Trabajo vs. Vivienda.

Una posible colisión axiológica
por Adela Pérez del Viso. (1)
Este artc!lo "a sido p!blicado en #$%&'(U&$).
1. $ntrod!cción al planteo valorativo*
Todos los derechos sociales provienen de una obligación de justicia que la sociedad tiene
para con sus miembros, la cual es diferente de una mera acción protectoria a los
individuos, como también es distinta a una simple "acción de caridad”.
Esta obligación de justicia se traduce en derechos económicos, sociales y culturales que
tienen por objeto prestaciones positivas por parte del Estado o bien por parte de
personas sobre las cuales el orden jurdico impone determinados deberes correlativos.
!"no de los tipos de derechos sociales consiste en los que surgen en materia de trabajo
cuya satisfacción se puede conseguir mediante el establecimiento de normas jurdicas
generales que imponen determinados deberes correlativos a ciertas personas,
habitualmente a los empleadores. #or ejemplo, el derecho a igual salario o sueldo por
igual trabajo, sin discriminación de ninguna especie, el derecho a una retribución justa, y
a un salario mnimo$%...& pero en las nuevas constituciones hallamos otro tipo de
derechos sociales cuya formulación constituye sólo la e'presión de ideales,
orientaciones, criterios, o directrices e justicia para que el legislador dicte normas que
contribuyan a dar cumplimiento a tales principios %(& Tales son, por ejemplo, los
siguientes derechos sociales enumerados por la !)eclaración "niversal de los derechos
del hombre”* el derecho al trabajo y a un nivel de vida adecuado que asegure al
trabajador y a su familia, la salud, el bienestar, la alimentación, la vivienda, la asistencia
médica y los servicios sociales necesarios(” %+&
Estos p,rrafos, tomados de una obra tradicional de -ilosofa del )erecho, nos
introducen en el intrincado mundo de la .'iologa /urdica.
Traemos a colación este e'tracto, en ra0ón de que el tema que anali0amos aqu
aparentemente pone en colisión dos importantes )erechos igualmente adscriptos al valor
/usticia* El derecho al trabajo y a su debida retribución$ y el derecho a una vivienda
digna.
1os planteamos aqu qué es lo que ocurre cuando un trabajador tiene un reclamo
patrimonial proveniente de su labor %ya sea declarado judicialmente o bien en curso de
ser reconocido& y no puede ejercerlo en ra0ón de que su empleadora tiene
aparentemente un único bien y se encuentra justamente registrado como 2ien de
-amilia.
Es obvio que el 2ien de -amilia como institución jurdica reglamentada responde a un
derecho de car,cter genérico y universal, es decir, al derecho a una vivienda digna. 3e
ha dicho, en cuanto a su definición, que*
!El bien de familia constituye una auténtica institución especial que consiste en la
afectación de un inmueble a la satisfacción de las necesidades de sustento y de la
vivienda del titular y su familia, que por tal motivo queda sustrado de las contingencias
económicas que pudieran provocar, en lo sucesivo su embargo o enajenación. El
instituto del bien de familia tiene una raigambre netamente social, que se encuentra
directamente vinculada con la protección de la familia como unidad primaria de la
sociedad$ y a su ve0, tiene una innegable vinculación con los derechos humanos de la
persona, su derecho a una vivienda digna y a encontrar amparo frente a situaciones de
desventuras económicas. ! %4&
5laramente entonces los valores en juego son*
66El derecho a ser pagado en virtud de créditos provenientes del propio trabajo.
667 el derecho a tener un techo donde ampararse, tanto la persona del deudor como las
de los integrantes de su familia.
3i comparamos ambos derechos sociales encontramos muchos puntos en com8n*
99.mbos casos pueden considerarse derechos de contenido econó+ico, que se
resuelven en dinero %el primero& o implican la posibilidad de no erogar una nueva suma
de dinero %el segundo&.
99También en ambos casos, estos derechos adscriben a valores "!+anos mucho m,s
e'celsos que el dinero mismo, como lo son el respeto por la labor y dignidad humanas
%el primero& y el respeto por la vida y el bienestar del ser humano %el segundo&.
