“Se puede deslizar el arco sobre el fondo de un violín durante treinta años

,
incluso cien años, pero aun así no habrá musica alguna. Y la persona que
sostiene el arco tampoco se convertirá en músico !le"ander #evzorov
$eneralmente mis escritos hablan de los caballos. Se ha hablado de mucho de
!rte en este ámbito. “%l arte de la equitaci&n “!rte ecuestre “ %l arte de la
doma
!l ser el caballo una creatura , un ser, un otro con voluntad ' decisi&n propia
con el cual nosotros deseamos interactuar, 'a sea que lo aceptemos o no,
estamos entonces dentro del universo de las relaciones.
(uando digo “universo me esto' re)riendo a un cierto espacio que puede ser
conceptual o físico en donde por lo general se cree que rigen las mismas
pautas, la misma l&gica, las mismas reglas, etc , %n este caso respecto de las
relaciones, esto' pensando en las reglas , las normas, la l&gica,las pautas que
todos reconocemos* “#o hagas a otros lo que no quieres que te hagan a ti, por
e+emplo.
,ace mucho el psic&logo ' )l&sofo %rich -r.mm escribi& un libro llamado %l arte
de amar. /l considera en su obra, que dentro de las posibilidades de
relacionarnos la del amor es un arte. (laro que, como todo arte, este puede ser
aprendido.
!hora, para que ha'a arte, tal vez sea necesaria una t0cnica, pero lo que si es
indispensable es la comprensi&n de lo que realmente estamos haciendo o
queremos hacer. %so requiere alguna comprensi&n sobre nosotros mismos '
sobre los otros.
,ist&ricamente los seres humanos hemos tenido ciertas di)cultades en
reconocer la igualdad de los otros respecto de nosotros. 1as diferencias
morfol&gicas, el color de la piel, la forma de los o+os, la cantidad de grasa, han
sido ' son a veces una barrera para reconocer al otro.
%s cierto que es más fácil reconocer primero las similitudes formales,
comprender a un chimpanc0 es más simple respecto de una serpiente, por lo
menos en primera instancia.
%n mi escrito anterior “ %l camino de la %scuela trate de relatar como a trav0s
de nuestras e"periencias en enseñanza, así como de nuestro propio
aprendiza+e, fuimos creando la currícula de nuestra %scuela de hipología.
2ambi0n e"plique porque decidimos hacer eso ' no cursos de doma, equitaci&n
o relacionamiento con caballos.
1a idea del estudio hipol&gico no es el aprendiza+e de t0cnicas sino la
comprensi&n básica del caballo. (omenzamos desde la más simple
apro"imaci&n a su anatomía ' )siología sumado al análisis de nuestros modos
de relaci&n para poder tirar aba+o las barreras de la ilusi&n que no nos permiten
el acceso a su realidad. 1uego, una vez que tomamos conciencia, es que
podemos relacionarnos con el caballo vi0ndolo como quien es ' no como lo
imaginamos o nos gustaría que fuese. !sí comienza el camino de esta %scuela.
%sto es necesario, ho' día, dada la gran confusi&n e"istente en el mundo de los
caballos, donde el desconocimiento se mezcla con lo tradicional ' hasta con lo
mágico. !lgunas personas nos cuentan que no llegan a comprender qu0 es lo
que enseñamos, o porque lo hacemos. 34u0 relaci&n tiene la educaci&n o el
cuidado de un caballo, con la anatomía5.
%n principio pareciera que mu' poca, desde punto de vista de la equitaci&n ' el
mane+o ecuestre. %so es porque e"iste un efecto mu' grande del utilitarismo
sobre nuestra relaci&n con los animales en general, ' hasta se podría decir que
ha' una anatomía equina ' una anatomía ecuestre.
%s por esto que consideramos que ha' mucho para rever respecto de lo que
sabemos de los caballos.
