Fenómenos Físicos Particulares, Métodos de Síntesis y Aplicaciones del

Nano-Oro
C. Nieves, J. Vallejo y S. García
Departamento de Ciencias Físicas, Facultad de Estudios Generales, Universidad de Puerto Rico
Recinto de Río Piedras

¿Qué es el oro?
El oro (Au - del latín Aurum) es el elemento número 79 de la tabla periódica de
los elementos localizado en el grupo I-B. Sus propiedades físicas se derivan de su
átomo y de la pequeña tendencia a ceder el electrón del nivel exterior.
Comercialmente es el más conocido de los metales nobles.
Propiedades Físicas del Oro Macro
 Numero Atómico: 79
 Dureza: 2.5-3 (escala de Mohs)
 Densidad: 19,32 gr/cm3
 Punto de Fusión: 1,063 ºC
 Punto de ebullición: 2.970 ºC
 El oro es un metal maleable y dúctil
 Varias tonalidades de color amarillo ( pureza)
 No se corroe y no se empaña
 Se le puede trocear, modelar y martillar en frío (lingote)
 Una onza de oro (30.0 gramos) puede cubrir una superficie de 30 m2 (hilo) y
alcanzaría más de 90 kilómetros
 Muy resistente y elástico de 4 kilogramos por milímetro cuadrado
 Su carga de ruptura alcanza los 13 kilogramos por milímetro cuadrado
 Es de fácil soldadura autógena
 Buen conductor eléctrico
 Buen aislante del calor y del frío
¿Porque el Nano-Oro?
El oro en forma de nanopartícula posee una serie de propiedades que lo hacen únicamente
adecuado para su uso en dimensiones nanométricas. Una de las razones más importantes es que
el oro es uno de los muy pocos elementos metálicos que se pueden preparar en una forma
metálica estable y fácil con características a nanoescala (otros metales se oxidarían rápidamente
a no ser por una protección especial). Es lo suficientemente noble para no oxidarse bajo
condiciones atmosféricas, pero sin embargo puede enlazarse selectivamente a moléculas
orgánicas terminadas en sulfuro. Una tercera razón es que las nanopartículas de oro y
nanoestructuras son generalmente de fácil síntesis. Una cuarta razón para el interés en el oro
reside en sus propiedades ópticas, en particular, la superficie de plasmones en resonancia que las
nanopartículas de oro exhiben al exponerse a la luz.

Resonancia localizada de plasmón de superficie
(http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/24/nanotecnologia/1308903941.html)
Se conoce que las partículas de nano-oro exhiben diferentes colores que cuando está
en tamaño macro. Esto se debe a la resonancia de plasmones de la superficie
localizada.

Nano-Oro
Nanoesferas Nanorods Nanocapsulas










Propiedades Físicas del Nano-Oro
 Propiedades Ópticas (diferentes colores, indicador, terapia térmica)
 Baja Toxicidad
 Fototérmicas
 Catalítico
 Semiconductor

Propiedades Químicas Del Oro Macro
 Poco reactivo
 Dos estados de oxidación +1 y +3
 No se oxida ni se quema en el aire
 El agua a cualquier temperatura no ejerce efecto
 Diez y ocho electrones en la penúltima órbita
 Valencia: 1.3
 Forma cristalográfica: cúbica central, conteniendo cuatro átomos en
los vértices

Propiedades Químicas del Nano-Oro
 Un excelente catalizador
 Reactivo
 No se oxida
 Biocompatibilidad


A continuación se discutirán más a fondo tres fenómenos particulares de partículas de
nano-oro a nivel nanométrico: la resonancia plasmónica de la superficie, las propiedades
catalíticas del oro, y la fotoluminiscencia del oro excitada por un proceso multifotónico. Todas
estas propiedades han sido de una forma u otra utilizadas a través de la historia para efectos
médicos, ornamentales e industriales.

Resonancia de Plasmones en la Superficie del Nano-Oro
Algunas nanopartículas metálicas exhiben una propiedad óptica llamada resonancia de
plasmones en la superficie. Como consecuencia de esta propiedad física obtenemos una
variación en el color de ciertos nanometales. El oro a escala nanométrica ofrece una variedad de
colores rojo y azules, distintos al amarillo común que posee en escala macroscópica. El científico
Gustav Mie propone la teoría de plasmones en la superficie pero no es hasta 1980 con el surgir
de la nanotecnología como ciencia de mucho estudio e investigación.

