Republica Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación
Superior
Universidad Nacional Experimental “Rómulo
Gallegos”
Escuela de Medicina “Dr. José Francisco
Torrealba”
Hospital General “Dr. Pablo Acosta Ortiz”
Psicopatología.











Lenguaje, Afecto, Sensopercepción, Psicomotricidad, Actividad, Juicio,
Consciencia de la Enfermedad




Profesora: Bachilleres
Karol Narvaez




San Fernando, Junio 2014


 Lenguaje: Capacidad para emplear con éxito un sistema de signos y
símbolos conocidos y compartidos que permitan la comunicación. Algunas
de sus alteraciones son producto de alteraciones del pensamiento.
 Tono de voz: reportar si éste se mantuvo o no durante la entrevista, además
de su cualidad: alto, medio o bajo.
Alteraciones de origen psicológico:
 Taquilalia: aumento patológico del ritmo del habla.
 Bradilalia: disminución patológica del ritmo del habla.
 Verborrea
 Ecolalia
 Coprolalia: lenguaje obsceno, grosero, vulgar.
 Musitaciones: movimientos emitidos por los labios, con la peculiaridad de
que no se emite sonido alguno.
 Neologismos: palabras que inventa el sujeto y que tienen sentido sólo para
él.
 Palabras aproximadas: palabras que tienen un significado parecido al
vocablo que la persona desea usar pero que no puede hacerlo.
 Palabras privadas: las personas adscriben significados distintos a palabras
que existen en el idioma y que tienen un significado particular.
 Incoherencia: conocida como “ensalada de palabras”; el discurso es
incomprensible y surge como consecuencia de un pensamiento incoherente.
 Disgregación: Las palabras tienen sentido internamente, pero no se
relacionan con el contexto en el que se insertan. Producto de un
pensamiento disgregado.
 Estereotipia: Palabras innecesarias que se intercalan en el discurso.
 Para respuestas: Respuestas que da el sujeto que no tienen que ver con lo
que se le pregunta.
 Mutismo: ausencia permanente o temporal del lenguaje expresivo.
 Verbigeración: Las personas al llegar al final de la oración repiten la última o
últimas palabras de la misma. Característica del Síndrome Catatónico.

Alteraciones de origen orgánico:

 Disartria: Dificultad del habla debido a trastornos del tono y movimiento de
los músculos que controlan la articulación.
 Disartria central: se debe a lesiones de las vías nerviosas que hacen
sinapsis con los núcleos motores de los pares craneales (VII, IX, XII). Es
frecuente en los tumores del sistema nervioso central, accidentes cerebro
vasculares, lesiones cerebelosas y en la enfermedad de Parkinson.
 Disartria periférica: ocurre por lesiones que afectan los núcleos de los pares
craneales o a sus prolongaciones periféricas como ocurre en la esclerosis
múltiple.
 Afasia: Trastorno de la expresión o comprensión del lenguaje, producto de
una lesión cerebral. Las afasias se clasifican en tres grandes grupos según
el modelo neoasociacionista de Boston: no fluidas (afasias de broca y
motora transcortical); las fluidas (afasias de wernicke, conducción, sensorial
transcortical y la subcortical talamica) y las globales o mixtas (el paciente no
entiende ni se puede expresar).
 Afasia de broca: Se debe a lesiones del área de broca, el paciente no
puede expresarse con fluidez mediante la palabra oral, „„mudez central‟‟
responde con menos de cuatro palabra, entre cortadas, inapropiadas y
desordenadas y, no puede construir oraciones coherentes (agratismos).
Puede leer, pero no escribe ni repite palabras y se angustia por que están
consciente de su limitación. Se acompaña de hemiparesia y apraxia
ideomotora bucofaríngea. Ej.: no puedo masticar, soplar o mostrar los
dientes, aunque si lo hace espontáneamente.
 Afasia motora transcortical: Es parecida a la de broca, pero leve, debida a
lesiones frontales. El paciente entiende, pero el habla está restringida, con
gran incapacidad para iniciar y mantener la conversación, lo hace con
frases cortas.

 Afasia de conducción: Se debe a una lesión del fascículo arqueado, esta se
ubica en la sustancia blanca, por debajo del opérculo parietal y conecta el
área de Wernicke con la de broca en el hemisferio dominante. El paciente
entiende el lenguaje hablado y escrito y habla fluidamente. No puede repetir
frases, se le dificulta denominar objetos (afasia anomica) o escribir; sabe
para qué son las cosas pero responde con parafasias.
 Afasia de Wernicke: se debe a una lesión del área de Wernicke, ubicadas
en el tercio posterior de la circunvolución temporal superior dominante;
razón por la cual no cursa con hemiparesia. El paciente habla con fluidez
pero no entiende y no repite el lenguaje hablado o escrito „„sordera verbal‟‟.
Generalmente contesta con una jerga de palabras inadecuadas, gestos y
expresiones estereotipadas. El enfermo no luce preocupado como en la
afasia de broca, pero está consciente de su limitación. Sabe para qué son
las cosas pero responde con parafasias semánticas o verbales „„dice lápiz
en vez de bolígrafo‟‟. „„jefe por presidente‟‟ o parafasias fonéticas „„dice
maca en vez de cama‟‟ o a veces recurre a neologismos, que son palabras
nuevas sin sentido y significados; por ej., „„en vez de cama dice tete‟‟.
 Afasia sensorial transcortical: se debe a una lesión de la circunvolución
temporal media y de la circunvolución angular, ubicados en la unión
parieto-occipito-temporal del hemisferio dominante. Es parecida a la de
Wernicke, hay pobre comprensión, repiten y escriben normalmente, pero
tienen dificultad para encontrar la palabra correcta, denominar objetos y
responden con parafasias; sabe para qué es el peine pero no puede decir
peine.
 Afasia subcortical talamica: se debe a una lesión del núcleo anterolateral
del tálamo. Puede haber lenguaje logorreico y con buena repetición.
Resaltan los problemas de memoria y de atención. No cursan con
hemiparesia.

