluaftes,
¿Qué
ocurre
cuando se desactiv¿n tales premisas?
¡Qué
sucede cu¿ndo no ne(es¡tas ¡nmortalizar a
tus iconos, porque n0 tienes pensado usarlos pasado mañanal 0cutren rosas como l¿l
que leeréisa tontinuación.
Porque ülfimotum está lleno de momentos en los que te detienes en una pág¡na y te
pregunt¿5. . i "¿5e aneverá a hacerlo?" 5ólo para destubrir en la página siguiente que,
efectivamente, se atreve. A esoy a mucho más.
(onforme
avanza la lectura, crete la sens¿-
dón de que el pequeño tosmosque hemos ronocido estm años se está terminando, y que
puede que sean muy potos, y muy poco importantes, los que lleguen a l¿ últim¿ viñeta'
Por lo t¿nto, llen¿d rcn palomitas el retipiente más grandeque tengáis, poneros cómodos
en la butac¿, activad el
(ontestadoraut0mátko del teléfono y no os tomé¡s demasi¿d0 en
serio l0que vait a leer a
(ontinuación, pero sobre todo disfrutadlo al máximo. [l univeno
Ultimate, tal y rcmo lo conocemos, llega a su fin.
¿No
oyes las explosiones?
-