99En los dos casos se encuentra en j!ego el 'rden P,blico* En cuanto al derecho a la
debida remuneración, el car,cter de orden p8blico surge de 4+ de la :.5.T. y del artculo
+; bis de la 5onstitución nacional. 7 en cuanto al instituto del 2ien de -amilia, se ha
establecido jurisprudencialmente que !en las cuestiones que con se vinculan con el bien
de familia, se encuentra involucrado el orden p8blico desde el punto de vista de los
intereses condicionados y garanti0ados por la carta fundamental con respecto a la
protección de la familia %5.1. artculo +;bis &. ! %<&
5ontribuir a una solución judicial en un caso concreto donde entran a tallar estos dos
derechos de una manera aparentemente opuesta, puede llegar a tornarse muy difcil,
debido a la calidad y jerarqua de los valores a'iológicos que ambos conllevan.
!:as libertades y los derechos b,sicos de una persona deben coe'istir con las libertades
y derechos b,sicos de todas las dem,s. 7 esta coe'istencia hace necesario muchas veces
un recorte en tales derechos y libertades de una persona, aunque sea nada m,s que en la
medida precisa para que las otras personas disfruten de iguales libertades y derechos. En
este sentido, una libertad debe poder ser ejercida hasta el punto en que no interfiera con
el justo ejercicio de la libertad de los otros seres humanos ! %;&
En este punto nos proponemos reali0ar un recuento somero de los criterios adoptados
para solucionar los casos en que el derecho del trabajador a obtener el producido de su
Trabajo colisionó con el derecho a la Vivienda -igna del empleador, en el caso
protegido mediante la constitución de un 2ien de -amilia. 5on particular enfoque sobre
el supuesto en que el accionado sólo es titular de este bien y carece de otros elementos
que pudieran llevar a la satisfacción del derecho laboral reclamado.
2. Ubicación te+poral relevante del inicio del crédito laboral*
:a ley +;.<=; en su artculo <> dispone que "la constitución del "bien de familia"
produce efecto a partir de su inscripción en el ?egistro @nmobiliario correspondiente."
.simismo, el artculo <A dice que* " El "bien de familia" no ser, susceptible de
ejecución o embargo por deudas posteriores a s! inscripción co+o tal, ni a8n en el
caso de concurso o quiebra..."
#ara anali0ar si un crédito laboral es posterior a la inscripción del 2ien de -amilia
e'isten dos fechas relevanes* la fecha de la inscripción del inmueble como tal, y la
fecha del crédito laboral.
El punto en el tiempo en que se produce la efectiva inscripción del 2ien de -amilia no
presenta mayores problem,ticas* 3e trata de un acto administrativo y se produce en un
momento determinado del calendario.
Bayores dificultades presenta la determinación de qué constituye una !deuda laboral
anterior” al momento de la inscripción del 2ien de -amilia.
:os problemas pueden presentarse en ra0ón de que una relación entre empleado y
empleador es en verdad una !situación”, un estado de hechos y actos que producen
derechos y obligaciones a lo largo de un perodo de tiempo, y que pueden ir mutando
conforme va cambiando también la vida de ambos protagonistas, su estado personal y
económico, su actuación particular.
%asos .!e p!eden plantearse*
:legado este punto, debemos observar que pueden ocurrir las siguientes situaciones*
66 #ersona fsica que es a su ve0 un empleador de diversos trabajadores$ en un tiempo
C inscribe su 8nico bien inmueble como bien de familia. En ese tiempo C cumpla con
todas sus obligaciones laborales. :uego comien0a a adeudar salarios. 7 posteriormente
se produce intercambio epistolar y despido.
66#ersona fsica empleadora. .deuda salarios y tiene un historial de incumplimiento y
atrasos. @nscribe su 8nico bien inmueble como bien de familia. 3us incumplimientos
llevan a intercambio telegr,fico y a despido.
66#ersona fsica empleadora. .deuda salarios. 3e genera un intercambio telegr,fico y
despidos. Entre la intimación previa y el telegrama de despido este empleador inscribe
su 8nico bien como bien de familia.
D5u,l es la !deuda laboral anterior”E DEsta fecha, es la originada por la mera falta de
pago %salarios&$ o bien es la del intercambio telegr,fico que hace alusión a ese estado de
moraE
En este sentido creemos que la respuesta reside en el rubro laboral propiamente dicho*
663i se trata de remuneraciones* ?ige el artculo +<F de la :.5.T. que establece que la
mora se produce por el solo vencimiento de la obligación.
