MORAL ESPECIAL I

I VIRTUDES TEOLOGALES
1.- VIRTUDES TEOLOGALES EN GENERAL
1.1 Vida sobre natura ! "irtudes in#usas.- La vida de la gracia
(bautismo) nos hace hijos de Dios, partícipes de su naturaleza y nos
llama a vivir como hijos, pero no dejamos de ser hombres (facultades
operativas: inteligencia, memoria). in embargo la vocaci!n recibida
est" por encima de nuestras fuerzas o facultades. #or ejm. por la fe
estoy llamado a participar del amor de Dios. $on la gracia nuestras
facultades son elevadas, ahora mi naturaleza es la de un hijo de
Dios. $on la gracia del bautismo nuestras facultades reciben una
nueva capacidad, esto es lo %ue hacen las virtudes infusas y los
dones del &spíritu anto, las virtudes teologales adaptan las
facultades del hombre a la participaci!n de la vida de Dios. #ara
obrar como un hijo de Dios hace falta %ue nuestras facultades est'n
elevadas a un orden sobrenatural y hacen %ue la persona act(e de
un modo deforme.
CEC 1$1% & 1$1'
). La infusi!n de las virtudes teologales confieren al hombre la
capacidad para conocer a Dios por la fe en la tierra y por la gracia
humana gloria en el cielo.
*. #ara amar a Dios por la fe, esperanza y la caridad en la tierra y
por la caridad en el cielo, de este modo Dios comunica al hombre
la vida divina y le hace partícipe de sí y de su amor.
1.% Naturae(a de as "irtudes teoo)aes.- Las virtudes teologales son
h"bitos operativos %ue capacitan, %ue son sobrenaturales, es decir
infundidos por Dios y tienen por objeto a Dios. e llama virtudes
teologales por%ue son h"bitos operativos buenos, son teologales
por%ue Dios es su objeto y su origen, y adem"s se llaman teologales
por%ue su e+istencia y su necesidad solo es conocida por la
,evelaci!n- no s!lo facilitan la acci!n sino %ue dan una capacidad
%ue antes no tenía por eso se diferencian de las virtudes naturales.
.ntroducen al hombre en la vida divina %ue es m"s %ue unirnos en
Dios. anto /om"s designa esta uni!n inmediata del alma con Dios
con la e+presi!n 0estar unido a Dios1 y de una manera inseparable y
esto se entiende:
- Dios %ue entra en el alma.
- &l hombre entra a participar en la vida divina.
e trata de participar de la intimidad de las tres personas y sus
relaciones mutuas, de ahí %ue las virtudes teologales sean tres y se
relacionan con las tres personas. 2ientras las virtudes morales son
ad%uiridas por el ejercicio, las teologales la capacitan para ejecutar
obras sobrenaturales y meritorias.
1.' Di#eren*ia de as "irtudes naturaes ! as teoo)aes
Naturaes Sobrenaturaes
3 2odo de obtenerlos
3 $recimiento
3 &fecto
3 &n referencia a Dios
). Las virtudes naturales se obtienen por los actos naturales, las
sobrenaturales por infusi!n divina.
*. &n las virtudes naturales se crece en la repetici!n de los actos de
virtud (pero primero hay %ue ad%uirir la virtud) y se pierde por la
falta de repetici!n. &n las sobrenaturales con la correspondencia
a la gracia, con la oraci!n, con la recepci!n frecuente de los
sacramentos, la caridad se pierde por un pecado mortal.
4. Las virtudes naturales facilitan acciones propias de cada virtud: la
templanza facilita el apetito concupiscible (conforme a la raz!n)
mientras %ue las sobrenaturales confieren una capacidad nueva
5. #or su referencia a Dios las naturales solo se refieren a los
medios para alcanzar a Dios, en cambio las sobrenaturales tienen
%ue ver directamente con Dios.
1.+ E,isten*ia e as "irtudes teoo)aes.3 u e+istencia %ue se
infunden por la gracia, y %ue son tres (fe, esperanza y de caridad) es
de fe- el $oncilio de /rento: en la justificaci!n por la remisi!n de los
pecados, el hombre recibe tres casos: la fe, la esperanza y la
caridad- en las agradas &scrituras son n(meros ) $or. )4,)4- ) /s.
),4- 6,7- m. 6,*36- $ol. ): &n an #ablo encontramos algunos te+tos:
) $or. )4, ,m. 7, *8347. on himnos. &n la tradici!n de la iglesia
cabe destacar la obra de an 9gustín. &n general las tres virtudes
teologales est"n presentes en el conocimiento del pueblo cristiano.
%.- VIRTUD DE LA -E
%.1 Con*e.to teoo)a de a #e.- &l acto de fe es un acto de
conocimiento movido por la confianza. &n la fe creo no por la
evidencia de lo %ue me dicen, la voluntad me mueve a creer, la fe es
un acto de la raz!n motivo por la voluntad. La fe es verdadero
conocimiento, es inteligible- no es evidente. La fe no es un
conocimiento intrínseco de la verdad misma sino una aceptaci!n
intelectual %ue abraza a la verdad bajo el impulso de la voluntad. &n
cuanto conocimiento es subordinado:
- #or%ue se rata de un conocimiento %ue se apoya en el
conocimiento de otro (testigo)
- &s un conocimiento %ue presupone en el sujeto %ue cree alg(n
tipo de conocimiento previo, el conocimiento de la credibilidad del
testigo, de los conceptos de los %ue se habla.
La fe es un conocimiento subordinado por%ue se basa en otro y
adem"s por%ue el acto de fe supone ya un conocimiento, la fe
aun%ue no se apoya en la evidencia, no por ello deja de ser cierto,
es un asentimiento- la voluntad conduce al entendimiento y lo lleva a
la verdad, la fe es un acto del entendimiento por%ue se dirige a la
verdad. :br. )),) la fe es una convicci!n, sustancia de las cosas %ue
se esperan y argumento de las %ue no se ven. anto /om"s, la fe es
un h"bito de la fe por lo %ue hay una invitaci!n en nosotros de la
vida eterna.
La fe es conocimiento pero no evidencia, el mismo ;es(s ;n. *8,)<:
0Dichosos los %ue no han visto y han creído1 donde hay visi!n no hay
fe. &l origen del contenido de la fe es Dios, es Dios %uien se revela y
el testigo es $risto, el (nico %ue ha visto al #adre y nos lo ha dado a
conocer. &l garante de lo transmitido es Dios y 'l no puede
enga=arse u enga=arnos y este acontecimiento incondicional s!lo se
lo da a Dios. ;n. 7,*>: Doy al mundo lo %ue he oído de 'l.
%.% E bien de a #e.- La justificaci!n viene de la fe (por eso los
sacramentos presuponen y alimentan la fe) :br. )),> la fe es
necesaria para la salvaci!n. 0&l %ue crea y se bautice se salvar"1. La
fe no es una cuesti!n intelectual es de amor o no amor. :ay dos
tipos de necesidades:
- De /edio0 in ese medio no se puede alcanzar el fin: ?autismo.
- De .re*e.to0 on necesarias por%ue est"n mandadas, cuando
hay una causa grave cabe la interpretaci!n.
La fe es definida como necesidad de medio para la justificaci!n y la
salvaci!n. La necesidad no %uiere decir %ue baste, es necesario
tambi'n la gracia, etc. La fe es tambi'n necesaria con necesidad de
precepto y hay dos tipos:
- Divino
- &clesi"stico.
D@. ))>> (.nocencio) y ))8) (9lejandro A..)
BCu' se ha de creerD e ha de creer con fe divina y cat!lica todo
a%uello %ue se contiene en la ,evelaci!n y es propuesto pr el
2agisterio solemne y ,evelaci!n. /odo lo %ue la .glesia propone
como parte del acto de fe.
