José Grasso Vecchio

VISIÓN FINANCIERA
Los Cajeros Automáticos
Los cajeros automáticos son una herramienta cómoda y útil para obtener dinero en efectivo a cualquier hora.
Más allá de ser un mecanismo para el retiro, los cajeros automáticos modernos se convierten en una
verdadera agencia bancaria, al permitir algunos de ellos, hacer depósitos en efectivo, cheque, transferencias,
consultas, avances de efectivo, cambios de clave, activar chequeras, pagos de servicios y hasta recargar tu
celular. Es cierto que todas estas cosas no las puedes hacer hoy en muchos cajeros automáticos pero el
camino es hacia allá, ya que con los cajeros automáticos y la banca electrónica se hará un menor uso de las
agencias bancarias lo que a su vez permitirá un servicio más eficiente. Tomemos en cuenta que los
venezolanos disponemos en la actualidad de 10.530 cajeros automáticos, también los montos de las
transacciones se han ido incrementando con el paso del tiempo lo que hace más útil este mecanismo.
Aprovecha la comodidad que brindan, sin exponerte a riesgos innecesarios.
Para tu seguridad
Revisa a tu alrededor antes de acercarte a un cajero automático. No uses el cajero si observas personas
sospechosas en los alrededores. Conviene tener mucho cuidado al usar cajeros automáticos que se
encuentren aislados, especialmente de noche. Es preferible usar el cajero automático que se encuentre en un
lugar iluminado. Verifica el cajero antes de usarlo. Mira detenidamente si el cajero automático tiene algo que
te parece fuera de lo normal, o cualquier indicio de que ha sido violentado. Si consideras que el cajero ha sido
alterado, utiliza otro.
Evita usar cajeros automáticos con mensajes o avisos que indiquen que las instrucciones de la pantalla han
sido cambiadas. Los bancos no hacen este tipo de anuncios.
Sobre la Clave Secreta: Cuide la privacidad de su clave secreta y evite compartirla con terceros. Cambie
periódicamente los códigos personales de identificación y utilice diferentes códigos secretos para los servicios
del banco que lo requieran. Utilice códigos secretos difíciles de adivinar. El número de teléfono, cédula de
identidad, fechas de nacimiento son fáciles de ubicar. Apréndete la clave. No la anotes en papeles, agenda o
teléfono celular. Nunca divulgues tu clave, no digas tu clave a un familiar ni a un empleado del banco. Al
definir tu clave, no utilices números o combinaciones que pueden adivinarse fácilmente. Cambia la clave
periódicamente y utiliza combinaciones diferentes. Si sospechas que alguien la conoce, cámbiala
inmediatamente. Memoriza tu clave secreta y evita llevarla escrita.
Buen uso del cajero
Respete su turno para el uso del cajero automático, esperando a una distancia prudente de quien lo utiliza en
ese momento. Evite hacer operaciones en el cajero con personas desconocidas muy cerca. Sigue sólo las
recomendaciones indicadas en el recinto del cajero automático. Evite consejos de desconocidos. Cuenta tu
dinero discretamente. Asegúrate de retirar la tarjeta después de realizada la operación en el cajero automático
y espere a que la pantalla vuelva al inicio. Retira y guarda los comprobantes obtenidos en los cajeros
automáticos, así evitará que terceros los usen en su perjuicio. Revisa frecuentemente los saldos de tus
cuentas bancarias para asegurar que todo esté bien.
Situaciones de emergencia
Si el cajero automático retiene su tarjeta, bloquéela y dé aviso inmediato al banco en que tiene su cuenta. Si
el cajero te entrega un monto de efectivo diferente al solicitado, denuncie este hecho con la máxima celeridad
al banco en que tiene su cuenta.
Cuídate del cambiazo, una técnica de intercambio de tarjeta. La tarjeta del cliente se intercambia por otra
tarjeta sin su conocimiento durante una transacción en un cajero automático y la mayoría de los casos,
ocurren al aceptar ayuda de un desconocido.
twitter: @josegrasso
jgrasso@soft-line.com
www.finanzasdigital.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful