Derecho Civil Internacional.

 Derecho de Familia:
Es el conjunto de personas físicas que se hallan vinculadas entre sí por el parentesco
de consanguinidad, afinidad o adopción. Puede derivar del matrimonio o fuera de ella.
Es el grupo de personas formado por los ascendientes, descendientes y colaterales de
un linaje.
 El matrimonio
El matrimonio, es la unión, voluntariamente concertada, entre un VARÖN y una
MUJER legalmente aptos para ello, formalizada, conforme a la ley con el objeto de hacer
VIDA EN COMUN.
 Régimen de los esponsales
En el derecho romano antiguo, fueron aceptados y contemplados los llamados
esponsales como un pacto de que se ha de celebrar un matrimonio. Si el matrimonio por
alguna razón no se llegase a realizar, existía una acción denominada “actio sponsalitia”.
Este derecho subjetivo dejo de tener vigencia y cayó en desuso y, por lo tanto,
solamente quedó la obligación moral pues no se podía exigir la celebración del
matrimonio.
Estando vigente un contrato de esponsales no podía ser celebrado otro, con otra
persona, o si se efectuaba el matrimonio con persona distinta, se acarreaba una
declaratoria de infamia.
Con posteridad al derecho antiguo, específicamente durante la existencia del
derecho del imperio bajo se empezaron a conocer las arras esponsalicias, que era un
dinero o unos bienes que uno de los promitentes depositaba en manos del otro, como
garantía de que cumpliría la promesa, perdiéndolas si incumplía o con derecho a
reclamarlas, dobladas, si él era la víctima del incumplimiento.
Los esponsales dejaban de tener vigencia por diversas razones, entre ellas las
siguientes: por su cumplimiento, por la muerte de una de las partes, por mutuo acuerdo,
por decisión de una de las partes o por sobrevenir un impedimento para el matrimonio,
por ejemplo, que una de las partes perdiese el jus connubium, que era la aptitud civil
para contraer matrimonio (justae nuptiae) y para permanecer en matrimonio.


A diferencia de los que establecían los Código Civiles de 1870 y 1884 que no se
reconocían los esponsales de futuro, el derecho mexicano a partir de la Ley de
Relaciones Familiares, producto de la Revolución de 1910, admitió la institución de los
esponsales o sea la promesa de matrimonio que, en caso de ruptura, da derecho a una
indemnización.
Los efectos de los esponsales en el Derecho Mexicano no son en ningún modo los de
obligar al que los rompa a contraer matrimonio o al pago de alguna pena convencional
pactada, sin tan sólo la ruptura trae como consecuencia obligar a quien lo hizo a pagar
los gastos que la otra parte hubiere hecho con motivo del futuro matrimonio; a devolver
las donaciones efectuadas con vita del matrimonio que no se celebró y a una
indemnización a título de reparación moral, cuyo monto será fijado por el juez teniendo
en cuenta los recursos del prometido culpable y la gravedad del perjuicio que se haya
causado al inocente.
Esta indemnización se pagará cuando por la duración del noviazgo, la intimidad
establecida entre los prometidos, la publicidad de las relaciones, la proximidad del
matrimonio u otras causas semejantes, el rompimiento de los esponsales cause un grave
daño a la reputación del prometido inocente. Se trata en suma, de una extensión de la
obligación general que toda persona tiene, de proceder correctamente y de no incurrir
en actos ilícitos o contra las buenas costumbres, con los cuales pueda causar daño a
otro.
Los esponsales, como figura jurídica de naturaleza familiar, han sido eliminados en el
Distrito Federal de las normas jurídicas que regulan el Derecho de Familia, puesto que
los preceptos legales que antes la regulaban fueron derogados.
A pesar de ello en las legislaciones civiles de las entidades federativas que
conforman la República, los esponsales subsisten como institución íntimamente ligada
al matrimonio y consecuentemente a la familia. Por ello se ha tomado como referencia el
Código Civil del Estado de Aguascalientes, que define a los esponsales
La promesa de matrimonio que se hace por escrito y es aceptada, constituye los
esponsales. La aceptación se presume mientras no se demuestre lo contrario.”
La palabra esponsales viene del latín sponsalis, cuyo significado es promesa
reciproca del futuro matrimonio. Sólo puede celebrar esponsales el hombre que ha
cumplido dieciséis años y la mujer que ha cumplido catorce.
Cuando los prometidos son menores de edad, los esponsales producen efectos
jurídicos sólo si han consentido en ellos sus representantes legales.
Los esponsales no producen obligación de contraer matrimonio, ni en ellos puede
estipularse pena alguna por no cumplir la promesa.
El que sin causa grave, a juicio del juez, rehusare cumplir su compromiso de
matrimonio o difiera indefinidamente su cumplimiento, pagará los gastos que la otra
parte hubiere hecho con motivo del matrimonio proyectado. En la misma
responsabilidad incurrirá el prometido que diere motivo grave para el rompimiento de
los esponsales.

