ELEMENTOS QUÍMICOS

El Universo está formado por elementos químicos, los seres humanos somos “polvo de estrellas”, pues toda la
materia está formada por elementos. Un elemento es una sustancia fundamental, que no puede descomponerse en
sustancias más simples y está compuesta por una sola clase de átomos. Actualmente se conocen alrededor de 118
elementos, de los que los primeros 92, se encuentran en estado natural, el resto han sido sintetizados en el
laboratorio.

NOMBRES Y SÍMBOLOS DE LOS ELEMENTOS

Los primeros símbolos reconocidos que utilizaron los químicos primitivos
(alquimistas) se basaron en símbolos paganos, griegos o astronómicos.

Los nombres que se le asignaron a los elementos químicos tienen orígenes
diversos, algunos proceden de palabras griegas, latinas o alemanas, otros
recibieron el nombre del lugar donde fueron descubiertos o llevan el nombre de
algún científico famoso. A cada nombre se le ha asignado una abreviatura llamada
símbolo, que son respetados internacionalmente según acuerdo. El ente que rige
las reglas de la química a nivel mundial es la Unión Internacional de Química Pura y
Aplicada (IUPAC, por sus siglas en el idioma inglés).

El químico sueco J.J. Berzelius (1779-1848) creó a principios del siglo XIX utilizando las letras del
alfabeto latino, que es el actual sistema. Lo que él hizo fue utilizar la primera letra del nombre en
mayúscula de un elemento como su símbolo (por ejemplo O, para Oxígeno). Como existen más de
cien elementos y las letras se repiten, Berzelius agregó la segunda letra (o tercera si se repite la
segunda) pero en minúscula. Por ejemplo:

Carbono C Calcio Ca Cloro Cl Cromo Cr Cadmio Cd Cobalto Co

En un principio los nombres de los elementos químicos, derivan de idiomas como el alemán, inglés o latín. Pero para
evitar confusiones, el idioma más usado es el Latín, dado que es una “lengua
muerta” (nadie en la actualidad habla ese idioma), que únicamente se utiliza
en las ciencias o en actividades religiosas de la iglesia católica romana. No
obstante, los nombres que se conservan en la actualidad de elementos con
origen del latín, respetan la misma regla para el símbolo, por ejemplo:

Los símbolos y elementos son el lenguaje internacional y universal de la
química, por lo que es necesario reconocer y memorizar por lo menos los más
comunes, por ejemplo:

Litio Li Manganeso Mn Zinc Zn Azufre S Escandio Sc
Aluminio Al Magnesio Mg Sodio Na Fósforo P Paladio Pd
Radio Ra Bismuto Bi Hidrógeno H Arsénico As Berilio Be
Cobre Cu Uranio U Antimonio Sb Carbono C
Mercurio Hg Cromo Cr Flúor F Helio He
Oro Au Potasio K Oxígeno O Neón Ne
Hierro Fe Plata Ag Boro B Argón Ar
Cobalto Co Cesio Cs Silicio Si Kriptón Kr
Níquel Ni Bario Ba Bromo Br Xenón Xe
Plomo Pb Calcio Ca Yodo I Radón Rn
Platino Pt Cadmio Cd Cloro Cl Polonio Po
Estaño Sn Estroncio Sr Nitrógeno N Selenio Se