La Di sci pl i na Ecl esiásti ca

:
Guí a de Estudi o por Gary Wal decker
Basado en parte en un libro por Jay E. Adams
1

1. Defi ni ci ón
La disciplina eclesiástica es la educación con entrenamiento en cómo vivir la
vida cristiana.
Lea Hebreos 12:10
El propósito de la disciplina es que participemos de la s_________________ de
Dios. Es para que seamos como El.
Lea Hebreos 12:11
Según este pasaje, la disciplina no es siempre________________________.

Pero después produce como resultado ______________y_______________.

Sin estos resultados, no se puede aprender. La disciplina crea el ambiente en
que se puede aprender.
Lea I Corintios 5:2 y 6
Si no se disciplina, se produce arrogancia y pecado en general.

En cualquier deporte se necesita disciplina para poder capacitarse como
corresponde. Si el deportista no tiene la autodisciplina necesaria como para
ponerse en forma, el entrenador a veces tiene que darle ánimo, o quizás una
exhortación.

La disciplina de la iglesia promueve y mantiene el ambiente en que se puede
aprender, provee oportunidades para crecer, y saca los obstáculos del
aprendizaje.
2. Di os mi smo es el entrenador y nos di sci pl i na en vari as maneras.
Lea Mateo 11:28-30
Cristo nos pide aceptar el y_______ que El no quiere poner, y así a__________
de El. Si queremos aprender a vivir la vida cristiana, debemos someternos a
Cristo y aceptar su entrenamiento. Debemos ser su discípulo.
Lea Juan 16:13
Es el E______________ , enviado por Cristo, que nos guía en la vida cristiana.


1
Adams, Jay E. (1986) Handbook of Church Discipline, Zondervan Publishing Co.: Grand Rapids,
La Disciplina Eclesiástica 2

El nos guía de acuerdo a la V_________, que es la Palabra de Dios. Para crecer
debemos someternos a lo que el Espíritu Santo nos dice en la Biblia.
Lea Hebreos 10:24-25
Según este pasaje, Dios utiliza a los hermanos de la iglesia (a pesar de su
imperfección) para darnos ánimo, exhortarnos y hacernos crecer en amor. Por
eso, no debemos dejar de _______________________________________.
Lea Romanos 5:3-5
Dios también nos hace crecer a través de _________________________.
Lea Mateo 16:18 y compara con Efesios 2:2
Cristo dice que va a edificar su I__________ sobre el fundamento, no de Pedro
como individuo, sino del testimonio de los apóstoles. Según Efesios 2:2, por
ejemplo, se dice que Dios edificó su iglesia "sobre el fundamento de los
apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo."
Lea Mateo 16:19 y compara con Mateo 18:18 y Juan 20:23
A los líderes de su iglesia, entonces, Dios les da las _________________ del reino
de los cielos. Esto es un símbolo de autoridad para ejercer la disciplina en la
iglesia. El "atar" es lo mismo que "retener" o no perdonar los pecados de
alguien. "Desatar" es lo mismo que "remitir" o perdonar los pecados de
alguien.

Los líderes de la iglesia, actuando de acuerdo a la Palabra de Dios, tienen
autoridad para dar la bienvenida a los que piden perdón por sus pecados.
También tienen autoridad para juzgar que alguien no está perdonado. Hasta
pueden borrar su nombre de la membresía de la iglesia, declarando que tal
persona ya no debe considerarse como a un creyente.

Según este pasaje, lo que los líderes de la iglesia atan o desatan en
conformidad con la Palabra de Dios, también es considerado por Dios como
atado o desatado.
3. Hay dos t i pos de di sci pl i na:
1. Entrenamiento para prevenir errores.
Lea Colosenses 3:16
Los hermanos de la iglesia, cuando están sometidos a la Palabra de Dios, están
capacitados para enseñarse y exhortarse mutuamente. Esto debe hacerse
como algo normal en la vida de la iglesia. Debe hacerse hasta a través de los
cánticos en el culto.

La Disciplina Eclesiástica 3

Lea Efesios 11-12
El trabajo de los pastores y maestros es capacitar a los miembros de la iglesia
para que ellos puedan ser los Ministros de la iglesia. Cada miembro tiene su
don que es necesario para el crecimiento de todos los demás.