(reemos que sin esta revisi&n , sin esta comprensi&n, nada puede hacerse
correctamente +unto a los caballos pues estamos sumidos en un mar de
pre+uicios ' eufemismos. Suena duro pero es así, al decir de #evzorov * “6is
disculpas por mi actitud dura , pero esto' repitiendo una ' otra vez, que la
comprensi&n de las sensaciones )siol&gicas de un caballo con todos sus
matices es de vital importancia.
1a persona que no entiende esta 7 gramática )siol&gica7 , no comprende al
caballo, no entiende nada.
2odo lo que tiene que hacer es simplemente pensar, ' pensar, para romper con
el estereotipo.
%ntonces serán posibles muchas cosas.
%n ingl0s, comprender signi)ca ponerse deba+o de algo understand 8under*
aba+o, ' stand* pararse9. :ecía mi maestro de ai;ido* 7comprender es aprender
de alguien o de algo, comprender a una persona es percibir lo que la persona
percibe, comprender algo es percibir de tal manera que nuestra percepci&n de
eso cree una unidad arm&nica. 3(uál es la diferencia entre aprender '
comprender5 $eneralmente, el aprendiza+e tiene un ob+etivo de)nido* uno
aprende una t0cnica, un idioma, un deporte. 6ientras que, comprender
signi)ca entender el signi)cado de las palabras de los demás, lo cual sería
aprender la relaci&n que e"iste entre sus palabras ' la realidad a la que se
re)eren7. (uando comprendemos a un animal, estamos aprendiendo la relaci&n
entre sus acciones ' su entorno. %n este sentido, comprender es aprender
sobre las relaciones.
%ntonces, 3qu0 es lo que estamos haciendo cuando tratamos con un caballo5
2iene en principio dos respuestas, la primera sería entender o saber qu0 cosas
esto' haciendo cuando interactúo con mi caballo ' por supuesto que siente
este, cuando hago lo que hago, por e+emplo* tirar de las riendas. 1a segunda
respuesta es bastante simple* me esto' relacionando con otro individuo. <ara
comprender esta segunda respuesta tendría que poder ver ' sentir al caballo
como otro individuo, por e+emplo= como si fuera 'o mismo, o otra persona.
2omen esto como un e+ercicio de la imaginaci&n, no tengan miedo. (laro que
no esto' diciendo que el caballo es un ser humano, lo que quiero que se
entienda es que no es una cosa, sino un individuo con el cual me esto'
relacionando.
%l mismo -r.mm en su libro trata de establecer una estrecha relaci&n entre el
conocimiento, la compresi&n en el arte de amar, en el arte de las relaciones. Y
es que la ha', pues el caballo es un >tro no humano como di+e antes. %sto
requiere de algún conocimiento e"tra, pues, si bien e"isten entre los homínidos
8 família a la que pertenecemos9 ' los 0quidos similitudes ' diferencias, el
problema no son las diferencias. %n realidad el problema es religioso, )los&)co,
o de arrogancia* es esta suerte de pretensi&n que nos hace sentir que por
pertenecer al orden de los primates homínidos tenemos privilegios o atributos
que nos permiten ponernos por encima de las otras especies.
<ero como di+e anteriormente, cuando, con la perspectiva apropiada,
comenzamos a preguntarnos sobre el caballo ' sus necesidades, obligaciones,
perspectiva ' demás, rápidamente comprendemos. %s allí cuando comenzamos
amar su punto de vista, su indefensi&n, su libertad...
!l principio mismo del libro de -r.mm, encontraran esta cita*
“4uien no conoce nada, no ama nada. 4uien no puede hacer nada, no
comprende nada. 4uien no comprende nada, nada vale. <ero quien comprende
tambi0n ama, observa, ve? (uanto ma'or es el conocimiento inherente a una
cosa, más grande es el amor? 4uien cree que todas las frutas maduran al
mismo tiempo que las frutillas, nada sabe acerca de las uvas. <aracelso.