Los plasmones son un tipo de excitación elemental en sólidos cuando la luz es dirigida a
las partículas: son fotones que al llegar a la superficie de un material quedan atraídos y atrapados
por electrones libres, que los transportan por el interior del sólido
[1]
. Físicamente se define como
el resultado de la cuantización de las oscilaciones del plasma, el acoplamiento resonante de los
electrones de conducción con un campo electromagnético que se propaga en esa zona o una
oscilación colectiva de electrones de conducción en la superficie de un metal excitado por el
campo eléctrico de la luz.
[3]
. Los plasmones exhiben unas excitaciones cuando una nanopartícula
de tamaño menor a la de la onda de luz se ilumina. El tamaño de la partícula es muy importante
porque es aquí específicamente donde la partícula se comporta como un dipolo
[2]
. Algunos
ejemplos sobre la utilización de este efecto en las nanopartículas datan de hace mucho tiempo
atrás; la famosa Copa Licurgos (siglo IV d.C.), Bebidas de color azul (siglo XII a.C.), pinturas
Mayas (IV d.C.) y vidrieras de las catedrales góticas (siglo XIII-XV d.C.)
[3]
.
La luz es una radiación que se propaga en forma de ondas. Son aquellas ondas que se
pueden ver (visibles) del espectro electromagnético que podemos captar con nuestros ojos. Esta
tiene las siguientes propiedades: viaja en línea recta, puede ser reflejadas y puede ser difractada.
Las distintas variedades de colores exhibidos se deben a las distintas longitudes de onda
absorbidas por el material y también las ondas que no son absorbidas. En el espectro de luz
visible podemos observar que aproximadamente las ondas de luz visible oscilan entre los 400 a
750 nm
[4]
. Esto significa que las ondas más grandes en tamaño son las rojas y las más pequeñas
son las azules-violetas como indica la figura del espectro de luz visible. El ser humano percibe el
color rojo cuando longitudes de onda larga llegan a nuestros ojos y vemos tonos azulados cuando
recibimos ondas de longitud cortas. Los metales tienen la característica de no absorber la luz
visible y por ende son capaces de devolver o reflejar toda la luz que les ilumina. Este fenómeno
es gracias a que algunos electrones se encuentran libres e impiden la penetración de la luz; sirven
como algo parecido a un escudo. Sin embargo hemos visto distintos metales que tienen color. En
estos metales los electrones no están completamente libres. Una nanopartícula es lo
suficientemente pequeña para que esta sea cubierta completamente por la luz y provocar que los
electrones se exciten moviéndose colectivamente. Según la onda de luz y el tamaño de la
partícula los electrones le conferirán un color al material mediante la absorción y reflexión de
estas. En el caso del oro, mientras más pequeñas las partículas más rojizas serán. Una partícula
de unos 90 nanómetros es capaz de absorber la onda del color rojo y reflejar la azules, por eso se
observan azuladas. Pero mientras más pequeña la partícula (20 a 50nm) la partícula pierde la
habilidad de absorber ondas de longitudes largas (rojas) por lo tanto las devuelve y absorbe las
odas cortas (azules).





Un dato interesante de la resonancia de plasmones de la superficie es su comportamiento
en las nanopartículas. Cuando un nanomaterial metálico es alumbrado, éste parece atraer los
fotones que no tienen contacto con su superficie, pero que pasan cerca de la misma, distinto a
materiales en escala macro que solo absorben algunos fotones y otros los deja pasar o que
difractan los fotones que absorben. Es como si absorbiera la onda completa. Esto ocurre por la
formación del campo electromagnético generado por la interacción de la luz y la partícula dipolo.