CON-ESAR LA -E0 $risto propone confesar la fe, es preciso hacer
una confesi!n e+terna de la fe. &l ejm. de los m"rtires de los
primeros siglos muestran la radicalidad con la %ue los cristianos
entendieron de manifestar p(blicamente su fe. La iglesia pidi! desde
siempre actos p(blicos de fe. 9dem"s por%ue la fe tiene
necesariamente un "mbito social, por%ue el sujeto %ue cree es un
ser social por naturaleza, por eso la fe tiene una dimensi!n social.
2ediante la fe se forma parte de la iglesia, y en la medida en %ue la
iglesia es transmisora y madre de la fe. 9dem"s la confesi!n p(blica
de la fe viene e+igida por la justicia y la caridad, no se difunde la fe
sino se confiesa.
#or otra parte el ocultamiento de la fe supone una falta de sinceridad
y es un peligro para la fe. 9hora hay %ue distinguir en teología moral:
la obligaci!n positiva de confesar la fe de la negaci!n de la fe. La fe
no puede negarse nunca, en cambio la obligaci!n positiva de
confesar la fe viene regulado por la prudencia (%ue es lo mejor a%uí y
ahora). #or lo tanto habr" %ue distinguir la confesi!n positiva de la
negaci!n. in embargo puede haber ocasiones en %ue la ocultaci!n
o simulaci!n no e%uivale a la negaci!n y en una causa justa. #or
tanto se puede huir de la persecuci!n. e puede disimular la
condici!n de cristiano en un ambiente hostil.
PROPAGACI1N DE LA -E0 La dimensi!n social de la fe se concreta
en el apostolado y su difusi!n es una obligaci!n. &l apostolado es de
mandato divino: 2t. )7,*8- 2c. )>,)6. La propagaci!n de la fe es
adem"s una obligaci!n de caridad por%ue la fe es el mayor bien.
e puede concretar:
- $on la oraci!n por la propagaci!n de la fe.
- $on el buen ejemplo
- 9ctos e+presos de fe (dependiendo de las circunstancias)
-ORMACI1N 2 CRECIMIENTO DE LA -E.- La causa eficiente y
principal de esta formaci!n y crecimiento solo Dios, la causa
instrumental del crecimiento de la fe son los sacramentos- los actos
humanos solo pueden ser causa meritoria y dispositiva para recibir la
fe: estudio, meditaci!n de las verdades. Eormar en la fe es formar en
los contenidos de la fe. &l catecismo resume en el @o. )>*. La fe es
un don gratuito (@o. )>*) %ue Dios hace al hombre, pero este don se
puede perder. La fe puede y debe crecer en e+tensi!n en cuanto a
conocimiento (contenidos): el creo te creo no se puede separar los
contenidos objetivos de la persona del testigo. La fe puede crecer en
e+tensidad, comprender mejor los misterios de la fe, esto re%uiere
estudio. 9dem"s forma parte de la fe viva las obras, de ahí el deseo
de conocer mejor el dep!sito de la fe. $ol. ), )<.
$.&.$. @o. )67.... leerlo
PECADOS CONTRA LA -E
). Dire*tos0 Fmisi!n y comisi!n.
O/isi3n0 er"n todos en los %ue se omite culpablemente un acto de
fe con obligaci!n e+terna o interna.
Co/isi3n0 #uede ser por e+ceso o por defecto.
Por e,*eso0 &+ceso de fe en sentido relativo. e trata de
pecados %ue van m"s all" de la fe: credulidad temeraria, verdades
%ue no pertenecen al objeto de fe, pecados de superstici!n, las
falsas devociones, los lugares u objetos pseudo3milagrosos. &n la
pr"ctica estos pecados suelen ser veniales por%ue a todos los faltar"
la perfecci!n en la advertencia por%ue son debidos a la ignorancia y
falta de formaci!n.
Por de#e*to0 &s la ausencia de fe debida, puede revestir varias
formas, se le suele llamar infidelidad, puede ser:
). Ne)ati"a : nunca se ha tenido noticia de la fe, es una infidelidad
no culpable (paganismo)
*. In#ideidad .ri"ati"a : 9c" no se es infiel a la fe, se es infiel %ue
es fruto de una negligencia. &s el caso del infiel %ue sospecha
estar e%uivocado, pero no se preocupa en saber la verdad. La
infidelidad privativa siempre es grave.
