You are on page 1of 5

TALLER:

TRANSFERENCIA Y ALIANZA TERAPEUTICA

1. ¿Cuál es la importancia de la transferencia para la cura analítica?

La trasferencia, constituye para los psicoanalistas un punto central dentro de la técnica


terapéutica; como agente terapéutico permite actualizar los conflictos del pasado en el
presente; a través de la relación que se establece entre paciente – analista . Mediante la
trasferencia, los sentimientos conectados con los deseos pasados del paciente (objetos
tempranos de deseo por lo general de índole sexual) emergen y son vividos en la
contemporaneidad dentro del marco terapéutico, en la interacción con el analista.

La función de la trasferencia está dada desde el inicio del tratamiento por una posición de
supuesto saber que el paciente atribuye a un otro (analista). En la trasferencia, el analista
se convierte en la figura sobre la cual el paciente logra proyectar las actitudes,
sentimientos infantiles asociados con hechos o figuras del pasado; el paciente busca
repetir experiencias y relaciones anteriores a través de su relación con el terapeuta.

En este sentido el reto del terapeuta se encuentra en lograr generar una transferencia
positiva (sentimientos de afecto), que facilite la apertura del paciente y profundizar en el
recuerdo, favoreciendo el trabajo terapéutico (surgimiento de material reprimido en la
actualidad para darle una resignificaciòn); la transferencia negativa, por el contrario,
asociada con sentimientos de hostilidad, pueden obstaculizar el trabajo terapéutico
aumentando las resistencias , con ellas la represión y la repetición. La transferencia
negativa, sin embargo, puede dar al analista información de cómo los sentimientos
hostiles están ligados a mecanismos de defensa para protegerse del surgimiento de
trasferencias positivas.

El trabajo del terapeuta con la trasferencia está en aprovechar toda la información que
recolecta a través de los sentimientos ,actitudes positivos y negativos del paciente hacia
él, para lograr desglosar pieza por pieza aspectos repetitivos, las posibles defensas
(resistencias), descubrir todos aquellos elementos constituyentes, que entran en juego en
la trasferencia y que pueden dar cuenta del material reprimido (personajes, eventos) y
redireccionar durante la intervención en pro de la cura para “hacer conciente lo
inconsciente”.

En el caso de la película, la transferencia positiva que se dio con la paciente hacia Freud,
y el manejo que él hizo de ella sirvió para lograr profundizar en los asuntos inconscientes
de Cecile y así poder resolverlos. Su enamoramiento permite que Freud empiece a hacer
asociaciones con la relación paterna y descubrir asuntos de la infancia y de la sexualidad
de esta mujer.
2. ¿Cuáles son los inconvenientes de la transferencia en la cura analítica?

Dentro de la trasferencia, el analista se enfrenta a diario con una de las mayores


dificultades, las posibles consecuencias del enamoramiento del paciente hacia éste.

Al analista se le presenta el reto de:

Saber manejar de manera adecuada la trasferencia: tomar la distancia, establecer los


límites con tacto, o remitir el caso a un colega, en el evento de verse involucrado en
términos personales con el paciente. Recordando, que la situación de enamoramiento
puede estar ligado a su rol de terapeuta, como producto de la situación analítica, no como
persona.

Desde el punto de vista ético, no sacar ventaja de la posición de saber que tiene frente al
paciente para obtener beneficios personales.

Dentro de la transferencia hostil o amorosa puede presentarse los siguientes casos: que
no permita que el proceso avance ya sea por resistencias frente al terapeuta (producto de
su proyección) o no reciprocidad en los sentimientos, o que no se dé un adecuado
abordaje del terapeuta frente al enamoramiento de la paciente en la transferencia que
lleve a la renuncia.

Otro caso puede ser que el paciente vaya a terapia y vea en el analista un objeto de
deseo, y que no avance para sostenerlo en ese lugar. Así mismo, utiliza
(inconscientemente) el amor que siente por el analista como resistencia para no trabajar.

Si bien, el enamoramiento en primera instancia constituye un señuelo clave del analista,


para introducir al paciente en el tratamiento analítico; favorecer la apertura del paciente y
el trabajo terapéutico. El enamoramiento en la trasferencia, puede convertirse en un
inconveniente que ha de sortear el analista para el éxito de la cura.

El enamoramiento ofrece el campo fértil para que la resistencia tenga lugar; este tiene su
aparición en “preciso instante” del tratamiento en que la paciente se ve llevada a admitir
o recordar algún fragmento penoso y fuertemente reprimido de su vida; la resistencia, se
sirve del enamoramiento para inhibir la consecución de la cura. La resistencia se
manifiesta en un cambio de actitud, donde la paciente después de haber mostrado
durante parte del tratamiento una actitud dócil, colaboradora, analítica; manifiesta de
repente una pérdida de interés por el trabajo, capacidad de análisis, llevando al médico al
desconcierto.

Así mismo puede crear un espejismo de que el tratamiento ha llegado a su fin, en cuanto
que la paciente resigna sus síntomas o los desprecia hasta incluso considerarse sana, en
su enamoramiento hacia el analista, solo piensa en él.

La ternura que le ofrece la paciente al analista, no ha de tener aceptación ni respuesta por


parte de este, en cuanto que la aceptación de su amor, impediría la cura; si “el cortejo” de
amor fuera correspondido sería un gran triunfo para la paciente y derrota importante para
la cura, por cuanto ella habrá conseguido lo que la mayoría de los enfermos aspiran en el
análisis, como es : actuar repetir en la vida algo que sólo deben recordar reproducir como
material psíquico” y conservar en este ámbito.

