¿CALI, CIUDAD CÍVICA?

El interrogante que abre este artículo tiene un doble sentido y un doble propósito:
se indaga sobre la correspondencia entre la realidad social de Cali en un periodo
determinado y la representación social cívica de la ciudad que emergió entonces,
a efecto de describir y confirmar o no dicha relación; pero también se cuestiona
sobre si efectivamente eso que se llamó civismo y que dio nombre a esta ciudad
colombiana, en verdad lo fue; es decir, se trata también de volver al concepto,
revisarlo y observar cómo fue aplicado, al punto que derivó en una imagen muy
reiterada en el contexto nacional
Camino a despe!ar estas inquietudes, se reali"ó una investigación de an#lisis
documental, a través de la revisión, inicialmente de fuentes secundarias para
identificar una situación detonante de la exaltación del civismo en Cali; con ello se
encontró una serie de campa$as de corte filantrópico, reali"adas a mediados de
los a$os ochenta, a propósito de la celebración de los %&' a$os de fundación de
esta ciudad (rocedí a la revisión documental del diario El (aís, que sirvió como
fuente primaria a esta investigación, con la hipótesis de que tales campa$as
sirvieron para promover la representación social cívica de Cali mediante la cual
sectores dominantes y establecidos de la ciudad procuraban aconductar y
controlar a la población marginada urbana Ello, mediante la aplicación de un
modelo de an#lisis que resultó de la consulta de diversos autores y vertientes
disciplinares de las ciencias sociales
que partió de la presunción de que una serie de campa$as de corte filantrópico,
reali"adas a mediados de los a$os ochenta, sirvieron para promover la
representación social cívica de Cali mediante la cual sectores dominantes y
establecidos de la ciudad procuraban aconductar y controlar a la población
marginada urbana
) fin de comprobar ello se seguir# aquí el mismo modelo escritural y de an#lisis
utili"ado en el anterior capítulo: se revisar# someramente y a través de fuentes
secundarias, cierta trayectoria que ya tenía el civismo en Cali, así como algunos
antecedentes que permitan contextuali"ar la ciudad en el momento abordado, para
pasar luego a la interpretación de lo hallado en la matri" de an#lisis elaborada y
que cuenta con la actuación de los agentes sociales propiciadores de dicha
representación, a través de los procesos y funciones de la representación social
cívica de Cali
4.1. EL CIVISMO EN CALI, UNA LARGA TRAYECTORIA
) través de fuentes secundarias es posible advertir cómo el civismo en Cali cuenta
con una larga trayectoria que se remonta, incluso, a comien"os del siglo pasado
cuando las autoridades administrativas del !oven municipio lo invocaban como
patrón de conducta entre los pueblerinos cale$os Es decir que en sus albores, el
civismo aparece referido a las buenas costumbres, a la regulación de la conducta,
a un modelo de comportamiento e!emplar que debe ser asumido por la parte de la
población *r+stica, expuesta a una pedagogía del *buen ciudadano,, en procura de
cierto efecto *moderni"ador, de la ciudad Ello es oportuno resaltarlo dada la
distinción que hay entre civismo, proceso civilizatorio y civilidad, nociones que en
el discurso difundido históricamente en esta ciudad se confunden, y sobre lo cual
el balance que arro!a una serie de investigaciones consultadas
-
, no se detiene en
1
CAMACHO, Alvaro y GUZMÁN, Alvaro. Colombia, ciudad y violencia.. Bogot! "oro Nacional, 1##$.
H%&NÁN'%Z (A&A, )orge et al. Cali! *a+ado, *re+ente y ,uturo. Cali! Univer+idad del -alle, 1##$.
&%./&%0O Hung Marcela, 1(a Cali c2vica! 3eterogeneidad de una imagen4, monogra,2a *regrado de
.ociolog2a, Cid+e, 1##5. -%(Á.6U%Z "abio, 1Ciudad y *artici*aci7n4. %ditorial Univer+idad del -alle,
1##5.
precisar .stas ser#n definidas m#s adelante a efecto de observar, por lo pronto,
cómo se presentó y se extendió su uso en la ciudad
)sí, el civismo aparece visibili"ado en alg+n hecho de cierta connotación en la
vida p+blica de la ciudad, como por e!emplo, la puesta en servicio de alguna obra,
la organi"ación de un evento de especial resonancia para la urbe, la reali"ación de
un paquete de proyectos incluidos en un plan de desarrollo urbano o la
conmemoración de una fecha/ es decir, si se quiere, *hitos, en el devenir social
de la ciudad, impulsados por dirigentes de los sectores político y económico
locales, quienes a través de estas situaciones impartían, entre el resto de la
población, pautas del buen comportamiento y del respeto del orden, traducidas en
el correcto aborda!e del bus, en ser respetuoso y ceder el puesto y dem#s normas
de urbanidad, en la limpie"a y la preservación de los lugares p+blicos físicos,
extendiendo la idea de que dicha conducta es general y uniforme, y que tales
lugares son de todos
Esto es claro cuando en un discurso pronunciado a principios del siglo 00, a
propósito de la inauguración del servicio de acueducto y de alumbrado p+blico, se
advierte de la necesidad de *que la población en general adquiera la decencia y
una cierta virtud cívica1

2 ligada a la vigilancia de la moral p+blica 34 (ara ello la
autoridad reformó los códigos de policía, instruyó a los escolares en educación
cívica, habló de la importancia de la salubridad p+blica y de la higiene escolar,
5
)
través de tales preceptos y normas se buscó controlar cierto *desorden, en los
alrededores de las pilas de agua donde confluía gran cantidad de gente, lo mismo
que los actos licenciosos que se presentaban aprovechando la penumbra de las
calles de la Cali de principios de dicha centuria: *Es obvio que la introducción de la
lu" eléctrica p+blica y privada debió causar grandes cambios e impacto en la vida
cotidiana del cale$o 1por2 la utili"ación con fines morali"antes que de ella se hi"o
34 la población fue muy celosa en reclamar y vigilar porque aquellos aspectos
8
9

: %l +ubrayado no e+t en el original
;
G&ANA'O., Aimer. )uri+dicci7n territorial, di+cur+o moderni<ador y virtud c2vica en Cali 1==$>1#1?.
Cali! Colecci7n de autore+ vallecaucano+, Gobernaci7n del -alle, 1##@. **. ?# y #A.
que daban a la ciudad una imagen desordenada y poco civili"ada1
∗8
2 fueran
erradicados Entre estos: el esc#ndalo p+blico y la conservación de la moral
p+blica, la correcta ubicación de prostitutas, vagos y mendigos, el arreglo y
embellecimiento de calles y parques; la reubicación de espacios p+blicos
generadores de basura, desorden y malos h#bitos como la pla"a de mercado, las
pilas p+blicas, las casas de lenocinio, las chicherías, y cantinas, los botaderos de
basura las casas de !uego,
6

Es posible que esta actitud guarde alguna relación con cierto ethos propio de las
relaciones de dependencia, paternalistas y patrimonialistas que caracteri"ó las
relaciones sociales entre terratenientes hacendados y los esclavos de la Cali de
entonces, seg+n que *la propiedad y el control de la tierra no sólo conferían poder
económico, sino que se convertían en un mecanismo para mantener control sobre
la estructura social,
%
7erm#n Colmenares, al respecto, advierte cómo *no debe
perderse de vista que el sistema de producción de la 8acienda, aunque esclavista,
comunicaba rasgos patriarcales que permitían y, a+n, estimulaban la reproducción
de los esclavos en su interior,
&
; pero adem#s, podían lograr la manumisión de los
esclavos dóciles, como *recompensa a 1sus2 buenos y leales servicios,
9

En esta r#pida mirada sobre cierta trayectoria del civismo en Cali, es de resaltar el
com+n denominador de su aparición: a través de alg+n evento especial promovido
por sectores dominantes de la sociedad que en su discurso, aconductan y
ense$an formas de convivencia pacífica, solidaria, respetuosa, ordenada, limpia y
sumisa en las que el con!unto social quede sancionado, identificado y
comprometido
8
9
∗∗
: %l +ubrayado no e+t en el original
A
Bbid. *. 5@.
C
%.CO&CBA, )o+D. (a +ociedad caleEa en la *rimera mitad del +iglo FBF. %n! .antiago de Cali, C?$ aEo+ de
3i+toria. Cali! Alcald2a de .antiago de Cali, 1#=1, *. 11=.
?
CO(M%NA&%., Germn. Cali! terrateniente+, minero+ y comerciante+. .iglo F-BBB. Bogot! /M editore+,
1##5. *. ?;
@
Bbid. *. ?5
)sí también se presentó en -:%;, cuando, con ocasión del levantamiento del
plano de Cali con sus nuevos barrios en plena expansión, *don <loir#n 8olguín
=alc#"ar, escribió a un lado del mapa la siguiente nota titulada >)lgo de civismo?:
en los países civili"ados (

) nadie se para en las esquinas y puertas, ni en las
aceras, para no interrumpir el andar: no se escribe en las paredes, no se pegan
carteles da grima ver cu#n grande es el saldo que nos queda de nuestro pasado
aborigen,
@

A#s recientemente, y tal como se se$aló en el anterior capítulo, la información
recogida en el diario El (aís en -:@-, con ocasión de los BC Duegos
(anamericanos, permitió ver cómo el deporte y el civismo se hallaron relacionados
de manera estrecha e insistente; entonces, se definió el civismo como *el
comportamiento habitual de un ciudadano en la ciudad que habita: es no botar
basura a la calle, cuidar los parques, respetar los sem#foros, son fórmulas de
convivencia El civismo, se ha dicho, es un problema fundamental en la
preparación de los BC Duegos (anamericanos,
;
)quí no era la puesta en
funcionamiento de los servicios p+blicos, como a principios de siglo, ni el
levantamiento de uno de los primeros planos de la ciudad, como sucedió después;
se trataba de algo m#s fastuoso, era el gran evento, la mirada internacional estaría
puesta en Cali, de suerte que el mundo debía encontrarse con una población
*cívica,, ordenada, dome$ada en sus pasiones, aconductada Ein embargo, tal
como se describió en el capítulo anterior, la *fiesta, deportiva pasó y Cali se halló
de nuevo con la *resaca, de una realidad contrastada
4.2. EL TRISESQUICENTENARIO: UN MOTIVO MÁS
8
%n lo+ do+ ca+o+ de e+ta cita, lo +ubrayado no a*arece en el original
5
U((OA, AleGandro. Globali<aci7n, ciudad y re*re+entacione+ +ociale+! %l ca+o de Cali. Medell2n!
Univer+idad 0onti,icia Bolivariana, ;$$$. **. 1@?>1@@.
=
B%'OHA, Gerardo. Civi+mo y 0anamericano+. %n! %l 0a2+. Cali 9? de enero de 1#51:I O*ini7n, *. ?.
Como se ha observado, estos eventos implicaban elementos de modernidad y
desarrollo a la ciudad, como contraposición al re"ago o a las dificultades que
afrontaba (ero, Fdespués de los Duegos (anamericanos, qué otro evento o
hecho notorio serviría de acicate al civismo: cómo podría persistir éste como
propuesta y modelo de vida urbana en una ciudad que arribaba a los ochenta
continuando un proceso de urbani"ación problem#ticoG
(ara ese tiempo el civismo continuaba siendo enarbolado para exaltar tareas de
limpie"a adelantadas por el Aunicipio
:
o por espont#neos, especialmente en
sectores *visibles, de la ciudad Ho obstante, como se destaca en el diario, éste ya
ofrecía cierto desgaste: *hay ciertas actitudes que demuestran que el espíritu
cívico de los cale$os no ha muerto En el centro, cientos de !óvenes se han
dedicado a limpiar muros y pintar sobre ellos bellos paisa!es y frases alusivas a
Cali limpia/,
-'
Es decir, a esta altura, el civismo se había reducido a servir como
lema de campa$as de limpie"a y de tr#nsito en las que se *ense$aba, a los
cale$os a hacer la fila para tomar el bus en los paraderos que para tal efecto se
empla"aron principalmente en el centro de la ciudad
Como se vio, Cali era entonces una ciudad cuya transformación arrastraba serios
problemas En un r#pido paneo ilustrativo a partir de titulares recogidos del diario
El (aís, es posible también observar lo que afrontaba la ciudad en aquel tiempo:
*En Cali nacen -5' ni$os por día, siendo la ciudad colombiana donde m#s se
multiplica la familia,
--
; *Escalada terrorista contra inspecciones,
-5
; *<rustran
atentados con bomba en Cali,
-6
; *Eiguen en Cali operativos contra el
narcotr#fico,
-%
; *)umenta la mendicidad en Cali,
-&
; *Ioma sangrienta en Jumbo por
#
Obra+ +on ra<one+! Cali lim*ia. %n! %l 0a2+. Cali 9@ de abril de 1#=$:I *. 1A.
1$
%+*2ritu c2vico. %n! %l 0a2+. Cali 9;A de mar<o de 1#=$:I (ocal, *. 5.
11
%n Cali nacen 1;$ niEo+ *or d2a! notario+. %n! %l 0a2+. Cali 91@ de mar<o de 1#=$:
1;
%+calada terrori+ta contra in+*eccione+. %n! %l 0a2+. Cali 91? de abril de 1#=C:I )udicial. *. C=
1A
"ru+tran atentado con bomba+. %n! %l 0a2+. Cali 9;= de abril de 1#=C:. *. 1.
1C
.iguen en Cali o*erativo+ contra el narcotr,ico. %n! %l 0a2+. Cali 9? de mayo de 1#=C:I *. 1.
1?
Mendicidad en Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9@ de mayo de 1#=C:I *. A>C.
el AK-:,
-9
; *Caos del tr#nsito en Cali,
-@
; *Crece desempleo profesional en Cali,
-;
;
*La violencia, el persona!e del a$o,
-:

FCómo contener y encau"ar tal desbordeG Metomando a Dosé Luis Momero

es
posible dar cuenta de cómo en las *ciudades masificadas, de )mérica Latina
sectores *normali"ados, o establecidos, obligaron al con!unto de la población a
mantener modos de comportamiento a través de la imitación de protocolos de
cortesía, acatamiento al orden dado, cumplimiento de las normas e, incluso,
fi!ación de *buenas maneras, de tomar un vaso, un tenedor/ o, para el caso de
Cali, de arreglar el ante!ardín, pintar la fachada, barrer el andén, no arro!ar basura
a la calle, hacer la fila para tomar el autob+s, hacer caso a las campa$as de
limpie"a, etc/ Camacho y 7u"m#n remarcan cómo en medio de este contexto
proliferaron en la ciudad diversas organi"aciones sin #nimo de lucro y de car#cter
filantrópico que refor"arían el civismo, el amor por la ciudad, los deberes de los
dirigentes y los dirigidos y el sentido de pertenencia del con!unto de la población
5'

Es decir, lo que aquí se plantea es que el civismo serviría como un mecanismo de
control ante la presión social; haría las veces de *puente, tendido por los sectores
dominantes de la población hacia el restante con!unto social para tratar de
contener y encau"ar la realidad conflictiva
(ara ello se requería un evento tan o m#s efectivo y estentóreo que los anteriores
J fue hallado: los %&' a$os de fundación de Cali, el 5& de !ulio de -:;9, un nuevo
hito, un motivo m#s
Ne los antecedentes de este evento se encontró que fueron miembros de la
dirigencia política local quienes, a principios de los a$os ochenta y con ocasión de
dicha fecha, aprovecharon para incentivar la reali"ación de diversas obras que
contasen con un financiamiento asegurado, en especial, a través de la
1@
/oma +angrienta en Humbo *or el M>1#. %n! %l 0a2+ 91; de ago+to de 1#=C:I *.1.
15
Cao+ del trn+ito en Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9A$ de +e*tiembre de 1#=C:I *.1
1=
Crece em*leo *ro,e+ional en Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91$ de octubre de 1#=C:I *. B1.
1#
(a violencia, *er+onaGe del aEo. %n! %l 0a2+. Cali 9A$ de diciembre de 1#=C:. Nacional. *. B>C.
8
-er ca*2tulo 1.
;$
CAMACHO, Alvaro y GUZMÁN, Alvaro. O*. cit. *. 1=#
participación del gobierno nacional J, en principio, fue así: el documento *(lan
Cali %&' a$os,, se$ala cómo un gobierno local de turno
5-
influenció la expedición,
por parte de la Hación, de la Ley @: de diciembre de -:;-, *por la cual la Hación
se asocia a la conmemoración de los %&' a$os de la fundación de la ciudad de
Eantiago de Cali,
55
Ee preveía en dicha norma la planificación de una serie de
obras que iban desde los cerros tutelares, al occidente de la ciudad, hasta la
laguna del (onda!e, al oriente, pasando, obviamente, por el centro, donde se
agolpaban diversas tareas especialmente en cuanto hace a su recuperación
arquitectónica
56
Ne este modo se implementó el cobro de la estampilla
*(rodesarrollo urbano, que fue aprobada por el Conce!o Aunicipal
5%
, como recurso
cobrado a *contratos, cuentas de cobro y dem#s operaciones y gestiones que se
lleven a cabo en el 7obierno Aunicipal o cualesquiera de las entidades
descentrali"adas del orden municipal,
5&
Nicha ley también contemplaba la
conformación de una !unta encargada de coordinar las actividades de la
celebración, la cual aparecía integrada por el propio (residente, ministros,
gobernador, alcalde, el presidente del Conce!o Aunicipal, así como representantes
de gremios económicos (or +ltimo, y para subrayar, la norma autori"aba al
7obierno Hacional para *obtener empréstitos y celebrar los contratos necesarios
para dar cumplimiento a la presente ley,
59
, y efectivamente, a principios de -:;%,
la Hación anunció el préstamo de cien millones de dólares *destinado a financiar
obras del (lan Cali %&' a$os,
5@

Con dicho *colchón, financiero la )dministración Aunicipal de turno presentó ante
el Conce!o Aunicipal, en abril de ese a$o, el (lan Cali %&' a$os, el cual
contemplaba una inversión de O-%;-' millones para implementar la e!ecución de
un plan de obras, concebido en tres programas fundamentales: la Ciudad actual,
que preveía la recuperación del centro de la ciudad, la concreción de un sistema
;1
Autor in+titucional. 0lan Cali C?$ aEo+. Alcald2a de .antiago de Cali. 1#=C. *. ?. AJu2 +e lee c7mo 1la (ey
5# de 1#=1 ,ue lograda con admirable *revi+i7n *or el eK alcalde &odrigo %+cobar NaviaL4
;;
(ey 5# de diciembre 1? de 1#=1, *arte introductoria.
;A
Bbid. Art. ;M.
;C
Acuerdo 1; de +e*tiembre 11 de 1#=C.
;?
(ey 5# de diciembre 1? de 1#=1, art. AM.
;@
Bbid. Art. 5M.
;5
&e+*aldo ,inanciero a Cali y al -alle. %n! %l 0a2+. Cali 9= de abril de 1#=C:I *. 1.
de transporte masivo que incluía un tren metropolitano; Cali y su entorno, que
buscaba el rescate de los cerros y los ríos, y, por +ltimo, la Ciudad nueva, el m#s
costoso 1O-'''' millones2, que disponía la prestación de servicios p+blicos
domiciliarios y equipamiento urbano al Nistrito de )guablanca: *La meta cívica que
proponemos merece este respaldo por sus repercusiones en el bienestar
ciudadano y en la pa" nacional Cali debe seguir siendo la ciudad amable y
próspera que siempre ha sido,
5;
)l respecto el diario El (aís se pronunció fi!ando
el 5& de !ulio de -:;9, como *una fecha epónima para la patria que contar# con el
fervor y la solidaridad del país, y que habr# de erigirse como un propósito regional
que reviva nuestras tradiciones cívicas y vuelva por la senda de las virtudes que
han iluminado el fragoroso camino de nuestra historia com+n,
5:
, seg+n que *la
ciudad atraviesa una etapa crítica proveniente de su anormal y sorprendente
desarrollo demogr#fico con sus imprevisibles secuelas de orden social En menos
de cuatro decenios ha aumentado considerablemente su población en un paso de
5'' mil a m#s de un millón y medio de habitantes Mesolver, en este orden,
problemas de vivienda, alimentación, traba!o, servicios p+blicos, educación, vías e
higiene; atender a esa masa de habitantes, desprendida de todas partes del país
y, en su mayoría, sin capacidades para sobrevivir y sin virtudes cívicas para
coexistir en los grandes conglomerados urbanos, es un reto colosal,
6'
La
celebración se !ustificaba también por cuanto *las ciudades necesitan tener
siempre referencias simbólicas para aglutinar voluntades y concitar las fuer"as del
espíritu,
6-
Pna columna fue m#s directa en dicha !ustificación: *una de las formas
m#s eficaces para hacer que el ser humano se comprometa y act+e es enfocar su
atención hacia hitos emotivos En los a$os previos a los Duegos (anamericanos,
Cali pudo comprobar tal cosa )hora son los %&' a$os de fundación de Cali El hito
es mucho m#s significativo pues coincide en 1sic2 que el acontecimiento marcar#
la diferencia entre dos Calis 1sic2 3/4 El vertiginoso crecimiento de la población de
muchas personas, en su mayoría cargada de problemas y conflictos, no ha
permitido acrisolar una ciudadanía cohesionada Ei bien se han logrado avances
;=
Autor in+titucional. 0lan Cali C?$ aEo+. Bbid. *. ?
;#
Cali, C?$ aEo+. %n! %l 0a2+. Cali 915 de mar<o de 1#=C:I %ditorial, *. A>C. .
A$
Bbid.
A1
Cru<ada c2vica. %n! %l 0a2+. Cali 91= de mar<o de 1#=C:I %ditorial. *. C
en materia de civismo que se exponen como e!emplo ante otras ciudades, falta
mucho para ser un verdadero vecindario,
65

Ho obstante el (lan Cali %&' a$os, que contaba para su reali"ación con recursos
del Aunicipio, a través de la nueva medida impositiva, y de la Hación, por medio
de empréstitos, al poco tiempo sufrió un serio revés: a mediados de -:;%, el
mandatario local de turno anunció cómo *m+ltiples problemas financieros obligar#n
a reducir el plan inicialmente avaluado en O-%;-' millones,
66
Ial revisión se
sustentó en que *las condiciones económicas del gobierno central y las mismas
finan"as de la ciudad, no permiten el endeudamiento externo en dólares Las
obras que alcancen se harían con la mitad del dinero previsto: de los O-%;-'
millones, que previó la anterior )dministración, la actual ha dispuesto O;&%6
millones,
6%
J no era para m#s, *desde -:;' y hasta -:;& la economía colombiana presentó
uno de los m#s largos y pronunciados periodos de recesión desde la postguerra
Esta recesión se acent+o en los a$os ;5 y ;6, cuando la economía colombiana
apenas sí creció al -Q,
6&
Ello derivó en que *el proceso de endeudamiento
externo colombiano se aceleró en el periodo ;'K;& cuando pasó de constituir el
5&,:Q del (C= a representar el %',5Q del (C= en -:;& 3/4 )sí para -:;9, la
deuda externa vigente, tanto p+blica como privada representaba casi tres veces
las exportaciones registradas ese a$o 15,9: veces2 y el servicio de la deuda
acaparó el %-,-Q de las exportaciones, lo que quiere decir que la capacidad de
pago del crédito externo de la economía es cada ve" menor,
69

Con tal adversidad, el diario El (aís se$aló en una editorial m#s sobria que *las
obras de los %&' a$os de Cali deben hacerse en un marco de austeridad, dando
prioridad a aquellas de inapla"able urgencia social,
6@

A;
NA//AN, "arouO. (o+ C?$ aEo+ de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91? de abril de 1#=C:I O*ini7n. *. A?.
AA
0lan Cali C?$ aEo+, *a+a a revi+i7n ante el ConceGo! %n! %l 0a2+. Cali 91M. de Gulio de 1#=C:I *. B@
AC
C?$ aEo+, *lan racional. %n! %l 0a2+. Cali 9;$ de octubre de 1#=C:I %ditorial. *. AC
A?
Autor in+titucional "'B>CB0%. O*. cit. *. ;@.
A@
Bbid. *. AC.
A5
Obra+ *ara Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9? de ago+to de 1#=C:I %ditorial. *. AC
Eólo un anuncio como la visita de un (apa a la ciudad, por primera ve", podría
levantar los #nimos cívicos/ y sucedió: *un regalo para los %&' a$os: el (apa en
Cali Esta semana se dio una noticia muy grata: el (apa vendr# a Colombia y
entre otras ciudades, visitar# a Cali 3/4 Ho todos los días viene un (apa a nuestra
ciudad )sí permane"ca una cuantas horas o un solo día, Cali tiene para -:;9 un
compromiso tan grande como el de los Duegos (anamericanos,
6;

4.3. CALI CIUDAD CÍVICA
J así llegó Cali a su efemérides en medio de diversas actividades que rodearon el
trisesquicentenario, todas ellas parte del feste!o y detonantes de una
representación social cívica de la ciudad )dem#s de la visita papal, otras de ellas
fueron la campa$a de aseo y mantenimiento de la calle &R *Bamos a arreglar a
Cali,, organi"ada por el diario El (aís y radio Caracol; el <estival de )rte, que
luego de -9 a$os de suspensión, volvió a reali"arse; también se llevó a cabo la
peatonali"ación de vías, el arreglo de andenes en el centro de la ciudad, el
enlucimiento de diversos monumentos y parques, y, en general, concursos,
campa$as y torneos deportivos en honor al aniversario/ En realidad, como bien
lo se$aló el diario, *la celebración de los %&' a$os se ha convertido en pretexto
para todo Cuanto evento reali"an por esta época es promocionado como un
homena!e a la ciudad En la lista se incluyen reinados, desfiles de comparsas,
aniversarios de barrios, torneos de f+tbol calle!ero, siembra de #rboles, festivales
de far#ndula y hasta rifas )fortunadamente a partir del s#bado 1

2 tendr#n que
buscar otra !ustificación,
6:

A=
&egalo *ara lo+ C?$ aEo+! %l 0a*a en Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9;= de octubre de 1#=C:I *. B@
8
%+e +bado era ;@ de Gulio, e+ decir, un d2a de+*uD+ de la ,ec3a conmemorativa de la ,undaci7n de Cali.
A#
Cali, C3i*ic3a*e y Humbo. %n! %l 0a2+. Cali 9;A de Gulio de 1#=@:I Metro*olitana. *. B1.
(ero, Fde qué manera toda esta celebración permitió la formación de una
representación social de Cali como ciudad cívicaG FSué relación guardaba con la
realidad de la ciudadG FSuiénes participaron en la producción de esta imagen de
ciudadG
(ara la interpretación de lo hallado en la recolección de la información, se utili"ar#
la matri" de an#lisis dise$ada y que se empleó en el capítulo anterior, atendiendo
a los procesos de formación de las representaciones sociales, las funciones que
éstas tuvieron y los agentes dinami"adores de las mismas Eólo que en esta
ocasión, por tratarse de un evento cuyo cenit llega hasta agotarse en un mismo
día 1el 5& de !ulio2, el an#lisis se reali"ar# a partir, b#sicamente, de dos
situaciones: antes y después de la celebración de los %&' a$os de fundación de
Cali
Ne entre los halla"gos obtenidos, se puede observar que es en la etapa previa a la
efemérides, cuando la producción de la representación social cívica de Cali tiene
mayor intensidad y que en la misma sus agentes promotores intercalaron su
actuación complement#ndose
Ial como se descubrió en el anterior capítulo, nuevamente aquí se constata cómo
a cada proceso de formación de una representación social corresponde una
función; es decir, la din#mica interna de la representación social guarda un orden
acorde a ciertos propósitos finales Ne esta manera, para la imagen cívica de la
ciudad se halló que al proceso de ob!etivación corresponde la función de fi!ar la
realidad e interpretarla; al de ancla!e o institucionali"ación, la de organi"ar y
controlar las relaciones sociales, y al de rituali"ación, la de legitimarlas Eobre esta
+ltima relación, se encontró también que ambos, proceso y función, fueron los que
menor intensidad y concreción tuvieron
4.3.1. EL PAPEL DE LA PRENSA
En la etapa previa al evento, la actuación de los tres su!etos colectivos, con
respecto a su participación en actividades relacionadas con la celebración de los
%&' a$os y, por ende, a la formación de una representación cívica de la ciudad, si
bien fue complementaria e intensa, no fue del todo homogénea: el papel del medio
de comunicación ob!etivando la realidad social de Cali, pero por sobre todo,
ancl#ndola 1o institucionali"#ndola2 fue regular y dominante a lo largo de esta fase
Es decir que El (aís tuvo una destacada participación en dos de los procesos de
formación de la imagen cívica de Cali, con sus respectivas y consecuentes
funciones
Con relación a lo primero, es decir, al proceso de ob!etivación o tipificación que
permite asimilar la idea a la materia para así definir el funcionamiento de la
realidad presente en el pensamiento, el diario, que es a la ve" fuente del presente
estudio y agente de la representación social, sirvió de *ventana, para mostrar en
qué consistía el civismo y de esta suerte fi!ar la realidad cívica de Cali J ello, a
través de copiosos y recurrentes despliegues sobre las distintas actividades que
entonces se adelantaban
Ne manera ilustrativa, El (aís hi"o un continuo despliegue informativo sobre los
traba!os que se adelantaron con ocasión de la visita papal, dando cuenta
inicialmente del avance incipiente de las labores cuando a marchas for"adas éstas
se reali"aban, a pesar de que hace m#s de un a$o se sabía de su arribo
%'
; luego,
del progreso de las obras en el estadio (anamericano, dispuesto finalmente y tras
diversas controversias e intereses, como campo eucarístico donde el visitante
celebraría misa
%-
; tales obras, asociadas también a la efemérides de Cali
%5
(or
+ltimo, de cómo Cali había aclamado al (apa y éste la había bendecido por sus
%&' a$os y *porque los cale$os dieron una formidable muestra de civismo, entre
cantos, m+sica y banderas,
%6
, de suerte que *65' mil personas asistieron a la misa
C$
A marc3a+ ,or<ada+. %n! %l 0a2+. Cali 91? de mayo de 1#=@:I O*ini7n, *. A?.
C1
Cam*o eucar2+tico. %n! %l 0a2+. Cali 915 de mayo de 1#=@:I *. B1.
C;
0re*arativo+. %n! %l 0a2+. Cali 9;A de Gunio de 1#=@:I *. ;A
CA
Cali aclam7 al 0a*a! )uan 0ablo BB bendiGo a la ciudad en +u+ C?$ aEo+. %n! %l 0a2+. Cali 9C de Gulio de
1#=@:I *. 1 y ++.
papal sin que las autoridades reportaran casos qué lamentar y, al contrario,
exaltaran el hondo civismo de los cale$os,
%%
: el diario, en su editorial, remarcó
cómo luego de *la reciente visita papal, Cali demostró ante el mundo, tal como en
los Duegos (anamericanos, que es una ciudad con un alto espíritu cívico: la
ciudad sabe responder con entusiasmo y disciplina, cuando se le convoca para
grandes propósitos,
%&
Es decir, el civismo como una expresión colectiva y
ferviente, pero canali"ada, en tanto denotaba control social
J de esta manera el diario coadyuvó a ob!etivar la imagen cívica de Cali y a
asimilarla a la realidad de la ciudad para lograr su identificación: *la ciudad se
alista ahora para cumplir con otro gran compromiso: celebrar los %&' a$os de su
fundación Iras el altísimo civismo mostrado en la visita papal, conmemorar el día
cl#sico de Cali se convertir# en otra fiesta del espíritu: Cali se encuentra en un
punto muy alto del estímulo ciudadano/,
%9
)sí, a través del periódico se presentó
la *remodelación de andenes en la )venida Eexta como parte del plan de obras
Cali %&' a$os,
%@
; el enlucimiento y limpie"a de parques
%;
y monumentos
%:
de la
ciudad, las repetidas !ornadas de aseo que se reali"aron, incluso, con concursos
para premiar al barrio m#s limpio
&'
, a fin de *demostrar, que *los cale$os son los
reyes del civismo, por su respuesta a dichas !ornadas,
&-
; y, en general, *la nueva
cara de la ciudad, especialmente en las #reas donde se est# laborando m#s
intensamente/,
&5
, advirtiendo cómo *se ha hecho un gran esfuer"o en pocos
meses y con escasos recursos para presentar decorosamente a Cali con motivo
de los %&' a$os: con criterios de austeridad y buen gusto, se vienen llevando a
cabo obras de me!oramiento urbano que le han dado a la ciudad una nueva cara
en víspera de su onom#stico 1sic2 3/4 8ay motivos para que rena"ca el optimismo
en esta comarca tan duramente a"otada en los +ltimos meses por graves
CC
A;$ mil *er+ona+ en mi+a *a*al. %n! %l 0a2+. Cali 9? de Gulio de 1#=@:I *. B?
C?
%l civi+mo de Cali. %n! %l 0a2+. 9@ de Gulio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC.
C@
/ri+e+Juicentenario. %n! %l 0a2+. Cali 9= de Gulio de 1#=@:I *. AC
C5
MeGore+ andene+. %n! %l 0a2+. Cali 91$ de mayo de 1#=@:, *. B?
C=
Obra+ en la 0la<oleta del correo. %n! %l 0a2+. 9Cali ;A de mayo de 1#=@:I *. AA
C#
Avan<an obra+ en el monumento a .eba+tin de Belalc<ar. %n! %l 0a2+! Cali 9;5 de mayo de 1#=@:I *. BA
?$
Gran d2a del a+eo e+te domingo en Cali. %n! %l 0a2+ 91? de Gunio de 1#51:I *. A5
?1
Gran d2a del a+eo. %n! %l 0a2+ 91@ de Gunio de 1#51:I *.1.
?;
Bncomodidade+ recom*en+ada+. %n! %l 0a2+. Cali 915 de Gunio de 1#=@:I *. AC
fenómenos de violencia, y ese ambiente de renovación ya empie"a a manifestarse
en la actitud positiva de la ciudadanía frente a grandes compromisos como la
reciente visita del (apa y la muy próxima de los %&' a$os,
&6
El desempe$o de la prensa en procura de hacer real la idea del civismo en Cali
fue importante en la medida que la calidad de ser medio de comunicación y, por
ende, ob!etivador de la realidad, le permitió fi!ar e interpretar la misma en función
del civismo, contribuyendo a for!ar dicha imagen de ciudad Ein embargo, su
condición de agente ob!etivador por excelencia por medio de la cual se
*transparenta, para presentar la *visión ob!etiva del mundo, 1

2, fue mucho m#s all#
de sólo informar y mostrar las tareas efectuadas por otros; es decir, tras ob!etivar
la idea del civismo en Cali, el diario desempe$ó un papel clave en el proceso de
institucionali"ación de dicha representación social, dando significado al mundo
ob!etivado, haciéndolo funcional y comprensible al con!unto de la sociedad,
guiando y orientando conductas, en procura de organi"ar y controlar las relaciones
sociales, función propia del proceso de ancla!e de la representación social J ello
se colige, en buena medida, gracias a su decidida participación en la campa$a
organi"ada, promovida y difundida por éste, en con!unto con la emisora local de
Caracol Madio, denominada *Bamos a arreglar a Cali,, una retórica cru"ada cuyo
rótulo supondría un intensivo y extensivo plan para atender los diversos asuntos
problem#ticos de la ciudad, pero que, a la postre, se limitó a tomar, no sin
exageración, la parte por el todo: *Nesde hoy vamos a arreglar a Cali*
&%
y *Cali es,
en buena medida, la Calle Suinta,
&&
, seg+n una de sus editoriales Ee trató de una
campa$a que buscaba la recuperación física de la calle &R entre las carreras -R y
-'', hacia el sur de la ciudad, la cual *despertó la solidaridad de los cale$os, y la
ciudad asumió el desafío de demostrar que sigue siendo la capital del civismo,
&9

Ne manera escueta el diario explicó que se había escogido dicha calle *por
?A
(a re+tauraci7n de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9;; de Gulio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
8
9

: -er ca*2tulo 1
?C
'e+de 3oy vamo+ a arreglar a Cali. %n! %l 0a2+ 91M. de Gunio de 1#=@:I *. 1.
??
-amo+ a arreglar a Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91M. de Gunio de 1#=@:I %ditorial. *. AC
?@
-amo+ a arreglar a Cali, DKito en la *rimera Gornada. %n! %l 0a2+ 9; de Gunio de 1#=@:I *. 1
tratarse de una de las principales vías de la ciudad y como un regalo a Cali por su
cumplea$os y la visita del (apa,
&@

Pna vía que veinte a$os atr#s había sido protestada airadamente por *cale$os
rai"ales, que se oponían a que una simple calle!uela que daba acceso a barrios
*tradicionales, de Cali, como Ean )ntonio y Ean <ernando, se abriera paso como
arteria principal entre el norte y el sur de la ciudad
&;
, en -:;9 se erigía como la vía
representativa de toda una ciudad Hi siquiera, incluso, el escritor cale$o, )ndrés
Caicedo, pudo escapar de la fuerte influencia que ofrecía ese sentido de la ciudad,
al echar a andar a uno de sus m#s célebres persona!es, *la monaKmonísima,
&:
, de
norte a sur, buscando la melodía popular en una de sus m#s reconocidas novelas
que data de la Cali de los a$os setenta
(odría explicarse que la Calle Suinta, que representaba la *dirección correcta, del
crecimiento ordenado de la ciudad, simboli"ó la recuperación de la ciudad en la
campa$a medi#tica *Bamos a arreglar a Cali,, la cual igualmente fue acogida por
los otros dos sectores, agentes de la representación social cívica de Cali:
*CamacolKBalle se vincula a la campa$a con la construcción de cuatro bahías de
estacionamiento de buses,
9'
/ y, obviamente, la )dministración Aunicipal: *La
Cnspección 7eneral Prbana da a conocer la lista de los propietarios de
edificaciones ubicadas a lo largo de la calle &R con el fin de invitarlos a pintar las
fachadas,
9-
T sea, sectores de poder político, económico y de opinión, con la
capacidad para se$alar, definir e institucionali"ar el sentido y la imagen de la
ciudad a partir de una vía que recorría e indicaba el orden establecido, seg+n que
*el inusitado crecimiento en virtud del constante flu!o migratorio, hace necesario un
prospecto planificador que permita un desarrollo norteKsur e impida su
desbordamiento hacia "onas excéntricas que imposibilitan la prestación de
?5
-amo+ a arreglar a Cali! ni la lluvia en,ri7 lo+ nimo+. %n! %l 0a2+. Cali 9A de Gunio de 1#=@:I Metro*olitana.
*. B1.
?=
-Á.6U%Z, O*. cit. **. ;55>;5=
?#
CABC%'O, AndrD+. 6ue viva la mP+ica
@$
%+*aldara<o a la recu*eraci7n de la 6uinta. %n! %l 0a2+. Cali 91C de Gunio de 1#=@:I Metro*olitana. *. B1
@1
-amo+ a arreglar a Cali! el de+a,2o, enlucir ,ac3ada+ y anteGardine+. %n! %l 0a2+. Cali 911 de Gunio de 1#=@:I
Metro*olitana. *.B1
servicios p+blicos y hacen nugatorio todo empe$o para el bienestar de sus
moradores,
95
Es decir, para acotar lo se$alado, dicha vía significaba la ruta
ordenada del crecimiento de Cali, hacia donde crecían también los intereses de
due$os de extensos terrenos quienes mediante la expansión y la dotación de
equipamiento urbano, buscaban valori"ar sus tierras/ cualquier otro sentido,
orienteKoccidente, simplemente era menoscabado: era un problema: */ la ciudad,
que había crecido de una manera tan desorgani"ada en la década del &' por las
migraciones originadas en la violencia, sigue presentando, a causa de la invasión
de terrenos, crecimientos desordenados en la periferia que la hacen crecer en el
sentido occidenteKoriente El proceso ordenado de urbani"ación la hace crecer
alargada en sentido norteKsur/,
96
J así se procedió al arreglo de la Calle Suinta, una campa$a que antecedía a la
efemérides de Cali y que contribuyó a for!ar una imagen cívica de la ciudad )
través de la misma se puede advertir cómo el periódico no sólo ob!etiva la
representación social cívica de la ciudad, sino que la instituye promoviendo el
*rescate de fachadas y "onas verdes,
9%
; el *arreglo de sardineles y borrado de
grafitis 1