4. In#ideidad .ositi"a : llamada incredulidad, se trata de la
oposici!n culpable a la fe. &s un pecado gravísimo. anto /om"s
dice %ue es contranatura. $.&.$. *87<. &s preciso comprender
con claridad %ue es incredulidad como pecado. ;oseph #eper pgs.
46*3464. .ncredulidad en sentido preciso es el acto racional por el
cual se niega a una verdad %ue se ha presentado con claridad
como contenido revelado. :ay dos formas de infidelidad positiva:
- La herejía: selecci!n, aceptar solo una parte y rechazar otra.
- La apostasía
Los distintos tipos de herejía puede ser subjetiva %ue puede ser
material o formal, interna o e+terna:
- Materia: error %ue no es voluntario, no es pecado en la
misma medida %ue el voluntario.
- -or/a: es voluntario, puede ser interna, eso es ya herejía o
puede ser e+terna bien sea oculta o p(blica.
La herejía es pecado %ue no admite parvedad de materia es
siempre grave, por%ue se trata de un desprecio directo a Dios, a
su autoridad, a su infalibilidad y a su veracidad- y adem"s atenta
contra la unidad de la iglesia y pone en peligro la fe de otros.
A.ostas4a0 &s el rechazo total de la fe cristiana, es el completo
abandono de la fe cristiana para unirse a otra religi!n o %uedarse
sin ninguna. La apostasía es pecado mortal siempre, no admite
parvedad de materia, es el pecado m"s grave contra la fe.
#. ,odri. :erejía y apostasía son lo mismo, su raíz est" en erigir a
la propia raz!n como criterio (nico de verdad y rechazar la
autoridad de Dios. &sta es la diferencia entre el hereje y el
creyente. &l hereje acepta la palabra de Dios en a%uello %ue lo
convence, pero como razonamiento humano, el creyente acepta
la palabra de Dios como tal.
Penas Can3ni*as0 #or su gravedad los pecados de apostasía y
herejía cuando son p(blicos tienen penas can!nicas y la
e+comuni!n es la latae sentencia.
PERDIDA DE LA VIRTUD TEOLOGAL DE LA -E0 La virtud de la fe
s!lo se pierde por un pecado directo contra la fe, por tanto con un
acto de apostasía y herejía formal se destruye el objeto formal de la
fe: parte del objeto formal de la fe es la autoridad de Dios y con 'l se
pierde el h"bito de la gracia, aun%ue en el caso de la herejía algunas
verdades permanecen. &s verdad %ue no toda apariencia de p'rdida
de fe supone una tal p'rdida de la virtud de la fe. La fe puede estar
oculta por la mucha cantidad de pecados, es una fe informe. F
puede tratarse de personas %ue tienen fe pero les falta informaci!n.
&n todo caso, la fe siempre se pierde por culpa propia no se pierde
por ignorancia inculpable, la gracia siempre es eficaz, habr"
negligencia por no poner los medios necesarios.
OTROS PECADOS CONTRA LA -E
Los peligros contra la fe, la incoherencia y las dudas.
Pei)ros0 :ay ocasiones en %ue ponen en peligro la fe y pueden ser
pr!+imos o remotos.
- eg(n se bus%ue libremente puede ser voluntaria o necesaria.
- e puede distinguir entre objetiva y subjetiva, y
- #or (ltimo puede ser una ocasi!n interna o e+terna.
). @adie se puede poner voluntariamente en ocasi!n pr!+ima de
perder la fe. i la ocasi!n es necesaria:
$uando es necesaria %ue la ocasi!n sea remota. i es
necesaria y pr!+imo habr" %ue poner los medios para transformarlo
en ocasi!n remota, y si esto no fuera sencillo uno tiene %ue dejar
todo para no perder la fe, por la cual somos justificados ante Dios.