 Ley que rige la capacidad y las formas de celebrar
esponsales
Los esponsales sólo pueden ser celebrados por el hombre si ha cumplido los 16 años o
por la mujer si ha alcanzado catorce, pero en estos casos o sea cuando se trate de
menores de edad, es necesario el consentimiento de los padres o tutores, para que
dichos esponsales produzcan efectos jurídicos.
Derogado por el artículo 98 de la Ley Nº 1/92
Art. 139.- No pueden contraer matrimonio el hombre antes de los diez y seis años de
edad y la mujer antes de cumplir los catorce.
Art. 140.- No pueden contraer matrimonio entre sí:
a) los ascendientes y descendientes en línea recta;
b) los hermanos;
c) los parientes afines en línea recta;
d) el adoptante y sus descendientes con el adoptado y sus descendientes;
e) el adoptado con el cónyuge del adoptante, ni éste con el cónyuge de aquél.
f) los hijos adoptivos del mismo adoptante entres sí; y
g) las personas del mismo sexo.
Art. 141.- No puede contraer matrimonio quien está vinculado por un matrimonio
anterior.
Art. 142.- No pueden contraer matrimonio entre sí las personas de las cuales una ha
sido condenada como autor o cómplice de homicidio consumado, frustrado o tentado
del cónyuge de la otra. La instrucción del juicio criminal suspende la celebración del
matrimonio.
Art. 143.- No pueden contraer matrimonio el interdicto por enfermedad mental, ni el
que por cualquier causa hubiere perdido el uso de su razón que le suma en inconciencia,
aunque sea pasajera.
Art. 144.- Si la demanda de interdicción ha sido presentada, podrá el Ministerio Público,
a instancia de parte autorizada para promoverla, pedir que se suspenda la celebración
del matrimonio hasta tanto se dicte sentencia definitiva.
Art. 145.- La desaparición de una persona con presunción de fallecimiento no autoriza a
su cónyuge a contraer nuevo matrimonio. Podrá hacerlo en caso de declaración judicial
de muerte, previsto por este Código.
Art. 146.- La mujer que no habiendo quedado embarazada volviere a casarse antes de
transcurrido los trescientos días de disuelto o anulado su matrimonio, perderá los
legados o cualquier otra liberalidad o beneficio que el marido le hubiera hecho en su
testamento.
Art. 147.- El tutor que se casare con la pupila antes de aprobadas las cuentas de la
tutela perderá la retribución que le habría correspondido, sin perjuicio de su
responsabilidad.
La misma sanción se aplicará al tutor si el matrimonio con la pupila lo contrajere un
descendiente suyo que está bajo su potestad.
Esta disposición rige igualmente para la tutora.
Art. 148.- Los menores, aunque hayan cumplido la edad exigida por este Código, no
pueden casarse sin la autorización de sus padres o la del tutor, y en defecto de éstas, sin
la del juez.
Art. 149.- Si los menores de edad se casaren sin la autorización necesaria, quedarán al
régimen legal de separación de bienes hasta que cumplan la mayor edad. El juez,
empero, fijará la cuota alimentaria de que el menor emancipado podrá disponer para
subvenir a sus necesidades en el hogar, la cual será tomada de sus rentas líquidas, y en
caso necesario, del capital.
La misma regla se aplicará cuando alguno de los contrayentes no hubiera cumplido
la edad requerida, o se casare el tutor o sus descendientes con la persona que esté bajo
tutela, mientras no sean aprobadas las cuentas de ésta. Cumplida la mayoría de edad, o
aprobadas las cuentas, los cónyuges podrán optar por el régimen de la comunidad de
gananciales.

