Puente grúa

Comisión: 2º1º
Alumnos: Acosta Paula
Chiquino Monroy Verónica
Crescitelli Cristian
Galván Romina
Nery Verónica
Segui Ceferino
2
¿Qué es un puente grúa?

Los puentes grúa son maquinas utilizadas para la elevación y transporte de materiales y cargas,
voluminosas o pesadas, en desplazamientos verticales y horizontales en el interior o exterior de
industrias o depósitos en procesos de almacenamiento o curso de fabricación.
Un puente grúa está compuesto de un par de rieles paralelos ubicados a gran altura sobre los
laterales del edificio con un puente metálico (viga) desplazable que cubre el espacio entre ellas. La
viga se encuentra rematada en dos testeros automatizados y sincronizados dotados de ruedas
para su encarrilamiento. Sobre dicha estructura se encuentra apoyado, y con capacidad para
discurrir a lo largo de la misma, un carro automotor, que soporta un polipasto cuyo cableado de
izamiento se descuelga entre ambas partes de la estructura. La superficie de trabajo del puente
grúa es la resultante de la longitud de los rieles, por los que se desplazan los testeros, y la
separación entre ellos.
Componentes del puente grúa
 El puente: se desplaza a lo largo de la nave (vigas principales)
 El carro: se desplaza sobre el puente y recorre el ancho de la nave.
 El gancho: va sujeto al carro mediante el cable principal, realizando los movimientos de
subida y de bajada.
 Camino de rodadura: elemento estructural por el que se desplaza longitudinalmente la
grúa.
 Botonera: dispositivo eléctrico o electrónico unido físicamente mediante una manguera
de cables eléctricos a la grúa, para el manejo de la misma desde el exterior de la cabina.
 Telemando: dispositivo electrónico inalámbrico (sin unión física a la grúa), para el manejo
de la grúa.
 Cabina: habitáculo destinado, si existe, a la conducción de la grúa y que alberga los
dispositivos fijos de mando y al operador o gruísta
Movimientos de un puente grúa:
 Traslación del puente: en dirección longitudinal a la nave. Se realiza con un motor que
arrastra los rodillos.
 Orientación del carro: traslado del carro a lo largo del puente.
 Elevación y descenso: la carga es subida o bajada por efecto del motor que sujeta el
gancho con la ayuda del cable principal. Conjunto de motores y aparejos (sistema de
poleas y cables destinados a variar fuerzas y velocidades) que se aplican en el movimiento
vertical de la carga.
 Mecanismo de giro: conjunto mecánico que realiza el cambio de la posición de los ganchos
de un carro.
3
Diseño

Se diseñan siguiendo las especificaciones de cada cliente:

1) Capacidad de elevación
2) Distancia entre rieles (luz)
3) Altura de izaje.
4) Velocidad de izaje
5) Velocidad de translación de carro
6) Velocidad de translación del puente
7) Tipo y tiempo de servicio.
8) Lugar de instalación (cubierto o intemperie)


Puente tipo Monoviga:
Este tipo de construcción tiene algunos límites en
cuanto a la capacidad de elevación y distancia entre
rieles. Se puede equipar con un aparejo eléctrico con
traslación manual o eléctrica.

Puente tipo Birriel:
Este tipo de diseño no tiene límites en cuanto a la
capacidad de elevación y distancia entre rieles. Cuenta
con un equipo de elevación del tipo carro cabrestante
birriel de diseño nuestro.


Instalación y puesta en servicio
La instalación de la grúa será realizada por el fabricante de la misma o por una empresa
instaladora autorizada por este, siguiendo escrupulosamente las instrucciones indicadas en el
manual de instalación entregado por el fabricante.
Una vez realizado el montaje de todos los elementos de la grúa, así como la puesta en servicio de
la misma, se extenderá un boletín de instalación emitido por el técnico titulado competente de la
empresa instaladora autorizada.
4
Montaje
Para determinar el emplazamiento más conveniente de una grúa desde el punto de vista de la
prevención de riesgos, el propietario deberá tener en cuenta:
 El medio en que la grúa debe realizar su función: al aire libre o en el interior de un recinto.
 Las condiciones del lugar de trabajo: altura libre sobre otros equipos y materiales,
existencia de pasos paralelos o concurrentes a su recorrido, presencia frecuente y
obligada de personal en las zonas de actividad de la grúa, etc.
 La presencia de otras grúas en la misma vía de tránsito o el solapamiento de los campos de
acción de grúas instaladas en vías superpuestas.
 Separaciones mínimas
Todas las partes móviles de la grúa deben estar separadas como mínimo (UNE 58132-
6:1991) 0,05 m de las partes fijas del edificio; 0,1 m de las barandillas; 0,5 m de las zonas
de acceso. Deben tenerse también en cuenta las medidas máximas de las cargas a
desplazar, para determinar la ocupación del emplazamiento y los riesgos de su
movimiento.
Para determinar el equipamiento de las grúas desde el punto de vista de la prevención de
riesgos, debe realizarse una evaluación de riesgos teniendo en cuenta las características
de la grúa, su emplazamiento y las actividades que se realicen en su entorno.
Riesgos y factores de riesgo
El riesgo laboral es la posibilidad de que un trabajador sufra daños por la exposición a los peligros
asociados al trabajo que realiza. Las técnicas preventivas son las actuaciones o medidas que se
toman en todas las actividades de la empresa para eliminar o reducir los riesgos y, en su defecto,
minimizar sus consecuencias, si estos se materializan.
Los factores de riesgo específicos de las grúas, lo constituyen el desplazamiento del equipo (sea en
carga o en vacío) y su posible interacción con el personal o con otras máquinas u objetos que se
encuentren dentro de la zona de desplazamiento de la grúa.
Los riesgos y factores de riesgo más importantes son los mecánicos, eléctricos, ergonómicos, por
fallo de energía y por falta o inadecuación de medidas de seguridad.
Riesgos mecánicos
 de arrastre o atrapamiento por la carga o por la propia grúa.
 de impacto por la carga o por la propia grúa.
 de pérdida de estabilidad (de la carga, de la máquina o de sus elementos).
 de rotura de elementos de la máquina (por envejecimiento, fatiga, etc.)
5
Riesgos eléctricos
Pueden ser debidos a contactos eléctricos directos o indirectos.
Riesgo térmico producido por las resistencias de puesta en marcha que pueden producir
quemaduras por contacto.
Riesgos producidos por defectos ergonómicos en el diseño
 Posturas forzadas o esfuerzos excesivos (especialmente en las grúas con cabina para el
operador).
 Inadecuada iluminación localizada.
Riesgos producidos por fallo en la alimentación de energía, y otros trastornos funcionales:
 Fallo en la alimentación de energía (de los circuitos de potencia y/o de mando).
 Fallo del sistema de mando (puesta en marcha o aceleración intempestivos).
Riesgos producidos por la ausencia y/o inadecuación de medidas de seguridad
 Inexistencia o diseño inadecuado de resguardos o dispositivos de protección.
 Diseño inadecuado de dispositivos de marcha y paro.
 Ausencia o inadecuación de señales y pictogramas seguridad.
 Ausencia o inadecuación de los dispositivos de paro de emergencia.
 Medios inadecuados de carga/descarga.
 Ausencia y/o inadecuación de accesorios en las operaciones de ajuste y/o mantenimiento.
 Ausencia o inadecuación de equipos de protección individual.
A estos riesgos deben añadirse aquellos que son propios del entorno de trabajo de las grúas, como
por ejemplo:
 Caída de personas a nivel y desde altura
 Inhalación de sustancias nocivas
 Estrés térmico por calor o frío
 Trauma sonoro
La figura clave de la seguridad durante la utilización de la máquina es el gruísta o conductor.