In*o5eren*ia "ita *on a #e0 La fe obra por la caridad- la
incoherencia vital con la fe, el indiferentismo pr"ctico o la negligencia
en mostrar la fe con las obras son ocasi!n pr!+ima de atentar contra
la fe y por tanto pecados contra la fe y suponen un claro desprecio
de lo divino.
Detr"s puede haber ignorancia (culpable o inculpable), prejuicios,
malos ejemplos, todos estos casos habr" %ue valorarlos.
in embargo, en todo pecado hay un cierto debilitamiento de la fe, ya
%ue supone una aversi!n a Dios y una conversi!n a las criaturas. #or
ello, todo pecado aun%ue no sea e+plícito contra la fe son siempre
un atentado contra ella.
DUDAS DE -E.- Debido a la certeza de la fe en general, dudar es
siempre poner en peligro la fe. $onviene distinguir entre la duda
voluntaria de la involuntaria. $&$. *876.
La involuntaria es la vacilaci!n en creer, es un claroscuro, si la duda
se fomenta voluntaria puede conducir a la ceguera, la duda
involuntaria puede ser ocasi!n de crecer en la fe, si se reacciona
ante ella con un acto de fe. La virtud debe ser probada y en ese
combate la fe crece. (,om).
La duda voluntaria descuida o rechaza tener por verdadero lo %ue
Dios ha revelado y lo %ue la iglesia me propone creer. ino no se
sale de ella con prontitud, puede ser e%uivalente a la herejía.
La duda met!dica (cartesiano) en primer lugar es antinatural por%ue
el objeto del entendimiento es la verdad. &s verdad %ue hay
evidencias %ue no son demostrables (por ej. 9mor), hay verdades de
fe %ue tampoco son mostrables. @o es legítimo dudar met!dicamente
para acrecentar la fe, el error no posee el mismo fundamento %ue la
verdad- adem"s una duda positiva supone una ocasi!n de perder la
fe (G pecado)
'.- VIRTUD DE LA ESPERAN6A
Con*e.to0 Hna de las formas de tender al bien es la esperanza y
'sta tiene %ue ver en relaci!n con el futuro, pero es una relaci!n de
confianza, se espera lo %ue se confía alcanzar, es una relaci!n
eficaz con a%uello %ue se espera alcanzar. La esperanza es siempre
un impulso- cuando se pierde la esperanza se pierde el motivo de
lucha y acaba desembocando en el suicidio.
La esperanza es un movimiento libre de la voluntad y es don
sobrenatural (el sujeto del acto de la esperanza es la voluntad), con
el %ue el hombre seguro y confiado en la ayuda divina tiende a Dios
como bien supremo- el objeto de la esperanza no es solo la vida
eterna, sino tambi'n Dios. La esperanza tiene dos actas en la
voluntad.
- &l deseo o anhelo con la uni!n con Dios.
- La confianza en %ue la gracia de Dios hacen posible alcanzar
a%uello %ue se desea (Dios).
&l deseo y la confianza van juntos, el deseo s!lo no basta, por%ue
puede ser ineficaz y la esperanza implica la seguridad o confianza. 9
veces se puede reducir la esperanza a fe.
La esperanza es una pasi!n del apetito irascible y por tanto tiene
%ue ver con el bien y el mal arduos. La virtud de la esperanza tendr"
%ue mover moderadamente estos dos actos de la voluntad (deseo y
confianza).
En as Sa)radas Es*rituras. La esperanza est" en %ue dios realice
lo %ue ha prometido despu's de haber hecho su promesa, lo cual
implica el deseo y la confianza. &n el 9./. todo gira en torno a la
promesa y la esperanza. La esperanza supone una actividad no es
pasividad, por eso el pueblo confiando en la promesa y en la
intervenci!n de Dios se pone en camino- pero es una esperanza
(9./.) a(n imperfecta pero no aparece con todos los rasgos el objeto
de la esperanza: la visi!n beatifica y al mismo tiempo el aspecto bajo
el %ue se espera es a(n imperfecto por%ue a(n no se ha revelado la
misericordia de Dios en $risto.
