¡Infórmate!

Servicio Medico
¿Cómo combatir el
mal aliento?
4 tips para mejorar tu
aliento
1. La halitosis desapare-
ce al realizar una co-
rrecta higiene dental,
cepillándose los dien-
tes, encías y lengua
después de cada comi-
da, y complementándo-
la con uso de hilo den-
tal.
2. Visita al dentista, por
lo menos una vez al
año, para hacerte la
limpieza dental, elimi-
nar el sarro.
3. Evita determinados
alimentos que favore-
cen la aparición de
halitosis, como el ajo
y la cebolla, así como
alcohol y el tabaco
son otros de los cau-
santes.
4. Comer despacio. Una
buena masticación
evita la fermentación
de los alimentos.

Dr. J. Othon Rodríguez
MPSS Benjamín santos C
Servicio Medico
¡Sabes que es la Halitosis?
Tríptico 1
La halitosis es un síntoma o un
signo caracterizado por mal
aliento u olor en la boca. En su
versión crónica está provocada
por algunas bacterias que afecta
al 25% de la población.
Tiene una gran prevalencia en la
población general. Se estima que
más del 50% de las personas la
padecen en algún momento de su
vida. Es muy frecuente presentar
halitosis al despertar por la ma-
ñana, después de varias horas de
sueño, cuando las estructuras de
la boca han estado en reposo y la
producción de saliva ha sido muy
escasa.
Halitosis….
¿Con que se
come?
¿A cuánta población afecta?
La halitosis existe desde la antigüedad,
así, ya se hacen referencias en la Biblia
y en pueblos primitivos en los que se
buscaban soluciones naturales como
cáscara de huevo, clavos aromáticos,
corteza de guayaba o menta, entre
otros.


Este problema afecta en general a los
dos sexos, pero es ligeramente superior
en los hombres.

¿Por qué se produce?

El mal aliento se produce por un au-
mento en la composición de sustancias
sulfuradas del aire expulsado por la na-
riz y la boca.

Este hecho puede deberse a distintas
causas, así puede contribuir a ello la
sequedad de boca por beber pocos
líquidos, hablar mucho, estar estresado
o tomar algunos fármacos.
Éstos disminuyen la cantidad de saliva
que ejerce un papel de limpieza de la
superficie de la lengua, quedando más
alimentos presentes en la boca, y au-
mentando el contacto entre dicha su-
perficie y las bacterias.
También guarda relación con las dietas
altas en proteínas o que incluyen sus-
tancias olorosas como ajo, cebolla o
especias.
Las personas con problemas de encía se
ven afectadas también por este mal
olor, ello es debido a que las bacterias
presentes producen los gases desagra-
dables.

Además, la halitosis puede darse en
personas que tienen infecciones de
riñón, pulmón, , hígado, amígdalas o
son diabéticos.

Se ha observado relación con la presen-
cia de caries, infecciones bucales, pero
fundamentalmente el problema radica
en la suciedad de la superficie de la len-
gua; así en personas con grietas en es-
te lugar tienen más tendencia a tener
mal aliento, ya que acumulan en ellas
mayor cantidad de residuos y bacterias.



¿Qué tipos de halitosis existen?
Existen dos tipos de halitosis, una cono-
cida como patológica, en la que las bac-
terias fundamentalmente anaerobias
producen compuestos volátiles sulfura-
dos, y otra temporal, que es aquella
que se produce al despertar, tras tomar
café, alcohol, comidas fuertes en espe-
cias o fumar.