En esta forma de disciplina, Dios nos da ánimo y enseñanza, nos sirve a través
de los dones en el cuerpo de Cristo, nos da "ejercicios espirituales" (nuevas o
difíciles situaciones que nos obligan a crecer).

2. Entrenamiento para corregir errores.
Lea Hebreos 12:5
Aquí la disciplina tiene que ver con la corrección y la r__________________.

Este tipo de disciplina tiene que ver con quitar pecado que está obstaculizando
el crecimiento en la vida cristiana. La Biblia nos da 5 pasos a seguir para
corregir estos errores.
Lea Proverbios 19:11
El honor del hombre es p____________ por a______________ la ofensa.

Según este versículo, no es necesario tratar cada ofensa. Si la ofensa no causa
un problema o barrera entre las personas porque uno sabe que no fue
intencional, uno puede pasarla por alto.

Pero aunque uno podría pasarla por alto, si la ofensa se trata de un pecado
(aunque sea no intencional) que está impidiendo el crecimiento del mismo
ofensor, será necesario hablar con él por su propio bien.
4. Los Ci nco Pasos de La Di sci pl i na Correcti va
Se comienza con el primer paso. Se pasa al segundo paso solamente cuando
no se logra superar el problema en el primero. La Biblia no habla de cuánto
tiempo hay que dejar pasar antes de proceder al próximo paso. Depende del
caso. Cuando hay seguridad de que el problema no se está arreglando,
entonces se procede adelante.

La forma del dibujo (ver abajo) demuestra que cada uno de los 5 pasos
involucra más personas que el anterior. Dentro de cada paso hay
confidencialidad. Si el asunto se arregla en el paso 3, por ejemplo, nadie más
debe saberlo. Más personas deben enterarse del asunto solamente cuando no
se puede arreglar el problema.

Por eso no se puede prometer confidencialidad absoluta. Tal promesa
impediría pasar al próximo paso de disciplina si fuera necesario.
La Disciplina Eclesiástica 4

5. El Pri mer Paso: La Auto Di sci pl i na
Lea Proverbios 16:32, 17:27 y 19:11
La persona madura tiene auto control. Es la forma de disciplina que debemos
tener todos. Es la meta para todos.

El creyente que tiene auto disciplina sabe aún cuándo buscar ayuda a los
demás. No espera que vayan a él.

Después de disciplinar a una persona, hay que enseñarle la auto disciplina para
que no se vuelva a repetir lo mismo.
6. El Segundo Paso: Uno con Uno
Lea Mateo 18:15
La disciplina eclesiástica tiene que ver con problemas entre h____________
de la iglesia.

Según este versículo, cuando un hermano peca contra usted, ¿qué debe usted
hacer?

a. conversarlo con otro hermano
b. soportar la ofensa y quedar callado
c. hablar con el consistorio
d. hablar con el ofensor sobre su ofensa
e. no hacer nada hasta que el ofensor pida perdón

Lo que este versículo nos dice es

a.____una sugerencia
b.____una petición
c.____un mandato

Según este versículo, es necesario hablar con el ofensor. Uno no debe esperar
que el ofensor venga a uno pidiendo perdón (aunque él también debe tomar la
iniciativa, según Mateo 5:23-24). Hay que demostrar la evidencia de tal manera
que quede convencido de su pecado. Hay que comprobar la veracidad de la
carga. Si no hay evidencia, si solamente existen suposiciones, uno no debe
sentirse ofendido.

Según este versículo, ¿cuál debe ser el propósito principal de esta acción?

a.____que el ofensor se sienta mal.
b.____que el ofensor reconozca su pecado.
c.____que el ofendido se sienta mejor.
d.____que haya reconciliación entre los dos.
La Disciplina Eclesiástica 5


La meta debe ser la restauración de la relación, y no simplemente que el
ofensor confiese su culpa. En primera instancia, hay que hablarle al ofensor en
forma tentativa (en Lucas 17:3, la palabra “reprender” tiene ese sentido.) O sea,
hay que darle la oportunidad de explicar, tratando de pensar lo mejor. Tal vez
se trata de un mal entendido, o de alguna ofensa no intencional.


Lea Gálatas 6:1-2

A veces no se trata de un problema entre dos personas. Cuando un miembro
ve a otro en pecado, aunque no sea una ofensa personal contra uno, igual uno
debe hablar con el hermano para restaurarle.