2,
9&
; la *siembra de #rboles y mantenimiento de separadores viales,
99
, e
invitando a la *gente cívica, a participar: *Bamos a arreglar a Cali: El (aís y
Caracol canali"ar#n el civismo de los cale$os mediante una serie de !ornadas para
la buena presentación de esta ciudad,
9@
, de suerte que aquellos propietarios de
inmuebles situados sobre dicha vía, renuentes al llamado, sus nombres eran
publicados y conminados a hacer parte de la campa$a
9;
(ara m#s, el diario, en
una de sus editoriales, hace un llamado *a la comunidad, a solidari"arse con
@;
0laneaci7n y valori<aci7n. %n! %l 0a2+. Cali 9= de enero de 1#=@:I %ditorial. *. AC
@A
A&BZABA(%/A de Garc2a, Mar2a /ere+a, y .AN/AC&UZ, Marino. 0roce+o 3i+t7rico de de+arrollo urbano
de Cali, Cali en el +iglo FF. %n! .antiago de Cali, C?$ aEo+ de 3i+toria. Alcald2a de .antiago de Cali, 1#=@.
**.1@$>1@1. %n e+te a*arte +e 3ace re,erencia al de+arrollo urbano de la ciudad en la dDcada com*rendida
entre 1#51 y 1#=$.
@C
-amo+ a arreglar a Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9C de Gunio de 1#=@:I Metro, *. B1.
8
Uno de dic3o+ gra,iti+ Jue e+ mencionado *or el diario dec2a 1%l Gu+ticiero no *udo con )uanito AlimaEa4, en
una clara alu+i7n a diver+a+ ,igura+ +inie+tra+ 9entre ella+ %l )u+ticiero, Nan NilL: a la+ cuale+ +e le+ adGudic7
la rac3a de cr2mene+ contra lo+ 3abitante+ de la calle, e+*ecialmente, en el centro y <ona+ *eri,Drica+ de la
ciudad.
@?
-amo+ a arreglar a Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91$ de Gunio de 1#=@:I Metro*olitana, *. B;
@@
-amo+ a arreglar a Cali! Árbole+ +e toman a Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9? de Gunio 1#=@:I Metro. *. B1
@5
-amo+ a arreglar a Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91@ de mayo de 1#=@:I *. B1
diversas obras, ante tantos problemas de la ciudad: adecuación de parques, la
construcción de templos, el enlucimiento de la Calle Suinta,
9:
)l final de la
!ornada, *Cali demostró que contin+a siendo la reina del civismo,
@'
Iodo lo
anterior, en una clara muestra de la forma como el proceso constitutivo de
estructuración de la representación cívica de Cali conllevaba la determinación de
reglas de conducta, la organi"ación y control de las relaciones sociales,
precisamente una de las funciones de la formación de una representación social
4.3.2. LA OPINIÓN DE LOS ESTALECIDOS
J tanto el proceso de ob!etivación de la imagen cívica, pero, especialmente, el de
institucionali"ación de la misma, con sus respectivas funciones, igualmente fueron
fuertemente activados por el grupo de los establecidos, a través, lo primero, de su
participación en las diversas actividades que se programaron, y lo segundo, por
medio de su opinión
En cuanto a lo primero, la actuación del grupo de los normali"ados fue clave en la
formación de la representación social cívica de la ciudad, favoreciendo su
tipificación, a través de su participación en una serie de actividades que
estimulaban dicha representación Es así como, por e!emplo, encabe"aron la !unta
regional que se creó para reali"ar las obras propias para el recibimiento del (apa
Duan (ablo CC
@-
, acto que, al final, provocó el alboro"o entre los organi"adores,
se$alando cómo *el civismo fue el pilar del éxito: el director del comité coordinador
de la visita papal, )dolfo Carva!al, aseguró que Cali respondió al reto y el balance
fue muy satisfactorio merced al civismo demostrado por la ciudadanía Enfati"ó
que el orden, el respeto y el espíritu cívico fueron las características en todos los
actos y recorridos que hi"o el (ontífice 3/4 Cuando dialogamos, el (apa felicitó a
Cali por la celebración de sus %&' a$os de fundación y por el civismo y el fervor
religioso de sus gentes,
@5

@=
-amo+ a arreglar a Cali! la Calle 6uinta, +er un orgullo *ara Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9A$ de mayo de 1#=@:I
Metro*olitana, *. B1
@#
Urgencia de la ciudad. %n! %l 0a2+. Cali 9? de Gunio de 1#=@:I *. AC
5$
-amo+ a arreglar a Cali! concluye cam*aEa *ro calle ?Q. %n! %l 0a2+. Cali 9;1 de Gunio de 1#=@:, ** 1 y B1
51
O*ortunamente terminarn obra+ *ara vi+ita *a*al. %n! %l 0a2+. Cali 9;# de mayo de 1#=@:I *. B1
5;
%l civi+mo *ilar del DKito! balance ,inal. %n! %l 0a2+. Cali 9@ de Gulio de 1#=@:I *. B1
Ne igual manera, los establecidos propiciaron la ob!etivación de la ciudad cívica a
partir de la reali"ación de eventos culturales, como el <estival de )rte
@6
,
presentaciones diversas de orquestas de c#mara
@%
, donación de parques
@&
, la
reali"ación de un filme, videos y un libro conmemorativos; e!ecución de campa$as
diversas, como la referida *Bamos a arreglar a Cali,, todas ellas, en buena medida,
*por amor a Cali,
@9
, seg+n el #nimo filantrópico despertado entre dicho agente y
que recoge bien una columna: *la iniciativa privada est# arreglando calles,
!ardines, avenidas puentes, parques, en un !ustificado fin de aprovechar la ocasión
para presentarse me!or: devolver a nuestra ciudad su #nimo de renovación,
@@

(ero, sin duda, el papel de los establecidos en la formación de la imagen cívica de
Cali tuvo su fuerte en el proceso de ancla!e y consecuente función de controlar las
relaciones sociales: su opinión, expresada a través del periódico, insistía en
asignar un sentido cívico a la realidad ob!etivada en busca de legitimar
procedimientos para conseguir adhesión y movili"ación, cuando no, sancionar y en
todo caso, disciplinar al con!unto social Pna caricatura expresa patente dicho
sentido: en ella aparece *La Hegra Hieves, en un gesto sancionador, acudiendo a
la moral religiosa para impartir control, a través de una leyenda que advierte: *los
cale$os est#n botando los papelitos a la calle FSué tal que el (apa supieraG,
@;
:
es decir, una sirvienta negra tratando al con!unto de la población como a su igual,
con una mentalidad de *establecida,, a partir de una normatividad religiosa que
conviene con lo limpio, lo pulcro, lo cívico, como medida del comportamiento
colectivo de la sociedad cale$a .sa, !ustamente, una de las funciones de una
representación social: fi!ar reglas, a través de permisos o prohibiciones, para
propiciar conductas
5A
(an<an *rograma del "e+tival del Arte. %n! %l 0a2+. Cali 9A de Gulio de 1#=@:I *. C1
5C
Concierto en 3omenaGe a Cali en +u+ C?$ aEo+. %n! %l 0a2+. Cali 9# de Gulio de 1#=@:I *. B;
5?
0arJue de (a &etreta! Banco de Occidente donar +u con+trucci7n. %n! %l 0a2+. Cali 915 de Gunio de 1#=@:I
*. 1
5@
(O0%Z, Beatri<. 0or amor a Cali! +ociedad 1*or amor a Cali4 *re+ente en C?$ aEo+ de la ciudad. %n! %l
0a2+. Cali 91A de Gunio de 1#=@:I O*ini7n. *. A?
55
OCHOA, )o+D Hugo. (a iniciativa *rivada. %n! %l 0a2+. Cali 9@ de Gunio de 1#=@:I O*ini7n. *. AC
5=
(AGO., Con+uelo. (a negra nieve+. %n! %l 0a2+. Cali 9= de mayo de 1#=@:I O*ini7n. *. A?.
Ttra forma de sanción que dictaba el deber ser *ciudadano, cale$o se
manifestaba, por parte de los establecidos, en el se$alamiento sobre lo que *no
deber ser,: *Espléndida la campa$a de El (aís y Caracol para >maquillar? a Cali
8a servido para probar que el civismo de los cale$os es una vocación latente que
con muy poco aflora 8oy como ayer, en los Duegos Hacionales o en los
(anamericanos, Cali y los cale$os responden al llamado que se les hace 3/4 Ein
embargo, hay otra parte del >maquilla!e? que a+n no se ve y no se sabe si se han
tomado medidas para acometerlo: es el referente a la >limpie"a humana? de la
ciudad Cali no puede, a la llegada del (apa Duan (ablo CC, dar el lastimoso
espect#culo que brinda a diario con la legión de pordioseros, de gamines, locos,
inv#lidos, que como hordas recorren la ciudad en busca de una caridad para su
sustento La )lcaldía debería solicitar la colaboración del Cottolengo

para su
manutención y reclusión en este sitio los cuatro días que durar# la visita de Eu
Eantidad/,
@:
En este e!emplo se encuentran el derecho y el revés del sentido del
civismo, pues se ancla sus significados positivo y negativo, se$alando qué es y
qué no es, qué se acopla y qué se aparta del mundo cívico construido, propiciando
su legitimación y la ulterior movili"ación del colectivo: así deben comportarse, así
no
Pna manera m#s como los establecidos, a través de su opinión, participaron en el
proceso de ancla!e de la representación cívica de Cali en función de fi!ar formas
de conducta, fue mediante la convocatoria, la invitación a participar, a colectivi"ar
ese mundo cívico, que diluía diferencias: *El comité de la campa$a cívica hi"o un
llamado a empresas, entidades y a la comunidad en general para que contribuyan
en sacar adelante el plan Ee necesita alambre, carretas, picas y mucho
civismo,
;'
J ello, en un #nimo y en un ambiente festivo, casi delirante, seg+n lo
que se encontró en algunas columnas donde su autor opinaba que *el cumplea$os
de Cali debe prolongarse cuatro a$os m#s, así tendríamos cuatro a$os m#s para
8
Bn+tituto Jue *re+ta atenci7n y +ocorro a anciano+ y de+valido+.
5#
"%&NAN'%Z BONB((A, Carlo+. %l otro maJuillaGe. %n! %l 0a2+. Cali 9;1 de Gunio de 1#=@:I O*ini7n, *.
A?
=$
-amo+ a arreglar a Cali! recu*erar la calle ?Q., un de+a,2o. %n! %l 0a2+. Cali 9;C de mayo de 1#=@:I *. B1
e!ecutar un plan vigoroso de repercusiones sociales,
;-
, incluso, *aprovechar este
tiempo de efervescencia y calor para una planificación >realística? 1sic2, con motivo
del cumplea$os de Colombia, o sea, el Suinto Centenario del Nescubrimiento de
)mérica 3/4 Est# visto que hay que buscar motivos, especie de catali"adores para
tomar conciencia de que es necesario programar 1la continuidad de la
celebración2,
;5