 Aspectos generales del matrimonio
La Ley N° 19.947 sobre Matrimonio Civil, publicada en el Diario Oficial el 17 de mayo
de 2004 y que comenzó a regir el 18 de noviembre del año 2004, reconoce que la familia
es el núcleo fundamental de la sociedad y el matrimonio su base principal. El
Reglamento respectivo fue publicado en el Diario Oficial, el día 30 de octubre de 2004, y
corresponde al DS 673 del Ministerio de Justicia.

También, regula los deberes y derechos que implica el contraer matrimonio, los
requisitos que se deben cumplir para contraerlo, quiénes están autorizados para
celebrarlo, la forma en que éste se termina y las vías para resolver los conflictos ante
una ruptura conyugal.
Contempla, además, nuevos aspectos, tales como:
 La celebración del matrimonio ante entidades religiosas, el que para producir
efectos civiles debe ser inscrito en un plazo de ocho días ante el Servicio de
Registro Civil e Identificación.
 La posibilidad que las personas de alguna etnia indígena puedan solicitar que la
manifestación, la información y la celebración del matrimonio sean en su lengua
materna.
 La posibilidad que las personas sordomudas puedan solicitar que la
manifestación, la información y la celebración del matrimonio se realicen
mediante lenguaje de señas.
 La separación de hecho de los cónyuges y acuerdo escrito de cese de convivencia.
 La separación judicial.
 El divorcio que pone término al matrimonio
 por falta imputable a uno de los cónyuges.
 por el cese de la convivencia, que será de un año si ambos cónyuges están de
acuerdo o de tres años si no lo están.

 Ley que rige la capacidad para contraer matrimonio
Artículo 11.- La capacidad de las personas para contraer matrimonio, la forma del acto y
la existencia y validez del mismo, se rigen por la ley del lugar en que se celebra.
Sin embargo, los Estados signatarios no quedan obligados a reconocer el matrimonio
que se hubiese celebrado en uno de ellos cuando se halle afectado de alguno de los
siguientes impedimentos:
a) Falta de edad de alguno de los contrayentes, requiriéndose como mínimo catorce
años cumplidos en el varón y doce en la mujer;
b) Parentesco en línea recta por consanguinidad o afinidad, sea legítimo o ilegítimo;
c) Parentesco entre hermanos legítimos o ilegítimos;
d) Haber dado muerte a uno de los cónyuges, ya sea como autor principal o como
cómplice, para casarse con el cónyuge supérstite;
e) El matrimonio anterior no disuelto legalmente.
Artículo 12.- Los derechos y deberes de los cónyuges en todo cuanto afecta sus
relaciones personales, se rigen por las leyes del domicilio matrimonial.
Si los cónyuges mudaren de domicilio, dichos derechos y deberes se regirán por las
leyes del nuevo domicilio.
Artículo 13.- La ley del domicilio matrimonial rige:
a) La separación conyugal;
b) La disolubilidad del matrimonio, siempre que la causal alegada sea admitida por
la ley del lugar en el cual se celebró.