Existen algunos factores que pueden afectar la absorción de la banda de luz. Estos son: La
forma, tamaño y las interacciones entre partículas (cercanía). La forma y el tamaño afectan la
manera en que los electrones podrían moverse y la cercanía entre las partículas alteraría la
uniformidad del campo magnético entre la luz y las partículas. Adelante en la figura de la
izquierda se muestra los tipos de movimientos que se podrían producir es una nanopartícula
cilíndrica. En la figura de la derecha se presenta una formación de dipolos en la partícula según
el movimiento de los electrones.
Síntesis Electroquímica De “Nanorods” De Oro Y Su Aplicación Óptica
El crecimiento de la literatura científica relativa a los materiales nanoestructurados ha
sido muy rápido en los últimos años. La nanotecnología como ciencia fundamental y su promesa
de gran impacto en la tecnología aplicada han dado lugar a extraordinarios esfuerzos
interdisciplinarios. Las propiedades únicas de los sistemas de nanopartículas de metal han atraído
el interés en una amplia variedad de aplicaciones, incluyendo los recubrimientos espectralmente
selectivos, la catálisis, una mayor superficie de espectroscopia, almacenamiento de data,
pigmento y colorantes, vidriado metálico, biosensores y entre otras muchas aplicaciones.
Adelante solo se discute la aplicación relacionada al recubrimiento espectralmente selectivo.
Recubrimientos espectralmente selectivos, como la descripción sugiere, es una
característica que está destinada a bloquear o transmitir un rango específico del espectro
electromagnético. En el diario vivir esta aplicación es utilizada sobre las ventanas de los edificios
para transmitir toda la gama visible del espectro y para bloquear todas las restantes longitudes de
onda del espectro solar (de ultravioleta a infrarrojo) y su calor
[1]
. Dichos recubrimientos
consisten en películas nanoestructuradas de “nanorods” de oro.






Figura 1. “Nanorods” de Oro

Figura 2. Efecto de vitrales recubiertos por películas de “nanorods” de oro
Los “nanorods” de oro son cristales simples típicamente de unas medidas aproximadas de
15nm de anchura y 50nm de longitud. A este tamaño dichas nanoestructuras de oro pueden
interactuar con la radiación electromagnética (luz) para absorber y dispersar la luz entrante
[2]
. La
habilidad de absorción y dispersión de la luz por “nanorods” particularmente, han promovido el
desarrollo de excelentes materiales para recubrimientos ópticos y obtener una mejor gestión y
manejo de la energía.
Existen varios métodos para sintetizar los “nanorods”. Entre las técnicas se encuentran las
siguientes: método de plantilla, método electroquímico, método de crecimiento por semillas,
método fotoquímico entre otros. La síntesis discutida y utilizada como referencia en este artículo
es la del método de plantilla.
El método de plantilla consiste en una deposición electroquímica de oro dentro de los
poros de las membranas de policarbonato nanoporoso o de una plantilla de alúmina. El proceso
de la técnica es el siguiente: primero una pequeña cantidad de Ag (plata) o Cu (cobre) se
pulveriza sobre la membrana plantilla de alúmina para proporcionar una película conductora para
electrodeposición. Esto se utiliza como una base sobre la que las nanopartículas de oro pueden
ser cultivadas electroquímicamente. Segundo, el Au (oro) se electrodeposita dentro de los
nanoporos de alúmina. La tercera etapa implica la disolución selectiva tanto de la membrana de
alúmina como de la película de cobre o de plata, en presencia de un estabilizador polimérico,
como polivinil-pirrolidona. En la última (quinta) etapa, se dispersan las nanovarillas (nanorods)
ya sea en agua o en disolventes orgánicos por medio de sonicación o agitación
[3]
.
La técnica “Bottom-Up” ofrece un control de tamaño para las nanoestructuras. La
longitud de los “nanorods” puede ser controlada a través de la cantidad de oro depositado dentro
de los poros de la membrana. El diámetro de las nanopartículas de oro coincide con el diámetro
del poro de la membrana de alúmina. Por lo tanto se pueden preparar nanorods de diferentes
diámetros mediante el control del diámetro de los poros de la plantilla.
Diferentes tamaños de “nanorods” pueden ser sintetizados de varias maneras; unas
técnicas con mayor rendimiento que otras, algunas ofrece mayor control otras no tanto y por
supuesto el detalle de lo costo-efectivo no se queda rezagado. Es imprescindible conocer que tan
efectivo, económicamente hablando, es nuestro método de síntesis y porque es esto importante.