Este pasaje dice que los "espirituales" deben ayudar a los que caen en pecado.
La palabra "espiritual" significa "controlado por el Espíritu Santo". "Espiritual",
por lo tanto, es el estado normal del creyente. Pero aunque estemos llenos del
Espíritu, debemos siempre tener cuidado de no caer. Por eso debemos corregir
con humildad y no con una actitud de superioridad.

7. Tercer Paso: Con Uno o Dos Más
Lea Mateo 18:16
Se procede a este paso cuando la persona no quiere escuchar, no quiere tratar
de superar el problema, cuando se ha hecho todo lo posible para que escuche
sin resultados positivos.

En este paso, uno vuelve a hablar con la persona, pero esta vez lleva a ________

o _________miembros más.

Ellos, junto con el ofendido, serán t_______________ en el caso.

Los "testigos" no son necesariamente testigos a la ofensa. Pero son testigos de
la situación en que se encuentran el ofendido y el ofensor.

En el paso anterior, tal vez el obstáculo emocional entre las dos personas sea la
razón de no escuchar. Pero en este paso hay por lo menos una persona que no
está involucrada emocionalmente.
Lea Proverbios 18:17
El p_________________ en hablar siempre parece tener la razón hasta que se
escuche al segundo.

La Disciplina Eclesiástica 6

Por eso los “testigos” deben tener cuidado de no ir con prejuicios contra la
persona. ( Ver también Santiago 4:11)

Si el acusado está de acuerdo en tener una reunión con el hermano ofendido y
con otra persona, esa otra persona debe dirigir la reunión. Debe pedir que las
dos partes presenten su evidencia. Debe tratar de conseguir todos los datos
pertinentes.

El acusor comienza. Se ve si él ha seguido los pasos debidos en la disciplina.
Se ve si su intención es restaurar la comunión. Si no hay suficiente evidencia,
se le aconseja dejar el asunto. Tal vez el acusor tendrá que pedir perdón por
haber creído rumores.

Si aparentemente el acusor tiene evidencia suficiente, se debe escuchar la
defensa del acusado. Se debe escuchar tanto las palabras como las actitudes.

Se debe aclarar mal entendidos para poder llegar al problema básico. Hay que
formular el problema bíblicamente y formular un plan bíblico para resolver el
problema.

Si se logra la reconciliación, se debe buscar una manera de hacer que la
relación siga creciendo.

Si la persona no quiere escuchar después de varios intentos, se le debe avisar
de que el asunto podría pasar al próximo paso si él sigue rechazando la ayuda
que ofrecen.
Lea Gálatas 6:1-2
A veces una tercera persona tiene que intervenir por su propia iniciativa cuando
ve a dos hermanos que no pueden arreglar su problema solos.
8. Cuarto Paso: Deci rl o a l a I gl esi a
Este paso tiene dos partes:
Lea II Tesalonicenses 3:11-14
Algunos miembros de la iglesia en esa ciudad andaban desordenadamente, sin
trabajar, y entrometiéndose en lo ajeno.

Pablo, como líder de la iglesia, los advierte primero. Dice que si ellos no
escuchan lo que el dice en la carta, que entonces la congregación debe
involucrarse.

Normalmente los líderes (el consistorio) deben tratar el asunto antes de
decírselo a la congregación. Si no se logra una solución con el consistorio, se
le dice a todos los miembros en plena comunión para que puedan ayudar y
confrontar.

La Disciplina Eclesiástica 7

Un miembro nunca avisa a la congregación de una ofensa sin pasar primero
por es consistorio. En el cuarto paso, el consistorio debe estar en control de
todo el proceso, haciendo todas las explicaciones necesarias. El aviso no se
hace en una reunión pública con no creyentes ( ver I Corintios 14:23-25), sino en
una reunión cerrada con solo miembros, o por carta a los miembros. La carta
debe ser destruida después de su lectura.

Al informar a la congregación, el consistorio debe decir que tal hermano está
bajo disciplina por tal problema. No es necesario que sepan los detalles del
asunto, pero deben saber su naturaleza para poder orar y ayudar.
Lea II Tesalonicenses 3:6 y 14b-15
La congregación no puede tener la misma comunión de siempre con el hermano
bajo este tipo de disciplina como si no hubiera ningún problema.

