Configuración y prueba de las conexiones cliente

Una conexión cliente satisfactoria depende de la coordinación entre el DBMS, el software
cliente y los productos de red. Si emplea otro protocolo de red, siga las instrucciones
incluidas con el producto. También puede usar utilidades "ping", incluidas con los
productos de conectividad, para probar las conexiones cliente con el DBMS.
Una vez configuradas satisfactoriamente las conexiones de red, realice una copia de
seguridad del archivo de interfaces master y utilícelo para todas las conexiones cliente. "El
archivo de interfaces" proporciona una descripción general de dicho archivo.
Asignación de recursos físicos
La asignación de recursos físicos es el proceso de dar la memoria, espacio en disco y
capacidad de la CPU al DBMS necesarios para alcanzar los objetivos de rendimiento y
recuperación. Todo administrador de sistema debe tomar decisiones en cuanto al uso de los
recursos cuando instala un nuevo servidor. También deberá cambiar la asignación de
recursos del DBMS si posteriormente realiza una mejora de su plataforma de hardware
añadiendo nueva memoria, controladores de disco o CPU, o cuando cambie el diseño del
sistema de base de datos. O bien, la evaluación previa del DBMS y las aplicaciones puede
ayudarle a identificar deficiencias en los recursos de hardware que crean atascamientos en
el rendimiento.
Servidores dedicados o compartidos
El primer paso en la planificación de los recursos del DBMS es comprender qué recursos
necesitan las otras aplicaciones que se ejecutan en la misma máquina. Habitualmente, los
administradores de sistema "dedican" una máquina exclusivamente al uso del DBMS, es
decir, sólo el sistema operativo y el software de red consumen recursos que, de lo contrario,
deberían estar reservados al DBMS. En un sistema "compartido", otras aplicaciones, como
programas clientes del DBMS o servidores de impresión, se ejecutan en la misma máquina
que el DBMS. Puede ser difícil calcular los recursos disponibles para DBMS en un sistema
compartido, ya que los tipos de programas y su forma de uso pueden cambiar a lo largo del
tiempo.
En cualquier caso, es responsabilidad del administrador del sistema tener en cuenta los
recursos empleados por los sistemas operativos, programas clientes, sistemas de ventanas y
otros, cuando configura recursos para el DBMS. Configure el DBMS para que emplee sólo
los recursos disponibles. De lo contrario, el servidor puede funcionar con un rendimiento
mediocre o simplemente no iniciarse.
Aplicaciones de apoyo a decisiones y OLTP
Determine, con antelación, la combinación requerida entre la cantidad de trabajo del
proceso de transacciones en línea (OLTP) y el trabajo de apoyo a decisiones que se espera
que realice el DBMS. El DBMS contiene muchas características que optimizan el
rendimiento para OLTP, apoyo de decisiones y entornos mixtos. Sin embargo, usted debe
determinar los requisitos de las aplicaciones de su sistema para poder hacer un uso óptimo
de esas características.
Para sistemas mixtos de trabajo, elabore una lista con las tablas individuales que cree que
serán más utilizadas para cada tipo de aplicación. Esta lista puede ser útil al configurar
caches con nombre o crear particiones de datos para lograr el máximo rendimiento de las
aplicaciones.
Planificación anticipada del uso de recursos
Es de extrema importancia comprender y planificar el uso de recursos con antelación. En el
caso de los recursos de disco, por ejemplo, una vez que inicialice y asigne un dispositivo al
DBMS, ese dispositivo no puede usarse para ningún otro propósito (aunque el DBMS
nunca lo llene con datos). De forma similar, el DBMS se reserva automáticamente la
memoria para la que está configurado, y ninguna otra aplicación puede utilizar esa
memoria.
Estas sugerencias pueden ayudar a planificar el uso de recursos:
 A efectos de recuperación, siempre es aconsejable situar el diario de transacciones
de una base de datos en un dispositivo físico distinto a donde se encuentran sus
datos.
 Tener presente la posibilidad de duplicar los dispositivos que contienen datos de
máxima importancia. También puede usar arreglos y la duplicación de discos para
los datos del DBMS si el sistema operativo lo permite.
 Si trabaja con un DBMS de prueba, puede inicializar los dispositivos de base de
datos como archivos del sistema operativo para su comodidad, y no como
dispositivos en bruto. Esto le ayuda a determinar tamaños exactos de los
dispositivos en bruto que creará para el servidor de producción.
 Tenga en cuenta que la modificación de las opciones de configuración puede afectar
a la forma en que el DBMS consume los recursos físicos. Esto es especialmente
válido para los recursos de memoria.