Propiedades Catalíticas del Nano Oro
Al hablar de las propiedades catalíticas, el oro a escala macro no muestra reactividad, es
el más inerte de los elementos metálicos. Pero al reducirlo a escala nano, el trabajo de Masatake
Haruta y Graham Hutchings en el 1980 y 2000 respectivamente, probaba se convierte en un
excelente catalizador
[5]
. Catálisis es cuando una substancia incrementa la velocidad de una
reacción sin alterar el resultado de la misma
[6]
. Es decir, si el catalizador no estuviera presente,
la reacción se llevaría a cabo de la misma manera, con el mismo producto pero a un paso mucho
más lento. Al preguntarse los científicos como el nano oro funciona como catalizador, utilizaron
el ejemplo de catalizar CO con oxígeno en CO2, y lo estudiaron para descifrar como el oro activa
el oxígeno. Primero aplicaron un flujo de O a las partículas de nano oro y observaron que el
oxígeno se activa químicamente al unirse con las partículas de nano oro y al aplicarle CO, el
oxígeno unido al oro tiene afinidad con el monóxido de carbono y se une a este, formando CO2.
Esta reacción no ocurriría sin las partículas de nano oro
[7]
. Al ser escala nano, el oro cambia su
estructura, teniendo átomos de oro que sobresalen de la partícula nano en sitios particulares,
como las esquinas, lugares estructurales que favorecen la catálisis
[8]
. Las propiedad mencionada
del nano oro no solo sirve para activar oxígeno en una reacción, también se ha estudiado su
efecto en óxidos de nitrógeno. Estos gases (y todos los otros gases NOx) son componentes
problemáticos del gas producido por las maquinas diésel y de petróleo. Estos gases son
usualmente reducidos a N2 utilizando diferentes catalíticos, de los que resulto ser más efectivo el
nano oro
[9]
.

Síntesis y Aplicación de Partículas Catalíticas de Nano Oro
Para poder tomar ventaja de las numerosas propiedades que adquiere el oro a escala nano,
se tiene que tener un conocimiento de cómo llegar a obtener este tipo de partícula de dicho
elemento. Esto se complica aún más cuando el científico requiere tener un tamaño específico
para conseguir un resultado determinado, no desea formar productos secundarios nocivos en la
fabricación, tiene equipo y/o fondos limitados entre otras razones que afecten el desarrollo de la
nanociencia. Todo esto promueve la búsqueda de maneras de moldear la materia para reducirla a
tamaño nano. Este escrito se enfocara en instruir al lector, de forma general, de uno de estos
métodos y de sus aplicaciones e implicaciones que pueda tener el resultado de, en este caso, el
nano oro. La electrodeposición química es un método barato y sin requerimientos de materiales
difíciles de conseguir consta de un precursor líquido que reacciona con una superficie sólida,
usualmente una placa de metal delgada, donde se alojara una capa solida de algún material en
este. La capa dependerá de los químicos que se utilicen y en el caso del nano oro se llevan a cabo
los siguientes pasos: luego de ajustar el PH (de 6 a 10) de una solución acuosa de HAuCl, se
inserta un oxido de metal (usualmente la placa delgada mencionada) en esta solución. Luego de
aproximadamente una hora, este proceso resulta en la deposición de oro en la placa de metal.
Esta deposición se precipita entonces, siendo esta las partículas de nano oro que miden de 1.9 a 5
nanómetros. Estas se pueden entonces emplear en varias aplicaciones que van desde limpiar el
ambiente de olores hasta de purificarlo. Al el oro entrar en este tamaño nano, sus propiedades
químicas cambian y se convierte de inerte a un buen catalítico. Científicos han descubierto que el
nano oro participa en la catálisis de la reacción de conversión de CO a dióxido de carbono, ya
que el oxígeno en su estado natural tiene gran afinidad por las partículas de nano oro. Esto se
debe a que al alcanzar este tamaño, la proporción de superficie de área por volumen aumenta y
su superficie queda de manera que el oxígeno es atraído por la partícula a la vez que el oxígeno
del CO, aumentando la rapidez con la cual estos se unen. Esta reacción ocurre a temperatura
ambiente, a diferencia de otros catalíticos que se utilizaban con el mismo propósito pero que
requerían de un medio con temperaturas altas para que funcionaran. La conversión del CO en
dióxido de carbono es utilizada en motores de vehículos y también en acondicionadores y
calefactores de aire, lo cual hace de esta nano partícula un método de purificación del ambiente
que, a pesar de ser poco utilizada, es una aplicación que a gran escala beneficia a todos, creando
un nuevo camino para la tecnología “verde”.

