TRABAJO DE CIENCIAS SOCIALES

REVOLUCIÓN DEL 25 DE MAYO














PRESENTADO POR:
LEONARDO MIRANDA






















E.M.P.A – REPUBLICA DE IRAK
ROSARIO
2014
REVOLUCIÓN DEL 25 DEMAYO DE 1810


Se conoce como Revolución de Mayo a la serie de acontecimientos
revolucionarios ocurridos en mayo de 1810 en la ciudad de Buenos Aires,
capital del Virreinato del Río de la Plata, independiente del rey de España. Los
eventos de la Revolución de Mayo se sucedieron durante el transcurso de
la Semana de Mayo, entre el 18 de mayo, fecha de la confirmación oficial de la
caída de la Junta Suprema Central, y el 25 de mayo, fecha de asunción de la
Primera Junta.

La Revolución de Mayo de 1810 representó un cambio crucial que marcó un antes
y un después en la historia argentina. Fue un proceso histórico y social que resultó
en la ruptura de los lazos coloniales con España, y a la vez, habilitó el camino
hacia la independencia de nuestro país, lograda el 9 de julio de 1816. Los hechos
producidos cristalizaron un movimiento liberador que venía buscando, desde 1806,
mayor participación política económica de los criollos.


CAUSAS

Hay una serie de factores que nos llevan a unas causas, tanto internas como
externas, las cuales a continuación vamos a ver:

CAUSAS EXTERNAS:

- El auge de las ideas de la Ilustración que, luego de la Revolución Francesa, se
propagaron por Europa y penetraron en los círculos intelectuales de España.

- También en el campo de las ideas, los conceptos de libertad de comercio que
publicó Adam Smith en su tratado La riqueza de las Naciones, dio a los patriotas
argumentos para combatir el monopolio del comercio impuesto por España con los
puertos de la Península.

- En cuanto a los hechos políticos y militares, la invasión de Napoleón a Europa y
luego a España, con el consiguiente cierre para Inglaterra de los puertos del
continente la obligaron a buscar otros mercados para su industria en África y
América española. La derrota de la flota española en Trafalgar, le permitió a
Inglaterra dominar los mares y limitar a España en su comercio con sus colonias.

- La invasión de los franceses a España y la prisión de la familia real y al rey
Fernando VII, que tuvo un doble efecto, por un lado el temor de que la Península
cayera totalmente en manos de Napoleón y por el otro, la falta de autoridad de la
Junta Central y del Consejo de Regencia.

- Además, el monopolio comercial, la discriminación de los criollos en la
administración pública, la rivalidad entre criollos y peninsulares.

CAUSAS INTERNAS.

- En el Virreinato del Río de la Plata el comercio exterior era un monopolio de
España y legalmente no se permitía el comercio con otras potencias. Esta
situación era altamente desventajosa para Buenos Aires ya que la corona
española minimizaba el envío de barcos rumbo a dicha ciudad. Esta decisión de la
metrópoli se debía a que la piratería obligaba a enviar a los barcos de comercio
con una fuerte escolta militar, y ya que Buenos Aires no contaba con recursos
de oro ni de plata ni disponía de poblaciones indígenas establecidas de las cuales
obtener recursos o someter al sistema de encomienda, enviar los convoyes de
barcos a la ciudad era mucho menos rentable que si eran enviados
a México o Lima. Dado que los productos que llegaban de la metrópoli eran
escasos, caros e insuficientes para mantener a la población, tuvo lugar un gran
desarrollo del contrabando, que era tolerado por la mayoría de los gobernantes
locales. El comercio ilícito alcanzaba montos similares al del comercio autorizado
con España.
2
En este contexto se formaron dos grupos de poder diferenciados:
los hacendados, ganaderos que reclamaban el libre comercio para exportar su
producción en mejores condiciones, principalmente el cuero y el tasajo (para
entonces la carne no era un producto exportable internacionalmente ya que aún
no existían técnicas de congelación que pudieran conservarla por períodos
extensos) y los comerciantes contrabandistas, que rechazaban el libre comercio y
propugnaban por la continuidad del monopolio ya que si los productos entraban
legalmente disminuirían sus ganancias.

- En la organización política, especialmente desde la fundación del Virreinato del
Río de la Plata, el ejercicio de las instituciones residentes recaía en funcionarios
designados por la corona, casi exclusivamente españoles provenientes de la
metrópoli, sin vinculación con los problemas e intereses americanos. Legalmente
no había diferenciación de clases sociales entre españoles peninsulares y del
virreinato, pero en la práctica los cargos más importantes recaían en los primeros.

La burguesía criolla, fortalecida por la revitalización del comercio e influida por las
nuevas ideas, esperaba la oportunidad para acceder a la conducción política.

- La rivalidad entre los habitantes nacidos en la colonia y los de la España europea
dio lugar a una pugna entre los partidarios de la autonomía y quienes deseaban
conservar la situación establecida. Aquellos a favor de la autonomía se llamaban a
sí mismos patriotas, americanos, sudamericanos o criollos, mientras que los
partidarios de la realeza española se llamaban a sí mismos realistas. Los patriotas
eran señalados despectivamente por los realistas como insurgentes, facciosos,
rebeldes, sediciosos, revolucionarios, descreídos, herejes, libertinos o caudillos;
mientras que los realistas eran a su vez tratados en forma despectiva como
sarracenos, godos, gallegos, chapetones, matuchos o maturrangos por los
patriotas.