4.3.3. EL AGENTE OPERATIVO
Entre tanto, como se ha observado, el agente de la representación social que tuvo
como misión principal e!ecutar y hacer operativa la efemérides de Cali
correspondió a las instituciones políticas, especialmente la )dministración
Aunicipal; dicha condición le condu!o a participar en la elaboración de la
representación cívica de la ciudad, tanto en el proceso de ob!etivación, como en el
de institucionali"ación, pero especialmente en el primero
J ello por cuanto su desempe$o como actor operativo de la celebración de los %&'
a$os de la ciudad le llevó a materiali"ar la idea de ciudad cívica a través de las
distintas actividades propias de su función como institución política e!ecutiva: Cali
es cívica en cuanto es una ciudad donde se est#n haciendo obras para enlucirla
con ocasión del feste!o J así lo enfati"ó el mandatario local de turno: *Cali %&'
a$os: la celebración ser# con obras,
;6
: construcción de paraderos para que los
usuarios del transporte hicieran fila hasta tomar el bus
;%
, arreglo de andenes
;&
,
vías, parques
;9
, monumentos; reali"ación de campa$as de aseo; adecuación del
lote para la misa papal
;@
, competencias deportivas, etc todo lo cual le llevó a que
fuera ad!etivada de nuevo, como en los Duegos (anamericanos, como la *gran
ciudad de )mérica, ciudad continental por vocación y realidades Ho es casual que
=1
GA-B&BA, Octavio. Aclaracione+. %n! %l 0a2+. Cali 9;$ de Gunio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
=;
Bbid. Cum*leaEo+ de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9;= de Gulio de 1#=@:I O*ini7n. *. AC
=A
Cali C?$ aEo+! la celebraci7n +er con obra+. %n! %l 0a2+. Cali 91; de Guliod e 1#=@:I *. B1
=C
Cali C?$ aEo+, al re+cate de lo+ *aradero+. %n! %l 0a2+. Cali 91? de mayo de 1#=@:I *. B;.
=?
%n barrio+ *o*ulare+, con+trucci7n ma+iva de andene+! Cali, C?$ aEo+. %n! %l 0a2+. Cali 9;@ de Gunio 1#=@:I
*. BA
=@
Hac2a ,alta arbori<aci7n. %n! %l 0a2+. Cali 91A de mayo de 1#=@:I Metro*olitana, *. B1
=5
%l 0a*a en Cali! A$$ mil ,iele+ en el cam*o eucar2+tico. %n! %l 0a2+. Cali 91# de mayo de 1#=@:I
Metro*olitana, *. A=. 10laneaci7n Munici*al e+ la entidad encargada+ de la+ obra+4.
haya correspondido a esta región !alonar la proyección de nuestra patria en una
perspectiva m#s amplia,
;;
, seg+n lo expresara el mandatario colombiano de turno,
en la fecha de la efemérides, y que fue acu$ado por el diario que en su editorial
;:
agregó cómo */los procesos migratorios han puesto en evidencia necesidades
entre muchos de los pobladores recientes; pero la Eultana del Balle ha
demostrado que tiene recursos espirituales, inventiva, capacidad de traba!o,
alegría y civismo Ne todo ello se necesitar# en adelante para que sea de veras
una nueva ciudad la que asome al futuro,; es decir, dos voceros, uno de las
instituciones políticas y otro de las medi#ticas, actuando en consuno por fi!ar la
idea de una ciudad cívica a partir del empu!e y la actuación con!unta de sus
habitantes
(ero la labor de las instituciones políticas favoreció también el ancla!e de una
representación social cívica de la ciudad, en función de organi"ar y controlar las
relaciones sociales J ello se ilustra a través de la actuación administrativa que
impuso políticas dirigidas al buen comportamiento ciudadano, como aquella
tratada antes sobre la conminación hecha a los propietarios de los predios de la
calle &R para que enlucieran sus lotes, dando a conocer el listado de los
negligentes T invitando a la gente para que participara en las distintas campa$as
de limpie"a que a través de la empresa de aseo municipal llevó a cabo, cuando no
denunciando su poca colaboración en las mismas
:'
T disponiendo la logística y
operativos propios para la reali"ación de las actividades, como cierre de vías,
control policivo en las aglomeraciones p+blicas, permisos para funcionamiento de
establecimientos, etc
4.4. LOS VACÍOS DEL CIVISMO
==
'iGo el 0re+idente Beli+ario Betancourt! Cali gran ciudad de AmDrica. %n! el 0a2+. Cali 9;@ de Gulio de
1#=@:I **. 1, A1;, B1, B; y BA
=#
Gran ciudad de AmDrica. %n! %l 0a2+. Cali 9;5 de Gulio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
#$
A lim*iar la ciudad. %n! %l 0a2+. Cali 9;? de Gunio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
Ein embargo, todo este despliegue de esfuer"o vertido en las actividades
reali"adas por los tres su!etos colectivos, que, como se ha visto, tuvo efecto en la
promoción de una representación cívica de Cali, en sus dos primeros procesos, no
tuvo la misma fuer"a en el +ltimo: se halló una débil o acaso invisible pr#ctica
habitual y compartida que permitiera la permanencia y la unidad de los grupos a
pesar de las diferencias sociales Ho hubo un efectivo y generali"ado proceso de
rituali"ación del civismo en Cali
Es decir, este proceso que cierra el ciclo de producción y reproducción de una
representación social no se presentó en tanto que no se hi"o evidente la pr#ctica
consensuada y continua del universo simbólico que los tres agentes sólo lograron
promocionar
Nesde aquí se observa la fr#gil estructura del puente montada sobre el civismo
que la ciudad establecida tendió a la ciudad anómica para cooptarla en función del
orden establecido
Las instituciones estatales, por e!emplo, pretendieron promover ciertas pr#cticas
*cívicas, a través del apoyo a algunas de las campa$as que entonces se
reali"aron manteniendo una actitud *e!emplari"ante, y a imitar, como cuando la
base de la <uer"a )érea Colombiana se sumó a una de las tantas !ornadas de
limpie"a y en una fotografía publicada en el diario
:-
aparecen soldados en
camisilla acompa$ando a varios ni$os haciendo aseo en una vía de la ciudad T,
como se ha anotado, cuando la misma empresa de servicios de limpie"a municipal
organi"aba dichas campa$as mediante concursos que promovieran la pr#ctica
generali"ada del aseo en "onas lugares p+blicos Es decir, el proceso de
rituali"ación de la representación social cívica, por parte de las instituciones
políticas, no fue compartida y se limitó a mostrar y a exhortar, de manera unilateral
y morali"ante, cuando no sancionatoria, como en el caso de los listados que
#1
Bnici7 la "AC! *lan *ara embellecer lo+ bario+ *o*ulare+. %n! %l 0a2+. Cali 911 de mayo de 1#=@:I *. A5
expidió la oficina municipal de Cnspección Prbana, de los propietarios que no
correspondieron al llamado al arreglo de la calle &R, tal como se observó atr#s
En cuanto al grupo de los establecidos, su papel en procura de rituali"ar el civismo
en la ciudad se sostuvo en participar y liderar actividades que permitiesen un
aconductamiento generali"ado del colectivo social, sólo que de manera
morali"ante y sancionatoria 1recuérdese la caricatura *Hieves, comentada atr#s2,
pero adem#s, filantrópica, sin pretender profundi"ar y sí distensionar la
problem#tica social <ue así como se usó y se concibió la idea de civismo por
parte de este colectivo: *la convivencia ciudadana es producto del a$e!amiento;
sólo una comunidad de vivencias, valores, sue$os, hace posible la vida cotidiana
en pa" Cuando la inmigración se produce en tal volumen que altera
sustancialmente, las normas de vida de la ciudad, es esa herencia colectiva la que
permite la asimilación de los nuevos miembros, el aprendi"a!e de sus aportes Cali
es un buen e!emplo de ciudad abierta 3/4 hubo cabida para todos, colombianos,
extran!eros y prosperidad para todos; hubo otra multitud que no tra!o consigo cosa
distinta que su miseria y su anhelo Eigue llegando, pero también ha encontrado
que todos los esfuer"os ciudadanos se orientan a lograr su integración a la
vitalidad, a la alegría que es Cali: los elementos de unidad entre la clase dirigente
educada, precursora, consciente de sus responsabilidades sociales, y esa gran
masa sin educación y sin bienes de fortuna ha sido el civismo, el cultivo de la
ciudad como patrimonio de todos/,
:5
: es decir, se insiste en la idea del civismo
como *la mano tendida, generosamente 1FpaternalistaG2 por una ciudad
establecida a una marginada para conducirla y rela!ar tensiones Ne allí los
conciertos de m+sica *cl#sica, europea en escenarios populares y abiertos
:6
, el
acompa$amiento en la construcción de bahías de parqueaderos para buses en el
centro de la ciudad que buscaban rituali"ar el orden
:%
en el tr#nsito, la reali"ación
de diversos actos culturales *por amor a Cali,
:&
, entre otras actividades que por su
#;
(O0%Z 0U(%CBO, O+car. Gratitude+. %n! %l 0a2+. Cali 9;; de Gulio de 1#=@:I O*ini7nI *. AC
#A
HomenaGe a Cali! %n! %l 0a2+. 9Cali A$ de Gunio de 1#=@:I *. B1.
#C
Camacol +e vincula a con+trucci7n de C ba32a+ de *arJueadero+. %n! %l 0a2+. Cali 91C de Gunio de 1#=@:I *.
B1.
#?
.ociedad de amor *or Cali +e +uma a evento+ culturale+. %n! %l 0a2+. Cali 91A de Gunio de 1#=@:I O*ini7n. *.
A?
car#cter efímero, espont#neo y unilateral, no fomentaron una pr#ctica
consensuada y hori"ontal del civismo en el con!unto social: era la idea desde el
*saber ser buen ciudadano,, hacia un recipiente vacío, sin antecedentes, ni
trayectorias, el recién llegado marginal, *el no saber ser ciudadano,
(or su parte, el papel del diario en la rituali"ación de la representación cívica de
Cali tuvo algunos elementos específicos, propios de su calidad de ser medio de
comunicación J es que el periódico, a través de la publicación de una situación
cualquiera que convocara al civismo, podía no sólo mostrar de manera e!emplar
cómo la gente efectivamente rituali"aba el civismo, sino alentarlo J ello se ilustra,
por e!emplo, a través de una fotografía publicada en la que se registra el interior
de un barrio popular cuyos habitantes se dedican a pintar las fachadas de sus
viviendas: *con motivo de la visita papal y los %&' a$os, las casas particulares se
est#n enluciendo, un buen e!emplo que debe contagiar a todos los cale$os,
:9
Es
decir, se toma un vecindario popular1
∗2
2 como e!emplo, pero también como
constatación
Iambién el medio convocó la pr#ctica del civismo a través de las diversas
campa$as que se reali"aron y en aquella *Bamos a arreglar a Cali, de la cual,
como se se$aló, fue un activo organi"ador
:@
)dem#s, al sancionar qué era ser
cívico y qué no, orientaba su e!ercicio: *vergUen"a cale$a: un punto negro de la
Calle Suinta 3/4 Ee espera que Cali dé otra muestra de civismo,
:;

(ero tampoco el diario, como las instituciones políticas ni los establecidos, logró
fomentar rutinas o e!ercicios generali"ados y compartidos de civismo en Cali F(or
qué no hubo un efectivo proceso de rituali"ación de la representación cívica de la
ciudadG Ein duda, la realidad cale$a era mucho m#s comple!a, e incluso,
#@
%nluciendo a Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91A de mayo de 1#=@:I *. A;.
8
9

: A *ro*7+ito del eGem*lo re,erido, en el material gr,ico revi+ado en el *re+ente e+tudio no a*arecen
+ituacione+ 1c2vica+4, como lim*ie<a, enlucimiento, etc. en barrio+ 9de: 1e+tablecido+4
#5
-amo+ a arreglar a Cali! comitD de la cam*aEa c2vica 3i<o un llamado a em*re+a+ y a la comunidad. %n! %l
0a2+. Cali 9;C de mayo de 1#=@:I *. B1
#=
-ergRen<a caleEa. %n! %l 0a2+. Cali 9;C de mayo de 1#=@:I *. B;
contradictoria, que la apuesta por hacer de ella otra cosa a partir de una
representación cívica, la cual, sin embargo, también formaba parte de la misma
Es decir, no se trató de que Cali no fuera cívica a raí" del fallido proceso de
rituali"ación de esta representación social urbana; m#s bien la debilidad de dicho
proceso obedeció a que la realidad social de Cali era mucho m#s difusa y
problem#tica
/ J evidentemente contradictoria )unque, dentro de lo hallado, fueron las
instituciones políticas el su!eto colectivo que con menor frecuencia aparece
contradiciendo la representación social cívica de Cali, de todas maneras lo hi"o:
como cuando, a pesar del esfuer"o financiero que se preveía acometer en el
Nistrito de )guablanca, dentro del paquete de obras que contemplaba inicialmente
el (lan Cali %&' a$os, desde la gerencia de Emcali en cambio se se$alaba que
*dotar de servicios p+blicos a sectores subnormales cuesta 6'' millones de
dólares,
::
La )dministración Aunicipal también debió admitir que *66 de cada cien
vías, incluyendo las del Nistrito de )guablanca, est#n sin pavimentar: se requieren
O&''' millones para reali"ar las obras,
-''
, e, incluso, con todo y el énfasis que se
hi"o por apare!ar la idea de una ciudad cívica a través de la limpie"a, la propia
empresa de servicio de aseo confesó *que es poca la colaboración de la
comunidad en la campa$a de aseo,
-'-
(or +ltimo, el gobierno cale$o reconoció su
fracaso en la planificación urbana, dando cuenta de que *las normas oficiales de
planeación municipal para racionali"ar el crecimiento urbano han fracasado,
-'5
,
seg+n que éstas databan de -:9: y eran insuficientes para la situación de la
ciudad en el primer quinquenio de los ochenta; en ese pronunciamiento se de!ó
ver cómo *mediante previa investigación, se comprobó la ba!a densidad de "onas
de la ciudad, principalmente en aquellas que cobi!an sectores de altos ingresos
3/4 Las "onas que tienen la mayor din#mica de crecimiento presentan un marcado
desfase si se comparan sus #reas de reserva para futura expansión con las que
##
'otar de +ervicio+ a todo Cali cue+ta S?#.C$$ millone+. %n! %l 0a2+. Cali 9C de mayo de 1#=@:I *. A@
1$$
AA de cada 1$$ v2a e+tn +in *avimentar. %n! %l 0a2+. Cali 9; de Gunio de 1#=@:I *. B;
1$1
A lim*iar la ciudad. %n! %l 0a2+. Cali 9;? de Gunio de 1#=@:I *. AC
1$;
A,irma el gobierno de Cali! ,raca+7 *lani,icaci7n urbana. %n! %l 0a2+. Cali 9;5 de Gunio de 1#=@:I *. B;
presentan las de menor crecimiento de población/,
-'6
, de lo cual se constata la
desigual distribución de la tierra de una ciudad que, no obstante, propendía en sus
anuncios, por la igualdad a partir del civismo
El grupo de los establecidos, en cambio, fue m#s vehemente en se$alar la
contradicción de Cali con su realidad, pues Fcómo relacionar una ciudad cívica
que se aprestaba a recibir por primera ve" a un (apa, con una ciudad violentaG:
*los sicarios de las motos, >!usticieros implacables? y dem#s asesinos de pico y
pluma que se han apoderado de la ciudad +ltimamente, deber#n ser puestos a
raya durante los día que el (apa estar# con nosotros El diario ba$o de sangre
aquí, nos tiene habituados los agentes del mal Es totalmente incompatible con la
visita del vicario de Cristo en la tierra,
-'%
Aiembros de este grupo, a través de su
opinión expresada en el diario, también se referían al acontecer violento de la
realidad cale$a: */ escuché las narraciones radiales sobre los hechos sangrientos
del fin de semana en Cali y concluí que es hora de que la sociedad diga no a la
violencia para evitar que nuestra ciudad se convierta en una Chicago
latinoamericana/,
-'&

