I. ¿Qué son las Hipótesis?

Son las guías para una investigación o estudio. Las hipótesis
indican lo que tratamos de probar y se definen como
explicaciones tentativas del fenómeno investigado; deben ser
formuladas a manera de proposiciones. De hecho, son
respuestas provisionales a las preguntas de investigación.
Cabe señalar que en nuestra vida cotidiana constantemente
elaboramos hipótesis acerca de muchas cosas y luego
indagamos su veracidad. Por ejemplo, establecemos una
pregunta de investigación: “¿Le gustaré a Ana?” y una
hipótesis: “Le resultó atractivo a Ana”. Esta hipótesis es una
explicación tentativa y está formulada como proposición.
Después investigamos si se acepta o se rechaza la hipótesis,
al cortejar a Ana y observar el resultado obtenido.
Las hipótesis son el centro, la médula o el eje del método
deductivo cuantitativo y es natural que surjan del
planteamiento del problema que, como recordamos se vuelve
a evaluar.

II. Estructura de la Hipótesis
Las hipótesis contienen tres elementos estructurales que
son:
A) Las unidades de análisis o de observación. A saber,
individuos, instituciones, conglomerados.
B) Las variables. Son los atributos, características, o
propiedades cualitativas o cuantitativas que se
manifiestan en las unidades de observación.

Clasificación de las Variables.
2.1) Variable Dependiente.-Hayman (1974: 69) la define
como propiedad o característica que se trata de
cambiar mediante la manipulación de la variable
independiente.
La variable dependiente es el factor que es observado y
medido para determinar el efecto de la variable
independiente.

2.2) Variable Independiente.- Se denomina así a aquélla
que es manipulada por el investigador en un
experimento con el objeto de estudiar cómo incide
sobre la expresión de la variable dependiente. A la
variable independiente también se la conoce como
variable explicativa, y mientras que a la variable
dependiente se la conoce como variable explicada. Esto
significa que las variaciones en la variable
independiente repercutirán en variaciones en la
variable dependiente.

Ejemplo de variable Independiente:
Un investigador desea saber la efectividad de un nuevo
dentífrico contra la caries. Para realizar el experimento
se seleccionarán dos grupos, un grupo principal al que
se le aplicará un tratamiento (el uso de un dentífrico) y
otro al que no se le aplicará nada en absoluto. Para que
el experimento tenga validez ambos grupos deben ser
sometidos al mismo régimen de comidas de forma que
controlemos que no aparezcan otras variables
intervinientes (por ejemplo, que un grupo se alimente
sólo de dulces y el otro no partiendo del supuesto de
que comer más dulces provoca más caries, elemento
que no tenemos controlado). En este caso la variable
independiente corresponde a la aplicación o no del
dentífrico y la dependiente a si aparecen o no caries.
Así, tenemos que la presencia de caries (variable
dependiente) es explicada por el uso o no de dentífrico
(variable independiente).
C) El enlace lógico o término de relación. Que describe la
relación existente entre las unidades de análisis con las
variables y de estas entre sí.
En la hipótesis: “a mayor satisfacción entre la pareja,
menor la frecuencia de infidelidad conyugal”. Las
unidades de observación son las parejas, las variables:
satisfacción e infidelidad conyugal, el término de relación:
a mayor… menor frecuencia.

III. Requisitos de una Hipótesis.
a) Ser un enunciado racional explícito
b) Como enunciado, ser proposicional. Debe afirmar o negar
relaciones entre variables; y ser susceptible de ser verdadero
o falso, en la medida en que resulte objetivo.
c) Debe tener base científica y ser consecuente con ella. El
enunciado proposicional de la hipótesis, debe tener base
teórico científica que le de respaldo, es decir que debe
apoyarse en algún Planteamiento Teórico, tales como:
conceptos, principios, técnicas, etc.; y, debe ser consecuente
con ellos, es decir que su enunciado interno debe respetar o
integrar algunos de esos planteamientos teóricos como parte
de él.
d) Su enunciado proposicional debe ser (internamente)
lógicamente consistente. No debe tener contradicciones
Internas, sus elementos internos no deben contradecirse.
e) Ser semánticamente apropiado y correcto, en los términos
que emplea. Los términos usados como elementos deben
tener un uso correcto y adecuado.
f) Debe cruzar variables (subhipótesis), subfactores o
factores (hipótesis global).
g) Debe constituir planteamiento nuevo de solución a un
problema no resuelto (también nuevo).
h) Debe tener poder explicativo (¿por qué?) o predictivo
(¿cómo será?)).
i) Debe tener potencial creativo-innovador.
j) Debe ser contrastable.
Lo que plantea cada sub hipótesis como parte de la hipótesis
global de la que forma parte; y, lo que integralmente plantea
la hipótesis global como propuesta nueva de solución al
problema no resuelto, debe ser contrastable con respecto a
datos, informaciones y apreciaciones sobre la realidad.
k) Debe figurar explícitamente en el Plan y en la Tesis.
l) Debe orientar la ejecución del Plan como desarrollo de la
Tesis.