663i se trata de obligaciones de indemni0ación originadas por el despido* Estas
obligaciones se cristali0an mediante el intercambio telegr,fico. #or lo que deber, tenerse
en cuenta como punto de partida la intimación previa al despido %ya que el telegrama de
despido final es la culminación del proceso del despido, que comien0a con la intimación
previa&. . partir de la intimación previa %bajo apercibimientos de darse por despedido&
no podra considerarse que el empleador !de buena fe” inscribió su inmueble como bien
de familia, sino por el contrario, que buscó sustraer su 8nico bien de las posibilidades de
cobro del inminente empleado acreedor.
66En cambio, no podra considerarse una obligación como !anterior” a la inscripción del
bien de familia sólo por el hecho de que la relación laboral misma Gno la obligación
concreta impaga9 es anterior a dicha inscripción. Esta situación puede darse en el
primero de los tres casos reseHados arriba %empleador que viene cumpliendo con sus
obligaciones laborales, e inscribe su 2ien de familia$ luego de ello, incumple
concretamente ciertas prestaciones económicas provenientes de la relación laboral que
se haba originado antes de la constitución del 2f&.
El fundamento para esta negativa reside en la comparación de la situación aqu planteada
con ciertos casos donde se ha decidido que una !situación pree'istente anterior” a la
inscripción del 2ien de familia, que tena la potencialidad de hacer surgir obligaciones
patrimoniales en concreto, no es suficiente para considerar a las obligaciones surgidas
posteriormente en acto como habilitantes a la ejecución del bien.
En los autos ".ssets 3olutions 3... cI J. )ante y otro sI ejecutivo" %>&, la cuestión
planteada ante la 5,mara de .pelaciones en lo comercial sala . era la e'istencia de una
cuenta corriente bancaria que una persona vena utili0ando sin mayores problemas. En
un momento dado, esta persona constituye su vivienda en 2ien de -amilia. :uego de
ello, incurre en alg8n incumplimiento que origina una deuda concreta respecto del
2anco.
En primera instancia, el jue0 consideró que la causa del crédito ejecutado era la solicitud
de apertura de la cuenta corriente bancaria, y por ende, el crédito deba ser considerado
!anterior a la inscripción del inmueble” como bien de familia.
3in embargo, la 5,mara revocó dicha resolución y consideró que !la inoponibilidad al
ejecutante de la afectación de un inmueble sujeto al régimen de bien de familia debe
visuali0arse a la fecha en que se ha determinado el saldo deudor en cuenta corriente y
no, con la apertura de la cuenta pues, a ese tiempo, no e'iste deuda e'igible.”
:levado a la cuestión laboral, si se nos permite la burda comparación, el
establecimiento de una relación de trabajo puede ser parangonado a la !creación de una
cuenta corriente” entre empleado y empleador$ cuenta interpersonal que en ese momento
tiene la potencia de crear a mayor y menor pla0o nuevas obligaciones entre las partes,
las cuales van fluyendo y deben ser cumplidas en sus propios términos. 3in embargo, en
un momento dado se puede producir el incumplimiento de una o m,s de esas
obligaciones. Ese incumplimiento implica un momento de cristali0ación en el tiempo
que debe ser tomado en cuenta para observar %!visuali0ar” en los términos del fallo
.ssets 3olution& si la constitución del 2f fue anterior o posterior.
El caso de la relación laboral no registrada*
"na situación aparentemente confusa puede darse en el caso de una relación de trabajo
no registrada, donde el empleador viene !cumpliendo” el pago de remuneraciones de
manera puntual, 9en esa época de hipotético cumplimiento de las remuneraciones,
constituye el 2ien de familia9 y en determinado momento deja de pagar los salarios y
dem,s prestaciones. En ese caso, obligaciones tales como la de abonar aportes y
registrar al empleado son claramente anteriores a la constitución del beneficio, mientras
que las obligaciones remuneratorias aparecen como posteriores a ese momento en el
tiempo.