(ero, de otra parte, por m#s que enarbolaban las banderas del civismo, sectores
de los establecidos velaban por sus propios intereses, como cuando los
comerciantes agremiados insistían en que se agili"aran varias de las obras que el
Aunicipio adelantaba en el centro de la ciudad
-'9
/ *pero no ha habido respuesta,
como si no estuvieran próximos dos acontecimientos como la visita del (apa y los
%&' a$os de Cali Ee ha pedido que se traba!e de noche y en feriados, pero no ha
sido así/,
-'@
La insistencia por parte de este sector de los establecidos, derivó tal
como se ver# posteriormente, en un choque con la )dministración Aunicipal, los
primeros por impedir la peatonali"ación de algunas de las vías argumentando la
1$A
Bbid.
1$C
"%&NÁN'%Z Bonilla, Carlo+. %l otro maJuillaGe. %n! el 0a2+. Cali 9;1 de Gunio de 1#=@:I O*ini7n. *. A?
1$?
(O0%Z, Beatr2<. No a la violencia. %n! %l 0a2+. Cali 911 de Gunio de 1#=@:I *. A?
1$@
%n el centro de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91# de Gunio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
1$5
Obra+ en Cali. %n! %l 0a2+. Cali ;A de Gunio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
posible merma de ventas; la segunda por ponderar el interés general y recuperar
el espacio para el viandante 1

2
Iales contrastes entre la representación y la realidad cívica de la ciudad fueron, a
su turno, m#s explícitas y reiteradas por parte del periódico como su!eto social, y
ello en diversos frentes Pno de ellos, que ya se había se$alado en la descripción
de los grupos establecidos, correspondió a la fuerte ola de violencia que a"otó a la
ciudad en aquel tiempo )lgunos titulares son ilustrativos de ello: *En "ona negra
de Cali asesinan a tres personas: sigue la misteriosa serie de atentados en el
barrio Eucre: los pistoleros de la motos reaparecieron en Cali 34 Los hechos han
sido atribuidos a misteriosos grupos de tipo paramilitar que aseguran estar
limpiando a la ciudad de basuqueros y delincuentes,
-';
; *)cribilladas a tiros dos
mu!eres en Cali,; *A#s crímenes de pistoleros,
-':
; *Aadrugada sangrienta: -@
muertos y -; heridos,, informe que daba cuenta de una serie de homicidios
ocurridos en barrios céntricos y populares de la ciudad a cuenta de su!etos
armados que se movili"aban en vehículos y motocicletas, lo cual advierte, como
bien lo se$alan Camacho y 7u"m#n, de un nivel comple!o de organi"ación
criminal a partir de a!ustes de cuentas y de limpie"as
--'
; pero especialmente *-:;9
fue el a$o de la iniciación de la verdadera operación >rastrillo? que cobró las
víctimas que hicieron !ustamente notoria a la ciudad,
---
, a partir de la muerte
sistem#tica de miembros del movimiento subversivo AK-: que tenían su accionar
en #reas periféricas de la urbe cale$a: *en enfrentamientos entre el AK-: y la
(olicía fueron muertos dos guerrilleros en el Nistrito de )guablanca: es la primera
alteración del orden p+blico presentada en este sector cale$o durante los +ltimos
8
Otra +ituaci7n +imilar en la Jue +e ob+erv7 la *revalencia del interD+ *articular con oca+i7n de la+ actividade+
Jue +e de+arrollaban, +e encontr7 en la revi+i7n am*lia del *eri7dico 9me+e+ de ,ebrero a abril de 1#=@:,
cuando uno+ terreno+ de *ro*iedad de un ingenio, ,ueron *romovido+, con el concur+o del diario, *ara Jue all2
el 0a*a celebrara mi+a cam*al, +7lo Jue tale+ tierra+ deb2an +er acondicionada+ con recur+o+ *Pblico+, *ue+
D+ta+ +e caracteri<aban *or *re+entar canale+ de riego, *ro*ia+ de lo+ cultivo+ Jue all2 +e dieron, lo cual
incrementaba el co+to de lo+ trabaGo+ *ara el arribo del 0a*a y, de *a+o, deGaba li+to el lote a lo+ *articulare+
*ara la con+trucci7n de una urbani<aci7n Jue *ronto +e edi,icar2a. Al ,inal, la+ in+titucione+ *ol2tica+
de+e+timaron e+ta o*ci7n.
1$=
%n <ona negra de Cali a+e+inan a tre+ *er+ona+! +igue la mi+terio+a +erie de atentado+ en el barrio .ucre.
%n! %l 0a2+. Cali 9@ de mayo d e 1#=@:I *. C=
1$#
M+ cr2mene+ de *i+tolero+. %n! %l 0a2+ 91@ de Gunio de 1#=@:I )udicial. B?.
11$
CAMACHO, Alvaro y GUZMÁN, Alvaro. O*. cit. *. 5?
111
Bbid. *. 1;@
cuatro meses; el +ltimo se presentó en el barrio Aarroquín,
--5
; y a los pocos días,
de nuevo, *muertos cinco guerrilleros en enfrentamientos en el barrio Comuneros
CC etapa/,
--6
Iodo lo anterior, concitando un marco de inseguridad general que en
medio del alboro"o y la ciudad festiva y cívica, daba cuenta de otra ciudad que
simult#neamente se abría paso: *Cali sitiada por la inseguridad: en un foro
desarrollado en el Conce!o Aunicipal se propuso un plan para recobrar la
tranquilidad ciudadana: se ha desmoronado el respeto a la vida; la delincuencia
com+n tiene un auge monstruoso; Cali es una ciudad invivible; estamos sitiados
por el delito; el ;6Q de la comunidad no cree ya en sus policías; debe castigarse a
los policías corruptos: fueron algunas de las que!as expuestas en dicho foro,
--%
: si
se quiere, dos ciudades, una, la de la filantropía, las buenas maneras, la limpia, la
cívica; otra, su antípoda: la de la *limpie"a social,, violenta, insegura, anómica
(ero la ciudad violenta fue una de los evidentes contrastes de la ciudad cívica que
se de!ó ver en el diario Ttros hechos que daban cuenta de una urbe convulsa y
desordenada también se observaron a través del periódico en detrimento del
pretendido civismo cale$o: *el centro de Cali luce hoy congestionado por las
remodelaciones que se vienen adelantando, pero también por vendedores,
peatones y escombros/,
--&
; pero, adem#s, *a las aceras de Cali contin+an
llegando vendedores ambulantes El espacio es cada ve" m#s reducido, los
peatones no tienen pr#cticamente por dónde transitar/,, seg+n así lo se$ala una
fotoKnoticia, por dem#s titulada: *Cali -:;9,
--9
J no sólo vendedores: el diario
denunció cómo, a propósito de las festividades por la efemérides cale$a, nuevas
*remesas de dementes y mendigos arribaba a la ciudad )lguien se tiene que
hacer cargo de ellos, y no porque da$en la imagen de Cali, que da$ada est# con
otros problemas, sino por la falta de seguridad y el bienestar a que tienen
derecho,
--@
El diario, en una editorial, !ustificaba que este tipo de fenómenos era
11;
%n 'i+trito de Aguablanca, muerto+ do+ guerrillero+. %n! %l 0a2+. Cali 9# de Gulio de 1#=@: **. 1 y A;
11A
%n 'i+trito de Aguablanca, muerto+ cinco guerrillero+. %n! %l 0a2+. Cali 91A de Gulio de 1#=@:I *. C1$
11C
Cali +itiada *or la in+eguridad. %n! %l 0a2+. Cali 91? de Gunio de 1#=@:I )udicial. *. A=.
11?
%l centro 3oy. %n! %l 0a2+. Cali 9C de mayo de 1#=@:I *. A5
11@
Cali 1#=@. %n! %l 0a2+. Cali 9;; mayo de 1#=@:I *. B1
115
Mendicidad. %n! %l 0a2+. Cali 9A de Gunio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
el precio que *debía pagarse por el desarrollo: cinturones de miseria conformaron
una ciudad dentro de la ciudad/,
--;
(ara m#s, ni siquiera las obras que debían dar fe de una ciudad cívica cumplieron
su cometido cabal y totalmente: de entrada, la <acultad de )rquitectura de la
Pniversidad del Balle hi"o una serie de críticas ante el cambio arbitrario de
algunas de ellas que no concordaba con el dise$o inicial
--:
)dem#s, a medida que
se acercaba la fecha epónima se intensificaron los reproches ante la no conclusión
de algunas de las tareas que debían estar listas y puestas al servicio
oportunamente; el propio mandatario local de turno debió excusarse de ello
diciendo que *la desesperante tramitología ha causado la demora en algunos
traba!os L#stima que muchas obras no puedan inaugurarse el 5& de !ulio/,
-5'

(ero tampoco varias de las que alcan"aron a reali"arse en su momento escaparon
a las críticas: *no es bueno el balance del <estival de )rte: eventos cancelados,
horarios incumplidos, inasistencia de conferencistas y ausentismo del p+blico Los
organi"adores, como es obvio, afirman lo contrario, pero la verdad es esa,
-5-
;
también los Duegos %&' a$os que se organi"aron con tal motivo, se presentaron
deslucidos en la *capital deportiva y cívica,: *La programación deportiva de los %&'
a$os de Cali no alcan"ó el nivel técnico o la proyección nacional e internacional
que le quisieron imprimir 3/4 La capital deportiva del país fue poco solemne para
feste!ar los %&' a$os de fundación y por eso los escenarios estuvieron
vacíos/,
-55
E, incluso hasta lo imponderable le !ugó una mala pasada al
ambiente festivo, seg+n que los !uegos pirotécnicos que habrían de enlucir el
cumplea$os de la fundación de Cali, provocaron un incendio en el cerro de las
Ires Cruces
-56
Cgualmente, el vandalismo contradi!o los buenos modales que
pretendía inculcar el civismo, pues sin ni siquiera concluir las fiestas, ya varias
obras que se habían reali"ado estaban desvenci!adas: *la valla de seguridad
colocada hace once días durante la campa$a >Bamos a arreglar a Cali? ayer fue
11=
Cali C?$ aEo+. %n! %l 0a2+. Cali 9;? de Gulio de 1#=@:I O*ini7n. *. AC
11#
Obra *olDmica. %n! %l 0a2+. Cali 911 de Gunio de 1#=@:I General, *. AA
1;$
/ramitolog2a. %n! %l 0a2+. Cali 91C de Gulio de 1#=@:I O*ini7n, *. AC
1;1
Cali, C3i*ic3a*e y Humbo. %n! %l 0a2+. Cali 91# de Gulio de 1#=@:I *. B;
1;;
0obre+ lo+ )uego+ C?$ aEo+. %n! %l 0a2+. Cali 9;= de Gulio de 1#=@#I 'e*orte+. *. CC
1;A
Otro incendio. %n! %l 0a2+. Cali 9;5 de Gulio de 1#=@:I *. BA
destro"ada; un vehículo chocó contra ella y no hay quien responda por el da$o,
-5%
;
cuando no, robadas: *Ires días después de la inauguración del Viosco de La
Metreta, se robaron una de las placas recordatorias; este es el preludio de lo que
puede pasar con las nuevas obras si las autoridades no incrementan la
vigilancia,
-5&

