CUALIDADES FÍSICAS BÁSICAS

Resistencia:
La resistencia es la cualidad física que posee la persona y que le permite soportar
un esfuerzo durante un período prolongado de tiempo. También podemos afirmar
que la resistencia es también la cualidad física que nos permite realizar un trabajo
físico determinado manteniendo el grado de eficacia y calidad.
Esta cualidad la practican tanto los deportistas como aquellas personas que
gustan de practicar ejercicio físico. Éstos son algunos ejemplos: Ciclistas de fondo
en carrera, corredores de maratón, nadadores de fondo.
Esto nos lleva a diferenciar los dos siguientes tipos de resistencia:
Resistencia aeróbica:
Un esfuerzo de resistencia es aeróbico cuando el oxígeno que puede llegar a los
músculos que trabajan es suficiente para realizar el ejercicio.
Resistencia anaeróbica:
A los ejercicios físicos, realizados con déficit de oxígeno, se les llama de
resistencia anaeróbica. Son esfuerzos muy intensos y que, debido al déficit de
oxígeno, tienen corta duración.
¿Cómo se desarrolla la resistencia?
Mediante ejercicios de trote prolongados, aumentando poco a poco el tiempo de
trabajo en el caso de la resistencia aeróbica. Mientras que para la parte
anaeróbica con ejercicios de intensidad máxima y de corta duración, como
400mts.
Fuerza.
¿Qué es la fuerza muscular?
Es la capacidad para producir la máxima tensión muscular. Se la podría definir
también como la capacidad de la contracción muscular de vencer, hacer presión o
aguantar una resistencia.
¿Por qué es importante mejorar la fuerza muscular?
Es conveniente mejorarla porque esta cualidad física disminuye de manera
importante a partir de los 20 - 30 años. Esta disminución es mucho más importante
si no se hacen ejercicios de fuerza, y puede provocar que hacia los 75-85 años, la
fuerza de piernas y de brazos sea tan pequeña que el anciano no pueda
levantarse de un sillón o de la cama, con lo que ya no podrá valerse por sí mismo.
El entrenamiento frecuente y adaptado de fuerza retrasa y previene esta
disminución que se observa con el envejecimiento de las personas.

¿Cómo podemos desarrollar la fuerza?
Hay dos modos principales de hacer ejercicios de fuerza:
1. Los ejercicios sencillos que no necesitan utilizar materiales complicados, que
utilizan como peso el propio cuerpo o se ayudan de objetos caseros de poco peso,
como puede ser una caja de un litro de leche o de detergente. Este tipo de
ejercicios es recomendable para las personas que no tienen tiempo o medios para
ir a un gimnasio, y para las personas que tienen una baja condición física.
2. Los ejercicios que se realizan con las máquinas de musculación que están
presenten en los gimnasios y que empiezan a estar presentes en las casas. Este
tipo de ejercicios es más recomendable para las personas que tienen buena
condición física.

Velocidad.
Se define como la capacidad de realizar acciones motrices en un tiempo mínimo,
estas acciones normalmente son de corta duración, no producen fatiga y las
resistencias o cargas utilizadas son de baja magnitud.. Esta es una cualidad que
tiene gran dependencia del sistema nervioso central y debido a su rápida
maduración es una de las que se pueden trabajar desde edades muy tempranas.
La más utilizada a nivel deportivo es la que clasifica a la velocidad en tres tipos:
Velocidad de reacción: medible por el tiempo de reacción es la capacidad de
respuesta motriz en el menor tiempo posible tras la aparición de un estímulo,
como por ejemplo la salida de un nadador.
Velocidad cíclica o de desplazamiento: es la capacidad de recorrer una distancia
corta en el menor tiempo posible como una carrera de 100 metros lisos.
Velocidad gestual o acíclica: es la capacidad de realizar un movimiento de forma
rápida como por ejemplo un golpe de raqueta en tenis.