 Limitaciones a la lex loci celebrationis
El término latino lex loci celebrationis aplicado al derecho internacional privado
quiere decir: "ley del lugar donde se celebró el matrimonio". Se utiliza en el derecho
internacional privado para determinar qué ley de fondo se aplicará a un caso
determinado. Dependiendo de que ley se aplique el resultado será diferente
Aplicaciòn de Lex Loci Celebrationis
• La legislaciòn local aplicable a los extranjeros en
cuanto a impedimentos.
• Legilsaciòn local aplicable a la forma del consentimiento,
• Fuerza obligatoria de los esponsables
Limitaciones al reconocimiento del Matrimonio de extrnajeros
Articulo 40 de Còdigo de Bustamante: Los Estados contratans no quedan obligados a
reconocer matrimonio celebrando en cualquiera de ellos por nacionales o extranjeros
que contraria a disposiciones de necesidad de disoluciòn de matrimonio anterior,
consanguinidad o afinidad para determinar impedimentos absoluto.
 Ley que rige las formas y validez del matrimonio
La invalidez de los matrimonios celebrados en el extranjero puede ser provocada por
el derecho del lugar de celebración pero también por resultar afectada la norma de
aplicación inmediata del art. 160 o la cláusula de reserva del orden público (art. 14 del
C.C.). La invalidez constituye una sanción legal por el incumplimiento de los requisitos
exigidos para la validez, por lo que no cabe sino aplicar a las consecuencias el mismo
derecho que contiene esos requisitos.
La invalidez puede ser provocada por la ley del lugar de celebración que exige
condiciones más rigurosas que el derecho argentino para la celebración de un
matrimonio. Si esas condiciones más rigurosas son compatibles con el derecho
argentino, en el foro argentino se deberá declarar la invalidez del matrimonio por
aplicación del derecho del lugar de celebración.
La invalidez provocada por la cláusula de la lex loci contraria a los principios de
orden público del derecho del foro, puede ser corregida en éste por recurso a la cláusula
de reserva de orden público.
Por otra parte, el matrimonio válido según la ley del lugar de celebración puede
resultar violatorio de alguno de los impedimentos mencionados en el art. 160 del C.C. o
de principios de orden público tutelados por la cláusula general de reserva del art. 14
C.C.
 Ley que rige los efectos del matrimonio
Los efectos del matrimonio se regirán por la ley personal común de los cónyuges al
tiempo de contraerlo; en defecto de esta ley, por la ley personal o de la residencia
habitual de cualquiera de ellos, elegida por ambos en documento auténtico otorgado
antes de la celebración del matrimonio; a falta de esta elección, por la ley de la
residencia habitual común inmediatamente posterior a la celebración, y, a falta de dicha
residencia, por la del lugar de celebración del matrimonio.
La nulidad, la separación y el divorcio se regirán por la ley que determina el artículo
107.
 Ley y jurisdicción competente en relación a la nulidad
del matrimonio
De conformidad al artículo 132 "La capacidad para contraer matrimonio, la forma y
validez del acto se regirán por la ley del lugar de su celebración”, también la
determinación de la falta de capacidad, de formas y de validez, deben ser determinados
por la ley del lugar de celebración, salvo las disposiciones de orden público
internacional.
La ley aplicable a los efectos de la nulidad, por otra parte, será la del domicilio
conyugal, por cuanto se refiere a las consecuencias de la nulidad, es lo que dispone el
artículo 166 del Código Civil: “La ley del domicilio conyugal rige la separación de los
esposos, la disolución del matrimonio y los efectos de la nulidad del mismo”.
En cuanto a la jurisdicción competente, de acuerdo al artículo 178 del Código Civil,
“Corresponde al juez del domicilio conyugal conocer de la nulidad y sus efectos, si los
esposos tienen domicilio en la República. Si el cónyuge demandado no lo tuviere en el
país y el matrimonio se hubiere celebrado en él, la acción de nulidad podrá intentarse
ante el juez del último domicilio matrimonial en la República.”
 Efectos patrimoniales del matrimonio
Es el conjunto de relaciones de carácter económico que emergen de la unión
matrimonial.
En Derecho Comparado se admite la existencia de los siguientes regímenes de bienes
en el matrimonio.
* El Régimen de Comunidad de gananciales. Este régimen se caracteriza por la
existencia de una masa común que se compone de bienes indivisos que pertenecen a los
esposos por mitad que ordinariamente debe quedar en estado de indivisos en tanto
dura el matrimonio. Art. 30 al 59 de la Ley 1/92.
* El régimen de participación diferida (o régimen sin comunidad): En este régimen
no hay bienes comunes, todos los bienes de los esposos son propios del marido o de la
mujer. Art. 60 al 99 de la Ley 1/92.
* El Régimen de separación de bienes: este excluye la existencia de una masa común.
Art. 70 al 74 de la Ley 1/92.
* El régimen dotal: Lo que determina su nombre es la presencia de una dote,
aportada por la mujer al marido.