4.!. ALGO MÁS QUE UNA IMAGEN
J dicho preludio habría efectivamente de ocurrir, pero no precisamente por falta de
vigilancia sobre las obras reali"adas Culminados los tiempos festivos y ya sin
hechos notorios que permitiesen su continuidad 1aunque como se recordar#, no
faltó quién propusiera extender las celebraciones hasta -::5, con motivo del
*cumplea$os de Colombia,2 r#pidamente el fervor cívico fue amainando y
entonces, tal como se ver#, comen"aron a hacerse evidentes los contrastes de
una ciudad cuya representación social terminó por desestructurarse en su
din#mica interna: al final la comple!a realidad cale$a se impuso
)cerca de lo ocurrido con la representación social cívica de la ciudad en esta
segunda fase, es de resaltar que, los tres colectivos sociales, disminuyeron su
tarea como agentes de la misma
)quí fueron los grupos establecidos y el medio de comunicación los que porfiaron
por mantener la idea de que Cali era cívica, conviniendo en que *era necesaria
una inyección de civismo que nos ayudara a integrarnos con nuestro terru$o,
-59
,
seg+n que *la ciudad necesitaba usar su fecha aniversario como un trampolín, un
impulso social y cívico para hacer obras,
-5@
Especialmente, los establecidos se
mostraron vigilantes de las obras al solicitar a las autoridades locales el cuidado
1;C
-andali+mo. %n! %l 0a2+. Cali 9# de Gulio de 1#=@: General. *. AA.
1;?
Cali, C3i*ic3a*e y Humbo. %n! %l 0a2+. Cali 9;5 de Gulio de 1#=@:I*.BA
1;@
G(O&BA H. T.omo+ o no +omo+U! %n! %l 0a2+. Cali 9C de ago+to de 1#=@:I *. AC
1;5
(a nueva cara de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 915 de ago+to de 1#=@:I Metro*olitana. *. A5.
de las mismas, de su ocupación o deterioro, por parte de los vendedores
ambulantes
-5;
, e, incluso, conformaron *comités cívicos, para conservar algunas
de ellas, como en el caso de las que se reali"aron a lo largo de la Calle Suinta
-5:

)mbos, los grupos normali"ados y el diario, intentaron una campa$a *cívica,,
auscultando entre algunos periodistas qué era lo que m#s les gustaba de la
ciudad: el civismo, fue la respuesta
-6'
, m#s afectada por el pasado reciente y su
vínculo medi#tico que por su evidencia empírica
Como se observa, los intentos por mantener activa la representación social cívica
de Cali fue m#s bien débil por parte de los agentes que la procuraban siendo el de
las instituciones políticas el m#s re"agado Ello, en ra"ón a la tardan"a en la
entrega de varias obras que el municipio, como e!ecutor de las mismas, debía
concluir en la fecha indicada y a la consecuente serie de críticas que se hicieron,
especialmente, tal como se indicó atr#s, por parte de un sector del grupo de los
establecidos: los comerciantes agremiados Dustamente, el choque entre éstos y la
)dministración Aunicipal se agudi"ó pasados los feste!os, aduciendo los primeros
una par#lisis del comercio en ra"ón a las obras que se estaban reali"ando en el
centro de la ciudad, por lo cual solicitaron controlar las ventas ambulantes, reabrir
varias calles que habían sido peatonali"adas y eliminar fuentes ornamentales a
cambio de centros de control policivo
-6-
; lo anterior, so pena de suspender
indefinidamente la actividad comercial
-65
)nte la presión de los comerciantes, el
Aunicipio se sostuvo en que *la peatonali"ación de dos o tres cuadras !am#s
acabar# con el comercio del centro de la ciudad,
-66
, aunque finalmente se vio
for"ado a convocar a un foro, al cabo del cual se consideró revisar algunos de los
proyectos en marcha, al tenor de la planificación urbana
-6%
(ero las diferencias
entre sectores dominantes fueron m#s all# del enfrentamiento entre las
1;=
AZU%&O, Gu+tavo. (a nueva cara de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9? de ago+to de 1#=@:I O*ini7n. *. AC
1;#
Creado+ comitD+ c2vico+ *ara con+ervar la calle ?Q. %n! %l 0a2+. Cali 9@ de ago+to de 1#=@:I *. B1
1A$
(o Jue m+ me gu+ta de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 91$ de ago+to de 1#=@:I *. AA.
1A1
0ro*one el comercio! *lan *ara el centro de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9= de +e*tiembre de 1#=@:I
Metro*olitana. *. BA
1A;
Anuncian cierre de almacene+ en el centro de Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9; de +e*tiembre de 1#=@:I *. A=
1AA
Continuar *eatonali<aci7n en Cali! 0laneaci7n Munici*al. %n! %l 0a2+. Cali 91= de +e*tiembre de 1#=@:I *.
A;
1AC
&ee+tudiarn obra+ del centro. %n! %l 0a2+. Cali 9;? de +e*tiembre de 1#=@:I **. 1 y B1
instituciones políticas y los establecidos, como quiera que al interior de este +ltimo
grupo también se escucharon disonancias con respecto a lo ocurrido: *Fqué dicen
los peatonesG: el debate estuvo al ro!o vivo; sin embargo nadie ha consultado al
peatón quien, en +ltimas, sufrir# o disfrutar# del cierre del (aseo =olívar, la (la"a
de Cay"edo y las calles -- y -5; sinceramente creo que la peatonali"ación del
(aseo =olívar ha sido un acierto pues se recuperó la parte urbana de Cali que es
como su carta de presentación, para caminarla; en cuanto al cierre de la calle -5,
no veo por qué los comerciantes est#n tan preocupados, nadie compra desde un
carro/,
-6&
Iodo lo anterior viene a se$alar que no bien concluidas las diversas
actividades que concitaron una representación cívica de la ciudad, las diferencias
entre los grupos dominantes de la sociedad cale$a tomaron cierto realce y
pusieron en evidencia la pu!a de poderes a partir de intereses que, como en el
caso de los comerciantes agremiados, no consultaba el provecho de la ciudadanía
en general y, al contrario, pretendía disponer del centro de la ciudad como su
feudo Con tal disputa, resultaba imposible sostener cualquier campa$a que
invocara al civismo, menos a+n si sus efectos pretendidos, correspondientes al
llamado a la civilidad, a las buenas maneras y a la uniformidad y rela!ación de las
diferencias, no se presentaban en el seno de los colectivos sociales que la
invocaban
Cabe entonces subrayar que lo ocurrido una ve" culminadas las celebraciones, la
ausencia de hechos detonantes de civismo terminó por desestructurar los
procesos de producción de la representación cívica de la ciudad, específicamente
los de ob!etivación y ancla!e, con sus respectivas funciones Nel +ltimo proceso, el
de rituali"ación, basta decir que si el e!emplo cívico no cundió entre los sectores
dominantes, fragmentados e interesados como se observó, mucho menos se
podía esperar que el con!unto de la sociedad cale$a replicara virtud y buenas
maneras
1A?
(V0%Z, Beatri<. TH JuD dicen lo+ *eatone+U. %n! %l 0a2+. Cali 9;5 de +e*tiembre de 1#=@:I *. A?.
Ne allí que, seg+n se ha expuesto, los contrastes de la comple!a realidad social
terminaran por imponerse (or e!emplo, los augurios hechos por el inminente da$o
de las obras recién reali"adas con motivo de los %&' a$os, se cumplieron:
*nuevamente fue destruida la malla colocada en el separador de la Calle Suinta y
derribado uno de los postes del alumbrado p+blico,
-69
; y al poco tiempo, *otra ve",
ya se perdió la cuenta del n+mero de veces en que la malla vial ha sido
despeda"ada por vehículos guiados por irresponsables/,
-6@
En la misma línea,
*muy lindas las obras de los %&' a$os, pero es necesario implementarla con
muebles urbanos que los cale$os ya saben usar En el (uente Trti" hemos visto a
personas arro!ando desperdicios al río: no hay recipientes para basura,
-6;

Meali"aciones que se suponían debían alentar un sentido cívico y ordenar las
costumbres, no alcan"aron tal propósito: *En Cali se ve de todo, en una vía del
centro, por e!emplo, numerosos vendedores ambulantes y estacionarios cierran la
vía para vender sus artículos El paso de los automotores es imposible, los
vecinos han llamado la atención, pero todo sigue igual,
-6:
J las críticas a las que
a+n no se entregaban continuaron: *nunca antes había visto e!ecución m#s lenta
de unas obritas de ornato que las que se vienen reali"ando en Cali para celebrar
un cumplea$os de la ciudad que ya pasó y que han per!udicado mucho a la
ciudadanía por el cierre de vías/,
-%'
; hubo incluso quien las calificara como
cosméticas y frívolas, *captadas por urbanistas teóricos en paseos por el mundo
En lugar de rescatar #reas distorsionadas lo que hicieron fue entroni"ar usos
esp+reos y exóticos del suelo p+blico en detrimento del uso del suelo privado,
-%-

(eor a+n, las críticas adelantadas por arquitectos asociados que, al respecto
se$alaron cómo, *en lugar de espacios p+blicos, pese a las millonarias
inversiones, se han construido avenidas, puentes y en poca proporción se ha
beneficiado al ciudadano corriente 3/4 Los proyectos e!ecutados para rescatar los
espacios para el peatón han sido desposeídos de su filosofía y confinados a
1A@
%n la calle ?Q. %n! %l 0a2+. Cali 91M. de ago+to de 1#=@:I *. 1
1A5
Otra ve<. %n! %l 0a2+. Cali 9# de +e*tiembre de 1#=@:I *. B1
1A=
Caneca+ *ara a+eo. %n! %l 0a2+. Cali 9# de ago+to de 1#=@:I *. AC
1A#
Nuevo e+tilo. %n! %l 0a2+. Cali 911 de ago+to de 1#=@:I *. B;
1C$
GA-B&BA, Octavio. (a calle ?Q. %n! %l 0a2+. Cali 915 de +e*tiembre de 1#=@:I *. AC
1C1
NA//AN, "arouO. %l centro en emergencia. %n! %l 0a2+. Cali 91A de +e*tiembre de 1#=@:I *. A?.
simples lugares de paso,
-%5
Iales expertos, *con ocasión de un concurso hecho a
la me!or fachada de la Calle Suinta, organi"ada por El (aís y Caracol en
cumplimiento de una campa$a para recuperar esta importante arteria de Cali, la
Eociedad Colombiana de )rquitectos iniciaron que para el caso de Cali hay una
verdadera crisis de producción de buena arquitectura,
-%6
aludiendo, en general, al
desorden estético de la vivienda urbana, sobre lo cual la editorial del diario se
preguntaba si ello correspondía a *hacinamientos desesperantes donde la calidad
de vida se ve reducida en sus posibilidades y es muy poco lo positivo y generoso
que puede surgir del espíritu de sus pobladores,
-%%
Entre tanto, la )dministración
Aunicipal procuraba, mediante reglamento, disponer el crecimiento ordenado de la
ciudad *para evitar el desarrollo urbanístico avance sin control; se recomienda la
expansión de Cali hacia el norte, sur y el piedemonte de la cordillera occidental,
-%&
;
pero, en contravía, el oriente, el Nistrito de )guablanca *adem#s de ser uno de los
sectores m#s marginados de Colombia, es "ona de escape para centenares de
familias que no pudieron continuar pagando arriendo y otras que se cansaron de
vivir hacinados en barrios populares 3/4 Iodas las consideraciones de la
planificación del desarrollo urbano fueron desbordadas por la avalancha de
familias desesperadas 3/4 y despla"adas de otros barrios por dos motivos: la
incapacidad de seguir pagando inquilinato y el deseo de tener vivienda propia,
-%9