 Disfemia: alteración del lenguaje caracterizada por tropiezos, espasmos y
repeticiones debido a una imperfecta coordinación de las funciones
ideomotrices cerebrales.
 Dislalia: dificultad para articular palabras.
 Tartamudez: alteración de la fluidez y el ritmo de al expresión oral.
Afecto:
Experiencia emocional subjetiva, transitoria y con manifestaciones externas
observables, que impregna el patrón de comportamiento de una persona.
 Eutimia: intensidad considerada como normal cambia lenta y
constantemente en su dimensión.
 Ecotimia: afectividad que logra resonar.
Alteraciones Cuantitativas: intensidad del afecto.
 Hipotimia o Embotamiento: intensidad del afecto disminuida
patológicamente. Típico de depresión, y en algunos casos en la
esquizofrenia.
 Hipertimia: exagerada expresión de la experiencia del afecto (hacia el polo
de la alegría o tristeza).
 Aplanamiento afectivo: casi ausencia de cualquier tipo de expresión afectiva.
Presentan típicamente: rigidez afectiva, tono de voz monótono, eluden
relaciones sociales y son indiferentes a su entorno.
 Animia: falta total de la expresión afectiva por una intensidad nula. Típica
del RM profundo o en demencias graves.
 Incontinencia: efusividad exagerada. No hay control de la expresividad
Alteraciones Cualitativas: Variabilidad del afecto.
 Anecotimia: afectividad que no resuena.
 Neotimia: Afecto distinto, raro o nuevo.
 Incongruencia: Afecto no es congruente con el contenido del habla o la
ideación.
 Labilidad: Cambios repentinos, rápidos o bruscos de la expresión afectiva.
 Paratimia: Reír en una situación habitualmente generadora de tristeza y
viceversa.
 Catatimia: Estado de intenso colorido afectivo que embarga la psique
provocando la interferencia de los juicios.
Alteraciones en el tono predominante:
 Euforia: predominancia de un estado afectivo alegre exacerbado.
 Alexitimia: Afecto que el sujeto no puede identificar.
 Distimia: Explosiones afectivas, generalmente cargadas de rabia o pánico
sin ninguna relación con la situación que se vive.
 Ambivalencia Afectiva: Sentir dos afectos diferentes al mismo tiempo en
relación a un mismo objeto, persona o situación que se vive.
Exploración de la afectividad:
En las perturbaciones psíquicas se encuentran exageraciones,
disminuciones o mezclas de los afectos, así como la ausencia aparente de los
mismos, los criterios de la normalidad o anormalidad de los afectos se basan en la
profundidad, duración y coherencia. Disposición es el estado afectivo con que
cada ser humano se enfrenta a si mismo, incluyéndose aquí el sentido de la
identidad personal. Cuando esta se encuentra firmemente establecida, el individuo
es capaz de superar sin grave daño las crisis de la existencia que generan cierto
grado de depresión y ansiedad.
Para explorar conviene tener en cuenta, en primer término, las
características individuales de la personalidad en estudio, lo que facilitara la
apreciación del humor habitual de sentimientos religiosos y artísticos. Todo lo cual
servirá para apreciar cambios o alteraciones patológicas.
Se debe prestar atención a los siguientes aspectos: Intensidad, afecto
predominante, rango del afecto (se relaciona con la variabilidad del afecto en el
tiempo) y la adecuación del afecto.
Es importante evaluar como es actuado, vivido y sentido el afecto. Igualmente hay
que considerar la contratransferencia, el afecto en que se produce en el
entrevistador.
El embotamiento afectivo destaca la carencia de resonancia afectiva. En la
labilidad afectiva son típicos los cambios bruscos, o la exagera presentación de un
estado afectivo. En la manía la irradiación de la euforia hacia los demás es un
hecho notable. En los deprimidos que aparentan no estarlo, se les debe preguntar
si han perdido interés por la vida o si experimentan sensación de vacío interior,
aburrimiento, etc. Cuando se descubre una depresión es imperativo preguntar por
tendencias suicidas. La ideación suicida está en cuatro de cada cinco deprimidos
mayores y en tres de cada cinco hay algún grado de elaboración de la misma.