IV. Tipos de Hipótesis.
Existen diversas formas de clasificar las hipótesis.
Desarrollamos a continuación los siguientes tipos: 1)
hipótesis de investigación, 2) hipótesis nulas, 3) hipótesis
alternativas y 4) hipótesis estadísticas.

4.1 Hipótesis de Investigación.
Éstas se definen como proposiciones tentativas acerca
de las posibles relaciones entre dos o más variables. Se
les suele simbolizar como Hi o H1, H2, H3, etc. cuando
son varias), y también se les denomina hipótesis de
trabajo.
A su vez, las hipótesis de investigación pueden ser: a)
descriptivas de un valor o dato pronosticado, b)
correlacionales, c) de diferencia de grupos y d)
causales.
a) Hipótesis descriptivas de un dato o valor que se
pronostica.
Estas hipótesis de este tipo se utilizan a veces en
estudios descriptivos, para intentar predecir un dato
o valoren una o más variables que se van a medir u
observar. Pero cabe comentar que no en todas las
investigaciones descriptivas se formulan hipótesis o
que éstas son afirmaciones más generales (“La
ansiedad en los jóvenes alcohólicos será elevada”,
“Durante este año, los presupuestos de publicidad
se incrementarán entre un 50 y 70%”, “La
motivación extrínseca de los obreros de las plantas
de las zonas industriales de Valencia, Venezuela
disminuirá”, “El número de tratamientos
psicoterapéuticos aumentará en las urbes
sudamericanas con más de 3 millones de
habitantes”, etc.). No es sencillo hacer estimaciones
con cierta precisión respecto a ciertos fenómenos.
Hi: El aumento del número de divorcios de parejas
cuyas edades oscilan entre 18 y 25años, será de
20% el próximo año (en un contexto específico como
una ciudad o un país).

b) Hipótesis correlacionales.
Especifican las relaciones entre dos o más variables
y corresponden a los estudios correlaciones (“el
tabaquismo está relacionado con la presencia de
padecimientos pulmonares”; “la motivación del éxito
se encuentra vinculada con la satisfacción laboral y
la moral en el trabajo”; “la atracción física, las
demostraciones de afecto, la similitud en valores y
la satisfacción en el noviazgo están asociadas entre
sí”).
Sin embargo, las hipótesis correlacionales no sólo
pueden establecer que dos o más variables se
encuentran vinculadas, sino también cómo están
asociadas. Alcanzan el nivel predictivo y
parcialmenteexplicativo.
En los siguientes ejemplos, no sólo se establece que
hay relación entre las variables, sino también cómo
es la relación (qué dirección sigue). Desde luego es
diferente formular hipótesis en las que dos o más
variables están vinculadas, que conjeturar cómo
son estas relaciones. Por el momento, diremos que
cuando se correlacionan dos variables, se le conoce
como correlación bivariada; y cuando se
correlacionan varias, se le llama correlación
múltiple.

Ejemplos:
A mayor exposición por parte de los adolescentes a
videos musicales con alto contenido sexual, mayor
manifestación de estrategias en las relaciones
interpersonales para establecer contacto sexual
(aquí la hipótesis nos indica que cuando una
variable aumenta la otra también; y viceversa,
cuando una variable disminuye, la otra desciende.

c) Hipótesis de la diferencia entre grupos.
Estas hipótesis se formulan en investigaciones
dirigidas a comprar grupos. Por ejemplo,
supongamos que un publicista piensa que un
comercial televisivo en blanco y negro, cuya
finalidad es persuadir a los adolescentes que
comienzan a fumar cigarrillos para que dejen de
fumar, tiene una eficacia diferente que uno en color.
Su pregunta de investigación podría ser: ¿es más
eficaz un comercial televisivo en blanco y negro que
uno en color, cuyo mensaje es persuadir a los
adolescentes que comienzan a fumar cigarrillos para
que dejen de hacerlo? Y su hipótesis podría quedar
formulada así:

Ejemplo:
Hi: “El efecto persuasivo para dejar de fumar no
será igual en los adolescentes que vean la
versión del comercial televisivo a color que
en los adolescentes que vean la versión del
comercial en blanco y negro”.

d) Hipótesis que establecen relaciones de
causalidad.
Este tipo de hipótesis no solamente afirman las
relaciones entre dos o más variables y cómo se dan
dichas relaciones, sino que además proponen un
“sentido de entendimiento” de ellas. Este sentido
puede ser más o menos completo, dependiendo del
número de variables que se incluyan, pero todas
estas hipótesis establecen relaciones de causa-
efecto.