Propiedades fotoluminiscentes del nano-oro
La microscopía fotoacústica es una herramienta de diagnóstico sensitiva empleada para
detectar anormalidades en tejidos suaves como la piel y partes del sistema vascular. Esta técnica
no es invasiva y, a diferencia de la toma de imagines con rayos X, no es ionizante, por lo cual no
hay daño indebido causado por la toma de imágenes. Una señal fotoacústica es inducida al
irradiar la región objetivo con pulsaciones de un láser. El tejido corporal dentro de esta región
absorbe la radiación incidente y presenta una expansión térmica rápida. Esta expansión rápida
induce una señal acústica que es detectada por un transductor ultrasónico. La formación de la
imagen es análoga al ultrasonido convencional. La microscopía fotoacústica puede formar
imágenes bidimensionales y tridimensionales, siendo estas últimas reconstruidas
tomográficamente.
Para incrementar la penetración del láser, se deben usar largos de onda en el rango entre
rojo y cercano al infrarrojo (650-900 nm.) No obstante, puesto que la fuerza de la señal
fotoacústica es proporcional al coeficiente de absorción y la absorción por tejido suave no
modificado es mínima a estos largos de onda, la formación de imágenes acústicas es difícil. Las
nanovaras o “nanoshells” afinados para expresar una absorción máxima dentro de la ventana de
tejido suave pueden usarse para incrementar la absorción dramáticamente e incrementar así la
señal acústica por medio de los efectos del calentamiento plasmónico. Se puede actuar sobre
líneas celulares específicas si se conjuga la superficie de las nanopartículas con anticuerpos. Éste
proceso puede usarse para el diagnóstico u observación de los procesos sistémicos
contraofensivos, como la toma de imágenes de la respuesta inflamatoria temprana mejorada por
nanovaras [22]. También pueden realizarse tomas de imágenes sistémicas como contraste
mejorado en imágenes cerebrales provisto por inyecciones intravenosas de “nanoshells”. Esto
podría dar paso a la detección temprana (y, por consiguiente, a la prevención) de condiciones
posiblemente mortales.
Las nanovaras de oro poseen una absorción en las frecuencias cercanas al infrarrojo
inusualmente fuerte, lo cual puede ser empleado para toma de imágenes con nanocoloides.
Las técnicas de toma óptica de imágenes auxiliadas por agentes de contraste tienen una
sensibilidad y especificidad alta. Durante la pasada década, la toma de imágenes de la perfusión
de agentes de contraste óptico, como los tintes de cianina y las nanopartículas, llegó a ser una
herramienta estándar para estudiar las funciones de y diagnosticar los desórdenes de los tejidos
vivos. La tomografía fotoacústica, una modalidad de toma de imágenes híbrida que combina los
méritos de la luz y el ultrasonido, es una técnica poderosa para visualizar estructuras y funciones
de tejido con un alto contraste, una buena resolución espacial, y una profundidad de imágenes
satisfactoria. La tomografía fotoacústica también es adecuada para monitorear agentes de
contraste óptico exógenos.
Un “nanoshell” es un tipo nuevo de nanopartícula ópticamente afinable que consiste de
un núcleo dieléctrico (sílice) rodeado por una capa metálica delgada (oro.) Al ajustar el tamaño
del núcleo de la nanopartícula con respecto al grosor de la cubierta de oro, la resonancia óptica
de los “nanoshells” se puede hacer variar precisa y sistemáticamente sobre un amplio espectro
que incluye la región cercana al infrarrojo, en la cual la transmisión óptica a través de tejidos
biológicos es óptima. En contraste con tintes que absorben el espectro cercano al infrarrojo, las
propiedades de absorción de los “nanoshells” dependen de una estructura metálica rígida y no en
transiciones electrónicas orbitales moleculares. Además, los “nanoshells” no son susceptibles al
fotoblanqueamiento, un problema comúnmente asociado con otras estructuras similares. La
superficie de los “nanoshells” es de oro, un material químicamente inerte conocido por su
biocompatibilidad. Más aún, los polímeros como el polietilenglicol pueden ser injertados a las
superficies de los “nanoshells” en monocapas autoensambladas. Se ha demostrado que los