Desarrollo de la velocidad:
El entrenamiento de la velocidad puede iniciarse en edades tempranas, en
especial la velocidad de reacción. Los niveles de velocidad van en aumento
llegando a alcanzarse los valores máximos alrededor de los 19 a 24 años.
Existen diversos métodos y medios de entrenamiento de las diferentes
velocidades, en resumen y de forma muy genérica podemos indicar algunos
ejemplos de ejercicios que nos ayudarán a mejorarla: repeticiones de series cortas
(hata 30 segundos) realizadas a máxima intensidad, practicar salidas y puestas en
acción partiendo desde diferentes posiciones, carreras facilitadas (cuesta abajo,
con gomas, etc), ejercicios de técnica, ejercicios pliométrios como los multisaltos
Flexibilidad.
Se define como la capacidad de extensión máxima de un movimiento en una
articulación determinada. Es la capacidad que tiene el sujeto para poder ejecutar
movimientos de gran amplitud articular por sí mismo o bajo la influencia de fuerzas
externas.
Evolución y desarrollo:
La flexibilidad es la única que involuciona, es decir, sus valores mayores son en
las edades tempranas y a medida que pasa el tiempo decrecen sobre todo a partir
de los 30 años. Por ello esta es una cualidad cuyo inicio en el trabajo es temprano,
se puede realizar con niños pequeños, se puede trabajar a diario en sesiones
especificas o como parte de los calentamientos o periodos de recuperación en la
parte principal o vuelta a la calma de un entrenamiento.
Se recomienda realizar ejercicios genéricos para pasar posteriormente a los
específicos del deporte o actividad a practicar. Si se realizan ejercicios dinámicos
se recomienda realizar alrededor de 5 series de 15 repeticiones las primeras
repeticiones serán sin forzar demasiado debe ser hecho con mucho control ya que
este tipo de trabajo tiene alto riesgo de lesiones, si el trabajo es estático se
realizarán series manteniendo la posición de 6” a 20”. Tanto el método dinámico
como el estático puede realizarse con ejercicios activos, realizados por el propio
sujeto; pasivos, utilizando fuerza externas o mixtos. Algunos ejemplos de
ejercicios pueden ser: el stretching, los rebotes, balanceos, presiones, etc.
Agilidad.
La agilidad es la capacidad para cambiar la dirección o velocidad del cuerpo de
manera eficiente. Mantener un cierto grado de agilidad nos permite adaptarnos
mejor a situaciones cotidianas como podrían ser cruzar una calle, sortear
obstáculos, huir en situaciones de peligro, evitar golpearse contra el borde de una
piscina al tirarse al agua, etc. Esto requiere una combinación
equilibrio,coordinación, velocidad, reflejos y fuerza.
Una manera de desarrollar la agilidad es por medio de ejercicios donde los niños y
niñas golpean una pelota contra una pared, pegándole con el pie o lanzandola con
las manos, luego del bote de retorno y trabajando su precisión y consistencia,
contando hasta dónde pueden llegar sin perder el orden de la secuencia.

Capacidades físicas coordinativas

 La capacidad de acoplamiento o sincronización: Es la capacidad para
coordinar movimientos de partes del cuerpo, movimientos individuales y
operaciones entre sí.
 La capacidad de orientación: Es la capacidad para determinar y cambiar
la posición y el movimiento del cuerpo en el espacio y en el tiempo.
 La capacidad de equilibrio: Es la capacidad del cuerpo para mantenerlo
en una posición óptima según las exigencias del movimiento o de la
postura.
Dentro de lo que es la disciplina del ¨ BALONCESTO¨ se necesita trabajar
y desarrollar cada una de estas capacidades antes mencionadas, ya que
para realizar un lanzamiento a la cesta o realizar un pase se necesita de la
fuerza de brazos para su correcta ejecución; para coger un rebote de la
fuerza de piernas para saltar.
En el caso de la resistencia esta es indispensable para todas las disciplinas
deportivas ya que a traves de ella se puede tolerar el esfuerzo sostenido de
todo el partido.
La flexibilidad es necesaria tanto al inicio como al final de un partido para
evitar lesiones.
La velocidad en este deporte es esencial ya que se requiere de ella para
poder recorrer el campo de juego en el menor tiempo posible y anotar las
canastas o en su caso defenderlas.
La agilidad para poder eludir una marca de una manera eficaz y rápida.
Dentro de la capacidades físicas coordinativas las 3 son esenciales para
poder tener un mejor desenvolvimiento en el campo de juego.