 Régimen de los bienes en el matrimonio
Art. 163. Las convenciones matrimoniales y las relaciones de los esposos con
respecto a los bienes se rigen por la ley del primer domicilio conyugal, en todo lo que,
sobre materia de estricto carácter real, no esté prohibido por la ley del lugar de
ubicación de los bienes. El cambio de domicilio no altera la ley aplicable para regir las
relaciones de los esposos en cuanto a los bienes, sean adquiridos antes o después del
cambio. (Ley 23.515).




 Régimen de comunidad y Régimen de separación de
bienes

Casarse en separación de bienes es algo cada vez más habitual, quizás por el
incremento de información jurídica de la que disponen aquellos quedesean casarse.
Vamos a comentar en esta entrada el régimen de separación de bienes.
Este régimen en mucho más simple que los demás, ya que a cada cónyuge le
pertenecen los bienes que tuviera al inicio del matrimonio y aquellos que
adquiera durante el mismo. Además corresponde a cada uno los derechos de
administración, goce y disposición de los bienes.
Un matrimonio se rige por el sistema de separación de bienes cuando lo
convengan los cónyuges, cuando se haya pactado en capitulaciones que no regirá la
sociedad de gananciales y no se haya especificado ningún otro y cuando se extinga la
sociedad de gananciales a pesar de que el matrimonio siga existiendo y no se haya
establecido ningún otro régimen.
En el régimen de separación de bienes se estipula que las obligaciones
contraídas por cada cónyuge serán de exclusiva personalidad, es decir que cada
palo aguante su vela. Esta medida es una de las principales bazas a favor a la hora de
casarse en separación de bienes, por ejemplo en un matrimonio en el que un cónyuge
que pueda tener una repercusión civil de su trabajo (o que se dedique al comercio (y
por tanto arriesgue su patrimonio endeudándose) puede ser un ejemplo en el que se
casen en separación de bienes para no perderlo todo en caso de que uno de los dos no
pudiera atender a sus obligaciones.

La separación de bienes también regula otros temas, como son la presunción de
donación. Esto se hace para que ante un concurso de acreedores, una persona no legue
todos sus bienes a su cónyuge y los acreedores no puedan recuperar lo que se les debe.
También existe otra regulación que determina que en caso de que no sea posible saber
cual de los dos cónyuges es propietario de un bien o derecho pertenecerá a los dos por
mitad.
Aunque los bienes estén separados, en un matrimonio se espera una vida en
común. Por ese motivo los cónyuges contribuirán a las cargas del matrimonio
proporcionalmente a sus recursos económicos, a no ser que se pacte lo contrario en
capitulaciones (hablaremos de ellas otro día). El trabajo para la casa se considerará una
contribución, y dará como derecho por parte del juez a obtener una compensación en el
caso de la extinción del régimen de separación.
Por ejemplo si uno de los cónyuges ha obtenido unas ganancias de 100.000 euros
en un año y el otro ha obtenido sólo 10.000 que dedica a ahorrar, pero ha realizado
trabajo doméstico por valor de 600 euros se acepta que el segundo cónyuge ha aportado
a los gastos del matrimonio 7.200 euros (el 72% de sus ingresos).
El régimen de separación de bienes se puede extinguir por los siguientes motivos:
 Por pactar los cónyuges un régimen distinto mediante capitulaciones
 Por disolución del matrimonio
 Por declaración judicial de separación de dos personas
La liquidación de este régimen es mucho más sencilla que en los sistemas de
participación y de sociedad de gananciales. No obstante comprende el pago de las
contribuciones atrasadas a las cargas del matrimonio y la división de las comunidades
de bienes indivisas de bienes adquiridas durante el matrimonio (por ejemplo la
vivienda común).
Por último comentar que aunque el régimen de separación de bienes puede
parecer que es para personas que piensan divorciarse en un futuro, existen más
razones para tomar este sistema. Además cuando el patrimonio de uno de los
cónyuges es sensiblemente mayor que el otro antes del matrimonio, puede ser una
forma de salvar las reticencias de la familia.




 Capitulaciones matrimoniales
El objeto de las capitulaciones matrimoniales radica, de forma directa y precisa, en
instrumentar las estipulaciones conyugales referentes al régimen económico del
matrimonio, pero que, de forma complementaria, puede referirse también a
"cualesquiera otras disposiciones por razón del matrimonio" (p.ej., el regalo o donación
propter nuptias que los suegros realizan a favor del cónyuge de su hijo o hija)
Las capitulaciones son un acto o convenio perfeccionado por los futuros
contrayentes, con la finalidad de determinar el régimen patrimonial del matrimonio, es
decir, es una relación contractual donde la pareja antes de formalizar su relación, fijan la
forma mediante la cual se regirá la comunidad de bienes durante la unión conyugal.
Nuestra legislación reconoce a los contrayentes amplia libertad para estipular su
régimen patrimonial matrimonial, fundamentado en la autonomía de la voluntad, como
principio fundamental del campo de las relaciones contractuales, siempre y cuando no
sean acordadas cláusulas contrarias a lasleyes, a normas de orden publico y a las buenas
costumbres.
Ahora bien, existen ciertos elementos que regulan la validez de las capitulaciones
matrimoniales, en primer lugar deben otorgarse antes de la celebración del matrimonio,
siendo nulas todas aquellas estipulaciones celebradas en fecha posterior a la
celebración matrimonial, así como su alteración también en la misma oportunidad. En
segundo lugar, deben los contrayentes tener capacidad suficiente para celebrar las
capitulaciones, siendo esta la misma capacidad que requieren para contraer
matrimonio. Por ello, seria contrario decir que quien puede casarse, no pueda estipular,
conjuntamente con la persona con quien va a contraer matrimonio, el régimen
patrimonial matrimonial. En tercer lugar, las capitulaciones deben ser debidamente
protocolizadas ante la Oficina de Registro Inmobiliario del lugar donde vaya a
celebrarse el matrimonio, ello debido a que tal régimen no solo interesa a los cónyuges,
sino también a los terceros que se puedan ver afectados por las estipulaciones
efectuadas por los futuros contrayentes. En cuarto lugar y como elemento esencial para
su validez, dichas capitulaciones no pueden ser contrarias a ley o al orden público.
La nulidad de las capitulaciones matrimoniales, no es mas que la sanción civil que
impone el legislador, determinada por la trasgresión de una disposición legal en el acto
de su celebración, que implica su eliminación de la vida jurídica total o parcialmente