liposomas cubiertos con una capa de polietilenglicol suprimen las respuestas inmunogénicas, con
lo que mejoran el tiempo que toma la circulación sanguínea. Recientemente, se han aplicado
“naonoshells” en una terapia termal sencilla para los tumores subcutáneos de ratas.
Los “nanoshells” y otras partículas pequeñas (60-400 nm de diámetro) que circulan por mucho
tiempo tienden a extravasarse y acumularse en tumores por medio de un mecanismo pasivo
referido como el “efecto de permeabilidad y retención mejoradas”, el cual se atribuye a
condiciones anatómicas disfuncionales como goteos localizados en el sistema circulatorio y
linfático. En contraste, los vasos saludables en el cerebro (por ejemplo, la barrera
hematoencefálica) son conocidos por su habilidad para disuadir la extravasación de tales
partículas. Los agentes de contraste actualmente en uso clínico, como los usados junto a la toma
de imágenes por resonancia magnética, toman ventaja de esta diferencia. El resultado final de
éste tipo de acumulación de “nanoshells” es un contraste óptico del espectro cercano al infrarrojo
grandemente mejorado en los alrededores de la vasculatura de un tumor.
Los autores de [23] demostraron experimentalmente la toma de imágenes fotoacústica de
objetivos múltiples empleando nanovaras de oro. El acercamiento ahí descrito tiene el potencial
de permitir revelar simultáneamente los niveles de expresión de diferentes oncógenos de células
cancerosas. La focalización múltiple descrita en [18] se logra empleando la propiedad de
absorción óptica sintonizable de las nanovaras de oro.
Al momento, el sistema de “nanoshells” más versátil se basa en el cubrimiento de
nanopartículas de sílice con una cubierta fina de oro. Una nanopartícula de sílice es tratada con
un agente silanizante superficial terminado en amina (por ejemplo, 3-aminopropiltrimetoxisilano,
APTMS.) Los grupos aminas terminales resultantes actúan como puntos de unión para pequeñas
partículas de oro coloidales, las cuales sirven luego como lugares de nucleación para la
coalescencia de la cubierta fina de oro. Las nanopartículas de sílice se escogen como los núcleos
dieléctricos no sólo porque los métodos para la funcionalización de la superficie del sílice son
bien comprendidos, sino también porque las partículas de sílice coloidal pueden prepararse con
formas reproduciblemente esféricas y distribuciones de tamaño estrechas. La síntesis del oro
coloidal comúnmente involucra la reducción de sales áureas en la presencia de surfactantes u
otros estabilizantes.
De todas las estrategias posibles, la reducción de ácido cloroáurico con cloruro
tetrakis(hidroximetil)fosfonio (THPC) posibilita la obtención de partículas de oro relativamente
pequeñas (por ejemplo, 2 nm) con una carga interfacial neta negativa. Aunque estas partículas
coloidales pequeñas se pueden adherir a núcleos de sílice funcionalizados con APTMS al
coordinarse a los pares solitarios de los grupos de aminas terminales, la adhesión puede ser
mejorada quizás varias veces por medio de efectos electroestáticos, en los cuales las
nanopartículas de oro THPC cargadas negativamente son atraídas a los grupos aminas, los cuales
están cargados positivamente al pH empleado para el proceso de adhesión. Esta estrategia genera
nanopartículas de sílice en las cuales el 25% de la superficie está cubierta por partículas de oro
coloidal que pueden usarse para nuclear el crecimiento de la sobrecubierta de oro. Luego de la
generación de esta sobrecubierta, se quiere cubrir la superficie metálica expuesta con una
monocubierta autoensamblada, la cual puede ser generada espontáneamente con un tratamiento
con alcanotioles o disulfuros de alquilo.
La funcionalización de la superficie de los “nanoshells” se obtiene con tres alcanotioles
de tamaño de cadenas ascendente: dodecanotiol, hexadecanotiol, y octodecanotiol. Los
“nanoshells” pueden caracterizarse con el uso de la microscopía electrónica, espectroscopía
infrarroja de transformada de Fourier, espectroscopía Raman, espectroscopía fotoelectrónica de
rayos X, espectroscopía ultravioleta visible, y con la examinación de su solubilidad en una
variedad de solventes comunes (24.)