Los miembros deben tratarlo “como a un hermano” (II Tes. 3:15), pero
cuestionando su posición como hermano porque no ha reaccionado a la
autoridad de Cristo a través de la iglesia. Este miembro no puede participar de
la Santa Cena. En nuestra iglesia este paso comúnmente se llama la
suspensión. (Aunque quizás sería mejor llamarlo la excomunión, ya que se le
prohíbe participar de la Santa Cena).
9. Qui nto Paso: Remover de Entre Medi o y Entregar a Satanás
Lea Mateo 18:17b
Si el ofensor no escucha a la iglesia, se le debe tratar “como a un pagano y a
un publicano”, o sea, como a un no creyente.

No se emite un juicio final respecto a la condición de su corazón. Pero se le
trata como a un no creyente. No hay evidencia de que sea hermano porque no
se somete a la autoridad de Cristo. Hay que evangelizarlo.
Lea I Corintios 5:1-13
Hay que remover a la persona de la membresía y comunión de la iglesia. Hay
que dar ese paso por el bien de la iglesia y la honra del nombre de Dios.

I Corintios 5:2 “quitado de en medio”
I Corintios 5:7 “Limpiaos”
I Corintios 5:13 “quitad de entre vosotros”
Lea Deuteronomio 17:7, 19:19, 21:21, 22:24, y 24:27
La frase “remover de entre medio” viene del Antiguo Testamento. Se hacía por
rebelión. La persona fue apedreada. Fue un acto de juicio.
La Disciplina Eclesiástica 8

Lea I Corintios 5:5 y I Timoteo 1:18-20
En el Nuevo Testamento, en vez de apedrear al ofensor, se le entrega al
enemigo, lo que es peor. Es cosa seria. Este paso es un anticipo del juicio
final.
Lea I Juan 5:18-19
El mundo está bajo el maligno (Satanás), pero nosotros no. Incluso, Dios
guarda a los suyos para que el maligno no los pueda tocar. Entregar a Satanás,
entonces, es expulsar a la persona de la iglesia y ponerle de nuevo bajo el
control del maligno. La persona ya no tiene la protección de Dios.

En el Nuevo Testamento, esta disciplina tiene un aspecto remedial. (ver I
Corintios 5:5 y I Timoteo. 1:20) Se hace no solamente para el bien de la iglesia,
sino también para el bien de la persona: para que se arrepienta.

Si la persona es realmente un creyente, la disciplina hará que la persona
reaccione tarde o temprano con arrepentimiento. Si nunca era creyente, hará
que se endurezca más para que sea evidente el real estado de su corazón. O
quizás llegue a comprender por primera vez el significado del evangelio y se
arrepienta.
Lea I Juan 2:19
Si la persona sale de la iglesia durante el proceso de disciplina, se le considera
como a un no creyente. Si después se arrepiente, se le puede recibir de nuevo.
Pero por mientras se la trata como a un no creyente.
Lea I Corintios 5:9-11
Si la persona no sale de la iglesia, pero tampoco se arrepiente, se le debe
permitir asistir a la iglesia. Pero se le debe tratar siempre como a un no
creyente. Si esa persona insiste que es hermano, actuando como si él
estuviera bien, no se le debe invitar a comer.

Comer juntos normalmente indica cierto nivel de comunión. Invitarle al
hermano para comer en su casa, o aceptar una invitación de él como si no
hubiera ningún problema, no sería correcto. No debemos rechazar a la
persona. Y se le puede saludar. Pero no debemos darle la idea de que todo
esté bien. Debemos evangelizar a tal persona.

Si la persona no se arrepiente y reconoce abiertamente que no es hermano, ya
no sería tanto problema invitarle a comer.

La iglesia debe examinarse al remover a un hermano, arrepintiéndose si es
necesario, por falta de disciplina más temprano en el proceso. Pero no por una
falta de la iglesia se le puede excusar a la persona rebelde. Sería bueno tener
un tiempo de oración y lamentación.
La Disciplina Eclesiástica 9

10. La Restauraci ón
Lea 2 Corintios 2:6-8
Cuando la persona pide perdón, hay que perdonarla.
Lea Lucas 17:4
No se espera fruto para perdonar, a menos que sea muy obvio que la persona
no es sincera en su arrepentimiento (Mateo 3:7-10). Si no hay evidencia de
que la persona no es sincera en su petición, se le debe perdonar. Con ayuda y
tiempo, el fruto se debe ver.