:a pregunta surge también en cuanto a qué ocurre con las multas derivadas de la falta
de registración. D3on ellas anteriores o posteriores a la constitución del 2fE "na
resolución justa en el caso concreto debera anali0ar que el incumplimiento de la
omisión de registrar es anterior a la constitución del bien de familia, y por consiguiente
debemos entender que las obligaciones derivadas de esa omisión tienen también una
causa anterior al 2ien de familia, siendo este 8ltimo inoponible al acreedor por esa ra0ón
y en esos rubros.
3. D$ncidente de desa/ectación o inoponibilidadE
En muchas oportuniadades, los términos !desafectación” e !inoponibilidad” se utili0an
de manera intercambiable.
3in embargo, !desafectación” es una palabra que debera ser reservada estrictamente
para los casos estipulados por la ley +;.<=; art. ;=$ si bien, de todos estos tems, los que
interesan para el supuesto de un reclamo laboral son los incisos d& y e&*
666"#roceder, la desafectación del "bien de familia" y la cancelación de su inscripción
en el ?egistro @nmobiliario*
a& . instancia del propietario, con la conformidad de su cónyuge, a falta del cónyuge o si
éste fuera incapa0, se admitir, el pedido siempre que el interés familiar no resulte
comprometido$
b& . solicitud de la mayora de los herederos, cuando el "bien de familia" se hubiere
constituido por testamento, salvo que medie disconformidad del cónyuge supérstite o
e'istan incapaces, caso en el cual el jue0 de la sucesión o la autoridad competente
resolver, lo que sea m,s conveniente para el interés familiar$
c& . requerimiento de la mayora de los copartcipes, si hubiere condominio, computada
en proporción a sus respectivas partes$
d& )e oficio a instancia de cualquier interesado, cuando no subsistieren los requisitos
previstos en los artculos <;, <K y ;+ o hubieren fallecido todos los beneficiarios$
e& En caso de e'propiación, reivindicación, venta judicial decretada en ejecución
autori0ada por esta ley o e'istencia de causa grave que justifique la desafectación a
juicio de la autoridad competente."
666 El incidente de inoponibilidad %no de !desafectación” & es lo que procede en cambio
cuando el bien de familia ha sido constituido con posterioridad al comien0o efectivo de
la situación de incumplimiento de las prestaciones laborales que se encuentran impagas.
En consecuencia, un trabajador en su intento de ejecutar su crédito laboral, podr,*
1) @niciar un incidente de desafectación de bien de familia, !cuando no subsistieren
los requisitos previstos en los artculos <;, <K y ;+ o hubieren fallecido todos los
beneficiarios”, cualquiera sea la fecha de su crédito.
2) L bien iniciar un incidente de inoponibilidad del bien de familia, cuando el
momento de la falta de pago de sus rubros laborales es anterior a la constitución
de 2ien de familia.
1o se nos escapa que habr, numerosas oportunidades en que el criterio de /usticia no
resulte satisfecho en absoluto, y nos preguntamos si para esos casos de e'tremo
desequilibrio no podra quedar la puerta abierta a un an,lisis judicial, en car,cter de
desafectación %no inoponibilidad& conforme lo dispuesto por el artculo ;= inciso e& de la
ley +;<=;, es decir, los términos !e'istencia de causa grave que justifique la
desafectación a juicio de la autoridad competente."
Ejemplo de esta causa grave podra ser el caso de un inmueble e'tremadamente valioso,
habitado por el empleador y su familia, cuando uno de los miembros de la familia tiene a
su ve0 otro inmueble que podra ser habitado 9o bien que es habitado en los hechos9 por
el deudor, posibilitando a los empleados el cobro de sus acreencias con el producido del
primer bien.
;. Precedente en la +ateria*
El /u0gado laboral nro. "no de 3an :uis, en los autos !?./L@ 2E?1.2E 5I MLBEN
2. :. 7IL Móme0 5. ?. 3I 5L2?L )E #E3L3 9 :.2L?.:” %E'pte. nO. K=KFKI<&,
resolvió el +A de -ebrero de 4P+< un planteo de $ncidente de inoponibilidad de bien de
familia. En ese supuesto, la secuencia de hechos haba sido la siguiente*
a) El actor haba trabajado para el demandado desde mediados de 4.PPP de manera
no registrada.
b) El A de agosto de 4PP< el actor enva la primera intimación al accionado para que
lo registre y le abone haberes atrasados, bajo apercibimientos de despido.
c) :a accionada contesta dicho telegrama y luego en fecha +;9A94PP< directamente
lo despide.
d) El +K de 3etiembre de 4PP< la accionada constituye un 2ien de familia.
e) Tiempo después el actor inicia la demanda laboral.
f) :uego de obtener sentencia firme y liquidación aprobada, se inicia la ejecución.