Aspectos Económicos
Un detalle que siempre es considerado antes de comenzar cualquier experimento,
investigación o estudio es el aspecto económico. En la nanotecnología cuando se trabaja con
metales es indispensable tomar en cuenta el costo de toda la instrumentación a utilizar para la
elaboración de las nanopartículas. Anteriormente se han descrito dos distintos métodos de
elaboración de las nanopartículas de oro: electrodeposición y cubrimiento de nanopartículas de
sílice con capas finas de oro.
La electrodeposición consiste básicamente en:
 Cátodo (material a recubrir)
 Ánodo (material que recubre)
 Solución electrolítica
 Fuente de energía (batería)
 Tanque
El costo de la síntesis dependerá básicamente de los metales utilizados como ánodo y
cátodo. Estos pueden ser: Oro, Níquel, Cromo, Materiales ferrosos, Cinc, Cadmio, Plata y Cobre.
Uno de los más grandes problemas en la ejecución de este método en Puerto Rico es el conseguir
los materiales. Adelante se muestra el precio actual (noviembre 2013) del oro:
[10]

1 kilogramo: $40,982.56
1 onza: $1,274.70
1 gramo: $40.90
Una electrodeposición de oro para formar películas delgadas de “nanorods” por ejemplo
no conlleva mucho oro, pero si lo suficiente para gastar miles de dólares. Es por eso que aunque
la electrodeposición aunque es simple, su costo se ve afectado por los metales utilizados como
electrodos.

Una de las varias razones de la popularidad del nano-oro es que las nanopartículas y
nanoestructuras del oro son generalmente fáciles de sintetizar.

Nano-oro y Puerto Rico
El oro es uno de los pocos elementos metálicos que pueden prepararse en forma metálica
estable con características o dimensiones nanométricas bajo presión de oxígeno ambiente. Otros
metales, con la posible excepción del platino (el cual, sin embargo, no presenta las características
ópticas del nano-oro), se oxidarían a menos que no fueran protegidos especialmente. Esta inercia
del nano-oro pudiera permitir su uso en ambientes naturalmente húmedos como el de Puerto
Rico. No obstante, la carencia de Puerto Rico de éste recurso representaría aquí un problema.
Parte de los fondos federales estadounidenses a los que Puerto Rico tiene acceso podrían
emplearse para la adquisición de estos materiales y desarrollar aquí las tecnologías basadas en
estos: las aplicaciones biomédicas del nano-oro pudieran explotarse para hacer que la Isla gane
reconocimiento como destino de turismo médico.



Referencias

1.

Ciencia y Tecnología de Fundación Telefónica. Plasmones: un reto de la nanotecnología
del siglo XXI http://blogs.creamoselfuturo.com/nano-tecnologia/2007/05/11/plasmones-
un-reto-de-la-nanotecnologia-del-siglo-xxi/ (recuperado en Septiembre 2013)

2. Maier, S.A. Experimental Solid State Group, Department of Physics, Imperial College,
London, UK Nanoparticle Plasmon Waveguides. Chapter 3


3. Instituto De Cerámica Y Vidrio, Csic & Imdea Nanociencia, España. Plasmones De
Superficie En Nanopartículas Metálicas. ¿Qué Son Y Para Qué Sirven?
http://www.youtube.com/watch?v=LK7hlYPvmIQ (recuperado septiembre de 2013)


4. El Mundo.es. ¿Por qué el oro es verde, rojo y azul?
http://www.elmundo.es/elmundo/2011/06/24/nanotecnologia/1308903941.html
(recuperado en septiembre de 2013)

5. John Emsley, “Commentary on the Chemistry Laureates” Science Watch
http://sciencewatch.com/nobel/predictions/gold-catalysis (recuperado en septiembre de
2013)

6. IUPAC Gold book, catalyst, http://goldbook.iupac.org/C00876.html (recuperado en
septiembre 2013)

7. Montserrat Capellas, when gold becomes a catalyst, Eureka Alert, 22 Junio de 2006
http://www.eurekalert.org/pub_releases/2006-06/esrf-wgb062206.php (recuperado en
septiembre de 2013)

8. Belle Dumme, nano gold proves its a good catalyst, nanotech web
http://nanotechweb.org/cws/article/tech/35551 (recuperado en septiembre de 2013)

9. M.B. Cortie, E. Van der Lingen, Catalytic Gold-Nanoparticles, 5
http://www.gbhenterprises.tw/catalytic%20gold%20nano-particles.pdf (recuperado en
septiembre 2013)

10. http://www.24hgold.com/english/gold_silver_prices_charts.aspx?money=USD

11. Al-Qadi, S., Remuñán, C. Nanopartículas metálicas: oro. Departamento de Farmacia y
Tecnología Farmacéutica. Facultad de Farmacia. Universidad de Santiago de Compostela. pp.
223-248

12. Blaber M.G., Ford M.J., Cortie M.B. The Physics and Optical Properties of Gold. Gold:
Science and Applications. pp. 13-30.