En la película la paciente presenta una relación transferencial con ambos analistas, donde
repite sus deseos y sentimientos infantiles reprimidos hacia su padre. En ambos casos,
pudo observarse la presencia del enamoramiento por parte de la paciente, y que hizo
cada terapeuta para poder sortear el inconveniente. Breur , el primer analista, después de
llevar un largo tiempo con Cecile, llego el punto en que se vió envuelto en lo personal, y
estaba por caer en el juego de seducción de la paciente; por tanto conciente de lo que
ocurría, cedió el caso a Freud, quien supo mantener los limites dentro del tratamiento y
finalmente la llevó a hacer consciente aquellos recuerdos reprimidos, llevándole a la
cura.

3. ¿A qué se refieren los postfreudianos con la noción de alianza terapéutica?

El concepto de alianza terapéutica tuvo su origen en los escritos de Freud sobre técnica
psicoanalítica; al inicio estuvo muy ligada al concepto de Transferencia.

En la actualidad, si bien ambos están asociados a la relación paciente- terapeuta, la


alianza terapéutica se diferencia de la transferencia, en cuanto que la primera establece
una relación con el analista desde la realidad, y no como en la transferencia por lo que
representa su figura a los ojos del paciente, se podría decir que la alianza terapéutica es
la relación de la persona del paciente con la persona del analista, mientras en la
transferencia es la relación de lo inconsciente del paciente con el sujeto del analista.

La alianza se convierte en una especie de contrato terapéutico, que establece las


condiciones bajo las cuales va tener lugar el tratamiento (como se desarrollará), el
compromiso por parte del paciente en el proceso terapéutico, su disposición de
colaboración, tratar problemas internos y hacer trabajo analítico frente a las resistencias
internas y externas.

El proceso terapéutico, tendrá que enfrentarse con la capacidad de verse a sí mismo


como uno vería a otro, capacidad de tolerar cierto grado de frustración, existencia de una
confianza básica en el analista, asi como la identificación de las metas del tratamiento.

La alianza deja claro el marco bajo en cual tendrá lugar el tratamiento, considera la
naturaleza del compromiso del paciente con tratamiento y la naturaleza de su relación con
las figuras terapéuticas (derechos y deberes a los cuales se comprometerá el paciente
para lograr un tratamiento exitoso).

Cuando el paciente no está habilitado para la toma de decisiones sea por aspectos de
edad (caso de los niños) o en condiciones físicas o mentales, la alianza terapéutica se
lleva a cabo con los familiares responsables del paciente.
4. ¿Qué propone Freud como aproximación a la transferencia?

Freud fue el primero en emplear el término transferencia cuando relató su intento de


obtener asociaciones verbales en sus pacientes. La finalidad del método de tratamiento
era que el paciente descubriera a través de sus asociaciones el vínculo entre sus
síntomas y sentimientos presentes por un lado y sus experiencias pasadas por el otro.
Freud supuso que la "disociación” de la conciencia de las vivencias pasadas (y los
sentimientos ligados a ellas) era un factor fundamental en la génesis de las neurosis.
Observó que ocurrían cambios en la actitud del paciente hacia el médico durante el curso
del tratamiento, y que estos cambios, que incluían componentes emocionales intensos,
podían causar una interrupción en el proceso de asociación verbal, que a menudo
culminaba en muy serios obstáculos al tratamiento.

Freud respondió a la pregunta: "¿qué son transferencias? Son nuevas ediciones o


facsímiles de los impulsos y fantasías que surgen durante el curso del análisis; éstas
tienen una peculiaridad, característica de su especie, y es la de reemplazar a una persona
anterior por la persona del médico. Dicho de otra manera: una serie completa de estados
psicológicos es revivida, no como algo perteneciente al pasado, sino aplicable a la
persona del médico en el momento presente. La transferencia había sido vista como un
fenómeno clínico que podía actuar a guisa de obstáculo o "resistencia" al trabajo analítico,
pero algunos años más tarde Freud señaló que la transferencia no siempre era un
obstáculo al análisis, sino que podía desempeñar "una parte decisiva en traer convicción
no solamente al paciente, sino también al médico". Esta es la primera mención de la
transferencia como agente terapéutico. Hay que hacer notar que Freud distinguió
claramente entre el análisis de la transferencia, como una medida técnica y la así llamada
"cura por transferencia", en la cual el paciente aparentemente pierde todos sus síntomas
a consecuencia de sus sentimientos de amor para con el analista y su deseo de
agradarlo.

Freud, sugirió que las características particulares de la transferencia de un paciente,


emanan de los rasgos específicos de su neurosis, y no son simplemente el resultado del
proceso analítico, e iguales en todos ellos. Las cualidades específicas de la transferencia
del paciente recibieron un sentido adicional cuando Freud introdujo el concepto de la
"neurosis de transferencia". Con esto puso de relieve la forma en la cual las relaciones
tempranas, que eran componentes de la neurosis misma, moldeaban también el patrón
dominante de los sentimientos del paciente hacia el psicoanalista.

Integrantes:

Sandra Milena Grisales


Nancy Acosta Orrego
Wilmar Tuberquia
Margarita Rosa Donado