&n el @./. se culmina la esperanza del 9./. y se abre camino al
,eino de Dios y se revela el motivo de nuestra esperanza una
alianza %ue no se romper" nunca: la encarnaci!n del verbo. Dios y la
vida eterna (:br. I, <) aparecen pero apoyado en algo %ue ya se
tiene: la promesa y el poder de Dios, el ,eino est" ya en esta vida-
es una esperanza paciente y perseverante, fuente de alegría en
medio de la lucha y el esfuerzo (,m. )*, )*).
CARACTER7STICAS DE LA ESPERAN6A TEOLOGAL
). Es sobrenatura $.&.$. *8<8: $uando Dios se revela el hombre
no puede responder a Dios con sus solas fuerzas, ha de esperar
de Dios los medios para amarlo. &s sobrenatural por su objeto:
Dios y su omnipotencia, por su origen J infusa, fin J Dios (sumo
bien).
*. Es #ir/e ! se)ura, pero no propiamente cierta: hay firmeza y
seguridad en la esperanza, por%ue se apoya en la omnipotencia
de Dios, tambi'n se apoya en la certeza %ue da la fe para la
esperanza teol!gica no da una nueva.
$erteza intelectual por%ue no depende del entendimiento, sino de
la voluntad. La esperanza no es saber %ue me voy a salvar sino la
entrega incondicional de la voluntad a Dios, esto se llama certeza
moral y no certeza intelectual- hay una certeza moral apoyada en
la certeza de la fe.
4. Vi"a ! e#i*a(: lleva a la lucha asc'tica, por salir del pecado. an
9gustín, el viajero fatigado sobrellev! su carga con la esperanza
de llegar al fin.
5. Es .erse"erante: hasta el final en toda circunstancia y al final de
nuestra vida.
6. Es 5u/ide: en cuanto %ue se apoya en la fortaleza divina y no
en las propias fuerzas.
>. Lena de o.ti/is/o: ($.&.$. )7*8) ! ae)r4a %ue da al sujeto
%ue la tiene.
La rea*i3n entre a es.eran(a teo3)i*a ! as es.eran(as
5u/anas (,atzinges: 0&jercicios de fe, esperanza y caridad1). La
ense=anza cristiana se opone a las concepciones materialistas (2ar+
y liberalismo) de la esperanza, %ue ponen la esperanza en el fondo
del progreso material. &l motivo de nuestra esperanza no est" en
este mundo. &sto no %uiere decir %ue la esperanza cristiana se
desentienda de la esperanza de este mundo, del progreso material.
in la vocaci!n eterna no se termina de comprender al hombre, el
inicio de la vida física forma parte de la vida eterna, el progreso
material, vida física no es valor (ltimo sino pen(ltimo, la (nica
verdad (ltima es la vida eterna, el valor absoluto es la salvaci!n
eterna. La esperanza cristiana incluye todas las esperanzas terrenas
nobles.
$.&.$. )7)7 la virtud de la esperanza asume y purifica las
esperanzas humanas para ordenarlas al ,eino de Dios. La vida
eterna %ue es lo (nico definitivo abarca los cielos nuevos y la tierra
nueva y esta renovaci!n supone el fin de este mundo, pero no su
ani%uilaci!n, sino un nuevo principio, pero ya sin final.
K.. @o. )35: Los gozos y las esperanzas, las tristezas y angustias
son de los discípulos de $risto. /oda la esperanza humana %ueda
asumida en la cristiana. La esperanza cristiana da adem"s un sesgo
a la virtud de la fortaleza humana y le da un sentido, la fortaleza no
deja al hombre solo ante el sin sentido de su vida, sin la virtud de la
esperanza acabaría siendo nihilista- la fortaleza humana es
perfeccionada por la esperanza cristiana- la fortaleza nihilista mira a
la nada, mientras %ue la fortaleza perfeccionada por la esperanza
mira a la vida eterna.