13. Edgar, J.A.; Cortie M.B. Nanotechnological Applications of Gold. Gold: Science and
Applications. pp. 369-397.

14. El Oro Y El Banco Centra De Venezuela. Diversidad Económica Y Armonía
Ambiental.
http://200.74.197.135/orobcv/index.php?option=com_content&view=article&id=61&Itemid=184
(recuperado septiembre 2013).

15. Nemr, D.; Hassan, M.E. Gold Nanoparticles in Biomedicine. Department of Chemistry,
the American University in Cairo, New Cairo, Egypt. pp. 53-87.

16. Jonathan A Edgar y Michael B Cortie, “Gold: Science and Applications.” Editado por
Christopher Corti y Richard Holliday. CRC Press 2009. pp. 369–397
http://www.crcnetbase.com/doi/pdf/10.1201/9781420065268-c16

17. A., Bouhelier, R. Bachelot, G. Lerondel, S. Kostcheev, P. Royer, y G.P. Wiederrecht.
Surface Plasmon Characteristics of Tunable Photoluminescence in Single Gold Nanorods. Phys.
Rev. Lett. 95, 267405 (2005) [4 pages] http://prl.aps.org/abstract/PRL/v95/i26/e267405

18. “In vivo Photoacoustic Molecular Imaging with Simultaneous Multiple Selective
Targeting Using Antibody-Conjugated Gold Nanorods”,
http://www.opticsinfobase.org/view_article.cfm?gotourl=http%3A%2F%2Fwww.opticsinfobase.
org%2FDirectPDFAccess%2FB62C57E8-EEF1-3138-794B86944664F7B5_173091%2Foe-16-
23-18605.pdf%3Fda%3D1%26id%3D173091%26seq%3D0%26mobile%3Dno&org=

19. R.A. Farrer, F.L. Butterfield, V.W. Chen, y J.T. Fourkas, Highly Efficient Multiphoton-
Absorption-Induced Luminescence from Gold Nanoparticles.

20. A. Agarwal, S. W. Huang, M. O’Donnell, K. C. Day, M. Day, N. Kotov, y S.
Ashkenazi, Targeted gold nanorod contrast agent for prostate cancer detection by photoacoustic
imaging, J. App. Phys., 2007, 102.

22. K. Kim, S. W. Huang, S. Ashkenazi, M. O’Donnell, A. Agarwal, N. A. Kotov, M. F.
Denny, y M. J. Kaplan, Photoacoustic imaging of early inflammatory response using gold
nanorods, Appl. Phys. Lett., 2007, 90.

23. A. A. Oraevsky y P. M. Henrichs, High contrast optoacoustical imaging using
nanoparticles, 2005. Patente de EE. UU.: 2005/0175540

24. Tan Pham; Jackson, Joseph B.; Halas, Naomi J.; Lee, T. Randall, Preparation and
Characterization of Gold Nanoshells Coated with Self-Assembled Monolayers
Departamento de Química, Universidad de Houston, Houston, Texas, y el Departamento
de Ingeniería Eléctrica y Computacional, Rice University, Houston, Texas. 2002





Stefani, F. (2001). Técnicas basadas en la resonancia de plasmones superficiales. (Master's
thesis, UNIVERSIDAD NACIONAL DE GENERAL SAN MARTÍN)Retrieved from
http://www.nano.df.uba.ar/wordpress/wp-content/uploads/Stefani-2001-Unknown-Técnicas-
basadas-en-la-resonancia-de-plasmones-superficiales.-Detección-y-estudio-de-reacciones-de-
hibridización-de-ADN-en-superficies.pdf

Jiménez, J. (2004). La resonancia de plasmón superficial y la relación estructura-función de
enzimas. (Master's thesis, UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE MADRID)Retrieved from
http://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/juansqui/investigacion.html









ELECTROLITO
Au Cu