Ejemplo:
Hi: La desintegración del matrimonio provoca
baja autoestima en los hijos e hijas (en el
ejemplo, además de establecerse una
relación entre las variables, se propone la
causalidad de esa relación).


4.2 Las Hipótesis Nulas.
Las hipótesis nulas son en cierto modo el reverso de las
hipótesis de investigación. También construyen
proposiciones acerca de la relación entre variables solo
que sirvan para refutar o negar lo que afirma la
hipótesis de investigación.

Ejemplos:
Ho: El aumento del número de divorcios de parejas
cuyas edades oscilan entre los 18 y 25 años no
será de 20% el próximo año.
Ho: No hay relación entre la autoestima y el temor al
éxito (hipótesis nula respecto de una correlación).

4.3 Las Hipótesis Alternativas.
Como su nombre lo indica, son posibilidades
alternativas - ante las hipótesis de investigación y nula.
Ofrecen otra descripción o explicación distintas a las
que proporcionan estos tipos de hipótesis. Si la
hipótesis de investigación establece: “Esta silla es roja”,
la nula afirmará: “Esta silla no es roja”, y podrían
formularse una o más hipótesis alternativas: “Esta silla
es azul”, “Esta silla es verde”, “Esta silla es amarilla”,
etc. Cada una constituye una descripción distinta a las
que proporcionan las hipótesis de investigación y nula.

Ejemplos:
Hi: “El candidato „A‟ obtendrá en la elección para la
presidencia del consejo escolar entre un 50 y un
60% de la votación total”.
Ho: “El candidato „A‟ no obtendrá en la elección para
la presidencia del consejo escolar entre un 50 y
un 60% de la votación total”.
Ha: “El candidato „A‟ obtendrá en la elección para la
presidencia del consejo escolar más del 60% de la
votación total”.

4.4 Son las Hipótesis Estadísticas.
Las hipótesis estadísticas son exclusivas del enfoque
cuantitativo (o si se tiene un componente considerable
de éste) y representan la transformación de las
hipótesis de investigación, nulas y alternativas en
símbolos estadísticos. Se pueden formular sólo cuando
los datos del estudio (que se van a recolectar y analizar
para probar o rechazar las hipótesis) son cuantitativos
(números, porcentajes, promedios). Es decir, el
investigador traduce su hipótesis de investigación y su
hipótesis nula (y cuando se formulan hipótesis
alternativas, también éstas) en términos estadísticos.

V. Evaluación de la Hipótesis.
Existe algunos criterios que sirven de guía para determinar
si la hipótesis cumple con algunos requisitos Mc Güigan
(1971: 67) afirma:
a. Permite ser comprobada, es decir, establece claramente
su referente empírico.
b. Está en correlación y armonía con el conjunto de las
hipótesis del proyecto de la investigación
c. Responde en términos claros y precisos al problema
planteado, es decir, señala la relación que se espera de
las variables.
d. Son susceptibles de ser cuantificadas.

VI. Dificultades en la Elaboración de la Hipótesis:
La hipótesis resulta una tarea ardua, de difícil elaboración,
esta dificultad generalmente proviene de circunstancias tales
como:
a. Un planteamiento poco claro del problema a investigar
b. Falta de conocimiento del marco teórico de la
investigación como consecuencia de la poca claridad que
se tiene del problema que se desea resolver.
c. Carencia de habilidad para desarrollar y utilizar el
referente teórico – conceptual.
d. En general, por el desconocimiento de los procesos de la
ciencia y la investigación, por lo tanto ausencia de
criterios para la elaboración de hipótesis y selección de
técnicas de investigación adecuadas al problema que se
investiga.







CONCLUSIONES

1. El cumplimiento de la hipótesis espera encontrar una
representación abstracta y si es posible una expresión
matemática, que bien podrá ser validada por los datos
experimentales y las técnicas de verificación disponibles, a
través del contraste riguroso entre los resultados
experimentales y las consecuencias sostenidas
racionalmente por la hipótesis.
2. Las hipótesis no necesariamente son verdaderas, pueden o
no serlo y pueden o no comprobarse con hechos. Son
explicaciones tentativas, no los hechos en sí. Al formularlas
el investigador no está seguro de que vayan a comprobarse.
3. Las hipótesis son una parte importante del proceso de
investigación científica.
4. Las hipótesis tienen que ser sometidas a comprobación
empírica o estadística para aceptar su veracidad o rechazar
su falsedad.
5. Las hipótesis son supuestos acerca de la relación entre dos
variables, como supuestos son afirmaciones sujetas a
verificación mediante la investigación.