El registro inmobiliario informa la e'istencia del bien de familia. El actor inicia
el incidente de inoponibilidad para posibilitar su remate. :a parte demandada
contesta sosteniendo que, a los fines de anali0ar la oponibilidad o inoponibilidad
del bien de familia, la acción que corresponda en verdad era una acción
a!tóno+a en j!icio ordinario, en sede civil, y no un incidente de
inoponibilidad ante el jue0 laboral.
-inalmente, en el fallo que aqu comentamos, el /u0gado laboral nro. uno de 3an :uis
entendió que la parte actora y embargante estaba planteando la inoponibilidad del bien
de familia, lo cual difera sustancialmente con la acción de desafectación. El ju0gado
sostuvo que la inoponibilidad de bien de familia basada en la fecha en que se origina el
crédito del trabajador debe tramitarse como una cuestión accesoria que sobreviene en el
curso del proceso principal laboral, donde se encuentran controvertidos los derechos
laborales e intereses de las partes, ya discutidos en ese ju0gado laboral.
>& %oncl!sión*
:os derechos derivados de una relación laboral %v.g. justa retribución, indemni0ación
ante el despido arbitrario& surgen de la dignidad del trabajo reali0ado y de las personas
que lo han desempeHado.
#or otra parte, la necesidad de una vivienda digna para el empleador %y su familia,
incluyendo la posibilidad de que haya niHos involucrados en la cuestión& también ha
merecido ser prevista en la legislación especial, consagrando el instituto del 2ien de
-amilia.
. través del presente hemos discurrido acerca de esa tensión entre dos derechos sociales,
y hemos traido a colación algunos fallos jurisprudenciales que aportaron criterios en este
sentido. 3in embargo, creemos que los jueces del caso concreto se encontrar,n sin dudas
ante un dilema de hierro, que deber,n solucionar con base en la idea de lo que constituye
un !crédito posterior a la constitución del bien de familia”, o inclusive también con
fundamento en el p,rrafo !e'istencia de causa grave que justifique la desafectación a
juicio de autoridad competente” %art. ;= inc. e& ley +;<=;&.
Esta parte de la ley permanece sin mayor glosa jurisprudencial, y aparentemente nunca
ha sido utili0ada realmente en el pasado. :legado el caso, creemos que la !causa grave”
podra dar a los jueces del caso concreto una discrecionalidad que les permitir, imponer
criterios de justicia social en los supuestos en que se ha producido un abuso en la
utili0ación de la institución del 2ien de familia, en desmedro de los trabajadores que
quedan inermes ante maniobras de evasión laboral.
9999999999999999999999999999999
0'TA).
(1) ?E5.3E13 3@5QE3, :uis* !Tratado general de -ilosofa del )erecho” Ed.
#orrua 3... Be'ico, +=FA, #g. KPA
%4& .utos "2arro0o -ernando #ablo sI quiebra". 5.1... en lo comercial sala .. P=9PA9
4P+4. Bicrojuris. B/ /"B F>4FP9 .?
%<& .utos ".ssets 3olutions 3... cI Jivian )ante y ot. 9 ejecutivo" 5.1... en lo
comercial sala .. 4>9+P94P+4. Bicrojuris. B/ /"B FK;4F .?.
%;& ?E5.3E13 3@5QE3, :uis* Lp. 5it. #g. >=K.
%>& .utos ".ssets 3olutions 3... cI Jivian )ante y ot. 9 ejecutivo" 5.1... en lo
comercial sala .. 4>9+P94P+4. Bicrojuris. B/ /"B FK;4F .?.
99999999999999999999
%+& .bogada ".1.:. %+=AK&. 1otaria %+=AA ".1.:.&, Bediadora, #rofesora de @nglés
juridico en el 5olegio de .bogados y #rocuradores de 3an :uis %desde 4P+4&. Qa
publicado artculos en Bicrojuris y en la ?evista .cademica del Equipo -ederal de
Trabajo.