TERCER

TALLER

SOBRE

ALUCINACION

Y

PSICOSIS

PELICULA

REPULSION

Dairon Tamayo Présiga Faber Andrés Ramírez Giraldo Lina Marcela Chica Flórez.

A partir de la película y lo desarrollado en el Curso responda:

1. ¿Qué

mantuvo

estabilizada

a

la

protagonista

hasta

el

desencadenamiento?

Como podemos observar Carol es una chica que vive con su hermana en un edificio de apartamentos justo en el piso más alto, trabaja en un salón de belleza donde se especializan en todo lo relacionado con la estética y cuidado del cuerpo. Es posible que con su hermana sostenga una relación basada en identificaciones imaginarias con relación a ideales maternos.

En su trabajo es una persona un poco ensimismada, un poco callada. Rodeada siempre por personal femenino; tanto sus compañeras de trabajo como la clientela que atiende son mujeres muchas de ellas mayores.

Diversos factores nos llevan a pensar en el asunto que pudo mantener estabilizada a la paciente hasta el momento de su desencadenamiento, no encontrando sólo uno sino varios factores. Aunque la película está llena de elementos sexuales constituyéndose en el centro de ésta, es posible advertir sin embargo que el mundo de Carol al principio está protegido de perturbaciones de tipo sexual, pues como sostendremos más adelante es precisamente la confrontación con la sexualidad la que despertará en ella su crisis psicótica. es así que vive en un edificio en el piso más alto, donde algunas ventanas dan a la calle y se puede observar un convento donde se puede ver monjas como símbolo de orden y disciplina y algunas veces niños que juegan, que hacen referencia en muchos casos a una inocencia en términos sexuales; además trabaja en una institución netamente femenina donde van además vestidas de blanco al igual que las monjas. Además vive sola con su hermana mayor que hace el papel como de una madre, lo que pone de manifiesto que Carol vive en un mundo donde la seguridad sexual de las mujeres está indicada por sus estilos de vida y hábitos. Además podemos inferir que Carol aún no había iniciado una relación sentimental ni mucho menos sexual por lo que aún no se ha confrontado con una carencia original. Podríamos pensar que aún ella está en el mudo como si, no se ha visto compelida a afirmar su deseo o ponerse en un puesto de responsabilidad en el que tenga que llevar a cabo el acto de tomar la palabra.

2. ¿Qué puede uno suponer que produjo el desencadenamiento?

Es posible que suponer una conjunción de diversos factores en el desencadenamiento de la psicosis de Carol. . La hermana de Carol, Helen ha estado teniendo relaciones con un hombre casado, y los sonidos de la consumación del acto sexual contribuyen a acrecentar la perturbación de Carol. Además vemos que en esta relación es posible hipotetizar una relación dual (Carol-Helen), donde hay un tercero como encarnación paterna, es decir el novio de Helen situado en posición tercera como la irrupción de un padre, según las coordenadas clásicas del desencadenamiento, el cual sería un factor crucial.

Éste no es bien percibido por Carol quien lo demuestra al observarse el odio que siente cuando observa la navaja de afeitar y el cepillo de este en su vaso, donde vemos una analogía a la repulsa que siente ésta por la sexualidad pues el vaso representaría a Carol y los objetos a aquello, es decir la confronta con la sexualidad y por ende a esa carencia original, esa

incapacidad de significante para evacuar lo real, es decir la forclusíon del nombre del padre. Además un evento está a punto de darse y son las próximas vacaciones de Helen con su novio, algo con lo que no se ha enfrentado con frecuencia, otro motivo por el cual ese mundo aparentemente protegido que vive Carol empieza a desmoronarse para ella, lo que a su vez podemos suponer que la

confrontará al acto de hacerse responsable, de tomar la palabra haciendo evidente en ella la falta de significante. Otro factor contribuyente sería pues también el verse enfrentada a La demanda del deseo del otro, cuando es cortejada por primera vez por un enamorado, que la lleva a tener que afirmar su deseo, entendida como una llamada al goce la cual va a evidenciar la carencia de la regulación paterna. Podemos entender esto como una confrontación con la incompletud del otro que hace que surja el padre gozador, que hace que se revele esa carencia a nivel simbólico. Ella por lo tanto al verse compelida a afirmar su deseo se desestabiliza, pues su deseo al parecer carece de un punto de apoyo fundamental, pues no hay fantasma y la significación fálica está ausente.

Su amiga en el salón de belleza, Bridget, es un elemento importante pues le manifiesta a Carol que, porqué todos los hombres son tan cochinos, en

medio de sollozos ; como además los comentarios de una clienta a la cual atiende, la cual no sirve sino para aumentarle aún más la repulsa de Carol a la sexualidad. Un ejemplo de dicha repulsa es el paralelo que muestra el director con el beso que en broma un amigo le hace a Collin, y su respuesta que es frotarse la boca vigorosamente y asqueado y el que él le da a Carol cuya respuesta es similar como un ejemplo de esta repugnancia sexual existente en ella. Como hemos dicho todo ello remite a la repulsión de Carol por la sexualidad y su posterior ocasionamiento de la caída en la locura y la violencia. Así Carol empieza una enajenación del mundo que es progresiva en ella, desde sutiles distorsiones de su mundo circundante hasta llegar a las a alucinaciones y su locura total.

