Las pruebas nos hacen crecer

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas
pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.
Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y
cabales, sin que os falte cosa alguna.
--antiago !"#-$
Este pasaje nos presenta otra manera de pensar en las tentaciones
que afrontamos. La palabra aquí traducida “pruebas” es la misma
palabra traducida “tentación” en 1 Corintios 10:13 citado
anteriormente!. "ios no solo nos prote#e de tentaciones que no
podemos soportar$ %l tambi&n usa esas tentaciones para a'udarnos a
madurar.
( todos nos #ustaría poder decir que no nos falta nada) que
somos perfectos ' estamos completos. *os #ustaría oír al +e,or decir
que no falta nada en nuestra -ida. .ero solo podemos lle#ar a esa
condición a tra-&s del dolor. *o podemos ser maduros sin culti-ar la
paciencia ' no podemos culti-ar la paciencia sin pasar por situaciones
difíciles que prueban nuestra fe. .or eso +antia#o dice que debe tener
por sumo #o/o cuando se 0alle en di-ersas pruebas) cuando afronte
tentaciones ' pruebas de su fe. 1sted es fortalecido en esas pruebas
al desarrollar resistencia espiritual.
+i quiere ser físicamente m2s fuerte) 3qu& 0ace usted4 +e somete a
e5periencias dolorosas. 6a al #imnasio ' trabaja ' trabaja) 'a sea
le-antando pesas) corriendo en la pista o dedicando tiempo a
caminar. 1sted 0ace todo lo que puede por fortalecer su cuerpo) '
usted sabe que en esto est2 implícito el dolor pero usted 0a decidido
que -ale la pena soportar el dolor por la meta que se quiere alcan/ar.
( 7n de fortalecerse) usted tiene que ser capa/ de soportar al#8n
dolor ' perse-erar a pesar de ese dolor. Es f2cil comen/ar pero es
difícil permanecer con &l.
Lo mismo puede decirse si quiere fortalecerse espiritualmente. *unca
lle#ar2 a madurar espiritualmente a menos que desarrolle paciencia '
solo puede desarrollar paciencia cuando perse-era en la fe a tra-&s
de e5periencias dolorosas. (l#unos oran: “+e,or) quiero ser fuerte
para ti. 9uiero ser -aliente ' auda/. 9uiero crecer) lle#ar a la
madure/) a estar completo en mi fe”. +i ora de esa manera) prep2rese
bien) 'a que la respuesta a esa oración -a a ser dolorosa. La 8nica
manera que "ios puede responder a esa oración es probando su fe
lle-2ndolo 0asta el límite) empuj2ndolo m2s all2 de su 2mbito natural
' lle-2ndolo por momentos difíciles.
+i quiere eso para su -ida) si usted desea ser todo lo que "ios
quiere que sea para su #loria) entonces usted no solo apretar2 los
dientes ' soportar2 la prueba. La tendr2 como moti-o de #o/o) como
dice +antia#o. 3Cómo puede 0acer eso4 1sted mira m2s all2 de la
prueba) m2s all2 del dolor) a sus efectos. 1sted mira al propósito de
ese tiempo de prueba en su -ida) la meta de la madure/ espiritual.
(0í est2 la fuente del #o/o. En la medida en que se fortalece) ser2
menos probable que ceda ante la tentación ' menos probable que
titubee en su fe. 3*o desea eso4 +i es así bien-enidas esas pruebas
que lo 0ar2n m2s fuerte.
Sabiduría para las pruebas de la vida
Comprendamos la perspectiva de Dios
por Charles F. Stanley
¿Por qué Dios permite que pasemos por tiempos difíciles? A veces, los cristianos
creemos que si estamos siguiendo al Señor, l debe protegernos de los problemas. !ero
"es#s nunca prometi$ a sus discípulos una vida f%cil y c$moda. !or el contrario, les di&o
que esperaran tribulaciones '"n ().**+. ,espu-s de todo, Cristo mismo no estuvo e.ento
de aflicciones. l fue llamado /var$n de dolores0 '1s 2*.*+.
3as pruebas han sido la e.periencia com#n de la humanidad a lo largo de la historia. Al
recordar esas situaciones desde la perspectiva de ,ios, podemos tener una me&or
comprensi$n que nos ayudar% a reaccionar sabiamente en el futuro. 4l Señor utili5a las
dificultades para lograr algo bueno en nuestras vidas, pero el e.perimentar estos
beneficios depender% de nuestra respuesta.
Tenga la actitud correcta.