Sensopercepción:
Es un proceso realizado por los órganos sensoriales y el sistema nervioso
central en forma conjunta. Consiste en la captación de estímulos externos para ser
procesados e interpretados por el cerebro.
Se presenta en 3 fases: detección, transmisión y procesamiento.
 Detección: El estímulo es captado por alguno de los órganos sensoriales
(vista, tacto, olfato, gusto, oído).
 Transmisión - Los órganos sensoriales transforman la energía proveniente
del estímulo en señales electroquímicas que son transmitidas como impulso
nervioso al cerebro.
 Procesamiento - El estímulo llega al cerebro donde es interpretado.
Alteraciones:
 Ilusiones: se refiere a una percepción o interpretación errónea de
un estímulo externo real. : Percepción o interpretación errónea de un
estímulo externo real por factores externos al sujeto. El sujeto es incapaz
de distinguir el objeto real de los elementos imaginativos ajenos al mismo.
Suelen aparecer en situaciones de distracción por emociones intensas,
trastornos de consciencia y por fatiga intensa.
Tipos de ilusiones:
 Persiatencion: Las ilusiones producidas por deficiencias atencionales tienen
lugar en estados de somnolencia, obnubilación y confusión; también como
efecto de la fatiga y la ansiedad, y en intoxicaciones leves.
 Catatimias: Las ilusiones catatónicas aparecen durante estados
emocionales intensos; pueden consistir, por ejemplo, en la visión de figuras
terroríficas que aparecen y desaparecen siguiendo las variaciones del
estado emocional del paciente.
 Pareidolicas: Las ilusiones inducidas voluntariamente o pareidolias no
representan propiamente un rasgo psicopatológico, dado que son
producidas y suprimidas bajo el control del sujeto; son ilusiones de este tipo
las identificaciones de objetos en las nubes, de caras en las montañas, etc.
 Alucinosis: La Alucinosis se trata de una cuadro alucinatorio que
normalmente aparece enfermedades no psiquiátricas. Suelen ser Auditivas
o Visuales, y comparten, con las Alucinaciones, el aparecer en espacio
externo y tener las características de objetividad y corporeidad que tienen
las percepciones normales. Pero a diferencia de las Alucinaciones y las
Pseudoalucinaciones quien las sufre es consciente que se trata de una
alucinación, y como tal lo refiere: „Doctor, tengo alucinaciones„percepción
sin objeto real o referencia física que estimule al sensor, donde la persona
sabe que es irreal lo que percibió. Es común en alcohólicos
 Pseudoalucinaciones: son un tipo de imagen mental, excepcionalmente
claro y vivido pero que sin embargo carecen de corporeidad o
sustancialidad de las percepciones verdaderas. Son experimentadas en
estados de conciencia normales, el sujeto puede diferenciarlas de las
percepciones reales y no están localizadas en el espacio (objetivo) externo,
sino en el espacio (subjetivo) interno.
No son alteraciones perceptivas sino de la imaginación.
Reconocimiento de subjetividad por quien las experimenta (ocurren el
espacio subjetivo interno): Convicción de realidad variable, difusas, cambiantes,
etc.
No dependen de la voluntad de la persona
Normalmente auditivas y visuales
Suelen aparecer en situaciones en las que hay disminución del estado de
alerta.
Alucinaciones en las que no existe una clara convicción acerca de la realidad
perceptiva de la experiencia, por lo que la persona la califica como una imagen
producida dentro de sí misma.
Imágenes Hipnagógicas: son pseudopercepciones que experimentan las personas
al dormirse.
Imágenes Hipnogónicas: al despertarse.
 Vigiles: presuponen total lucidez de la conciencia
 Alucinaciones: percepción sensorial que tiene sentido convincente de la
realidad de una percepción real, pero que ocurre sin estimulación externa
del órgano sensorial implicado.
Presentan tres características: 1) corporeidad: lo percibido parece ocupar un
lugar en el espacio, 2) frescura sensorial: no existe alteración del órgano sensor, 3)
convicción de la realidad: el sujeto vivencia el fenómeno de modo sintónico,
pudiendo tener o no conciencia de que la está experimentando.
Según su complejidad:
 Elementales: impresiones sencillas, difusas e indiferenciadas (pie: ver
luces).
 Complejas: percepción de cosas u objetos concretos (p.e: oír voces).
Según su contenido:
Miedos, deseos, recuerdos o experiencias anteriores.
Contenidos culturales y/o religiosos.
Situaciones vitales especiales.
Delirantes.
Según su modalidad sensorial
 Alucinaciones auditivas: son una forma frecuente de inicio de la
esquizofrenia. El paciente oye voces o sonidos que no existen.
Según su estructura son:
 Simples: silbidos, pitidos, truenos, zumbidos, estampidos,... (Acoasmas)
 Complejas: palabras, frases, trozos musicales.
Pueden ser fonemas imperativos, si percibe órdenes
Fonemas comentadores si percibe comentarios de supuestas personas, ya
sean en 2ª persona, o en 3ª persona con 2 supuestos y el paciente
Alucinaciones visuales: el paciente ve formas o imágenes que en realidad no
están presentes. No son muy frecuentes en las psicosis. Su aparición es mas
frecuente en los trastornos orgánicos y cerebrales y en el consumo de tóxicos. Las
alucinaciones de contenido antropomórfico y zoomórfico (insectos, reptiles) son
propias de trasornos del SNC.
 Alucinaciones táctiles: el paciente refiere sensaciones corporales térmicas,
dolorosas, sensación de tocar o ser tocado.
 Formicación: sensación de que le caminan animales por el cuerpo
 Alucinaciones olfativas o gustativas: Se trata de sabores u olores
generalmente desagradables. Están relacionadas con posible daño
orgánico.
Pueden aparecer en:
o Esquizofrénicas: Raras y de mal pronóstico.
o Depresiones.
o Crisis epilépticas.
o Cuadros orgánicos (tumores del SNC).
o Alucinaciones somáticas:
o Alucinaciones que provienen sobre sensaciones del propio cuerpo.
o Pueden ser tanto somáticas como viscerales
o Aparecen en la esquizofrenia junto con otros delirios y también en el
Síndrome de Cortad
 Alucinaciones Cenestésicas: sensación de movimiento total o parcial del
cuerpo. Generalmente en trastornos neurológicos, pero puede aparecer en
esquizofrenia
 Disomatognosias: alguna parte del cuerpo es percibida como anormal en su
forma o tamaño.
 Alucinación extracampina: la experiencia alucinatoria tiene lugar fuera del
campo sensorial del sujeto. Por ejemplo “oigo que hablan de mi a 10
kilómetros”
 Alucinación multimodal o mixta: presencia de más de una alucinación. Por
ejemplo: alucinación visual + alucinación auditiva
Psicomotricidad
Conjunto de actos que reflejan la actuación de la persona en interacción con
experiencias afectivas, cognitivas y emocionales, simbólicas y sensoriomotrices en
la capacidad de ser y de expresarse en un contexto psicosocial. La
psicomotricidad, así definida, desempeña un papel fundamental en el desarrollo
armónico de la personalidad. Partiendo de esta concepción se desarrollan distintas
formas de intervención psicomotriz que encuentran su aplicación, cualquiera que
sea la edad, en los ámbitos preventivo, educativo, reeducativo y terapéutico.
Práctica psicomotriz educativa (preventiva)
 Los infantes a través de sus acciones corporales: como jugar, saltar,
manipular objetos, etc. consiguen situarse en el mundo y adquieren
intuitivamente los aprendizajes necesarios para desarrollarse en la escuela
y en la vida. De esta forma lúdica y casi sin enterarse trabajan conceptos
relativos al espacio (arriba/abajo, delante/detrás, derecha/izquierda,…), al
tiempo (rapidez, ritmo, duración,…), destrezas motrices necesarias para el
equilibrio, la vista, la relación entre otros niños, etc. con los consiguientes
efectos sobre la mejor capacitación y emergencia de la escritura, la lectura
y las matemáticas, indispensables hoy en día para el éxito académico.
 Práctica de ayuda psicomotriz (terapéutica)
Se realiza en centros privados o en colegios, tanto en grupo como individual
pero desde un enfoque que tiene en cuenta las especiales características de los
niños o de las personas adultas con problemas o patologías. Se trata de ayudar a
comunicarse a aquellos que tienen dificultades para relacionarse con los demás y
el mundo que les rodea.
 Psicomotricidad acuática:
La estimulación psicomotriz acuática es útil cuando el bebé necesita vivencia
motrizmente sus capacidades de movimiento. El agua le apoya a elaborar
sensaciones y percepciones primeras de peso, volumen, distancia, esquemas e
imagen corporal, y sus necesidades, deseos y posibilidades de acción,
incorporando también, sensaciones de sostén, apoyo, contención, envoltura y
equilibrio, en la constante lucha por la ley de la gravedad.
Implementación del método de estimulación psicomotriz acuática
Es el caso de un bebé con una lesión cerebral que le afectó los núcleos de
base por dificultades durante el parto. Al tener una hipotonía importante en la zona
del cuello, no le permitía tener la cabeza erguida, razón por la cual no logró llegar
a sentarse. A instancias de los padres, el neurólogo aprobó la idea de comenzar la
estimulación psicomotriz acuática con el bebé y ellos, como estimuladores
naturales durante la sesión. A través de ejercitadores de contacto y posiciones de
equilibrio se pudo fortalecer el tono muscular en la zona afectada, llegando a
revertir favorablemente la situación. El agua actuaba como estimulador especial,
ya que el bebé estaba muy motivado por ingresar, permanecer y no salir.
Alteraciones cuantitativas:
 Hiperactividad: aumento en la frecuencia de actividades. Frecuente en
pacientes maníacos. aquella conducta que despliega un individuo y que se
caracteriza por el exceso de actividad que la misma manifiesta. Aunque por
supuesto la hiperactividad puede darse en cualquier persona, generalmente,
suele utilizarse para describir una conducta muy propia en los niños
 Hipoactividad: disminución de la frecuencia.