) tales despropósitos de una ciudad cívica, se le sumaba la ola violenta que
continuaba de!ando muertos en las vías periféricas y del centro urbano: en barrios
populares, *cuatro crímenes de pistoleros motori"ados,
-%@
; *En el Nistrito de
)guablanca, otro triple asesinato,; *en un lapso de -9 horas fueron asesinadas -&
personas 3/4 Es la segunda masacre luego de que en !unio fueran baleadas -;
personas, la mayoría de extracción humilde,
-%;
Eobre tal masacre, la editorial del
1C;
Cali! ciudad de+*ro*orcionada, a,irman lo+ arJuitecto+. %n! %l 0a2+. Cali 915 de +e*tiembre de 1#=@:I *. C1
1CA
"uerte+ cr2tica+ contra de+arrollo arJuitect7nico. %n! %l 0a2+. Cali 911 de ago+to de 1#=@:I *. B;
1CC
(a ciudad *ara el 3ombre. %n! %l 0a2+. Cali 91; de ago+to de 1#=@:I *. A?
1C?
'e+arrollo urbano. %n! %l 0a2+. Cali 9# de ago+to de 1#=@:I *. B1
1C@
Aguablanca, v2a *ara e+ca*ar de arriendo+ caro+. %n! %l 0a2+. Cali 91C de +e*tiembre de 1#=@:I
Metro*olitana, *. A5
1C5
%n Cali, cuatro cr2mene+ de lo+ *i+tolero+ motori<ado+. %n! %l 0a2+. Cali 95 de ago+to de 1#=@:I *. C5
1C=
Ola +angrienta! 1? a+e+inato+ a mano+ de +icario+. %n! %l 0a2+. Cali 9@ de +e*tiembre de 1#=@:I )udicial, *.
'@
diario rese$ó cómo *la inseguridad ha hecho de nuestras urbes infiernos de
cemento Cali reclama una acción firme que dé término a esta barbarie,
-%:
: la
respuesta a una ciudad b#rbara, pero cívica fue: para poner fin a la violencia, el
ministro de Nefensa indicó que en Cali se incrementar# pie de fuer"a con 6''
agentes en una medida urgente,
-&'
: control policivo en una ciudad cuyo control
cívico no bastó
Es decir, el civismo efectivamente fue un mecanismo de control social empleado
vertical y unilateralmente por parte de sectores dominantes de la sociedad local;
no obstante no logró legitimar las relaciones sociales, seg+n que profundos
contrastes de la realidad social cale$a cohabitaban y, a la postre, contrariaban la
pretensión de dome$arla a partir de !ornadas y celebraciones arbitrarias que
enaltecían el civismo como fundamentación ciudadana
4.". CIVISMO, CIVILIDAD, PROCESO CIVILI#ATORIO
(ero el civismo *poco tiene que ver con la cansina a$oran"a del llamamiento a un
rearme moral que suele provenir de los reductos m#s conservadores, para
quienes sólo parece existir la ética del mercado y el af#n por perpetuar una
situación de venta!a individualista, adornada por el mantenimiento de las
apariencias morales, característico de la burguesía,
-&-

El *humanismo cívico,, en cambio, es definido por el profesor )le!andro Llano
como la *actitud que fomenta la responsabilidad de las personas y las
comunidades ciudadanas en la orientación y el desarrollo de la vida política;
postura que equivale a potenciar las virtudes sociales como referente radical de
1C#
(a luc3a contra el crimen. %n! %l 0a2+. Cali 9@ de +e*tiembre de 1#=@:I O*ini7n. *. AC
1?$
0oner ,in a la violencia *ide min>'e,en+a! A$$ *olic2a+ m+ *ara Cali. %n! %l 0a2+. Cali 9;$ de +e*tiembre
de 1#=@:I *. 1
1?1
((ANO, AleGandro. Humani+mo c2vico. Barcelona! %ditorial Ariel, 1###, *. ;$.
todo incremento cualitativo de la din#mica p+blica,
-&5
; es decir, el civismo visto
desde una perspectiva política de formación ciudadana para la participación con
sentido p+blico
Lo otro, el hablar cortésmente a los vecinos, mantener el vecindario limpio,
atender a los desvalidos, etc, tal como lo explica Megis Nebray, es referirse a la
civilidad; *el salva!ismo empie"a por las peque$as faltas de civilidad 34 la cortesía
es indispensable para cualquier vida en com+n (ero la ciudadanía es m#s que
saber vivir,
-&6
J aquí el car#cter de ciudadano supone el e!ercicio del civismo, una condición de
vida humana m#s sofisticada que la propia civilidad: *el ciudadano es alguien para
quien sus deseos no son la +ltima palabra y que, en ve" de preguntarle si le gusta
o no pagar impuestos, se pregunta si es, en sí, !usto hacerlo,
-&%
En tal sentido, *los
ciudadanos son la contrapartida individual de un régimen y un Estado
democr#ticos El fundamento de la ciudadanía es la premisa de la autonomía de
todos los individuos y, consecuentemente, su igualdad b#sica 34 Pna ciudadanía
efectiva no consiste +nicamente en votar sin coacción; es también un modo de
relación entre los ciudadanos y el Estado y de los ciudadanos entre sí,
-&&
, en
correspondencia con el legado de la revolución francesa, que se$ala que el
*ciudadano propietario, o privilegiado no se erige en el modelo para pensar la
ciudadanía, pues *est# por fuera del civismo, él es considerado enemigo de los
derechos comunes 34 En -@;:, la igualdad civil y la igualdad del civismo se
superponen Ee produce la crítica de los órdenes y de los cuerpos o corporaciones
y el recha"o de la representación de los intereses conducen a exaltar al individuo
abstracto, miembro del todo social, en consecuencia la esfera política no est#
separada de la esfera social 34 El la"o cívico termina por figurar, en su
abstracción, el arquetipo de la relación social .l es la pura figura de lo social y
1?;
Bbid. *. 1?.
1?A
&%GB., 'ebray. %l civi+mo eK*licado a mi 3iGa. Barcelona! Muc3niO editore+, ;$$$, *. ;#.
1?C
Bbid. *. C?
1??
OW'ONN%(, Guillermo. 0obre<a y de+igualdad en AmDrica (atina! alguna+ re,leKione+ *ol2tica+. Bueno+
Aire+! 0aido+, 1###. **. =A>=C
encarna su esencia El doble traba!o de la abstracción hace de cada individuo una
parcela de la fuer"a soberana, al tiempo que superpone la esfera política y aquella
de la sociedad civil,
-&9
: lo p+blico interesa a todos y todos participan; el civismo
entendido aquí sí, como una condición igualitaria de vida
En ese sentido se puede afirmar que lo que las élites establecidas en la ciudad
propendieron fomentar en Cali correspondió m#s a una condición de civilidad entre
la población no establecida, invasora *inculta,, que de civismo, seg+n lo definido
anteriormente Cncluso, parafresando a 7utiérre" Eanín, el civismo en Cali tuvo
como característica el fortalecimiento y la reiteración de una *ciudadanía de las
virtudes,, a costa de una nula *ciudadanía de los derechos,
-&@
Ja al comien"o de
este capítulo, cuando se mostró al civismo como un mecanismo para aconductar
utili"ado con ocasión de la serie de hitos que se presentaron a lo largo del siglo
pasado, se observaba cómo en el discurso empleado se confundían virtudes
cívicas con civili"ación, pues tal era 1y todo apunta a que lo sigue siendo2 la falta
de rigor conceptual con que se mane!aron tales nociones Ial ve", también, porque
tampoco interesaba a las élites llegar m#s le!os en los alcances del verdadero
significado del civismo en tanto relación de la civitas con el ciudadano en
formación/ tal ve" porque la intención era *domesticarnos para vivir me!or: lo
doméstico recoge bien el énfasis en la obediencia combinado con el contraste
civili"aciónKnaturale"a,
-&;

) decir verdad, el civismo ha sido el gran ausente de la vida ciudadana de Cali
A#s bien, como correspondió a la mayoría de las ciudades latinoamericanas y tal
como se se$aló atr#s, Cali tendió un puente para resolver el conflicto dado entre la
ciudad establecida y la marginada, a través de un proceso que tendía a lograr
condiciones de civilidad, o de *ciudadanía de las virtudes,, especialmente, entre
los *nuevos, habitantes de la ciudad, y en dicho proceso tuvo asiento la imagen
1?@
Con,erencia +obre el tr2*tico de la 3i+toria de la 'emocracia en "rancia, de 0ierre &o+anvallon, a cargo de
"ernando Botero Herrera. Material entregado en el cur+o de la -BB *romoci7n de la Mae+tr2a en .ociolog2a.
Univer+idad del -alle, octubre de ;$$C.
1?5
GU/BX&&%Z .ANYN, "ranci+co. (a ciudad re*re+entada, *ol2tica y con,licto en Bogot. Bogot! /M
editore+, 1##=. *.?1
1?=
Bbid. *. ?;
urbana que llamaba erróneamente al civismo Ee trató de un proceso
efectivamente lento y coercitivo en el que la ciudad normali"ada buscaba dome$ar
las pasiones, los desbordes de la ciudad anómica, a través de la imitación o el
acatamiento de las normas y el respeto del orden dados/ civili"ar, sí, pero
también domesticar
Pn e!emplo de este proceso, que bien puede llamarse civili"atorio, como quiera
que al final de éste debía dar como resultado la instauración de patrones de
conducta propios de cierto grado de civilidad, se obtiene de lo hallado en una
columna escrita con preocupación sobre el desborde de la <eria de Cali y la
relación con la imagen de ciudad que la misma ofrecía: *Fvale la pena continuar
con la feria hecha hace 59 a$osG Baldría la pena hablar sobre cu#l es la imagen
que se pretende dar a Cali, porque los cale$os no nos podemos decir mentiras:
somos la ciudad de la parranda, del trago, de la salsa y muchas veces del rela!o
La sola idea de estar en esta ciudad despierta toda clase de apetitos 3/4 F(ara
qué clase de p+blico se haceG, Fla hacen los ricos para distraer al puebloG, Fla
hace el pueblo para sí mismoG,
-&:
En igual sentido se pronunció el periódico en su
editorial al llamar la atención sobre la reali"ación del evento ferial para una ciudad
con un crecimiento demogr#fico intenso, *La <eria de Cali se abre vía al ocio a
consecuencia de la delincuencia 8ay que poner orden en el desborde pasional
que estos hechos generan Bivimos en el trópico ululante y no es sensato de!ar de
atender el apremio de las tradiciones de un conglomerado en abierto proceso de
formación y decantación de su cultura; pero por lo menos hay que poner orden en
el desborde pasional que estos hechos generan,
-9'

Ee llamaba entonces a un refrenamiento de las pasiones que, !ustamente, seg+n
la tesis eliasiana, supone un mayor grado de civili"ación: el autocontrol impuesto a
pulsiones primitivas: la civilidad (ues bien, lo que se$ala Horbert Elias es que el
proceso civili"atorio, que implica la dominación del desenfreno, la regulación de la
emotividad, la refinación de las conductas, se presenta siguiendo una dirección y
1?#
%l ,raca+o e+*erado. %n! %l 0a2+ 9A de enero de 1#=;:. O*ini7n. *. C.
1@$
(a "eria de Cali. %n! %l 0a2+ 9A de enero de 1#=;:. %ditorial. *. A.
un orden determinados, no planificado 1no intencional2, a través de un movimiento
que no siempre resulta pacífico, pero que, al final, se cristali"a siguiendo una
transformación del entramado social, seg+n una *centrali"ación creciente de los
#mbitos de dominación y de una especiali"ación m#s rica 1de funciones sociales
ante la presión de la competencia social2, así como de una integración m#s sólida
de las personas,
-9-
, para propiciar lo que Nebray manifestaba, una vida en com+n
a través de la cortesía
Elias también es claro en afirmar que *a consecuencia de la mayor
interdependencia entre las diversas clases, que produce contactos m#s estrechos
y tensiones continuas entre ellos, la circulación de los modelos es m#s r#pida,
-95
,
y este no era precisamente el contexto de Cali, al contrario, caracteri"ado por una
escasa movilidad ascendente, una sociedad altamente !erarqui"ada y condiciones
de vida social contrastantes y conflictivas en las que, seg+n lo advierte el autor,
*las clases que se encuentran perpetuamente ba!o la amena"a del hambre o que
viven reducidas a la miseria y a la necesidad, no pueden comportarse de modo
civili"ado,
-96
, por m#s enf#tico y ruidoso que sea el llamamiento al civismo, por
m#s imagen cívica que se pretenda La sinécdoque 1tomar el todo por la parte,
como por e!emplo, *la calle &R es Cali,2 o la hipérbole 1todos somos Cali o Cali es
nuestra casa2 fueron exactamente eso: figuras retóricas frente a la comple!a
realidad social de Cali
Ne allí que un diagnóstico reali"ado por la Pniversidad del Balle, a finales de los
a$os ochenta, a través de la iniciativa promovida por diversas entidades gremiales
y de gobierno local, recogida en el *programa ciudadano, la Cali que queremos,,
haya entregado que *a pesar de las im#genes de Cali como ciudad con un alto
nivel de civismo, la vida cotidiana de los cale$os est# plagada de conductas
sociales poco respetuosas de los bienes y espacios comunitarios y de relaciones
violatorias de las normas de convivencia ciudadana En esto se expresa, bien a las
1@1
%(BA., Norbert. %l *roce+o de la civili<aci7n, inve+tigacione+ +ociogenDtica+ y *+icogenDtica+. MDGico!
"ondo de Cultura %con7mica. *. C#=.
1@;
Bbid. *. ?1$.
1@A
Bbid. *. ?1A.
claras, la vigencia muy limitada de una conciencia de pertenencia a una
comunidad ecológica y del respeto a los derechos del otro, en cuanto
ciudadano,
-9%

Ee puede finali"ar se$alando que *para crear y poner en funcionamiento un superK
yo estable era preciso, y sigue siéndolo, un nivel de vida relativamente elevado y
un grado ra"onable de seguridad,
-9&
y esto !ustamente faltaba en una sociedad
!erarqui"ada, en una ciudad desordenada, desigual y violenta Es decir, a un
pobre, a un marginado, no se le puede demandar civilidad, buen trato, una
refinación de sus modales, autocontrol/ mucho menos civismo
1@C
H%&NÁN'%Z (A&A, )orge et al. O*. cit. **. A;>AA.
1@?
%(BA., O*. cit. *. ?1A.