El perdonar es una promesa de que el asunto está cerrado, que no se va a
levantar de nuevo. El pedir perdón es pedir esa promesa. Es posible cumplir
con una promesa aunque uno no se sienta bien todavía.

El perdón abre la puerta para restaurar la relación. El perdonar no siempre
significa que uno vuelve automáticamente al mismo nivel de confianza en su
relación con la persona. Muchas veces no se puede seguir con la amistad en el
mismo nivel de confianza de antes. Hay que cultivar la amistad después del
perdón, porque no viene automáticamente. A veces hay que empezar de cero.
Pero eso no impide que uno perdone de verdad.

Hay que perdonar en el corazón en el sentido de no guardar rencor aún antes
de que el ofensor pida perdón (como Cristo perdonó desde la cruz). Pero no
hay que dar el perdón (la promesa) hasta que la persona lo pida. El dar perdón
de ante mano sería impedir el proceso de la disciplina. Sería imposible llevar el
asunto a un nivel más alto cuando no hay arreglo.

La restauración debe ser tan pública o tan privada como la disciplina. Hay que
instruirles a los miembros a que acepten al hermano. Hay que ayudar a la
persona arrepentida (2 Corintios 2:7) para que se sienta aceptada y encuentre
su lugar en la iglesia. Se le debe dar los consejos necesarios para evitar una
nueva caída. Hay que reafirmar el amor (2 Corintios 2:6)

La persona arrepentida no está “en prueba”. Se acepta como miembro con
todos los derechos y privilegios. Quizás no se le va a dar ciertos cargos o
responsabilidades hasta que se vea su madurez para auto disciplinarse. Pero
se hace lo mismo con todos los miembros.

Sería bueno tener una celebración.
La Disciplina Eclesiástica 10

11. Esquema de l a di sci pl i na correcti va y observaci ones
2


Los primeros tres pasos son informales-- no requieren acción oficial de la
iglesia, sino de sus miembros en forma individual. Pasos cuatro y cinco son
formales y requieren acción oficial de la iglesia. Muchas veces, cuando es
necesario utilizar los pasos 4 y 5, es porque no se ha aplicado los pasos 1-3.

En los pasos 1-4 se le trata a la persona bajo disciplina como a un hermano. En
el paso 5 se le trata como a un no creyente.

No siempre es necesario pasar por todos los pasos. En I Corintios 5:2 Pablo
comenzó con el paso 5. Cuando una ofensa es tan pública que todos se dan
cuenta, se puede referir el asunto inmediatamente a la iglesia sin pasar por los
pasos anteriores.

Ejemplo 1 : Si una joven soltera queda embarazada y está arrepentida, ella
debe aparecer ante el consistorio (paso 4 A). Si este cuerpo está satisfecho de
que está arrepentida, deben perdonarla. También deben avisar a la
congregación ( paso 4B) que ella quedó embarazada, que está arrepentida, y
que deben perdonarla y recibirla en amor. El consistorio también debe exhortar
a la congregación a que apaguen todo chisme. En este caso, la disciplina
comienza y termina con el paso 4. El consistorio debe avisar a la congregación
porque todos se van a dar cuenta cuando ven que está embarazada. Pero el

2
Este esquema viene del libro Handbook of Church Discipline por Jay E. Adams (1986), Zondervan
Publishing Co.: Grand Rapids, p.77)

La Disciplina Eclesiástica 11

aviso no es para los no creyentes. Se les puede avisar a los miembros por carta
o en una reunión de la congregación.

Ejemplo 2: Cuando dos miembros tienen un problema entre los dos y no lo
pueden resolver ni piden la ayuda de una tercera persona, otro miembro que se
da cuenta puede intervenir (Gálatas 6:1-2) para que los dos vuelvan a ser útil en
la iglesia. Esto puede aplicarse a problemas matrimoniales, también.

Hay que comenzar el proceso el en nivel en que se presenta la situación. No se
debe involucrar a más personas de lo que sea necesario.