6C$mo reacciona usted cuando e.perimenta alguna dificultad o aflicci$n? 6Se lamenta
y autocompadece? 6Se eno&a y culpa a otros de sus problemas? 7odas estas reacciones
llevan a la desdicha, pero Santiago (.89) ':eina ;alera Contempor%nea 9 :;C+ presenta
una perspectiva totalmente diferente en cuanto al sufrimiento< /=ermanos míos,
consid-rense muy dichosos cuanto est-n pasando por diversas pruebas0 'v. 8+.
Algunos pueden leer ese versículo y pensar< >?u- declaraci$n tan absurda@ 3as pruebas
y las l%grimas van &untas. 6C$mo es posible tener go5o? !ero Santiago entiende algo
sobre el sufrimiento que nosotros necesitamos saber. 3a palabra consid-rense est%
relacionada con la palabra /estímense0. Santiago no nos est% diciendo que nos
deleitemos en la aflicci$n y que nos sintamos felices, sino que estimemos nuestras
pruebas como una oportunidad para recibir las bendiciones que ,ios nos ha prometido
cuando reaccionamos sabiamente.
Ao s- lo que usted est% enfrentando ahora mismo. !ero sí s- que si est% dispuesto a ver
la situaci$n con go5o, descubrir% la bondad de ,ios en medio del sufrimiento. A
diferencia de la felicidad, el go5o no depende de las circunstancias agradables, porque
lo produce el 4spíritu Santo que mora en nosotros.
Determine la causa.
Saber c$mo se inici$ la prueba puede ayudarle a entender la manera sabia de reaccionar.
,ado que nuestros problemas se originan de fuentes diferentes, necesitamos adecuar
nuestras respuestas seg#n el caso. Cada ve5 que se halle en una dificultad, pídale al
Señor que le ayude a determinar la causa y la respuesta conveniente. =e aquí algunas
fuentes comunes de dificultades.
Uno mismo. A veces nos metemos en problemas por nuestras propias decisiones o
acciones. !odemos encontrarnos en una dificultad, simplemente porque hemos plantado
la semilla problem%tica y ahora estamos cosechando lo que hemos sembrado 'B% ).C,
D+. 3a buena noticia es que si nos arrepentimos y humillamos, el Señor nos rescatar% de
nuestro fracaso y nos enseñar% lecciones valiosas.
Los demás. !ero tambi-n hay veces en que nuestros problemas son el resultado de las
decisiones o la conducta de otra persona. 7al ve5 el proceder de un ser querido le ha
causado sufrimiento, o tal ve5 un enemigo est% difam%ndole. 4n cualquier caso, su tarea
es perdonar a quienes le hagan mal y buscar la sabiduría de ,ios para hacer frente a la
situaci$n de una manera que lo honre a l.
El mundo. Euchas de nuestras pruebas son simplemente el resultado de vivir en un
mundo caído. Se producen accidentes, las personas se enferman, los desastres naturales
nos golpean, estallan guerrasF y no tenemos control sobre nada de esto. Auestra
esperan5a es que un día, cuando Cristo vuelva, todo esto terminar% y viviremos en pa5.
Eientras tanto, recurrir al poder sustentador del 4spíritu Santo nos permitir% reaccionar
de una manera que atraiga a otros al Salvador.
Satanás. 7ambi-n tenemos un adversario que quiere devorarnos. 4l diablo est% tratando
constantemente de debilitar nuestra fe, arruinar nuestro testimonio, y hacernos in#tiles
para el reino de ,ios. !ero no estamos indefensos ante sus arremetidas. ,ios nos ha
dado su armadura espiritual para protegernos de los ataques del enemigo '4f ).((+.
Dios. !orque el Señor es soberano sobre todas las cosas, ninguna prueba puede tocarnos
a menos que l lo permita. Auestro !adre celestial sabe que algunas veces la #nica
manera como podemos crecer espiritualmente es a trav-s del sufrimiento. 4l dolor
puede agudi5ar nuestra sensibilidad a su presencia y darnos oídos cuando hemos sido
sordos a su vo5. :evela los pecados ocultos, y nos purifica de la manera que el fuego
refina al oro. ,esde el punto de vista humano, las pruebas duelenF pero desde la
perspectiva de ,ios, son un puente para relacionarnos m%s estrechamente con l.
Entienda los propósitos de Dios.
4l sufrimiento sin sentido es agotador y desmorali5ante, pero si entendemos que hay un
prop$sito para nuestros problemas, podemos soportar casi cualquier cosa. 3a ra5$n por
la que Santiago podía regoci&arse en las pruebas era porque sabía que ,ios estaba
reali5ando algo bueno.