 Régimen patrimonial de los bienes situados en la
República de matrimonios celebrados en el Paraguay
Los esposos quedarán sujetos al régimen de la comunidad de bienes, que se
regulará por las disposiciones de este Capítulo, siempre que no acuerden un régimen
patrimonial distinto.Art.190.- Corresponde a la comunidad el uso y goce de los bienes
propios y de los gananciales. Derogado por Ley 1/92 - Ver referenciaArt.191.- Son
bienes gananciales: a) los adquiridos a título oneroso por cualquiera de los esposos
durante el matrimonio, cuando no se probare que son propios. Tratándose de muebles
se aplicarán las reglas del usufructo; b) los adquiridos por donación, herencia o legados,
en favor de ambos cónyuges; c) los frutos naturales y civiles de los bienes comunes o de
los propios de los cónyuges, percibidos durante el matrimonio, o pendientes al tiempo
de la disolución de la comunidad de bienes. Los productos de otra clase se regirán por
las disposiciones sobre el usufructo; d) los frutos civiles de la profesión, trabajo o
industria de cualquiera de los esposos; e) los que recibiesen los cónyuges por el
usufructo de los bienes de los hijos de otro matrimonio; f) los adquiridos por hechos
fortuitos. Quedan exceptuados los provenientes de sorteo o redención, con prima o sin
ella, de valores que pertenecieren a uno de los esposos, g) el valor que en el momento de
la enajenación, o al disolverse la comunidad de bienes, tuvieren las mejoras hechas en
bienes propios de los esposos cuando éstas hubiesen aumentado su precio. El importe
no podrá exceder de lo que realmente se gastó, para lo cual se tendrán en cuenta las
alteraciones que el signo monetario hubiese experimentado entre el momento en que se
hicieron las mejoras, y el de su enajenación, o de la liquidación de la comunidad; h) los
bienes que durante el matrimonio debieron adquirirse por uno de los cónyuges, pero
que fueron adquiridos después de disuelta la comunidad, por no haberse tenido noticia
de ellos, o por haberse impedido injustamente su adquisición; ei) lo invertido en cargas
de los bienes propios, o en cualquier otro concepto, siempre que uno solo de los esposos
hubiere obtenido provecho.

Art.192.- Se presume que son gananciales todos los bienes existentes al terminar la
comunidad, salvo prueba en contrario. No valdrá contra los acreedores de la comunidad
o de cualquiera de los cónyuges, la sola confesión de éstos. Derogado por Ley 1/92 - Ver
referencia




 Régimen patrimonial de bienes situados en la República
de matrimonios celebrados en el extranjero y disueltos
en la República

 Los tratados de Montevideo de 1889 y 1940
LEY DEL MATRIMONIO CIVIL Y TRATADOS DE MONTEVIDEO:
La Ley Nº 1/92. De la reforma parcial del Código Civil, es la Ley que rige el
Matrimonio Civil en nuestro país, la cual consta de 99 artículos.
El Tratado de Derecho Civil Internacional de Montevideo de 1940. Se ocupa del
Matrimonio en el TITULO IV, desde el Art. 13 al 17, las que se refieren a la capacidad de
las personas para contraer matrimonio, los derechos personales, la ley del domicilio
conyugal, las convenciones matrimoniales, y el cambio de domicilio.








Bibliografía

 ttps://www.registrocivil.cl/Servicios/2.Matrimonio/Aspectos
Generales.html
 http://derechoupe.blogspot.com/p/internacional-
publico.html
 http://www.parlamento.gub.uy/htmlstat/pl/tratados/trat022
07-2.htm
 http://www.buenastareas.com/ensayos/Derecho-
Internacional-Privado-De-Familia/1945231.html
 http://www.actibva.com/magazine/mas-que-economia/el-
matrimonio-ii-el-regimen-de-separacion-de-bienes
 http://www.monografias.com/trabajos71/capitulaciones-
matrimoniales/capitulaciones-matrimoniales.shtml
 http://legales.com/tratados/f/fregimen.htm