Configuración del sistema operativo
Muchas veces, es necesario configurar recursos físicos a nivel del sistema operativo antes
de que puedan estar disponibles para el DBMS. Tras determinar qué recursos están
disponibles y cuáles son necesarios, configúrelos a nivel del sistema operativo:
 Inicialice los dispositivos en bruto con los tamaños que requiera el DBMS. Si
inicializa un dispositivo en bruto para el DBMS, no podrá utilizarse para ningún
otro propósito (por ejemplo, para contener archivos del sistema operativo).
 Configure el número de conexiones de red. El parámetro number of user
connections controla el número máximo de conexiones con el DBMS. Sin
embargo, debe asegurarse de que la máquina en que se ejecute el DBMS soporta en
realidad tantas conexiones. Para ello, normalmente se define una variable en un
archivo de arranque del sistema operativo. Consulte la documentación de su sistema
operativo.
 Puede ser necesario configurar otros parámetros para su sistema operativo y las
aplicaciones que emplee. La guía de instalación y configuración del DBMS describe
los requisitos del sistema operativo para el DBMS. Lea también la documentación
del software cliente o consulte a sus técnicos para comprender los requisitos del
sistema operativo de sus aplicaciones.
Copia de seguridad y recuperación
La realización de copias periódicas de seguridad de las bases de datos es un factor clave
para mantener la integridad del sistema de base de datos. Aunque DBMS se recupera
automáticamente de los fallos del sistema (por ejemplo, cortes de corriente) o del servidor,
sólo el administrador puede resolver la pérdida de datos provocada por un fallo del disco.
Siga las pautas básicas que se indican a continuación para realizar copias de seguridad del
sistema.
Mantenimiento de copias de seguridad actualizadas de master
La copia de seguridad de la base de datos master es la piedra angular de cualquier plan de
copia de seguridad y recuperación. La base de datos master contiene detalles sobre la
estructura de todo el sistema de bases de datos. La misma controla las bases de datos del
DBMS, los dispositivos y los fragmentos de dispositivos que constituyen esas bases de
datos. Dado que DBMS necesita esa información durante una recuperación, es crucial
mantener una copia de seguridad actualizada de la base de datos master siempre.
Para garantizar que la copia de seguridad de master esté siempre actualizada, realícela
después de cada comando que afecte a los discos, almacenamiento, bases de datos o
segmentos. Es decir, realice una copia de seguridad de master después de cualquiera de los
procedimientos siguientes:
 Crear o eliminar bases de datos.
 Inicializar nuevos dispositivos de bases de datos.
 Añadir nuevos dispositivos de volcado.
 Utilizar cualquier comando de duplicación de dispositivos.
 Crear u omitir procedimientos almacenados del sistema, si están en master.
 Crear, omitir o modificar un segmento.
 Añadir nuevos logins del DBMS.
Para realizar una copia de seguridad de master en un dispositivo de cinta, inicie isql e
introduzca el comando:
dump database master to " tape_device "
donde tape_device es el nombre del dispositivo de cinta (por ejemplo, /dev/rmt0 ).
Verificación de la consistencia de los datos antes de hacer una copia de seguridad de la
base de datos
Tener copias de seguridad de una base de datos puede no ser suficiente. es necesario
disponer de copias de seguridad coherentes y exactas (en especial de master ). Si realiza
una copia de una base de datos con errores internos, tendrá los mismos errores cuando la
restaure.
Utilizando los comandos dbcc , podrá comprobar la presencia de errores en una base de
datos antes de realizar su copia de seguridad. Los comandos dbcc verifican que el
contenido de una base de datos o de un objeto de base de datos "tenga sentido" con el
DBMS. Utilice siempre los comandos dbcc para verificar la integridad de una base de datos
antes de volcarla. Si dbcc detecta errores, corríjalos antes de proceder con el volcado.
Con el tiempo, podrá pensar en ejecutar dbcc como seguro para sus bases de datos. Si
encontró pocos o ningún error al ejecutar dbcc en el pasado, puede decidir que el riesgo de
corrupción de la base de datos es pequeño y ejecutar dbcc sólo ocasionalmente. O, si las
consecuencias de perder datos son graves, continúe ejecutando comandos dbcc cada vez
que realice una copia de seguridad.
Control del tamaño del diario
Si el diario de transacciones está casi lleno, puede resultar imposible usar procedimientos
estándar para volcar las transacciones y recuperar espacio. El administrador del sistema
debe controlar el tamaño del diario y realizar volcados periódicos del diario de
transacciones (además de los volcados habituales de las bases de datos) para garantizar que
nunca se produzca esa situación. Utilice el método que prefiera para definir un
procedimiento almacenado de umbral que le notifique automáticamente (o que vuelque el
diario automáticamente) cuando el diario llega a cierta capacidad. También es aconsejable
volcar el diario de transacciones inmediatamente antes de un volcado completo de la base
de datos para abreviar el tiempo necesario de volcado y carga de la misma.
También puede controlarse el espacio utilizado en el segmento de diario manualmente, por
medio del procedimiento almacenado sp_helpsegment.