POLÍTICAS MACROECONÓMICAS.

CONCEPTO Y OBJETIVO.
CONCEPTO DE POLÍTICA MACROECONÓMICA.
Siendo aquella que afecta a un país o una región en su totalidad y ocupándose del
régimen monetario, fiscal, comercial y cambiario, así como del crecimiento económico, la
inflación y las tasas nacionales de empleo y desempleo; podemos decir que es una misión
que lleva a cabo el Estado para ordenar las relaciones del sector privado de la economía,
compuesto por las familias y las empresas y buscar de esa manera el cumplimiento de los
objetivos de crecimiento con pleno empleo y estabilidad que asegure además, la
satisfacción más plena de las necesidades de la población.
Sobre todo la política macroeconómica está integrada por el conjunto de políticas
gubernamentales destinadas a influir sobre la marcha de la economía del país en su
conjunto.
La política macroeconómica es una rama dirigida hacia el acondicionamiento de la
actividad económica para evitar que ocurran fluctuaciones en los niveles del empleo y de
los precios, así como para condiciones necesarias para el desarrollo.
Para lograrlo, la política económica recurre a las ideas elaboradas en el campo de la
teoría económica ya que a través de los principios, de las teorías, de las leyes y de los
modelos ofrecidos por esta última, los resultados de las acciones prácticas desarrolladas
adquieren mayor confiabilidad, seguridad y certeza.
La macroeconomía es la parte de la teoría económica que se encarga del estudio global
de la economía en términos del monto total de bienes y servicios producidos, el total de
los ingresos, el nivel de empleo, de recursos productivos y el comportamiento general de
los precios.
La macroeconomía puede ser utilizada para analizar cuál es la mejor manera de influir en
objetivos políticos como por ejemplo hacer crecer la economía, conseguir la estabilidad de
precios, fomentar el empleo y la obtención de una sustentable y equilibrada balanza de
pagos.
La macroeconomía por ejemplo, se enfoca en los fenómenos que afectan las variables
indicadoras del nivel de vida de una sociedad. Además objetiva más al analizar la
situación económica de un país propio en el que vive, permitiendo entender los
fenómenos que intervienen en ella.
OBJETIVOS DE LA POLÍTICA MACROECONÓMICAS.
Al nivel más general, el objetivo de la política económica consiste en maximizar el
bienestar social duradero de manera equitativa y sostenible. Gran parte del debate sobre
política económica se ha centrado en las variables intermedias, tales como estabilidad de
los precios o la balanza de pagos. Las variables intermedias, sin embargo, no son
importantes por sí mismas, sino que su importancia deriva en gran parte de su papel
como posibles indicadores del funcionamiento económico en términos de variables
verdaderamente significativas, tales como el crecimiento, el desarrollo y la equidad. Por
ejemplo, la estabilidad de los precios debería entenderse como una herramienta para
lograr objetivos duraderos importantes, entre otros una mayor eficiencia y un crecimiento
a largo plazo. El centro de atención en la formulación de políticas macroeconómicas
debería ser la macroeconomía real y la utilización de la capacidad productiva el empleo
del capital y el trabajo a su más alto nivel potencial y las mejoras de dicha productividad.
Los principales objetivos de la macroeconomía son:
 Elevar el nivel de producción.
 Disminuir el desempleo.
 Controlar la inflación.
ELEVAR EL NIVEL DE PRODUCCIÓN.
La producción suele
medirse por el Producto
Interno Bruto (PIB) que
mide el valor de mercado
de todos los bienes y
servicios que produce un
país durante un año.
El PIB puede medirse de
dos maneras:
El PIB nominal se mide a
preciso corrientes de
mercado y el PIB real se
calcula en precios
constantes.
Elevar el nivel de
producción significa un
elevado y creciente nivel
de producción nacional. En
otras palabras, alto y
estable crecimiento del
PIB real.
El Producto Interno Bruto es el valor monetario de los bienes y servicios producidos por la
economía de un país en un año.
El P.I.B. está constituido por:

Donde:
 C = Consumo.
 I = Inversión.
 G = Gasto del Gobierno.
 X = Exportaciones y
 M = Importaciones.
Las familias venden a las empresas su trabajo, capital y tierras en el mercado de bienes y
servicios. Con sus ingresos las familias compran bienes y servicios para su consumo y
reciben pagos de transferencia del gobierno. Las empresas pagan a las familias por los
factores de producción que compran salarios, intereses, beneficios y rentas. Las
empresas reciben ingresos por la venta de bienes y servicios a las familias, al gobierno y
al resto del mundo.
DISMINUIR EL DESEMPLEO.
Un elevado nivel de empleo. El objetivo a
largo plazo es alcanzar el nivel de pleno
empleo.
Este objetivo se refiere a conseguir un
elevado empleo, que es la contrapartida
de un bajo desempleo. La gente quiere
encontrar un empleo fácilmente un trabajo
bien remunerado y estable sin buscar o
esperar demasiado tiempo. La tasa de
desempleo tiende a variar con el ciclo
económico: cuando disminuye la
producción, desciende la demanda de
trabajo y aumenta la tasa de desempleo.
Desempleo, desocupación, cesantía o
paro, en el mercado de trabajo, hace
referencia a la situación del trabajador que
carece de empleo y, por tanto, de salario.
Por extensión es la parte de la población
que estando en edad, condiciones y
disposición de trabajar -población activa-
carece de un puesto de trabajo.
Para referirse al número de parados de la población se utiliza la tasa de desempleo por
país u otro territorio. La situación contraria al desempleo es el pleno empleo.
Además de la población activa, en la que se incluye tanto a los que están trabajando
como al conjunto de los parados o desempleados de un país, la sociedades cuentan con
una población inactiva compuesta por aquellos miembros de la población que no están en
disposición de trabajar, sea por estudios, edad -niños y población anciana o jubilada-,
enfermedad o cualquier otra causa legalmente establecida.
CONTROLAR LA INFLACIÓN.
Niveles de precios estables o levemente ascendentes, además de la determinación de los
precios y los salarios por medio de la oferta y la demanda en los libres mercados (no
intervención del gobierno).
El funcionamiento de fluido de la economía de mercado es la manera más eficiente de
organizar la mayor parte de la actividad económica. En un libre mercado, los precios son
determinados por la oferta y la demanda y el Estado se abstiene de controlarlos. La
segunda parte de este objetivo es impedir que el nivel global de precios aumente o
disminuya rápidamente, llamemos tasa de inflación a las variaciones del nivel de precios,
es la tasa de crecimiento o descenso del nivel de precios de una año a otro.
La inflación, en economía, es el incremento
generalizado de los precios de bienes y
servicios con relación a una moneda
sostenida durante un período de tiempo
determinado.
Cuando el nivel general de precios sube,
cada unidad de moneda alcanza para
comprar menos bienes y servicios. Es decir
que la inflación refleja la disminución del
poder adquisitivo de la moneda: una
pérdida del valor real del medio interno de
intercambio y unidad de medida de una
economía. Una medida frecuente de la
inflación es el índice de precios, que
corresponde al porcentaje anualizado de la
variación general de precios en el tiempo (el
más común es el índice de precios al
consumidor).