La prueba de vuestra fe. !ara que la fe sea genuina, debe ser probada. Cuando todo va
bien, es f%cil decir< /!or supuesto, confío en el Señor0. !ero cuando vienen tiempos
difíciles, la confian5a en l puede caer en picada. 6Creer% y actuar% usted de acuerdo
con la verdad de las Sagradas 4scrituras o permitir% que los sufrimientos le lleven a
dudar del amor y el cuidado de ,ios? Cada momento de adversidad que enfrente es una
oportunidad para creerle al Señor, descansar en sus promesas, y seguir creciendo a su
seme&an5a.
Produce paciencia. Gna de las cualidades m%s valiosas que el Señor desea producir en
nuestra vida es la paciencia. 4so podría no ser lo que deseamos cuando el sufrimiento
llama a nuestra puerta. !ero el Señor sabe que algunas lecciones se aprenden solo ba&o
la presi$n de la adversidad. Sin embargo, aun así, l soberana y tiernamente nos protege
limitando la longitud e intensidad de cada prueba. Aunque podemos pensar que no
podremos soportar, l conoce nuestros límites y no ir% m%s all% de ellos.
3a paciencia que ,ios quiere para nosotros no es resignaci$n. Su prop$sito es que
soportemos la prueba con paciencia, con una inquebrantable confian5a en su bondad, y
con la confian5a absoluta en el poder del Señor. 3a #nica manera como podemos hacer
esto es con la determinaci$n firme de vivir para sus prop$sitos, sin importar el costo.
Para que seáis perfectos y cabales. Aunque Santiago nos dice que soportar las
dificultades tendr% resultados maravillosos, no dice que de&aremos de ser
pecadores./!erfectos y cabales0 significa que maduraremos y nos desarrollaremos
totalmente. Ser nacidos de nuevo no es la meta final de la vida cristianaF es solo el
comien5o. ,e allí en adelante, ,ios quiere que cre5camos hasta convertirnos en
cristianos maduros. Su prop$sito es conformarnos a la imagen de su =i&o ':o D.8H+, y
las pruebas &uegan un papel vital en este proceso que dura toda la vida. l las utili5a
para remover malos h%bitos y actitudes pecaminosas, y pulir nuestro car%cter hasta que
refle&emos a Cristo.

Sin que os falte cosa aluna. 7al ve5 el beneficio m%s sorprendente de las pruebas, es
que dan algo que necesitamos. Si usted soporta las dificultades con la actitud correcta,
Santiago dice que saldr% sin que le /falte cosa alguna0 'Stg (.I+. 4l ap$stol !ablo di&o
que su /agui&$n en la carne0 le fue dado para enseñarle humildad y dependencia de
Cristo '8 Co (8.C9(J+. !ero dice tambi-n que el Señor lo consolaba en sus aflicciones
para poder -l consolar a otros '(.*, I+. Si usted quiere llegar a ser #til en el reino de
,ios, el quebrantamiento es el camino que el Señor usa con el fin de producir las
cualidades necesarias para cumplir su voluntad.
Coopere con los propósitos de Dios.
Aunque todos estos beneficios est%n disponibles para usted, no son autom%ticamente
suyos. Cuando seguimos las instrucciones de Santiago, nos abrimos a las bendiciones
prometidas por ,ios< todos los recursos que necesitamos para vivir victoriosamente en
l. !or tanto, considere las pruebas como una oportunidad para go5arse y para de&ar que
la paciencia produ5ca su fruto, porque entonces su sufrimiento ser% provechoso, para
ahora y la eternidad. Si le falta sabiduría para enfrentar las pruebas, el Señor le invita a
pedirla a l, y a esperar recibirla por fe 'Stg (.29)+.
3a corona de la vida aguarda a quienes perseveran ba&o la prueba y son aprobados
'(.(8+. ,ios quiere hacer grandes cosas en usted, y lo har% si se lo permite. !ero l no le
presionar% para que lo haga. 3a decisi$n es suya. 63e permitir% que utilice la adversidad
para transformarle?
La perspectiva de Dios para los tiempos difíciles
4l Señor controla la duraci$n y la intensidad de mi prueba.
l tiene un prop$sito específico al permitirla.
!uede producir algo en mí que me est% faltando actualmente.
Si confío en ,ios con una actitud de go5o, ser- bendecido por medio de la adversidad.
Cristo quiere demostrar que puede darme fuer5as al permitirme estar ba&o gran presi$n.
l est% conmigo en cada paso del camino.
Bracias al poder del 4spíritu Santo, saldr- triunfante de esta prueba.