- Buenos Aires, la capital del Virreinato, logró un gran reconocimiento ante las
demás ciudades del mismo luego de expulsar a las tropas inglesas en dos
oportunidades durante las Invasiones Inglesas.
3
La victoria contra las tropas
inglesas alentó los ánimos independentistas ya que el virreinato había logrado
defenderse solo de un ataque externo, sin ayuda de España. Durante dicho
conflicto se constituyeron milicias criollas que luego tendrían un importante peso
político, la principal de ellas era el Regimiento de Patricios liderado por Cornelio
Saavedra.

DESARROLLO DE LA REVOLUCION DEL 25 DE MAYO

18 de mayo: El virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, por medio de una proclama,
comunicó esos hechos al pueblo y aconsejó que estuviese tranquilo y guardara
fidelidad a España.

19 de mayo: Los criollos piden a las autoridades que se les permita realizar un
Cabildo Abierto para tratar la situación, con ausencia de Cisneros ya que habiendo
sido disuelta la Junta que lo había designado como virrey consideraban que había
cesado su mandato.

20 de mayo: Cisneros reunió en la Fortaleza a los jefes militares para pedir su
apoyo. Los patriotas se presentaron ante el Virrey para exigirle la reunión de un
Cabildo Abierto. Cisneros aceptó.

21 de mayo: Algunos vecinos se reunieron en la Plaza Mayor para apoyar la
solicitud del Cabildo Abierto. Se invita a través de esquelas a los principales
vecinos para el día siguiente. No todos podían concurrir al Cabildo Abierto.
Además de los comerciantes, militares e hijos de familias destacadas, los únicos
autorizados eran los vecinos casados y residentes en Buenos Aires. En total no
eran más de 250 personas.

22 de mayo: A las 9 de la mañana comenzó la sesión. Habían sido invitados los
vecinos más destacados. Se inició el debate, expusieron el escribano del Cabildo,
el Obispo de Buenos Aires, varios españoles y criollos y por fin se decidió votar
una propuesta concreta. Entre todas se apoyó la propuesta de Cornelio Saavedra:
la cesación del Virrey y la delegación interina del mando en el Cabildo hasta la
formación de una Junta que lo ejerciera sobre la base de la participación popular.
Apoyaron esta opinión Castelli, Belgrano, Paso, Moreno y Rivadavia, pero se
postergó el escrutinio hasta el día siguiente

23 de mayo: El recuento de los votos fue de 155 votos por la destitución del Virrey
y 69 por su continuación en el mando. Una maniobra de los regidores del Cabildo,
sin consultar al pueblo, forma una Junta Provisional presidida por el propio Virrey.

24 de Mayo: Jura una Junta de Gobierno presidida por el virrey e integrada por
españoles y por dos criollos: Castelli y Saavedra. Es un día de indignación para el
pueblo. Renuncian los miembros de la Junta y el virrey. El poder vuelve al Cabildo.
Los patriotas decidieron presentar una lista con los nombres de las personas que
debían integrar la nueva Junta de Gobierno y enviar a la brevedad una expedición
militar al interior para comunicar las novedades.
La destitución del Virrey se hizo pública a través de un bando por las calles de
Buenos Aires.

25 de Mayo: Desde hora temprana los criollos se concentran en la Plaza Mayor y
al ir pasando las horas sin ninguna noticia, gritan: "el pueblo quiere saber de que
se trata". Mientras tanto, dentro del edificio, los cabildantes se reunieron y no
aceptaron la renuncia de los miembros de la Junta. Entonces se decide convocar
a las fuerzas armadas, pero éstas le niegan su apoyo al virrey. Se le pide la
renuncia a Cisneros, pero éste no accede.
Los criollos hacen una presentación para comunicar que, habiendo renunciado
todos los integrantes de la Junta, el pueblo asumía la autoridad que hasta
entonces tenía depositada en el Cabildo (Acta del 25 de mayo).

CONSECUENCIAS

- Deposición del virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros y su reemplazo por
la Primera Junta de gobierno.

- Gran desarrollo del contrabando

- La burguesía criolla, fortalecida por la revitalización del comercio e influida por
las nuevas ideas, esperaba la oportunidad para acceder a la conducción política.

- La debilidad de la monarquía española queda en evidencia al no poder enviar
refuerzos a defender sus posesiones.

- Durante dicho conflicto se constituyeron milicias criollas que luego tendrían un
importante peso político, la principal de ellas era el Regimiento de Patricios
liderado por Cornelio Saavedra.
- Una de las consecuencias más importantes de la Revolución de Mayo en la
sociedad que dejaba de ser un virreinato fue el cambio de paradigma con el cual
se consideraba la relación entre el pueblo y los gobernantes

- La mayor parte de las ciudades que lo componían tenían poblaciones,
producciones, mentalidades, contextos e intereses diferentes entre sí. Estos
pueblos se mantenían unidos gracias a la autoridad del gobierno español; al
desaparecer ésta, las poblaciones de Montevideo, Paraguay y el Alto Perú
comenzaron a distanciarse de Buenos Aires. La escasa duración del Virreinato del
Río de la Plata, de apenas 38 años, no logró que se forjara un sentimiento
patriótico que las ligara como una unidad común.

- El desplazamiento definitivo del poder de los españoles peninsulares por parte
de los criollos.

- Buenos Aires se transformó en el principal puerto consumidor de productos
manufacturados provenientes principalmente de Gran Bretaña.