Movimientos Involuntarios.
Alteraciones:
 Agitación: movimientos descontrolados e impulsivos. Múltiples actividades
incompletas e inconexas que pueden implicar agresividad, especialmente si
se intenta contener al paciente. El síndrome de agitación psicomotora no
constituye en sí mismo una enfermedad, sino una conducta que puede ser
manifestación de gran variedad de trastornos, tanto psiquiátricos como
somáticos.
 Catalepsia: inhibición de la psicomotricidad en su máxima expresión. Hay
inmovilidad por pérdida del tono muscular, pero sin rigidez. Pueden
permanecer en las posiciones por largos períodos de tiempo sin aparente
cansancio físico. es un trastorno repentino en el sistema nervioso
caracterizado por la pérdida momentánea de la movilidad (voluntaria e
involuntaria) y de la sensibilidad del cuerpo. Durante este estado el cuerpo
permanece paralizado, lo que se pone en evidencia con la movilización
pasiva de los segmentos de los miembros. La catalepsia se observa en
pacientes con cuadros graves y agudos de histeria, esquizofrenia y
diversas psicosis Los síntomas incluyen: cuerpo rígido, los miembros
rígidos, los miembros permanecen en la misma posición cuando se mueven
(flexibilidad cérea), no hay respuesta a estímulos visuales y táctiles, la
pérdida del control muscular y la desaceleración de las funciones
corporales, tales como la respiración, la digestión y el latido cardíaco y la
persona parece que está fallecida.
Temblores:
 Convulsiones: movimientos corporales globales violentos e incontrolables
actividad neuronal en el cerebro que conlleva a hallazgos físicos peculiares
como la contracción y distensión repetida y temblorosa de uno o
varios músculos de forma brusca y generalmente violenta
 Espasmos: contracciones musculares involuntarias, exageradas y
persistentes es una contracción dolorosa e involuntaria de un músculo o
grupo de ellos que puede hacer que estos se endurezcan o se abulten.
Puede darse a causa de una insuficiente oxigenación de los músculos o por
la pérdida de líquidos y sales minerales como consecuencia de un esfuerzo
prolongado, movimientos bruscos o frío...
Tics
 Estereotipias: repetición continuada o innecesaria de movimientos o gestos.
Estas conductas estereotipadas, es decir, no patológicas y que no
corresponden a una disfunción del subsistema neuronal del sistema
nervioso de una determinada especie, pueden producirse por diferentes
causas: Por mimetismo, aislamiento social, cuando el movimiento se halla
restringido, Cuando no hay estímulos en el entorno, en nuevos entornos o
en espacios reducidos, Cuando se produce una frustración, conflicto o
aburrimiento, y cuando se produce una excitación y alegría y otras. Cuando
las conductas estereotipadas se prolongan en el tiempo y adquieren el
carácter de patológicas, se denominan estereotipias y son consecuencia de
una disfunción grave del sistema somatosensorial; por esto se expresan
durante el proceso del desarrollo, es decir, cuando están madurando los
circuitos de conexión somatosensorial.