PECADOS CONTRA LA ESPERAN6A0
1. O/isi3n0 @o realizar los actos debidos, no haber actos de
esperanza.
%. Co/isi3n: Cue se pueden dar por el deseo y la esperanza, por
e+ceso y por defecto.
Fmisi!n por defecto: la desesperaci!n L e+ceso: la presunci!n.
$ontra el defecto G deseo desordenado de los bienes materiales por
encima de los sobrenaturales.
#or e+ceso G el desprecio de los bienes naturales.
Contra a *on#ian(a0 &+ceso  desesperaci!n: el hombre deja de
esperar en Dios, su salvaci!n, el au+ilio para alcanzarla y el perd!n
de los pecados ($.&.$. *8<)) la desesperaci!n se opone a la
bondad, la justicia y la misericordia de Dios. La desesperaci!n
consiste en el alejamiento voluntario de la esperanza de la vida
eterna y esto incluye dos cosas:
Hn juicio de la salvaci!n como inalcanzable (acto propio de la
inteligencia) y la consiguiente desconfianza respecto a Dios.
:abitualmente se inicia como una desconfianza en Dios pero %ue
todavía no es negaci!n, desconfianza %ue puede llevar a una
paralizaci!n del esfuerzo por alcanzar a Dios y se acaba llegando a
una radical huida de Dios. $uando se pierde toda forma de
esperanza el hombre desemboca en el suicidio.
La desesperaci!n supone un alejamiento de Dios por parte de la
voluntad y esto se fortalece con actos de esperanza- se ha de
mostrar la bondad de Dios. La voluntad es el apetito de la raz!n y se
llega a ella (voluntad) por la raz!n y por el amor. La voluntad se
mueve por la verdad y por el amor.
9lgunas causas de desesperaci!n pueden ser la falta de fe, el
pecado personal, la tibieza, el desorden en las cosas %ue son fuente
de nuestra confianza.
#uede permanecer el deseo de Dios, la desesperaci!n en sentido
estricto es siempre un pecado gravísimo, no hay parvedad de
materia, es siempre mortal.
Por su /ateria  )ra"e8 pero por falta de consentimiento,
advertencia o por pe%ue=ez de materia es pecado venial.
#or e+ceso: Presun*i3n0 e puede hablar de e+ceso cuando se da
una desesperanza desordenada, esperar de dios cosas %ue no ha
prometido y esperar la salvaci!n por medio %ue Dios no ha previsto.
Cases de .resun*i3n C.E.C. %9$%
- F bien el hombre presume de sus capacidades sin la ayuda de lo
alto (presunci!n pelagiana, naturalista).
- F bien presume de la omnipotencia o misericordia divina,
esperando el perd!n sin conversi!n y la gloria sin m'rito- esta es
la presunci!n temeraria- la presunci!n luterana como si Dios no
contara con la libertad del hombre para salvarlo. La presunci!n es
siempre pecado y no admite parvedad de materia.
Pe*ados *ontra e deseo de Dios
De#e*to0 Deseo desordenado de los bienes por encima de los
sobrenaturales. upone alejarse de Dios.
E,*eso0 Desprecio de las cosas buenas del mundo. upone tener
en cuenta %ue tambi'n lo material es camino a Dios. Hna cosa es
desprenderse de los bienes materiales y otra despreciarlas.
+.- CARIDAD
+.1 Con*e.to0 ($.&.$. )7**): &s la virtud teol!gica por la cual amamos
a Dios sobre todas las cosas, por el mismo y al pr!jimo y a nosotros
por amor de Dios. in embargo, hay grandes diferencias entre la
caridad natural y la sobrenatural- entre la participaci!n de la
intimidad divina %ue supone la caridad teol!gica y el mero compartir
de la caridad humana hay una diferencia, por muy intensa %ue sea la
caridad humana, el fundamento de comunicaci!n son limitados, por
la caridad teol!gica amamos como Dios ama, la diferencia entre
ambos est" en el vínculo. i alguna vez hubiera oposici!n entre
ambos el amor humano estaría desordenado. &l amor teol!gico
incluye la benevolencia (%uerer el bien) y la amistad, la b(s%ueda del
bien de la persona amada y la uni!n afectiva entre ambos:
3 :ombre y Dios
3 :ombre y los dem"s.