3. ¿Cuáles son las manifestaciones de este desencadenamiento?

Como vimos en los documentos, el problema central de la psicosis, en especial lo referido a su manifestación son las alucinaciones psíquicas, presentes en mayor o menor medida, en Carol, en su desencadenamiento podemos rescatar aquellos momentos en que ella percibía que el apartamento (las paredes) se desboronan, agrietándose como dando en parte una muestra de lo que sucede en su mundo interior, una forma de mostrar esa fragmentación de su “yo”, los encuentros sexuales, de carácter táctil en la que ella era tomada por otro, manos que salían de las paredes, sujetos que irrumpían en su habitación etc. Son estas muestras de su desencadenamiento, si bien ya advertía por así decirlo su comportamiento retraído y en parte aislado con relación a los demás, la repulsión y asco que le ocasionaban el contacto con personas del sexo opuesto, son muestras de esas manifestaciones que psicotico surgen alrededor del desencadenamiento

4. ¿Qué lugar jugarían las alucinaciones en este caso?

El desencadenamiento devela una falta. La experiencia enigmática de la psicosis es el momento en que se rompe esa cadena significante y que obliga al sujeto a movilizarse hacia el máximo del sin sentido, el sujeto trata de sostenerse de un fenómeno elemental que trate de llenar ese vacio de sentido que no permita que se desmorone, sabe que hay algo del sin sentido pero se aferra a el para evitar derrumbarse del todo y permitirse mantener una relación con el mundo. El papel que juegan las alucinaciones es el de

poner un limite. La alucinación es el primer paso en los procesos de auto curación.

Como ya hemos visto estos fenómenos son ajenos al registro del sentido. El agujero que hay desde lo real solo puede circunscribirse desde el orden de lo simbólico es un llamado que le hace al padre real, al sujeto no tener recursos para subjetivarlo, se da el desencadenamiento, aunque no siempre suceda así y lo imaginario pueda servir también como sostén al sujeto.

En Carol podemos ver que hay un temor a ocupar un lugar, en el que del campo del Otro surge la llamada a un significante esencial que no llega. A causa del viaje de vacaciones que hará su hermana, quedara sola en casa y a cargo de algunos deberes y obligaciones a los que no había tenido que enfrentarse antes. Además de este hecho, aparece un hombre que la corteja y recordemos que el encuentro con el deseo del Otro puede ser desestabilizador para un psicótico. La angustia se apodera de Carol cuando la situación le exige asumir

responsabilidades. Y no es raro tal cosa ya que como lo dice Lacan : lo más

difícil que se le puede plantear a un hombre es algo con lo que su ser en el mundo no lo enfrenta tan a menudo: "es lo que se llama tomar la palabra, quiero decir la suya, justo lo contrario de decir sí, sí, sí a la del vecino. Esto no se expresa forzosamente en palabras. La clínica muestra que es justamente en este momento, si se sabe detectarla en niveles muy diversos, cuando se declara la psicosis. A veces, se trata de un pequeño trabajo de toma de palabra, mientras que hasta entonces el sujeto vivía en su capullo, como una polilla"

Y es que

tomar la palabra y asumir responsabilidades, introducen en el fantasma que lo

sujeto preguntarse por la referencia, y cuando no hay pueda cubrir, lo único que queda es

un vacío. Además Carol se ve

enfrentada a una demanda dirigida a ella, que le hace un otro que quiere una relación con ella. Ella siente mucha inquietud por los ruidos escuchados en la habitación de su hermana, se siente asqueada por situaciones que tienen relación con la sexualidad, por ejemplo el beso que le da aquel hombre y ella corre a lavarse la boca. Parece ser que no sabe como arreglárselas con el goce, se desestabiliza en situaciones en las que se ve movido su deseo. Y es aquí donde se puede ver que su deseo no tiene un punto de apoyo fundamental: ningún fantasma lo enmarca y la significación fálica está

ausente. Por eso el sujeto se ve obligado a buscar un apoyo precario en el terreno de las imágenes.
Parece ser que esta joven dispone para estabilizarse de identificaciones imaginarias sostenida por los ideales maternos que encarna en este caso la figura de su hermana, y al verse enfrentada a estar sola, se siente desamparada y angustiada de manera desbordante; pues desaparece lo que sostiene sus puntos de referencia imaginarios, quedando así confrontada con un vacio que da lugar a que aparezcan figuras del goce maligno. La pérdida de su hermana dejó a Carol sin ningún sostén en el momento en que se enfrentaba, seguramente, a graves incertidumbres, provocadas por el hombre que la pretendía; se enfrentaba al deseo y al cómo arreglárselas con él.