<or supuesto ha' quienes no quieren, o no pueden entender lo que digo. %s
comprensible* para algunos de nosotros ha sido un largo proceso de
transformaci&n llegar a entender. %n lo personal me llevo varios años. <or eso
entiendo que por distintas razones ' circunstancias a muchas personas, aun
siendo profesionales de la doma o la equitaci&n, les cueste comprender a los
caballos. %n realidad creo que lo contrario suele ocurrir* cuanto más metido se
encuentra uno en las profesiones ecuestres más difícil suele volverse la más
l&gica ' simple comprensi&n. !l mirar al pasado ' ver mi camino o el de las
personas de caballos con las que me he ido relacionando* mi maestro de doma
india, distintos +inetes de elite, o profesionales veterinarios que conozco
personalmente, me do' cuenta de la gran di)cultad que ha' para entender. <or
el simple hecho de que están “ deslizando el arco del violín sobre la parte de
atrás. :igamos por ahora que “no tienen taza o por lo menos todavía no se
han hecho de una.
?“%s inútil e"plicarles nada . #unca entienden o no aceptan, nunca lo harán.
Según el @en, estos son el tipo de personas que 7no tienen ninguna taza7.
<or 7no tienen taza7 me re)ero a la conocida historia acerca de un maestro @en
' su tonto hermano lego.
7(uando el tonto hermano lego le pregunt& al maestro una comple+a pregunta
sobre el destino, el maestro respondi&* A Yo puedo responder a tu pregunta,
pero no lo har0 porque no la vas a entender. Bmagina que tengo una tetera con
t0 ' lo quieres beber. %sto' dispuesto a darte el t0, pero se necesita un taza. 2u
no tienes ninguna.
Si 'o sirviera el t0 en sus puños, te quemarías.
Cas a gritar de dolor ' vamos a arruinar tus puños, las esteras ' el barniz del
suelo ... ' tú ni siquiera lo llegarías a probar 7.
%"actamente de la misma manera, este conocimiento es inútil para 7!mantes
de los caballos. !l obtenerlo van a quemarse los puños ' gritar de dolor, pero el
sabor del conocimiento permanecerá desconocido para ellos, 'a que 7no tienen
ninguna taza7.
%l sabor del conocimiento s&lo es verdaderamente entendido a trav0s de la
aplicaci&n.
...
34u0 quiero decir con 7una taza75 <or una taza, primero de todo, quiero decir el
amor a un caballo, pero no el amor a por poner el culo en un caballo, el amor
ecuestre que es id0ntico al amor de un 7bi;er7 hacia su moto o ciclomotor. Sino
el verdadero amor que se alimenta en el conocimiento de los caballo ' que te
lleva a saber con precisi&n los sentimientos ' sensaciones del otro a quien
amas ' poner su bienestar por encima de tu comodidad ' caprichos. 2ractate
on school mount. !le"ander #evzorov
(reo no equivocarme al tratar de a)rmar, en mis escritos, que en el 7universo
de las relaciones7 e"iste el amor ' en todas ellas ha' posibilidad de
e"perimentarlo. 2ambi0n, en este mismo universo de las relaciones, e"iste el
abuso, la manipulaci&n, la violencia A que a veces puede no ser e"plicita o
evidenteA , el sometimiento, la violaci&n, la 7 guerra7, el odio, etc.
#evzorov suele decir que no e"isten los modos amables, las domas no
violentas, las m0todos suaves de relaci&n con los caballos. “%"isten dos tipos
de relaci&n, las patol&gicas ' las normales.
%l universo de los caballos será entonces para aquellos que tengan aprendido
el arte de amar al caballo, no lo que se puede obtener de 0l. <ara aquellos que
tengan su taza será posible conocer el sabor de una relaci&n sana con los
caballos. <ara quienes tengan ese amor o est0n decididos a aprenderlo.
<ara todos ellos están abiertas las puertas de nuestra escuela.

:avid (astro.
(on(aballos, %scuela de ,ipología.
Depresentante de la #,% en argentina
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA
#ota* !le"ander #evzorov, fundador de la #evzorov ,aute %cole, una escuela
de educaci&n ' crianza de caballos e+emplar ' única en la historia ecuestre.
http*EEhauteecole.ruEenEnevzorovFhauteFecole.php