,especto a Dios es amor a 'l por 'l- respecto al pr!jimo es amor a 'l
por Dios- un amor por el mismo hombre puede ser bueno, pero no es
un acto de caridad teol!gica, si ese amor no e+cluye a Dios y por
tanto no son meritorios de la vida eterna.
&l amor de caridad se manifiesta principalmente de forma espiritual,
pero en la medida %ue se trata de amor humano incluye las
manifestaciones sensibles- el amor teol!gico est" hecho tambi'n de
detalles materiales.
Ob:eto ! su:eto de a *aridad0 &l objeto de la caridad es Dios.
- 2aterial L #rimario: Dios el sumo bien.
- 2aterial L ecundario: /odo lo %ue Dios ama con amor de
benevolencia: Hno mismo y el pr!jimo, las cosas materiales no se
pueden decir %ue sean objeto de caridad, por%ue no son objeto
de amor de benevolencia por parte de Dios.
Ob:eto #or/a0 9specto bajo el cual se ama: Dios en cuanto %ue es
sumamente amable, por ello se ama a Dios por Dios, amable en sí
mismo. :ay un solo objeto formal: Dios.
&s el mismo amor infuso, sobrenatural por el %ue el cristiano ama a
Dios y a los dem"s.
&l objeto formal da unidad a la virtud y estableciendo un orden entre
los objetos materiales secundarios.
Su:eto de a *aridad0 #ueden serlo todos los viadores (los %ue
estamos en esta vida), lo son de hecho Dios mismo, los "ngeles, los
santos, las almas del purgatorio y los viadores %ue est"n en estado
de gracia. @o lo son ni pueden serlo los demonios y los condenados.
Su:eto .r3,i/o0 La voluntad por su objeto %ue es el bien.
Su:eto re/oto0 /odos los viadores.
+.% Pri/ado ! orden de a Caridad
Pri/ado: La caridad es la mayor de las virtudes ($or. )4,)4), la
culminaci!n de todas nuestras obras es el amor. La caridad se
caracteriza ontol!gicamente y místicamente por estar m"s cerca de
la gracia santificante, el acto de caridad perfecta constituye la
condici!n pr!+ima para la gracia santificante. ,epresenta por su
naturaleza la uni!n m"s íntima y pura con Dios, por ello la caridad se
sit(a en un estado de eternidad y conserva su naturaleza en el cielo,
por el contrario la fe y la esperanza son propias del estado de
peregrinaci!n.
&n tercer lugar por%ue la caridad es forma de todas las virtudes
($.&.$. )7*I). &l ejercicio de todas las virtudes est" animado por la
caridad, los articula y las ordena entre sí las dem"s virtudes, es
fuente y termino de su pr"ctica cristiana y los eleva a la perfecci!n
sobrenatural.
&l amor de caridad es ordenado dentro de los diversos objetos
materiales hay un orden:
). Dios
*. Hno mismo en los bienes espirituales.
4. &l pr!jimo en lo espiritual.
5. Hno mismo en lo material
6. &l pr!jimo en lo material
&sto es la jerar%uía.
$riterios para este orden:
- eg(n la persona a la %ue se dirige.
- &n funci!n de los bienes a %ue se refiere.
- Lo necesario %ue sea la caridad.
La .ersona0 depender" por una parte cuando m"s pr!+imo, m"s
obligado, pero hay una pro+imidad natural y otra sobrenatural.
Pro,i/idad natura0
). &n principio los hijos J c!nyuge (***)3**4))
*. #adres
4. :ermanos
#arientes pr!+imos, amigos, bienhechor, vecinos.
Pro,i/idad sobrenatura: &s decir respecto a Dios.
). Dios
*. La Airgen 2aría
4. Los "ngeles
5. Los santos
6. Las almas del purgatorio.