 Discinesias: movimientos involuntarios de la lengua, boca y cara.
 Flexibilidad cérea: leve resistencia a la movilización pasiva de segmentos
corporales. La flexibilidad cérea es un síntoma psicomotor de
la esquizofrenia catatónica que lleva a una disminución de la respuesta a
los estímulos y una tendencia a permanecer en una postura inmóvil
Movimientos Voluntarios: Alteraciones:
 Excitación: aumento de los movimientos sin intención específica tales como:
caminar insistentemente, frotarse las manos, menearse los cabellos,
frotarse la cara y cambiar de postura con frecuencia exagerada. Suele ser
manifestación de un afecto intenso.
 Acatisia: trastorno del movimiento caracterizado por un sentimiento de
inquietud y una necesidad imperiosa de estar en constante movimiento, así
como por acciones tales como balancearse mientras está de pie o sentado,
levantando los pies como si estuviera marchando del lugar, y cruzar y
descruzar las piernas mientras se está sentado. Las personas con acatisia
son incapaces de permanecer sentadas o estar quietas, se quejan de
inquietud, intranquilidad.
Causas:
La causa más básica detrás de la aparición de acatisia puede atribuirse a los
efectos secundarios de los fármacos anti psicóticos. Las causas de la acatisia
también pueden incluir los bloqueadores de canales de calcio, buspirones,
metoclopramides, y agentes dopaminérgicos.
Apraxia: dificultad para realizar actividades que requieren de cierto nivel de
complejidad en su realización motora.
Causas:
La apraxia es causada por daño al cerebro. Cuando la apraxia se desarrolla
en una persona que previamente era capaz de llevar a cabo las tareas o destrezas,
se denomina apraxia adquirida.

Las causas más comunes de la apraxia adquirida son:

Tumor cerebral
Afección que causa empeoramiento gradual del cerebro y el sistema nervioso
(enfermedad neurodegenerativa)
Demencia
Accidente cerebro vascular
Lesión cerebral traumática
La apraxia también se puede observar en el nacimiento. Los síntomas
aparecen a medida que el niño crece y se desarrolla. La causa se desconoce.
La apraxia del habla con frecuencia se presenta junto con otro trastorno del
habla llamado afasia. Dependiendo de la causa de la apraxia, se pueden presentar
muchos otros problemas del sistema nervioso o del cerebro.

Síntomas
Una persona con apraxia es incapaz de integrar los movimientos musculares
correctos. A veces, se usa una palabra o acción completamente diferente de la
que la persona se propone hablar o hacer. La persona con frecuencia es
consciente del error.
Los síntomas de apraxia del habla abarcan:
Los sonidos del habla y las palabras se pueden distorsionar, repetir u omitir.
Es difícil juntar palabras en el orden correcto.
Otras formas de apraxia abarcan:

 Apraxia bucofacial u orofacial: No puede realizar movimientos de la cara a
petición, como lamerse los labios, sacar la lengua o silbar.
 Apraxia ideatoria: No puede llevar a cabo tareas complejas aprendidas en el
orden apropiado, tales como ponerse los calcetines antes de ponerse los
zapatos.
 Apraxia ideomotora: No puede llevar a cabo una tarea aprendida de manera
voluntaria cuando se le dan los objetos necesarios. Por ejemplo, si se le da
un destornillador, la persona puede tratar de escribir con él como si fuera
una lapicera.
 Apraxia cinética de las extremidades: Esta afección implica dificultad para
efectuar movimientos precisos con un brazo o una pierna. Abotonarse una
camisa o amarrarse un zapato se vuelve imposible.
Formas de acinesia.
Existen varias formas de acinesia que pueden englobarse en tres grandes
categorías, las cuales pueden ser interactivas.
Parte corporal: la acinesia puede afectar a ojos, cabeza, miembros o todo el
cuerpo. Este último caso puede aparecer en pacientes con lesiones hemisféricas
derechas.
Espacio de acción: la acinesia de miembros, ojos o cabeza puede depender
del hemiespacio en que se mueva (acinesia hemiespacial) o hacia dónde se
mueva (acinesia direccional). En la acinesia direccional existe reticencia a
moverse en una dirección espacial específica, habitualmente contralateral a la
lesión hemisférica. La desviación ocular u oculocefálica presente en grandes
infartos es una acinesia direccional (endoevocada como veremos después) y no
una parálisis. En la acinesia hemiespacial existirá reticencia a realizar movimientos
o estarán disminuidos en el hemiespacio contralesional, definido por el plano
mediosagital del cuerpo, y puede moverse en el hemiespacio ipsilesional. Se
desconoce si se ha descrito una acinesia hemiespacial de ojos o cabeza
totalmente independiente de la dirección. Sí se ha descrito en miembros.
Condiciones de respuesta a estímulos: los movimientos pueden producirse en
respuesta a un estímulo externo (exoevocados) o en su ausencia (endoevocados).
Un paciente puede tener una acinesia exo y endoevocada, o también acinesia
mixta (Heilman; 2004, Heilman et al; 2004).
Exploración
Al explorar la acinesia, evaluaremos todas las partes del cuerpo antes
mencionadas. Para determinar si un paciente presenta una acinesia endoevocada
tendremos que observar una conducta espontánea o su ausencia. Los pacientes
con acinesia endoevocada a menudo presentan síntomas de abulia. Pese a tener
una actividad espontánea reducida, pueden reaccionar normalmente a estímulos
externos. Por ejemplo, la acinesia endoevocada se asocia normalmente a la
enfermedad de Parkinson. Sin embargo estos pacientes puede tener movimientos
casi normales cuando se les estimula (cinesia paradójica).
Cuando un paciente tiene una fuerza adecuada y se mueve
espontáneamente pero no consigue moverse frente a un estímulo específico, el
fallo del movimiento en respuesta a un estímulo puede deberse a una acinesia
exoevocada, que a menudo se confunde con defectos sensoriales o negligencia
sensorial. La prueba básica para disociar los defectos sensoriales de la acinesia
exoevocada (negligencia motora) es la tarea de respuesta cruzada. Se deben
estudiar los movimientos direccionales y hemiespaciales de los ojos, cabeza y
miembros y determinar si son evocados exógena o endógenamente. Para explorar
una acinesia direccional exoevocada de los ojos, podemos utilizar una
modificación del paradigma de respuesta cruzada, en la que el paciente debe
mirar hacia (dirección ipsilesional) o en contra de (dirección contralesional)
estímulos ipsilesionales y contralesionales. Por ejemplo, el examinador se pone
directamente delante del paciente y le pide que fije la mirada en su nariz. El
examinador levanta las manos al nivel de los ojos y mantiene una mano en cada
hemicampo visual del paciente. Indica al paciente que mire lejos de la mano que
se mueve si la mano se mueve hacia abajo, y hacia la mano si ésta se mueve
hacia arriba. Cuando la mano contralesional se mueve hacia arriba, el no
conseguir mirar hacia ella puede relacionarse con hemianopsia, negligencia
sensorial o acinesia direccional. Sin embargo, si la mano ipsilesional se mueve
hacia abajo, el no conseguir mirar hacia la mano contralesional indica acinesia
direccional exoevocada de los ojos. Pueden utilizarse pruebas similares para la
cabeza o un brazo.
- Catatonia: Síndrome que incluye: catalepsia, estupor, mutismo, esteriotipias
y ecosíntomas.
La catatonia no es una enfermedad en sí misma sino un síndrome debido a
múltiples causas. Habitualmente se produce en pacientes con esquizofrenia y en
trastorno bipolar. Sin embargo puede producirse como consecuencia de diversas
enfermedades del sistema nervioso central (tumores, accidentes
cerebrovasculares, encefalitis, traumatismos, síndrome de abstinencia del
alcohol, Síndrome de Wernicke-Korsakoff, como manifestación de una epilepsia y
en encefalopatías de causas diversas (por enfermedades metabólicas, endocrinas,
intoxicaciones.
Hay dos tipos de catatonia: una forma benigna y otra forma maligna de
elevada mortalidad que se manifiesta en fases de excitación y de estupor.
(catatonia letal de Stauder) con síntomas similares a los del síndrome neuroléptico
maligno
Estupor:
Es la inmovilidad física que sufre la persona cuando está en crisis catatónica.
La persona se mantiene en estado vigil pero sin poder responder a los estímulos
externos. Existe una desconexión con el mundo externo lo que se le suma una
pérdida del movimiento voluntario pudiendo reaccionar ante
ciertos estímulos como cuando el médico hace movimientos con el cuerpo del
paciente y quedan en esta posición (flexibilidad cérea).
De vez en cuando los pacientes pueden decir frases sin sentido, o repetir lo
que el médico dice. También realizan repeticiones de movimientos estereotipados.
A pesar del tratamiento la forma maligna tiene una mortalidad muy elevada.
Existen diferentes formas de estupor:
 Estupor catatónico: asociado a esquizofrenia.
 Estupor disociativo: brusco y desencadenado por situaciones de estrés.
 Estupor orgánico: con alguna causa orgánica subyacente. Si existe lesión
en el SNC, generalmente ocurre a nivel del quiasma óptico y del hipotálamo
anterior.
 Estupor depresivo: estado final de cuadros depresivos severos.
Manierismos Trastorno en el que el paciente realiza movimientos superfluos
o gestos desproporcionados que se trasladan a los actos habituales (marcha,
escritura, etc.). Se observa en trastornos psíquicos como esquizofrenia, histeria,
psicosis maníacodepresiva,
Ecopraxia: Repetición involuntaria de palabras o acciones de otra persona.
Cuando las palabras son imitadas, esto puede ser definido como la ecolalia .
Cuando una persona repite compulsivamente las acciones de otra persona, se
llama ecopraxia. Las personas pueden sufrir de cualquiera ecolalia y ecopraxia, o
simplemente de ecopatía.
Se debe entender que hay una gran diferencia entre la repetición de
voluntariamente acciones o palabras de otra persona, y hacerlo sin un propósito
consciente. En el primer caso, se trata de un gesto a menudo burlas molestas que
se produce con frecuencia entre los escolares, en particular los hermanos. En este
último, el movimiento o los sonidos que se repite no son a propósito y luego no
tienen la intención de molestar o fastidiar a los demás.
La distinción es importante porque hay algunas personas que sufren de
ecopraxia, o más generalmente ecopatía, que pueden vivir en ambientes muy
temáticas. Las personas con el síndrome de Tourette pueden sufrir de esta
condición, y en el ambiente escolar, los movimientos de estudiantes que otros
pueden ser recogidos en el niño y que se reproduce de forma ecopática.
Enseñanza Obviamente otros estudiantes en una clase no a la mente este
comportamiento serían importantes para la integración de éxito.
No se debe asumir que ecopraxia sólo es sufrido por las personas con el
síndrome de Tourette, y todas las personas con el síndrome de Tourette no la
padecen. Hay muchas enfermedades o condiciones en las que puede ocurrir
ecopraxia. Algunas personas con autismo son echopractic, y la condición de vez
en cuando se presenta en personas con esquizofrenia. Otras enfermedades que
se asocian con echopathy incluyen el trastorno de Ganser y el trastorno depresivo
mayor de vez en cuando. De vez en cuando, la literatura médica presenta
información acerca de otras personas que han sufrido de ecopraxia, y esto incluye
a los que han sufrido los tumores cerebrales y algunos tipos de trastornos
convulsivos.
- Hipomimia: déficit parcial o total del gesto facial.
Actividad:
Se refiere a todas las manifestaciones de la actividad psíquica.
Alteraciones:
Cuando las alteraciones recaen sobre el periodo de elaboración (acción
implícita) se perturban los deseos y las decisiones; cuando los factores
patológicos obran sobre la acción explícita de los mecanismos de ejecución.
- Alteraciones del primer periodo del acto voluntario: (cognación o acción
implícita): pueden ser de dos órdenes: Cuantitativas y cualitativas.
Alteraciones cuantitativas:
- Abulia: es la falta absoluta de voluntad; en la carencia de deseos y de
decisiones; la afectividad deja de ser fuente de deseos, el pensamiento se apaga y
la voluntad se inhibe. Existen diversos tipos de abulia, entre las más frecuentes
figuran:
- La abulia neurasténica: no se origina en la falta de deseos sino en la
imposibilidad de llegar a las decisiones. Tras una serie de titubeos y dudas; la
decisión no se concreta porque una resistencia invencible que angustia al enfermo
impide la ejecución del acto.
- La abulia de los esquizofrénicos: la gran indiferencia afectiva en que se
encuentran sumidos estos enfermos produce carencia de deseos e intenciones.
En las ocasiones en las que el deseo surge y tiene suficiente intensidad la acción
llega a realizarse, por cuanto no existe ningún impedimento al nivel de los
mecanismos motores ejecutivos.
- La abulia de los melancólicos: presenta características muy peculiares.
Estos pacientes, cuya exaltación afectiva des placentera es muy grande, sienten
los deseos y las tendencias que impulsan a la ejecución de determinados actos, a
veces, los estímulos suelen ser numerosos y a menudo requeridos por
necesidades indispensables para la vida y el mantenimiento de la estabilidad del
individuo y del hogar; sin embargo, ese impulso muere a poco de nacer porque se
le opone un intenso sentimiento de impotencia e incapacidad que impide llegar a
la decisión y a la ejecución.
- La abulia de los catatónicos: en estos enfermos los mecanismos motores se
hallan requeridos por tendencias opuestas que se neutralizan, como ocurre en los
casos de negativismo. Toda tentativa de acción, tanto espontánea como surgida,
engendra automáticamente la tendencia al acto contrario; vale decir que la abulia
catatónica implica una manifestación de ambivalencia (quiero y no quiero).
- Hipobulia: es la disminución de la actividad voluntaria, en realidad es un
grado menor que la abulia, por lo que corrientemente se incluye en esta última. Se
manifiesta en los mismos pacientes que hemos considerado en la abulia.
- Hiperbulia: es el aumento de actividad voluntaria y su consecuencia es una
mayor eficacia y rendimiento en las acciones. La Hiperbulia es perfectamente
normas y de ella resultan individuos emprendedores, luchadores, capaces de
lograr más fácilmente que otros los objetivos que se proponen; se dice que son de
voluntad inquebrantable, decididos o de carácter fuerte. La Hiperbulia, se adentra
en el terreno de lo patológico cuando engendra actos que son inadecuados a las
normas de la convivencia social. Se presenta en la excitación maniaca y en todas
las formas de excitación psicomotriz, en las que se manifiesta sin dirección por
falta de atención voluntaria. La hallamos en muchos delirantes que acusados por
sus ideas de justicia y de reivindicaciones llegan a la ejecución de actos
antisociales y a veces francamente delictuosos.
Alteraciones cualitativas: Alteraciones de la primera etapa: de elaboración
(cognación o acción implícita)
- Impulsos: es una intensa reactivación de las fuerzas instintivas que llevan a
la ejecución irrefrenable de algunos actos descontrolados son los que se conocen
bajo la denominación de impulsos. El impulso es la manera de responder del
instinto, obedeciendo a los deseos y tendencias que en el tienen origen. El
impulso anula la posibilidad de llegar a una decisión por la que la inteligencia no
participa para determinarla. Se consideran impulsos patológicos a aquellos cuyas
respuestas llevan el sello que señala el carácter mórbido y desviado de la
normalidad (personalidades psicopáticas-. En el instinto de nutrición: la pica, la
coprofagia, etc.
- En el instinto sexual: el masoquismo, la homosexualidad, el fetichismo, etc.
- En el instinto gregario: el homicidio, la cleptomanía, la piromanía, etc.
- Compulsiones: es un estado patológico que resulta de la oposición de dos
fuerza contrarias. Por un lado las tendencias que originan un impulso morboso que
pugna por desencadenarse, por otro lado el control que el individuo ejerce sobre el
acto oponiéndose y resistiéndose tenazmente a su ejecución mediante enérgicas
inhibiciones. Estas luchas de fuerzas en pugna generan un estado de angustia
intensa, tal como es dado observar en la neurosis obsesiva. Los actos obsesivos
se desencadenan en forma automática son denominados "ceremoniales" (empleo
de determinados signos y palabras; gestos cabalísticos y actos de superstición,
tocar madera, etc.).
Juicio:
Se reporta si éste está: Conservado o No conservado.
Juicio
El juicio o “sentido común” es la capacidad de valorar las alternativas y
actuar. Si la conducta está dentro de lo esperable para su edad y condición social
se dice que su juicio es normal. Es importante recordar que el Juicio también es
utilizado para clasificar las enfermedades mentales; de acuerdo a ello decimos
que los que tienen el juicio conservado son los no alienados y lo que tienen el
juicio alterado son los alienados (Juicio de Realidad).
“Es la actividad psíquica mediante la cual el espíritu realiza una
síntesis mental que permite llegar a una conclusión entre las ideas o
conocimientos. Un juicio es siempre la afirmación de una verdad y hace posible la
aceptación y adquisición de un conocimiento”. “Juicio es la capacidad de elaborar
las ideas y llegar a una conclusión”. El juicio es, en la elaboración del
pensamiento, el filtro que confronta y depura los conocimientos para que este sea
la expresión fiel del deseo, de la intensión y del saber de la personalidad. De la
relación y cotejo de los conocimientos surge la afirmación de la verdad. ¿Cómo el
juicio cumple su cometido? De la siguiente manera: cuando se somete a la
consideración del espíritu determinado conocimiento, el juicio efectúa su
reconocimiento y tras la consiguiente elaboración surge o no la afirmación de una
verdad; en el caso de la no-afirmación el conocimiento no es aceptado. Luego, el
cometido del juicio es la comprobación de la verdad que permite la aceptación y la
adquisición de un conocimiento. En el proceso de la elaboración del juicio
debemos considerar a dos etapas:

 Etapa De Elaboración: en la que se realiza, en primer término, el aporte del
material cognoscitivo personal que tenga alguna similitud con lo que ha
de reconocerse. Suele llamarse a estas elaboraciones:
 Juicio de relación e identificación: al mismo tiempo el juicio efectúa la
“identificación” de estos conocimientos entre sí, la que tiene lugar mediante
la investigación de los elementos comunes de los mismos. Estas otras
elaboraciones se denominan juicios de “identificación”. Se hacen las
relaciones e identificación de los conocimientos.
 Etapa Crítica: una vez que todo ese material ha sido asociado, relacionada
e identificado sobreviene la segunda etapa de la labor del juicio, que se
denomina etapa “Critica” y que comprende dos tiempos.
Un primer tiempo en él se realizan las comparaciones entre todos los
conocimientos apartados por la conciencia. El resultado es una selección de los
materiales del conocimiento, estos son los llamados “Juicios de Comparación” que
realizan un prolijo análisis de todas las ideas.
En segundo lugar de la Etapa Crítica el juicio realiza una valoración que le
permitirá en última instancia arribar a una conclusión definitiva. Así se efectúan los
llamados: “Juicio de Valor”.
Psicopatología Del Juicio:
 Juicio insuficiente: alteración cuantitativa que se observa en los casos de
incompleto desarrollo psíquico Síndrome Oligofrénico.
 Juicio debilitado: disminución del juicio, el juicio es deficiente con respecto a
su capacidad anterior, es una alteración cuantitativa: Síndrome Demencial.
 Juicio Suspendido: en los casos de obnubilación de la conciencia, que se
encuentra dificultada o impedida en su función. Alteración cuantitativa:
confusión Mental.
 Juicio desviado: alteración cualitativa debido a la interferencia de una
intensa carga afectiva: Delirio, Manía, Melancolía. El juicio se encuentra
alterado en forma parcial.