Respecto al uso de un aparato concreto, el conductor debe conocer la documentación que le
acompañará y que según UNE estará compuesta por:
 El manual de consignas de explotación (documentación acerca de cómo hacer uso de
dicho sistema).
 Las normas de conducción del aparato.
 El mantenimiento del mismo.
6
No obstante indicamos a continuación algunas normas básicas de seguridad para el conductor:
 Levantar siempre verticalmente las cargas.
 Si la carga, después de izada, se comprueba que no está correctamente situada, debe
volver a bajarse despacio.
 Si la carga es peligrosa se avisará la operación con tiempo suficiente. No debe
abandonarse el mando de la máquina mientras penda una carga del gancho.
 Debe observarse la carga durante la traslación.
 Se debe evitar que la carga sobrevuele a personas.
 No debe permitirse a otras personas viajar sobre el gancho, eslingas o cargas.
 Cuando se trabaje sin carga se elevará el gancho para librar personas y objetos.
 No operar la grúa si no se está en perfectas condiciones físicas. Avisar en caso de
enfermedad.
Respecto al mantenimiento, la participación del gruista puede resumirse en:
 Revisión diaria visual de elementos sometidos a esfuerzo.
 Comprobación diaria de los frenos.
 Observación diaria de carencia de anormalidades en el funcionamiento de la máquina.
 Comprobación semanal del funcionamiento del pestillo de seguridad del gancho.
Elementos de seguridad básicos para un puente grúa
 Botonera de control, con clara señalización diferenciada de los mandos.
 Dispositivo de paro de emergencia, claramente identificado, que corta el circuito eléctrico
de todos los elementos de la grúa excepto los dispositivos de sujeción de la carga, está
dotado de un dispositivo que impide su rearme involuntario.
 Las botoneras de control móviles, serán de mando sensitivo, deteniéndose
automáticamente la maniobra si se dejan de pulsar.
 Dispositivo de bloqueo de seguridad, con llave, para evitar la utilización de los controles
por personal no autorizado.
 Dispositivos de final de carrera superior e inferior en el mecanismo de elevación.
 Finales de carrera de traslación del carro.
 Finales de carrera de traslación del puente.
 Limitadores de carga.
 Dispositivo de seguridad que evite la caída de la carga durante su manipulación.
 Ganchos de elevación provistos de pestillo de seguridad.
 Indicación, claramente visible, de la carga nominal.
 Barandillas adecuadas de protección en todos los pasos elevados.
7
Medidas de prevención/ Equipamiento de las grúas
Dispositivos de seguridad
No todos los dispositivos relacionados a continuación deben equipar una grúa. Cada grúa debe
equiparse con los dispositivos de seguridad que se requieran, en función del resultado de su
evaluación especifica de riesgos realizada según su uso específico.
 Dispositivo anti-choque: dispositivo que impide la colisión entre grúas con zonas de acción
coincidentes. Enclavamiento de la grúa: dispositivo de anclaje que evita su desplazamiento
una vez situada en una posición de paro o reposo.
 Limitador de aflojamiento del cable: dispositivo que evita los posibles riesgos generados
por el aflojamiento del cable.
 Limitador de altura de elevación superior e inferior: dispositivo para impedir que el
accesorio de prensión de la carga se eleve/descienda de forma que, pueda golpear la
estructura de la grúa o sobrepasar el límite superior o inferior establecido.
 Limitador de altura de elevación de seguridad: dispositivo redundante, como elemento
de seguridad, que impide que la carga golpee la estructura de la grúa, si fallan el
dispositivo anterior
 Limitador de la carga: dispositivo automático que impide el manejo de cargas que
excedan de la capacidad nominal establecida.
 Limitador de traslación o de giro: dispositivos que impiden todo movimiento, a lo largo de
los caminos de rodadura o de giro respecto a su eje, que superen los límites establecidos.
 Pestillo de seguridad: dispositivo mecánico que impide el desenganche involuntario de los
elementos de sujeción de la carga.
 Señal acústica: elemento de señalización sonoro que indica el funcionamiento de la grúa.
 Señales ópticas luminosas: elementos de señalización luminosos que indican el
funcionamiento de la grúa.
 Paro de emergencia: dispositivo de accionamiento manual, que al ser pulsado, asegura la
inmediata desconexión de todos los elementos motores de la grúa e impide su puesta en
marcha intempestiva al ser desenclavado.
Normas constructivas relacionadas con la seguridad
Las medidas de prevención deben contemplar todas las etapas de la vida de la grúa: diseño,
emplazamiento, instalación, utilización, mantenimiento, revisión, etc.
La evaluación de los riesgos derivados del emplazamiento de la grúa, debe realizarse previamente
a su instalación y para su realización, los analistas deberán aplicar su experiencia en procesos de
utilización de grúas en ámbitos similares.

Tipos de comandos de puente grúas y operadores del mismo

8
Operación desde cabina
La cabina es el habitáculo del operador, desde donde puede comandar los movimientos de la grua,
ya sea directamente o ayudado por el señalista. Las cabinas tienen para la seguridad del operador
y de la manipulación de cargas, las siguientes ventajas:
 Facilitan al operador una buena visibilidad de la zona de maniobra de la grúa.
 Protegen al operador del entorno industrial (ruidos, vapores, radiones, etc) si están
debidamente equipadas.
 Resguardan al operador de las condiciones de intemperie cuando son de exterior.
 Mejoran las condiciones del lugar de trabajo en operación continua.
Los tipos básicos de cabina son:
*cabina fija en un extremo de la viga.
*cabina móvil separada del carro.
*cabina fija en el centro de la viga.
*cabina móvil fijada al carro.

Operación del puente desde el suelo
El mando de las operaciones de la grúa se hace generalmente mediante botonera colgante de la
misma o mediante telemando. Existen también paneles de control en un lugar fijo de la nave pero
aplicable solo a situaciones puntuales.
En las operaciones con mando de botonera la velocidad normal de desplazamiento horizontal de
la grúa debe ser compatible con la del operador en el entorno que se mueve. Si el mando es de
una velocidad, la traslación a pie del operador no debe superar un m/s. Si el mando tiene más de
una velocidad sin que la corta supere los 0.75 m/s se admite que la larga pueda superar el m/s.
Modalidades de botonera colgante:
*botonera fija al puente
*botonera fija al carro
*botonera desplazable

Modalidad de telemando
9
Hay que tener en cuenta en la modalidad de telemando que el sistema de mando no pueda ser
interferido por otros emisores en el lugar de trabajo.
Comunicaciones para la operación de grúas
Cuando esté establecido en la empresa o por las características del área sea aconsejable que en las
maniobras de la grúa deba intervenir un señalista, la comunicación gestual entre éste y el
operador se realizará mediante una serie de ademanes concretos que viene establecidos en el
Real Decreto 485/1997 -Señalización de Seguridad y Salud en el Trabajo (España) o bien, si se
utiliza un sistema de radioteléfono, mediante frases cortas perfectamente ensayadas y conocidas
por el señalista y el operador.
Definiciones
Jefe de maniobra: persona responsable del equipo de maniobra, que es el que prepara, amarra,
apila y transporta las cargas.
Operador o gruísta: persona responsable de la conducción del puente grúa, bajo las instrucciones
del señalista, si este existe.
Encargado de señales (ayudante de maniobra): persona que guía al operador, en las grúas
dotadas de cabina que lo requieran, para que pueda realizar de forma segura los movimientos en
carga o en vacío. Puede ser el propio jefe de maniobra.
Personal del área de trabajo: personal del almacén, área de influencia de la grúa o que deba
circular periódica o esporádicamente por la misma.

Formación
Formación del operador
Con el fin de garantizar en todo momento la seguridad de las personas y/o bienes, las grúas
únicamente deben ser manejadas por operadores que, además de reunir las condiciones
personales para su manejo, han sido debidamente formados y entrenados y están en posesión de
una acreditación extendida por la empresa.
Además de la acreditación, el operador deberá tener la autorización expresa del empresario para
operar el o los tipos de grúas que deba manejar.
Aptitudes y conocimientos previos:
1. Edad mínima 18 años.
2. Capacidad para la comprensión de las instrucciones verbales, escritas y la simbología
empleada para la circulación de las grúas.
10
3. Buena percepción y capacidad para transformar las señales percibidas en actuaciones
correctas.
4. Plena capacidad física, psíquica y sensorial, constatada mediante examen médico, con
certificado de aptitud para los requerimientos de la tarea.
Condiciones físicas:
1. Agudeza visual suficiente, campo de visión lateral, visión espacial, buen oído, buena
movilidad de pies y brazos.
2. Inexistencia de enfermedades, o de incapacidades contraindicadas para este trabajo como
vértigo, enfermedades cardiovasculares, paranoia o depresión.
3. Reflejos
Condiciones psíquicas:
1. Responsabilidad, fiabilidad, precaución y consideración para los demás.
2. Emotividad.
3. Equilibrio mental.
Formación del señalista (ayudante de maniobra)
El encargado de señales debe poseer unas condiciones personales (físicas, psíquicas y sensoriales)
que garanticen el correcto desempeño de las tareas y exigencias de su puesto y, especialmente:
 Capacidad para la comprensión de las instrucciones verbales, escritas y la simbología
empleada para la maniobra de las grúas.
 Buena percepción, en especial la capacidad para transformar las señales percibidas en
actuaciones razonables.
 Agudeza visual suficiente, campo de visión lateral, visión espacial.
 Capacidad auditiva que le permita la correcta audición de las comunicaciones verbales así
como de la señalización acústica del equipo.
 Buena movilidad y coordinación en los movimientos de los brazos.
 Inexistencia de enfermedades, o incapacidades contraindicadas para este trabajo.
 Responsabilidad, fiabilidad, precaución y consideración para los demás.

Para la acreditación y autorización de actuación como, “encargado de señales", éste deberá
demostrar un nivel de conocimientos teórico-práctico de los gestos codificados a realizar y un
buen nivel de compenetración y coordinación con el operador de la grúa.
Asimismo deberá conocer los distintos tipos de maniobra posibles de la grúa, así como sus
limitaciones, además, para que el encargado de señales sea fácilmente reconocido por el
operador, deberá llevar algún elemento de identificación.
Deberá actualizarse la formación en los siguientes casos:
11
 Cuando el operario haya dejado durante un periodo de tiempo considerable (superior a 1
año) su actividad de encargado de señales.
 Cuando cambie el gruísta. Siempre que existan modificaciones en la grúa, proceso de
trabajo, mejoras técnicas importantes o aplicación de nuevos accesorios o equipos.

Tanto el gruísta como el señalista deben contar con casco, gafas, guantes, zapatos de seguridad y
chaleco.

Formación del personal del área de trabajo de la grúa:
En los programas generales de formación del personal de la empresa que deba trabajar o
desplazarse en zonas en las que operen grúas, debe destinarse un apartado a la explicación de los
riesgos y las medidas de prevención que debe aplicar en el desempeño de su labor diaria.
Se expondrá concretamente la simbología y señalización empleada; las consignas propias de
trabajo para los operadores de las grúas; situaciones excepcionales de movimiento de cargas
sobre los espacios de trabajo y tránsito; precauciones en el desplazamiento por las zonas de
tránsito y trabajo.
La formación anterior tiene como objetivo que los trabajadores expuestos comprendan,
recuerden, y apliquen las instrucciones de trabajo recibidas.

Ensayos no destructivos- Tintas penetrantes
El líquido penetrante tiene la propiedad de penetrar en cualquier abertura u orificio en la
superficie del material.
El penetrante ideal debe reunir.
- Habilidad para penetrar orificios, aberturas pequeñas y estrechas.
- Habilidad de permanecer en aberturas amplias.
- Habilidad de mantener color o fluorescencia.
- Habilidad de extenderse en capas finas.
- De fácil remoción de la superficie.
- De difícil eliminación una vez dentro de la discontinuidad.
- De fácil absorción de la discontinuidad.
12
- Atóxico, inoloro.
- No corrosivo, antinflamable.
- Estable bajo condiciones de almacenamiento.
- Costo razonable.
Pasos del procedimiento del ensayo:
1º Se coloca un limpiador en la superficie.
2º Se coloca la tinta penetrante.
3º Remoción del excedente de la tinta penetrante.
4º Aplicación del revelador.
5º Se espera 5 o 10 minutos. El revelador muestra las fisuras.
Accesorios de elevación y eslingado
Los accesorios (eslingas, cadenas, cables, etc.), deben poseer la misma seguridad y fiabilidad que
el resto de los componentes de la grúa, y sus características, sistemas de verificación, control y
revisiones deben formar parte de la información a facilitar a los operadores de la grúa y figurar en
la documentación de la misma.
Para ello todos los accesorios dispondrán del correspondiente marcado "CE" y en sus placas de
identificación figurarán, entre otras marcas, el nombre del fabricante y la carga máxima permitida.
La reposición de accesorios se realizara solo con elementos certificados y de características
idénticas a las originales.
Mantenimiento
El mantenimiento de una grúa consiste en el conjunto de comprobaciones, actuaciones,
sustituciones y ajustes que se realizan para que la misma mantenga un nivel de seguridad
aceptable y como mínimo acorde con el prescrito en el marco normativo que le sea aplicable.
Las operaciones de mantenimiento, transformación o reparación de equipos de trabajo, cuya
realización suponga un riesgo específico para los trabajadores sólo podrán ser encomendadas a
personal especialmente capacitado.
Los propietarios o usuarios de las grúas e instalaciones deben garantizar la seguridad de los
operarios que realicen intervenciones (revisiones, reparaciones, etc.) en las mismas. Los riesgos y
medidas de seguridad derivados de dichas intervenciones, quedarán registrados en su evaluación
de riesgos.
13
Tipos de mantenimiento
El mantenimiento puede ser preventivo o correctivo. El Mantenimiento Preventivo de Puentes
Grúa consiste en realizar ciertas reparaciones o cambios de componentes o piezas, según
intervalos de tiempo, o según determinados criterios, prefijados para reducir la probabilidad de
avería o pérdida de rendimiento de la grúa. Siempre se planifica. El mantenimiento preventivo
puede ser programado o Mantenimiento Predictivo, este último cuando está condicionado a la
detección precoz de los síntomas de la avería.
El Mantenimiento Correctivo es el efectuado a una grúa cuando la avería ya se ha producido,
restituyéndole a su condición admisible de utilización.
Mantenimiento Preventivo
Dentro del mantenimiento preventivo se distinguen las revisiones y comprobaciones previas, las
revisiones periódicas y las revisiones generales.
Las Revisiones Periódicas de Puentes Grúa y comprobaciones previas constituyen el
mantenimiento más inmediato y consisten en las revisiones diarias que debe de realizar el
operador antes de iniciar su jornada de trabajo o antes de la puesta en servicio de la grúa y
consistente en:
 Revisión visual y de funcionamiento de los mecanismos de seguridad: limitadores de
carrera, frenos, dispositivos de seguridad y de parada de emergencia.
 Revisión visual de los aspectos más aparentes de la grúa y de elementos sometidos a
esfuerzo.
Si el operador detectara alguna anomalía, debe de ponerla inmediatamente en conocimiento del
técnico responsable.
Revisiones Periódicas de Puentes Grúa
Se adoptan "las medidas necesarias para que aquellos equipos de trabajo sometidos a influencias
susceptibles de ocasionar deterioros que puedan generar situaciones peligrosas, estén sujetos a
comprobaciones y, en su caso, pruebas de carácter periódico, con objeto de asegurar el
cumplimiento de las disposiciones de seguridad y de salud, y de remediar a tiempo dichos
deterioros. Igualmente, se deberán realizar comprobaciones adicionales de tales equipos cada vez
que se produzcan acontecimientos excepcionales, tales como transformaciones, accidentes,
fenómenos naturales o falta prolongada de uso, que puedan tener consecuencias perjudiciales
para la seguridad". "Las comprobaciones serán efectuadas por personal competente"; y "Los
resultados de las comprobaciones deberán documentarse y estar a disposición de la autoridad
laboral. Dichos resultados deberán conservarse durante toda la vida útil de los equipos".
En las Revisiones Generales, tal como indica la norma UNE. "Numerosos elementos de la cadena
cinemática de un aparato de elevación de serie no son visibles y por consiguiente no pueden
verificarse regularmente con ocasión de los controles prescritos. Esta revisión general debe
14
efectuarse no más tarde de los 10 años desde la primera puesta en servicio de la grúa y
posteriormente, a los 10 años, como máximo, después de cada revisión general.

Mantenimiento Correctivo
El mantenimiento correctivo está motivado por las averías o por la rotura de elementos de una
máquina y la calidad de su ejecución puede afectar a la seguridad del funcionamiento del aparato
reparado.
La reparación o sustitución o de elementos o componentes del equipo de cuyo correcto
funcionamiento dependa la seguridad, debería ser realizada por el propio fabricante o por una
empresa conservadora autorizada; empleando siempre piezas o recambios originales o admitidas
expresamente por el fabricante de la grúa. Debería inscribirse el tipo de reparación en el "Diario
de mantenimiento"

Estos tipos de mantenimiento deberán ser realizados por personal calificado, y deben
documentarse.
 ¿Es obligatorio un diario de mantenimiento en grúas puente?
La ley de seguridad e Higiene en el trabajo concreta que los equipos de izar deben deben
disponer de mantenimiento cada tres meses:
o Sólo el registro documental de las tareas de mantenimiento permitirán verificar y
garantizar que no se producen desviaciones, ni en los plazos, ni en el contenido de
lo previsto.
o En aplicación de la exigencia de "comprobaciones periódicas" y de la
documentación escrita de los resultados de las mismas de estas máquinas móviles,
estas deben tener un diario de mantenimiento y, "conservarse durante toda la
vida útil de los equipos", el cual se debe mantener actualizado
o Un libro de mantenimiento que recopile los registros periódicos proporcionará
información para una futura planificación e informará al personal responsable del
mantenimiento, sea de la propia empresa o externo, de las actuaciones previas
realizadas.
Envejecimiento de la grúa
Se aplica principalmente a la estructura y a los mecanismos con exclusión de los elementos
consumibles (ejemplo: cables, guarniciones de frenos, etc.).
Los factores principales de envejecimiento a tener en cuenta en las grúas, son la fatiga de los
materiales, la corrosión, los accidentes ocurridos durante su explotación, montaje y/o desmontaje,
la incidencia de las sobrecargas y la adecuación y periodicidad del mantenimiento.
15
El usuario deberá seguir siempre las recomendaciones del fabricante sobre los procesos de
envejecimiento de las estructuras y de los equipos, que constituyen la parte más sensible de
la maquina. Además debe tener en cuenta que todo el proceso de envejecimiento puede
acelerarse en función de las condiciones del área de trabajo (muy altas o muy bajas
temperaturas, atmósferas corrosivas, etc.)



















16
Ley Nacional de Higiene y Seguridad 19587 Decreto Reglamentario 351/79
Normativa para trabajos con puentes grúas:
Aparatos para izar
Se marcaran las cargas máximas de trabajo en el aparato de izaje de forma destacada y fácilmente
legible desde el piso, del local o terreno. La elevación y el descenso de las cargas se harán en
forma vertical y lentamente para evitar balanceos. No se deben dejar aparatos de izar con cargas
suspendidas y se prohíbe viajar sobre ganchos, cargas o eslingas.
Las cargas no se transportaran por encima de las personas y quienes estén a cargo de la
manipulación de las cargas actuaran utilizando un código uniforme de señales comprensibles.
Todos los aparatos para izar serán cuidadosamente revisados y ensayados, por personal
competente antes de utilizarlo.
Diariamente la persona encargada del manejo del aparato de izar verificara el estado de todos.
Trimestralmente, personal especializado realizará una revisión general de todos los elementos de
los aparatos para izar y, a fondo, de los cables, cadenas, fin de carrera, límites de izaje, poleas,
frenos y controles eléctricos y de mando, del aparato.
Los aparatos para izar y transportar estarán equipados con dispositivos para el frenado efectivo
de una carga superior en una vez y media la carga máxima admisible. Los accionados
eléctricamente cortarán la fuerza motriz al sobrepasar la altura o el desplazamiento máximo
permisible.
Los elementos de las grúas se construirán y montarán con los coeficientes de seguridad siguientes,
para su carga máxima admisible: (presente también en Decreto 911/96)
1) Tres, para ganchos empleados en los aparatos accionados a mano.
2) Cuatro, para ganchos en los accionados con fuerza motriz.
3) Cinco, para aquéllos que se empleen en el izado o transporte de materiales peligrosos.
4) Cuatro, para las partes estructurales.
5) Seis, para los cables izadores.
Previamente se asegurará la solidez y firmeza del suelo. Los armazones de los carros y los
extremos del puente en las grúas móviles estarán provistos de topes o ménsulas de seguridad para
limitar la caída del carro o puente en el caso de rotura de una rueda o eje, así como también se
dispondrá de ellos en los rieles.
Las cabinas se instalarán de modo que la persona encargada de su manejo tenga durante la
operación un campo de visibilidad adecuado.
17
Cuando se accionen las grúas desde el piso de los locales, se dispondrá de pasillos, a lo largo de su
recorrido, de un ancho mínimo de 0,90 m sin desniveles bruscos.
Los puentes-grúa estarán provistos de accesos fáciles y seguros hasta la cabina y de ésta a los
pasillos del puente por medio de escaleras fijas, verticales. Dispondrán de pasillos y plataformas
de un ancho no inferior a 0,75 m a todo lo largo del puente.
Los pasillos y plataformas serán de construcción sólida, estarán provistos de barandas y sus pisos
serán antideslizantes.
Las cabinas de los puentes-grúa estarán además dotadas de ventanas, las que protegerán a la
persona encargada de su manejo contra las proyecciones de materiales fundidos o corrosivos, las
radiaciones, los ruidos y la carga térmica severa. Se dotará a la cabina de matafuego adecuado.
Asimismo, los puentes-grúa estarán equipados con dispositivos de señales acústicas.
Aparejos para izar
Las cadenas serán de acero forjado. El factor de seguridad no será inferior a 5 para la carga
máxima admisible. Los anillos, ganchos, eslabones o argollas de los extremos serán del mismo
material que las cadenas a los que van fijados. Los elementos integrantes de los aparejos para izar
serán revisados diariamente antes de ponerse en servicio.
Cuando los eslabones sufran un desgaste de más de 20% o se hayan doblado o agrietado, serán
cortados y reemplazados inmediatamente.
Todas las cadenas para izar y para eslingas, nuevas o reacondicionadas, serán sometidas a ensayos
de tensión, los cuales se realizarán utilizando el doble de la carga nominal, antes de ponerse en
servicio.
El factor de seguridad para los cables no será inferior a 6.
Estarán siempre libres de nudos, torceduras permanentes y otros defectos. Se inspeccionará
diariamente el número de hilos rotos, desechándose aquellos cables en que lo están en más de
10% de los mismos.
Las cuerdas para izar o transportar cargas tendrán un factor de seguridad que no será inferior a 10.
No se deslizarán sobre superficies ásperas o en contacto con tierra, arena u otras sustancias
abrasivas o sobre ángulos o aristas cortantes, a no ser que vayan protegidas.
No se depositarán en locales en donde estén expuestas a contactos con sustancias químicas
corrosivas ni se almacenarán con nudos ni sobre superficies húmedas.
La carga máxima admisible deberá estar indicada.
18
Las gargantas de las poleas permitirán el fácil desplazamiento y enrollado de los eslabones de las
cadenas. Cuando se utilicen cables o cuerdas, las gargantas serán de dimensiones adecuadas para
que aquéllas puedan desplazarse libremente y su superficie será lisa y con bordes redondeados.
Los ganchos serán de acero forjado. Estarán equipados con pestillos u otros dispositivos de
seguridad para evitar que las cargas puedan salirse.
Las partes que estén en contacto con cadenas, cables o cuerdas serán redondeadas. Todos los
elementos de los transportadores tendrán suficiente resistencia para soportar las cargas que
deban ser desplazadas. Los pisos, plataformas y pasillos a lo largo de los transportadores, se
conservarán libres de obstáculos, serán antideslizantes y dispondrán de drenaje para evitar la
acumulación de líquidos.
Plataforma de trabajo
Las plataformas de trabajo, fijas o móviles, estarán construidas de materiales sólidos y su
estructura resistencia será proporcionada a las cargas fijas o móviles que hayan de soportar.
Los pisos y pasillos de las plataformas de trabajo serán antideslizantes, se mantendrán libres de
obstáculos y estarán provistas de un sistema de drenaje que permita la eliminación de productos
resbaladizos.
Las plataformas que ofrezcan peligro de caída desde más de dos metros estarán protegidas en
todo su contorno por barandas.
Escaleras fijas de servicio
Las partes metálicas y herrajes de las mismas serán de acero, hierro forjado, fundición maleable u
otro material equivalente y estarán adosadas sólidamente a los edificios depósitos, máquinas o
elementos que las precisen.
La distancia entre el frente de los escalones y las paredes más próximas al lado de ascenso será
por lo menos de 0,75 metros. La distancia entre la parte posterior de los escalones y el objeto fijo
más próximo será por lo menos de 16 centímetros. Habrá un espacio libre de 40 centímetros a
ambos lados del eje de la escala si no está provista de jaulas u otros dispositivos equivalentes.
Si se emplean escalas fijas para alturas mayores de nueve metros, se instalarán plataformas de
descanso cada nueve metros o fracción.




19
Decreto 911/96
Aparatos elevadores
El personal afectado a tareas que utilicen aparatos elevadores debe ser adecuadamente
adiestrado y capacitado en los riesgos de las tareas específicas a las que ha sido asignado.
El montaje y desmontaje de grúas y aparatos de izar se debe hacer bajo la supervisión directa de
personal competente debiendo ser examinados periódicamente, por personal competente, todos
los elementos.
Las maniobras con aparatos elevadores deben efectuarse mediante un código de señales
preestablecidas u otro sistema de comunicaciones efectivo. Asimismo, el área de desplazamiento
debe estar señalizada, quedando prohibida la circulación de personas mientras se ejecuta la tarea
y que los trabajadores sean transportados con la carga.
Aquellas cargas suspendidas que por sus características sean recibidas por los trabajadores para su
posicionamiento deben ser guiadas mediante accesorios (cuerdas u otros) que eviten el
desplazamiento accidental o contacto directo.
La elevación de materiales sueltos debe hacerse con precauciones y procedimientos que impidan
la caída de aquellos. No deben dejarse los aparatos elevadores con cargas suspendidas.
Las entradas del material a los distintos niveles donde éste se eleve, deben estar dispuestas de
forma tal que los trabajadores no deban asomarse al vacío para efectuar las operaciones de carga
y descarga.
Los aparatos elevadores accionados manualmente deberán contar con dispositivos que corten
automáticamente la fuerza motriz cuando se sobrepase la altura, el desplazamiento o la carga
máxima.
Cabinas
Deben ofrecer una protección adecuada al operador contra las caídas y la proyección de objetos,
el desplazamiento de la carga.
Deben ofrecer al operador un campo visual apropiado. Los parabrisas y ventanas deben ser de
material inastillable de seguridad.
Deben estar bien aireadas y en razonables condiciones, evitándose la acumulación de humos y
gases en su interior, teniendo en el caso de zonas frías un sistema de calefacción. Su diseño debe
permitir que el operador pueda abandonarla rápidamente en caso de emergencia.
Gruas
20
Las grúas y equipos equivalentes deben poseer como mínimo en servicio los dispositivos y
enclavamientos originales más aquellos que se agreguen a fin de posibilitar la detención de todos
los movimientos en forma segura y el accionamiento de los límites de carrera de izado y traslación.
Cuando la grúa requiriera el uso de estabilizadores de apoyo, no se debe operar con cargas hasta
que los mismos estén posicionados sobre bases firmes que eviten el vuelco de la grúa. Igual
criterio de precaución se debe aplicar cuando el equipo esté ubicado sobre neumáticos, en cuyo
caso será necesario que estén calzados para evitar desplazamientos accidentales.
Los armazones de los carros y los extremos del puente en las grúas móviles deben estar provistos
de topes o ménsulas de seguridad para limitar la caída del carro o puente en el caso de rotura de
una rueda o eje.
Cuando las grúas se accionen desde el piso de los locales se debe disponer de pasillos a lo largo de
su recorrido, de un ancho mínimo de NOVENTA CENTIMETROS (90cm.), sin desniveles bruscos,
para el desplazamiento del operador .Los puentes grúa deben disponer de pasillos y plataformas
de un ancho no inferior a 60 cm a lo largo de todo el puente, provisto de barandas y pisos
antideslizantes que garanticen la seguridad del trabajador.
Cables, cadenas, cuerdas y ganchos
Los anillos, cuerdas, ganchos, cables, manguitos, eslabones giratorios, poleas y demás elementos
utilizados para izar o bajar materiales o como medios de suspensión, deben ser ensayados:
a) Antes de iniciar una obra.
b) Cuando se los destine a otro uso.
c) Cuando se produjera algún tipo de incidente (sobrecarga, parada súbita, etc.) que pueda alterar
la integridad del elemento.
d) Con la periodicidad que indique el responsable de Higiene y Seguridad.
Esta tarea debe ser realizada por personal competente y autorizada por el responsable a cargo del
montaje.
Deben tener identificada la carga máxima admisible que soporten. Dicha carga debe ser
estrictamente respetada en cada operación.
Todos los elementos considerados deben almacenarse agrupados y clasificados según su carga
máxima de utilización en lugar seco, limpio, cerrado y bien ventilado, evitando el contacto con
sustancias corrosivas, ácidos, temperaturas altas o tan bajas que le produzcan congelamiento.
Dichos elementos se deben almacenar colgados.
Todo elemento defectuoso debe ser reemplazado, no admitiéndose sobre él ningún tipo de
tratamiento, reparación o modificación. Ninguno de los elementos mencionados debe entrar en
21
contacto con aristas vivas, arcos eléctricos o cualquier otro elemento que pueda perjudicar su
integridad.
Cables metálicos de uso general
Los cables metálicos de uso general deberán cumplir las siguientes condiciones:
a) Serán de acero, con una resistencia mínima de seguridad a la tracción de CIENTO CUARENTA
KILOGRAMOS (140kg.) por milímetro cuadrado. En ningún caso el coeficiente será inferior a TRES
CON CINCO (3,5) veces la carga máxima admisible.
b) Deben ser de una sola pieza, no aceptándose uniones longitudinales.
c) No tendrán fallas visibles, nudos, quebraduras, etc., ni estarán deshilachados.
d) Las terminales y sujetadores de los cables deben ser examinados antes de su uso.
Los cables deben ser lubricados periódicamente, de acuerdo al uso y a las condiciones ambientales
del lugar donde se los utiliza o donde se los almacena. El lubricante usado no debe contener
ácidos y álcalis.
Los cables que presenten desgaste, corrosión, alargamientos e hilos rotos deben ser desechados.
Diariamente deben ser verificados visualmente por el operador bajo la supervisión del responsable
de la tarea.
Cadenas
Sólo pueden utilizarse cadenas que se encuentren en su condición original y que la deformación
máxima de cualquiera de sus eslabones no presente alargamientos superiores al CINCO POR
CIENTO (5%) de su longitud inicial. Asimismo, no debe usarse ninguna cadena que presente algún
eslabón con un desgaste mayor al QUINCE POR CIENTO (15%) de su diámetro inicial.
Se deben construir de acero forjado y se seleccionará para un esfuerzo calculado con un
coeficiente de seguridad mayor o igual a CINCO (5) para la carga máxima admisible.
Los anillos, ganchos, argollas de los extremos o cualquier otro elemento que participe
directamente del esfuerzo del conjunto, deben ser del mismo material que la cadena a la que van
fijados.
Eslingas
Se prohíbe el uso de eslingas cuyos elementos no cumplan con lo normado en el rubro cables,
cadenas, cuerdas y ganchos.
22
Las capacidades de carga nominal varían con cada configuración de empleo de la eslinga y con el
ángulo de apertura, respecto de la vertical. El fabricante debe emitir tablas con los respectivos
valores.
El fabricante debe proveer información técnica detallada de los ensayos realizados sobre las
eslingas de su fabricación.
Los anillos, ganchos, eslabones giratorios y eslabones terminales, montados en las cadenas de
izado deben ser de material de por lo menos igual resistencia que la cadena.
Cuando las eslingas sean cables, deben mantenerse limpias y lubricadas.
Cuando se usen DOS (2) o más eslingas colgadas de un mismo gancho o soporte, debe verificarse
que cada una de ellas, esté tomada en forma individual del referido elemento, no admitiéndose
que se tome una eslinga a otra.
En la operación, las eslingas deben ser protegidas en aquellos puntos donde la carga presente
ángulos vivos. Los trabajadores deben mantener sus manos y dedos alejados tanto de las eslingas
como de la carga.
Ganchos, anillos, grilletes y accesorios
Cuando estos accesorios se utilicen en eslingas, deben tener una resistencia mínima de UNA CON
CINCO (1,5) veces la resistencia de la eslinga, excepto en aquéllos casos en los que el conjunto
(todos los elementos que constituyen la eslinga completa) cuente con certificación técnica.
Los ganchos deben ser de acero aleado forjado y poseerán un pestillo de seguridad que evite la
caída accidental de las cargas. La parte de los ganchos que entre en contacto con cables, cuerdas y
cadenas no debe tener aristas vivas.
Deben ser desechados todos aquéllos ganchos que se hallen abiertos más del QUINCE POR CIENTO
(15%) de la distancia original de la garganta, medido en el lugar de menor dimensión, o que estén
doblados más de DIEZ GRADOS (10º) fuera del plano propio del gancho.
Eslinga de faja de tejido de fibra sintetica
Debe poseer las siguientes características y condiciones que deben ser detalladas en las
especificaciones técnicas por el fabricante:
Resistencia suficiente a los esfuerzos que especifica su fabricante.
Espesor y ancho uniforme.
No presentar deshilachados ni estar cortados.
La faja debe estar confeccionada con hilo de igual material.
23
La costura, por acoplamiento de los extremos de la faja y formación de ojales, debe tener una
resistencia superior a la tensión de rotura de la eslinga.
El coeficiente de seguridad mínimo para las fajas de fibras sintéticas es igual a CINCO (5).
Los herrajes deben satisfacer los siguientes requisitos:
Tener capacidad suficiente para resistir el doble de la carga nominal de la faja sin mostrar
deformación permanente.
Resistencia de tensión de rotura por lo menos igual a la de la eslinga.
Estar libre de todo ángulo vivo que pueda dañar el tejido.
Cada eslinga deberá ser marcada o codificada de manera que pueda ser identificada por:
- Nombre o marca registrada del fabricante.
- Capacidad de carga nominal para el tipo de uso.
- Tipo de material del que está construida.
Una vez determinado el valor de la carga a mover, se seleccionará la eslinga en función de la
configuración de la lingada, carga y medio ambiente de trabajo.
Cuando una eslinga esté preparada para ser empleada como lazo, deber ser el largo suficiente
para que el herraje que oficie de ojo del lazo caiga en zona de faja.
En las operaciones con eslingas se debe observar lo siguiente:
- No deben ser arrastradas por el piso, ni sobre superficie abrasiva alguna.
- No serán retorcidas ni anudadas de modo alguno.
- No se extraerán por tracción si están aprisionadas por la carga.
- No serán dejadas caer de altura.
- No se depositarán en lugares que les provoquen agresiones mecánicas o químicas.
- No se usarán en ambientes ácidos.
- No se emplearán en ambientes cáusticos cuando sean de polyester o polipropileno.
- No se usarán en ambientes cuya temperatura sea mayor a los OCHENTA GRADOS
CENTIGRADOS (80º C), cuando sean de polipropileno.
- No se emplearán en atmósferas caústicas, cuando tengan herrajes de aluminio.
24
En general, deben ser inspeccionadas por el responsable de la tarea antes de cada uso. La
frecuencia de esta inspección dependerá de la frecuencia de uso de la eslinga y la severidad de las
condiciones de trabajo.
Toda reparación debe ser efectuada por su fabricante o personal especializado, el que debe
extender un certificado por la carga nominal, luego de ser reparada. Se prohíben las reparaciones
provisorias.