CONCEPTO DEFINICIÓN CLASIFICACIÓN EJEMPLO

GARANTIAS






En términos generales, por garantía se
refiere a la acción que una persona, una
empresa o comercio despliegan con el
objeto de afianzar aquello que se haya
estipulado oportunamente en un
compromiso contractual, es decir, a
través de la concreción o presentación de
una garantía, lo que se pretenderá hacer
es dotar de una mayor seguridad al
cumplimiento de una obligación o al pago
de una deuda, según corresponda.
No solamente a través de la presentación
de una garantía queda instalada de
manera oficial la obligación de responder
ante un problema en el funcionamiento
de aquello que se acordó sino también
que la garantía es el documento que en
caso que esa respuesta no aparezca uno
podrá presentar ante la justicia o ante la
autoridad competente para que se exija el
cumplimiento que se pactó.
•Garantía personal: como, por ejemplo,
un aval. Mediante la garantía personal
una persona garantiza el pago de una
deuda comprometiéndose a pagar ella en
el caso de que el deudor principal no
cumpliese con su obligación.
•Garantía real: como la prenda o la
hipoteca. En la actualidad la prenda está
derogado por la garantía mobiliaria según
Legislación Peruana El deudor garantiza
con un bien el pago de una deuda. En el
caso de incumplir, el acreedor podrá
vender el bien y saldar la deuda con el
dinero obtenido, devolviendo al deudor el
excedente (si lo hubiese).
•Garantías financieras: es un tipo de
garantía real sobre un instrumento
financiero o efectivo en cuenta.
•Garantía Constitucional: derecho
reconocido a todos los ciudadanos por la
Constitución política de un Estado.
Uno de los ejemplos más comunes de
garantías se da en los créditos
hipotecarios (o hipotecas), en los que
quien toma el crédito da como garantía
una propiedad (propia o de un tercero
que hace de garante).

Durante el tiempo que rige la hipoteca, la
propiedad tiene trabas que impiden la
venta para que el acreedor pueda
asegurarse la recuperación del capital en
caso de que el deudor no lo pagara.
AVAL Se denomina con el término de aval a
aquel compromiso solidario de pago de
una obligación a favor del acreedor o
beneficiario que asumirá un tercero,
generalmente vinculado afectivamente
con quien tendrá que cumplir la
obligación de pago, en el caso que este
último no cumpla o no pueda cumplir con
el correspondiente pago de un título de
crédito.
Un aval, siempre, implicará a una
voluntad extra además de las dos
intervinientes, quien presta y quien
recibe, en tanto, esta tercera persona que
participa también en el título en cuestión
lo hará de manera unilateral.
La función fundamental de presentar un
aval es una garantía para que el avalado
pueda adquirir la obligación, ya que, si el
deudor principal no paga el crédito, se
puede exigir la satisfacción de la deuda al
avalista.

En los contratos de mutuo con garantía
hipotecaria, aún cuando la garantía es el
inmueble, suele documentarse el pago
con títulos de crédito y es frecuente que
los bancos pidan avalistas que respondan
del pago de las cuotas en el caso de que
el deudor no lo hiciera. Existen avalistas
pignorados o no pignorados y se
diferencian en la necesidad de hacer un
depósito económico previo.
La figura del aval es diferente a la fianza
y a la deuda solidaria. El avalista sólo se
compromete en títulos de crédito y es
siempre solidario. El fiador se
compromete en un contrato de fianza y
goza de los beneficios de orden y de
excusión. El deudor solidario se
compromete contractual o
cambiariamente. Un aval es






imprescindible para conceder un
préstamo.
FIANZA Se llama fianza a aquella garantía que
principalmente busca asegurar el
cumplimiento efectivo de una obligación,
en tanto, el término es empleado,
mayormente, con dos sentidos, como
garantía real o como garantía personal.
Como garantía personal, la fianza lo que
garantizará es el cumplimiento de una
deuda o de una obligación a través de la
existencia de la figura del fiador, quien es
una tercera persona ajena a la deuda, es
decir, que no se encuentra involucrada ni
con la parte que prestó el dinero, ni con
aquella que lo recibió. El fiador lo que
hace es garantizar el cumplimiento
efectivo de la fianza, incluso,
comprometiéndose y asumiendo él
mismo aquello que el deudor no asume o
no pueda cumplir por sí mismo.
Los principales tipos de fianzas son:
 De Fiel Cumplimiento: Se le
garantiza el fiel cumplimiento por parte
del contratado de las obligaciones
respaldadas en la Fianza y de
conformidad entre las partes que
firman el Contrato.
 De Anticipo: Se garantiza la total
devolución de los Recursos
Anticipados para la realización de un
Contrato. Laboral: Se garantiza por
parte de la empresa contratada, el
cumplimiento de las obligaciones
laborales del contrato establecido, los
costos judiciales.
 De Responsabilidad Civil: Se
garantiza la responsabilidad civil para
cubrir cualquier contingencia
relacionada con las operaciones que
conforman el objeto de la Contratación
 De Buena pro: En este tipo de fianza,
se garantiza el mantenimiento de los
términos y condiciones iniciales, que
permitieron el dar la aceptación de la
Oferta presentada por el Contratista
La fianza es un importe que se abona en
el momento de la firma en concepto de
depósito para responder de posibles
impagos o desperfectos del bien
arrendado.