 Juicio disgregado: alteración cualitativa de efracción o rotura de las
estructuras del juicio: Esquizofrenia.
 Juicio O Discernimiento
Esta parte de la evaluación examina su capacidad para resolver un problema
o situación. Le pueden preguntar:
"¿Qué haría si encuentra una licencia de conducir en el suelo?"
"¿Qué haría si un oficial de policía se aproxima por detrás en un automóvil con las
luces titilando?"
 Juicio e Introspección: Alterado, no es capaz de analizar las consecuencias
futuras de sus actos, busca constantemente factores externos u otras
personas para exonerar su grado de culpabilidad, es incapaz de aplicar sus
conocimientos para modificar experiencias futuras, aunque la paciente
identifica su patología, reconoce los síntomas adecuadamente y es
consciente que debe seguir un tratamiento para la mejoría de su
enfermedad, aún contempla ideas constantes de suicidio.
Interpretación delirante de la realidad. Delirio: Confusión mental caracterizada
por alucinaciones, reiteración de pensamientos absurdos e incoherencia. De
grandezas. m. Actitud de la persona que se manifiesta con apariencia muy
superior a la que realmente le corresponde. Paranoide. m. Psicol. Síndrome
atenuado de la paranoia caracterizado por egolatría, manía persecutoria,
suspicacia y agresividad.
Conciencia de enfermedad:
Se reporta si presente: Consciencia total, Moderada, Ligera o Falta Total.
Conciencia de enfermedad
Se utiliza el término auto cognición para señalar si el individuo tiene
conciencia de presentar problemas, alteraciones o enfermedades mentales. Si no
es capaz de darse cuenta de trastornos que resultan evidentes, se dice que no
tiene conciencia de enfermedad mental.
¿Qué Es El Insight?
El término insight se refiere a la capacidad del paciente para reconocer que
padece una enfermedad mental, y a la habilidad para su auto-observación y auto-
conocimiento respecto a sus experiencias psicopatológicas, así como la
conciencia del tipo, severidad y consecuencias de su trastorno mental La falta de
conciencia de enfermedad es uno de los síntomas más frecuentes en la
esquizofrenia, encontrándose en más del 80% de los pacientes. Para algunos
autores es un síntoma «primario» y «básico» de la esquizofrenia.
Aspectos en el insight:
 Cognitivos: conciencia de tener un trastorno mental; aceptación de la
etiqueta de «enfermedad»; conciencia de las consecuencias sociales de un
trastorno mental.
 Relativos al cumplimiento: percepción de la necesidad de tratamiento;
conciencia de los efectos del tratamiento; atribución de los posibles
beneficios al tratamiento; cooperación en el tratamiento.
 De síntomas específicos: conciencia de síntomas individuales; atribución de
síntomas individuales al trastorno.
 Temporales: grado de insight con respecto a padecer actualmente un
trastorno mental, necesidad de trata miento y beneficios del mismo; grado
de insight con respecto a haber padecido en el pasado un trastorno mental
y su necesidad de tratamiento; grado de insight con respecto a predecir el
curso futuro del trastorno, incluyendo su necesidad de tratamiento.
Características De La Falta De Insight
Es inaccesible a argumentos lógicos.
Es persistente en el tiempo (en muchos casos irreversible).
A menudo se recurre a la fabulación para justificar la inexistencia de la
enfermedad.
No es un fenómeno categorial sino dimensional.
Modelos De Falta De Insight.
Falta de insight como un mecanismo de afrontamiento psicológico. En muchos
casos la falta de reconocimiento de una enfermedad representa un intento de
evitar la experimentación de una enfermedad y sus consecuencias personales.

Modelo De Defensa Psicológica.
Modelo prevalerte hasta los 90. Mecanismo de negación ante los sentimientos
de ansiedad y depresión que supone reconocer la enfermedad. Se fundamenta en
el estigma social.
Modelo Evasivo
El paciente centra su vida en el rol que le ofrece su delirio, habitualmente de
contenido megalomanico o místico. Vida cotidiana sin alicientes.
Déficit Neurobiológico
Falta de insight como síntoma nuclear de la enfermedad, en el mismo plano
de delirios, alucinaciones y alteración conductual. Dificultad para reconocer los
síntomas de la enfermedad como algo que les afecta (similar a la enfermedad de
Alzheimer o lesiones isquémicas frontoparietales)